Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA AREZZO

MODERADORA

ENVIAR MP
NICOLÁS D'LENFENT

MODERADOR

ENVIAR MP
KALA BHANSALI

MODERADORA

ENVIAR MP
LADISLAV PEKKUS

MODERADOR

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA


Espacios libres: 07/45
Afiliaciones élite: abiertas
Última limpieza: 07/06


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com




Let's play pretend! // Privado - Lobbo [+18]

Página 2 de 6. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente

Ir abajo

Let's play pretend! // Privado - Lobbo [+18]

Mensaje por Thea Silje el Vie Mar 02, 2018 4:05 pm

Recuerdo del primer mensaje :

Tras su última conversación con el líder de la orden, se le había encomendado una misión distinta a las demás. Esta vez no se trataba de dar caza a un vampiro milenario ni de encontrar la guarida de un omega descarriado y peligroso, sino que el cometido de la loba era intentar organizar el norte. Los cazadores allí estaban desperdigados, actuaban en solitario, no atendían a normas ni se preocupaban por los rastros. Había que poner orden y Blackmore había confiado en Thea para llevar eso a cabo. Aquello iba para largo, no era algo que se pudiera cumplir en unos días. El territorio era basto y ella lo sabía mejor que nadie, a fin de cuentas se había criado en las tierras más salvajes, a pesar de ser hija de quien era y del trasfondo militar que la rodeaba.
 
Además, la cazadora tenía su propio plan, uno que, por encima, le había comentado a la orden de Hellsing, aunque al no tener del todo claro cómo saldría la cosa, no había ultimado detalles. Así que, en cierto modo, estaba sola ante el peligro por ahora. Ya más adelante, una vez asentadas las bases, profundizaría en el mecanismo y funcionamiento de su idea. Por el momento, debía acudir al concilio que se celebrara aquella tarde cerca de los bosques. Estudiar a la presa de cerca era primordial y Thea ya había fijado un objetivo, el varón más oven de los Landvik. Desde su punto de vista, ella era una candidata ideal para un matrimonio concertado y estaba dispuesta a arriesgar su libertad por una causa mayor. Esa familia tenía mucho poder en Rumanía y siendo todos licántropos, podía suponer un grave riesgo para la población, así que debían estar vigilados de cerca.
 
Se arregló lo suficiente como para en el evento llamar la atención, pero tampoco de manera exagerada como para parecer que eso mismo era lo que buscaba. Era una joven atractiva y la chica era plenamente consciente de ese hecho, así que lo utilizaba como un arma más cuando le resultaba de utilidad. Se conocía la zona como la palma de su mano y en caso de necesitar escapar si algo se torcía, no tendría problema en lograrlo. Pero debía ser positiva, se había estudiado el proceso que iba a llevarse a cabo en el concilio, los tiempos aproximados y a los que atenderían. Era meticulosa hasta rallar lo absurdo, pero eso le había salvado el trasero en diversas ocasiones.
 
Ella acudía como representantes de las tierras que su padre comandaba, así que tenía “invitación” sin necesidad de falsificarla. Llegó tarde expresamente, porque así ya todos estarían presentes y su arribada les obligaría a mirarla. Conocía como funcionaba la sociedad y lo que lograba captar atenciones, pues había asistidos a tantos actos políticos y militares como el mismísimo rey de Francia.



Última edición por Thea Silje el Jue Mar 29, 2018 2:30 pm, editado 1 vez



Why do I...?:
avatar
Thea Silje
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 86
Puntos : 80
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 02/03/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo


Re: Let's play pretend! // Privado - Lobbo [+18]

Mensaje por Thea Silje el Miér Mar 07, 2018 11:36 am

Cuando le hizo aquella pregunta sobre su padre, negó sin dudarlo. Si bien aquella habría sido una mejor manera de enfocarlo, no quería meter a su padre en su misión, no le obligaría a mentir por ella y fingir querer casarla en contra de su voluntad por evitar una pelea, pues aunque el alfa quería sus tierras, por encima de ellas amaba a su esposa y sus hijas, como Lobbo lo hacía con sus hermanos. Así que la única solución que le había quedado viable, el único plan factible, era fingir estar enamorada de un hombre al que, ni por asomo, quería.

Asintió a lo del vino, aunque él ya le estaba rellenando la copa antes de que le dijera que sí siquiera. Emprendieron el camino de regreso, tras recuperar las botas y sin tener muy claro lo de ir a su habitación, pero de vuelta era lo único que les daría cierta privacidad, el dormitorio de uno o del otro. Le dio un trago largo a su bebida antes de contestar a la pregunta que siempre flotaba en el aire. -No es sólo por mi padre, yo sé tratar con la gente que se rige por la diplomacia, porque es lo que me ha rodeado toda la vida, desde niña…- Tomó aire despacio, dejándolo escapar con cada sílaba que pronunció a continuación. -Sólo hace cuatro años que me convertí y fue… bueno, digamos que no era lo que mi padre deseaba. Los demás lleváis mucho tiempo sintiendo al lobo dentro, conviviendo con él, aprendiendo a quererlo. Supongo que me rechazan porque yo lo recibí demasiado tarde y no es algo habitual entre las manadas bien asentadas.- Si bien se mordían a humanos de muchas edades distintas, no era normal que la familia de un alfa fuera enteramente humana y menos de uno con tanto poder como Ruran y, sin embargo, había sido el caso de las Silje hasta lo ocurrido con Thea, un hecho que nadie conocía realmente, excepto la orden y su propio padre. Para el resto del mundo, fue un acto por el bien de la manada. Todos creían que había sido el propio Ruran el que la había mordido para asegurarse una heredera y lo había hecho con el tiempo suficiente para enseñarle a controlar su parte licana. Pero nada más lejos de la realidad, aunque sería un secreto que la morena se llevaría a la tumba.

Giró el rostro para ver el foráneo, a ver qué expresaba tras escuchar sus palabras. Recordó entonces no haber respondido la última pregunta y asintió, en cierto modo si había “estudiado” allí. -No hay mejor universidad que la Sorbona de París.- Confirmó, aunque ella jamás la hubiese pisado. Sus estudios normales los había llevado a cabo en casa, instruida por profesores particulares que educaron a las tres hijas Silje.

Llegaron entonces a la entrada y se detuvo a ponerse de nuevo las botas que sostenía en su zurda, para ello tuvo que entregarle la copa a Lobbo. Una vez lista, pasaron al interior y subieron las escaleras en dirección a las habitaciones que habían sido dispuestas para los asistentes, aunque claro, la zona en la que se hospedaba el joven Landvik era más lujosa que el resto, no por nada era príncipe heredero de Rumanía y el hermano de la mujer que había organizado el concilio.



Why do I...?:
avatar
Thea Silje
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 86
Puntos : 80
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 02/03/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Let's play pretend! // Privado - Lobbo [+18]

Mensaje por Lobbo Landvik el Miér Mar 07, 2018 1:59 pm

Íbamos rumbo a mi habitación cuando me crucé con Ubbe Cannif que decía ir de caza con Hakon, me preguntó si me apuntaba a una buena cacería, aunque pronto desvió la vista hacia la morena que me acompañaba.
-Ya veo que has cazado cabrón -me dijo dándome un golpe en el hombro con la mano. Por atrás aparecido el joven Cannif, Einar se subió de un salto al caballo de Ubbe casi tirándolo escaleras abajo porque la corpulencia del joven Cannif ya nada tenía que envidiar a la del general.
-¡arre! -dijo dándole unos azotes en el culo fingiendo ser un caballo. Ubbe lo lanzó por encima de su hombro con un gruñido y Einar riéndose con una pirueta cayó en pie varios escalones mas abajo haciendo una reverencia magistral.
-¿Eso donde lo has aprendido? -pregunto Ubbe con tono mordaz -¿en el colegio de pijos?.
Si algo molestaba al joven hijo de la pirata es que le recordaran que su educación había sido muy distinta de la del resto de Cannif, su madre era inglesa e insistió al conde para que internaran a su vástago en un sitio donde pudiera aprender algo mas que a manejar la espada.
Einar se bajó los pantalones y le enseñó la verga a Ubbe.
-Ven a comérmela -le respondió sacudiendosela antes de que el vikingo hijo de Erlend saliera corriendo tras el hijo de Höor ,ambos como dos gorilas escaleras abajo,

Pude ver una pequeña risa que asomaba en los labios de mi “prometida”
-Son así casi todo el tiempo -aseveré ladeando la sonrisa -supongo que en París tu educación habrá sido mas refinada y veras estas actuaciones un tanto ¿barbaras?
Continuamso ascendiendo llegando al ala norte del castillo, allí habían dispuesto una habitación para mi, era la que antiguamente ocupaba Sirius, ahora tenía su propia casa con mi hermana cerca de la casa Tollak.

Nos cruzamos de camino con una de las doncellas que con el gesto torcido iba detrás de un gata que llevaba un trozo de queso en la boca, la llamaba Torvi y gritaba desesperada amenazando con que se lo contaría al conde Hoor Cannif.
No tardé en caer..era la gata que hace tiempo acogieron los Cannif en la casa.
-Perdona, podrías traernos algo de cenar y una botella de vino -le pedí para ver como se giraba cruzando los brazos en jarra mirándome fijamente -¿que no tenéis piernas para bajar a la cocina y cogerlo vosotros mismos?
Tenía que reconocer que ese castillo nada tenía que ver con donde vivía mi padre, mucho mas dado la protocolo.
La morena no pudo contener la risa mientras yo la miraba de reojo.
-Pues nada preciosa, muéstrame tus dotes culinarias ¿no dicen que al marido se le conquista por el estomago? -le devolví el golpe con saña riéndome.


compromiso forzoso:
avatar
Lobbo Landvik
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 152
Puntos : 247
Reputación : 104
Fecha de inscripción : 16/08/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Let's play pretend! // Privado - Lobbo [+18]

Mensaje por Thea Silje el Miér Mar 07, 2018 3:42 pm

Mientras iban camino del ala norte, se cruzaron con algunos de los jóvenes Cannif. Podían no ser licántropos, pero Thea los conocía pues eran familia del conde y se los había cruzado en más de una ocasión en aquellas reuniones diplomáticas a las que acudía su padre y a las que solía llevar a su hija para que aprendiera y se codeara con gente poderosa que, con el tiempo, podría ayudarla. Obviamente era algo recíproco, las conexiones sólo funcionaban si los pros iban en ambas direcciones. Les saludó de manera cortés aunque ellos parecían demasiado enfrascados en pelearse y lanzarse por los aires. Les observó con curiosidad, hasta que el acto de Einar la dejó boquiabierta por la falta de pudor que poseía y el hecho de ser capaz de quedar completamente expuesto ante una mujer que no era ni sería la suya. Se cubrió con la mano, pero no pudo camuflar la risa que escapó de sus labios. Luego decían que los salvajes eran aquellos bajo el mando de Ruran, pero estaba claro que nada tenían que envidiarles los brutos que habitaban Akershus. Ante las palabras de Lobbo, se encogió ligeramente de hombros, terminando por descubrirse la boca. -En París se abusaba mucho de las apariencias, pero bajo los cuellos anchos y los puños con chorreras, había piojos como aquí hay pulgas. La diferencia es que aquí son más naturales, no se molestan en ocultar cómo son en realidad.- Lo dijo como un cumplido, otra cosa era que pudiera sonar bien o mal según quién lo escuchara y la percepción que tuviera de la morena que lo contaba.
 
