Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA AREZZO

MODERADORA

ENVIAR MP
NICOLÁS D'LENFENT

MODERADOR

ENVIAR MP
KALA BHANSALI

MODERADORA

ENVIAR MP
LADISLAV PEKKUS

MODERADOR

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA


Espacios libres: 01/45
Afiliaciones élite: abiertas
Última limpieza: 07/06


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com


Últimos temas


Twinkle twinkle little star... // Privado - Guerra [+18]

Página 1 de 4. 1, 2, 3, 4  Siguiente

Ir abajo

Twinkle twinkle little star... // Privado - Guerra [+18]

Mensaje por Estrella Díaz el Vie Feb 02, 2018 12:21 pm

Desde la última vez que pasara algo de tiempo con Guerra, habían transcurrido incontables semanas, meses. Y la enfermera había centrado toda su atención en lo que mejor se le daba: ayudar a los demás, salvar vidas, hacer compañía a los enfermos sin familia. Encontraba sumamente gratificante el ver una sonrisa plasmada en aquellos rostros que solían estar compungidos por el dolor, la pérdida y la tristeza, así que hacía todo lo que estaba en su mano para que, al menos por unos segundos, cada una de aquellas personas con las que pasaba su tiempo, se sintieran mejor.

Pero no todo había sido como siempre, las cosas habían cambiado de un modo que la española jamás hubiese podido imaginar. Y aunque aún no conocía bien el alcance de aquel don que Dios parecía haberle dado -aunque ella nunca fue una mujer muy devota, las evidencias recientes le habían hecho redescubrir su lado más creyente- intentaba aprender a utilizarlo con cautela, sin ser consciente de lo que cada uno de sus actos le estaba causando a ella misma o si, con el tiempo, podría perjudicar a aquellos que se beneficiaban en la actualidad de su buena voluntad.

Todo empezó una mañana, cuando uno de los niños del orfanato fue llorando a buscar a Estrella con las manos formando una pequeña caja con sus dedos. Al abrirla, le mostró un pequeño ruiseñor inconsciente. La muchacha estaba convencida que el pobre animal ya había muerto, pero aún así lo tomó entre sus manos y se sentó con el huérfano. Acunó a la diminuta ave mientras le daba suaves friegas en el plumaje, escuchando el desconsolado llanto del niño que desesperado sorbía la nariz y restregaba el rostro contra la manga del uniforme de la voluntaria. La chica sintió una profunda pena con la escena. Rodeó al muchacho con un brazo, llevando al ruiseñor a su pecho aún sosteniéndolo con la mano derecha y cerró los ojos, deseando ser capaz de solventar la situación, de aliviarle el sufrimiento al pequeño y devolverle la vida al animal. De repente, sintió un calor irradiar de dentro de su cuerpo, iniciando en el centro de su pecho, expandiéndose hasta la yema de sus dedos. Lo siguiente fue escuchar un suave piar y notar como algo se movía dentro de su mano. La abrió, observando atónita como el ave daba pequeños brincos en la palma e intentaba picotearle el pulgar. Aquel fue el primer milagro de unos pocos, pero tardó en volver a repetirse, pues inicialmente no tenía idea de lo que había ocurrido o del por qué. Al final, desubrió que el poder radicaba en desear algo de corazón, pero sólo servía para revivir pequeños animales, rebajar altas fiebres o eliminar sarpullidos. No eran grandes cosas, pero eran suficientes para alguien que deseaba hacer de este mundo un mundo mejor, aunque fuera poco a poco, paso a paso, gota a gota.

Había cambiado su lugar de residencia, ahora ocupaba una habitación en el orfanato más grande de la ciudad. Las cosas en el hospital le quedaban demasiado grandes, pero allí… allí podía ayudar de verdad. Los niños caían enfermos con facilidad, se contagiaban los unos a los otros. Y ella les podía cuidar sin necesidad de cobrar. Era mejor que invirtieran el dinero de las donaciones en comida, medicamentos y cosas importantes como profesores que pudieran enseñar cosas útiles a los niños para cuando crecieran, encontrar un empleo y salir adelante por sus propios medios. Para avisar al castaño, había dejado una nota escondida en el marco de la puerta de su anterior residencia, esperando que si la llegaba a ir a visitar, la encontrara y diera con ella. Sí, Estrella se podría haber aventurado y acercarse a la mansión que ocupaban los cuatro hermanos, pero nunca había sido una entrometida y sabía que ellos tenían una misión que cumplir. Era plenamente consciente del inconveniente que su presencia suponía para los otros tres jinetes que debían ver en ella a una debilidad para Guerra. Así que hizo acopio de aquella paciencia que siempre le había servido para esperar mientras intentaba sacarle provecho a cada minuto. Aunque no dejara de pensar en aquella última noche que habían pasado juntos con el vino, la piel de oso y la chimenea.


Última edición por Estrella Díaz el Miér Feb 07, 2018 3:29 am, editado 1 vez



I trust you completely:

Cuando me rapta sin ropa y me tiene que dejar una camisa...:
avatar
Estrella Díaz
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 189
Puntos : 139
Reputación : 11
Fecha de inscripción : 12/11/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Twinkle twinkle little star... // Privado - Guerra [+18]

Mensaje por Guerra el Sáb Feb 03, 2018 9:17 am

Había pasado semanas lejos de ella, París se convirtió en espectro ante mis ojos el día que partí en busca de una de las reliquias.
Traté de mantener mi mente fría, yo era Guerra, el soldado del señor, el apocalipsis corría por mis venas pero Estrella lo hacia en lo mas profundo de mi corazón y quizás impulsado pro ello, por la necesidad de descubrir que haba sido de ella, aun sabiendo que lejos de mi le esperaba mejor sino, esa noche salí de casa con el firme propósito de verla de nuevo.

Su olor me llevó a un orfanato en las afueras, muy propio de la mujer que infinidad de veces me había acunado entre sus brazos. Vaivén de caderas que a fuego en mi piel llevaba marcado.
Los orfanatos solían ser obras de caridad de niñas ricas y opulentas, se financiaban en su mayoría por donaciones, hermosa fe de los cristianos que debían aparentar lo que no eran bajo su batuta de mando.

Sonreí de medio lado al escuchar su voz en una de las habitaciones, leía un cuento a varios niños que se mandaban guardar silencio con seseos y risas infantiles.
La monja de la puerta me negaba el paso mientras se santiguaba, decía que aquel lugar pertenecía a dios y a su obra y que los hombres no eramos bienvenidos en esta historia.
Yo era le mensajero de dios, su arma definitiva, el fin de los tiempos y el inicio de ellos, con lo cual dudaba mucho que este no me permitiera el paso.

Caminé con paso firme hacia el interior del orfanato, la mujer, bastante pesada a decir verdad, corría tras de mi con sus pequeños pasos y su alterada voz delirante. Le hubiera partido el cuello de no ser porque en ella no olía ha pecado, solo hambre y miseria.
Estrella salió del habitáculo ante la escandalera, cada uno a un extremo del pasillo nos miramos de frente como dos depredadores que se estudian antes de abalanzarse.

Fue ella la que quebró el momento, sus pies ágiles como el viento se lanzaron a mi encuentro, mis brazos se abrieron y entre ellos la sostuve cuando su cuerpo impacto ligero contra el mio.
Hundí mi cabeza en su cuello ,deslizando mi nariz por su tersa piel con ese característico gesto de lobo.
-me has echado de menos -dije con esa seguridad que me caracterizaba y con ese toque de sincericidio que en ocasiones me hacia parecer un niño y otras un hombre demasiado rudo para ser comprendido.





Spoiler:
avatar
Guerra
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 169
Puntos : 305
Reputación : 147
Fecha de inscripción : 09/11/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Twinkle twinkle little star... // Privado - Guerra [+18]

Mensaje por Estrella Díaz el Dom Feb 04, 2018 5:09 pm

Era casi la hora de dormir y los niños le habían pedido, con sus grandes ojos más que ensayados y los pucheros perfectos, que les contara un cuento para que pudieran descansar y tener bonitos sueños. Estrella era débil ante aquellas caritas redondeadas y sucias que ocultaban más picardía que bondad, así que les hizo sentar en círculo, del cual ella formó parte, y empezó a narrar una historia con la ayuda de un libro de ilustraciones sin texto. La libertad que otorgaba el título a la narración era obvia, había un hilo conductor claro, pues en las imágenes se plasmaban escenas muy concretas, pero los nombres se dejaban a la interpretación del que leyera, así como otros detalles que le permitían a la enfermera involucrar a los niños en la historia.

En mitad del cuento, se empezaron a escuchar gritos en el pasillo y, preocupada, la española hizo callar a los niños y aguardar quietos mientras ella salía a ver lo que ocurría fuera. Al abrir la puerta y girarse en la dirección de las voces, pudo ver dos siluetas, la de la madre Marie y otra que reconocería en cualquier parte. Se quedó quieta unos segundos que, pensándolo bien, se le antojaron eternos. No estaba segura de si el jinete se encontraba allí de verdad o estaba teniendo una alucinación. Al final decidió que aunque fuera lo segundo, no le importaba lo más mínimo y echó a correr en dirección al castaño que no dudó en abrirle los brazos. Cuando estaba a algo más de un metro de él, se impulsó para dar un salto y se le colgó del cuello, impactando así su torso contra el foráneo. El golpe de la temperatura ajena le dejó claro que no estaba soñando, el italiano estaba ahí, rodeándola con sus fuertes brazos, oliéndola como solía hacer, recorriendo su cuello con la nariz como todo un lobo. -Claro que te he echado de menos.- Respondió sin dudarlo, casi como si le reprochara siquiera que fuera necesario confirmarlo. Era obvio que después de tanto tiempo le habría añorado, aunque no fuera capaz de explicar detalladamente el motivo. Sólo sabía que tenerle cerca la hacía sentir plena y cuando no, medio vacía.

