Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA AREZZO

MODERADORA

ENVIAR MP
NICOLÁS D'LENFENT

MODERADOR

ENVIAR MP
KALA BHANSALI

MODERADORA

ENVIAR MP
LADISLAV PEKKUS

MODERADOR

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA


Espacios libres: 00/45
Afiliaciones élite: cerradas
Última limpieza: 16/01


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com


Últimos temas


Let's play pretend! // Privado - Lobbo [+18]

Página 3 de 5. Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Ir abajo

Let's play pretend! // Privado - Lobbo [+18]

Mensaje por Thea Silje el Vie Mar 02, 2018 4:05 pm

Recuerdo del primer mensaje :

Tras su última conversación con el líder de la orden, se le había encomendado una misión distinta a las demás. Esta vez no se trataba de dar caza a un vampiro milenario ni de encontrar la guarida de un omega descarriado y peligroso, sino que el cometido de la loba era intentar organizar el norte. Los cazadores allí estaban desperdigados, actuaban en solitario, no atendían a normas ni se preocupaban por los rastros. Había que poner orden y Blackmore había confiado en Thea para llevar eso a cabo. Aquello iba para largo, no era algo que se pudiera cumplir en unos días. El territorio era basto y ella lo sabía mejor que nadie, a fin de cuentas se había criado en las tierras más salvajes, a pesar de ser hija de quien era y del trasfondo militar que la rodeaba.
 
Además, la cazadora tenía su propio plan, uno que, por encima, le había comentado a la orden de Hellsing, aunque al no tener del todo claro cómo saldría la cosa, no había ultimado detalles. Así que, en cierto modo, estaba sola ante el peligro por ahora. Ya más adelante, una vez asentadas las bases, profundizaría en el mecanismo y funcionamiento de su idea. Por el momento, debía acudir al concilio que se celebrara aquella tarde cerca de los bosques. Estudiar a la presa de cerca era primordial y Thea ya había fijado un objetivo, el varón más oven de los Landvik. Desde su punto de vista, ella era una candidata ideal para un matrimonio concertado y estaba dispuesta a arriesgar su libertad por una causa mayor. Esa familia tenía mucho poder en Rumanía y siendo todos licántropos, podía suponer un grave riesgo para la población, así que debían estar vigilados de cerca.
 
Se arregló lo suficiente como para en el evento llamar la atención, pero tampoco de manera exagerada como para parecer que eso mismo era lo que buscaba. Era una joven atractiva y la chica era plenamente consciente de ese hecho, así que lo utilizaba como un arma más cuando le resultaba de utilidad. Se conocía la zona como la palma de su mano y en caso de necesitar escapar si algo se torcía, no tendría problema en lograrlo. Pero debía ser positiva, se había estudiado el proceso que iba a llevarse a cabo en el concilio, los tiempos aproximados y a los que atenderían. Era meticulosa hasta rallar lo absurdo, pero eso le había salvado el trasero en diversas ocasiones.
 
Ella acudía como representantes de las tierras que su padre comandaba, así que tenía “invitación” sin necesidad de falsificarla. Llegó tarde expresamente, porque así ya todos estarían presentes y su arribada les obligaría a mirarla. Conocía como funcionaba la sociedad y lo que lograba captar atenciones, pues había asistidos a tantos actos políticos y militares como el mismísimo rey de Francia.



Última edición por Thea Silje el Jue Mar 29, 2018 2:30 pm, editado 1 vez



Why do I...?:
avatar
Thea Silje
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 65
Puntos : 60
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 02/03/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo


Re: Let's play pretend! // Privado - Lobbo [+18]

Mensaje por Lobbo Landvik el Mar Mar 20, 2018 4:11 am

Por el momento las fronteras estaban a salvo, choqué mi frente contra la de Skoll que sangraba abundantemente por un corte en el costado, Saga cubierta con unas raídas pieles cubría su desnudez caminando descalza hacia nosotros con una picara sonrisa que nos dedicó al pasar por nuestro lado con los labios teñidos de carmesí. Mi improvisada prometida se unió a la emotiva reunión, había luchado con valor y Saga se lo reconoció con un asentimiento de cabeza devuelto por Thea.
Saga enredó su diestra en la mano de Skoll para llevárselo a curar a la improvisada enfermería que habían montado lagunas de las lobas de esa frontera para dar suturas a los heridos, nada se podía ya hacer por los caídos.

Atajé la distancia que me separaba de Thea ahora que estábamos solos, mis ojos se deslizaron por su cuerpo curvilíneo buscando sangre de la loba, pues de ajena ambos estábamos llenos.
-¿estas bien? -pregunté dejando caer pesada mi frente sobre la de ella, nuestras agitadas respiraciones se fundían contra nuestros labios presos de la adrenalina del combate, del olor a sangre – tengo que lamerte las heridas -bromeé guiñándole un ojo antes de poner distancia.
La noche la pasamos entre los nuestros, las piras funerarias pronto estuvieron dispuestas, las familias les daban el ultimo adiós a los guerreros que ahora estarían bebiendo del cuerno de hidromiel que no se vaciaba en el Valhalla.

Al día siguiente pusimos marcha hacía su hogar y ahora también el mio, las fronteras mas salvajes era las que su padre dirigía, según Thea este sabía de sus intenciones de desposarse conmigo, mas eso no implicaba que la idea le gustara y él sabía sobradamente que mi desafío podría implicarle el fin de su poder sobre la manada.
Un par de semanas de viaje bastó para alcanzar la parte mas espesa de lo bosques, elevé la mirada hacía las copas al notar como por ellas corrían los montaraces vigilando la entrada de las fronteras, la manada por mi olor me reconocía y los murmullos caían sobre nosotros como una fina lluvia plagada de tensión.
-Creen que vengo a desafiar al alfa -susurré a Thea que cabalgaba sobre un bayo al lado de mi negra montura.

La tensión podía cortarse en el ambiente, era evidente que la pelea estaría reñida, pues ambos eramos alfas de gran envergadura.
Mis ojos se tornaron amarillos radioactivos al sentirme vigilado, mis colmillos crecieron rozando mi lengua en una evidente muestra de que estaba alerta, no llevaba conmigo a ningún séquito ¿y si esto era una trampa para eliminar la competencia mas directa?


compromiso forzoso:
avatar
Lobbo Landvik
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 133
Puntos : 210
Reputación : 86
Fecha de inscripción : 16/08/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Let's play pretend! // Privado - Lobbo [+18]

Mensaje por Thea Silje el Mar Mar 20, 2018 4:12 am

Cuando se quedaron a solas, fue el castaño el que acortó la distancia que les separaba tras mirarla de pies a cabeza, seguramente buscando lo mismo que ella al observar con detenimiento a Lobbo, heridas graves. Aquello se confirmó cuando él hizo un comentario con cierto tono de humor y ella le respondió con un bajo gruñido y un codazo en el vientre. -Nada que no se pueda curar en un par de días por sí solo…- Le comentó, pues dada la condición de ambos, sabían que así era. Ninguno tenía ningún corte profundo, tampoco les habían sajado ningún miembro y las arterias principales permanecían intactas. Podían considerarse afortunados dadas las circunstancias.

Aquella noche, por primera vez, Thea fue tratada como una más del grupo. Había luchado con ellos, en vez de esconderse con el supuesto palo que tenía metido en el culo, y todos allí consideraron aquel gesto como una muestra de su valía. No era sólo un alfa en palabrería, había demostrado serlo en combate, defendiendo el territorio, al pueblo. Tal vez al día siguiente olvidaran lo ocurrido con la morena y volviera a ser la estirada, pero por unas horas, formaba parte de la pandilla.

En cuanto salió el sol, partieron rumbo a su hogar, a las tierras comandadas por Ruran Silje. Por un lado se sentía dichosa, el plan estaba funcionando y pronto vería a su familia con la que hacía meses no se encontraba, a excepción de su padre, pues con él mantenía contacto habitual por carta y coincidían en eventos por toda Europa. Pero, al mismo tiempo, se sentía nerviosa, pues aunque era cierto que había explicado sus intenciones de querer desposarse con el joven Landvik, jamás comentó qué usaría como moneda de cambio. Sus padres creían que iba a ser un matrimonio deseado, no un acuerdo que envolviera heredar las tierras salvajes cuando el militar muriera o cediera el mando a su primogénita. Aquello la mantuvo mentalmente ocupada durante las casi dos semanas de viaje hasta alcanzar su destino.