Ya habiendo terminado de subir las escaleras, enfilando el pasillo hacia las estancias, se cruzaron con una sirvienta que perseguía a un felino que, al parecer, había robado algo y ella quería recuperarlo. El castaño se dirigió a la mujer para pedirle que llevara algo de comida a la habitación que él ocupaba y la mujer, falta de todos los modales que en su puesto debería tener, osó responderle que se buscara él mismo lo que quisiera que para algo tenía pies. La joven Silje parpadeó incrédula, más aún cuando Lobbo no le recriminó su comportamiento y pareció aceptar la negativa, dirigiéndose ahora a ella con una petición un tanto singular. -¿Cómo dices?- La mirada de la chica reflejaba incredulidad, pues no estaba segura de haber entendido bien lo que le decía. -¿Quieres que cocine para ti?- Si era sincera, Thea jamás cocinado en todos sus años de vida. En casa tenían servicio que se encargaba de esas cosas y, en ocasiones especiales, cuando había cocinado su madre cosas concretas como un pastel para Ruran o un guiso que solía hacer la abuela, sí que era cierto que ella había observado, ayudado incluso cortando algunos vegetales o despellejando la carne. Pero no tenía ninguna confianza en ser capaz de reproducir ninguno de aquellos platos a pesar de la buena memoria que tenía. Porque no tenía la práctica, sino que todo era teórica. Y, aún así, bajo la presión de aquella mirada y sonrisa ladina y de la frase con la que había rematado su prometido lo que quería, se vio en la obligación de asentir mientras se mordía el labio, esta vez sin fingir, pues realmente se sentía intimidada por la idea de preparar algo que fuera comestible. -Aunque te advierto que… no tengo mucha práctica.- No le podía decir que no tenía ninguna, pues la dejaría como una pésima futura esposa y no podía permitirse aquella reputación cuando acababa de conseguir sellar el compromiso con Lobbo. Intentando convencerse a sí misma que aquello formaba parte de la misión y que, como tal, lograría salir adelante para alcanzar su objetivo, fijó sus oscurecidos ojos en los orbes ajenos al preguntar. -¿Dónde queda la cocina?-



Why do I...?:
avatar
Thea Silje
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 86
Puntos : 80
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 02/03/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Let's play pretend! // Privado - Lobbo [+18]

Mensaje por Lobbo Landvik el Jue Mar 08, 2018 5:21 am

No pude evitar ladear la sonrisa al verla tan nerviosa, mi cara de niño travieso, la de uno que acaba de cometer la maldad de su vida me llevó a morderme la lengua.
-Tampoco pido gran cosa, un entrecot, unas patatas..un vino y no se..¿postre?
Su corazón latía a mil por hora y eso me hacía reír de forma burlona mientras esta enarcaba una ceja al ver lo bien que estaba pasándomelo a costa de sus nervios.

Entramos en las cocinas, dentro una mujer removía con un cucharon enorme una especie de guiso de carne, maldecía en noruego a los hijos Cannif porque la parecer les habían cogido prestadas unas botellas de la bodega la noche anterior.
Apoyado en el arco de la puerta, observé como la loba entraba acobardada en las cocinas mientras la cocinera se cruzaba de brazos encarandola.
-¡que queréis ahora! -rugió malhumorada.
Allí el servicio era tan rudo como los mismos Cannif, creo que de no ser así no podrían servir. Fue en ese momento Orn el que entró por la puerta con una sonrisa torcida y se acercó a la cocinera dándole un azote en su gran culo.
-Que bien huele -dijo sonriente robando un par de trozos de queso. Le atizó en la mano con el cucharon forzándole a soltar al zorro el queso.
-¡largo de mi cocina! -rugió la mujer persiguiéndolo con el cucharon mientras este corría sin dejar de reírse.

Nos quedamos solos en la cocina, me acerqué a la loba sin borrar la sonrisa.
-¿que me vas a preparar de comida? -pregunté aguantando la risa.
Me pasó unas patatas para que las pelara y una navaja, iba a replicar, cuando esta me señaló con el indice haciéndome callar.
-¡Pélalas! -me ordenó -esto ha de ser trabajo en equipo -añadió suavizando su imperativo.
-¿Me vas a hacer trabajar en la cocina cuando estemos casados? -pregunté con una mueca de disgusto.

Una vez todo estuvo preparado, toamos una botella de vino tinto, los dos platos y subimos a mi habitación para comérnoslos tranquilos.
-Bueno..pregúntame cosas, al menos deberíamos saber algo uno del otro..¿no?


compromiso forzoso:
avatar
Lobbo Landvik
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 152
Puntos : 247
Reputación : 104
Fecha de inscripción : 16/08/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Let's play pretend! // Privado - Lobbo [+18]

Mensaje por Thea Silje el Jue Mar 08, 2018 1:31 pm

Estaba claro que el castaño era aún más estúpido de lo que ella recordaba, pero no le quedaba más remedio que acceder a la petición e intentar demostrar que sus dotes culinarios, en realidad inexistentes, podían satisfacerlo. De no hacerlo, a lo mejor morían los dos envenenados, muy a lo Romeo y Julieta, pero en vez de por amor, por culpa de un lobo idiota. -Haré lo que pueda con los ingredientes que encuentre, está bien…- Puso una mano sobre la cara del muchacho, como si le apartara y silenciara al mismo tiempo, pero sin llegar realmente a empujarlo. Pasó frente a él hacia las cocinas, algo sencillo pues el olor guiaba sin fallo.

La mujer que se encontraron junto a los fogones, parecía tan bien educada como la que estaba arriba de la escalinata. Desde luego, un comportamiento semejante no sería tolerado en la casa del general Silje. Los sirvientes eran tratados con respeto, pero ellos conocían su lugar y el protocolo. Y, desde luego, no le alzarían la voz a un príncipe como lo estaba haciendo aquella cocinera. Los ojos de Thea no daban crédito y pasó de abrirlos como platos a parpadear en exceso. Y, por si fuera poco, entró en escena otro de los chicos Cannif, azotando el trasero de la señora antes de salir corriendo con una reprimenda y una mujer enfadada tras él dando grandes zancadas.

Una vez los dos solos, se aproximó a la encimera y observó lo que en ella había, tanto de alimento como de utensilios. Había algunos cacharros que no sabía ni para qué servían, por suerte lo que le había pedido no apuntaba ser muy difícil. Le entregó un saco pequeño lleno de patatas. -Pélalas. Yo comeré una, luego… añade las que vayas a comerte tú. Trabajo en equipo, así iremos más rápido.- Intentó suavizar la orden que, sin querer, había salido de sus labios como un torbellino. Localizó un buen filete y lo salpimentó mientras ponía una sartén al fuego. Aplastó un diente de ajo tras pelarlo y lo añadió, removiéndolo para que no se quemara, porque si recordaba que era algo que ocurría con suma facilidad. -Cuando nos casemos, espero que me ayudes en algunas cosas. Lo de la cocina… ya veremos.- No le iba a decir que esperaba que de lo de la comida se encargara una sirvienta y ella no tener que tocar nada crudo, excepto las frutas y verduras y sólo para llevárselas a la boca. Cuando estuvo aquello ya listo, echó la carne a dorar. Le preguntó cómo la quería, aunque siendo ambos licántropos, la respuesta era casi obvia: Poco hecho. Así que vuelta y vuelta y reservar. Hizo lo mismo con otro filete un poco más pequeño y cuando estuvo eso listo, echó las patatas con el jugo de la carne y el aceite para que cogieran mejor sabor. Se le quemaron un poco, en especial aquellas que habían quedado muy finas, pero se le ocurrió algo que decir mientras servía todo en dos platos. -No estoy acostumbrada a cocinar así… en casa solemos cocinar directamente sobre las brasas.- Otra mentira más para la lista.

Subieron, finalmente, al dormitorio de Lobbo y se acomodaron en la cama, sentado el uno al lado del otro, aunque sentados de manera que se medio encaraban al tener cada uno una pierna flexionada sobre el colchón, dándoles así mejor apoyo para el plato. -Tenías razón antes en el lago, preguntar así sin más… Es un poco raro y forzado.- Le observó antes de darle un sorbo a su copa de vino, la cuál dejó en la mesita de noche antes de disponerse a cortar la carne en trozos pequeños que pudiera manejar. -¿Eres alérgico a algo?- Fue la primera pregunta que le vino a la cabeza, ya que se disponían a comer y tenía su lógica. -Yo se la tengo a la piel de los melocotones o duraznos, como los llaméis aquí. Esa pelusilla hace que se me irrite la piel de la cara y me salgan sarpullidos. Nada grave, pero prefiero evitar tocarlos hasta que no están pelados...- ¿Por qué le soltaba aquello? A Saber, tal vez por romper el hielo de una vez.



Why do I...?:
avatar
Thea Silje
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 86
Puntos : 80
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 02/03/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Let's play pretend! // Privado - Lobbo [+18]

Mensaje por Lobbo Landvik el Vie Mar 09, 2018 8:24 am

¿Melocotón? ¿Si era alérgico? ¿en serio? La risa que me entro hizo que escupiera parte del vino que estaba tragando en ese momento.
-¿En serio Thea? Soy un licantropo, no tengo alergias, ni enfermedades, soy fuerte, hijo de la luna...
Llené la copa, iba a necesitar muchas de estas para asumir una noche con ella.
Había intentado animar el ambiente, ya que tenía que joderme y casarme, al menos divertirnos, pero no, la loba llevaba un palo metido por el culo y lo único que tenía ganas es de que pasaran las horas y poder ir a la taberna con mis amigos.

