Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA AREZZO

MODERADORA

ENVIAR MP
NICOLÁS D'LENFENT

MODERADOR

ENVIAR MP
KALA BHANSALI

MODERADORA

ENVIAR MP
LADISLAV PEKKUS

MODERADOR

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA


Espacios libres: 07/45
Afiliaciones élite: abiertas
Última limpieza: 07/06


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com




Let's spend the night together → Libre

Ir abajo

Let's spend the night together → Libre

Mensaje por Jofranka Dascălu el Sáb Feb 10, 2018 9:22 pm

“Para nada me asusta el peligro,
pero si la consecuencia ultima: el terror”




Jofranka se sentía feliz, después de la muerte de su padre no había tenido el tiempo para dedicarse a lo que más le gustaba: danzar. En París el asentamiento de gitanos era muy pequeño, le costó mucho trabajo poder convencerlos de tomarse el tiempo para regresar a sus orígenes. Todos tenían miedo. Los estaban asechando, cazando como si fueran animales.

Por eso necesitaban un momento para ser ellos mismos y tomar energías para ese mundo que no los comprendía. Guerras se acercaban a través de grandes batallones o razas; la más grande de todas venía de la mano de clases sociales. El pobre estaba harto de dejarse pisar por los ricos. La clase alta no sabía recompensar y agradecer a quienes trabajaban para su beneficio. ¿Qué estaba por iniciar? La igualdad jamás existiría pero al menos la balanza se comenzaría a nivelar.

Aquella noche la fiesta comenzaba, sería la más grande que hubieran tenido en mucho tiempo; una gran fogata se levantaba frente a ellos y las llamas se notaban tan vivas y bailarinas como todos los que se encontraban a su alrededor, tambores no tardaron en llegar, la comida estaba lista, caliente y recién servida para que disfrutaran de un delicioso guisado con rodajas de pan. ¿Para que mentir? Jofranka estaba nerviosa, era la primera vez que participaba en algo así. Su sangre gitana ardía de emoción. Podía ver flotando cantidad de colores; el aura de los hermanos gitanos estaban tan emocionadas como la suya. Por fin podrían sacar a la luz lo que eran. 

Todo marchaba mejor de lo que alguno imaginó, nadie había descubierto aquella fiesta ilegal, las estrellas y la luna se encontraban alineadas, ellas eran los principales espectadores; los anfitriones se llenaban de energía. ¿Qué podía marchar mal? Todo, todo podía cambiar de un momento a otro porque de eso trataba el destino, de ser impredecible.

El estruendo detuvo el azote armonioso de la conga, todos los invitados habían quedado paralizados por el miedo de ser encontrados. Las miradas no se hicieron esperar y las familias o seres queridos se reunieron para poder comenzar el rápido andar (algunos corrieron) de vuelta a casa o un lugar seguro. Jofranka no había huido, estaba cansada de hacerlo así que simplemente siguió el sonido hasta poder toparse con el enfrentamiento. Aquello no resultó extraño para ella pero lo que la confundió fue la figura que no dejaba de avanzar. ¿Acaso era un vampiro? ¿Un hombre lobo? Había escuchado de ellos pero nunca había visto uno.

Su gran curiosidad quiso caminar hasta encontrarse en medio de aquel huracán y poder tomar la mano de la criatura (sí, toda una locura), sin embargo la prudencia ganó y esperó a que todo se detuviera, a que algo a favor de ambas sucediera. La criatura causó silencio al poco tiempo pero no dejó de avanzar, si su visión no era mala, estaría trazando un camino hacia ella.

Jofranka no tenía idea del gran peligro en el que se estaba metiendo.


El que no cree en la magia nunca la encontrará.:
avatar
Jofranka Dascălu
Gitano
Gitano

Mensajes : 12
Puntos : 7
Reputación : 3
Fecha de inscripción : 10/12/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Let's spend the night together → Libre

Mensaje por Asagi Dunkelheit el Miér Feb 14, 2018 1:20 am

Parecía más un animal salvaje que un hombre de la alta sociedad. Odiaba llenarse de suciedad y escoria, pero amaba demasiado el combate cuerpo a cuerpo que ahora tenía con aquel licántropo. El bosque era una zona de alto riesgo cuando oscurecía, y bien podía jugar a su favor o, todo lo contrario.