La monja les interrumpió con un exagerado carraspeo y en cuanto la muchacha la miró, pudo ver el reproche en sus ojos. -Lo lamento, sor Marie... es mi primo y hacía mucho tiempo que no le veía.- Estaba segura que Guerra se enfadaría al escuchar aquello y que intentaría ser sincero, estropeando las posibilidades de pasar algo de tiempo juntos. Así que antes de que pudiera decir nada, le dio un codazo en el abdomen, algo que la mujer frente a ellos no pudo ver, pero que esperaba que el jinete captara. -Sé que no son horas, le acompañaré fuera y le diré que venga en otro momento, en las horas de visita.- Le sonrió a la dama y tiró del hombre al tomarle de la mano. Obviamente no tenía intención de dejarle marchar sin más, pues una vez le acompañara a la puerta, le diría cómo localizar su ventana por la parte de atrás.



I trust you completely:

Cuando me rapta sin ropa y me tiene que dejar una camisa...:
avatar
Estrella Díaz
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 189
Puntos : 139
Reputación : 11
Fecha de inscripción : 12/11/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Twinkle twinkle little star... // Privado - Guerra [+18]

Mensaje por Guerra el Lun Feb 05, 2018 6:12 am

La mujer a mis espaldas carraspeaba rompiendonos el momento. Enarqué una ceja girándome hacia la monja.
-Vieja, si esta enferma debería estar en cama, miel, limón, dormir con el culo tapado y la garganta como nueva -dije ensanchando la sonrisa tras darle un consejo muy oportuno que hizo que esta abriera los ojos como platos mientras se santiguaba por mi comentario.
-Si lo he dicho por ella -me escudé cuando Estrella que ya conocía mi sinceridad y mi falta de empatia tomó mi mentón para que me centrara en ella.
Se excusó, asegurando que eramos primos, que hacia tiempo que no nos veíamos, lo que me llevó esta vez a poner cara de sorpresa.
-¿en serio? -pregunté llevándome un codazo para que no siguiera preguntando.

Le dijo a la casada con dios, quizás porque no había dios que se casara con ella, mira que era fea, que iba a acompañarme a la puerta.
-Pero si no me voy -corregí mientras esta resoplaba y me empujaba hacia en interminable pasillo mientras yo negaba con la cabeza intentando permanecer dentro para poder estar con ella.
Hoy me estaba perdiendo algo ¿por que me iba a ir si acababa de llegar? ¿que era eso de que eramos primos? ¿acabaría de descubrir algún tipo de parentesco con Garion?
Resoplé sacudiendo la cabeza, demasiada información... y si era mi prima ¿ había cometido ademas del claro pecado de la lujuria algún tipo de incesto?

Una vez fuera entreabrí los labios para preguntarle por todo ello cuando sus labios silenciaron mis palabras con un beso húmedo que arrasó con todo.
-¿primos? -pregunté con mi aliento golpeando sus labios mojados por la saliva de aquel beso.
Esta negó con una picara sonrisa en sus labios, al parecer solo había dicho una “mentira” con el fin de poder acompañarme fuera o eso es lo que explico la monja era muy protectora con las jóvenes que se alojaban en el orfanato y los horarios de visitas rigurosos.
-Pero no me voy -advertí mientras esta volvía a sonreír señalándome la habitación donde dormía.

Un beso en mis labios como futura promesa de algo mas si conseguía encaramarme por la canaleta y alcanzaba su ventanal.
Estrella se introdujo cerrando la puerta a sus espaldas , para tener mal la garganta la vieja, los gritos hacían eco en aquel orfanato con fuerza.

Mis ojos centellearon en ámbar, hacia tiempo que no montaba hembra y andaba hambriento, lo suficiente como para de un salto escalar al árbol, de ahí a una repisa de la fachada, un salto hasta la balconada y de ahí al ventanal que Estrella había abierto para que me colara.
-“El manto de la noche me escondera de ellos, con tal de que me quieras que me encuentren aquí. Más vale que acabe mi vida por su odio, que prorrogar la muerte sin tener tu amor...”

Recite la obra de Shakerspeare, muy oportuna dada mi clandestinidad y como me alcé por las balconadas para alcanzarla.
Aunque ms motivos iban mas en otra linea...


Spoiler:
avatar
Guerra
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 169
Puntos : 305
Reputación : 147
Fecha de inscripción : 09/11/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Twinkle twinkle little star... // Privado - Guerra [+18]

Mensaje por Estrella Díaz el Mar Feb 06, 2018 12:28 pm

Como ya había supuesto, el jinete no sabía comprender cuando debía estar callado y asentir. Enseguida empezó a intentar corregir a la española, a dar información innecesaria a sor Marie y a arriesgar posibles encuentros entre ellos en el futuro. El orfanato estaba regentado por la iglesia como solía ocurrir, y aunque era mixto en cuanto los infantes hacía referencia porque sólo estaban allí hasta cumplir los diez, todas las cuidadoras, cocineras y educadoras eran mujeres. Ningún hombre, excepto el cura que venía a hacer la misa diaria, tenía permitido el acceso fuera de las horas de visita. Le empujó hasta llegar al exterior, donde enseguida notó el frío húmedo de la noche.

Se detuvo una vez fuera, miró alrededor, y una vez se aseguró que nadie les veía, besó al castaño, callándole antes de que pudiera decir nada. Mas la pregunta escapó de sus labios al final y rápidamente negó con la cabeza. -Esto lo lleva la iglesia y las visitas están controladas… más aún las de los hombres. Dije una pequeña mentirijilla para evitarnos un sermón a estas horas...- Formuló otra pregunta y ella volvió a negar, riendo. -Claro que no te vas...- Alzó la cabeza y con la mirada le señaló su ventanal. Sonrió y le robó un beso antes de salir corriendo hacia el interior. Tenía que ir a mandar a los niños a sus respectivas habitaciones antes de ella encaminarse a la suya. Fue rápida, ya que, por suerte, sor Marie había hecho que ya recogieran las cosas y se pusieran en fila frente a la puerta del aula. -Buenas noches, pequeños. Mañana prometo que habrá doble cuento para compensar.- Se despidió de ellos y en cuanto se separó de la monja en el pasillo, echó a correr hacia su dormitorio para abrirle la ventana al italiano que ya aguardaba encaramado al alféizar. Al escuchar a Guerra recitar aquellas palabras de Shakespeare, sonrió, tomándole de la mano para que se colara dentro y así cerrar tras él, evitando que salieran los ruidos y entrara el frío de la calle. -La máscara de la noche oculta mi rostro, sino, el rubor cubriría mis mejillas...- Replicó, aunque ella lo dejó ahí para que casara con su encuentro. Le besó de nuevo, rodeándole con los brazos por encima del cuello y poniéndose de puntillas, intentando que la cercanía entre sus cuerpos se prolongara lo máximo posible. Como le había insistido antes, le había echado de menos. Se había prometido a sí misma no contar los días, así que no sabía exactamente cuánto tiempo habían pasado separados, pero era más que suficiente para que deseara que no se repitiera, por imposible que fuera el deseo que Estrella pidiera.

Tenía necesidad de recorrer el cuerpo ajeno con las manos, como si fuera imperativo que sus dedos recordaran cara músculo y hueso, cada curva y articulación. Suspiró contra la boca foránea, bajando un poco la cabeza hasta rozar los labios del jinete con la nariz y, finalmente, con la frente. -Tengo cosas que contarte…-



I trust you completely:

Cuando me rapta sin ropa y me tiene que dejar una camisa...:
avatar
Estrella Díaz
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 189
Puntos : 139
Reputación : 11
Fecha de inscripción : 12/11/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Twinkle twinkle little star... // Privado - Guerra [+18]

Mensaje por Guerra el Mar Feb 06, 2018 1:13 pm

La española cerro la ventana a mi paso diciendo una frase antes de que sus labios impactaron contra los míos en un beso prolongado que friccionó nuestros cuerpos y que encendió mis instintos primarios.
-Luego -rugí contra su boca cuando me dijo que tenia que contarme algo, francamente ahora mismo no me importaba lo mas mínimo.
Mis ojos ámbar radioactivo recorrieron el curvilíneo cuerpo de Estrella, ladeé la cabeza como un depredador que acecha su presa y sin mediar mas palabra que la de un gruñido, aferré con mis manos la solapa de su uniforme y lo desgarré abriéndolo en dos partes.
El sonido de la tela quebrándose rompió el del crepitar del fuego y la sorpresa de la mujer escapó de sus labios ante tan rudo gesto al parecer inesperado.
Venia encendido, la proximidad de la luna llena me tenia sumido en un éxtasis y ahora con ella en frente solo podía pensar en adentrare en su averno y satisfacer mis necesidades.