La botella calló entre los dos, hablamos poco, peor por suerte no faltó alcohol. Agradecí a los dioses que la noche sobre ambos cayera. No había descubierto nada de ella aparte de lo que ya sabía y era evidente, que me aburría a su lado y que pese a ser norteña, parecía una dama parisina plagada de “saber estar”
Intentaba mostrar cierto interés en aquello que me decía, pero la verdad es que no se me daba bien disimular el tedio que sentía y en mas de una ocasión creo que mi barbilla tocó mi pecho al pegar una cabezada mientras hablaba de sus estudios o eso creo.
-¿Vamos a la taberna? -pregunté ensanchando la sonrisa finalmente.
Tampoco le di mucho tiempo para responder, pues yo ya estaba en pie colocándome las pieles sobre los hombros.

Al entrar en la taberna todos nos miraron sin comprender, podía ver en sus miradas reflejadas las dudas de por que ambos habíamos llegado juntos. Ella no les caía bien y bien podía jodernos la noche, peor si iba a convertirla en mi mujer, tampoco tenía muchas mas opciones.
-¡¿que pasa?! -dije saludando a unos y a otros, chocando las manos, las cabezas, los pechos entre gruñidos.
Nos hicieron un hueco y pronto nos sirvieron unas jarras que corrieron presurosas mientras reíamos, vocifeabamos contando chanzas pasadas y como no, felicitándome por el discurso de mi hermana.
Thea se mantenía en un segundo plano, jugando con su jarra mientras el resto las íbamos apurando.
-Es mi prometida, la cosa a surgido así -intentaba no dar demasiadas explicaciones, pero era evidente  la frialdad existente entre ambos.

Fue entonces cuando una rubía de ojos de gata se acercó a mi, habíamos tonteado en algunos de mis viajes a Akershus, era una escudera, contaba bien y mas de una vez el lago había ardido con la fricción de nuestros cuerpos.
Las miradas de ambos se hicieron patentes, peor esta vez aunque iba ya animad por el alcohol no me acerqué pues Thea estaba allí y el trato acordado era que ella no descubriera nunca las mujeres que me abrían sus piernas.


compromiso forzoso:
avatar
Lobbo Landvik
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 152
Puntos : 247
Reputación : 104
Fecha de inscripción : 16/08/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Let's play pretend! // Privado - Lobbo [+18]

Mensaje por Thea Silje el Vie Mar 09, 2018 11:17 am

Arrugó la frente ante aquella contestación tan engreída que parecía querer ridiculizarla. -También yo soy un licántropo y ya ves, tengo alergias. ¿Por qué te crees que nos afectan las balas de plata y no las normales?- Lo dejó en el aire, invirtiendo las tornas de ver quién era el tonto ahí y quién no. Ella tenía claro lo que sabía y por mucho que la gente se empeñara en decir que ellos no sufrían enfermedades, era falso. Al menos sabía que tenían problemas con plantas como el acónito.

El resto de la tarde la pasaron intentando mantener una conversación, aunque casi parecía que sólo hablaba ella y él asentía, y se dormía, de vez en cuando. Thea intentaba amenizar las cosas, suavizar la transición, pero el castaño era testarudo como una mula, empeñado en que nada interesaba si no había diversión. La morena se mordía la lengua para no cantarle las cuarenta y decirle que ya era hora que madurara, que no era precisamente un niño, aunque como uno se comportara. El vino, al menos, ayudó a soportar las horas, porque desde luego, Lobbo, no era la más grata de las compañías. Así que cuando éste dijo de ir a la taberna, aunque aquel no fuera el lugar más acogedor del mundo, la muchacha se levantó de inmediato y de ser una charca se hubiese lanzado de cabeza. -Irá a mi habitación a por algo de abrigo, nos vemos abajo.- Dicho eso se alejó a toda prisa, no porque no deseara hacerle esperar demasiado, sino porque necesitaba un rato a solas, un momento para ser sincera consigo misma y para golpear algo.

Pasados varios minutos, se reunió con el joven Landvik en el portón del gran caserío y juntos se dirigieron a la taberna a encontrarse con los amigos del chico. Todas las miradas se clavaron en ellos nada más entrar, o más bien en Thea, pues no sólo no le caía bien a la mayoría, sino que encima venía con Lobbo, su supuesto enemigo, dicho por él y no por ella, estaba claro. Para la heredera Silje, el contrario jamás había supuesto una amenaza, pero no podía decírselo o heriría su orgullo de macho y estropearía el trato al que habían llegado, además de descubrir su tapadera de mujer enamorada.

Se sentó con ellos, ignorando los susurros y cogió una jarra. El vaso bailaba entre sus dedos y, de vez en cuando, se lo llevaba a los labios y le daba un trago. Pero en lo que ella se terminaba la primera copa, los demás iban ya por la cuarta o la quinta. Jamás encajaría entre aquellos salvajes sin modales, pero tenía que intentarlo. De repente, se hizo un silencio extraño y la chica alzó la vista, encontrándose con aquella rubia a cierta distancia. Podía reconocer el modo en que miraba a su ahora prometido, porque aunque todos la creyeran una estirada, seguía siendo una loba y no había nacido ayer. Ladeó una breve sonrisa, efímera, una que nadie pudo ver porque ninguno se fijaba en ella ahora, pero las cosas iban a cambiar. Llevó la diestra al rostro de Lobbo, en un gesto lento que casi parecía que le acariciara la barba, mas lo que hizo fue girarle la cara para que sus ojos se encontraran y sin mediar palabra, atrapó los labios ajenos en un mordisco que pronto se convirtió en un beso profundo con lengua. Cuando sintió los orbes de toda la mesa clavados en ellos, le dio una suave palmadita en la mejilla al castaño y se levantó de la mesa. -Con vuestro permiso, voy a pedirme una copa de vino.- Les dedicó una amable sonrisa y se alejó hacia la barra, donde se acomodó a la espera de su bebida.



Why do I...?:
avatar
Thea Silje
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 86
Puntos : 80
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 02/03/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Let's play pretend! // Privado - Lobbo [+18]

Mensaje por Lobbo Landvik el Dom Mar 11, 2018 12:07 pm

Miraba a la rubia de refilon, ella por contra lo hacía con descaro, pues nada le debía a la que de repente, y sin anuncio previo, se había prometido conmigo.
Sonreía lasciva, dando sorbos de la jarra, relamiéndose los labios húmedos de alcohol mientras hablaba con una de las escuderas sin apartar de mi sus dos orbes claros.
Absorto en ella y en la conversación que mantenía con Skoll sobre Randulf y sus cacerías de licanos para modificarlos en soldados perfectos, no me percaté de que mi prometida posaba aburrida su diestra en mi mejilla. Una caricia suave que me forzó a mirarla, mis ojos se hundieron en sus pardos, apenas un efímero instante pues pronto atajó la distancia trasformandonos en cíclopes, su boca arrasó con la mía mojada en alcohol, su lengua creo un tornado alrededor de mi sinhueso un gruñido gutural escapó de mi garganta llevando a los presentes a guardar silencio mientras nos miraban.

Mi instinto animal respondió, con las jarras de mas que llevaba encima, no pensé, mi diestra atrapó su nuca atrayendola mas contra mi, y como un ariete fue mi lengua la que se adentró entre sus labios profundizando aquel beso que se convirtió en un duelo de egos, el mismo que los dos alfas nos traíamos por las tierras que su padre hoy gobernaba.
Mis ojos delataron mi deseo, ámbar como la miel centellearon y del mismo modo que llegó, pero con dos sutiles golpecitos dejó mis labios mojados de saliva y se apartó para ir a por vino.

Gruñí siguiendo su estela con mi mirada mientras esta se contoneaba camino a la barra.
Una mezcla de lujuria, ganas y rabia me invadía, pues con su acción me dejaba allí como un idiota plantado. Yo no dejaba nunca escapar una presa, así que tras apurar mi jarra de un trago me decidí a seguir a mi ahora prometida.
Mi cuerpo se alzó de la mesa, no tardé e atajar la distancia y sin mas la giré enfrentando sus ahora ámbar. Por unos segundos nos contemplamos en un descarado reto, el mismo en el que ninguno cede a mostrar lo que piensa del otro o lo que desea.

Sus labios se entreabren, creo que decidida a decir alguna cosa , mas yo no le permito hacerlo, muerdo sus labios, le devuelvo el reto, mis brazos la acorralan contra la barra y es su espalda la que choca contra la madera mientras su cuerpo se estremece y su boca jadea.
-¿que buscas Loba? -susurré deslizando mi lengua por sus labios -si es marcar a tu macho lo has hecho ¿solo pretendías eso?
No era un necio, sabía que se había percatado de las miradas entre la rubia y yo.




compromiso forzoso:
avatar
Lobbo Landvik
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 152
Puntos : 247
Reputación : 104
Fecha de inscripción : 16/08/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Let's play pretend! // Privado - Lobbo [+18]

Mensaje por Thea Silje el Lun Mar 12, 2018 12:02 pm

Estaba convencida que, orgulloso como era el licántropo, no se quedaría allí sentado viendo como ella se marchaba. Había actuado a sabiendas de que él reaccionaría, que macho alfa como se sentía, no permitiría que una hembra jugara con él, acostumbrado a ser él el que jugara con todas. Así que aguardó allí, no sólo a que le sirvieran la copa, sino a que Lobbo apareciera para exigir explicaciones o bien actuar como se le antojara, reclamando lo que creía suyo por derecho ahora que se suponía eran “pareja”.
 
No habían pasado ni dos minutos, que apareció el joven Landvik y de un tirón la hizo girar sobre los talones para enfrentar sus miradas ámbar. Sólo les faltó gruñir para terminar de demostrar abiertamente que se retaban. Entreabrió la boa, no para mostrar los dientes como una fiera, sino para hablar, pero el contrario decidió que no le dejaría tener la primera palabra y dejó una mordida de advertencia en sus labios, aunque cargada de esa libido que el castaño parecía rezumar. Desvió un instante la vista, no porque pretendiera evadir los orbes ajenos, sino por aquella prisión que, de repente, su acompañante había puesto al colocar los brazos a ambos lados de su cuerpo. Regresó a ver los ojos dorados del lobo y ladeó ligeramente la cabeza en un gesto muy canino. -Fue un castigo por romper tu promesa a las pocas horas de haberla hecho.- Thea le daba mucha importancia a las normas y le estaba dejando clara su posición al respecto. Si bien le importaba, realmente, tres pimientos que se tirara a medio Akershus, le había pedido únicamente una cosa y ya había comprobado que era incapaz de cumplirla. Obviamente no pretendía que impidiera que las mujeres se lo comieran con los ojos, pero sí que él fingiera que no las veía. No era una tarea complicada, a fin de cuentas, ella lo hacía perfectamente al simular que estaba enamorada de él cuando ni por asomo lo hacía.
 