Unas horas antes había salido de la mansión. La persona que podía frenarle hacía semanas no volvía. Se estaba volviendo loco. Su sed de sangre era infinita. Esa bestia despiadada que habitaba dentro de él comenzaba a inquietarse, y el domador parecía no querer regresar. Y a pesar de tener un buen mayordomo que le llevaba victimas de todo tipo, él prefería a una sola. Se encerró en la mansión por varias noches, pero no podía ir contra sus deseos. Quería salir, asesinar, pelear y perderse de nuevo en ese abismo hasta desaparecer y jamás volver.
Cuando por fin salió camino directamente por todas esas zonas alejadas hasta adentrarse en el bosque. La luna iluminaba perfectamente. Las pequeñas criaturas le temían escondiéndose y casi reverenciándose ante él. Encontró un pequeño campamento y dentro de las desaliñadas tiendas, humanos. Y todo estaba impregnado de aquel olor a ‘canino’. Viró la mirada al encontrarse con los seres humanos. Tan desesperados al creer que tenían un atisbo de esperanza con él, un ser de oscuridad hambriento.
Ellos serían convertidos en la próxima luna llena para aumentar el número de sus manadas, ¿No era mejor darles una muerte rápida a dejarlos para vivir con una maldición por el resto de sus vidas?, simplemente los asesino bebiendo hasta la última gota de sangre. Arrancó de sus pechos aquellos corazones y los devoró con ansiedad. Y para cuando la masacre termino se encontraba rodeado de licántropos.

La batalla que comenzó con ellos había sido desgarradora. Su brazo derecho estaba casi destrozado al igual que su ‘hermoso’ rostro perfilado. Ni que decir de su ojo izquierdo, había perdido casi la visión, y la recuperación acelerada solo llevaba el nombre porque no estaba haciendo efecto ante unos quince licántropos contra él. Pero era un ser más viejo que ellos, con más experiencia, así que termino casi con todos. Exhausto se enfrento con el líder quien lo arrastro mas al interior de aquella zona boscosa. Entre los árboles, la poca iluminación y la naturaleza se daba un encuentro de bestias, y por sus sentidos desarrollados podía escuchar con fuerza el barullo de una tribu humana. Se aproximaban más a ellos mientras la batalla iba un mano a mano.

Ambas criaturas pensaron casi lo mismo. Él deseaba llegar a ellos para alimentarse y poder regenerar las heridas, y aquel deseaba recuperar su extinta manada. El lobo clavó varias estacas en su cuerpo, pero jamás llegaron a penetrar el pecho. Sin embargo, casi le derrotaron. Cuando ambos notaron la cercanía al campamento gitano decidieron darlo todo por todo. El licántropo aulló y el vampiro le acompaño con un gruñido feroz. Las garras del vampiro arrancaron el corazón del hombre lobo mientras que aquel casi entierra las suyas en aquel hueco pecho.

Su oído pudo percibir como los humanos salían despavoridos a todas partes. El perfume de su sangre caliente estaba por todo el lugar. Luciendo como un monstro camino lentamente al lugar, pero entre los matorrales escuchó y percibió a un humano. Sonrió por semejante manjar caminando hasta él. Retomó el paso hasta la figura, y se encontró con aquellos ojos temerosos, pero a su vez curiosos por la escena que acababa de presenciar.

Estiró sus dedos al cuello de la mujer y jadeó notando como salivaba de manera exagerada haciendo ver sus colmillos. Se fue acercando con lentitud apretando con delicadeza la tibia piel. Podía escuchar la sangre transitando con fuerza debido al miedo, y el corazón de la muchacha latía como un par de tambores anunciando una terrible ejecución. —Ahora eres mía. — Sonrió con malicia buscando el lugar preciso para enterrar los colmillos.




Awards:



Louis, Emily, Eleonor y Aurélien (Patocuá):

avatar
Asagi Dunkelheit
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 4048
Puntos : 3876
Reputación : 356
Fecha de inscripción : 26/01/2011

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.