La tela cayó al suelo resbalando por sus hombros mientras mi respiración furibunda chocaba contra sus labios húmedos de saliva.
Los lamí pegándome de nuevo a ella, su pecho friccionó contra mi torso alzando sus dos astas puntiagudas.
Las bragas de la morena resbalaron por su piel cuando esta se las bajó sin quitar su mirada turbia de mis tormentas.
No pedí permiso cuando dos de mis dedos bajaron hasta su monte de venus, se pasearon sin miramiento alguno por su trinchera de arriba a bajo, rozándole el clítoris, moviendoselo con violencia.

El cuerpo de la española se arqueaba suplicante, mi nombre escapó de su boca, pero mi lengua se introdujo en ella arrasando, acayando su pregunta si es que la tenia.
Mis dedos empapados buscaron su averno, ladeé la sonrisa al notarlo dilatado, expuesto y sin mas los metí hasta el fondo, dejándolos dentro, golpeando con mi palma su sexo escuchando como al estar tan mojada chapoteaba con cada embestida hasta que el tercer dedo se unió a la fiesta de follarmela.

Para ese momento mi polla estaba dura como una roca, pugnaba por salir y ante lo parada que se encontraba estrella yo mismo solté con mi zurda el botón sacando mi verga mojada, brillante con gotas del liquido pre-seminal en el glande.
Sus paredes se sacudieron con mis dedos dentro, grito ahogado que ella mismo acalló para no ser descubiertos y que en mi produjo un placer enorme por la clandestinidad del acto.
La giré con fuerza, pegando su espalda a mi pecho, mi verga entre sus glúteos mojandolos.
-Abre la boca -ordené con la voz ronca metiendole mis tres dedos para que los limpiara, observando como se los comía, como los chupaba .


Spoiler:
avatar
Guerra
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 169
Puntos : 305
Reputación : 147
Fecha de inscripción : 09/11/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Twinkle twinkle little star... // Privado - Guerra [+18]

Mensaje por Estrella Díaz el Mar Feb 06, 2018 1:41 pm

Le había costado a la española el cortar la necesidad que tenía del jinete para decir que tenía cosas que contarle, mas no sirvió de nada, su esfuerzo fue en vano y cayó en saco roto, pues el castaño no tenía intención alguna de detener sus intenciones y éstas se veían claramente pintadas en sus orbes casi dorados.

Bajó la vista, siguiendo las manos ajenas, sorprendiéndose cuando le rasgó el traje, mucho más largo y menos ceñido que el del hospital, pues estaba en un lugar llevado por monjas, por la mitad. Sus ojos se abrieron desmesuradamente y también lo hizo su boca, aunque acalló lo que fuera que pensara salir, recordando que las paredes allí tenían orejas. Entreabrió la boca, atrapando la lengua ajena, pues su cuerpo buscó sin pensarlo dos veces el calor que le proporcionaba Guerra.

Se separó un instante de él, aprovechando para tomar aire y quitarse la única prenda de ropa que le quedaba, así como descalzarse sin problemas. Se aproximó de nuevo al cuerpo foráneo, jadeando contra el mentón del italiano cuando sus dedos bajaron y empezaron a estimularla. Mordió la barba del jinete antes de hacer lo mismo con su propio labio, evitando así que un gemido traicionero escapara de su garganta cuando violentamente fue penetrada por los dígitos del lobo. Se encontraba atónita al tiempo que excitada, después de tantas semanas había olvidado la brusquedad del licántropo, el ansia que era capaz de generar en ella y cómo la llevaba más allá de los límites impuestos por la cordura.

En cuanto su espalda chocó con el pecho de Guerra y abrió la boca para recibir los dedos, sintió como todo su cuerpo temblaba, no por el frío, sino por la excitación que la consumía, que de pronto se acrecentaba. Intentó mirar de reojo al italiano, casi como si le suplicara. No entendía por qué hacía que le lubricara las falanges cuando ella ya estaba dilatada y lista para que la penetrara. ¿Qué estaba tramando el castaño para que en su rostro se dibujara semejante sonrisa ladeada?



I trust you completely:

Cuando me rapta sin ropa y me tiene que dejar una camisa...:
avatar
Estrella Díaz
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 189
Puntos : 139
Reputación : 11
Fecha de inscripción : 12/11/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Twinkle twinkle little star... // Privado - Guerra [+18]

Mensaje por Guerra el Miér Feb 07, 2018 3:22 am

Empapados de su saliva los llevé hacia sus glúteos, mi zurda se enredó en la cascada parda agachandola lo suficiente como para de una estocada hundir mis dedos en su recto dejándolos ahí, clavados hasta el fondo.
De su boca escapó un gemido gutural que se convirtió en jadeos cuando empecé a sacudirlos dentro y fuera dilatando la entrada de su averno.
Giró el rostro con la mirada turbia dirigida hacia mis dorados por encima del hombro, cuando de un tirón seco la alcé por el pelo para que nuestras bocas chocaran hambrientas, saqueé su lengua, lamiéndola, enredándola en un tornado apasionado que solo se daba tregua para absorber el aliento del otro y volver a la carga.

Mi verga sorteaba las marismas impaciente por follársela ella, así que cuando retorcí los dedos varias veces haciéndole hueco los saqué para tomar el trono y dirigir hacia el agujero abierto el glande que goteaba liquido pre-seminal.
De un empujón me sentí completamente dentro, gruñí engullido, apretado allí adentro y mis dedos tibios buscaron refugio en su sexo clavándose con rudeza los tres dentro.
Me la empecé a follar por los dos sitios, con embestidas fuertes, sus piernas temblaban, su cuerpo arqueado, ofrecido con las tetas alzadas y las astas duras apuntando a la cama.

Mis colmillos rozaron la tersa piel de su cuello, mi excitación me llevaba a un punto de no retorno en el que bien podía llegar a hacerle daño si no me controlaba.
Su corazón iba a mil por hora, era una deliciosa presa y yo un depredador que lo quería todo de ella, su olor era enloquecedor.
Cada vez la empalaba mas fuerte, mis huevos duros golpeaban su carne mientras esta gritaba contra mi boca mordiéndose los labios para que nadie descubriera la barbarie lasciva que en esa habitación se producía.

Cayó a cuatro patas jadeando cuando solté su melena, yo con las rodillas flexionadas la invadía con fuerza tirando mi peso sobre ella.
Azotandola para que se moviera, para que sus caderas bailaran, me buscaran hasta que de nuevo noté como se corría contra mis dedos mojandolos de flujo que resbaló por mi palma.
Sonreí satisfecho sin dejar de moverme.



Spoiler:
avatar
Guerra
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 169
Puntos : 305
Reputación : 147
Fecha de inscripción : 09/11/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Twinkle twinkle little star... // Privado - Guerra [+18]

Mensaje por Estrella Díaz el Miér Feb 07, 2018 6:31 am

Intentó averiguar lo que pretendía, pero con el tirón de pelo le fue imposible seguir la dirección de la mano al descender por su espalda hacia su trasero. Justo antes de la brusca penetración, notó como con una de las yemas tanteaba el terreno y ya en previsión de lo que estaba por venir, cerró con fuerza los ojos y se mordió los labios. Pero eso no impidió que gimiera nasalmente, algo salido de lo más profundo de su garganta y que se atoró en la boca, haciendo eco en los pulmones.

En cuanto fue capaz de recuperar el aliento, giró a buscar los orbes del jinete, correspondiendo al voraz beso que éste inició sin aviso alguno. Todo estaba siendo muy brusco para la española, pero temía decir algo y que Guerra se apartara y la dejara por remilgada. Tampoco era que le hiciera daño, sencillamente llevaban tanto tiempo sin tocarse que la impaciencia del lobo opacaba el cariño que buscaba Estrella. Jadeó contra la boca del castaño cuando éste sacó sus dígitos, pero la tregua fue mínima pues pronto la invadió con su verga. La forma era mucho más agradable, pero también más larga y las estocadas profundas, así que, aunque en cierto modo sintió alivio, volvió a robarle el aire.

Todo su cuerpo se sacudía, presa de una frenesí que hasta el momento desconocía. Estaba desubicada, perdida, contagiada al mismo tiempo por una necesidad que le hizo flojear las piernas y, a la mínima oportunidad, cedieron hasta que cayó de rodillas y seguidamente a cuatro patas en el suelo de madera. Por suerte, había una alfombra grande que cubría casi toda la estancia o se hubiese pelado las palmas o clavado alguna astilla. Intentó gatear hacia delante, pensando que el italiano la seguiría, pero en vez de eso le soltó un azote y la atrajo de nuevo contra su cuerpo, haciendo que su falo la penetrara hasta que las caderas de él chocaron con sus nalgas. Se mordió le labio con fuerza, ahogando de nuevo un grave gemido y, con los ojos vidriosos, giró la cabeza para verle por encima del hombro, mientras sus entrañas se deshacían por el clímax. -Guerra, yo no puedo… con este ritmo…- Murmuró entre jadeos y con las mejillas coloradas. Pasar de cero a un orgasmo en tan poco tiempo le había drenado mucha energía, por no hablar de la fuerza con la que el licántropo acometía. Estiró un brazo, agarrándose a la colcha de la cama y tiró para atraerla hacia ella, arrugándola en una gruesa bola mullida a la que se abrazó y contra la que ocultó la cara. Al menos así podría gemir sin que nadie la oyera.



