Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA AREZZO

MODERADORA

ENVIAR MP
NICOLÁS D'LENFENT

MODERADOR

ENVIAR MP
KALA BHANSALI

MODERADORA

ENVIAR MP
LADISLAV PEKKUS

MODERADOR

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA


Espacios libres: 00/45
Afiliaciones élite: cerradas
Última limpieza: 16/01


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com


Últimos temas


Mon Besoin // Lora B.

Ir abajo

Mon Besoin // Lora B.

Mensaje por Damian Alarcón el Miér Feb 28, 2018 7:16 pm


Hacienda "Los Alamos"
6:40 PM
1797







"Cuando la necesidad nos arranca palabras sinceras
cae la máscara y aparece el hombre"


-•-•-

Desde aquella terraza la observaba en silencio cual depredador, deleitándose con los movimientos gráciles de sus brazos, ataques limpios bien ejecutados. Lora se volvía cada vez más fuerte a pesar de su delicada figura que a ojos incautos sería incapaz de blandir un arma, nada más errado pues la francesa era realmente despiadada cuando de humanos viles se trataba ya le había tocado en más de una ocasión ver el castigo que a esos infames les llovía por sus actos. Era evidente que ya había superado por mucho la destreza de Abelardo quien apenas podía cubrirse o esquivarle. Sonrió con cierto orgullo, su pequeña Lora con el transcurso de los años se volvió más vital para él, lo supo cuando hace tiempo tuvo que partir para buscar a la maldita que se encargó de sellar su destino y el de Catalina, recordaba con amargo sabor las tres semanas que estuvo lejos de su piel, de su lecho, lo único que provoco con esa breve separación fue que el español se jurase jamás alejarse de ella. El pensar que aquel viaje solo fue para confirmar lo que ya sabía no ayudaba en mucho, seguían sin dar con ella como si a la maldita bruja se la hubiese tragado la tierra, cayó en el juego estúpido del gato y el ratón desde entonces, años pisándole los talones. Debía admitir que su atención no estaba cien por ciento en eso, sin duda se había dedicado a estar más con Lora llevando una vida casi irreal para él, asistiendo a eventos sociales de vez en cuando, viajando esporádicamente en compañía de Lora cuando algún negocio se lo exigía, inclusive habían ofrecido alguna que otra fiesta en la misma hacienda para guardar apariencias. Habían sido años de algún modo agradables y llevaderos, ella cubrió cada rincón de su soledad con aquella risa jovial llevándolos a estar extrañamente compenetrados, porque para Damián vivir con alguien no era cosa fácil pero la humana lo sabía sobrellevar, conocía mucho de él pues así se lo permitió el español a pesar de lo enigmático que podía llegar a ser.

En un parpadeo el español apareció en el jardín, hace unos minutos que el sol se había metido y extrañamente para los presentes su vestimenta era más relajada al no llevar saco encima con la camisa desabotonada, se le antojaria andar descalzo de no ser por aquel animalejo de cuatro patas que se creía dueño de la hacienda gracias a la protección de la mujer que tanto deseaba y que tan habilmente siempre se lograba salir con la suya .

-Puedes retirarte Abelardo, yo me encargo a partir de ahora...-

-Por supuesto mi señor. - La voz del hombre denotaba el esfuerzo de aquel enfrentamiento que, a diferencia de él, Lora se mostraba como si nada, solo un par de cabellos rebeldes caían sobre los hombros. -Con su permiso señorita Bellamy.- comento despidiéndose de la joven dueña con evidente alivio, dejándoles a solas en el amplio jardín de la hacienda.

Acto que el vampiro aprovecho para cortar distancia hasta capturar los labios de la humana, con la demencia de siempre destilando el deseo que despertaba con su solo respirar. Una de sus manos perfilo el bello rostro sin apartar la oscura mirada que no mostraba más que complicidad e infinita adoración-Tienen mucho practicando o solamente un par de minutos-Preguntó sin apartarse, manteniendo el contacto posesivo sobre el cuerpo femenino.






Última edición por Damian Alarcón el Dom Mar 11, 2018 5:11 pm, editado 1 vez




I know it takes a while to heal from you at once ...:

avatar
Damian Alarcón
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 67
Puntos : 101
Reputación : 44
Fecha de inscripción : 24/07/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mon Besoin // Lora B.

Mensaje por Lora Bellamy el Jue Mar 01, 2018 6:33 am

La sangre de Damián había convertido a la francesa en toda una súper-mujer. Su fuerza, superior a la de cualquier humana, su velocidad, la resistencia que tenía, el poder de sanación más acelerado y el ralentizar su envejecimiento -aunque a su edad era algo irrelevante-, habían hecho de El asesino del escalpelo toda una leyenda en París. El inmortal se empeñaba en que ella fuera dejando de lado esa “afición” que tenía la enfermera, pero ella se negaba a dejar de castigar a aquellos hombres merecedores de un castigo peor que la muerte normal. Y mandarlos al otro mundo siendo humillados, era la mejor sentencia que una mujer como Lora les podía otorgar.

Los entrenamientos se habían vuelto cada vez más habituales, aunque a medida que pasaba el tiempo, había sido la rubia la que había empezar a ganar a Abelardo en los enfrentamientos, poco a poco, hasta que, a aquellas alturas, al hombre le costaba hasta ser capaz de seguirle el ritmo a la humana. Jamás le faltaron flexibilidad o agilidad, pero sumados a los dones que la ponzoña inmortal le otorgaban, se había vuelto una cazadora implacable. Y sus presas, los depredadores sexuales, habían empezado a temer actuar en la ciudad, donde ya se corrían rumores sobre la pena capital que se les imponía por vejación.

Notó la presencia del español incluso antes de verle y sonrió al ver como, entre jadeos, Abelardo agradecía la interrupción para poder tomarse un descanso. Lo quisiera reconocer o no, el hombre ya tenía sus años y se notaba que empezaban a pesarle sobre los hombros, al menos a la hora de pelear con la francesa. Lora le dedicó un cordial saludo a su contraparte en el entrenamiento y le vio marchar, centrando su completa atención en el vampiro. Despegó los labios para hablar, pero antes de poder decir nada, Damián ya estaba apresando la boca de la mujer con la suya propia en un demandante beso. Los dedos de la dama descendieron por el pecho ajeno, acariciando la tela y la parte expuesta de piel que asomaba entre aquellos botones abiertos. Dio una suave mordida al belfo inferior foráneo e hizo que las narices de ambos se rozaran en un gesto cariñoso.

Llevábamos algo más de una hora. Abelardo ya no aguanta tanto como antes… No sé si es que él se ha vuelto blando o yo demasiado fuerte.

Comentó en tono ligeramente divertido, dejando que sus ojos lapislázuli se clavaran en los orbes oscuros del hombre que le robaba mucho más que el aliento. Pronto se escuchó un ladrido en la lejanía y Rump apareció corriendo hasta chocar con las piernas de su dueña, dedicándose a dar vueltas alrededor de los pies de ella y el inmortal como si persiguiera algo que fuera incapaz de atrapar.

¿Vamos dentro? Tengo sed y es hora de darle la cena a este pequeñajo.

La enfermera sabía que el español hacía accedido al perro porque ella no le había dejado otra opción, pero que, en el fondo, no soportaba la presencia de un ser vivo que tuviera tanto apego por ella, pues según la opinión de Damián, Lora le pertenecía únicamente a él y no deseaba compartirla ni con un animal de compañía siquiera.



Sometimes, feelings get in between me and justice:

That hurts me, and you know it:

When I am ready, he will take me there:
avatar
Lora Bellamy
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 80
Puntos : 78
Reputación : 23
Fecha de inscripción : 27/09/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mon Besoin // Lora B.

Mensaje por Damian Alarcón el Mar Mar 06, 2018 5:58 pm

El español lamento traer con el pensamiento al inquilino incomodo que resultaba ser ese perro, en todos sus años no habia compartido con otros seres vivos que no fueran los humanos (no mas de lo estrictamente necesario) y ahora tenia que ver como esa cosa con pelo llamada Rump que corría de un lado a otro ladrando como si fuera el depredador mas feroz del lugar le robaba la atención de la rubia a cada oportunidad; no tenia ni un minuto de haberles interrumpido y ya se le antojaba que se fuera a corretear ardillas o gatos. No disimulo su mal genio ni por un segundo, no le agradaba en lo absoluto. La mirada oscura se dedico a seguir al pequeño duende que jugueteaba alrededor de ellos dando la perspectiva de ir tras algo que no terminaba de alcázar, bufo con el entrecejo fruncido. Que eran 15 años de soportar un animalejo como aquel, se le irían como gotas de agua entre sus dedos, al menos eso le quitaba un poco el fastidio que le provocaba tan peculiar criatura.

-Abelardo estaba deseando que apareciera pronto, no debe ser fácil que una bella dama le supere por mucho, aunque no dudo se sienta el mejor de los maestros por ello.-

Murmuro ignorando por un momento los ladridos de ese cuadrupedo, afiansando el agarre territorial en Lora. Por supuesto que se mostraba receloso y mas sabiendo que esos animales creaban un vinculo con quien fungía como su dueño, estaba demás desenmarañar las mil razones que el vampiro tenia para que el mentado Rump no le cayera en gracia pero que iba a hacer si su Lora ya estaba encariñada con esa cosa que hasta nombre le proporciono a la ruidosa bola de pelo.

