Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA AREZZO

MODERADORA

ENVIAR MP
NICOLÁS D'LENFENT

MODERADOR

ENVIAR MP
KALA BHANSALI

MODERADORA

ENVIAR MP
LADISLAV PEKKUS

MODERADOR

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA


Espacios libres: 07/45
Afiliaciones élite: abiertas
Última limpieza: 07/06


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com


Últimos temas


La sorpresa. [privado]

Ir abajo

La sorpresa. [privado]

Mensaje por Dominique Salvatore el Lun Feb 26, 2018 11:09 pm

Tras su noche libre por París, la noche de su llegada, debía cumplir con los requerimientos que se exigían a su cargo y presentar sus respetos al monarca, lo cuál le apetecía lo mismo que una patada en la cara. Respiró profundamente intentando volver a sentirse ella misma.

Desde que había despertado, al anochecer, había tenido aquel extraño presentimiento. Dom siempre fue una chica muy sensible, en su Iglesia siempre decían que había sido tocada por Dios. Claro que eso había sido cuando era humana, si ahora la viese aquel párroco se iba a reír pero bien. Tocada por Dios, decían, bueno por alguien si había sido tocada, desde luego, pero se parecía más al de abajo que al de arriba.  

Ahora, tras su conversión, seguía sintiendo de vez en cuando aquella sensación de que algo iba a ocurrir, y tenía los suficientes años como para saber que no debía ignorarla. Tanto era así que debatió la idea de no acudir a la fiesta, pero el rey podría tomarlo como una ofensa y no aceptarla en su corte, lo cual no la convenía para nada.

Así que haciendo de tripas corazón, Dominique comenzó a arreglarse, se puso las medias, las ligas dónde colocaba la daga y la estaca que siempre llevaba y su pequeño y ligero revolver con balas de plata. Inconvenientes de sentirse perseguida durante más de cien años, imaginaba.  Finalmente se colocó aquel maravilloso vestido rojo que hacía destacar sus ojos grises y se recogió el cabello al estilo parisino que estaba de moda.

La corte francesa era conocida a nivel mundial por sus exquisitas (y depravadas) fiestas, pero Dominique, o, cómo todos debían llamarla, Lady Salvatore, no estaba de humor para nada de aquello y aún así era su deber. Por eso estaba allí, entre pomposos vestidos, mujeres extravagantemente maquilladas y manjares por doquier, pero se prometió a sí misma no estar más tiempo del necesario, y después ir a ver a aquel hechicero para ver si podía decirle algo respecto a su futuro.

Tras se presentada, entró en el gran salón dónde todos los invitados se habían vuelto a mirarla, y no era para menos, estaba despampanante, elegante y sensual, y el rubí que adornaba su cuello era el adorno perfecto. Regalo de un pretendiente pasado. - Que ahora no será más que polvo, el pobrecillo, ains... - pensó Dominique mientras vagaba de un lado a otro, saludando.

Finalmente y después de cumplir con el protocolo, sacudió un poco a uno de los camareros - Que mi copa este siempre llena - - dijo cogiendo una copa de champán. Lo probó - Excelente.


"A menudo encontramos nuestro destino por los caminos que tomamos para evitarlo." - Jean de La Fontaine

avatar
Dominique Salvatore
Vampiro/Realeza
Vampiro/Realeza

Mensajes : 20
Puntos : 9
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 20/02/2018

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La sorpresa. [privado]

Mensaje por Kenner Clapton el Mar Feb 27, 2018 1:53 pm

Esa noche el inmortal tenia una reunión con el destino o para ser mas preciso con cierta creación a la cual le había dejado tomar alas, después de todo ella pensaba que huía de el pero eso era lo mas lejos de la realidad que se pudiera imaginar, Kenner había optado por dejar que ella disfrutara de lo que tanto tiempo le había anhelado en un aparente acto de rebeldía de parte de ella, que bien sabia que si el hubiera querido podría a verla seguido y matado después de todo ella misma había presenciado como el mataba por menos que eso a las personas que le desobedecían incluso fueran criaturas creadas por sus propias ponzoñas no le importaba ya que si lo pensaba podía crear uno nuevo mas obediente o incluso mas bello ser, pero esa noche se divertiría causándole miedo a una de sus pequeñas criaturas aunque ella llevara viviendo mucho tiempo.

Este escucho su nombre, la joven siempre hacia lo mismo buscando tratar de hacerse pasar por un familiar engendrado por su anterior madre, aunque todas fueran siempre iguales mas de una persona seguramente le diría lo mismo, que siempre era parecida a su madre a la de esta y a la de esta también, ya que eran la misma persona pero eso le permitía al vampiro jugar una dulce y macabra broma, esperando que la joven hiciera todo lo especulado por su protocolo de nobleza, encontraba a veces tan tonto eso pero no negaba que le seria útil ese cargo en la nobleza. Este se aproximo con cuidado y cuando estuvo detrás de ella se pronuncio con firmeza y el tono de voz ingles que le encantaba usar.

-Lady Salvatore sois idéntica a vuestra madre y abuela tan hermosa e imperecedera como ellas.

Menciono tocando su hombro haciéndola girar y tomando su mano para besarla de forma cortes como si fuera un caballero mas buscando agradar a la dama que tenia en frente mas aun si se trataba de una noble como ella que hacia poco que la habían anunciado, este hizo destellar sus ojos rojos en cuanto le beso para luego sonreír dejando ver sus colmillos y extendió su mano para que ella la tomara y le acompañara mientras se apoyaba en su bastón, el cual tenia en la punta tallado un dragón y decorado toda su extensión con detalles en oro, un objeto realmente vanidoso y caro. Este camino con elegancia y saludando a los presentes algunos incluso se hacían a un lado, ya que el le gustaba ir a esas fiestas para que muchos vieran y se acordaran que estaban en deuda con el inmortal que era como el mismo diablo pactando y cobrando un precio muy alto, mujeres y hombres por iguales se les detenía el corazón al verlo. Este llego hasta uno de los balcones mientras acariciaba suavemente la mano de ella asegurándose que no fuera a soltarse al estar ambos a solar, mientras miraba el horizonte oscuro de la noche.