I trust you completely:

Cuando me rapta sin ropa y me tiene que dejar una camisa...:
avatar
Estrella Díaz
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 189
Puntos : 139
Reputación : 11
Fecha de inscripción : 12/11/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Twinkle twinkle little star... // Privado - Guerra [+18]

Mensaje por Guerra el Jue Feb 08, 2018 3:57 am

Estaba a punto de explotar, mi verga palpitaba en su interior enardeciéndose entre las paredes de su ano. Estrella aferrada a la colcha se cubría el rostro acallando sus gemidos, su cuerpo se arqueaba rendido a la brutalidad de mis movimientos.
Fue entonces cuando se giró para mirarme por encima del hombro, buscando mis radioactivos amarillos suplicante, me pidió que parara, no podía mas, pero yo desoí sus palabras, perdido en mis instintos la metí mas dentro, rugiendo hasta que mi polla explotó dentro de su recto llenándolo de mi simiente.

Un par de golpes mas acompasando las vibraciones, entre mis manos la española se dejo caer contra la colcha, su huida hacia delante la sacó del candor de su cuerpo.
Mi verga goteaba, yo en pie intentaba acabar de calmar mi agitada respiración, dándome ahora cuenta de lo que había hecho.
Había llegado a esa habitación lleno de ganas de mantener un encuentro con Estrella y tras la tensión de la búsqueda de las reliquias y la tirantez con algunos de los miembros de mi familia, ella era lo único que me daba cordura.
-Lo siento -esas palabras fueron arrastradas por mis labios sin saber bien como actuar ahora mismo.

Por sus ojos rodaban lagrimas, le dolía, encogida sobre la colcha como una niña sollozaba, no me miraba.
-Yo... -dije si saber si lo mejor era que me largara de allí. Lo que mas temía era acabar haciéndole daño y al parecer mis temores acababan de cumplirse con creces.

Me agaché acuclillado, posando mi mano sobre su hombro cubriendo su cuerpo con la colcha.
-Yo..no se que me ha pasado.
Si, si lo sabia, que era un licantropo y la cercanía de la luna llena en mi hacia estragos.
-Debería irme -ataje poniéndome en pie

Busqué mis pantalones para calzármelos con rapidez, tomé las botas, incapaz de mirar sus dos estrellas fugaces empecé a anudarlas para poder largarme.
Cuando fui a por la camisola, Estrella la cogió entre sus manos no sabia si para que me la pusiera o para que me largara o para tirármela a la cara y poder con furia gritarme como podía haber sido capaz de tomarla de esa forma en un acto que esa mujer ni de lejos merecía.


Spoiler:
avatar
Guerra
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 169
Puntos : 305
Reputación : 147
Fecha de inscripción : 09/11/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Twinkle twinkle little star... // Privado - Guerra [+18]

Mensaje por Estrella Díaz el Jue Feb 08, 2018 6:15 am

El jinete ignoró la petición de la española que no tuvo otra opción que aferrarse a la colcha para ahogar los gemidos que se agolpaban en su garganta, reclamando salir al eco de una habitación que no les proporcionaba demasiado refugio a oídos de las monjas, que por mayores que fueran, ninguna tenía problemas de sordera. Notó el calor expandirse cuando, finalmente, el lobo eyaculó en su interior y, seguidamente, ella se derrumbó en el suelo, jadeante y con los ojos húmedos por las lágrimas que mantener el ritmo de aquel salvaje licántropo le había provocado.

La enfermera podía no ser muy consciente del motivo por el que había sido tan brusco con ella, pero sí sabía que no le había querido hacer daño en ningún momento, que el instinto animal le había poseído, tal vez por el ciclo lunar o porque las cosas no habían salido bien en sus viajes. Y, aunque también sabía bien que ella no debía cargar con el peso de esos problemas de los cuales ella no era la causa, tampoco pensaba dejarle marcharse sin más, aunque le doliera el cuerpo. Se incorporó, extendiendo el brazo y agarró la camisa ajena antes de que el castaño se la pusiera. Se apoyó en el colchón con la diestra hasta poder sentarse en la cama y con sus dos orbes verdes observó al italiano directo a su rostro. -Ni se te ocurra irte, Guerra…- Escondió la prenda de ropa tras su espalda, como si sin ella no pudiera escapar igual por la ventana. Le había visto andar desnudo por la calle, así que aquello no le retendría, pero era un acto simbólico que esperaba funcionara. -¿No te enorgulleces de plantar cara en las batallas? Pues no abandones esta…- Creía conocer lo que pasaba por la cabeza del jinete, el miedo que le tenía a ella, o más bien a lo que tenían, tuviera o no nombre. Las relaciones, fueran del tipo que fueran, marcaban la clara debilidad del que había sido instruido para el caos, para la guerra. -Siéntate conmigo y hablemos. De lo que acaba de ocurrir, de las cosas que tengo que contarte, de la luna…- Sabía que si le presionaba demasiado, sólo le haría desear escapar. Le tendió la mano, esperando que la tomara, que no la dejara sola. Porque si se iba, si después de lo que le había hecho se marchaba, no sabía lo que ocurriría con ella. Porque Estrella también tenía miedo.



I trust you completely:

Cuando me rapta sin ropa y me tiene que dejar una camisa...:
avatar
Estrella Díaz
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 189
Puntos : 139
Reputación : 11
Fecha de inscripción : 12/11/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Twinkle twinkle little star... // Privado - Guerra [+18]

Mensaje por Guerra el Jue Feb 08, 2018 3:02 pm

Tiró de la camisa arrancándomela de la mano, como si eso pudiera mantenerme allí dentro, como un animal herido y arrinconado busqué con la mirada la ventana ahora cerrada, el único lugar por el cual poder salir corriendo.
Tensé el gesto al verla con claro gesto de dolor trepar aun con mi camisa entre sus manos sobre el colchón. Escondió en un acto infantil mi prenda tras la espalda instigandome a plantar cara a na conversación que me aterraba, la guerra era mi hogar, me sentía cómodo en el caos, yo era el jinete del Apocalipsis y en el campo de batalla no albergaba miedo alguno, pero esto, esto era muy distinto.

Dejé escapar el aire de forma pesada, observando su mano extendida, por unos momentos me quedé paralizado, mirando esa mano trémula que me pedía la tomara y me sentara con ella.
Creo que incluso negué con la cabeza como acto reflejo en una acción que provenía mas de mi subconsciente que de lo que sabia debía hacer, enfrentar la situación.

Tomé su mano con miedo, como si fuera un niño pequeño y al sentir el tirón me dejé guiar hacia el lecho sintiéndome acorralado pro las esmeraldas de su rostro que en mi se clavaban.
-Yo...-¿que decirle? ¿que venia con ganas? ¿que las cosas eran complicadas? ¿acaso algo justificaba mi acto animal?

Guardé silencio, no sabia por donde empezar, así que me acogí a la frase mas inteligente de todas, ser dueño de mis silencios para no convertirme en esclavo de mis palabras.
Con la mirada baja, buscando un punto en el que perderme que no fuera enfrentarla esperé a que fuera ella la que empezara.

Había dicho que tenia algo que contarme, como si fuera la solución a mi problema y pudiera camuflar el hecho con una conversación distinta pregunté por aquello de lo que necesitaba hablar conmigo.
Alcé la mirada ante su silencio, creo que no era exactamente por ahí por donde Estrella esperaba empezar la conversación, lo que de nuevo me llevó a sentirme acorralado.

Me alcé del lecho dando vueltas como el depredador que era frente a ella, cuanto antes me dijera que no esperaba que fuera ese tipo de bestia, cuanto antes me echara en cara mi gesto bárbaro, antes podría marcharme para no volver nunca mas a hacerle daño.





Spoiler:
avatar
Guerra
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 169
Puntos : 305
Reputación : 147
Fecha de inscripción : 09/11/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Twinkle twinkle little star... // Privado - Guerra [+18]

Mensaje por Estrella Díaz el Vie Feb 09, 2018 5:52 am

Aguardó pacientemente a que el jinete tomara su mano, pues su corazón le decía que, tarde o temprano, lo acabaría haciendo. Aunque negara, aunque le temblara el pulso, aunque sus pies apuntaran hacia la ventana como su única salida. Sabía que los dos pecaban de algo, y no se refería a la lujuria, sino al hecho de no saber entender los sentimientos. Ambos eran animales, ya fuera la española una humana a secas y el italiano medio lobo. Eran seres que se guiaban por instinto y que, al nadie habérselo explicado, no sabían cómo canalizar aquello que les afectaba. Obviamente cada uno tenía sus cosas y lo veía todo de un modo distinto, pero si algo había aprendido Estrella de la vida, era que huyendo no se solucionaban los problemas. Aunque hablarlos diera miedo, más temor provocaba guardarlos en un baúl para que crecieran y, pasados los años, te persiguieran de nuevo.

En cuanto el castaño dio el paso y tomó su mano, ella le atrajo hasta sentarle a su lado en la cama. Le observó directamente a los ojos, y él pronto rehuyó sus orbes como si le quemaran, al tiempo en que guardaba silencio. Esa ausencia de palabras no hizo sino tensar aún más el ambiente, la situación y la muchacha intentó alentarle al hablar acariciándole la mejilla, resiguiendo la barba con la yema de sus dedos. No la quería mirar de nuevo y, además, intentó cambiar de tema esperando que ella le contara aquello que, desde el principio, le dijera que tenían que hablar. Retiró la mano y antes de poder hacer algo siquiera, el joven ya se levantaba de nuevo y caminaba de un lado al otro como si sus pies pisaran brasas.