Una vez en tierras conocidas, pudo notar la tensión de su prometido y mientras montaban a caballo en dirección al hogar de los Silje, le acarició el antebrazo en un gesto dulce, de nuevo metida en su papel. -No te preocupes, en cuanto mi padre anuncie nuestro compromiso, te verás con ojos distintos.- Sabía que él quería recuperar aquellas manadas, pero al mismo tiempo tenía miedo de que éstas no le aceptaran, aunque se negara a reconocerlo. Si bien los betas se someterían siempre al alfa vencedor, eso no significaba que le fueran a querer en ese puesto de poder. Ruran era un alfa amado por su pueblo, quitarle el mando no sería tan sencillo como vencerle en duelo justo, uno contra uno, pelea de machos. Debería ganarse después a aquellos que le respetaban y seguían no sólo por su condición, sino porque creían en él.

La morena comenzó a sentirse un poco extraña cuando casi alcanzaban la gran casa en lo alto del árbol más viejo y robusto de todo el bosque. Quiso restarle importancia, pues seguramente era solo cosa del viaje. Desmontaron a sus sementales y dejaron que alguien los llevara a reposar a las caballerizas, mientras, ellos se dirigían al despacho del padre de Thea a saludar y dar la gran noticia. Cruzaron el portón principal y se encaminaron por el pasillo del piso inferior hacia el fondo, pero antes de pasar siquiera por delante de la biblioteca, un sofoco paralizó a la loba. Reconoció enseguida el síntoma, pero no podía ser, aún faltaban varios días para que le llegara el celo. ¿Por qué se le adelantaba? Y, lo más importante aún, ¿cómo evitaba al alfa que tenía a su lado? Le miró de soslayo, esperando que él no se hubiera percatado, que sus feromonas no se hubieran desatado como locas e inundado las fosas nasales de Lobbo. Se encontró con unos relucientes ojos dorados. Demasiado tarde.



Why do I...?:
avatar
Thea Silje
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 65
Puntos : 60
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 02/03/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Let's play pretend! // Privado - Lobbo [+18]

Mensaje por Lobbo Landvik el Mar Mar 20, 2018 4:12 am

Seguimos caminando por el bosque, la noche ya casi había caído. Ya podíamos ver los azulados orbes que salpicaba nuestro poblado iluminándolo con esa bella luz azulada.
Estaba prohibido encender fuego en el bosque, éste era nuestro hogar y había que respetarlo, esa era una ley inquebrantable por todos nosotros, y que hacíamos respetar a los extranjeros, por lo que se utilizaba unos orbes de cristal rellenos de un extraño líquido traído de las lejanas montañas donde decían residía la magia.
Cuando entramos en la ciudad, la noche ya estaba cerrada, la mayoría de gente ya estaban en sus casas. Sobre el suelo solo quedaban algunos lobos inquietos que se disponían a retirarse para pasar la noche, así como los guerreros que se encontraban de guardia. Debido al avance de los hombres de Randulf, se habían doblado los turnos, por lo que la ciudad estaba algo más ajetreada de lo normal.
Nuestros hogares se construían sobre los arboles, era el mejor lugar para darnos cobijo y protección, nunca dañábamos la estructura del árbol, se construían con madera noble, siendo trabajada con un extremado cuidado para que ésta quedara perfectamente armonizada con el entorno.
-¿Cómo va todo, Lorian? –preguntó Thea dirigiéndose al capitán de la guardia.
-La noche parece tranquila, hace poco que hemos hecho el cambio de guardia con los guerreros de la frontera.
-Bien, que Thor te acompañe.- asintió Thea mientras se despedía con un gesto.
-Lobbo–me dijo el capitán, mientras bajaba la cabeza en señal de respeto- su padre era un gran hombre
Agradecí su gesto asintiendo.


En el centro del poblado se encontraba un viejo árbol, fuerte y robusto, no demasiado alto pero si ancho, sus ramas acogían mi casa y le daban un aspecto sobrio y elegante. La sala de reuniones permanecía iluminada, imaginé que allí estaba Rouan.
Apreté el paso y subimos con rapidez por la escalinata que formaban dos gruesas cuerdas, una vez dentro cruzamos el tosco pasillo de madera que llevaba hasta el final de la casa, donde se encontraba la sala de reuniones, era el lugar donde los lobos más importantes del reino se reunían para tratar todo tipo de asuntos, aunque ésta vez parecía extremadamente importante, por el murmullo que se oía en el interior de la sala, parecía que se habían reunido absolutamente todos los que formaban el Consejo, todos sin excepción.

Fue en ese instante en el que lo percibí, un gruñido gutural escapó de mi garganta, Thea entraba en celo, su olor obnubilaba mi razón y justo en la puerta que nos llevaba ante su padre y el consejo mis ojos se tornaron ambar y aquellos que nos seguían como comitiva se detuvieron en seco también capaces de percibir el olor de la alfa.
Lancé dos mordiscos al aire mientras mi labio superior se alzaba en señal de clara amenaza, el resto de machos reculó significativamente ante mi aparente poder, mi aura refulgía salvaje y mi cuerpo ahora cubría a la hembra que me pertenecía por derecho y así lo demostraría.

Thea se giró en mi dirección, en intención de calmar el instinto que ofuscaba mi mente, mas como respuesta se llevó un mordisco en el cuello que la llamó al orden marcándola como mía, y un gruñido que denotaba mi incapacidad de controlarme en ese instante.


compromiso forzoso:
avatar
Lobbo Landvik
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 133
Puntos : 210
Reputación : 86
Fecha de inscripción : 16/08/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Let's play pretend! // Privado - Lobbo [+18]

Mensaje por Thea Silje el Mar Mar 20, 2018 4:13 am

Desde que tuviera el primer celo, la única vez que la encontró desprevenida y en la que había llegado a copular como una salvaje, dominada por un macho beta de gran tamaño y tremendo comportamiento violento, jamás se había vuelto a descontrolar en aquella época. Calculaba al milímetro cuándo le vendría y se resguardaba en una habitación cerrada en la casa de su padre bajo su protección. Sin embargo, sin conocer el motivo, aquella vez se le había adelantado y la encontró a mitad de camino de estar a salvo. Tal vez habían sido los nervios de enfrentar de nuevo a Ruran con su mentira. Odiaba engañar a aquel que se lo había enseñado prácticamente todo, pero jamás se perdonaría obligarle a él a seguir con su falacia, pues el comandante Silje, si por algo era reconocido incluso ante los enemigos, era por su valiente sinceridad.

Y allí estaba, intentando luchar con su propia loba interior y, al mismo tiempo, queriendo calmar a Lobbo que parecía haber perdido todo uso de razón ante el olor que ella desprendía. El cuerpo de Thea le suplicaba desnudarse frente al macho alfa y dejar que la montara sin descanso hasta que la dejara preñada, pero la poca cordura que aún quedaba en ella, como la tímida luz de una vela en plena tempestad, le decía que se contuviera, que tenía una misión, un plan… Llevó un brazo al hombro del castaño y éste se giró para morderla, marcando su cuello por un lateral. Los dientes de la morena crecieron en respuesta y empezó a jadear y salivar con desespero.

Ya hacía rato que ni pensaba en los otros machos que ante el primer bocado al aire del joven Landvik habían salido por patas. En el pasillo quedaban sólo ellos dos, pero con el aroma a hembra dispuesta, pronto apareció Ruran en escena. Éste cerró tras de sí la puerta del despacho, dejando encerrados a los miembros del consejo, que aunque eran ya alfas curtidos en años y no reaccionaban del mismo modo que un macho joven, las feromonas de su hija los tenían alterados. -Thea, hija, debes salir de aquí.- Su porte era altivo por defecto, pero ahora actuaba como el macho más cuerdo. Se aproximó cauto a la pareja, clavando sus ojos oscuros en los ambarinos de Lobbo. -Señor Landvik, veo que… No atiende usted a razones ahora mismo.- El padre no se veía afectado del mismo modo que los demás, él notaba un olor fuerte que le erizaba el vello de la nuca, pero no perdía la cordura. Sabía cómo se comportaba un lobo cuando protegía a su hembra y lo peligroso que podía ser interponerse, pero era su pequeña y la protegería aunque le costase la vida. -Papá…- Se debatía entre pedirle que la sacara de allí, que era lo que debía, o dejarse llevar por el deseo y la mentira de su amor por aquel que iba a ser su marido en el futuro si el plan no se torcía. El castaño no la dejó seguir y se interpuso entre la familia, cubriendo con su cuerpo la silueta de la chica. Un feroz gruñido resonó por toda la casa, uno que hizo temblar hasta las raíces del árbol que ejercía de cimientos para la construcción. Los ojos de Thea se obnubilaron, todo su ser vibró ante la necesidad que tenía de ser tomada por ese alfa. Se apegó a la espalda de Lobbo, rodeándole con los brazos hacia el pecho y le lamió la parte de atrás de la oreja. Ahora mandaba el celo.