-Espero que lo disfrutarais...



Spoiler:
avatar
Kenner Clapton
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 375
Puntos : 356
Reputación : 31
Fecha de inscripción : 09/03/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La sorpresa. [privado]

Mensaje por Dominique Salvatore el Mar Feb 27, 2018 2:32 pm

Casi escupió de golpe aquel maldito trago de champán cuando escuchó aquella voz, su voz. En principio se quedó paralizada. ¿Cómo la había encontrado? Había sido escrupulosamente cuidadosa. Había cuidado cada detalle desde su huída. Claro que su título no la había ayudado a permanecer completamente anónima, que se dijese.

Si era sincera consigo misma, sabía que este momento tenía que llegar el momento en el que se enfrentará de nuevo a él. Inspiró profundamente para recuperarse de aquella tremenda sorpresa, pero todo lo que consiguió es percibir su aroma. Maldita sea, seguía oliendo igual.

No. No podía dejar que sus  sentimientos por él se nublasen. Aquel era el monstruo que la había raptado, convertido en su esclava durante años y que después, la había enamorado con su carismática sonrisa y su mirada penetrante al querer huir, la había mantenido a su lado obligada durante medio siglo.

Debía mantener su preciada libertad a toda costa. Pero no podía ser allí delante de toda la corte, pues no todos eran seres sobrenaturales. Así pues una lucha encarnizada en medio del salón real podría no ser una buena idea después de todo.

- Sir Clapton - dije dulcemente mientras sonreía en respuesta a su halago mientras besaba mi mano - Por vos no pasan los años... - constestó respondiendo a su broma. Oh, Dom, ¿cómo narices vas a salir de esta?

Cuando fue a retirar la mano, él no la dejo hacerlo. En cambio la fue guiando por aquel salón que ahora se le hacía interminable, mientras saludaba a unos y otros. La gente se les quedaba mirando boquiabierta. Allí estaba, aquella sensación estaba de vuelta, el poder que emanaban juntos era tan grande que nadie en la sala podía ignorarlo, formaban una pareja formidable sin duda, al menos para quién no supiese que Dom lo único que quería en ese momento era estrangularlo con una de sus estúpidas medias o darle un golpe con aquel rídiculo bastón que siempre llevaba a todos los eventos.

Por fin vió el lugar al que la llevaba, uno de los espléndidos balcones de mármol del salón. Al menos les ofrecería cierta intimidad. ¿Para besarlo? - pensó súbitamente - Atacarlo y huir, atacarlo y huir Dominique, controlate maldita seas- se dijo a sí misma antes de volver a escuchar su voz.

Dominique dejó la copa que todavía llevaba en la mano en el alféizar y consiguió serenarse, ponerse nerviosa solo la serviría para que él pudiese controlarla más fácilmente.

No ha estado mal - Dijo sujetando su mano, aunque tampoco es como si tuviera otra opción por ahora - Al menos hasta ahora.

Sí, es cierto. Quizás cabrear a un vampiro de su edad no me convenía para nada, pero ambos sabíamos que era impetuosa, orgullosa e impulsiva y que rara vez era capaz de controlar mis palabras cuando realmente las pensaba.


"A menudo encontramos nuestro destino por los caminos que tomamos para evitarlo." - Jean de La Fontaine

avatar
Dominique Salvatore
Vampiro/Realeza
Vampiro/Realeza

Mensajes : 20
Puntos : 9
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 20/02/2018

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La sorpresa. [privado]

Mensaje por Kenner Clapton el Mar Feb 27, 2018 10:54 pm

El vampiro permaneció quieto en silencio sonriendo levemente en sus interiores sabiendo que seguramente ella quería aparentar valentía y coraje pero estaba mas acobardada que muchos en esa sala, después de todo seguramente hubiera salido corriendo desde el momento en el que escucho como el pronunciaba su nombre, fue irónica la forma en la que le saludo revelando de que el era el culpable de su hermosa y bella forma eterna con la cual estaría por los siguientes milenios viva. Siguió acariciando suavemente su mano que tenia tomada por el viendo que le costaba a ella mantener la compostura, se giro levemente clavando sus garras en la costilla de ella dejando que sintiera como se clavaban en su carne y le sonrió a escasos centímetros de sus labios para luego susurrar mirándola.

-Debería matarte, destruirte en este momento y hacer que tu cuerpo se volviera cenizas por que me dejaste, por que te fuiste sin siquiera despedirme sabes que he matado a muchos por menos...

Menciono sobre sus labios abriendo su boca y besando su labio inferior mordiéndolo como buscando arrancárselo pero sin causar dolor, deteniéndose por unos instantes para apretar mas fuerte con su garra dentro de ella que sintiera como era capaz de perforarla pero se detuvo levemente besándola con ganas mientras su mano que antes lastimaba su cuerpo ahora se posaba sobre su trasero y la acercaba a la orilla.

-Pero eres realmente hermosa como el día que te hice mía.

Saco las garras de la otra mano y hizo como si estuviera a punto de destrozar su cara, algo que podía hacer y obligarla a esconderse del a gente hasta que su cuerpo sanara pero se detuvo en el ultimo instante sonriendo levemente.

-Nos vemos en los cuartos superiores mi querida y adorada Dominique y si intentas huir de nuevo no seré tan dulce esta vez.