-Deacuerdo, aunque me interesa mas que tu te alimentes...Abelardo se puede encargar de ... el. No pongas esa cara, si...tenemos que hacerlo nosotros esta bien.-

El comentario guardaba el descontento que implicaba involucrarse demasiado con el animal, simplemente luchaba por no hacer sentir mal a la enfermera pues odiaba ese gesto de tristeza o enfado instalado en aquel mar azul de sus ojos. Así que accediendo a lo que ella pedía, sus manos abandonaron la fina cintura y solo sostuvo la cálida mano para avanzar con ella a la casona en compañía del tercero en cuestión, como habia llegado a esto?, se permitió involucrarse mas allá de sus limites con una humana, viviendo bajo el mismo techo, luchando por no matarla cada vez que sus pieles se encontraban y es que controlarse era difícil ante tal grado de éxtasis que esto le provocaba, la francesa lo sabia de sobra atreviéndose a estirar mas de aquella cuerda. La mirada del inmortal se alzo mientras comenzaba su andar, en el cielo oscurecido sobresaltaban nubes cargadas de agua que seguramente traerán mas de un dia lluvioso obligándolos a permanecer en la hacienda suspendiendo las actividades diarias,le agradaba la idea de permanecer encerrado con la rubia con el pretexto de evitar que enfermara o se accidentara si decidía ir a la ciudad, aunque esto era poco probable dado que la ingesta de su sangre habia provocado cambios favorables en el sistema de Lora volviendola mas resistente en varios aspectos. Acompaño a la rubia hasta el recibidor deteniéndose mientras el animalejo les pasaba de largo evidentemente emocionado por que su hora de ser alimentado habia llegado.-Te importaria si te espero en el salon?...-pronuncio besando los cabellos dorados mientras una caricia furtiva descendía por el rostro femenino, no deseaba convivir demás con Rump, al menos no por el momento, se resistía a crear cualquier lazo como evidentemente Lora hacia. Sus paso se alejaron de la mujer tras el intimo contacto dirigiéndose hasta el cuarto donde se encontraba aquel piano el cual tenia mucho no tocaba, desde que Catalina falleció...

Las gélidas manos pasearon por la tapa de este, hasta que se vio sentado acariciando suavemente las teclas trayendo a su memoria recuerdos que creía enterrados y que para su desgracia aun quemaban, amenazando entre las sombras, esperando la chispa adecuada para hacer arder todo a su paso. Liberarse era complicado, por mas que callara esa voz en su cabeza, siempre buscaba la forma de atormentarlo y eso era parte de su castigo lo sabia perfectamente. Que pasaria cuando encontrara a Catalina...justo ahora que el silencio en su alma habia sido irrumpido por aquella mujer de ojos azules, no podía evitar pensar si el realmente traicionaba al que fuera el amor de su humana vida o, a Lora quien se adueño de todo sin preguntar. No necesitaba buscar tantas respuestas pues la imagen en su cabeza le confirmaba todo, el deseaba permanecer aquí donde la calma reinara, pero hasta cuando?; sus dedos continuaron moviéndose hábiles expresando el sentimiento del que el se creía carecer.




Última edición por Damian Alarcón el Dom Mar 11, 2018 5:10 pm, editado 1 vez




I know it takes a while to heal from you at once ...:

avatar
Damian Alarcón
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 67
Puntos : 101
Reputación : 44
Fecha de inscripción : 24/07/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mon Besoin // Lora B.

Mensaje por Lora Bellamy el Miér Mar 07, 2018 4:05 am

A la rubia le hacía mucha gracia ver el comportamiento de Damián cuando Rump estaba cerca. En parte, estaba convencida que no le gustaba porque el perro no le tenía el más mínimo miedo, demostrándoselo cuando le agarraba de la pernera del pantalón con los dientes y gruñía, en realidad a modo de juego, cuando le ladraba porque no hacía más que ignorarle deliberadamente. Observó la tensión ajena y acarició los brazos del inmortal desde los hombros hacia los codos intentando calmarle.

Abelardo es muy buen maestro, pero no es el mejor… Prometiste encargarte tú de mi entrenamiento cuando él ya no pudiera enseñarme nada más.

Aquella era una cuestión que la francesa llevaba tiempo queriendo afrontar. Pero costaba hacerlo cuando el vampiro estaba siempre ocupado, viajando o encerrado en su despacho estudiando documentos o, sencillamente, meditando. Ella siempre había sido una mujer paciente y le había dejado al español todo el espacio y tiempo que necesitara a solas o para atender sus asuntos. Ella buscaba el modo de entretenerse, ya fuera leyendo, entrenando con Abelardo, aprendiendo a cocinar con una de las doncellas del servicio o, ahora, jugando con el pequeño corgi que le ofrecía tanta compañía. Sin embargo, aquel comentario de Damián le había ofrecido la oportunidad perfecta para sacarlo a colación y, sin dudarlo ni un segundo, lo había hecho. El contrario pareció estar más pendiente de las actitudes del perro y de lo que debían hacer con él que de las propias palabras de la enfermera, así que ella suspiró y negó, algo que Damián interpretó de la manera que no era, pero como castigo por no prestarle la atención necesaria, no le quitó de su error.

Caminaron juntos hacia la hacienda y cuando él le preguntó si podía retirarse, ella asintió, yendo tras Rump que había ido corriendo a toda velocidad hacia la cocina, ansioso por llenarse la panza de comida. Era muy glotón, claro que con lo nervioso e hiperactivo que era, necesitaba mucha energía para cargar las baterías y que le durasen todo el día. Se había enfadado con el español por haber ignorado su comentario o petición, según como se mirase, y el vampiro aún no lo sabía, pero iba a lamentarlo.

Llenó un cuenco con algo de carne poco hecha y troceada muy pequeña, junto con un poco de arroz cocido y una zanahoria cruda. Lo dejó sobre una alfombrita frente a la que el corgi aguardaba sentado y con la lengua fuera, jadeando sobreexcitado por la idea de ser alimentado.

Buen provecho, cariño.

Acarició la cabeza del animal y éste se lanzó a engullir el contenido de su bol. Le observó durante unos segundos y, finalmente, se retiró, yendo a reunirse con Damián al salón. A punto estaba de llegar que escuchó el sonido del piano y se extrañó. Sabía que él no lo tocaba nunca y, de hecho, le tenía prohibido a ella que lo hiciera también. Frunció el ceño al cruzar el umbral que separa el hall de la estancia y se quedó allí, sin acercarse más, escuchando. Algo no le gustó de la situación, mero instinto, y su mirada se fue ensombreciendo con cada nueva nota.



Sometimes, feelings get in between me and justice:

That hurts me, and you know it:

When I am ready, he will take me there:
avatar
Lora Bellamy
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 80
Puntos : 78
Reputación : 23
Fecha de inscripción : 27/09/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mon Besoin // Lora B.

Mensaje por Damian Alarcón el Sáb Mar 10, 2018 6:49 pm





Los dedos continuaron moviéndose expertos y coordinados como la última vez que estuvo frente a un piano, recordarlo no le provocaba satisfacción, su gesto perturbado lo delataba y algo en sus ojos oscuros particularmente indicaba la tormenta que le regia por dentro. No era casualidad que Damián estuviera en aquel salón tocando aquella melodía, tenía esa sensación de intranquilidad pues en el fondo sabía que la paz experimentada en los breves años con Lora pronto se vería mermada bajo la sombra de un pasado que no lograba dejar atrás, no quería hundirla en todo eso; la mantendría al margen hasta que la situación se lo permitiera pues la enfermera era demasiado suspicaz e intuitiva si bien no le cuestionaba sus acciones eso no quería decir que no estuviera al tanto de ellas. Esa pequeña humana era demasiado inteligente para su propio bien, el español giro un poco su rostro mirando en dirección donde la figura de Lora reposaba de pie, tan quieta a comparación de su estruendoso corazón que cantaba para él, la melodía paro, en un pestañeo mortal el cuerpo del moreno se posó justo enfrente de la rubia atrincherándola entre la pared y su cuerpo sin darle la oportunidad de reaccionar.

-¿Qué estas pensando?…-

Demando saber pues los ojos azules mostraban que algo la turbaba, lo dicho, era demasiado intuitiva, y aunque este pudiera meterse en la mente de aquella mujer la respetaba tanto como su pareja, que jamás había recurrido a ello, darle a Lora el libre albedrío era algo que le había costado demasiado y frecuentemente luchaba con ello, aunque no estaba seguro hasta qué punto podría permitírselo; la necesitaba a su lado y por esa simple razón haría cualquier cosa, inclusive obligarla, perderla a ella…no, no podía concebirlo. La mano fría acaricio la suave piel del rostro ajeno, bajando por su cálida mejilla, tomando su fino mentón para alzarlo un poco y tener acceso a los ojos que tanto adoraba, Porque la adoraba, de una manera diferente que en todos sus años no había experimentado tal suceso, aquello no tenía comparación ni con la misma catalina la cual tenía toda su obsesión, no, Lora se transformó en más que algo a lo cual aferrarse, vivir con ella de aquel modo simplemente le dio vida.