Vio como le acercaban la copa y la dejaban junto a ambos sobre la barra. Sin cortarse un pelo, se giró entre los brazos ajenos, dándole la espalda al licántropo y le dio un leve trago a su vino tinto. Lo paladeó como si no acabara de dejar al chico Landvik con la palabra en la boca. -Está bastante bueno a pesar de no ser francés.- Comentó de manera despreocupada y volvió a mirar al muchacho con una sonrisa. -¿Quieres probarlo?- Era experta en controlar su temperamento, en mostrarse calmada en todo momento. Y sabía que aquella actitud exasperaría aún más a Lobbo, rey de la impaciencia,



Why do I...?:
avatar
Thea Silje
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 86
Puntos : 80
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 02/03/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Let's play pretend! // Privado - Lobbo [+18]

Mensaje por Lobbo Landvik el Mar Mar 13, 2018 4:02 am

Presa contra la barra por mi cárcel de piel y hueso nuestras miradas se mantuvieron fijas, iris amarillo radioactivo y el aliento de ambos expulsado por nuestros labios mientras mi pecho se alzaba y bajaba furibundo preso de dos emociones encontradas, una la rabia por que me hubiera retado, otra, el deseo que me empujaba a acortar la distancia y devorar sus labios con un hambre anima. Podía oler aquel olor a mujer que desprendía a miles de millas de distancia y a escasos centímetros de su boca ladeé la cabeza en un gesto muy depredador olvidando por unos instantes que era mi enemiga.

Me dio la espalda para paladear la copa servida, gruñí mostrando mis dientes que habían crecido considerablemente rozando mi lengua, mostrando aquello que era, lo que anidaba en mi interior, la bestia dispuesta a darle caza y devorarla.
Mi gruñido la hizo girarse de nuevo con una sonrisa triunfal, como si sacarme de mis casillas fuera exactamente a lo que jugaba. Como si nada me ofreció paladear la copa y de nuevo el silencio hablo por ambos mientras nos estudiábamos aniquilando cada vez mas la distancia.
Su lengua lamió mis labios en un gesto muy lobuno, uno de sumisión y deseo. Los míos atajaron la distancia entre gruñidos, como si mi bestia se debatiera entre lo carnal y lo racional, deteniéndome justo en el momento en el que percibí a mis espaldas el olor de mi hermana.
-No he terminado contigo -aseveré de forma casi inaudible dejando aquel duelo de alfas inacabado.

El alcohol corría por mis venas, el deseo lo acompañaba, me giré con la sonrisa ladeada y pestañeé varias veces calmando el tono que a mis ojos acompañaba.
-Hermana -dije llevando mi mano a su nuca y juntando nuestras frentes en un gesto muy norteño.
Sirius saltó a mis espaldas animado ya jarra en mano, y no tardó en bajar y robarme a Elaine que ahora giraba entre sus brazos riendo, acabando una y otra vez contra sus labios mientras el resto de Cannif apostados en la mesa del fondo bebiendo y vociferando golpeaban con el culo de las jarras la madera animando a su hermano.

Envidiaba esa relación de puro amor, Elaine había sufrido mucho en su niñez, “padre” la convirtió in extremis para tratar de lavar su vida..funcionó, ojala pudiera ahora verla volar entre los brazos de su marido. El podía ser el responsable de que tocara el cielo con los dedos en cada giro, peor padre le dio las alas para hacerlo.



compromiso forzoso:
avatar
Lobbo Landvik
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 152
Puntos : 247
Reputación : 104
Fecha de inscripción : 16/08/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Let's play pretend! // Privado - Lobbo [+18]

Mensaje por Thea Silje el Mar Mar 13, 2018 6:25 am

La respuesta del licántropo fue la que ella esperaba, le había enfurecido hasta cierto punto, pero debía reprimirse, pues ella tenía razón, había incumplido su palabra y únicamente hacía unas horas que se la diera. Empezaba mal el compromiso desde un punto de vista normal, claro que desde la posición de Thea, todo iba viento en popa. Sonrió cuando le escuchó decir que no había terminado con ella, antes de girarse y reencontrarse con su hermana y Sirius, el marido de esta. Su llegada le había venido como anillo al dedo a la loba, aunque creía ser capaz de poder controlar al joven Landvik, al menos por ahora y en presencia de tanta gente. Retarle en privado hubiese sido más peligroso y complicado.

La alfa le dio otro trago a su copa de vino, observando cómo se relacionaban los demás, cómo bailaba la feliz pareja, tonteando, riendo, besándose. Desde fuera se veía bonito y ella sabía por la relación de sus padres, que el amor podía ser algo muy importante en la vida, especialmente en la de los lobos que solían emparejarse de por vida. Pero ella no estaba hecha para eso, había sido mordida por error, aunque ahora lo utilizara como una ventaja. Si bien sentía al animal rugiendo dentro, lo tenía bien controlado, igual que sus emociones y no dejaría que nada se interpusiera entre ella y su meta. Ni el choque de egos que tenía con Lobbo ni la simpatía que creía poder llegar a sentir por Elaine, la hermana.

Cristal en mano, decidió aproximarse a los dos bailarines, pero quedándose a cierta distancia. Les dedicó una sonrisa a modo de saludo, al tiempo en que se situaba junto a su ahora prometido. -¿Entonces no crees poder sentir lo que ellos tienen?- Ella tampoco lo creía, pero estaba en su papel de enamorada, ese que tan bien fingía. Llevó sus orbes grandes y, de nuevo, marrones a observar el rostro foráneo de medio lado, intentando dar una imagen de muchacha triste, apenada. Pues, en teoría, el que iba a ser su marido le negaba ya de entada poder amarla. Tenía que actuar como si, aunque lo comprendiera, le doliera, porque era triste no poder ser correspondida, pero más pena le provocara pensar que el hombre al que ella ansiaba hacer feliz, se negara la posibilidad de serlo nunca. Incluso a ella misma le sorprendía lo fácil que le resultaba meterse en el papel que había creado. Una curiosa y graciosa idea cruzó su mente que, de no haber descubierto a la orden, tal vez ahora estaría en un teatro, subida en un escenario, actuando, siendo una simple humana. Pero jamás encontraría satisfacción como la que experimentaba cuando libraba al mundo de una bestia, cuando cumplía una misión y se lo reportaba a Axel. Que alguien reconociera tu valía, era importante, incluso para una orgullosa alfa como la propia Thea. Porque de qué serviría ser la mejor, ¿si nadie pudiera presenciarlo, apreciarlo, comprenderlo?



Why do I...?:
avatar
Thea Silje
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 86
Puntos : 80
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 02/03/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Let's play pretend! // Privado - Lobbo [+18]

Mensaje por Lobbo Landvik el Miér Mar 14, 2018 7:24 am

Miraba la escena de aquel improvisado baile que hacía reír a mi hermana con cada giro cuando Thea se aproximó con la copa de vino apoyando su mano en mi antebrazo.
Ladeé la sonrisa al escuchar la pregunta, me miraba como una hembra enamorada que veía ante si la esperanza de que lo que estaba viendo conmoviera mi corazón de piedra.
-No, no creo que sea capaz de amar...-le dije buscando sus dos pardos – el amor es una sentimiento confuso Thea, uno que te trae muchos problemas. Mi tío Damon pasó toda mi vida enamorado de Brianna, la madre de Elaine y de mi hermano Velkan...la verdad es que lo he visto sufrir, llorar fruto de la desesperación cundo creía nadie miraba. Es posible que creas que tampoco es tan grave, no pensarías eso si conocieras a mi “padre” es el hombre mas fuerte, el alfa mas poderoso que jamas he conocido y tuvo que soportar en sus carnes un matrimonio de conveniencia por Rumanía.
Se que existe el amor, pero la verdad, tiendo a esquivarlo con presteza antes de que me atraviese la flecha.

Le quité la copa dándole un sorbo hasta apurarla devolviéndosela casi de inmediato.
-No te hagas ilusiones de loba enamorada, esto solo es un trato que hemos acordado, yo recuperó mis tierras, tu me tienes a tu lado y mi hermana sigue con su amado mundo idílico de pactos entre lobos, fin del asunto.
Deslicé mi dedo apartando un mechón de pelo salvaje que caía sobre su inmaculado rostro.
-estoy cachondo y no me importaría terminar la noche contigo en el lecho, peor se que es tradición de la mañana ..ya sabes, fornicar la noche de nuestra boda, así que deduzco que preferirás esperar.

Dicho así, sin ningún tipo de romanticismo, directo al grano, tampoco quería pensara que esto acabara siendo lo que veía ante sus ojos, yo no estaba dispuesto a dejarme vencer por el amor, porque si lago había descubierto de él es que duele lo suficiente como para doblegarte y hacerte perder.
El sexo era divertido, no necesitaba mas que unas piernas bonitas donde perderme y ni siquiera pedía una interesante conversación, me conformaba con que el aliento no le cantara y la chapara bien..

Miré a Thea que seguía el baile de los dos enamorados, seguramente pensativa sobre la sinceridad con la que le había hablado, bueno, realmente no del todo fui sincero, me atraía mucho mas de lo que demostraba y eso era algo que se que ella olía, sabía que cuando habíamos estado frente a la barra, inspeccionándonos tan cerca ambos habíamos notado esa tensión sexual latente entre dos alfas.


compromiso forzoso:
avatar
Lobbo Landvik
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 152
Puntos : 247
Reputación : 104
Fecha de inscripción : 16/08/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Let's play pretend! // Privado - Lobbo [+18]

Mensaje por Thea Silje el Miér Mar 14, 2018 8:43 am

Escuchó la contestación del licántropo, observándole, viendo como él miraba a la pareja que seguía bailando de vez en cuando, alternando con verla a ella a los ojos. Entendía lo que le decía, que no quería sufrir lo mismo que lo habían hecho aquellos a los que conocía pero, al mismo tiempo, se contradecía. ¿No estaba acaso ahora feliz Damon con Brianna? ¿No era feliz su hermana con Sirius? Estaba claro que lo habían pasado muy mal hasta llegar a ese punto, pero si les preguntara a ellos, ¿no jurarían que todo había merecido la pena? E igual que ella era capaz de saber eso desde fuera, alguien que lo vivía de cerca lo tenía que saber aún con mayor certeza. Tenía delante a un orgulloso lobo, a un alfa con poder de mando que quería recuperar sus tierras… Pero le estaba demostrando que, a pesar de todo ello, tenía delante a un cobarde. Le estaba dejando claro que lo que tenía era miedo. Ella, por el contrario, no deseaba amar, no por temor, sino porque quería centrarse en su trabajo y una familia se interpondría entre ella y sus misiones.
 