Dijo liberándola para luego tomar su bastón nuevamente y hacer una leve reverencia hacia ella después de todo era una noble y gente estaba entrando a al lugar unas parejas que charlaban, algunos se fijaron en ella cuando pasaron y cuando fuera a buscarlo el ya no estaba mas se encontraba aguardándola en el lugar donde acaba de mencionarle.



Spoiler:
avatar
Kenner Clapton
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 375
Puntos : 356
Reputación : 31
Fecha de inscripción : 09/03/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La sorpresa. [privado]

Mensaje por Dominique Salvatore el Mar Feb 27, 2018 11:36 pm

Le maldijo internamente cuando Kenner la agarró clavándole las garras en sus costillas. Kenner la creía débil, la creía cobarde. Creía que era aquella niña inexperta que había raptado una noche en su camino a casa.

Pero ya no lo era. A veces parecía olvidar que durante 250 años fue su más fiel aprendiz y compañera. Durante todo aquel tiempo no solo había aprendido a infligir el dolor de una forma magistral sino también a soportarlo. Por eso apenas se inmutó.

En cuánto al miedo, lo dejó con Kenner el día que finalmente lo abandonó. Kenner podía suscitarle confusión, podía hacer que su mundo se alterase y girará de manera que nadie en el mundo, ni a lo largo del tiempo, podía hacer. Sin embargo, no le tenía miedo, no a él al menos. Tenía miedo a la idea de perder su libertad, aunque eran cosas muy diferentes.

Ahora se había convertido en una mujer valiente, decidida y preparada, y se lo acabaría demostrando aunque él no quisiese verlo.

- Estupendo - dijo mirando su vestido que ahora mostraba la marca de sus dedos - Era un vestido nuevo, maldita sea.  

Tuvo que controlarse bastante para no corresponderle, pues todos sus sentidos se encontraban embriagados por la presencia de su creador. Pero sus amenazas la habían ayudado a mantenerse fría contra él. Le dejó hacer, le dejo que la piropease, que la besase y la amenazase.

Algún día toda aquella vanidad se volvería contra él. Dominique sacó sus garras, aun con sus brazos pegados a su cuerpo, dispuesta a atacar si lo veía necesario. No por nada iba siempre bien armada.

- Han pasado muchas lunas desde entonces Kenner   - sentenció firmemente - Me creaste y durante un tiempo fuí tuya, y tu fuiste mío, pero ya no lo soy. Acéptalo y vete. O quédate, no me importa ni interesa. Simplemente déjame ser libre  

Escucho sus palabras e hizo un leve movimiento de negación con la cabeza -  No Kenner, tienes razón, no huiré, no tendría sentido. Pero tampoco pienso ir contigo a ningún lugar. - susurró sabiendo que él la escuchaba mientras se alejaba.

Sabía que para entonces Kenner habría notado su indecisión inicial, su confusión, y sus sentimientos encontrados, guardados dentro de sí misma hacía tanto tiempo ya. Por eso no podía permitir que la tuviese a solas. Así que por ella, ya podía girarse y volver por dónde había venido. Ella no lo obedecería, aquello se acabo.



"A menudo encontramos nuestro destino por los caminos que tomamos para evitarlo." - Jean de La Fontaine

avatar
Dominique Salvatore
Vampiro/Realeza
Vampiro/Realeza

Mensajes : 20
Puntos : 9
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 20/02/2018

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La sorpresa. [privado]

Mensaje por Kenner Clapton el Miér Feb 28, 2018 11:56 pm

El vampiro se retiro pero escucho lo que la joven mencionaba, acaso pensó que no conocía al inmortal que el lograba siempre lo que quería de una forma u otra siempre terminaba pasando lo que el deseaba, por las buenas cuando las pedía o cuando era capaz de dar vuelta el mundo entero en contra de la persona, recordaba el pasaje de la biblia católica que mencionaba la situación de jonas que se negó a obedecer y pago el precio hasta que accedió a lo que era su deber, aunque en esos tiempos era raro encontrar una biblia obviamente que le vampiro poseía en sus estantes las copias en latín y era un idioma que a el le gustaba leer bastante entre su basta biblioteca sonrió y menciono susurrando de forma apenas audible pero para que la joven escuchara.

-Pobre jonas...

Dijo mientras de forma elegante se acercaba a un grupo de guardias del castillo y les sonreía saludándolos y usando sus poderes mentales y de mandato vampirico menciono unas simples palabras para los hombres que eran unos seis reunidos haciendo guardia dentro asegurándose que todo ocurriera con tranquilidad.

-Caballeros hay una mujer rubia que de seguro o esta en el balcón o entrando de el hacia el gran salón que se hace pasar por una noble, en realidad no es mas que una pobre chica de la baja sociedad tratando de engañar a las importantes personas de aquí, deberían devolverla al estiércol donde es su lugar.

Eso había sido una orden imperativa del vampiro así que estos entraron en un trance de tener que obedecerlo sumado al hecho de que el jugo con la mente de ellos, para hacer que la mujer aparentara de otra forma la que realmente era la noble y cuando la vieran no se parecería en nada a ella, luego de ver como los hombres salían a paso apresurado hacia donde ella estaba y que obviamente había despertado la curiosidad de las personas allí presentes, se acerco también a las mujeres mas importantes del lugar empezando a jugar con sus mentes, creando conspiraciones que ellas les pareció escuchar provenientes de la lady Salvatore incluso palabras que ella nunca dijo pero que las mujeres de la nobleza escucharon, no pasarían mas de diez minutos para que todos empezaran a hablar de ella y como un teléfono descompuesto cada uno al decirle al otro aumentaba el agravio de la doncella. El solo se retiro a los pisos superiores a esperarla, ya que seria el único lugar que estaría de momento libre de los guardias y los ojos acusadores de la alta sociedad parisiense, mientras el estaba sentado en un sofá mirando hacia la puerta de pierna cruzadas con una copa en su mano.