I know it takes a while to heal from you at once ...:

avatar
Damian Alarcón
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 67
Puntos : 101
Reputación : 44
Fecha de inscripción : 24/07/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mon Besoin // Lora B.

Mensaje por Lora Bellamy el Dom Mar 11, 2018 6:20 am

El español notó su presencia y de inmediato dejó de tocar, aproximándose as ella a una velocidad sobrehumana, acorralándola entre su cuerpo y la pared a la espalda. Siguió con la misma actitud, ofuscada, oscurecida como su propia mirada. Y no fue hasta que el vampiro la obligó a alzar el rostro con aquel leve y suave gesto que sus orbes azules, normalmente claros y ahora de un tono mar profundo, se clavaron en los foráneos.
 
¿Por qué estabas tocando el piano?
 
No iba a aceptar una mentira dulce de las suyas, porque sabía que aquel piano era lo único que tenía que ver con Catalina en la hacienda. Todo lo demás estaba en la mansión de la ciudad, aquella que a Lora le tenía prohibido pisar. Y esa pieza de mobiliario era un constante recordatorio para la rubia del lugar que ocupaba la difunta en la obsesión de Damián. Siempre iba a estar ahí, atormentándole, desgarrando las entrañas a las que el inmortal ya no daba uso, pero que seguían ahí, retorciéndose, molestando, doliendo. La enfermera sufría más que el propio español por aquella maldición, porque ella le amaba y aunque intentaba no pensar en aquella sombra que les sobrevolaba y sobrevolaría hasta su muerte, había momentos en los que no podía evadir la idea. Y aquella ocasión en la que el propio Damián había sido el que trajera ese dolor a su recuerdo y a su corazón, dolió más que cualquiera.
 
Déjame salir. Necesito que me dé el aire.
 
Desvió la mirada, no deseaba ver al contrario a los ojos, porque no quería discutir y implicando al antiguo amor del vampiro, no había manera de hablar solamente del tema sin que ambos acabaran enojados. La propia Lora sabía que ella se volvía irracional cuando hablaban de aquello, que perdía su habitual calma, su sosiego permanente y la frialdad con la que solía actuar al tratar cualquier otro asunto con el moreno. Aquella charla era tabú y en más de una ocasión habían terminado mal las cosas cuando salía a colación. No deseaba que fuera uno más de esos encuentros.



Sometimes, feelings get in between me and justice:

That hurts me, and you know it:

When I am ready, he will take me there:
avatar
Lora Bellamy
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 80
Puntos : 78
Reputación : 23
Fecha de inscripción : 27/09/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mon Besoin // Lora B.

Mensaje por Damian Alarcón el Dom Mar 11, 2018 5:02 pm



- A sabiendas que la respuesta no te agradara, pretendes convertirme en tu verdugo. Lora... hay en mi cosas que tu luz no alcanza a rescatar, y no por falta de sentimiento. Mi castigo es recordar el enorme fallo que cometí hasta que pueda ponerle remedio y olvidarlo no es algo que me pueda permitir, no aun...por eso tocaba el piano, el dolor suele sentirse mas real que la propia felicidad.-

Nombrar a la mujer que ocasionaba tanto no era lo mas sensato, si bien el nombre estaba prohibido como la mayor de las injurias, para el inmortal sacarlo a colación no traería nada bueno y ambos lo sabían. Algo que el firmemente falto, pues fue el quien la trajo en el momento que sus dedos tocaron aquellas teclas invocandola para dañar su sensatez, quebrantar la poca paz que disfrutaban; pedir disculpas no era una opción ni su modo. Las orbes destellaron en un tono carmesí saboreando la indiferencia que la rubia trataba de aparentar respecto al tema, pero su pedido, o ese maldito pedido solo dio paso a que las manos apoyadas en la pared ejercieran fuerza haciendo que la superficie cediera un poco a la presión.

-Aire?, o lo que deseas es privarme de tu presencia como expiación a mi importuno pasado...-

El humor del vampiro no era el mejor, ya le habia abierto la puerta a las sombras ni como cerrarla cuando se adherían a su mente prediciendo que el encuentro tarde o temprano suscitará en un desenlace para nada prometedor. No la quería lastimar y aun así aqui estaba clavando mas aquella daga, en ambos. No la dejaría salir con aquella tormenta que comenzaba a extenderse.

-No.-

Asevero con voz firme, sin externar intenciones de hacerse aun lado, incluso le robo espacio pegando su frente a la ajena, de verdad odiaba no poder entrar en su mente mas cuando tenia la capacidad para hacerlo fácilmente. Una de sus manos bajo hasta colocarse en la cintura de la mortal, le frustraba que le negara el contacto y ella era consciente, Lora...siempre estirando sus limites.







I know it takes a while to heal from you at once ...:

avatar
Damian Alarcón
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 67
Puntos : 101
Reputación : 44
Fecha de inscripción : 24/07/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mon Besoin // Lora B.

Mensaje por Lora Bellamy el Mar Mar 13, 2018 5:17 am

Antes de que el inmortal le diera aquella larga contestación, ella ya se había imaginado que, directamente, no le diría el motivo por el que se había sentado a tocar un piano que, para empezar, jamás debería haber pisado la hacienda. Sacó a la rubia de la ciudad y se la llevó allí, prometiéndole que aquel lugar sería solo para ellos y, sin embargo, plantado en mitad del salón estaba ese dichoso instrumento, clavado como una astilla en el alma de Lora, una astilla que ya había hecho raíces y crecía día tras días. La enfermera intentaba ignorarla, pero que el español decidiera tocarlo, fue peor que una ofensa a lo que ambos tenían. Se sentía dolida, y aunque estaba acostumbrada a cierto tipo de sufrimiento, había cosas que la dañaban más allá de la razón.

Lo que deseo es alejarme de ti ahora mismo.

Clavó sus ojos azules, ahora embravecidos y, al mismo tiempo, fríos como el hielo, tan fríos que de poder, quemarían con la mirada.

Ese piano jamás debió entrar en esta casa y lo sabes.

La voz de la francesa se elevó al pronunciar aquella sentencia. Sabía que de quererlo, el inmortal podría doblegarla, pero que si lo hiciera, perdería por completo su confianza. Y ganársela de Lora no le había resultado fácil en el pasado, así que recuperarla, sería casi imposible si se la negara una vez más. Frunció el ceño ante la negativa del vampiro a dejarla salir. Ella podía ser más fuerte que una humana, pero no podría apartar al contrario ni con todo el esfuerzo del mundo si él mismo no se movía.

¿Sabes lo que es para mí verlo ahí cada día? ¿En mitad de MI casa?

Lo había tolerado porque, en el fondo, era una blanda con Damián. Pero desde que ese instrumento cruzara las puertas de la hacienda, Lora había estado acumulando la rabia que le provocaba el verlo ahí plantado. Cada día crecía más la oscuridad en su interior y las notas musicales que habían nacido de los dedos del español, habían prendido la mecha de una bomba que estallaría en cualquier momento. Ahora aún no había alcanzado el núcleo, por eso quería distanciarse de la causa e intentar apagar el fuego, la brasa que quemaba en ascenso. Pero el contrario no parecía comprender lo que se avecinaba y la retenía allí, avivando la llama.



Sometimes, feelings get in between me and justice:

That hurts me, and you know it:

When I am ready, he will take me there:
avatar
Lora Bellamy
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 80
Puntos : 78
Reputación : 23
Fecha de inscripción : 27/09/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mon Besoin // Lora B.

Mensaje por Damian Alarcón el Mar Mar 13, 2018 2:23 pm



Los ojos del vampiro se tornaron tan oscuros como la misma noche, las palabras severas de la francesa en conjunto con esa fría mirada tuvieron el poder de encender su hastío, podia sobrellevar cualquier cuestion, pero que Lora le pidiera alejarse le provocaba irritacion, al menos de aquel modo en como lo estaba haciendo. Su cuerpo se tenso y la mano que tenia posada en el talle del cuerpo femenino simplemente se dejo caer manteniendo el otro brazo extendido y apoyado en la pared justo pasando por un lado de la cálida mejilla; no le quedo mas remedio que erguirse un poco, separando de esa manera sus frentes.

-Me perteneces, no puedes desear alejarte de mi cuando sabes que eso me causaría cólera y desdicha. No te lo permito-

Las palabras salieron amargas y con fuerza mientras la palma colocada en el muro seguía hundiéndose, cediendo al peso que el español estaba ejerciendo de manera inconsciente dado que solo se estaba concentrando en el rostro humano que le dedicaba una mirada invernal cargada de reproche y lo peor es que tenia motivos para verle de aquella forma, para pedirle que se apartara, pero era predecible que Damian no lo hiciera por mas daño que le ocasionara. La rabia comenzaba a dominarle, porque Lora le cuestionaba?, le increpaba y hasta retaba con sus palabras, estaba claro que nunca le habia generado miedo.