Ruran observó la escena, percatándose del deseo que les envolvía a ambos y recordó lo que le había dicho su hija que haría al presentarse en el concilio. Si ambos habían venido juntos, era porque el joven Landvik había accedido a desposarse con su pequeña, que también la quería. Así que si iban a ser pronto marido y mujer, significaba que ambos deseaban estar juntos más allá del dictamen del celo. Ahora lo importante era mantener al resto de machos alejados de la zona o aquello se convertiría en una carnicería. -Seguidme.- El hombre esperaba que, a pesar de estar sumidos en ese éxtasis y tener la cabeza en otro sitio, accedieran a desplazarse a otro sitio. Sin esperar, se encaminó a las escaleras de atrás que descendían al nacimiento del gran árbol, una zona aislada y bien protegida.



Why do I...?:
avatar
Thea Silje
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 65
Puntos : 60
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 02/03/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Let's play pretend! // Privado - Lobbo [+18]

Mensaje por Lobbo Landvik el Mar Mar 20, 2018 4:13 am

Fue el propio Ruran el que salió por la puerta para auxiliar su hija, mas se detuvo al ver como mis dos gigantes rojas refulgían, al escuchar un gruñido que sobradamente hizo tambalearse las raíces del perenne fresno que ataba los nueve mundos, dándose cuenta de que ese enfrentamiento podría condenarlo.
Dudó, o al menos eso aprecié mientras como un depredador volteaba lo que era mi carnaza sin apartar mi desafiante mirada del macho alfa, para ese entonces Thea había caído presa de sus instintos y lamia mi oreja deseando ser montada mientras restregaba sus voluptuosas formas contra mi cuerpo desplegando sus cromosferas para volverme mas loco de lo que ya estaba.
“Seguidme” apenas era capaz de pensar, peor lo hice y guardando una distancia prudencial y no permitiendo que nada se acercara a mi hembra descendimos hacía la parte baja del árbol, en las raíces había una especie de cámara apartada del resto de las dependencias preparada seguramente para este tipo de menesteres.
Ruran nos abrió la puerta, su hija entro la primera llamándome con un lastimero aullido que rogaba de impaciencia por sentirme en sus abismos.

Entre gruñidos me adentré en la camara, su padre cerró el portón a cal y canto para que ningún otro macho entrara, aunque con el aura que yo desprendía dudaba que pasara, ninguno sería tan demente como para enfrentarse en duelo singular a un alfa de mi envergadura.
Thea estaba impaciente, sus dorados ojos me contemplaban, su diestra friccionaba su propio sexo aun con la ropa puesta mientras emitía ligeros gruñidos ansiosa, necesitada de tenerme entre sus piernas.
Caminé hacia ella con la cabeza ligeramente ladeada, no había mas machos mi monta estaba asegurada.
Su respiración agitada se alzaba al ritmo de su pecho y sobre su piel nívea deposité mi indice sintiendo sobre mi yema el candor que soltaba, descendí creando un camino etéreo, sus ojos centelleaban como relámpagos en una noche de tormenta presos de los míos en cada momento.

Descendí con mi mano ya abierta, palpando su voluptuoso cuerpo hasta los correajes de la coraza y sin pensarlo los abrí de un brusco tirón permitiendo que esta callear a plomo por su propio peso contra el suelo. Sus senos salieron disparados del a cárcel de metal, quedaron ante mi descubiertos, alzados, duros, sus pezones como lanzas me apuntaban dispuestas a darme caza.
Me relamí los labios contemplando su torso descubierto, mi sonrisa se ladeó cuando la loba impaciente avanzó tomando las solapas de mi camisola y de un tirón la partió en dos gruñendo desafiante por la lentitud del juego.
Le mostré los colmillos que crecidos emponzoñaban mi lengua, la colisión de nuestras bocas fue inminente como un cometa lo devastó todo, tambaleando los cimientos que hasta ese momento habíamos montado para cambiar las reglas del juego a uno mas salvaje y peligroso. Gruñí preso de mis ganas, ella movió sus caderas deliberadamente mientras mis manos ascendían por su espalda trepando hasta sus omóplatos hasta enredarse en un puño en aquella cascada parda que entre mis dedos se escurría como arena.






compromiso forzoso:
avatar
Lobbo Landvik
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 133
Puntos : 210
Reputación : 86
Fecha de inscripción : 16/08/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Let's play pretend! // Privado - Lobbo [+18]

Mensaje por Thea Silje el Mar Mar 20, 2018 4:13 am

Los dos siguieron al único que aún estaba en sus cabales y parecía guiarlos a un lugar seguro, seguro para ellos y para todo el mundo, pues interponerse en el apareamiento entre dos alfas, podía suponer un verdadero suicidio. Los dos estaban cegados por el deseo y, aunque la hembra aceptaría a cualquier macho siempre que éste ganara la pelea, Ruran no deseaba que eso ocurriera. Su hija le había confesado amar a Lobbo y si habían venido juntos, el sentimiento debía ser correspondido, y él haría lo que estuviera en sus manos para garantizar la felicidad de su pequeña. Les encerró una vez en la estancia y se guardó la llave en el bolsillo. Nadie sin su permiso se acercaría a la zona, por lo que Thea y su pareja estarían a solas durante varios días, siendo únicamente visitados puntualmente para ser alimentados e hidratados.

Una vez aislados, la morena se quedó mirando fijamente a su pareja, al macho que la iba a cubrir, a montar como a la loba que era. Se comunicaban entre gruñidos, jadeos y movimientos insinuantes, ella le seducía al tocarse y él la retaba, negándose a acercarse. Era una danza animal en la que buscaban excitarse, pero pronto perdieron la paciencia y dejaron a un lado los rituales de la naturaleza para quemarse con el calor ajeno y devorarse con algo más que la mirada. Enseguida estuvieron los dos desnudos de cintura para arriba y Thea, de un salto, se enganchó de su prometido con brazos y piernas. Le mordió los labios con saña, haciéndole sangrar y lascivamente lamió los restos carmesíes, tragándose los fluidos ajenos, saboreándolos. Paseó las manos por la fuerte espalda foránea, rozando con las uñas sin llegar a clavarlas. Estaba excitada, pero aun así jugaba. Los ojos de ambos se encontraron, entre dorados y rojizos, intensos, como lava fundida. Iniciaron los mordiscos, algunos suaves, otros con más fuerza. Recorrió el contorno de la mandíbula del castaño y de otro salto se bajó y corrió hacia una de las paredes. Un aullido lastimero fue suficiente para aclarar lo que quería. Aun llevaba las botas de montar y los pantalones, pero no aguantaba. Posó ambas manos en la pared, haciendo descender poco a poco la espalda y separó las piernas, exponiendo su trasero enfundado en ropa. De haber estado transformada, estaría apartando la cola. Quería ser follada por el macho más fuerte, por aquel que la excitaba. Porque el, sin que ninguno lo supiera, era la causa de que el celo de Thea se adelantara.