-Mi pequeña Dominique huirás de este castillo para esconderte y deber hacer que pierdas el titulo o vendrás a mi como la hermosa y increíble creación que he hecho y conservar todo lo que te queda de tu libertad o quizás un par de días en prisión puedan servirte para saber que es la libertad.

Aquello parecía como dicho al aire o en realidad a alguien que estaba en la oscuridad de aquella habitación junto al inmortal, aunque el sabia que la joven podía escuchar su voz ya que era especial y se metía en su mente sin necesidad de usar sus poderes.



Spoiler:
avatar
Kenner Clapton
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 375
Puntos : 356
Reputación : 31
Fecha de inscripción : 09/03/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La sorpresa. [privado]

Mensaje por Dominique Salvatore el Lun Mar 05, 2018 5:08 pm

Durante unos breves instantes, mientras el antiquísimo vampiro se alejaba de ella, Dominique disfrutó de la que pensaba se había convertido en su primera pequeña victoria contra su creador. Aunque al mismo tiempo, creer que él se alejaría de ella de una vez por todas, había movido algo en su interior. Aunque no sabía muy bien el qué, sabía que la hacía sentirse extraña e incómoda.

Quizás fuese por eso por lo que todavía mantenía su concentración y vista puestas en él cuando esté murmuró aquellas palabras, y entonces aquel sentimiento desapareció tan rápido como había aparecido. Tan rápido cómo ahora parecían haber pasado los años lejos de él.

Fue estúpida y confiada. Debería haber sabido mejor que nadie que Kenner nunca aceptaría que ella se fuese. Ese había sido su primer error. Se había dado cuenta de ello en cuánto escuchó aquella mención a Jonás. La había oído antes y sabía lo que significaba. Aquel hombre tenía un plan, y estaba segura de que ella no saldría bien parada.

Contempló como Kenner iba desarrollando su plan con aparente calma, aunque su alma bullía de impaciencia por salir de allí, alejarse de su influencia era lo prioritario. Sin embargo, la parte más sádica y estratega de Dominique no podía dejar de admirar aquella malévola mente que se hallaba en la sala tratando de jugar con ella. Dom, averiguó su plan mediante la observación y la escucha, y metiéndose en la cabeza de algunas de las personas con las que Kenner había hablado, y supo qué es lo que tenía planeado para ella.

Sus pretenciosas palabras llegaron a su cabeza sin ni siquiera haberlo intentado. Aquella maldita conexión que les unía no había desaparecido del todo, al parecer. Sabía perfectamente dónde estaba, podía sentirlo en su cabeza, en cada célula de su cuerpo.

Sonrió. La verdad es que aquel plan le parecía un poco burdo y sin sentido. Podía esperar a aquellos guardas en la intimidad de los balcones y tirarlos por ellos con tanta facilidad que la idea le parecía hasta aburrida. Nadie se enteraría. De hecho, quizás podría hasta darles un pequeño mordisquito antes.

Los rumores eran algo más molestos, al menos durante esos instantes, ya que el efecto que tenía Kenner sobre las personas, durara más o menos tiempo, se acabaría disipando y entonces la gente lo olvidaría todo, o sus recuerdos se volverían difusos. En el peor de los casos solo tendría que entrar en su mente y remodelar sus recuerdos.

Además, aunque Kenner había hablado con varias personas, por lo que ella misma había visto, no podía haber hablado con todas, y sin duda la gran Duquesa de Italia, no es alguien a quién no conocieran en aquella corte, por lo que finalmente alguien daría la cara por ella y el malentendido pasaría.

Pero tenía que reconocer que aquello la había molestado levemente, primero porque él debería conocerla mejor, o al menos se merecía un plan más elaborado, ¿seis guardias? por favor, cuando estaba con él habían matado por docenas sin apenas inmutarse.

Y segundo, por hacer que la sociedad de París se replanteará quién era ella y encima la viesen como una harapienta mujer de clase baja. Dominique siempre había sido orgullosa y celosa de su imagen, no por nada se había molestado en hacerse pasar una y otra vez por su hija para conservar el linaje Salvatore y su título.

Hacía tiempo que, sin apenas darse cuenta, había abandonado el salón entre miradas y susurros que, la verdad sea dicha, poco le importaban, y ahora se encontraba vagando por los pasillos, dirigiéndose con brío y autoridad hacia el lugar en dónde sentía que estaba su creador.

Finalmente, entró en aquel cuarto dejando las puertas abiertas. Allí estaba él en el sofá central que ocupaba la habitación cruzado de piernas. Cuando lo vió, desde el umbral, se detuvo inconscientemente y despacio se apoyó en el marco de la puerta, sin llegar a entrar del todo en aquel salón.

- ¿Eso ha sido todo mi amor? - - le dijo con aquella voz dulce y sensual que la caracterizaba, sonriendo, después, de tal manera que sus colmillos dejaban de estar ocultos por primera vez en toda la noche. - ¿Ese ha sido vuestro gran plan? ¿Todo lo que vuestra mente malévola y  privilegiada ha podido hacer? ¿Mandar seis guardias y hacer correr rumores en la corte? - Volvió a sonreír. La verdad es que se estaba divirtiendo - No sé, sin duda esperaba más de vos.