La voluntaria tomó aire despacio, lo contuvo varios segundos y luego lo dejó escapar entre sus labios de manera silenciosa. Se estaba dando tiempo a sí misma de meditar las cosas y ver cómo proceder a continuación. Alzó el rostro, observando los movimientos ajenos y, armándose de paciencia, habló de nuevo. -Siéntate.- Su tono fue más serio de lo habitual, más autoritario. Como cuando hablaba con alguno de los niños que se había portado mal y se negaba a reconocerlo. -Aunque nada pueda excusar… tu comportamiento, quiero saber los motivos.- La voz de Estrella se suavizó de nuevo, quería ser comprensiva con él, quería que supiera que no le iba a juzgar. Tal vez ella no fuera la persona idónea para comprender las actitudes de un licántropo, de un jinete el apocalipsis, de Guerra; pero era la que estaba más dispuesta a intentarlo. -Sé que algo te preocupa. Que estás tenso...- Suspiró, esta vez de manera audible y agachó la cabeza, fijando la vista en sus propios dedos que parecían jugar a hilar algo que no existía. -Me gustaría que confiaras en mí... un poco al menos.- Porque más que lo ocurrido minutos antes en su encuentro carnal, lo que le dolía a la española, era sentir al castaño tan lejos.



I trust you completely:

Cuando me rapta sin ropa y me tiene que dejar una camisa...:
avatar
Estrella Díaz
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 189
Puntos : 139
Reputación : 11
Fecha de inscripción : 12/11/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Twinkle twinkle little star... // Privado - Guerra [+18]

Mensaje por Guerra el Sáb Feb 10, 2018 10:00 am

Resoplé de nuevo cuando con un tono mas severo me pidió que volviera a tomar asiento.
Imposible para mi hacerlo, seguí en pie, aunque esta vez me detuve en el sitio mirándola fijamente.
Ella necesitaba explicaciones para ese acto que bien podía tachar de abominable, no le faltaría razón si mi rudeza podía haber suscitado en ella una imagen de mi animal, en el fondo no alejada a la real.
-¿que necesitas escuchar? -pregunté perdido en al intensidad de las dos esferas que atónitas buscaban solo palabras que yo era incapaz de pronunciar -¿que quieres que te diga? ¿que soy una bestia? Lo sabes desde el inicio de los tiempos ¿de que te sorprendes?

Con los muros alzados, las defensas para no ser dañado y el acero en alto para poder plantar cara a una situación para la que no había sido entrenado, volví a desviar la mirada hacia el crepitante fuego buscando encontrar la calma.
-La luna, mañana habrá luna llena y estoy...mas alterado de lo que acostumbro -confesé como parte del problema, mas no el único.

También podía confesarle que la había echado de menos, que no sabía bien que teníamos, pero que fuera lo que fuera, yo la deseaba, la necesitaba aferrada a mi cuerpo y durante todo este tiempo sin ella solo había sentido vació.
Ademas mi relación con mis hermanos no pasaba por sus mejores tiempos. Era consciente como Armagedon veía con una claridad pasmosa que eramos peones de Dios, pero yo no estaba dispuesto a sacrificar a mis hermanos, al menos no sin razón, por contra, Armagedon nos movía por el tablero de ajedrez a voluntad y eso me hacia tener directos encontronazos con él.

Ademas Deborah estaba dispuesta a hacerme pagar mi “no relación” con una humana y para ello traía a mi vida a Garion, el lobo que decía poder manejar, se equivocaba, a los licantropos difícilmente se nos puede sujetar con un hilo dorado, eramos impulsivos impredecibles y lo mismo que yo acababa de hacerle a Estrella, bien podía hacérselo él a ella o peor.
Eramos bestias salvajes y parecía que ese detalle se les escapaba a mis hermanos no así a mi.
-No me ha ido bien del todo el viaje.

Tomé asiento de nuevo a sus lado con el cuerpo tenso mientras la miraba con fijeza esperando que dijera algo ,lo que fuera, tampoco sabia que esperaba escuchar, estaba claro que se me había ido de las manos.
-Deduzco que no has disfrutado -dije sin acabar de entender, yo había sentido como se corría contra mis dedos.


Spoiler:
avatar
Guerra
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 169
Puntos : 305
Reputación : 147
Fecha de inscripción : 09/11/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Twinkle twinkle little star... // Privado - Guerra [+18]

Mensaje por Estrella Díaz el Sáb Feb 10, 2018 10:58 am

Como ya había imaginado, el jinete estaba a la defensiva, como si ella le atacara con sus preguntas, como si sus intenciones fueran nocivas para él en vez de buenas. La española no dijo nada ante la sarta de tonterías que primero salieron de los labios del castaño, aceleradas, casi tropezándose unas sílabas con las otras. Aguardó con calma y aquella paciencia que la caracterizaba a que el propio Guerra se percatara que había mucho más que esas ideas que rondaban su mente y que ambos ya sabían. La enfermera conocía la naturaleza licana del italiano, sin embargo, en todos sus encuentros anteriores, nunca la había tratado de modo semejante, ni siquiera la primera vez. Y sabía que había motivos tras aquella actitud y, estaba convencida, que era más de uno.

Finalmente, el hombre decidió ser sincero y dejar de escudarse en preguntas, acusaciones incluso. Podía no ser mucho para los demás, pero la chica sabía el reto que suponía para el contrario el hablar cualquier cosa que no fuera el Apocalipsis, su misión en la Tierra o presumir de sus dotes en la batalla. El jinete era un joven complicado, mucho, pero Estrella no tenía intención de rendirse. Podía ser humana, mortal, pero eso no significaba que no fuera testaruda y luchadora. Siguió callada, esperando a ver si él se soltaba un poco más. Y así fue, aunque pareció que aquel era ya su límite. Así que cuando el castaño hizo hincapié en lo ocurrido minutos atrás con su encuentro sexual, la española posó su mano sobre la de él, en un intento por reconfortarle y, al mismo tiempo, aferrarle a ella para que no se levantara de nuevo. -Mi cuerpo, hasta cierto punto, lo ha disfrutado. Pero yo, te he sentido distante y eso me ha dolido.- Suspiró, casi segura de que Guerra, nuevamente, no la entendería. Decidió, de algún modo, intentar cambiar el enfoque de sus palabras, esperando así, llegar al italiano. -Te he echado mucho de menos estas semanas, lo sabes... O al menos eso dijiste cuando nos abrazamos en el pasillo.- Buscó los orbes ajenos con sus esmeraldas, unos que aún reflejaban tristeza. -Tenía tantas ganas de tocarte... de besarte…- Quería que supiera que ella también había deseado ese encuentro, ese choque entre sus cuerpos, y que la lujuria también la había consumido al juntarse. -Pero en algún momento te perdiste, dejaste de estar aquí, de verme… te dejaste consumir por eso que te preocupa.- Aún sin soltar la zurda foránea, llevó su propia mano izquierda a ahuecar el rostro del jinete contra la palma. -Sé que eres un lobo, Guerra. He leído cosas, comprendo que la luna llena te afecta… Pero viniste hoy sabiendo eso y dudo que pensaras perder el control. Puedes ser el portador del caos, pero yo te importo. Y de haber sabido lo que ocurriría, sé que hubieses esperado a venir a mi encuentro.- Le estaba demostrando que confiaba en él, que por mucho que intentara mostrarse ahora como un monstruo ante ella, no hacía sino confirmar sus palabras, se preocupaba por ella, no quería dañarla. Se arrepentía de haberle hecho mal alguno.



I trust you completely:

Cuando me rapta sin ropa y me tiene que dejar una camisa...:
avatar
Estrella Díaz
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 189
Puntos : 139
Reputación : 11
Fecha de inscripción : 12/11/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Twinkle twinkle little star... // Privado - Guerra [+18]

Mensaje por Guerra el Dom Feb 11, 2018 11:31 am

Escuché sus palabras en silencio, sintiendo el cálido tacto de los dedos de Estrella recorriendo mi mandíbula, ascendido por mi mejilla, marcando un sendero que dibujaba mis pómulos con un toque de ternura que jamas hasta conocerla a ella había experimentado, bueno, solo una vez... Por contra sus ojos quedaban fijos en mis dos esferas amarillas, como si así pudiera asegurarse que era capaz de comprender cada palabra dicha.
-Yo también te he echado de menos, he venido porque necesitaba verte, yo... -me costaba decirle que solo necesitaba perderme en su piel para sentirme en casa, que sin darme cuenta como se había convertido en mi hogar y que de alguna manera a su lado era capaz de sentirme bien, como si todos mis males se pudieran “olvidar” por unas horas.

Hundí mi cabeza en su cuello avergonzado, restregando mi nariz por su cuello, decía que lo que necesitaba mas que sentirme dentro, era que la abrazara, que estuviera y eso podía ahora solucionarlo.
Sobré el lecho tiré de su cuerpo para quedar los dos tumbados, ladeé la sonrisa como si con ese nimio gesto acabara de solucionar el problema, en ocasiones mi mente era simple, yo no había recibido información sobre las relaciones interpersonales y la verdad apenas empezaba a gatear en esto del amor, así que si no certero, mi acto si fue sincero y así lo demostré recorriendo con la yema de mis dedos sus labios.