Why do I...?:
avatar
Thea Silje
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 65
Puntos : 60
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 02/03/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Let's play pretend! // Privado - Lobbo [+18]

Mensaje por Lobbo Landvik el Mar Mar 20, 2018 9:36 am

Las mordidas pronto empezaron a tomar forma, mi lengua se introdujo en la boca foránea en un duelo húmedo que conquistó lo que ya era mio por derecho mientras los cuerpos se restregaban perlados en sudor, mi pecho surcado de cicatrices chocaba con sus dos enormes tetas. La loba, conocedora de lo que representaban lo jirones, gestas ganadas, deslizó sus dedos con una sonrisa que delataba le gustaba su macho fuera poderoso.
Paladeaba el sabor férreo de un encuentro hambriento, jadeos que escapaban mientras nuestras lenguas danzaba dentro y fuera de nuestras bocas embebiéndose del manantial de nuestras propia saliva. sus manso trepaban cual enredadera por mi omóplato, como las espinas de un rosal sus uñas se hundieron en mi piel haciéndome aullar de placer y dolor.

Su aliento impactaba contra mi nariz, gruñí con los colmillos fuera dejándome embriagar por aquel olor que la loba soltaba mientras su pelvis buscaba mi abultado pantalón delatando que quería ser follada.
Su dientes de deslizaron por mi mandíbula, mordiéndola, lamiéndola dejando un sendero rojo que marcaba mi piel, los dos estábamos muy calientes, mi lengua emergió encontradose con la ajena en un nuevo beso rudo, animal y lascivo.
No tardó en darme la espalda, su melena lacia cayó sobre su torso desnudo, su cuerpo se contoneaba, sus ojos me buscaban dorados por encima del hombro emitiendo un quejido lastimero mientras se frotaba el coño completamente excitada. Llegó hasta la pared del fondo, sus uñas se hundieron en esta dejando la marca de sus guerras, contra esta arqueaba el cuerpo una y otra vez dejando sus nalgas en pompa, exigiendo no tener tregua mientras aullaba desesperada llamando al alfa que tras ella estaba.

Mientras caminaba hacia ella con premura y paso seguro fui dejando caer el cinto, la espada que sujetaba con unos correajes sonó contra el suelo metálica, mi gruñido delató mis ganas mientras salivaba por el olor a hembra que inundaban mis fosas nasales. Mi diestra batalló con el cinturón de metal hasta que esté cedió dejando que liberara al kraken.
La pequeña depredadora me buscaba ansiosa, completamente ofrecida a mis ojos que la devoraban hambrientos hasta que la distancia fue escasa.
Mis zarpas se hundieron en la piel del pantalón de la hembra, rugí sajando la pieza y su carne enrojeció quedando literalmente abultada cuando el pantalón hecho jirones cedió.

Su trasero me buscaba la verga, sobre sus nalgas esta palpitaba mojandolas. Con mi diestra tomé el tronco restregando la punta por el centro de su culo, estaba mojada y dejo un reguero de semen hasta alcanzar su ano donde jugo a entrar ligeramente llevando a la loba casi a la desesperación.
Se giro lanzándome un par de bocados exigiendo que la penetrara, mas mi diestra atizo una palmada antes a su nalga dejando rojos mis dedos en ella marcados.
Con la izquierda elevé mas su culo metiendo los dedos en su coño caliente, acariciando el botón con la yema, restregándola en círculos llevando a la loba a un punto de placer inusitado.
De una cornada embestí su vagina haciéndola aullar rasguñando la pared, mi boca atajó la distancia que me separaba de la ajena, de nuevo las mordidas se sucedieron, bebí de los iros carmesí que fluían mientras la empelaba sin tregua notando como mi hombría completamente mojada rozaba mis dedos con cada empalamiento.


compromiso forzoso:
avatar
Lobbo Landvik
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 133
Puntos : 210
Reputación : 86
Fecha de inscripción : 16/08/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Let's play pretend! // Privado - Lobbo [+18]

Mensaje por Thea Silje el Mar Mar 20, 2018 3:47 pm

Las uñas de la loba crecieron, presa de la excitación y con ellas arañó la pared, como si marcara el terreno, rascando piedra sin a penas esfuerzo. Era una hembra fuerte y estaba esperando a que su macho la cubriera, la hiciera suya y la preñara. El instinto era muy poderoso cuando estaban en pleno celo y los dos estaban sumidos en algo parecido a un hechizo. Ahora ya no había rencillas, odios ni planes, sólo un hombre y una mujer que se deseaban con tal necesidad que el resto del mundo desaparecía ante sus sentidos. Estaban el uno inundado del otro, como burros con orejeras marcando lo único que tenían permitido ver, oler, saborear, escuchar y tocar durante los próximos días.
 
Thea movía los pies, haciendo oscilar su trasero, las caderas. Se estaba exponiendo completamente a Lobbo. Se había pasado los últimos años reprimiendo ese deseo, encerrada en aquella misma estancia las dos veces anuales que ocurría, pero a solas. Aquella era la primera vez que compartía la sala y pensaba aprovecharla, al menos como la animal que era ahora.
 
En cuanto sintió el calor ajeno apegado a su cuerpo, incluso con los pantalones puestos, tembló completamente extasiada. La temperatura del castaño parecía la llama que iba a prender la mecha para que toda ella se incendiara. Jadeó con los colmillos crecidos, babeando el suelo con cada resoplido. En cuanto las garras foráneas rasgaron la prenda y arañaron sus nalgas, la morena aulló de puro placer, porque en su estado hasta aquel tipo de dolor le resultaba sumamente gratificante. Quería que la marcara con sus zarpas y le mordiera la nuca. En su sano juicio rehuiría algo semejante, pero ahora era lo único que anhelaba. Gruñó desesperada, moviendo su cuerpo contra la abultada y ardiente verga. No estaba para juegos y cuando el macho parecía divertirse, ella mordió al aire con impaciencia. Quería que la follara de inmediato y se dejara de tonterías. Notó cómo intentaba metérsela por el culo y arrugó el rostro, mostrándole los dientes. Por allí no la dejaría embarazada. Lobbo pareció comprender su queja, aunque antes de empalarla con su gruesa polla, la penetró con dos dedos. Thea estaba tan mojada que el flujo se le escurría por el interior de los muslos. Estaba lista para ser montada. Cuando, por fin, la empotró como era debido con su falo rezumando líquido preseminal, la morena aulló de satisfacción con las pupilas tan dilatadas que a penas se apreciaba el dorado de sus ojos. Cada estocada le arrancaba un gemido casi gruñido mientras con sus agarras se aferraba a la pared para no dejarse caer a cuatro patas. No cesaron las mordidas de uno a otro, atacándose principalmente los labios. Ambos los tenían cortados, ensangrentados y cubiertos en la saliva del contrario. Nada les frenaba, cada vez más sumidos en el sexo salvaje, en el gozar como animales. Ella estaba más receptiva que nunca y él completamente entregado a la monta de la que ahora era su hembra.
 
Los ojos de los dos alfas se encontraron en un momento intenso en mitad de tanto follar y la morena apartó la melena a un lado, exponiéndole el cuello, la nuca. Le estaba pidiendo que no sólo la cubriera, sino que la marcara como suya, como exigía su raza.



Why do I...?:
avatar
Thea Silje
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 65
Puntos : 60
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 02/03/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Let's play pretend! // Privado - Lobbo [+18]

Mensaje por Lobbo Landvik el Miér Mar 21, 2018 11:47 am

Cada arremetida de mis caderas la obnubilaba, la hembra aullaba manteniendo sus nalgas alzadas, empujando hacia mi su trasero para que la metiera hasta los confines de sus entrañas. Nuestras bocas, húmedas por la saliva del otro, cortadas por los mordiscos de nuestros colmillos se rozaban desafiantes, mi lengua se adentró en su caverna, lamí sus dientes, sus encías, batallando dentro y fuera completamente excitados.
La ensarté con mas fuerza, de la potencia su cuerpo se alzaba, incapaz de mantener formes los pies sobre la tierra. Sus tetas voluptuosas como pelotas golpeaban contra la pared, se estampaban rebotando, rozando en la rugosidad sus astas expuestas.

Palmeé su culo para que no se rindiera, emitiendo gruñidos guturales que le llevaron a ladear la cabeza dejando su cuello al descubierto, lacio su pelo cayó a un lado exibiendose ante el macho.
Mis boca se abrió por completo rugiendo, ella gimió de pura impaciencia, los colmillos sajaron su piel clara, mi mandíbula se prendió de su tez marcadora como mía, tirando de ella mientras esta gritaba y la sangre se deslizaba goteante por mis labios llenos de babas.