"A menudo encontramos nuestro destino por los caminos que tomamos para evitarlo." - Jean de La Fontaine

avatar
Dominique Salvatore
Vampiro/Realeza
Vampiro/Realeza

Mensajes : 20
Puntos : 9
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 20/02/2018

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La sorpresa. [privado]

Mensaje por Kenner Clapton el Jue Mar 08, 2018 11:21 am

El inmortal sonrió levemente viendo que ella había llegado hasta donde estaba el, sonriendo dejo ver sus colmillos cuando la joven pregunto sobre si era eso lo que podía hacer, en realidad no era ni lo mas mínimo de todo lo que podía hacer el inmortal solamente quería molestar su orgullo y el hecho de mandarle los guardias era solamente para crear otro problema para la joven ya que si bien no había dicho nada algunos de los que el molesto con sus ilusiones eran inquisidores que seguramente luego de eso no dejarían de seguirla, aunque pudieran perder sus recuerdos eran conscientes de que habían jugado con su mente lo que molestaba demasiado a esos "fieles creedores" generaba siempre un problema y sumado al hecho de que todos vieron como los guardias salieron y solamente ella entro, no se precisaba ser un inquisidor muy bueno para saber de quien habia causado aquello.

-Oh no la eternidad te enseña querida mía que el tiempo es nuestra mejor aliada y lo que se cocina a fuego lento es lo que mejor nos queda...

Le hizo una leve seña de que pasara y sobre la cama ya hacían dos cuerpos debatiéndose entre la vida y la muerte ya que perdían sangre de forma lenta pero constante y estaban atado por unas cadenas mentales que le vampiro había proyectado con sus ordenes haciendo que por mas que quisieran no pudieran moverse.

-Venid ante mi y postraos en el lugar donde os corresponde...

Dijo sonriendo usando su poder vampirico sobre ella si fuera poco el hecho de que el ya por su gran antigüedad dominar prácticamente cualquier ser ella era parte de su creación así que rea mas susceptible al control mental que el podía generar sobre ella, sonrió levemente esperando que sus ordenes se cumplieran y en cuanto la tuvo frente a el acaricio suavemente sus labios y los beso despacio recordado esos hermosos labios.

-Si buscáis herir mis sentimientos cometéis un error ya que ellos no existen incluso antes de conoceros y bien sabéis que si hubiera querido destruiros lo haría pero así como os adoro demasiado para mataros no quiere decir que no quiera destruir vuestro orgullo como nobleza en un sonar de dedos dejarías de ser noble y en otro te quitaría tus riquezas tu firmarías por voluntad propia cederlo todo a quien yo quiera quizás si una mujer de la calle.

Ella sabia que el no era capaz de lastimarla ya que tenia un gusto por ella la deseaba la tenia como suyo pero eso no quitaba que el no la lastimara de otras formas si le provocaba lo suficiente para seguir amargándole la no existencia, este libero a la joven de su atadura y siguió acariciando sus labios suavemente para que sintiera el olor a sangre y ahora la beso sin tenerla dominada, en todo ese tiempo estuvo leyendo su pasado viendo que era lo que la joven estuvo haciendo durante su ausencia, tenia mucha información sobre ella pero quería verlo desde primera mano.



Spoiler:
avatar
Kenner Clapton
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 375
Puntos : 356
Reputación : 31
Fecha de inscripción : 09/03/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La sorpresa. [privado]

Mensaje por Dominique Salvatore el Sáb Mar 10, 2018 9:57 pm

Dominique chasqueó la lengua al escuchar aquellas palabras tan ciertas como molestas.

- Tened cuidado, mi señor, no sois el único que dispone de todo el tiempo del mundo para cocinar vuestros planes - dijo utilizando todavía aquel trato cordial que le daba a la conversación un tonto entre la broma y la seriedad.

Por supuesto aquella frase no iba solo por ella, que sentía la misma cantidad de atracción como de odio por aquel cruel ser ante el que se hallaba, sino también por todos los enemigos que el inmortal se habría ganado con el paso de los milenios. Si ella los tenía en apenas 400 años de existencia, no podía imaginar cuántos podría tener él.

- Quizás sea la única que durante estos años no haya estado buscándote sino huyendo de ti - le guiñó un ojo - O, simplemente, buscando el momento idóneo para encontrarte - volvió a sonreírle antes de añadir - Todo depende del punto de vista que se utilice, imagino.

Por desgracia, él era su creador lo que le confería un poder mayor sobre ella. Razón por la cual, a pesar de todo no puedo evitar entrar en la habitación cuando Kenner utilizó la persuasión con ella. Aquello era lo que más odiaba de estar junto a él. La pérdida de su libertad, de su capacidad de elección. Quizás si aquel hombre no hubiese usado su poder con tanta frecuencia sobre ella, no le habría abandonado.

Ni siquiera parpadeó al ver los cuerpos sobre la cama cuyo colchón se hallaba empapado en sangre. Aunque por un instante le pareció reconocer al camarero del salón al que había ordenado que la sirviese. Total, poco importaba, no eran más que un par de humanos.

Se acercó a él y bajó la cabeza. No por respeto. No por elección, sino por mera obligación. Aún así sonrió, más por preservar su orgullo que por cualquier otra razón. Desde luego aquello no era lo que había planeado para esa noche, y sin embargo cuando la besó de nuevo, algo ardió en su interior. Aunque no sabía si se trataba de odio por sus palabras, impotencia ante sus acciones o simple deseo carnal. Hacía décadas, siglos, que los sentimientos eran para ella grandes desconocidos. Aquel encuentro no hacía más que confundirla en lo más profundo de su ser, algo que no podía, ni debía, permitirse.

Correspondió su beso despacio, apoyando sus manos suavemente en su pecho, sin dejar que nada de esto se mostrará en su exterior. De todas maneras era imposible averiguar sus sentimientos ya que ni ella misma sabía nada sobre ellos. Después utilizó esas mismas manos para separarse de él, y tras unos segundos también ese contacto terminó.

Le miró fijamente mientras hablaba, observando sus facciones, fijándose en cada pequeño detalle de aquel rostro que la había perseguido en sus sueños más placenteros y sus pesadillas más horribles durante años. Nada. No podía saber cuál era la verdadera emoción que aquel encuentro la suscitaba en mayor medida. Tuvo que volver a concentrarse para no perderse ni una palabra.

