Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA AREZZO

MODERADORA

ENVIAR MP
NICOLÁS D'LENFENT

MODERADOR

ENVIAR MP
KALA BHANSALI

MODERADORA

ENVIAR MP
LADISLAV PEKKUS

MODERADOR

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA


Espacios libres: 00/45
Afiliaciones élite: cerradas
Última limpieza: 16/01


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com


Últimos temas


Los secretos del corazón con nombre de mujer

Ir abajo

Los secretos del corazón con nombre de mujer

Mensaje por Dastan B. Dittmar el Jue Feb 22, 2018 11:44 pm

Una noche más vagando entre los espacios de aquella ciudad, que siempre está tratando de brillar y deslumbrar a todos con su derroche de poder; la luz un poco brillante que alumbraba las pocas horas de la noche, las campanas de la iglesia repican anunciando la llegada de la hora de los santos, media noche. Aunque para otros es aun la cúspide del canto angelical, aquellos seres que por las sombras se mueven; pero no todos son malos, existen unos pocos que son buenos aun cuando sus almas ya no las tienen.

Aun así entre aquellas presencias nocturnas que vagan, va por la desolación un hombre, un ser que no deja de pensar en el resplandor del sol que condena a los malditos a evitar quedar en su presencia y que ahora se ha manifestado en cuerpo y alma a sus ojos malditos, una mujer cuya mirada es más pura y bella que las los desiertos del Sahara, una voz tan melódica que encanta a cualquiera que la escucha, sus cabellos de oro reflejan el sol en su punto más alto. Ella es un sol, un sol de amanecer de oriente

El hospital vacío, los residentes del turno nocturno aguardan por alguna suerte mientras siguen estudiando, más, uno de ellos solo se encuentra leyendo un libro de medicina sin tomar apuntes o algo por el estilo alejado de todos incluso del mismo personal y pacientes siempre sentado en las escaleras con poca luz devorando cada libro que en sus manos cayera. Se sentaba ahí para observar el momento exacto en que la responsable de sus sueños cruzara más nunca le hablaba por nervios de cometer el error más grande de todos, mostrar sus colmillos develando su verdadera identidad y el rechazo de ella.

Se observa a si mismo en aquella actitud como un mortal más que sufre de nervios ante el ser amado, pero él ya no es un mortal y se castiga por ello al darse cuenta en qué situación se encuentra pero es algo que le arranca una sonrisa por ello. Saberse un ser superior en la escala de evolución y estar temblando solo por ver a alguien que se ha vuelto parte de su vida sin que esa persona lo sepa o lo llegue a imaginar. Siempre observándola de lejos, cuidándola de entre las sombras esperando la oportunidad de una esperanza que ilumine el camino de la densa y temida soledad.

Una mujer divisa a lo lejos, acompañada de otra y aunque sus ojos no se despegan de aquel libro, el perfume de ambas mujeres es lo que ante él las delata, conoce perfectamente el aroma y el tono de voz de aquella rubia mujer.

Queda en silencio aguardando para un simple saludo o quizás, quizás una charla. Pero aún no se atreve a más, pues no puede ocultar el deseo y excitación que ella provoca en sus colmillos.


La luz que dejé, la veo a través de tus ojos habibati
You´re my desire Invitado
avatar
Dastan B. Dittmar
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 78
Puntos : 61
Reputación : 14
Fecha de inscripción : 21/03/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.