Dejó que le quitara la copa, seguramente para tragar aquel nudo que debía tener atravesándole la garganta. Ladeó la cabeza en un gesto lobuno y asintió, así de medio lado, a lo del trato. -Claro, es un trato en el que ganamos ambos.- Dejó caer lentamente los párpados, justo antes de que el castaño confesara tener la libido por las nubes. La hija del comandante no era tonta, podía oler las hormonas de Lobbo sin ningún problema, igual que lo podían hacer muchas de las hembras presentes en la taberna, las cuales clavaban sus ojos lujuriosos en la figura del joven Landvik. Entornó la mirada al erguirse de nuevo y sopesó las posibilidades. No podía decirle que se buscara a otra, sería como escupirse en su propia cara tras el numerito del beso de minutos atrás. Por la información que tenía de Lobbo, que se tiraba todo lo que tuviera tetas, su necesidad sexual tenía que ser muy elevada, sino ni perdería el tiempo en algo tan banal como eso. La tradición de las manadas no prohibía que la pareja tuviera relaciones antes de la noche de  bodas tampoco, y menos aún que ninguno llegara virgen, y menos mal, porque ninguno de los dos lo era. Y aunque intentara negárselo a sí misma, ella también sentía atracción por ese mismo hombre al que ni siquiera respetaba. Lo iba a utilizar, iba a pasarle por encima como si su vida no valiera nada. Claro que él sólo la usaba para recuperar las tierras, así que perfecto, sin sentimientos involucrados, sería mucho más sencillo clavarle un figurado puñal en la espalda.
 
Le dio un sorbo a las gotas de vino que quedaban en la copa, a penas nada, pero fue casi un acto reflejo, instinto. -Si te dijera de esperar, ¿irías en busca de otra? Espero la misma sinceridad que has mostrado al decirme que estás excitado.- Según lo que le contestara, tomaría una decisión u otra. Estaba mentalizada y le daba igual acostarse con él una vez que diez, el sacrificio era el mismo. Tampoco importaba que fuera la primera vez aquel día o en unas semanas. La relación entre ambos sería exactamente la misma en cualquiera de las situaciones, pero era su manera de, nuevamente, meterse en el papel, como si al estar enamorada intentara prolongar el sexo por no dañar su propio corazón. Absurdo, porque ese órgano sólo servía para bombear sangre. La decisión de lo que ocurriría aquella noche estaba en manos del macho, lo supiera o no.



Why do I...?:
avatar
Thea Silje
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 86
Puntos : 80
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 02/03/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Let's play pretend! // Privado - Lobbo [+18]

Mensaje por Lobbo Landvik el Miér Mar 14, 2018 10:58 am

Por un momento entre ambos se hizo un silencio, como si la hembra sopesara sus opciones sobre ocupar o no mi lecho, para estar enamorada parecía costarle ceder a mi propuesta y el deseo no teñía su piel, aunque si olía ligeramente en un matiz apenas perceptible, seguramente porque era fácil de confundir con la excitación aparente de otras que con sus ojos ámbar fijos en mi persona no dudaban en colarse en mi lecho.

Su pregunta me hizo ladear la sonrisa, apuró las gotas de vino que quedaban dentro del cristal en un gesto casi instintivo que demostró su ansiedad.
-Si tuviera intención de hacerlo, no te lo contaría ¿no era ese el trato? -pregunté dejando un mordisco suave sobre su hombro derecho. Mi nariz se paseó por su cuello, entreabrí los labios delatándome el tono ámbar de mis ojos hasta alcanzar el lóbulo de su oreja -me retiro -susurré- partimos mañana temprano hacía nuestras tierras -sentencie antes de volver a erguir la espalda que había agachado ligeramente.

Me despedí de mi hermana con un beso en la mejilla y de Sirius con un choque de cabezas, las manadas ya bastante ebrias vociferaban entre risas con los Cannif, iban a ir al lago y la rubia que pronto al verme solo atajó la distancia se orilló a mi para pedirme que los acompañara.
Mis ojos recorrieron su cuerpo con descaro, peor no tardé en sentir la mirada en mi nuca de mi prometida, Thea merecía un respeto, yo era hombre de palabra y aunque no juré amor, tampoco era mi intención tirar por la borda lo andado.
-Mañana parto a primera hora, pero a mi regreso iremos al lago de borrachera -dije golpeando mi frente con la de Skoll como despedida.

Me dirigí a mi habitación, estaba bastante caliente aquella noche y desde luego que no acostumbraba en estas condiciones a terminar solo la noche.
Cerré la puerta tras de mi, cerré los ojos apoyando la frente en esta mientras la golpeaba un par de veces dejando el aire salir fruto de la frustración que me producía el deseo y la contención

Necesitaba un desahogo, uno que no tarde en tomarme, el agua estaba lista para el baño, y aunque estaría mas fría, admito que me vendría a pedir de boca dada lo alterada que se encontraba la sangre que hirviendo me recorría.
Me desnudé con rapidez, mi virilidad palpitaba pidiéndome algo que no podía tener,mi mano la acaricio despacio, mi respiración se agito con cada movimiento, primero lentos para convertirse en tormenta plagada de truenos, a cada uno de ellos un jadeo.







compromiso forzoso:
avatar
Lobbo Landvik
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 152
Puntos : 247
Reputación : 104
Fecha de inscripción : 16/08/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Let's play pretend! // Privado - Lobbo [+18]

Mensaje por Thea Silje el Miér Mar 14, 2018 1:52 pm

Notó como se le erizaba el vello de la nuca con el aliento caliente del castaño rozando su cuello. Aguanto el escalofrío que por poco la delató y observó de soslayo al licántropo. En el fondo, le sorprendió que le dijera que se retiraba. La cordura había ganado a la libido, a la lujuria. Tal vez se había equivocado un poco con Lobbo, nada, algo ínfimo, pero era posible. La información que uno recababa no siempre era cien por cien acertada, pues los soplones a veces no eran objetivos como debieran y ella se incluía por las rencillas que las familias de ambos tuvieran en el pasado y que ahora, el joven Landvik, se empeñaba en arrastra hasta el presente. Aunque, por ahora, con el matrimonio arreglado, parecía que eso se subsanaba, al menos temporalmente, claro. Cuando la verdad saliera a la luz, si la situación no estaba completamente controlada, las cosas podían salirse de madre e incluso empezar una guerra. Por ello debía ser cauta y asegurarse de no descubrir su tapadera, antes de encontrar una salida viable y segura. -Descansa.- Fue su única respuesta, intentando parecer agradecida por su decisión y por respetar la supuesta tradición de la manada sobre la noche de bodas.

Aún así, cuando él se marchó, pareció de cara a la galería que la dejaba plantada, así que para intentar disimular aquella falta, se acercó a la barra y encargó una botella de vino tinto para llevar. Se la tomaría en la habitación o se la llevaría como obsequio a sus padres, eso ya lo decidiría. Por ahora le sirvió para quedar bien y tras despedirse de aquellos a los que conocía con una afable sonrisa y un gesto de cabeza, regresó a la mansión Cannif.

Al llegar a la zona que separaba el ala norte, allí donde se hospedaban los invitados más allegados a la familia anfitrión, y el ala sur, donde estaban el resto, Thea detuvo sus pasos y alzó la vista hacia las plantas superiores. Aún sentía el olor de las hormonas de Lobbo, alteradas, agitadas. Se estremeció, al fin, con el acto contenido de un rato antes y lo que la presencia de aquel alfa le producía y ella se empeñaba en negar. Uno de sus pies montó el primer escalón que llevaba a la zona que no era la suya. Lo miró, gruñendo por dentro. Observó luego la botella de vino. -¿En qué estás pensando?- Se dijo a sí misma y sacudió la cabeza. Iba a girar sobre los talones cuando se topó con Saga que tras mirarla, rio bajo, claramente burlándose de ella. Aquel gesto la encendió, ¿qué se había creído? Ella era hija de Ruran Silje, una alfa, y si quería ir a ver a su prometido y echarle en cara que no la dejara plantada nunca más de aquella manera frente a otros, lo haría. Subió los peldaños de dos en dos, pisando fuerte, enojada. Pero a medida que se aproximaba a la puerta, su ira se aplacaba gracias a las respiraciones profundas. No podía dejarse llevar de ese modo por el instinto, era una cazadora, no un animal sin más. Casi se dio la vuelta de nuevo, lamentando haberse dejado dominar por su loba, cuando a su fino oído llegaron unos jadeos y el olor de la rubia de la taberna. Se le había quedado grabado el aroma de aquella pelandrusca, pero no sabía por qué. Sus ojos fulguraron amarillentos, casi como el oro fundiéndose en plena fragua. Reanudó su camino con largas zancadas y golpeó en la puerta, llamando, pero con excesivo énfasis en cada toque que sus nudillos blanquecinos daban contra la madera. -Lobbo, abre la puerta. Soy tu pro-me-ti-da.- Cada sílaba de aquella palabra sonó a medias entre letras y gruñidos.



Why do I...?:
avatar
Thea Silje
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 86
Puntos : 80
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 02/03/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Let's play pretend! // Privado - Lobbo [+18]

Mensaje por Lobbo Landvik el Jue Mar 15, 2018 4:10 am

Los jadeos cada vez mas roncos delataban lo cerca que estaba de alcanzar el éxtasis, mi húmeda verga palpitaba entre mis dedos, gruñí sacudiéndola cada vez mas rápido cuando el repiqueteo de la puerta y la voz alterada de Thea me detuvo en seco.
-¡Joder! -rugí molesto pues ni comía, ni dejaba comer.
Me lié a la cintura una toalla que anudé para que no cayera, y descalzo atajé la distancia que me separaba con mi reciente prometida abriendo la puerta.