Sonrió. Kenner solo había dicho una verdad, si hubiese querido habría podido destruirla, aún con todas las armas que Dom llevaba encima. Y esa era la única verdad que había salido de aquellos carnosos labios que se descubrió mirando de nuevo.

La sensual vampiresa había entrado en su mente y sabía perfectamente que él no la haría daño. Sus palabras eran vagas y difusas, dichas con prisa y con ira. Para no tener sentimientos se notaba claramente que el hecho de que dijese que la adoraba contradecía sus palabras, jamás la destruiría, ni la dejaría en la calle como clamaba que podía hacer, porque la quería así; joven y bella, noble, orgullosa e impetuosa y sobre todo, suya.

Por que era así como la había conocido, cómo la había deseado y cómo quería mantenerla para siempre. Él lo sabía, y gracias a sus poderes ella también. Esto la distrajo lo suficiente para no advertir que había sido liberada de sus cadenas, por lo que no se separó de él cuando la besó. Es más, se permitió disfrutar de él, enredando su lengua con la suya y jugando con sus colmillos sobre sus labios, dejando que el momento la inundará por unos instantes.

Dominique acercó sus manos a las caderas de Kenner, pegándose más a él. El deseo y la química sexual seguían ahí después de todo. Movió su mano lentamente hacia arriba paseándose por su marcada musculatura hasta llegar a su cuello, el cual acarició hasta llegar a su nuca para atraerlo hacia ella profundizando el beso.

Pero todo acabo bruscamente cuando percibió a través de su poder lo que él estaba haciendo. De nuevo. Le empujó con firmeza pero sin brutalidad y dió un paso hacia atrás. Por suerte se había dado cuenta rápidamente impidiendo que él pudiese profundizar mucho en sus recuerdos. Eran suyos, no de él. Sin embargo no le atacó, aunque aquel hubiese sido su primer instinto, pues el efecto de sus besos todavía permanecía en ella, aturdiéndola ligeramente.

- No puedes conocer todos mis secretos - dijo mientras caminaba a su alrededor. Vuelta que aprovechó para admirar a aquel cuerpo que durante años había sido el único que la había poseído y llevado a la locura. Aún cuando iban a las fiestas más depravadas, nunca había dejado que nadie la poseyese.

Ahora había probado más hombres, había hecho y deshecho a su antojo, y había recuperado la pasión por jugar con ellos, una pasión que había tenido de niña y que al convertirse se había traducido en su poder de seducción, el cual utilizaba de manera constante sin apenas darse cuenta, ya que formaba parte de su naturaleza.

Pasó un dedo desde su nuca hasta la zona más baja de su espalda antes de acercarse a su oído.

- Y si alguna vez queréis volver a poseerme sin forzar mi voluntad - susurró apoyando las manos en su cintura y utilizando desapercibidamente su poder mientras lo besaba con la dulzura y sensualidad - Os mantendréis alejado de ellos, cumpliendo mis deseos.

Había cosas, hechos, y personas de las cuáles prefería que Kenner no tuviera constancia.


"A menudo encontramos nuestro destino por los caminos que tomamos para evitarlo." - Jean de La Fontaine

avatar
Dominique Salvatore
Vampiro/Realeza
Vampiro/Realeza

Mensajes : 20
Puntos : 9
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 20/02/2018

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La sorpresa. [privado]

Mensaje por Kenner Clapton el Dom Mar 18, 2018 9:18 pm

El vampiro sonreía para sus adentros ya que la consideraba una dulce chica ingenua aun teniendo los años que tenia era una joven soñadora y que tenia la esperanza de que podía sentir o ver algo a través del vampiro, desde que ella entro a la habitación incluso cuando se cruzaron y este la saludo había estado leyendo sus recuerdos sabiendo cada detalle de ella a gran velocidad gracias a su perfecta memoria, este contaba con seis milenios de existencia así que dominaba su poder al punto de que si incluso que si el quería que un vampiro de cuatro mil años no fuera capaz de notar que el entraba a su mente, la de ella era un juego de niños simplemente le dejo disfrutar de su pobre ignorancia, este invadió sus recuerdos y se deleito con ellos con sumo detalle aunque esta jamas lo sabría hasta que el se lo revelara después de todo que podía hacer una de sus hijas para sentir un poder tan antiguo y milenario que había provenido de la misma oscuridad, este mantuvo su poder de leer los recuerdos mientras ella se hacia la interesante pero no era capaz de notarlo este acompaño su mirada y luego le observo dejando que ella hiciera su show algo que para nada le sorprendía era lo que esperaba de alguien que buscaba y anhelaba su libertad, una libertad que jamas titiritera y que nunca la existió aunque ella jamas lo sabría o tal vez si cuando decidiera castigarla al vez.

-Crees que tienes algún poder sobre tu sire pequeña flor de sangre, tus poderes no funcionan contra mi simplemente por el hecho de que soy tu creador no importa los milenios que nos separen nos puedes influenciarme.

Dijo mientras la tomaba de la cintura y la jalaba haciendo que quedara sentada sobre sus piernas y con una mano acariciaba su pierna derecha mientras que con la otra la tenia tomada de la cintura, el olor a sangre humana inundaba el lugar por los sujetos que se estaban muriendo este, detuvo su mano que acariciaba sus piernas para llevarlas a los labios de ella sonriendo levemente y rosando estos despacio.

-En vez de intentar influenciarme por que no usas tus actos y cuerpo para convencerme de que me mantenga lejos quizás y solamente si logras tener una actitud complaciente piense en tu caso y te permita conservar alguna cosa mi querida flor de sangre.