Su coño rezumaba liquido que caía por su entrepierna, los dos nos movíamos como demonios, su culo trazaba círculos contra mi inminente verga y sin pensarlo, corneé su recto con dos de mis dedos haciéndola aullar de puro placer al sentirse follada por todas partes.
El clímax llegaba, mi polla se ensanchó, empezó a sacudirse entre los espasmos de su vagina que como una bomba explotaba.
Por unos instantes mi cuerpo cedió laxo contra el suyo, mi pecho reposaba sudado contra su espalda, jadeábamos los dos mirándonos con los ojos ámbar., mi bocado se fue aflojando liberando su cuello que sangraba. Las gotas carmesí se acumulaban en el hueco de su cuello, por mi boca goteaba la vitae que ella lamió entre suaves gruñidos incitándome a mas.

No podía sacarla, se había engrosado tanto que hasta que no me relajara no podría abandonar su coño.
Mordí sus labios para que parara de moverse, no la sacaría hasta que dejara de sacudirme dentro del cubil que guardaba entre sus piernas, gruñí dominante y ella cedió sumisa con una lasciva sonrisa mientras llevaba sus dedos al clítoris para masturbarse a si misma, no quería parar y mi polla la llenaba de semen mientras ella lo sentía por sus dedos resbalar complacida, llevándolo a su boca para saborearlo.


compromiso forzoso:
avatar
Lobbo Landvik
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 133
Puntos : 210
Reputación : 86
Fecha de inscripción : 16/08/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Let's play pretend! // Privado - Lobbo [+18]

Mensaje por Thea Silje el Miér Mar 21, 2018 11:49 am

Aún estando ambos en su forma humana, los sonidos que producían nada tenía que ver con los gemidos que tendrían dos personas al mantener relaciones sexuales. Sus mentes estaban dispersas, no cabía razón en sus cabezas. Eran dos almas animales, dos lobos encerrados en unos cuerpos que, en aquellos momentos, parecían no pertenecerles y no porque no respondieran ante sus deseos, sino por cómo los trataban ambos, como si poco importara magullarlos, rasgarlos y romperlos. No había control por parte de ninguno, sólo lujuria, necesidad, instinto.

En cuanto los caninos de Lobbo se clavaron en la piel de Thea, ésta gimoteó sumisa y llena de placer. Era la primera vez que la marcaban y aunque su instinto la había incitado a suplicar por ello, jamás pensó que pudiera sentirse tan bien. Le flojearon las rodillas y los tobillos durante unos segundos, pero pronto se recuperó, buscando más brusquedad en cada acto del macho. Le restregaba el culo contra las caderas, se movía ella misma para que las embestidas de sus cuerpos fueran contrarias y las penetraciones más profundas, agresivas. Estaba desatada, cargada de pensamientos libidinosos, de ansia. Su respiración y pulso habían enloquecido, no parecían tener ritmo lógico, sentido. La piel de ambos estaba resbaladiza, perlada en sudor, cubierta en saliva y en la sangre que se hacían el uno al otro entre mordiscos y arañazos.

Cuando el castaño se corrió, hinchándose la verga dentro de ella, la morena se aferró con fuerza a la pared, contrayendo las paredes de su vagina para impedir que el falo saliera. Era algo natural, puro razonamiento automático de la loba buscando ser inseminada por su alfa. Como sabía que el enganche podía durar hasta una hora, empezó a masturbarse para disfrutar ya que Lobbo, por el momento, poco podría hacer por ella. Gruñó, porque aunque como mujer era muy paciente, como hembra se le olvidaba. Se agarró al cuello ajeno con la diestra y de un firme tirón le obligó a arrodillarse en el suelo, acompañando ella el movimiento. En la nueva posición, pudo girar para sentarse a horcajadas sobre el regazo foráneo, aún con la pulsante verga dentro de su cuerpo. Y aprovechó esos largos minutos para lamer el rostro, cuello y torso de su pareja, lleno de marcas de lucha y de heridas recientes que ella misma le había causado con sus dientes y uñas. Incluso en un momento como ese, tenía el instinto de cuidar lo que era suyo, de intentar curar el cuerpo que debía cubrirla durante los próximos días y protegerla en el futuro, a ella y a la prole que en su obnubilada mente ansiaba tener. Su parte licana deseaba descendencia, una familia, una manada propia. Ya era tiempo de abandonar definitivamente la de Ruran e iniciar una con su recién encontrado compañero alfa.



Why do I...?:
avatar
Thea Silje
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 65
Puntos : 60
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 02/03/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Let's play pretend! // Privado - Lobbo [+18]

Mensaje por Lobbo Landvik el Jue Mar 22, 2018 12:44 pm

Thea tiró de mi hasta que enganchados acabamos sentados sobre el suelo, el cambió de postura tiró de la verga que tenia ahora mismo rezumando semen dentro de su caverna, el dolor me hizo gruñir lanzando un par de mordiscos al aire furibundo como queja. Ella ronroneó mirándome a través de los dos abanicos, despacio acabó girando sobre si misma hasta encararme, su lengua emergió lamiendo mis labios cortados, sumisa, limpiaba los restos de sangre, acariciando con sus manos mi pecho que violento subía y bajaba por la batalla gestada.
Gruñí suavemente contra sus labios, delatando lo mucho que me complacían sus cuidados, sonreímos ambos mientras mi lengua se colaba mas calma en su cavidad lamiendo cada recoveco tibio, gruñendo de vez en cuando al sentir las sacudidas de mi verga.

La hembra estaba complacida, mordía sutilmente mi mentón, recorría con sus dientes mi mandíbula, lamiéndola provocativa, invitándome a un nuevo duelo en cuanto pudiera sacar mi polla de su vagina.
Poco a poco mi frente cedió sobre la suya aun perlada en sudor, mis ojos se achinaron, parpadeé varias veces intentando mantenerme despierto pero me costaba bastante, mi cuerpo hasta ahora tensó fue relajándose contra el ajeno hasta caer laxo rodeándola con mis brazos en un gesto protector, todo fruto del instinto. No se el tiempo que llegué a permanecer dormido, pero no fue mucho pues en cuanto mi verga quedó libre mordió mi cuello para despertarme, volver al duelo de dos lobos en celo donde procrear era nuestro cometido.
Gruñí incendiando mis ojos en amarillo, sus labios buscaron los míos entre mordiscos y mi lengua se precipitó en su cavidad arrasando con todo, paladeando cada resquicio hasta devorarla mordiendo su lengua entre gruñidos.

Su cuerpo se arqueaba, se restregaba friccionando su pecho contra mi torso exigiendo ser montada de nuevo, copular era el cometido que durante días mantuvimos casi sin alimentarnos.
Dos hembras de la manada nos acercaban algo de comida y sobre todo agua en abundancia pero Thea las recibía con violencia, no quería mas hembras cerca, así que estas dejaban las cosas en el suelo y se marchaban para no ser atacadas.
Habíamos perdido toda lógica, la razón no iba acompañada en esta ocasión al instinto primario que nos corroía las entrañas, eramos dos bestias que relegaron su parte humana a la nada.





compromiso forzoso:
avatar
Lobbo Landvik
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 133
Puntos : 210
Reputación : 86
Fecha de inscripción : 16/08/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Let's play pretend! // Privado - Lobbo [+18]

Mensaje por Thea Silje el Vie Mar 23, 2018 1:34 am

Después del sexo salvaje y necesitado, llegó el momento de las curas, los cuidados, las caricias. Incluso aquello era mero instinto, sin sentimientos involucrados, al menos no de los que pudieran percibir como personas. Sus cuerpos no habían cambiado, pero sus mentes sí y eran animales enjaulados en prisiones de carne y hueso humanas. Ella había llevado menos desgaste energético durante la cópula, así que el primero en ceder ante el agotamiento fue el macho, que pronto se quedó dormido, cayendo con su hembra hacia un lado. Al final, ella decidió descansar también, sabiendo que necesitaría todas las fuerzas posibles para la siguiente vez.
 