En ese instante en el que sus ojos se deslizaron por mi torso encontrándose con mi evidente tienda de campaña alzada apareció la loba con la que había estado tonteando en la taberna.
Tragué saliva mirando a ambas consecutivamente sin acabar de entender si llegaban juntas, separadas o las dos querían un polvo mientras me masturbaba.
-¿una copa? -pregunté señalando la botella de vino antes de estallar en carcajadas -no se vosotras, pero yo la necesito.

Tomé la botella de las manos de mi prometida y la descorché como pude dando un trago después para pasársela a Thea.
-¿Un trió quizás? -bromeé asumiendo la surrealista situación que vivía, no por el trió que no seria la primera vez que lo hacía, si no porque de las integrantes una era mi prometida, la enamorada mujer que no quería follar conmigo y que me traía a la otra y una botella de vino.

Los ojos de la rubia adquirían una clara tonalidad ámbar, ellas eran las hembras y yo no me metía en ese tipo de peleas, así que me limité a esperar en el marco de la puerta exactamente algo que me diera a entender que querían.
-¿y bien? -pregunté volviendo a tomar la botella para dar un trago y que la fiesta que de forma improvisada se había montado en mi habitación no decayera.






compromiso forzoso:
avatar
Lobbo Landvik
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 152
Puntos : 247
Reputación : 104
Fecha de inscripción : 16/08/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Let's play pretend! // Privado - Lobbo [+18]

Mensaje por Thea Silje el Jue Mar 15, 2018 4:39 am

Antes de que la puerta se abriera, el aroma de las feromonas del joven Landvik se hicieron mucho más patentes en el ambiente, el aire estaba cargado de ellas, lo que hizo que la loba interior de Thea se exaltara aún sin quererlo. En cuanto le vio con una toalla alrededor de la cintura, empapado hasta el punto de estar dejando un charco en el suelo de madera, y con una erección más que evidente oculta bajo la tela, la morena enarcó una ceja. A punto estaba de decir algo cuando el olor de la otra la golpeó desde atrás. Intentaba mantenerse serena, calmada, pero la actitud de Lobbo era merecedora de una patada en los huevos y a ella le estaba empezando a costar controlarse.

La mirada ambarina y el ceño fruncido de la hija del comandante dejaron bien claro a su prometido que el trío estaba fuera de la ecuación y que más le valía guardarse aquellos comentarios en un futuro, si no quería ver a una hembra alfa enfurecida. No tenía intención de decir nada, pero la rubia abrió la boca. -Veo que esta noche estás ocupado y tu amiga no desea compartir. Pero nos veremos cuando regreses de tu viaje.- Obviamente, aquello echó por tierra su plan de no hacer ningún comentario. -No le vas a volver a ver ni esta noche ni ninguna, preciosa. Lobbo está prometido conmigo y si le encuentro un solo cabello tuyo encima, te arrancaré la yugular.- Hizo crecer sus uñas y con ellas arañó el marco de la puerta, dejando cuatro buenos cortes, profundos, muestra de lo afiladas que podía tener sus garras la morena. El fulgor de sus ojos delató que no estaba precisamente bromeando y el aura que desprendía la loba, amedrentó enseguida a la intrusa que por poco no se tropezó con la barandilla de la escalera al salir corriendo sin desear darle la espalda a Thea hasta estar lo suficientemente lejos de ella.

Una vez a solas de nuevo, se giró a enfrentar al macho que, divertido, había estado contemplando toda la escena sin hacer más que darle tragos a la botella. -¿Crees que bromeaba cuando te pedí respeto?- Los dientes de la muchacha habían crecido, sus colmillos, más caninos que humanos, rizaban su lengua al hablar, sus labios. -Venía a darte las gracias por darme tiempo.- Mentía, obviamente ni de lejos venía a agradecerle nada, sino a echarle en cara que la plantara de aquella manera de cara al resto que habían estado en la taberna. Pero eso él no lo sabía. -Pero veo que no te puedo dejar solo ni unos minutos, que ya tienes a fulanas haciendo cola frente a tu puerta.- Le ardían las entrañas, porque pudiendo reclamarla a ella, a una alfa espléndida y casi perfecta, se conformaba con cualquier pelandusca que se le arrimara. Para ser tan engreído, tenía el listón muy bajo con las hembras.



Why do I...?:
avatar
Thea Silje
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 86
Puntos : 80
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 02/03/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Let's play pretend! // Privado - Lobbo [+18]

Mensaje por Lobbo Landvik el Mar Mar 20, 2018 3:51 am

La pelea de lobas empezó, no intervine, para los nuestros es algo habitual entre machos y hembras, así que las reglas a no ser que la cosa llegara a mayores o hubiera clara injusticia, era mejor mantenerse al margen y dejar que ellas se arreglaran solas.
Thea no necesito mucho para que la otra metiera su rabo entre las piernas y saliera corriendo escaleras abajo dejandonos solos frente a la puerta de mi cuarto.
Ladeé la cabeza ligeramente en un gesto muy lobuno fijando mi mirada en esas marcas hechas en el marco de la puerta, sus zarpas dejaban un surco profundo que delataba su poder y a su vez su rabia al notar su territorio pisado por otra hembra..

Ladeé la sonrisa complacido, en parte algo que podía parecer bárbaro o salvaje a nosotros nos excitaba, mi lobo interior aullaba ante la alfa vencedora y mis ganas me delataban.
Su pregunta me pilló de improvisto, así que una carcajada atajó la distancia entre ambos.
-¿Vas a seguir en la puerta? -pregunté tendiéndole la botella.

No me parecía lógico si venia con animo de discutir quedarnos ahí y bueno, iba medio desnudo, asi que..
Me hice a un lado permitiendole que pasara dentro y nada mas cerré la puerta a mis espaldas respondí aquella absurda pregunta pronunciada.
-¿respeto? ¿Acaso también tengo prohibido masturbarme? -pregunté dejandole claro que es eso y no otra cosa lo que hacía en el baño -si tanto interés tenias en no desperdiciar mi semen, haberme avisado en la taberna, con gusto me hubiera hecho un hueco entre tus piernas, pero eres fría como un vampiro y no he percibido tu deseo así que por respeto, lejos de ir al lago a divertirme, estoy en mi cuarto.

Podía ver lo poco que mis palabras le gustaban pero yo aun estaba empujado por el alcohol y la palabrería bonita no era mi fuerte nunca, menos cuando el alcohol corría por mis venas enturbiando mi razón.
-Ademas acordamos que mientras no te enteraras, no habría problema ¿cierto?

Me encogí de hombros con indiferencia.
-¿Darme las gracias? Bueno, acordamos que sería paciente hasta el día de nuestra boda, esa noche es tradición que te tome, lo haré como mujer y como loba con la primera luna llena.
Me acerqué a ella para quitarle la botella y dar un trago, mas no interpuse de nuevo distancia entre nuestros cuerpos que se rozaron por unos momentos.
-¿quieres algo mas? -prgunté arrastrando las palabras.




compromiso forzoso:
avatar
Lobbo Landvik
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 152
Puntos : 247
Reputación : 104
Fecha de inscripción : 16/08/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Let's play pretend! // Privado - Lobbo [+18]

Mensaje por Thea Silje el Mar Mar 20, 2018 4:01 am

Gruñó ante la pregunta, pero cogió la botella y le dio un trago en un vano intento por relajarse, cuando en un estado más racional se daría cuenta que emborracharse, aunque a ella le costara, sólo empeoraría las cosas, pues el alcohol desinhibía y, por tanto, dificultaba mantener el control que de por sí ya había casi perdido. Pasó al interior de la habitación cuando el castaño se apartó, pues ella misma era de las que pensaba que llamar la atención era innecesario y en una situación como aquella, aún peor, vergonzoso.

La contestación del joven Landvik hizo que sus ojos fulgurasen de nuevo, ambarinos con destellos como el oro fundido. -Sabes perfectamente que me refería a tus intenciones con la rubia. ¿Un trío?- Rugió, aún con las garras fueras y ganas de ir tras la perra huida. -Creías que deseaba esperar a la noche de bodas, pero te pareció buena idea tomarme junto con otra. ¿Dónde está la lógica en ese razonamiento?- El contrario parecía hacer caso omiso de sus quejas, de todo aquello que Thea le echaba en cara. Debía estar acostumbrado a que las hembras se pelearan por él mientras aguardaba sentado, esperando y con una ladina sonrisa en aquellos apetecibles labios. Sacudió la cabeza ante tal pensamiento y agachó la cabeza, desviando la mirada hacia un lado y al suelo, mientras se reprochaba mentalmente a sí misma por ese instinto lobuno que la dominaba.

Permitió que le robara la botella y casi lo agradeció, pues era mejor que alejara la tentación del vino de sus dedos y, por consiguiente, de su garganta. Mas al elevar de nuevo el rostro, se topó con el aliento de Lobbo chocando contra sus belfos. Los orbes de ambos se encontraron una vez más. -Las feromonas de Ruran no huelen así…- Aquel comentario debería haber sido un pensamiento, pero sin darse cuenta había escapado de sus labios. Al único alfa al que había conocido excitado era a su padre, alguna vez, tras un reencuentro con su madre. El olor era fuerte, golpeaba con contundencia, pero no la excitaba, tal vez porque eran familia. En cambio el hombre que tenía delante, el macho que se erguía frente a ella, estaba alterando hasta la última célula del cuerpo de la morena con su cercanía. Se erizó hasta el último vello de su piel y de haber estado en su forma más animal, ahora mismo estaría totalmente encrespada y no por la rabia que aún sentía por lo ocurrido segundos antes, sino porque empezaba a sentir algo que no debería: lujuria. Dio un paso hacia atrás, pero se topó con un mueble, ya que discutiendo se habían ido moviendo y ella no conocía aquella estancia. Miró hacia el objeto de madera y al buscar una salida lateral, volvía a tener al castaño pegado a ella. -¿Qué haces?- Thea no se daba cuenta, pero ella misma estaba liberando feromonas, una respuesta instintiva y natural, imposible de manipular.