-Que el piano este aquí o no, no borra aquella existencia a la que estoy ligado y lo sabes mejor que nadie. No puedo ignorarle y fingir que nunca me marco, renegar de ello no tendría validez cuando ese infortunio me trajo hasta ti... -

Ni siquiera era capaz de pronunciar el nombre de aquel amor que tuvo en su humana vida y en el cual, en su eternidad , su penitencia era perderle una y otra vez; aunque sinceramente con sus acciones tal parece que no hubiese hecho falta que le nombrase. No sabia hasta que punto los sentimientos de la rubia estaban lastimados, le era difícil comprenderlo cuando hace mas de un siglo el dejo de sentir de aquella manera tan humana; lo cierto es que se lo pudo evitar, ya que no tenia porque haberse relacionado con Lora mas haya de ser su medio de alimentación, se permitió enajenarse con la humana, se permitió gozar de su presencia y añorar pasar las tardes platicando de cosas que para el carecían de importancia pero que para ella, realmente trascienden, lo cual era suficiente para captar su atención. Porque no podia ser feliz con lo que el tenia para ofrecerle, con lo poco que habia quedado de el.

-No, no lo se Lora, pero no creo que sea tan doloroso como lo es para mi. Que deseas?, que le mande sacar?, que lo destruya?. Ella de igual forma volverá, no es algo que podamos posponer o evitar . Y que harás entonces?, Te apartaras de mi?, serias capaz de acabar con mi existencia de ese modo? -

Había rabia y poca consideración en lo pronunciado, ni siquiera supo en que momento tomo a la joven de los hombros con la misma brusquedad de su mirada, ejerciendo fuerza innecesaria que si fuera completamente humana le causaría un daño considerable. Aquello siempre terminaba mal, los dos lo sabían.





I know it takes a while to heal from you at once ...:

avatar
Damian Alarcón
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 67
Puntos : 101
Reputación : 44
Fecha de inscripción : 24/07/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mon Besoin // Lora B.

Mensaje por Lora Bellamy el Miér Mar 14, 2018 11:16 am

La rubia jamás había sido una mujer insensata, conocía cuáles eran sus límites como humana y, también, hasta dónde podía tirar de la manta con el español. Sin embargo, el tema de Catalina la tenía siempre al filo de lo peligroso y aquella vez, en aquel instante, no estaba para detenerse a mirar si había cruzado la ralla o seguía tras ella. Estaba dolida, ofuscada, desesperada. Sentía odio por aquella sombra que planeaba sobre sus vidas, siempre lo había sentido, sin conocerla, porque torturaba al inmortal, lo aferraba de un modo enfermizo y tortuoso que se había expandido hasta contaminar a Lora. La existencia de aquella penumbra en el pasado del vampiro era peor que la más intrusivas de las ponzoñas. Era un veneno corrosivo que, poco a poco, estaba mermando la vida de la francesa, su voluntad, su espíritu.

Damián, yo sé que tú no me amas, que no eres capaz de hacerlo. Y lo acepto, lo comprendo. Pero que trajeras eso aquí… por mucho que ella forme parte de tu existencia, ese MALDITO piano es un puñal que clavaste en mi corazón. Creí que al menos me respetabas suficiente como para no hacerme esto. Pero no contento con traerlo aquí, encima lo tocas.

Ahora mismo le daba igual lo que sintiera el español, porque por mucho que lo atormentara la existencia de Catalina, al igual que no podía amar, tampoco tenía corazón para sufrir del mismo modo en que lo hacía la enfermera. Era ella la que debía soportar que el hombre al que amaba pensara siempre en otra. ¿Acaso se paraba él a pensar alguna vez lo que eso suponía para la mortal?

Iba a decir que tenía gracia que me preguntaras eso, pero lo cierto es que no la tiene. Después de estos años a tu lado, de todo lo que he hecho por ti, de todo lo que he soportado con Catalina… ¿Aún te atreves a cuestionar mis acciones? ¿Osas decir que no tengo derecho a echarte en cara que me restriegues a esa por la cara?

Ella fue la que pronunció su nombre, porque lo tenía taladrándole la mente, la lengua. La piel habitualmente pálida de Lora se había enrojecido por la rabia. Las venas de su cuello y sien se abultaron, su corazón palpitaba con fuerza, con ira, bombeando sangre con rapidez por todo su cuerpo. Cerró las manos en puño, sin apartar la mirada helada de los ojos negros como pozos del vampiro.



Sometimes, feelings get in between me and justice:

That hurts me, and you know it:

When I am ready, he will take me there:
avatar
Lora Bellamy
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 80
Puntos : 78
Reputación : 23
Fecha de inscripción : 27/09/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mon Besoin // Lora B.

Mensaje por Damian Alarcón el Lun Mar 19, 2018 10:34 pm

Sus dedos se apretaron envolviendo la tierna piel bajo ellos, Lora pecaba de imprudencia al no medir el modo en cómo se dirigía a él y eso le estaba irritando por demás, incluso el oírle pronunciar el nombre con total libertad, dándose un derecho que él incluso se negaba en demasía. Los ojos hundidos en la oscuridad chispearon con amenaza pura, destilando el poco sosiego que aún le habitaba y ella lo sabía...por supuesto sabia, lo estaba toreando sin temor a represalias. Una sonrisa tétrica apareció en el pálido rostro marcado por la eternidad, casi burlón de su destino.

-Amor…que gran inconveniente. Nos doblega el juicio, hurta el raciocinio y despedaza la voluntad. Pero aquí estas, afirmando con tus acciones albergar un sentimiento más allá del que se te permitió, cuando sabes que es el comienzo de tu calamidad y la mía.... nos condenas Lora…me condenas a complacer tu voluntad de maneras más egoístas que las que yo pueda perpetrar -

Aquello fue dicho de manera lúgubre, destilando la intención de hacerle sentir mal como si ella fuera la culpable, no quería entender el daño que le ocasionaba, no quería aceptar lo que esa humana había ocasionado en su inmortal vida, era más fácil hacerle ver que erraba en su actitud. Porque entre su dolor por un momento olvido lo que le aquejaba y eso le enfurecía, era aceptar de algún modo que volvía a traicionar a la mujer que por su culpa estaba destinada a ser encarcelada en el recipiente de nuevos cuerpos. Por eso el piano, por eso la tortura, no debía olvidarle, no se podía permitir seguir como si no existiera; tenía que liberarlos a ambos, buscar la manera de acabar con esa maldición que terminaría arrastrando a Lora también, por su debilidad, por quererla retener a su lado sin contemplación.

-No olvides tu lugar Lora, el que tengas tantas libertades no significa que puedas reclamarme algo respecto a mi pasado, no puedes, no cuando lo aceptaste y fuiste consiente que me seguiría a donde fuera. -

Palabras frías que dejaban clara su postura, no le gustaban aquellas discusiones menos se disculparía o admitiría un error.

-Aprende a lidiar con ello, porque llegara el día en que el piano te parezca el menor de los problemas. -

Una parte de él se deleitaba con el dolor de la rubia, saborear la furia en los ojos azules le generaba placer. Provocarla de manera que pudiera conocer todos los matices de su fuerte personalidad, le podia apaciguar el enojo que estaba experimentando.





I know it takes a while to heal from you at once ...:

avatar
Damian Alarcón
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 67
Puntos : 101
Reputación : 44
Fecha de inscripción : 24/07/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mon Besoin // Lora B.

Mensaje por Lora Bellamy el Miér Mar 21, 2018 4:15 pm

Las palabras del vampiro eran como finas agujas clavándose en el corazón de la francesa. El desdén con el que él la culpabilizaba por amarle, era más doloroso incluso que el hecho de haber tocado aquel maldito instrumento en la que, durante un tiempo, había creído que era su casa. Pero ahora estaba claro, era sólo una prisión para tenerla controlada. Y, llegado el momento oportuno, que al parecer era aquel día en concreto, dañarla y menospreciarla como si su existencia no valiera nada.
 
Hay algo que olvidas, no tengo claro si queriendo o porque ni se te ha pasado por la cabeza, por tenerla demasiado llena de Catalina.
 
Recalcó su nombre, pronunciando lentamente cada sílaba, con pesadez, con desprecio. No le importaba desafiar al inmortal, porque prefería morir a sus manos que tener que vivir con el pesar de aquella sombre siempre sobre ellos. ¿Qué podía haber peor que vivir junto al hombre que se ama, sabiendo que él piensa siempre en otra? Los ojos oscuros de la enfermera, brillaron al humedecerse, presa de la rabia, el dolor y la tremenda tristeza que la inundaba en aquel momento.
 
Cuando yo acepté tu pasado, no te quería. Éramos sólo dos existencias que compartían interés en el otro, sin nada más allá que eso. Pero han pasado los años y en mi humano corazón, se han albergado sentimientos. ¿Crees que el amor se puede doblegar? No es algo que se pueda evitar. Yo no elegí esto, Damián. Créeme, de poder hacerlo, no estaría aquí ahora y ese piano me importaría menos que la muerte de mi padre.
 
El español sabía lo que aquello implicaba, porque ella misma había acabado con la vida de aquel hombre. Le había matado poco a poco, envenenándolo, viéndole sufrir como él la hbía hecho sufrir a ella. Y su muerte, lejos de importarle o preocuparla, la había celebrado a solas en una habitación poco iluminada. Así que compararlo con aquel suceso, era la peor de las posibilidades en la mente de Lora.
 
Buscó una vez más los orbes foráneos, clavando en ellos sus mares azules. Jamás había mirado a nadie de aquella manera, ni siquiera al propio Español en ninguna de sus anteriores discusiones, por aquel o por cualquier otro tema. Se sentía muerta en vida.