Kenner a sus hijas favoritas las había apodado como una flor lo que las volvía únicas y especiales frente a las demás y otros seres que le servían eso les daba prestigio e importancia a ellas sobre los aliados del vampiro, aunque este ya sabia todo lo tenia que saber le daría a la joven el placer de sentirse defendida aunque no fuera capaz nunca de sentir que el en realidad jugaba muy sucio lo que si se había ganado o se podría ganar en ese momento era que nunca le acusara directamente por algo que ya hubiera hecho este lo guardaría en secreto en el profundo de su mente. Este beso los labios de ella jalando el labio inferior de la joven.



Spoiler:
avatar
Kenner Clapton
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 375
Puntos : 356
Reputación : 31
Fecha de inscripción : 09/03/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La sorpresa. [privado]

Mensaje por Dominique Salvatore el Miér Mar 28, 2018 5:19 am

Dominique se mantuvo seria aunque lo que la apetecía realmente era reírse a carcajada limpia. El orgullo y prepotencia de aquel hombre no tenían fin, y aquel era uno de sus muchos fallos, estaba tan pagado de sí mismo que creía que era invulnerable. Pero allí estaba ella, una joven con aspecto ingenuo, imagen que no tenía nada que ver con quién era realmente. Ella era una guerrera, había pasado por el infierno y escapado de él.

Y allí estaba aquel maldito bastardo, menospreciándola como siempre, mejor para ella. Mientras que él creyese que no podía hacer nada contra él, más peligrosa sería ella. Esto era lo que había propiciado que un rato antes hubiese entrado en su mente y supiese que no quería hacerla ningún daño, y que ahora lo estuviese haciendo de nuevo sin que él se enterase de nada.

Así es cómo supo que él había entrado en su mente desde que había entrado a la habitación, puesto que veía sus propios recuerdos, algunos verdaderos y otros distorsionados por ella, en la mente de Kenner. Pero por supuesto él no supo nada de esta incursión en su mente. Dominique era consciente de ello ya que seguía en ella, así como veía que es lo que había sacado de ella, al menos no había visto nada de los pocos que habían llegado a importarla algo durante sus años escapando.

Mantuvo su pose inocente mientras este la sentaba sobre su regazo. Kenner siempre sería aquel hombre, el egoista y retorcido, tan preocupado por sí mismo que no veía nada más, mentiroso y manipulador. Debía recordar eso para que la atracción que ejercía sobre ella no influenciará sus futuros actos.

Dom no podía mentir, disfrutaba de su contacto, de aquellas caricias, de sentir su aliento y su olor cerca de ella. Sin embargo, algo había cambiado con respecto a la Dominique de hacía doscientos años, ahora podía resistirse a él.

Y aquellas últimas palabras fueron las que le terminaron de sentenciar por completo. Estuvo a punto de abofetearle y escupirle en la cara. ¿Quién narices se creía que era ella? ¿Una maldita prostituta? Ella era Dominique Salvatore, Duquesa de Italia, su familia provenía de la realeza, había sido criada entre las personas más educadas y con más clase de Europa. Aquel trato tan barriobajero no era digno de ella.

Debería haber sacado en ese momento la pistola o la estaca, pero no lo hizo. Primero tenía que separarse de él. Contestó a su beso, disfrutando de él y jugando con su lengua, ya que podía ser el último que se dieran, y después se separó de él despacio mientras acariciaba su cara con las puntas de sus dedos. Sus magnéticos ojos grises brillaban con la pasión de la ira, mientras sonreía mostrando sus colmillos.

- Al parecer los años lejos de mí os han pasado factura - le dijo refiriéndose a aquel tratamiento tan vulgar mientras se levantaba y caminaba hacia el balcón, abriendo sus puertas y disfrutando de una corriente de aire antes de  girarse de nuevo hacia él - ¿Tan necesitado está qué ahora manipula a las jóvenes ingenuas para conseguir algo de sexo? Es  bastante triste Kenner, y un poco patético.- Añadió con cierto desdén antes de girarse de nuevo hacia el balcón y acercarse a la cornisa - La verdad, no entiendo que es lo que me resultaba fascinante de vos en el pasado, pero desde luego ese atractivo parece haber desaparecido... - susurró con malicia antes de que se le escapará una pequeña y malévola risa mientras, disimuladamente, comprobaba lo accesibles que estaban sus armas, en caso de necesitarlas.

Por lo menos Kenner todavía no sabía que llevaba ninguna arma, de hacerlo lo habría visto en su mente y no había sido así, así que todavía tenía el efecto sorpresa de su lado. Se sentó en la barandilla dejando que sus pies colgarán en el aire y disfrutando del aire de la noche, mientras recorría con su vista el laberinto que el rey había erigido en el jardín.


"A menudo encontramos nuestro destino por los caminos que tomamos para evitarlo." - Jean de La Fontaine

avatar
Dominique Salvatore
Vampiro/Realeza
Vampiro/Realeza

Mensajes : 20
Puntos : 9
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 20/02/2018

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La sorpresa. [privado]

Mensaje por Kenner Clapton el Mar Abr 24, 2018 10:18 am

Este se levanto y camino a servirse un trago tranquilamente mientras lo preparaba la miraba a ella en el balcón escuchando como lanzaba intentos tan patéticos de ofensa este termino de servir dos copas de vino y se encamino hacia el mismo balcón donde estaba ella sonriendo un poco de lado.

-Terminaste, por que realmente pensé que te había enseñado mejor...

Dijo mientras extendía la copa mirando sus vestimentas y suspirando levemente, no era necesario usar poderes para saber que estaba preocupada por que le reaccionara mal y decidiera atacarla y de esa forma se viera obligada a contraatacar, era cierto que mas de uno lo intentaba hacer pero pocos eran los que se atrevían a levantarse contra Kenner, mas aun si estos eran su sangre eran su propia creación.

-Enserio crees poder resistirte o alejarte de mi, estamos unidos por mi sangre puedo sentir tu presencia donde sea que vayas, en cualquier lugar de este pequeño mundo donde estés te puedo sentir.