Why do I...?:
avatar
Thea Silje
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 86
Puntos : 80
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 02/03/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Let's play pretend! // Privado - Lobbo [+18]

Mensaje por Lobbo Landvik el Mar Mar 20, 2018 4:03 am

Su enfado era patente, pero la verdad, sus palabras caían en saco roto, la situación fue absurda, y como tal fue mi respuesta, nunca le prometí se el prometido perfecto, ese mismo día habíamos acordado un trato no basado en el amor, si no mas bien en los negocios, así que tampoco podía echarme en cara que ebrio dijera si nos montábamos un trió.
Rugió frente a mi mostrándome su cabreo, mis ojos centellearon ámbar plantandole cara, yo era un alfa, mi envergadura era mayor y reducirla era una posibilidad nada remota si no se a tenia a razón.

Escasa la distancia que quedó entre nuestros cuerpos con ese duelo de egos que entre ambos se hacía patente. Su pecho subía y bajaba violento mientras me mantenía la mirada, mi aliento impulsado por la excitación y la ira golpeaba caliente sus labios.
-Soy un macho fuerte -respondí como justificación de eso que notaba, mis feromonas plagaban nuestra escasa distancia y ella era capaz de percibirlas, ella -él es tu padre... -susurré contra su cuello que se ladeo dándome acceso en un gesto instintivo muy lobuno.
Cerré los ojos, mi nariz rozo su piel erizando el vello a su paso, sintiendo esa cantidad de adrenalina que por ella fluía. Sus feromonas latentes en cada poro de su piel se colaban por mis fosas nasales enloqueciendome, gruñí, mis dientes crecieron y un ronco gemido escapó de mis labios delatando la parte mas animal del alfa que tenia frente a si.

Atajé mas la distancia mientras ella reculaba, un mueble bajo pegado a la pared se transformó en mi aliado, mi cuerpo se pegó al ajeno que se me antojaba cálido, lleno de bordes y curvas presas por la cárcel de piel y hueso.
-Estas excitada -susurré ladeando la cabeza para admirarla, su cuerpo reacionaba a mis palabras, la loba aullaba, reclamaba al alfa que por derecho le pertenecía y ser cubierta es lo que necesitaba, pero la humana se resistía.

Jadeó al notar mi hombría hundida en su vientre, la toalla se mojaba de las gotas del liquido preseminal y de forma autómata su pelvis me busco arqueando ligeramente la espalda ante mis ojos ámbar.
Mi diestra se posó en esa media luna perfecta y deslizándose hacia sus nalgas tiré de su cuerpo anclándolo contra el mio.
Sus dedos se pasearon tímidos por mis abdominales que se contrajeron a su paso, gruñí excitado de nuevo.
Su boca entreabierta acogió mi aliento con sabor a alcohol, ataje la distancia ínfima en el que nuestras bocas casi se acariciaban buscando como encajar, esperando que el otro terminara el recorrido, nos torturamos deliberadamente porque ninguno de los dos alfas quería ceder su dominio.

Los cuernos en ese momento sonaron, sobresaltado giré la cabeza hacía el ventanal.
-¡¿que pasa?! -pregunté mas para mi que para ella, me relamí los labios poniendo entre ambos distancia para asomarme por la ventana.
Los soldados se armaban, apreté los dientes, los lobos nos habíamos reunido en el concilio, íbamos en nuestra mayoría ebrios y creo que el hijo de puta de Randulf había atacado uno de los bosques fronterizos aprovechando la ausencia de alfas en ellos.
Me calce entre rugidos los pantalones, las botas y la camisola, ninguno de nosotros esa noche estaba en condiciones de luchar, pero lo haríamos porque para eso habíamos nacido.
-Volveré -atajé a decir camino a la puerta para salir.







compromiso forzoso:
avatar
Lobbo Landvik
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 152
Puntos : 247
Reputación : 104
Fecha de inscripción : 16/08/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Let's play pretend! // Privado - Lobbo [+18]

Mensaje por Thea Silje el Mar Mar 20, 2018 4:06 am

La morena gruñó ante las palabras del joven Landvik, negándose a reconocer que es-taba excitada. El contrario podría soltar cuánto quisiera que ella conocía a su propio cuerpo y lo dominaba. Nunca se había dejado llevar por la libido, excepto en su época de celo y aún faltaban dos semanas para que ésta la alcanzara, así que por mucho que el castaño dijera, no la iba a convencer de lo contrario. O eso pensó ella, antes de sen-tir la erección foránea presionando su bajo vientre y como por algo tan nimio se le aceleraba el ritmo cardíaco. Su respiración se agitó y con los orbes fijos en los de Lobbo, jadeó sin poder evitarlo. Su razón le gritaba que se alejara, pero su boca busca-ba la del alfa. Parecían jugar al escondite el uno con el otro, esquivando los labios mientras sus cuerpos se rozaban.

Tras varios intentos de deshacer el enredo de sus cuerpos, con mucho esfuerzo mental, pero ninguno físico, los alientos de ambos terminaron por entremezclarse en un ham-briento y salvaje beso. Sentía arder cada parte de su anatomía allí donde el contrario la tocaba y sus propias manos se alzaron despacio, recorriendo el musculado abdomen del licántropo. Los dedos, a punto estaban de tirar del borde de la toalla, que se escu-chó el aullido de los cuernos y ambos reaccionaron, gruñendo. Los dorados de Thea brillaron al seguir la silueta ajena que se apartaba y dirigía hacia la ventana. Fue el momento que le sirvió para que la razón, escasa en aquellos instantes, regresara a ella y detuviera aquella locura.

Esperó a que el joven Landvik le indicara lo que ocurría, el motivo por el que tronaban las grandes cornetas en señal de alerta. -¿Pero qué ocurre?- Preguntó, sujetando a Lobbo del codo para que se girase a mirarla, pues él ya partía sin darle ninguna explicación, sólo algo parecido a una promesa, vacía segu-ramente, porque a la hija de Ruran, a pesar de ser ahora su prometida, nada le debía. -¿Están atacando Akershus?- La mirada de la muchacha se oscureció, porque ni para eso la tenían en cuenta. La veían como a una estirada y creían que, a pesar de ser una loba, no sería capaz de dar la talla. -Sé luchar.- Espetó de mala gana con el orgullo ligeramente herido. -Y estoy más sobria que la mayoría de vosotros juntos.- Aunque no la considerasen uno de los suyos, las zonas salvajes estaban bajo el coman-do de su padre. Ella se había criado allí y lucharía por aquellas tierras como cualquie-ra. No en vano estaba haciendo lo que hacía, casarse con un engreído al que no quería ni una pizca.



Why do I...?:
avatar
Thea Silje
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 86
Puntos : 80
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 02/03/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Let's play pretend! // Privado - Lobbo [+18]

Mensaje por Lobbo Landvik el Mar Mar 20, 2018 4:07 am

Thea me detuvo por el codo, sus ojos se hundieron en mi todavía ambarina mirada como si un interrogante en su mente se formara, en principio no sabía bien que es eso que quería, peo las preguntas se agolparon y con ellas las respuestas sin dudas.
-Atacan la frontera, el hijo puta de Randulf aprovecha que son los betas los que hoy están al cargo de los bosques, que no tienen nuestra experiencia y por supuesto tampoco nuestra envergadura para dar un golpe y debilitarnos, centra sus tropas en el lateral para darnos una lección.

Mi diestra se enredó en el pardo cabello de su nuca cuando aseguró saber luchar, era una loba, no dudaba que así fuera, pero esto no era una trifulca por un macho, se trataba de blandir el acero hasta las ultimas consecuencias, mi frente reposó cansina en la ajena.
-El papel de todo alfa y esposo es proteger a su hembra, su territorio y su descendencia, es en esos tres pilares en los que se basan todas las leyes de la manada ¿estas segura de ser capaz de salir de esta?

De nuevo nuestras miradas nos delataban, la parte humana quizás se repelía como el aceite y el aguar, pero los lobos, esos aullaban esa noche a la luna de sangre, sus miradas resplandecían como las titilantes estrellas y en la escasa distancia de nuestras bocas, de nuevo desafiamos al viento que entre ellas se colaba decididos a devorarnos vivos.
-Coge la espada -dije señalando el armero donde una espada corta y una daga reposaban
No dudo en esta ocasión de mis palabras, las fronteras eran nuestro hogar y aunque no atacaban directamente nuestro bosque, hacerlo la noche del concilio era un claro desafío para todos los alfas que no podíamos permitir de ningún modo..

Corrimos escaleras abajo, nada mas encontrarnos fuera nos dimos cuenta de la magnitud del asunto, Höor guiaba a sus hombres, al parecer el enfrentamiento era lo suficiente numero como para hacer peligrar la frontera y llegar a Akershus si no lo impedíamos.
Ulf se transformó en ese lobo blanco de gran tamaño, junto a el Viggo el león, Stan el oso, Cronos la mole, y tras ellos, un ejercito de cambiantes que salvajes, voraces se lanzaron hacia los bosques dispuestos a contrarrestar el ataque de los huargos.
-¡Conmigo! -ordené tomando el control de los mas jovenes, aunque Skol y Saga vociferaban a otro grupo, detendríamos al embestida de los mutantes que Randulf elaboraba a base de los que un día fueron nuestra misma raza, hijos de la dama de plata.

Cascos de caballos que se perdieron por los bosques tupidos,haces blancos que atravesaban el inmenso follaje devolviendo el reflejo de la imagen de los espectros, daba igual cuantos alfas lucharan codo con codo aunque siempre lo hacíamos solos, pues esta guerra nos desafiaba a todos.
Choque de cuerpos, mi acero en alto, un tajo en el pecho del primero que ensartado en mi espada cayó del caballo agonizando, rugí sosteniendo la bastarda con la diestra, pequeña hacha de mano que saque del cinto con la siniestra he hice sobrevolar con tino hundiéndola en el cráneo de una de las abominaciones.
Abrí en cruz los brazos rugiendo furibundo, incitando al que parecía el jefe a una batalla a muerte, golpeé mi pecho con los mangos gritando, llamándolo envalentonado por el alcohol y la adrenalina. Jirones de sangre y carne resbalaban sobre mi rostro y por el rabillo del ojo la miraba a ella, pendiente de que en el encarnizado enfrentamiento no la dañaran, eso solo complicaría las cosas, no habrían tierras sin matrimonio, o al menos trataba de convencerme de que ese y no otro era el motivo por el que seguía de ella pendiente.


compromiso forzoso:
avatar
Lobbo Landvik
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 152
Puntos : 247
Reputación : 104
Fecha de inscripción : 16/08/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Let's play pretend! // Privado - Lobbo [+18]

Mensaje por Thea Silje el Mar Mar 20, 2018 4:07 am

Los colmillos de Thea crecieron ante la pregunta del castaño que parecía creer que porque ella fuera una hembra no era capaz de defender lo que era suyo a capa y espada. -Soy tan capaz como tú, o más, de salir de esta.- Respondió con la voz grave, casi en un gruñido. No iba a dejar que le minaran el orgullo, ella era una espléndida cazadora, lo suficiente como para que Axel Blackmore le confiara la tarea de intentar reagrupar a los individualistas del norte, y aunque hubiera pospuesto un poco aquella tarea, la llevaría a cabo tarde o temprano.