Acerqué mis labios a su boca dejando un mordisco en su inferior, uno suave que me llevo a rozar mi nariz con la ajena.
-¿ya no estas enfadada? -pregunté como si necesitara que me confirmara exactamente como se sentía ahora mismo.
Yo no sabia bien que pensaba, descifrar a los humanos era muy complicado y Estrella aunque era uno puro, no dejaba de ser humana con todas las contradicciones que eso para mi suponía.
Estaba intentando que el Apocalipsis cayera sobre ellos, estaba claro que para mi los cimientos de mis actos se tambaleaban por momentos, pues aunque tenia claro que Estrella era una mujer integra, no seria la primera gesta donde inocentes acaban cayendo como victimas colaterales de todo esto.

Dejé escapar el aire contra sus labios sin poder dejar de recorrer con mis ámbar sus dos pétalos rojos como las llamas.
-“No sé si mi mano podrá expresar lo que mi corazón siente.” -dije recitando nuevamente a shakespeare.
Padre no quería hijos incultos, así que ademas de conocer la biblia y todos sus versículos también habíamos leído muchos libros y estudiado idiomas distintos.
-¿de que querías hablarme? -pregunte entreteniéndome en dibujar las curvas de su piel desnuda lamida por las llamas de la lumbre que había a mis espaldas.


Spoiler:
avatar
Guerra
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 169
Puntos : 305
Reputación : 147
Fecha de inscripción : 09/11/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Twinkle twinkle little star... // Privado - Guerra [+18]

Mensaje por Estrella Díaz el Lun Feb 12, 2018 3:55 pm

Cuando escuchó al jinete decir que él también la había echado de menos, sin que la española pudiese controlarlo, se le aceleró el pulso, su corazón empezó a bombear con más fuerza y a mayor velocidad, como si su cuerpo le exigiera más sangre recorriéndole las venas. Era extraño, a pesar de no tener título alguno médico como enfermera, había ejercido tanto tiempo junto a doctores que había aprendido muchas cosas y, sin embargo, era incapaz de explicar aquel fenómeno que ocurría en ese instante. Pero tampoco le dio más vueltas, porque el gesto del lobo al ocultar su rostro en el cuello de ella, la distrajo de inmediato, aunque no por ello sus latidos menguaron.

Ambos cayeron sobre la cama, de costado, y pronto e castaño la atrajo contra su cuerpo, hasta que sus labios prácticamente se rozaron. Podía sentir el aliento del italiano acariciando su piel, así como luego lo hicieron las yemas de sus dedos. Tras aquel suave mordisco, vino una pregunta por parte del confuso muchacho y la chica respondió primero con una negación de cabeza. -En realidad nunca lo estuve...- Se había sentido dolida, algo muy distinto, pero estaba segura de que el licántropo no lo comprendería si se lo decía así. Se encogió un poco, porque a pesar de la chimenea y de la cercanía con Guerra, su espalda daba a una zona sin calor y la piel de la columna se le erizaba.

Tras escuchar al contrario recitar de nuevo a Shakespeare, Estrella buscó su mano, acariciando primero el dorso, subiendo desde la muñeca hacia los nudillos y luego hasta las uñas, momento en que pasó al otro lado, entrelazando sus dedos con los foráneos. Sus esmeraldas se fijaron en los ambarinos orbes ajenos y dejó que el silencio reinara en la estancia por unos segundos, antes de contarle aquello que le había anunciado desde el principio de su encuentro, prácticamente. Apretó los labios, tragando saliva, pues aún ni ella misma comprendía lo que ocurría, a qué se debía aquel don que poseía ni el coste que, a corto o largo plazo, tendría. -Hace unos días, descubrí que… puedo curar.- Enseguida se percató de que eso sonaría banal, era una enfermera, era obvio su apunte y eso el jinete ya lo sabía. Negó y cubrió los labios de Guerra con los dedos índice y corazón de la mano libre. -No es lo que piensas. Puedo curar si lo deseo… ¡Pude revivir incluso a un pájaro!- El entusiasmo tiñó sus palabras, aunque intento moderar el tono pues no deseaba llamar la atención de nadie de fuera de aquella sala. -El otro día, un niño me trajo un ruiseñor, pero el animal ya estaba muerto… El pequeño lloraba tan desconsolado, que acuné al ave contra mi pecho, deseando poder sanarlo, poder aliviar el dolor del muchacho y… Revivió.- Pronunció la última palabra con el mismo asombro que se dibujó en su rostro el día en que descubrió de lo que era capaz. Claro que no sabía a qué se debía aquella magia o cómo se lo tomaría el italiano. Ella se sentía dichosa y, aunque era un secreto, desde el primer momento había deseado compartirlo con Guerra.



I trust you completely:

Cuando me rapta sin ropa y me tiene que dejar una camisa...:
avatar
Estrella Díaz
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 189
Puntos : 139
Reputación : 11
Fecha de inscripción : 12/11/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Twinkle twinkle little star... // Privado - Guerra [+18]

Mensaje por Guerra el Mar Feb 13, 2018 5:08 am

Enarqué una ceja sin acabar de comprender a lo que se refería ¿que era capaz de curar? De eso era muy consciente, muchas eran las veces que le había gastado la broma a mi hermano de que la Estrella de la mañana como él la llamaba iba mas rápida curando que él matando. Despegué mis labios para recordarla que eso ya lo sabia, cuando sus dedos se posaron en mis belfos, mordí suavemente la yema de sus dedos sonriendo contra estos.

Fue entonces cuando me contó la anécdota del pájaro, en un principio pensé que quizás solo el animal podía haber estado aturdido y que con el paso del tiempo había despertado y se había ido volando, peor cuando me aseguró que había sanado mas enfermedades, cosas sin demasiada importancia pero de un modo milagroso supe que las cosas iban a ponerse feas para ella.
-"Y he aquí vino un leproso y se postró ante él, diciendo: Señor, si quieres, puedes limpiarme. Jesús extendió la mano y le tocó, diciendo: Quiero; sé limpio. Y al instante su lepra desapareció." Mateo 8:2-3
"Y acercándose, tocó el féretro; y los que lo llevaban se detuvieron. Y dijo: Joven, a ti te digo, levántate. Entonces se incorporó el que había muerto, y comenzó a hablar. Y lo dio a su madre." Lucas 7:14-15
"Entonces les tocó los ojos, diciendo: Conforme a vuestra fe os sea hecho. Y los ojos de ellos fueron abiertos. Y Jesús les encargó rigurosamente, diciendo: Mirad que nadie lo sepa." Mateo 9:29-30

Con el gesto plagado de preocupación y la mirada que ante las caricias de la enfermera se había tornado parda, de nuevo se alzaba en un tono amarillo radioactivo que delataba mi nuevo estado de frenesí. La miré con fijeza alzando con mi diestra su mentón para que me escuchara atenta.
-Mal final tuvo Jesucristo, todos esos milagros hizo y fue tildado de falso profeta, de loco y de tunante. No puedes dar a conocer este poder, de hacerlo la inquisición vendrá por ti, no pueden consentir que alguien iguale el poder de Jesus, es blasfemia, te tildaran de bruja. No puedes sanar de ese modo nunca mas, si tus “milagros” llegan a oídos de la santa madre Iglesia te quemaran viva en la plaza.
Recoge tus cosas -ordené -vienes conmigo a casa, no voy a consentir que te pase nada.

Los problemas se me acumulaba, si no era ya suficiente tener a mi hermana junto a Garion desatando su poder para abrir sellos y a Armagedon jugando su particular jugada de ajedrez con sus propios hermanos, ahora Estrella parecía jugarse su propia integridad física para salvar vida.
-Se terminó -dije alzándola del brazo -no puedes hacerlo de nuevo ¿ademas? Has pensado en que secuelas puede dejarte, la magia no es gratuita, todo tiene un precio y yo no estoy dispuesto a pagarlo -¡nos vamos!
Puede que no estuviera de acuerdo, peor si era necesario la secuestraria, dejarla allí era un riesgo, la conocía y ¿cuanto tardaría en sanar a uno de esos niños que enfermera? Acaso no era normal que eso sucediera. Estaba en un lugar regentado por monjas el boca a boca correría y acabaría muerto en cuento la inquisición la descubriera.




Spoiler:
avatar
Guerra
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 169
Puntos : 305
Reputación : 147
Fecha de inscripción : 09/11/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Twinkle twinkle little star... // Privado - Guerra [+18]

Mensaje por Estrella Díaz el Mar Feb 13, 2018 9:17 am

Cuando el jinete se puso a recitar fragmentos bíblicos de los suyos, no alcanzó a comprender lo que quería decir con ello exactamente. Entendía las palabras y recordaba aquellas oraciones, ¿pero por qué comparaba su don con algo tan grande? Fue cuando el castaño reaccionó, alzándole el rostro y diciéndole lo que le ocurrió a Jesús, que supo qué era exactamente lo que ocurría.