Ella se despertó antes que él, porque le costó menos volver a estar a carga completa y en cuanto notó que el macho se revolvía un poco, medio recobrando la consciencia, le buscó enseguida con mordiscos y gruñidos suaves, incitándole a retomar lo que dejaron horas antes. Así pasaron varios días, follando como locos, desesperados, perdidos en la necesidad de procrear. De vez en cuando les traían agua y alimento, lo que enfurecía a la hembra que no soportaba que hubiera otras cerca de lo que le pertenecía, de ese alfa fuerte que la cubría. La morena a penas tocó la comida, sus sentidos estaban atrofiados por las feromonas y nada le apetecía, excepto el agua y por pura necesidad de rehidratarse. El único “alimento” que se llevó en aquellos días a la boca, era la sangre de Lobbo que de vez en cuando lamía en sus heridas que ellos mismos se infligían.
 
Para el cuarto día de celo, al caer la noche, les sobrevino la luna llena y sus cuerpos mutaron, se quebraron y recompusieron. Mas eso no frenó su deseo, al contrario, ahora, completamente convertidos en licántropos, las bestias que ocultaban dentro ya no tenían freno. El macho montó a la hembra con más violencia que nunca, llenó su cuello de mordidas, con sus zarpas dejó sendas marcas a lo largo del lomo de ella, mientras la licana de pelaje algo más oscuro que él, se mordía la cola a sí misma para que ésta no se interpusiera en las rudas y vigorosas embestidas. Los gruñidos crecieron en aquellos cuerpos que ejercían como cajas de resonancia y esparcieron sus aullidos por toda la ciudadela de los árboles, reverberando a través de las raíces, subiendo hasta las copas donde agitaron el follaje. Aún quedaban tres días de celo, lo que significaba que todas las noches de luna llena de aquel mes, las pasarían follando como salvajes. No habría sentimiento de manada, no sabrían cómo se comportaban juntos en aquella situación sin la influencia de las feromonas que Thea desprendía. Para eso deberían esperar, mínimo, cuatro semanas más y les encontraría de camino a Rumanía.
 
En su forma animal, la resistencia de ambos era mayor, así que las cópulas se volvieron más seguidas. La hembra no dejaría marchar al macho hasta dejarle drenado y seco. Ella quería quedarse preñada y él buscaba tener descendencia, la finalidad del celo era sólo una, pero para ello, los intentos eran muchos. La madre naturaleza, en toda su sabiduría, buscaba asegurar el tiro.



Why do I...?:
avatar
Thea Silje
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 65
Puntos : 60
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 02/03/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Let's play pretend! // Privado - Lobbo [+18]

Mensaje por Lobbo Landvik el Vie Mar 23, 2018 9:38 am

Nuestros cuerpos se quebraron cuando la dama blanca reinó en el cielo, haces plata acompañaron los gruñidos, gritos y aullidos de sus dos hijos.
Jadeantes por el cambio, con los ojos en un intenso amarillo nos contemplamos por primera vez en su forma lupina, la hembra apartó el rabo inquieta, lanzaba bocados al aire impaciente, gruñendo aullando nerviosa hasta que mi cuerpo atajó la distancia, mi lengua se perdió en su coño lamiendo los elixires que soltaba, babeé por las feromonas que desprendía y con sendas manos aferrando sus cederás la embestí con violencia.

En la forma lupina el sexo era mucho mas salvaje, mis garras marcaron sus caderas, haciéndolas sangrar, arañe su lomo sujetándome a ella con mis huevos duros casi metidos en ella, gruñí contra su pescuezo, sajandolo con mis colmillos.
Su cuerpo impulsaba sus nalgas hacia atrás empujando el yunque contra el martillo notando mi verga rezumar dentro de su vagina.
Pasamos así tres días de desenfreno en el que comimos prácticamente nada, bebíamos porque el instinto nos orillaba a recuperar fluidos y volvíamos a quedar enganchados pues la naturaleza deseaba que aseguráramos el linaje de los dos poderosos alfas.

Con las primeras luces del alba nuestros huesos se rompieron de nuevo dando paso a una piel sin pelo y a unos cuerpos humanos tendidos en el suelo exhaustos.
Dormimos durante horas completamente desnudos, hasta que me removí emitiendo un quejido, llevaba mi costado amoratado, seguramente por algún golpe que en el apareamiento me había dado, mis labios agrietados, manchados de carmesí reseca se entreabrieron tratando de tomar una bocanada de aire.

Los ojos de Thea se entreabrieron pesados al sentir mi cuerpo cálido despegarse de su piel marcada a  mordiscos.
-¡Joder! -gruñí ligeramente consciente de todo lo que había pasado.
Guardé silencio consciente de que tras esta semana seguramente en su vientre anidara el fruto de nuestra unión. ¿Acaso no sabia que iba a entrar en celo? Sus pardos buscaron los míos desafiante, como si fuera capaz de leer en mi mente
-¿Estas bien? -pregunté recorriendo con mis ojos su desnudez.


compromiso forzoso:
avatar
Lobbo Landvik
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 133
Puntos : 210
Reputación : 86
Fecha de inscripción : 16/08/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Let's play pretend! // Privado - Lobbo [+18]

Mensaje por Thea Silje el Vie Mar 23, 2018 10:48 am

Los últimos tres días del celo, los pasaron así, copulando como bestias, la mitad de lo que ellos eran. En esa forma se trataron con rudeza y sin cuidado alguno, se hirieron el uno al otro, se marcaron y se dominaron durante el sexo. Los dos deseando someter al contrario y, aunque la hembra era más sumisa dado su estado, no por ello dejaba de exigir lo que quería y necesitaba, algo que, por naturaleza, el macho le ofrecía de buena gana, aunque la llenara de mordidas y hundiera en las carnes de ella sus garras.

Como dos conejos, al final, cayeron inconsciente en el suelo, agotados por la semana de locura que habían llevado. Los lobos desfallecieron exhaustos y para cuando abrieron los ojos, volvían a ser humanos. Y no sólo de cuerpo, sino sus mentes, su razón, había vuelto a anidar en su cerebro y con todo lo que había ocurrido, los orbes de Lobbo y Thea se encontraron horrorizados. Podía ver la culpa reflejada en los ojos del joven Landvik, una que la señalaba a ella como si eso lo hubiera planeado. Se sintió cohibida, acorralada. Y, lo peor de todo, era que no era cierto, la morena no había incluido el celo en su misión, no formaba parte de los pasos marcados. Si se quedaba preñada, no sería tan fácil cortar por lo sano cuando todo terminara. Se llevó las manos al vientre, palpando, negando. Era demasiado pronto para estar seguros, aunque después de tantos días con el alfa inseminándola, difícilmente no estaría embarazada. Alzó el rostro de nuevo, buscando los ocelos del contrario. -No estoy bien… Esto no debería haber ocurrido.- Sus palabras, por primera vez, eran sinceras. Le temblaba la voz, porque la posibilidad de tener que formar una familia la atemorizaba. Debía disimular, fingir que de estar en cinta la alegraba, porque se suponía que Lobbo era “el amor de su vida”. Pero envuelta en pánico, le costaba meterse en el papel y actuar se volvía complicado. -El celo se adelantó dos días...- Se veía confusión en su rostro, no comprendía cómo o por qué había sucedido. Desde que la mordieran cuatro años atrás, jamás le habían fallado los cálculos.

Intentó levantarse, pero le dolía todo el cuerpo. El sobre esfuerzo físico de los últimos siete días, especialmente de los tres del final, había sometido a sus huesos y musculatura a demasiada presión y ahora era incapaz de mantenerse erguida. Le flojeaban las piernas y sus brazos parecían de mantequilla. Recordó entonces que ella, no había comido nada en demasiado tiempo. -Necesito carne... y agua…- Los orbes giraron de repente hacia arriba, se le pusieron los ojos en blanco y cayó de nuevo, tendida en el suelo.



Why do I...?:
avatar
Thea Silje
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 65
Puntos : 60
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 02/03/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Let's play pretend! // Privado - Lobbo [+18]

Mensaje por Lobbo Landvik el Sáb Mar 24, 2018 9:24 am

Negué con la cabeza al escuchar sus palabras, no estaba bien, bueno, era normal, habíamos pasado una semana fornicando como bestias, sin beber, sin comer solo golpeando nuestros cuerpos exigiendo la monta, así que supongo ahora mismo le dolería hasta pestañear.
-¿Se te ha adelantado? Sucede cuando estas con un alfa fuerte, un macho por el que tu naturaleza siente has de ser cubierta para asegurar una prole fuerte, es instinto Thea -aseguré altivo como clase magistral mientras ladeaba la sonrisa -Yo soy ese gran macho para ti -añadí lanzandole un mordisco intentado quitar mierda a este momento. La veía realmente jodida aunque no podía asegurar que no me estaba mintiendo y esto no era solo el modo que había encontrado de atarme al compromiso para que no reculara en el ultimo momento.