Sometimes, feelings get in between me and justice:

That hurts me, and you know it:

When I am ready, he will take me there:
avatar
Lora Bellamy
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 80
Puntos : 78
Reputación : 23
Fecha de inscripción : 27/09/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mon Besoin // Lora B.

Mensaje por Damian Alarcón el Vie Abr 20, 2018 12:12 am


El semblante del español no denotaba sentimiento alguno ya, su postura se irguió viendo con fingida indiferencia el tibio cuerpo frente a él, guardando para si los extraños sentimientos que la rubia le despertaba, entre ellos la frustración. No podía negarlo, estaba cabreado, pero su gallarda figura no expresaba nada dejando simplemente que el silencio en la estancia reinara y llenara la distancia que este interpuso tras las últimas palabras de Lora.
Sus garras ya habían dejado de capturar la suave piel y aun así podía divisar unas líneas rojas donde momentos atrás sus dedos ejercieron demasiada fuerza. Porque Lora no podía simplemente guardarse su resentimiento, porque tenía que cuestionarlo y reprocharle como si él le hubiera dado permiso antes; por supuesto que el hecho de que siguiera nombrando a catalina fue la gota que derramó el vaso.

-Me importa poco lo que te parezca o no cuando se trata de este tema. No tienes opciones Lora y se acabó. -

Con voz fría dio por terminada la discusión, la rubia bien podía incendiar aquel salón si le placía, pero era evidente que el inmortal no seguiría hablando de ello. No cuando esta le había estado picando la cresta en repetidas ocasiones, sin impórtale represalias, porque su actitud totalmente airada logro en el español descolocarlo, llevándolo al punto de casi cometer una locura.

-No vuelvas a ensuciar tus labios trayendo a colación al malnacido de tu padre. -

Ordeno conteniendo esa ira que amenazaba por escaparse de su ser y es que solo recordar al maldito humano que se había atrevido a ponerle una mano encima a Lora le molestaba aún más que el tema de Catalina y eso la rubia rebelde lo sabía mejor que nadie. Una de sus manos paso por su frente como si en verdad a un inmortal pudiese dolerle la cabeza.

-La tormenta arrecia, mantente dentro de la hacienda o como siempre desafíame y tienta tu suerte.  -

Fueron las últimas palabras que le dedico no quería perder los estribos y lastimarla por que en verdad por un momento deseo herirle por echarle la verdad en la cara, así que no le quedó más remedio que ceder y dejarle a solas mientras desaparecía de la vista humana.




I know it takes a while to heal from you at once ...:

avatar
Damian Alarcón
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 67
Puntos : 101
Reputación : 44
Fecha de inscripción : 24/07/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mon Besoin // Lora B.

Mensaje por Lora Bellamy el Vie Abr 20, 2018 11:12 am

La mirada de la humana se oscureció hasta perder el brillo característico que tenía. Las contestaciones del español no hacían sino ahondar en la herida y, por ello, Lora pensaba demostrarle lo equivocado que estaba con cada palabra que estaba saliendo ahora de sus labios. No le dijo nada, le dejó marchar como si le importara menos que la muerte de aquel que le acababa de prohibir pronunciar. En cuanto el inmortal se apartó, ella giró y le dio la espalda. Aguardó hasta que dejó la estancia y fue al escritorio a por el abrecartas.

Ya que tú eres incapaz de tomar la decisión, lo haré yo por ti.

Susurró al mirar el filo de plata que ocultó en la manga de su vestido. Observó por la ventana, aún era de noche y, además, amenazaba tormenta. Decidió retirarse a su habitación, no a la que compartía ahora con Damián, sino aquella que ocupara años antes cuando su relación no era más que una formalidad, un cruce de palabras y un extraño interés por parte del español hacia la francesa.

En cuanto amaneció, se aproximó a la ventana y miró el exterior, de no ser por las tupidas cortinas que había corrido para observar fuera, un sol arrollador hubiese calcinado al vampiro. Era el momento. Recuperó aquella pequeña daga plateada que volvió a esconder bajo la ropa al vestirse de nuevo y pasó junto a Abelardo que iba a continuar con sus rutinas habituales.

Voy a dar un paseo antes del desayuno. Necesito que me dé el aire.


Estaba segura que el sirviente ya sabía el estado de ánimo del inmortal y, por consiguiente, el de la enfermera. Pues cuando discutían allí no quedaba títere con cabeza. Así que con una cordial reverencia se despidió de la dama, rogándole que, por favor, fuera con cuidado. Ella le respondió con una sonrisa fría, pero elegante y se marchó. Cruzó el jardín y se fue alejando de la hacienda, pero sin abandonar el terreno. A esas horas el vampiro estaría en su despacho maldiciendo o, tal vez, soñando con Catalina. La idea enfureció a Lora que agarró con tal fuerza el abrecartas que se cortó un dedo.

Maldita sea...

Se quejó, chupándose la linfa que asomaba en la yema. Aunque entonces lo pensó mejor y por poco no le dio un ataque de risa. Menuda tontería preocuparse ahora por una nimiedad como aquella, cuando lo que estaba por hacer dolería más, por no hablar de lo que ensuciaría. Cuando consideró que ya se había distanciado suficiente, junto a la orilla del río, se rasgó las mangas del vestido y poco a poco fue metiendo los pies en el agua, hasta que ésta le cubrió la mitad de los muslos. Detuvo su andar y miró sus antebrazos, primero uno y luego el otro. Sostuvo con firmeza la empuñadura del pequeño cuchillo y, tras desviar la mirada hacia el cielo, clavó el filo en la muñeca, cortando en vertical de manera ascendente. Repitió el proceso en el mismo lugar, pero a unos milímetros a la derecha y luego cambió de mano para volver a rasgar la piel con fuerza. La sangre comenzó a derramarse, primero de manera lenta, pero en cuanto comenzó a recostarse en la corriente del río, la mancha rojiza creció con rapidez. Cerró los ojos y se dejó llevar por el torrente. El astro rey brillaba tan fuerte, que le dolía incluso con los párpados caídos. Sabía que Damián descubriría pronto su plan, lo sentiría por la conexión que tenían, pero no podría ir a por ella y Abelardo tardaría en alcanzarla y llevarla de regreso a la hacienda. Sólo había dos opciones ahora para el español: Dejarla morir o convertirla.



Sometimes, feelings get in between me and justice:

That hurts me, and you know it:

When I am ready, he will take me there:
avatar
Lora Bellamy
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 80
Puntos : 78
Reputación : 23
Fecha de inscripción : 27/09/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mon Besoin // Lora B.

Mensaje por Damian Alarcón el Vie Abr 20, 2018 6:05 pm



No fue una noche corta como las que solían pasarle a lado de Lora, tras dejarle en aquel corredor no tuvo mucha conciencia de los lugares en los que estuvo porque era evidente que no permaneció en la hacienda. Sus limites habían sido rebasados y lo menos que deseaba era causarle algún daño a su mujer; lo cual era totalmente irónico porque si bien no le daño físicamente lo cierto era que a nivel emocional le destrozó con sus acciones, eso lo enojaba aun mas, saber que la tristeza en los ojos azules era por su causa. Damian no sabia como lidiar con las emociones mortales, lo habia olvidado, solo la obsesion era lo mas parecido al sentimiento humano que en el habia quedado y por ende la única que entendía a plenitud; en el fondo se negaba a reconocer lo que tanto temía, esa dependencia que habia estado alimentando terminó por echar raíz. No podia concebirse sin la presencia humana por mas que Catalina pesara en su no vida.

Horas antes del amanecer dispuso como siempre al personal tapar toda entrada de luz con aquellas ostentosas cortinas negras, aunque no solía salir de su despacho o habitación cuando el sol regocijaba, no le gustaba sentirse limitado por su condición por ello siempre las cortinas permanecieron cerradas, el saliera o no. Lora no se apareció en ningún momento en su alcoba lo que le hizo predecir que estaría en la antigua habitación que usaba cuando recien llego a la hacienda, así que no le extrañó que al entrar la figura de la humana no estuviera recostada en el lecho que compartían; en más de una ocasión utilizó los ojos ajenos para vislumbrar el rostro cálido y lo que le revelaron ese par de cielos no le agrado. Quizás por ello continuó vagando en cada mente del servicio siguiendo los pasos de aquella mujer, quizás hubiera tenido mejor efecto si su hambre no estuviera tan marcada, maldijo golpeando el buro que tenia enfrente, que diablos tramaba Lora, no se suponía que ella diera paseos a esta hora, por rutina siempre se quedaba hasta pasada las 10 con el pues no desayunaba hasta que damián se alimentara. Se concentró de nuevo y gracias al capataz que en ese momento sacaba a los potrillos pudo vislumbrar como Lora iba mas haya del jardín, no le gusto en lo absoluto, que a caso lo estaba abandonando?. La sola idea le enfureció aun mas y saliendo euforico de la alcoba en un abrir y cerrar de ojos entro a su despacho aclamando por su hombre de confianza.

-A donde fue, porque no le acompañaste.-

-Mi señor, la señora solo me indico que daría un paseo por el jardín antes de desayunar-

-La acabo de ver y no esta en el jardín, va hacia las afueras de mi terreno.