Posó su mano sobre la del italiano, intentando calmarle, y aunque se inclinó para besarle, él estaba demasiado alterado para escucharla o hacer caso a sus caricias. -No voy sanando por ahí como si nada… Ni siquiera sé exactamente cómo lo hago. Pero si se me ha concedido este don, será para que lo use, ¿no crees? Igual que Dios te hizo a ti su siervo, el portador del caos. Tal vez tiene una misión para mí…- Le miró desde abajo cuando se alzó ordenándole que recogiera sus cosas. Guerra se negaba a escuchar sus explicaciones, tenía una idea muy clara en la cabeza y no quería atender a razones ajenas. La tomó del brazo y tiró de ella con fuerza, y aunque le dolió un poco, no se quejó, pero sí se zafó, aunque se levantara también de la cama. -No he pensado en las consecuencias, pero tampoco lo haces tú cuando sales con tu mandoble a exterminar pecadores…- Suspiró, porque de nuevo no se entendían, y cuando ella creyó que algo les unía, sólo les distanciaba una vez más. -Sabes que llevo años dedicándome a ayudar, a intentar salvar vidas… Lo hacía porque me sentía bien al hacerlo, pero nunca tuve claro si ese era mi camino, si de verdad estaba haciendo lo que me correspondía. Sin embargo, ahora… Ahora se me ha mandado una señal. No puedo ignorarla. No quiero ignorarla.- Buscó la mirada ajena, aquella que estaba teñida de preocupación y enojo a partes iguales. Estaba claro que él veía lo peor y ella intentaba aferrarse a lo mejor. -Tampoco pretendo curar a la humanidad, sé que eso es imposible… pero a los niños, si al menos pudiera cuidar de estos pequeños que residen aquí hasta que sean adoptados…- Tomó la mano ajena con ambas propias, acariciándole el dorso, buscando transmitirle lo que ella sentía. -Si prometo ir con cuidado, ¿me dejarás quedarme? No haré nada frente a las monjas… Me aseguraré que nadie vea lo que hago.- Le miró suplicante, apegándose más a él.



I trust you completely:

Cuando me rapta sin ropa y me tiene que dejar una camisa...:
avatar
Estrella Díaz
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 189
Puntos : 139
Reputación : 11
Fecha de inscripción : 12/11/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Twinkle twinkle little star... // Privado - Guerra [+18]

Mensaje por Guerra el Mar Feb 13, 2018 1:31 pm

Enarqué una ceja mirándola de soslayo, ya empezaba, sus palabras suaves susurradas contra mis labios, es dulzura que tenia al deslizar sus dedos por mi mandíbula para hacerme entrar en razón, por un instante entreabrí mi boca acogiendo su respiración cálida, ella calmaba a la bestia que moraba en mi interior.
Sacudí la cabeza cuando estuve a punto de sucumbir.
-¡no! -rugí relamiendome los labios, paladeando su sabor -si te quedas, si ayudas a esos niños, acabaran descubriéndote, eres demasiado pura, demasiado buena y no es lo mismo, yo soy un jinete, peor Dios no ha mandado a la tierra ángeles para traer la paz, si no demonios para destruir los pilares, de seguro no seré yo el que construya, si no gente como tu y por ese motivo he de protegerte.

No era el único motivo, el verdadero incendiaba mi pecho, su tacto eran brasas contra mi piel, no podía perderla y la desesperación quedó patente en mi rostro y en mis ojos que amarillos buscaban un poco de paz en los suyos.
-¿tanto te pido?
Mi mundo se desmoronaba, yo solo quería que estuviera a salvo, lejos de la inquisición y si hasta ahora alejarla de mi podía ser la solución, permitirle una vida humana, ahora bien sabia que yo era su mejor opción para no acabar presa y condenada a muerte en una plaza.
-Vienes conmigo -dije señalandole una especie de petate que reposaba sobre un baúl viejo que había a los pies de la cama -recoge o te saco de aquí tal y como vas ahora mismo. No voy a negociar tu seguridad, ódiame, te lo permito pero hazlo desde la seguridad de mi hogar.

Sabia que sus intenciones eran buenas, ayudar a esos críos a salir vivos de na infancia dura, de normal la enfermedad se cebaba en estos sitios, pero sabia que acabaría sin quererlo despertando la suspicacia de las monjas y esto sin duda seria motivo de conversación en alguna parroquia, pronto los pobres desgraciados enfermos harían cola en las puertas del orfanato suplicando cura y Estrella lejos de negarla, los ayudaría, ella era así, alguien tenia que ser el malo de esta situación que se le iba de las manos y no me importaba ser yo el mas odiado si a cambio ella permanecía a mi lado.

-¡Nos vamos Estrella! -gruñí – no me obligues a sacarte de aquí a la fuerza. Haré una donación de dinero a tus huerfanos, de eso tengo mucho, pero no voy a dejarte aquí, tu don no ha de ser utilizado ahora, no hasta que este mundo quede libre de todo mal, en ese instante Dios acudirá a ti, seras unos de los mas importantes pilares, tu seras la luz que enviará a un mundo lleno de oscuridad, peor hoy has de venir conmigo, te lo ordeno.

Todo se desmoronaba a mi alrededor ¿acaso no era capaz de verlo?



Spoiler:
avatar
Guerra
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 169
Puntos : 305
Reputación : 147
Fecha de inscripción : 09/11/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Twinkle twinkle little star... // Privado - Guerra [+18]

Mensaje por Estrella Díaz el Miér Feb 14, 2018 4:27 am

Al escuchar el no del jinete, le española se encogió, sobrecogida por la fuerza de aquella negativa. No estaba dispuesto a dar su brazo a torcer, se cegaba en todo lo malo que había en la humanidad, incapaz de ver los pequeños puntos de luz que se extendían en los corazones de los niños. Ellos eran el futuro del mundo, cuando crecieran, ellos podían ser buenos o malos, aún estaban por moldear. Estando ella allí podía ayudar a que los pequeños que vivían en aquel orfanato, cuando se convirtieran en adultos, lo hicieran con sensatez, con bondad, con ganas de ayudar a los demás.

Abrió la boca para protestar, pero entonces vio algo en los ojos del lobo, algo más que rabia y preocupación. ¿Tenía miedo? Nunca le había visto asustado, así que rechazó la idea enseguida, sacudiendo la cabeza. Guerra no le temía a nada, era un jinete del apocalipsis. Aún así, había algo en esa mirada, algo distinto, algo suficientemente importante según Estrella como para no insistir en el tema, al menos por el momento. Se mordió el labio, dispuesta a acceder cuando al final de todos los gruñidos y cosas que dijo el italiano, llegó un “te lo ordeno”. El rostro de la muchacha se arrugó en una mueca de enfado antes de enfrentar los orbes ajenos con sus dos esmeraldas. -¿Me lo ordenas?- La enfermera dio un paso atrás con el cuerpo tenso, el cuello ligeramente curvado hacia la derecha al acompañar un gesto de enojo plasmado en su cara. -¿Con qué potestad me ordenas tú nada?- El modo en que el castaño había dicho aquello, la hizo sentir como un objeto, como una mascota. Tenía edad suficiente para tomar sus propias decisiones, no le debía explicaciones a nadie, excepto a las monjas en lo referente a su trabajo, pero su vida personal, era suya sola. Agarró la camisa foránea que aún tenía cerca y se la lanzó con desagrado antes de darle la espalda. Apretó los labios, pues no sabía si quería gritar o echarse a llorar. Se frotó los ojos con ambas manos. Hacía tantos años que no se cabreaba que ya ni recordaba lo que venía luego.



I trust you completely:

Cuando me rapta sin ropa y me tiene que dejar una camisa...:
avatar
Estrella Díaz
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 189
Puntos : 139
Reputación : 11
Fecha de inscripción : 12/11/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Twinkle twinkle little star... // Privado - Guerra [+18]

Mensaje por Guerra el Miér Feb 14, 2018 6:33 am

Enarque una ceja cuando sus palabras plagadas de rabia me recordaron mi propia frase “te lo ordeno” ¿que importaba si esa era o no la palabra elegida para hacerla ver que tenia que venir conmigo y que de ninguna manera iba a dejarla allí?
-¿te lo pido? -modifiqué con cara de no entender la importancia.
Me importaba bien poco si con eso me salia con la mía, pero la camisa lanzada con rabia contra mi cara me decía que no iba a ser tan fácil como eso, cambiar la palabra dicha por una nueva que sonara mas tibia.

Hice a un lado la tela acercándome a su espalda.
-¿que quien soy? Dime lo tu ¿que soy para ti? -pregunté de forma inquisitiva.
Parecía insinuar que no tenia voz ni voto en las decisiones a tomar en su vida cuando yo solo trataba de protegerla - ¿si no soy nadie que hago acostándome solo contigo? ¿eh? Alguien debo ser ¿no? -rugí molesto.

Ella se giró enfrentándome con sus esmeralda, como si no esperara mi reacción y menos mis palabras. La discusión se encrudecía entre los dos y pronto la habitación estaría plagada de monjas.
-Muy bien, tu lo has querido.
Sin mediar palabras hundí mi hombro por debajo de su vientre, esta me gritaba que la soltara pero yo me negué a ello.
-Mas vale que guardes silencio, la decisión esta tomada y si no quieres que la vida de inocentes recaiga sobre mi acero, mejor que me obedezcas, sea alguien o nadie vienes conmigo.

Sin hacerle caso, me acerque al ventanal y lo abrí, el viento movió su pelo y la camisola que como única prenda cubría su cuerpo.
Escuchaba la voz de las hermanas correr en la ayuda de la santa criatura que en su convento acogían, pero antes de que la puerta fuera abierta salté desde el alfeices hasta una balconada, me encaramé por la fachada y con ligereza aterricé en el suelo con Estrella cargada sobre mi hombro.