Su voz parecía trémula, me puse en pie apretando los dietes, con la verga colgando escocida. Me encogí de hombros ante la mirada de la loba que parecía sumida en su propio infierno personal, caminé hacia las pieles que habían quedado en una esquina, deduzco nos habrían servido en alguna ocasión para dar descanso a nuestros maltrechos cuerpos durante los días y las noches de incesante copula.

Las atrapé con la diestra para cubrir la desnudez de la loba, mas cuando alcé la mirada vi como Thea se tambaleaba susurrando necesitar carne y acto seguido su cuerpo cedió incapaz de mantenerse en pie. Fue mi rapidez la que logró capturarlo antes de que impactara a plomo contra el suelo.
-¡Vamos Thea! -susurré agachándome para acomodarla entre mis brazos colocando las pieles por encima de su cuerpo para que no perdiera temperatura.
-¡Un medico! -rugí -¡¡Sacarnos de aquí! -grité con los ojos ámbar como dos gigantes rojas.

Me acerqué a las jarras de agua que aun estaban intactas y serví en un vaso un poco de esta acercándoselo a los labios.
-Bebe -pedí entre susurros tratando de que volviera en si, mas se escurría por sus comisuras solo bañando sus cortados belfos.
Mis gritos no tardaron en ser escuchados, las dos mujeres que se habían encargado de alimentarnos abrieron las compuertas. No lo pensé, la alcé entre mis brazos y desnudo salí con ella de la cámara instalada en las raíces de aquel árbol ascendiendo por las escalinatas mientras continuaba pidiendo un medico a voz en grito.
Fue su padre el que alterado por la voz del otro alfa salió a mi encuentro, sus ojos se abrieron como platos al ver el estado de su hija y no reparando en que iba como dios me trajo al mundo me guió hacia su habitación mandando a una doncella a avisar al medico.
Empezaba de puta madre con mi suegro, había reventado a su hija a pollazos...




compromiso forzoso:
avatar
Lobbo Landvik
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 133
Puntos : 210
Reputación : 86
Fecha de inscripción : 16/08/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Let's play pretend! // Privado - Lobbo [+18]

Mensaje por Thea Silje el Sáb Mar 24, 2018 11:17 am

Al escuchar los gritos de Lobbo, Ruran había salido a su encuentro, dándose de bruces con un alfa desnudo que portaba a su hija en brazos, completamente inconsciente. Les guio hasta la habitación de Thea para que ambos estuvieran acomodados y a buen recaudo de miradas incautas. -Recuesta a mi hija, el médico no tardará en venir tras mi llamada.- El hombre se acercó a su pequeña y acarició sus cabellos, acercando la frente a los labios de la muchacha. Respirada lentamente, pero de forma regular y eso le tranquilizó. Se quitó la casaca que llevaba y se la tendió al joven Landvik para que la usara y cubriera su desnudez antes de que llegara una doncella con algo de agua fresca para asear e hidratar la piel de la hembra.

Pasados unos minutos, apareció un hombre algo sudado, había venido a la carrera tras el llamado del comandante Silje. Por su actitud sumisa y la envergadura natural de su cuerpo ya humano, se veía de lejos que era un beta. -Déjenme paso, señores.- Se inmiscuyó entre los dos alfas y, tras abrir un pequeño macuto con enseres varios, se dispuso a examinar a la paciente. Le tomó el pulso, la temperatura y escuchó la respiración al pegar su fino oído al pectoral de la morena. Le despegó, lentamente y con cuidado, los párpados de un ojo y después el otro. Los iris volvían a estar visibles, aunque no al completo. Sus pupilas, sumamente dilatadas y danzarinas. Los párpados parecían sufrir algún tipo de tic, temblando constantemente. -Primeramente, está claramente desnutrida, necesita que la alimenten cuanto antes y también que le den agua en abundancia.- Eso lo dijo aún mirando a la chica, mientras cubría de nuevo su cuerpo con la colcha y tras carraspear un poco, se giró a mirar a los dos hombres que aguardaban de pie tras él. Sus miradas, aunque el doctor intentara mostrarse impasible, le atemorizaban. -Parece que ha sufrido algún tipo de shock. Además, como es más que obvio, está exhausta por el celo que acaba de pasar… en buena compañía.- Añadió lo último para evitar decir que se había pasado una semana copulando como una loca. Estaba hablando de la hija de Ruran, no podía ser descortés, aunque el hombre fuera conocido por su generosidad, dudaba mucho que llevara bien ningún tipo de falta de galantería hacia su primogénita. -No es nada grave, se le pasará en unas horas, seguramente. Pero si ven que… bueno, que hay algún comportamiento extraño en ella cuando despierte, háganmelo saber y acudiré de inmediato a examinarla ya consciente. A veces los shocks provocan algo de mareos, apatía o… amnesia. Pero rara vez ocurre lo último, tranquilos.- Les dedicó una cohibida y cordial sonrisa, antes de retirarse, tras pedir permiso. Dejando así a solas a los dos hombres con la chica aún tendida e inconsciente en la cama.

La mirada del comandante, fija hasta ahora en su pequeña, se clavó de pronto en el rostro de Lobbo. No fue necesario que pronunciara palabra alguna, su expresión dejaba bien claro que demandaba una explicación.



Why do I...?:
avatar
Thea Silje
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 65
Puntos : 60
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 02/03/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Let's play pretend! // Privado - Lobbo [+18]

Mensaje por Lobbo Landvik el Dom Mar 25, 2018 10:43 am

Deposité con cuidado a mi prometida sobre el lecho ante la inquisitiva mirada de su padre que seguramente se preguntaba que cojones había pasado. La verdad es que era normal en el encuentro impetuoso de dos alfas terminar agotados, heridos, peor no conocía caso alguno en el que la hembra acabara en un estado tan deplorable a no ser que hubieran varios alfas y hubiera una batalla. Rouran me tendió su casaca antes de que una doncella entrara a la cámara con una vasija de agua con la que empezó a hidratar la piel de la hembra, sus miradas furtivas hacia mi “cubierta”entrepierna eran evidentes, lo que llevó al alfa a carraspear y a mi a ladear la sonrisa ligeramente.

No tardó en llegar el medico y la doncella avergonzada puso distancia quedando relegada a una esquina manteniéndose en silencio por si era requerida para algo por el alfa.
El medico examino a mi prometida a conciencia, pero no encontró nada mas allá de lo propio tras una copula de una semana tan agresiva, bueno, un “Shock” que parecía ser lo que menos explicación tenia para los tres hombres que rodeábamos la cama.

Una vez el doctor nos dejo, no sin antes dedicarme una picara sonrisa delatando sus pensamientos y ese “ te has cubierto de gloria” Rouran centró en mi su inquisitiva mirada buscando una clara explicación, que yo ni de lejos tenia.
¿Que esperaba le contara exactamente?
-Hemos copulado – dije siendo bastante escueto ¿no era evidente? ¿que pensaba que ibamos a hacer encerrados? – no tengo la menos idea a que se debe el “Shock” quizás puedas explicármelo tu -dije enarcando una ceja.