-No estará pensando en que ella huy...-

-Sabe que no puede huir, le cazaria al caer la noche. No es eso...ella no puede dejarme.-

Lo ultimo sonó mas a que intentaba convencerse de ello, porque pensar en que efectivamente Lora tuvo el valor de dejarle le estaba resultando la peor de las traiciones y la rabia se extendía por su ser como pólvora.

-Ve tras ella y si es necesario traerle a rastras ante mi-

Murmuro apoyando ambas manos en su escritorio mientras abelardo salia del despacho a la velocidad mas rapida que su cuerpo podia responder, entonces su oscuro mirar le hizo ver que algo faltaba en aquella mesa de roble y aquel pinchazo que sintió en el cuerpo le hizo ver por un instante atravez de ella lo que estaba haciendo en aquel río. Sintió el dolor ajeno, la sensación del agua fría llenarle y solo atino a gritar su nombre con desesperacion al saber la estupidez que esta estaba cometiendo, la impotencia y el dolor le albergaron no podia salir de aquella hacienda que se habia vuelto la peor de las prisiones por primera vez. Un alarido agudo acompañaron el crujir de los muebles, abelardo no llegaría a tiempo y el no podia salir.

Los siguientes minutos fueron tortuosos, eternos, pudo vislumbrar atravez de Abelardo como este sacaba el cuerpo pálido del río transportandolo de camino a la hacienda en su caballo que se le antojo demasiado lento. Que caso tenia vivir sin aquella mujer? De verdad esa era su forma de castigarle?  Y si su corazon ya habia dejado de latir en el trayecto, insensata Lora...

Lo escuchó, el débil canto del corazón al cual le pertenecía y en un estado de desconcierto tomo el cuerpo húmedo. El aroma de su sangre le golpeo de lleno estaba en toda su ropa,los labios pálidos sin color y sus dorados cabellos pegados al rostro que se miraba sin vida.-Eres Cruel Lora...-Murmuró dejándose caer de rodillas con el cuerpo ajeno, la escena dio pie a que Abelardo dispusiera que nadie permaneciera en la estancia  dejando al vampiro con aquella que ya no seria

-Y yo un egoísta irremediable...quédate conmigo por siempre-  

La manera en que Damian acuno el cuerpo contra el suyo era demente y tras besar los labios fríos sus colmillos penetraron directo en el fino cuello drenando de manera desesperada la poca sangre que quedaba degustando con ella imágenes desde la infancia hasta el presente de la mujer que tenia en brazos, temia como nunca, que su ponzoña no fuera suficiente para retenerla, por que ya no habia nada mas alla de Lora ni siquiera Catalina podría retener su partida a lado de esta mujer. Porque lo pensó, en este breve lapso unirse a ella si dejaba de existir. Sus labios manchados de sangre  dejaron la fría piel de la rubia y rasgando su brazo con los afilados colmillos succiono suficiente de su propia sangre para con un beso regalarle la vida eterna.

Entonces lo escucho, como tras unos segundos el corazón alterado por su veneno y que tanto adoraba dejo de cantar para el.












 




I know it takes a while to heal from you at once ...:

avatar
Damian Alarcón
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 67
Puntos : 101
Reputación : 44
Fecha de inscripción : 24/07/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mon Besoin // Lora B.

Mensaje por Lora Bellamy el Sáb Abr 21, 2018 5:03 pm

La rubia pudo sentir como la sangre abandonaba su cuerpo, como la vida se iba escurriendo por entre sus dedos como los granos en un reloj de arena. Sus sentidos se fueron apagando como poro a poco, igual que durante una puesta de sol el mundo se fue oscureciendo. Para cuando Abelardo dio con ella, la consciencia había dejado ya a la enfermera y sólo un cuerpo inerte pendiendo apenas de un hilo de vida quedaba flotando en las aguas del río que bordeaba el terreno de la hacienda.
 
Durante un rato indefinido en el que el tiempo y el espacio se enredaron, Lora no sintió nada. No hubo tristeza, dolor ni sufrimiento. No hubo añoranza ni remordimiento. No hubo recuerdos ni amor no correspondido. Sólo hubo paz y silencio.
 
Cuando abrió los ojos, se sentía diferente. La luz era dolorosa a sus orbes, los escasos sonidos que alcanzaban sus oídos demasiado potentes. Era como si toda ella fuera mucho más sensible a cualquier cosa que la rodeara. Se cubrió el rostro con el antebrazo, concretamente sobre los ojos. Dejó escapar un quejido al intentar moverse más allá de aquel gesto. Su corazón ya no latía, sus pulmones ya no requerían aire y su estómago tampoco necesitaba ingerir alimento. Todo eso ella aún no lo sabía, pero pronto lo averiguaría.  
 
Giró la cabeza en busca de ubicación. Intentaba descubrir dónde estaba, aunque le costaba enfocar la vista por los destellos que parecían titilar allí donde fijaba su mirar. ¿Había funcionado su idea? ¿La había convertido el español? ¿Tal vez estaba muerta y por su loco cometido había ido al infierno?
 
¿Damián…?
 
Le picaba el cuello, su voz sonó áspera y le rascó la garganta al salir por pronunciar aquella única palabra. Deslizó los dedos de la diestra al girar la mano y bajó por su rostro hasta tocarse la el lateral del cuello, donde la yugular. No había marcas, claro que ella no sabía que habían pasado varios días desde el inicio de su conversión y que debido a su nueva condición, su carne y piel habían sanado mientras ella permanecía en un profundo letargo. Estaba recostada en la cama, se percató cuando movió la zurda y sintió el tacto de las sábanas bajo las yemas.



Sometimes, feelings get in between me and justice:

That hurts me, and you know it:

When I am ready, he will take me there:
avatar
Lora Bellamy
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 80
Puntos : 78
Reputación : 23
Fecha de inscripción : 27/09/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mon Besoin // Lora B.

Mensaje por Damian Alarcón el Mar Abr 24, 2018 4:12 pm


En algún punto el inmortal fue conciente de la alevocia con la que actuó Lora, quien sin duda le orillo a tomar una decisión que no tenía revés, un punto de inflexión en ambos. En silencio el español se había levantado con el cuerpo sin vida, dirigiéndose a la habitación de ambos con Abelardo siguiéndolo fiel sin murmurar ni una sola palabra, pues al pobre hombre de cierta manera le afligía el rumbo que había tomado el alma tan joven de su joven ama.

-No tardará en empezar el cambio... encárgate del personal, dales varios días, los quiero fuera de mis tierras...-

Fue lo último que menciono tras entrar al cuarto con la rubia en brazos, aferrandola a su pecho, era cuestion de segundos y lo sabía por ello se dio prisa limpiando la piel ensangrentada con una velocidad propia de su inmortalidad, le acomodo en la cama con un vestido de seda negro sin su bata de dormir; no le quedaba más que aguardar. El cuerpo comenzó a convulsionar, la ponzoña se adueñaba de la figura sobre el lecho, era cuestion de tiempo para que los gritos de Lora se escucharán fuera de la habitación; el rostro de español denotaba que la situación no le satisfacía en lo absoluto, el cambio era doloroso y porsupuesto aquello le hizo recordar su propia transformación, la sensación del fuego quemándo por dentro, la ponzoña destruyendo y regenerando a la vez...consumiendo todo a su paso, llevándose todo cuanto fuiste. En algún punto su cuerpo aprisionó al femenino tratando de contenerle, aunque sabía que evitarle el dolor era imposible pues no había otro precio que cobrar por recibir la eternidad, la piel que antes le parecía tan caliente se volvió agradable a su tacto, una temperatura igual a la suya...fría. Detallo cada aspecto nuevo en el cuerpo de Lora y fue testigo como los cortes obtusos en su piel se unían sin dejar huella alguna de su pecado, el tono en su rostro se volvio más pálido remarcando sus pestañas negras y tupidas. No detarmino la hora en que los cantos de dolor que profiriaba su mujer cesaron  menos cuántos días pasaron recluidos en la oscuridad, ahora solo permanecia envolviéndole con sus brazos, manteniéndola  recostada sobre el, el toque de la puerta hizo que alzará su mirada, sabía de quién se trataba pues era el único e la hacienda aparte de ellos.

–Adelante...

-Mi señor, su encargo quedó satisfecho, dispuse de toda la sangre que me fue posible.

El actuar de su mano dereha era un tanto ansioso y el español sabía porque, el hombre mayor estaba preocupado lo notaba en sus ojos y sus pensamientos tan fuertes casi le gritaban con apremio. Bastantes años había pasado a lado de Damián prácticamente este le empezó a servir cuando tenía 16, el inmortal lo vio crecer.