No podía acudir con una Estrella cabreada, gritándome y golpeando mi espalda hasta casa, no sin que Armagedon me echara en cara nuevamente mi impulsividad, esto nos enfrentaría de nuevo pues me pediría que la soltara y yo no iba a hacerlo.
Me dirigí a un hotel y allí pagué una habitación, lo bueno de ese lugar era la discreción, nunca hacían preguntas acostumbrados a ver de todo un poco.
La bajé una vez cerré la puerta del cuarto, sus orbes me enfrentaron de inmediato.
-Ponte cómoda -le dije girándome hacia le mueble bar para servirme un whisky doble, lo iba a necesitar.



Spoiler:
avatar
Guerra
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 169
Puntos : 305
Reputación : 147
Fecha de inscripción : 09/11/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Twinkle twinkle little star... // Privado - Guerra [+18]

Mensaje por Estrella Díaz el Miér Feb 14, 2018 6:52 am

Las preguntas que el jinete formuló a la espalda de la española, impactaron en ella como golpes en el estómago, en el pecho. Le dolieron, robaron su respiración y, cuando se recompuso, hicieron crecer aún más su enojo. Giró, enfrentándole con sus dos orbes verdes, fulminándole con la mirada y el gesto del rostro aún compungido por la rabia. Las palabras se agolparon en su mente, pero ninguna escapó de su boca a tiempo, pues de repente ella estaba sobre el hombre del castaño sin vestir y con el viento helado parisino arañando su piel al descubierto. Se quejó, pataleó e intentó zafarse, pero en cuanto la amenaza de Guerra alcanzó sus oídos, se mordió el labio, pues no quería que por su causa se derramara ni una gota de sangre.

En el camino, Estrella se aferró al cuerpo que la sostenía, intentando buscar el calor que éste desprendía y, al mismo tiempo, sujetarse, pues él corría y ella se tambaleaba, seguramente bien cogida por el jinete, pero su instinto le pedía que se agarrase a él como pudiera de todos modos y así lo hizo.

Una vez en el suelo, ya dentro de la habitación del hotel. La enfermera buscó enseguida algo con lo que cubrir sus heladas extremidades y se envolvió a toda prisa con la manta grande que reposaba en la cama. Se giró de nuevo sobre los talones y se dirigió al italiano con sus esmeraldas encendidas. Todas las cosas que se habían amontonado antes en su cabeza, ahora salían despedidas sin pensarlas siquiera, sin ordenarlas, sin medirlas. -También yo me acuesto sólo contigo y no te digo lo que puedes y no puedes hacer con tu vida. Me da igual lo que seamos, lo que tengamos, no nos dominamos el uno al otro. Tú eres un jinete del apocalipsis, un lobo y tu misión es una locura, pero yo no te detengo, ¿cierto?- Las palabras parecían pisarse las unas a las otras y con el castañeteo de los dientes de Estrella a veces hasta costaba entender lo que decía. -Puedo ayudar a los niños, a los inocentes, aquellos que no han pecado y no merecen el castigo de Dios y tú no lo entiendes. Que te quiera no te da derecho a ordenarme nada o a encerrarme en un cuarto para que no me vea nadie. No te he pedido ir al hospital a sanar heridos en batalla, sino a pequeños e indefensos muchachos y muchachas cuyo único delito cometido es estar solos en el mundo…- La española no se había dado cuenta de algo de lo que había dicho, porque no había razonado nada antes de soltarlo, estaba enfadada, triste y dolida. Se había dejado llevar por los sentimientos, fuera o no consciente de ellos.



I trust you completely:

Cuando me rapta sin ropa y me tiene que dejar una camisa...:
avatar
Estrella Díaz
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 189
Puntos : 139
Reputación : 11
Fecha de inscripción : 12/11/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Twinkle twinkle little star... // Privado - Guerra [+18]

Mensaje por Guerra el Miér Feb 14, 2018 12:44 pm

Llevé el vaso a mis labios y di un trago para sofocar mi ira. Los peces chocaron en el vaso de ron mientras esta me echaba en cara que ella también solo se acostaba conmigo y eso no le daba derecho a dominar mi vida, de echo, no lo hacia, aunque no entendiera o compartiera mi función como jinete, la respetaba cosa que yo no hacia.
-No es verdad, yo valoro tu pureza, no podría estar con una zorra que se abre de piernas con cualquiera, veo tu luz, tu bondad y por eso estoy aquí, pero no puedo perderte..yo solo trato de protegerte y tu quieres correr riesgos porque eres demasiado buena
Esos niños son inocentes, pero sabes que enfermaran, no es raro que en los orfanatos llenos de podredumbre los niños cojan graves enfermedades ¿que pasará cuando eso suceda? ¿cuando uno al borde de la muerte sea salvado por tus manos? ¿cuando la noticia de tu poder divino corra por las calles parisinas? De esquina a esquina, el orfanato se llenará de putas que esperen cura para sus enfermedades, de madres con sus hijos en sus brazos ¿que harás? ¿te negaras? Te conozco Estrella y no lo harás y la inquisición te dará caza y muerte y no puedo permitirlo.

Ella estaba cabreada y siguió insistiendo en que tenía que ayudar a esos niños, rugí furibundo ¿que no escuchaba?
-¡¡¡he dicho que no, que no, que no!!!! en instante me detuve ¿que había dicho? “Que te quiera..”
Ensanché la sonrisa relamiendome los labios acercándome a ella.
-¿me quieres? -pregunté deslizando mis dedos por su rostro apartando los mechones de pelo rebeldes que sobre el caían -¿me quieres? -pregunté de nuevo.

Mi aliento choco bañado en licor contra sus labios, ataje mas la distancia hasta que nuestra nariz choco,el vaho de ambos se fundió en esa escasa distancia que quedaba frente a nuestras bocas. Consumimos el aire antes de unirlas despacio. Mi lengua se deslizó tibia, húmeda y la suya se enredó a ella como la hiedra.
Nunca nadie me había querido ¿como podía querer a alguien como yo? Destinado a sajar la paz de este mundo, no merecía su amor, yo solo era un arma de dios.
Mis dedos se enredaron en la melena parda tomándola en un puño, jadeé contra sus labios mientras esta abría sus dos estrellas fijándose en mis pardos.
Esas dos palabras me habían incendiado por dentro y por un momento olvidé la discusión, solo deseaba perderme dentro de ella de nuevo.
-¿y si cenamos bajo, bebemos, hablamos y ...?


Spoiler:
avatar
Guerra
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 169
Puntos : 305
Reputación : 147
Fecha de inscripción : 09/11/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Twinkle twinkle little star... // Privado - Guerra [+18]

Mensaje por Estrella Díaz el Miér Feb 14, 2018 3:35 pm

La discusión parecía no tener fin, cada uno obstinado en su punto de vista, defendiendo su opinión a capa y espada, negándose a ceder ante las observaciones del otro. Las voces de ambos se iban elevando y lo que empezó casi entre murmuros terminó a gritos, resoplidos y gruñidos, lo último sólo por parte del jinete, claro.

De repente, después de tanta negativa, se hizo el silencio y la española miró confusa al castaño que, de pronto, sonreía de oreja a oreja al tiempo en que se pasaba la lengua por los labios. La muchacha no entendía lo que sucedía, ¿por qué ya no estaba enfadado el lobo, qué había ocurrido para que su actitud cambiara? Arrugó la frente, muestra evidente de su incertidumbre. Hasta que le escuchó formular dos veces la misma pregunta, lo que la desorientó aún más. ¿Por qué quería saber ahora si le quería? ¿De dónde salía aquella idea repentina? Y, entonces, como una chispa, en su mente hicieron eco sus propias palabras, aquella frase “Que te quiera no te da derecho”. Y tal y como aquello le vino, fue como si la realidad le golpeara con fuerza. Como si con sólo percatarse de haber vocalizado aquel sentimiento, de pronto todo cobrara sentido, de un modo extraño y poco comprensible para el resto. Lo repitió en su cabeza de nuevo “te quiero”… y otra vez, como si fuese un encantamiento, un cántico chamán, un rezo. “Quiero a Guerra”. Palabras que sólo había leído en novelas, sentimientos que sólo había conocido por descripciones vagas que nada tenían que ver con lo que anidaba ahora en su pecho. Tal vez su visión del amor fuera distinta a aquella descrita por Shakespeare, pero le daba igual, no le importaba sentir de manera diferente.

Alzó la vista, encontrándose con los pardos del italiano, sus alientos rozándose y los dedos ajenos acariciando sus rizos. Suspiró despacio contra la boca foránea, sus labios se unieron e iniciaron un beso. En aquel momento, la discusión quedó apartada, olvidada, sólo ellos existían, sólo el presente, el ahora. Sólo el sentirse, el acariciarse, el besarse. Cuando el jinete se separó lo suficiente para hablar, ella aún tardó un par de segundos en despegar los párpados que permanecían cerrados al dejarse llevar. Volvió a fijar sus orbes en los del licántropo y asintió a la pregunta. -Tengo un poco de hambre…- Susurró con sinceridad, sintiendo cierto rubor en las mejillas por estropear el momento. Lo raro era que no le había dado vergüenza reconocer lo que sentía por Guerra, aunque lo de repetirlo en voz alta ya era otro tema.



I trust you completely:

Cuando me rapta sin ropa y me tiene que dejar una camisa...:
avatar
Estrella Díaz
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 189
Puntos : 139
Reputación : 11
Fecha de inscripción : 12/11/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Twinkle twinkle little star... // Privado - Guerra [+18]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 4. 1, 2, 3, 4  Siguiente

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.