Menciono revelando parte de la naturaleza de su unión, era mas que la de un creador y su creación, Kenner en sus milenios había dominado el control sobre su propia sangre logrando de esa forma poder sentir a sus hijos. Se giro hacia ella como si toda aquella conversación no hubiera pasado y tomo suavemente su mentón y acaricio sus labios para beber el de la copa y luego acercar los labios de ella a los suyos.

-Eres una de mis mejores creaciones no lo arruines...

Dijo separándose de ella para inhalar el aroma a sangre que se había generado en el cuarto y beber de nuevo de su copa de vino.



Spoiler:
avatar
Kenner Clapton
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 375
Puntos : 356
Reputación : 31
Fecha de inscripción : 09/03/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La sorpresa. [privado]

Mensaje por Dominique Salvatore el Vie Mayo 04, 2018 1:40 pm

Dom extendió su mano para recoger con suavidad aquella copa hecha del más puro cristal. Sentía todavía la rabia en su interior, empujando desde su centro, tratando de escapar, pero sabía que no serviría de nada contra él.

Si alguna vez se enfrentaba a aquel atractivo monstruo debía ser de forma meditada, con un plan que fuera infalible, lo que desde luego no tenía aquella noche en la que la había pillado totalmente por sorpresa.

Así pues, relegó su ira a un segundo plano aunque aquello la exigiera más esfuerzo del que creía debido a su naturaleza impaciente e impredecible.

-  Creedme mi señor, aprendí lo suficiente - susurró antes de acercarse la copa de vino a la nariz y disfrutar de su olor - al menos para escapar de vos en Italia. ¿Creéis que no lo volveré a conseguir aquí?

Le dio un pequeño sorbo al vino, saboreándolo antes de añadir en un susurro - Solo es cuestión de tiempo.

Sin embargo sabía que lo que decía Kenner era real, al igual que ella lo sentía allá dónde estuviese. Así había sabido en que habitaciones estaba y lo mismo sucedía con las ciudades o los países. Siempre serían parte él uno del otro, y por ello siempre sabrían encontrarse.

Sin embargo, esto también propiciaba que Dominique supiese cuando Kenner se acercaba demasiado a ella y pudiese huir a tiempo. Se trataba de una caza entre gato y ratón que podían extender hasta el final de los tiempos.

Dominique le escuchaba con la mirada perdida en aquel maravilloso jardín, y en aquel maravilloso laberinto cuya forma trataba de memorizar, puesto que ofrecía una salida bastante buena en caso de necesitarla.

En ese momento el beso de Kenner la pilló con la guardia baja y se volvió, de nuevo, arcilla entre sus manos. No entendía como era capaz de causarla aquella sensación, la nublaba el juicio, y al separarse de ella, sintió como si su mente se deshiciera de las espesas nubes que la habían estado adormeciendo y pudiese volver a pensar con claridad.

- ¿Qué quieres de mí Kenner? - su tono había cambiado, era serio y pesado. Habían estado haciendo esto demasiado tiempo. - ¿Qué regrese a tí? ¿Qué vuelva a tratar de ser una esclava sumisa que hace lo que te viene en gana?

Volvió a mirar aquel jardín. Kenner siempre había ejercido aquella atracción sobre ella, una atracción que la hacía querer olvidarlo todo y tirarse a sus brazos para no abandonarlo jamás.

Pero debía ser racional, solo era aquel estúpido vínculo que los unía lo que hacía que se sintiese así. Kenner lo había dejado dolorosamente claro hacía unos momentos, él no tenía ningún sentimiento, era incapaz de sentir, solo era un monstruo cuya finalidad era matar o poseer.

Y por eso no debía quedarse allí.


"A menudo encontramos nuestro destino por los caminos que tomamos para evitarlo." - Jean de La Fontaine

avatar
Dominique Salvatore
Vampiro/Realeza
Vampiro/Realeza

Mensajes : 20
Puntos : 9
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 20/02/2018

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La sorpresa. [privado]

Mensaje por Kenner Clapton el Dom Jun 03, 2018 8:51 am

El inmortal se paro detrás de la joven frente a su ultima pregunta había estado junto a ella pero en esta ocasión se puso detrás de la joven posando su mano derecha sobre la cintura de ella mientras acercaba su oído a su oreja derecha también y hacia que la espalda de la joven se pegara al pecho del inmortal para responder de forma sutil y seductora a su pregunta.

-Simplemente que dejes de huir, se como eres yo te hice asi y no te encapriche por gusto, simplemente quiero tu obediencia cuando es necesaria...

Menciono besando su hombro suavemente y luego su cuello dejando suaves besos en este pera luego morder despacio su oreja dejando que la joven sintiera los colmillos que tiempo a tras la convirtieron en lo que era ahora, un ser de la noche en el cual el tiempo ya no era capaz de dejar huella alguna, era como su creador un ser inmortal y eterno por todos los siglos que se aproximaban.

-Es tan simple como cumplir la función por la cual fuiste escogida mi pequeña y rebelde creación.


Esta vez se pudo delante de ella acariciando suavemente su mentón despacio, cual era esta función aun la joven debía descubrirlo pero no era simplemente pasar por el lecho del vampiro eso no era algo que el disfrutaba y aunque ella buscara negarse de la forma que lo hiciera ambos eran cómplices en disfrutar de la presencia del otro por lo tanto volvió a besarla pero esta vez poso sus manos en su cintura acercándola a hacia el sin soltarla sino que causando que la cercanía de ambos fuera cada vez mayor, mientras disfrutaba de sus labios inmortales.



Spoiler:
avatar
Kenner Clapton
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 375
Puntos : 356
Reputación : 31
Fecha de inscripción : 09/03/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La sorpresa. [privado]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.