—Ella está bien Abelardo, resistió el cambio...—

— Eso quiere decir que usted también lo está, me alivia saberlo mi señor. Si me lo permite, le pido no sea duro con mi señora, nuestra especie es propensa a cometer los actos más incensatos e imprudentes cuando amamos.— Damián sin esfuerzo perfilo las pequeñas perlas de sudor que invadían el rostro de aquel que en apariencia era mayor que el, la figura corpulenta camino dejando una charola con una copa y una jarra larga de cerámica que con el olor que despedía supo su contenido. —Yo algún día partire y le puedo decir que el ver a mi señora a su lado me da tranquilidad...no estará solo. Con su permiso...—

El inmortal asintió dándole el permiso para que este se retirará, dejándoles de nuevo solo. Con cuidado dejó en el lecho el cuerpo de Lora, dándole la pauta para moverse por la habitación. Se sirvo una copa de aquella inusual jarra, sonrió, pues el material era ideal para manejar temperaturas calientes, mantendría la sangre tibia por un rato y esos detalles solo podía tenerlos auel hombre el cual no dudaba se hubiera encariñado con la presencia de Lora después de todo pasaron bastante tiempo mientras ese le instruia. El líquido espeso le lleno, no era lo mismo que degustarla de primera mano pero tampoco se podía dar el lujo de rechazarlo cuando no había salido para nada de aquella habitación, también estaba el hecho de como Lora se sintiera en primera estancia por el tema de la alimentación, aunque sabía que la sed era algo con lo que se tenía que lidiar los primeros años de vida.

—Lo que sientes es tu sed pidiendo ser calmada...Bienvenida a nuestro dulce infierno...—

La voz se mostraba irritada, porque si bien estaba aliviado de tenerla con el, no le gustaba la manera en que había procedido, ella logro dejarlo sin salida, lo obligó a tomar una decisión.
Había más razón para mostrarse de ese modo? Por poco la perdia.





I know it takes a while to heal from you at once ...:

avatar
Damian Alarcón
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 67
Puntos : 101
Reputación : 44
Fecha de inscripción : 24/07/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mon Besoin // Lora B.

Mensaje por Lora Bellamy el Vie Abr 27, 2018 2:49 pm

La voz del español alcanzó sus oídos, parecía distinta, pero a pesar del cambio de tono de ésta, era capaz de distinguirle. La irritación no era un estado de ánimo poco habitual en el inmortal, de hecho, así que estaba muy acostumbrada a él desde hacía tiempo. Pero era esa sensibilidad recién adquirida la que hacía que todo fuera diferente de lo habitual. Su percepción había cambiado, toda ella lo había hecho, por dentro y, menos visiblemente, por fuera.
 
Se aferró a la ropa de cama para incorporarse, momento en el que todo su cuerpo se resintió. El dolor que su mente había anulado, aquel que le había hecho olvidar al despertar de su breve letargo en el que su ser se había roto en mil pedazos antes de recomponerse, ahora regresaba, acuciante, lacerante e indomable. Dejó escapar un alarido desde lo más profundo de su garganta, lo que hizo que se causara a sí mismo un estridente dolor de cabeza procedente der reverberar de los tímpanos de las orejas.  
 
Los ojos de la francesa fulguraron rojizos y sus colmillos se afilaron sin previo aviso. No controlaba lo que ere ni lo que podía hacer. Clavó sus orbes en la silueta que claramente veía aún sin vela alguna encendida en aquella estancia. Se cortó a sí misma la lengua con aquellos puntiagudos dientes y el sabor de la ponzoña al bajar por su gaznate hizo que siseara, sedienta de sangre.
 
Tengo sed…
 
Sus palabras únicamente confirmaron lo que el vampiro ya sabía y acababa de decirle, mas ella no estaba en plenas facultades. Oía muy bien, pero no escuchaba. Podía notar la brisa más efímera, pero no sentía. Distinguir la diferencia de tonalidades entre las estrellas, pero no veía de verdad lo que tenía delante. Sólo el hambre crecía, voraz.
 
Se terminó de incorporar y con una velocidad que desconocía, aunque con torpeza, desapareció de la cama y se situó junto a la butaca que ocupaba el español. Su nariz se pegó al cuello ajeno y lo recorrió, oliendo profundamente y con lascivia.
 
Tengo sed…
 
Repitió de nuevo y abrió la boca, a punto de hincar los colmillos en aquel cuello que tan bien conocía, pero que ahora se le antojaba nuevo.



Sometimes, feelings get in between me and justice:

That hurts me, and you know it:

When I am ready, he will take me there:
avatar
Lora Bellamy
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 80
Puntos : 78
Reputación : 23
Fecha de inscripción : 27/09/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mon Besoin // Lora B.

Mensaje por Damian Alarcón el Vie Mayo 04, 2018 12:37 am

El asiento donde se encontraba percibió la velocidad y fuerza con la que Lora se había movido, inexperta de sus dotes y nueva habilidad para trasladarse de un lugar a otro, por lo que no fue de extrañar que los muebles se siembraran en medida, siendo receptores de su inmortalidad. El perfume de su piel le lleno, preso de aquella creación que parecía haber nacido para convertirse en un ser nocturno, por primera vez en sus doscientos años no supo como describir la sensación que le albergaba al tenerla de aquella forma, se sentía completo al ver aquellos ojos inyectados de carmesí, fue un descubrimiento.

Una decisión que de ser por el hubiese postergado, hasta encontrarle solución a la situación de Catalina. Pero el desasociego que invadio a Lora la habia llevado a tomar un camino que el no anticipo por dejarse hundir en la rabia del recuerdo, lo cierto es que tarde o temprano el desenlace sería el mismo; lo que le molestaba era el hecho de no haberse ejecutado acordé a sus términos, para alguien que gusta de manipular y llevar las situaciones a su beneficio esto era un revés difícil de ignorar o dejar pasar.

Etéreo, permanecia con el rostro sereno y sobrio dedicándole su absoluta mirada a la rubia quien no dilató en obedecer su instinto; hambrienta por aquel elixir al que estaban atados como única fuente de alimento, pasarían meses, años incluso décadas para que Lora pudiera dominar por completo aquella sed. Sus dedos sin contener fuerza acariciaron la piel expuesta de los brazos femeninos hasta que una de sus manos se posó en la cadera de su igual atrayendole aún mas, insitandola. Hubo un silencio sepulcral, mientras se deleitaba con el tacto de aquella piel que sin duda no se cansaría de recorrer.

–Mi sangre si bien te producirá un éxtasis sin igual, aún más fuerte que cuando eras humana...solo calmara tu apetito por un momento. Necesitas sangre fresca Lora.–

Le explicó con voz neutra apaciguando su irritado estado de ánimo, no se movió ni un apice, manteniendo cual cadenas sus manos en el cuerpo de la que ahora en vez de un mar azul tenía una luna sangrienta en los ojos. Codiciaba cada parte de ella, con una fuerza inimaginable, tanto que era inevitable negar que sus palabras se volvían en su contra con una sorna que solo le provocaba confusión, el que se jactaba de no requerir más presencia que la propia, oh! Que equivocado estaba pues ahí estaba ella, burlandole descarada, arrebatándole su pasado para hacerle saber que aquello no era lo que necesitaba en ese momento ni en un futuro. Su diestra subió por la espalda deleitándose con aquella piel deseaba morder y hundirse en ella de manera que nunca pudiera escapar.

Ahora lo entendía, la eternidad a lado de Lora no bastaba, parecia corta y sin duda el quería más de ella.




I know it takes a while to heal from you at once ...:

avatar
Damian Alarcón
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 67
Puntos : 101
Reputación : 44
Fecha de inscripción : 24/07/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mon Besoin // Lora B.

Mensaje por Lora Bellamy el Jue Mayo 10, 2018 1:35 pm

Los ojos de la francesa estaban inyectados en sangre, pero de un modo distinto al que cualquier médico pudiera catalogar. Sus iris eran rojizos como amapolas y sus pupilas negras y dilatadas, se veían como dos pozos que daban a un abismo de caos.

El exceso de poder la tenía descolocada y la sed, como un drogadicto al que le habían quitado el opio, nublaba su juicio. Los colmillos, crecidos, rozaban sus labios y lengua, cortando ambos con cada jadeo que escapaba de sus pulmones ahora pútridos y sin uso. La respiración era inútil, pero su cuerpo seguía acostumbrado a muchas cosas que, a partir de ahora, carecerían de sentido y, al mismo tiempo, le exigiría otras tantas que desconocía.

De haber estado centrada, en sus cabales, siendo la meticulosa y calculadora Lora de siempre, se percataría que, con la conversión, ya no desprendía aquel calor al que el español se aferraba con algo similar a la devoción. En un impulso, en un terror abrumador por perderlo todo a manos de una sombra del pasado llamada Catalina, la mujer allí plantada había cometido un grave error. Había perdido su humanidad, lo que fascinaba al cainita. Le había dado una ventaja a aquella que resucitaba una y otra vez para atormentar a Damián y, en cuanto fuera consciente de ello, lo lamentaría.

Dame de beber...

Su voz sonaba sibilina, hambrienta, desesperada y arrastrada. Tragó la linfa que se acumuló sobre su sinhueso y con un borboteo hizo subir saliva hasta su boca, misma que tragó una y otra vez con el sabor férrico de su propia sangre. Clavó entonces la mirada en una y otra las manos del inmortal que la sujetaban con firmeza, una del brazo y la otra en la cintura. De un tirón libertó el primero y llevó el pulgar a los labios ajenos. La uña estaba crecida, ni siquiera sabía cómo lo había hecho. Afilada, cortante y en punta, partió con ella el belfo inferior foráneo y se acercó a lamerlo. Siseó como una serpiente y una euforia inaudita recorrió todo su cuerpo, haciéndola temblar de excitación, mientras sus pupilas se dilataban hasta ocupar casi toda la esfera del ojo. El iris desapareció sin dejar rastro.

¡TENGO SED!