El macho pareció ceder, pues le indicó que tomara un arma y ella, de inmediato, lo hizo. De hecho, cogió incluso la daga, pues estaba muy acostumbrada a usarlas en ataques a corta distancia y por sorpresa o desde la retaguardia. Coló la hoja corta en el caño de la bota, asomando únicamente la culata del mango y con la acerada en la diestra, bajó a toda prisa las escaleras junto a Lobbo. Aquel no era momento para ponerse a discutir, así que cedió el mando a aquellos que conocían bien el terreno y al resto de los que lucharían y ella se quedaría como un soldado más, aunque no se le diera nada bien obedecer órdenes a lo loco, procedentes de bárbaros poco calculadores.

Avanzaron a toda prisa y pronto se vieron rodeados. Había allí seres de todo tipo y en ambos bandos. A aquellos que no eran licántropos y luchaban del lado de Akershus, excepto a los Cannif, al resto no los conocía. Decidió centrarse en atacar a las aberraciones y en defenderse si algún sobrenatural o humano de las razas que ya tenía vistas, la atacaba a ella.

El estilo de lucha de la hija de Ruran, nada tenía que ver con el salvajismo de los guerreros del norte. Ellos iban a lo bruto, no medían fuerza ni calculaban el desgaste físico. Tenían en mente que si morían luchando, sería un honor y se les abrirían las puertas del Valhalla, pero la joven Silje tenía una mentalidad muy distinta. Debía luchar y sobrevivir para ver un nuevo día en el que poder seguir batallando por su pueblo, sus tierras, su familia. Sus movimientos eran rápidos y ligeros como una pluma envuelta en un tornado, pero con la diferencia que ella controlaba hacia dónde iba, cómo y cuándo caería. Usó un árbol como punto de apoyo para elevarse y arremeter, con la espada empuñada en ambas manos, contra un monstruo extraño, atravesándole parte del pecho con el acero. Se apartó lo justo para flexionar una pierna y empujar con el talón de la bota para hundir por completo la hoja, arrancando un último suspiro a la bestia. La sangre la había ido salpicando en cada encuentro, igual que el barro. Le hicieron un corte en el brazo izquierdo y aquello había mermado un bajo porcentaje su fuerza, por eso recurría a las piernas para terminar el trabajo. Sanaría, porque no era excesivamente profundo, pero tardaría un par de días porque aquella garra, que había desgarrado piel y carne de la loba, había estado sumergida en algo corrosivo previo al ataque.

Al alzar la cabeza y apartarse el cabello de la cara con el antebrazo derecho, vio la silueta del joven Landvik que gritaba golpeándose el pecho. Sonrió de manera ladina ante tal acto engreído y por poco no esquivó el ataque de un humano de Randulf que cortó el viento justo a su lado cuando por el sonido que alcanzó sus oídos, se apartó de inmediato, evitando ser partida en dos por un simple soldado raso. Sacó la daga de la bota al agacharse, aprovechando la media caída y se giró, lanzándola con certera puntería al clavarse entre la garganta y la barbilla hasta hundirse en el cerebro del contrario. -Aficionado…- Se levantó y fue a recuperar el arma, dejando caer el cuerpo inerte de su víctima.



Why do I...?:
avatar
Thea Silje
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 86
Puntos : 80
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 02/03/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Let's play pretend! // Privado - Lobbo [+18]

Mensaje por Lobbo Landvik el Mar Mar 20, 2018 4:09 am

Mi acero danzaba entre mis dedos, cada giro de muñeca era una estocada perfecta, los cuerpos caían a mi paso presos de tajos certeros, mortales que herían de muerte a las bestias de Randulf. Mas de un corte sajaba mi piel, nada importante que no cerrara en un par de días. Cuando desenvainas la espada descubres que el acero muerde, has de ser consciente que no ha victoria sin sangre, ni honor sin dolor.

Me abrí paso entre la multitud quedando de frente con el general de Randulf. Él dispuesto a empezar su ultima batalla, me desafió rugiendo con los ojos ámbar, los míos centellearon como un rayo y pronto los colmillos de ambos crecieron rozando nuestros belfos, así como las garras se afilaron creciendo desorbitadas.
El acero choco hambriento, chispas salían del encuentro apasionado de los aceros, las piernas sorteaban las mordidas, pero a su vez los cuerpos buscaban herir con saña al adversario en una batalla voraz de dos alfas.

A nuestro alrededor el enfrentamiento continuaba, en ocasiones algún desgraciado se interponía en ese violento choque de aceros encontrando la muerte.
No flaqueábamos ninguno, mis rugidos lo desafiaban, era mi sonrisa ladeada la que lo exaltaba, pes engreído como ninguno, ebrio todavía, de vez en cuando rozaba con la punta de mi arma la base de la ajena acariciándola para picar a mi adversario que ante ese gesto de superioridad se encabronaba y buscaba de nuevo embestir para quebrar mis flancos.
Baile de pies y manos, mi risa se perdía entre los gritos de la batalla que a nuestro alrededor acontecía.

La hora de la verdad llegó, la mole alzó su hacha, mas con mas presteza y viendo por fin el descubierto costado, mi pie derecho se hundió en el suelo y viré sobre esto dejando a la hoja silbar violenta, sajé su costado a mi paso con una caricia casi etérea, quedando a su espalda, un nuevo tajo rompió sus tendones al ser depositado tras sus rodillas. La bestia cayo y antes de poder tan siquiera ser consciente de su error, mi espada mordió su cuello cortándolo por el medio.
La cabeza rodó hasta los pies de Thea que abrió los ojos por unos instante hundiéndolos en mis sombras. Jadeantes ambos nos contemplamos, los dorados lobunos se prometían un encuentro distinto, eramos animales y en ese momento como tales actuábamos.

Volvimos a la batalla, durante horas buscamos el modo de hacer frente al ataque de Randulf y finalmente, logramos que el enemigo replegara sus tropas y cortar su avance.
Muchos eran los caidos, la guerra siempre arrastraba víctimas, pero habíamos luchado bien, protegido aquello que amábamos y ahora llegaba la hora de celebrar la victoria por todo lo alto.


compromiso forzoso:
avatar
Lobbo Landvik
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 152
Puntos : 247
Reputación : 104
Fecha de inscripción : 16/08/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Let's play pretend! // Privado - Lobbo [+18]

Mensaje por Thea Silje el Mar Mar 20, 2018 4:10 am

Al ver que el joven Landvik se enfrentaba al general enviado por Randulf, ella decidió guardarle las espaldas. Se situó a una distancia prudente y se dispuso a cortarle el paso a cualquiera que intentara atacarle por la retaguardia. Sin embargo, el enemigo desconocía el honor, y aunque los alfas eran animales, tenían un código que respetaban. En especial Thea, tan encorsetada en protocolos, planes y órdenes. En un momento la rodearon por tres flancos y aunque ella era más fuerte, le faltaban ojos para cubrir los rincones. Acabó con la vida de uno al cortarle la yugular con la espada, sin llegar a sesgar su cabeza, sólo un corte suficientemente profundo como para que con rapidez éste se desangrara de rodillas en el barro. Mas cuando intentaba detener al segundo, el tercero le saltó por detrás y la golpeó fuertemente en la espalda, dejándola sin aliento. Por suerte para la hija de Ruran, apareció Saga convertida en lupus y se abalanzó sobre aquel atacante a traición, directa a arrancarle la cabeza con sus fauces. Antes de que se pudiera incorporar, regresó el segundo a intentar darle el golpe de gracia, pero estaba muy equivocado si creía poder con la morena como si nada. Aún agachada, con una rodilla hincada en el suelo, sacó de nuevo la daga de la bota y en cuanto el contrario estuvo bastante cerca, se impulsó con fuerza clavando la bota en el lodo y le clavó la hoja directamente en el corazón, entre dos costillas. Pero no tuvo suficiente con eso y la hizo girar noventa grados para asegurarse que no salía de esta. Le dio después un cabezazo y vio como caía de con los brazos en cruz, de espaldas al suelo.

Justo cuando elevaba la cabeza una vez más, llegó rodando a sus pies la cabeza del general. Sus orbes fulguraron al encontrarse con los de Lobbo, con la mirada se contaron sus hazañas y sus animales aullaron, resonando e sus pechos, pero sin llegar a expulsar el sonido por la boca. No había tiempo que perder, aún sin líder, no funcionaban como una colmena y los monstruos de Randulf seguían atacando sin tregua. Reanudaron las peleas individuales, los enfrentamientos no cesaron en horas, hasta que viendo muy mermadas sus fuerzas, algún cabecilla con dos dedos de frente ordenó la retirada, dejando que regresara la calma al bosque. El lodo se veía rojizo por la sangre derrama y había muchos cuerpos cubriendo el terreno, tanto enemigos como amigos. Los dos bandos habían tenido bajas y aunque era costumbre en el norte celebrar una victoria, en sus corazones pesarían las pérdidas de los compañeros caídos, incluso en el de Thea, pues podía no conocer los nombres, pero al pasar junto a los cadáveres fue memorizando sus rostros. Ningún guerrero debía ser olvidado.

La loba buscó a su prometido con la mirada, lo encontró a varios metros de distancia, chocando cabezas con Sköll y tendiéndole una capa raída a Saga para que cubriera su cuerpo desnudo ahora que volvía a estar en su forma humana. Se acercó a ellos, sin prisa, dándoles tiempo. Al cruzarse con la hembra, hizo una inclinación de cabeza respetuosa. -Gracias por guardarme las espaldas.- La rubia le dedicó una sonrisa antes de alejarse, rodeada con la tela. Al alcanzar a los dos machos, le devolvió la espada a Lobbo, tras cruzar miradas con el moreno. -Habéis luchado bien. Les dijo a ambos, pues aunque no era de halagar a nadie, sabía reconocer las cosas sin vergüenzas absurdas.



Why do I...?:
avatar
Thea Silje
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 86
Puntos : 80
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 02/03/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Let's play pretend! // Privado - Lobbo [+18]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 6. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.