Gritó sin control ni consideración alguna y empujó con violencia el cuerpo del español hasta hacerlo impactar de espaldas a la pared e incluso hundirla, dejando la silueta ajena marcada en el muro.



Sometimes, feelings get in between me and justice:

That hurts me, and you know it:

When I am ready, he will take me there:
avatar
Lora Bellamy
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 80
Puntos : 78
Reputación : 23
Fecha de inscripción : 27/09/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mon Besoin // Lora B.

Mensaje por Damian Alarcón el Sáb Mayo 19, 2018 6:10 am

La espalda del inmortal impacto de manera sorda en la pared provocando que pequeñas morusas de concreto reposaran en los hombros masculinos, de ahí la razón por la cual su mirada subiera fría hasta capturar la enloquecida carmesí que gritaba sed por cada poro de su piel; conocía exactamente aquella sensación y en Lora debía perpetrarse el doble ante sus primeros minutos de eternidad al igual que su innegable aumento de fuerza levemente por encima de la suya, privilegios de ser una neófita.

-Estoy enterado de ello...-Contestó ante el grito con una aparente tranquilidad que lejos de lograr sosiego aclamaba incertidumbre.

Moviéndose de manera ágil y rápida volvió a capturar el cuerpo esta vez girándola para que su espalda chocara con su pecho, deslizándose por la pared hasta que ambos quedaran en el suelo sentados, por unos segundos le resulto difícil contenerla atenuando que no estaba haciendo uso de sus dones, se habia prometido no hacerlo jamas con aquella mujer y era algo que no pensaba faltar, no por el momento.

-Hazlo...-

Si la situación hubiese sido otra le ofrecería su cuello, pero la realidad era evidente, Lora estaba demasiado eufórica para comprender razones y el no seria capaz de contenerle al punto de tener que lastimarla, primero se dejaba mutilar por la rubia antes que tocarle un solo cabello. Expuso la muñeca delante de los labios con un tanto de brusquedad, pues la francesa seguía luchando desesperada hasta que al parecer captó cuál sería su fuente de alimentación esa noche.

–Anda, te sentirás mejor.–

Demandó el Español con voz autoritaria manteniendo sus piernas abiertas y un poco flexionadas  para que Lora tuviera espacio enmedio de ellas. Cuando sintió que la enfermera solo estaba concentrada en una cosa y ya había dejado de luchar soltó su agarre deleitándose con la imagen que sin duda le generaba placer. Más le valía a su mano derecha mantenerse al margen por que con la euforia su mujer no se detendría a meditar si era correcto o no atravesarle la piel a cualquiera que se le cruzace con corazón pulsante. Era de muchas maneras extraño, el estar tendidos en aquel cuarto oscuro le resultaba sin duda muy complejo.

–Ven...– le ordenó para que esta se girará a verle despues de unos minutos, neceditaba contemplarle y tocar aquel rostro. Su sangre debía ser suficiente para calmarle la sed y regalarle un poco de control. Su pulgar limpio la comisura de los labios femeninos donde aquel hilo de su sangre descansaba, sin decir más la atrajo de nuevo a el aunque está pareciera negarse por lo rígida de su postura, sabía que ella por un momento sintió y degustó la agonía que el inmortal había padecido cuando está deliberadamente decido cometer tal imprudencia. –Dejo de quemar?...–

Pregunto con un extraño tono de voz mientras apretaba aún más el cuerpo que encarcelaba sus brazos, manteniendolos en el suelo sentados. Damián no lo diría y quizás nunca tocaría el tema de todo aquello que sintió.





I know it takes a while to heal from you at once ...:

avatar
Damian Alarcón
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 67
Puntos : 101
Reputación : 44
Fecha de inscripción : 24/07/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mon Besoin // Lora B.

Mensaje por Lora Bellamy el Dom Mayo 20, 2018 11:31 am

A la rubia nunca le había gustado ser dominada y eso el español lo sabía, sólo había cedido cuando a ella le interesaba o bien para planear el modo de, al final, salirse con la suya. Era una mujer sumamente calculadora, uno de los rasgos que había atraído a Damián desde el inicio de su relación. Y ahora que estaba fuera de sí, consumida por la sed y con una fuerza y poderes que era incapaz de controlar, aún se negaba más a la sumisión a la que el vampiro pretendía someterla. Así que cuando el cainita la hizo girar apegándola a su cuerpo desde la espalda, ella intentó zafarse y peleó por liberarse del agarre. Él la sostuvo con firmeza y al final terminaron los dos sentados en el suelo, ella entre las piernas semi-flexionadas de él.
 
Era como si no le escuchara, oía su voz, pero las palabras la atravesaban. El ansia la poseía como una maldición y sus pupilas ocupaban al completo sus iris, haciendo desaparecer aquel azul cielo que siempre habían reinado en sus orbes. Éstos se clavaron en la muñeca ajena en las venas azuladas que se apreciaban a través de la pálida piel que las recubría. Sujetó el antebrazo foráneo con ambas manos y de manera voraz se la llevó a la boca, hincando con desespero los colmillos para succionar con una sed endemoniada.
 
Con cada trago que dio, las emociones ocultas del español la invadieron. Con los años había aprendido a identificar sus pensamientos con bastante certeza, pero aquello era sumamente más intenso de lo que jamás hubiese imaginado. Lo que ocurría era que en el estado en el que se encontraba que se asemejaba a la embriaguez al engullir de golpe tanta ponzoña a la que no estaba acostumbrada, por mucho que su cuerpo se lo exigiera, no fue capaz de analizar los sentimientos de Damián como correspondía, lo que le beneficiaba claramente a él, aunque sin saberlo.
 
Cuando sintió cierto mareo por la ingesta abrupta de la sangre ajena, soltó el antebrazo que sostenía entre los dedos y permitió que Damián la girara hasta quedar cara a cara. La mirada de Lora estaba perdida y su mente completamente obnubilada. Su cuerpo se movía oscilante como si acabara de subirse a un barco y hubiese marejada. Él limpió la comisura de sus labios y ella, con ese instinto recién adquirido, mordió la yema del pulgar en un acto casi reflejo, aunque no llegó a succionar antes de entreabrir la boca y soltar el dedo.
 
De nuevo las palabras ajenas la atravesaban, cruzaban su mente pero no se quedaban. Ladeó la cabeza como un niño que intentaba comprender lo que le decía el adulto. Ella era nueva en todo aquello y la excesiva sensibilidad que su condición vampírica le había otorgado, la tenía abrumada.
 
¿Dejado de quemar?



Sometimes, feelings get in between me and justice:

That hurts me, and you know it:

When I am ready, he will take me there:
avatar
Lora Bellamy
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 80
Puntos : 78
Reputación : 23
Fecha de inscripción : 27/09/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mon Besoin // Lora B.

Mensaje por Damian Alarcón el Dom Mayo 20, 2018 6:31 pm

La comisura de su boca se curvo un poco ante los reflejos nada moderados de la rubia, quien no dudo en aprisionar su pulgar por leves segundos. Los ojos seguían clavados con aquel deseo impregnado en cada iris mientras la habitación se llenaba con el aroma carmesí; asintió levemente mientras con su dedo índice señalaba la garganta femenina para después posarlo en la piel y bajar lentamente marcando la tráquea.

–Aqui...–

Indico con el dedo de manera suave como si está pudiera desmoronarse en cualquier momento. Lo notaba, esa neblina mental de la que era presa, intentando comprender lo que la rodeaba con premura y ansias palpables.–Cuando debas alimentarte y no lo hagas a tiempo, la ponzoña quemara tu garganta o eso sentirás...a eso me refería.–El tono de su voz destilaba paciencia una que no siempre mostraba mientras alzaba su mano y acariciaba continuamente la piel de sus mejillas, tan tersa...

- Que recuerdas Lora.-

Pregunto en el mismo tono apacible intentando no ser tan brusco y empezar por ese punto porque era evidente que la enfermera no entendía mucho de lo que estaba pasando así que trataría de ser lo más cuidadoso, no pretendía alterarla si no todo lo contrario. Las caricias del Español continuaron enredándose en los cabellos dorados con suma devoción, había un dejé de preocupación en el rostro inmortal pues en sus años jamás transformo a un humano y si algo sabia es que los neofitos caían en la locura con mayor fracilidad. No quería eso para Lora y la incertidumbre le carcomía de apoco aunque lo esuveira ocultando.

–Trata de concentrarte en algo, te será mejor asimilar de a poco todo a tu alrededor en lo que te acostumbras.–

Sabía que sus sentidos estaban crispados percibiendo cada espacio y ruido que se generaba, la sensibilidad aumentaba tanto que podía aturdir por ello le habla despacio. Damián ya había trazado cada una de las posibilidades y como mayor razón prevenir como sobrellevarlas en caso de que está perdiera la razón, era un alivio que la hacienda estuviera prácticamente sola pues en estos períodos debía lograr que Lora se controlará y adaptarse a su condición. Con cuidado acomodo a la neofta en su regazo fungiendo sus brazos como la prisión más estricta, no tanto para contenerla si no para aliviar la culpa que nacía en el




I know it takes a while to heal from you at once ...:

avatar
Damian Alarcón
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 67
Puntos : 101
Reputación : 44
Fecha de inscripción : 24/07/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mon Besoin // Lora B.

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.