Según su hija él sabia que iba al concilio para ofrecerse como “prenda” de este tratado realmente ventajoso para todos los presentes.
Rouran no tendría que enfrentar en batalla singular a otro alfa mas joven y con posibilidades de derrotarlo, yo no necesitaría pelear por las tierras y poner en peligro el tratado de mi hermana y ella se apareaba con el hombre al que quería. ¿Y si no me quería? Y si era su padre el que la había forzado a esto y de ahí que al despertar del celo y ver lo que habíamos hecho se hubiera venido a bajo?
-Me temes Rouran -dije tiñendo mis ojos de ambar -¿no tendrás nada que ver con que tu hija quisiera desposarse conmigo verdad?


compromiso forzoso:
avatar
Lobbo Landvik
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 133
Puntos : 210
Reputación : 86
Fecha de inscripción : 16/08/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Let's play pretend! // Privado - Lobbo [+18]

Mensaje por Thea Silje el Dom Mar 25, 2018 4:02 pm

El comandante Silje se quedó mirando al hombre que su hija había traído de regreso a sus tierras. La incredulidad ante las burdas palabras del joven Landvik se veía claramente reflejada en su rostro cuando quedó en silencio, considerando una insolencia siquiera responder a tal comentario. Eso sí, la pregunta que salió poco después de los labios de Lobbo, llamó la atención de Ruran, que se inclinó hacia delante. Los orbes del hombre se estrecharon, despegó os labios para hablar, pero antes de que pudiera decir nada, un sonido a sus espaldas hizo que se irguiera de nuevo y girara en dirección a la cama. Thea estaba despertando. -Calabacita.- El padre se apresuró a acercarse a la morena y le acarició la mejilla, apartando unos mechones de su cabello. -¿Cómo te encuentras?- La chica despegó los párpados, intentando enfocar su borrosa mirada. La voz del comandante la reconfortó, le indicó que se encontraba en casa, en su hogar. Pero en cuanto pudo ver bien la otra silueta que les acompañaba, recordó todo lo que había ocurrido los días anteriores, obviamente sin claridad en lo que respectaba a las tres noches de luna llena, pero no hacía falta ser ningún sabía para deducir que, encontrándose ella en celo y estando encerrada en una estancia con un macho alfa, se habían dedicado a copular como conejos.
 
Centró la mirada en Ruran y buscó su mano, algo de confort en un calor conocido, comprensión. Su padre no dudó en rodear el dorso de Thea con la zurda, cobijándola con cariño. -Tengo sed…- Murmuró, rozándose el paladar reseco y algo pegajoso con la lengua. Parecía que se hubiese pasado una semana lamiendo el suelo. Desvió entonces sus ojos hacia su prometido y, recordando el papel que debía representar, le dedicó una débil sonrisa. -No tuve tiempo de presentaros en condiciones…- Escurrió sus dedos del agarre del mayor de los presentes y tendió entonces la mano hacia el joven Landvik. -Papá, Lobbo y yo estamos prometidos.- Intentó ser breve, por un lado porque necesitaba recuperar fuerzas y, especialmente, rehidratarse, pero lo que le rondaba la cabeza, aún algo turbia por recién despertar, era que debía proteger su coartada ya que, ahora más que nunca, estaba de mierda hasta las orejas, teniendo en cuenta que su instinto le decía a gritos que estaba preñada.
 
Intentó incorporarse, apoyándose en el antebrazo izquierdo y buscando aferrarse a la mano de Lobbo con su diestra. -Por lo que más queráis, traedme carne… cruda.- Especificó, porque eso acortaría el tiempo de espera y porque, además, siempre había tenido una cierta preferencia por los filetes sangrantes. El comandante hizo llamar de nuevo a la doncella y la mandó a por comida para su hija y también por agua fresca. -Enseguida lo traerán. Voy a ir a buscar a tu madre que llega hoy de viaje y en un rato vendremos a verte, cuando estés mejor. Ya sabes que ella se preocupa demasiado.- El hombre besó la frente de su hija y tras una intensa mirada al que iba a ser su “hijo”, les dejó a solas de nuevo en la habitación de Thea.



Why do I...?:
avatar
Thea Silje
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 65
Puntos : 60
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 02/03/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Let's play pretend! // Privado - Lobbo [+18]

Mensaje por Lobbo Landvik el Mar Mar 27, 2018 4:15 am

Si las miradas hablaran sobre el entendimiento entre los alfas en este caso seria escaso, él no entendida mi pregunta, yo no confiaba en que su hija no fuera victima de una vil falacia usada para evitar ser derrocado por un alfa mas joven y en ese duelo de miradas la voz de su hija rompió el silencio.
“Calabacita” casi se me escapa una carcajada, pero mordí mis labios y acabé tosiendo como si me hubiera dado algo para fingir no haber escuchado que todo un alfa llamaba a su hija adulta y bien follada “ calabacita”

Thea extendió su mano capturando la mía, me dejé arrastrar cuando ella hizo las presentaciones, mi cuerpo empezó a relajarse, también estaba bastante cansado así que acabé sentándome en el borde de la cama junto a mi prometida que de forma autómata acariciaba mis dedos deslizando por ellos los suyos.
Guarde silencio respetando el momento de intimidad padre e hija, este decía tener que ir por la madre y que volverían mas tarde.
“Carne cruda” estaba hambriento, me relamí los labios y cuando la puerta se cerró dejé caer mi espalda sobre el cabecero de la cama mirando a Thea de soslayo.
-¿que ha pasado Thea? -pregunte esperando que ahora que estábamos solos fuera sincera conmigo.

Era consciente del cansancio que atenazaba el cuerpo de ambos, habíamos fornicado de un modo irracional, salvaje, donde no hubo un ápice de amor, solo sexo destinado a la procreación, pero...no era normal que una hembra tras algo así entrara en “Shock”
-¿por que te has desmallado? ¿estas segura de que me amas?

Una cosa era aceptar este trato ventajoso para todas las partes y otra muy distinta consentir que Rouan utilizara a su hija como moneda de cambio para no perder sus tierras.
Según Thea me amaba y ese era su único motivo, aceptaba que yo no sintiera lo mismo y estaba de acuerdo con ello con tal de que cumpliera como hombre en su lecho, mas si me engañaba, si su padre tenia algo que ver en esto podía asegurarle que rompería el contrato.
-¿Estas en cinta verdad?
Eso complicaba las cosas
-Es por eso por lo que has entrado en Shock -afirme mas que pregunte con el tono serio.


compromiso forzoso:
avatar
Lobbo Landvik
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 133
Puntos : 210
Reputación : 86
Fecha de inscripción : 16/08/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Let's play pretend! // Privado - Lobbo [+18]

Mensaje por Thea Silje el Mar Mar 27, 2018 5:09 am

Cuando Ruran salió y les dejó solos, el joven Landvik no tardó en demandarle una explicación a su prometida. Ambos sabían que aunque el celo dejaba exhausto, no era como para perder las consciencia, algo que le había ocurrido claramente a Thea. La morena cerró los ojos unos instantes, fingiendo que lo que intentaba era relajar la respiración, tranquilizarse tras lo ocurrido. Mientras lo que hacía era buscar una excusa en su cabeza, darle vueltas a lo sucedido. Siempre había sido muy ágil mentalmente, pero acabada de despertar de algo como un desmayo, no era precisamente fácil. En cuanto despegó de nuevo los párpados y se encontró con los orbes de Lobbo, éste le preguntó si estaba segura de amarlo. Ella frunció el ceño y apretó los labios, como si que le cuestionara sus sentimientos verdaderamente la ofendiera. -Claro que te amo, ¿por qué sino iba a casarme contigo?- Sus palabras sonaron dolidas, aunque lo que parecía clavarse en su pecho no era lo que simulaba, sino la presión de saber que estaba preñada.

El siguiente interrogante, además de ser una condena, se convirtió en la cuerda que el alfa, sin saberlo, le lanzó a su hembra al pozo, salvándola así de ahogarse en sus propias mentiras. -Lo estoy… pero yo no quería que ocurriera de este modo…- Se mordió el labio, apretando más la mano ajena que aún sujetaba entre sus dedos. La vista de la loba se desvió hacia un lado, como si se sintiera avergonzada y continuó hablando sin mirar a su prometido a los ojos. -Sé que dijiste que jamás me amarías, pero pensé que… que con los años, a lo mejor verías que no soy como crees y…- Soltó por completo el agarre y se dio media vuelta, dándole la espalda al joven Landvik, cubriéndose con la manta hasta por encima de la cabeza. -Lo siento, olvida lo que he dicho.- Su voz sonaba trémula, realmente lo del embarazo la asustaba. Jamás había querido tener hijos, para ella la familia era un estorbo en su trabajo. Pero su instinto de licántropo le decía que quería proteger aquella criatura que justo empezaba a gestarse en su vientre. Tenía sentimientos encontrados. Su razón y su corazón ahora se debatían. Y por mucho que tener cachorros fuera lo último que necesitaba, era consciente que los cuidaría y criaría llegado el momento.

Se sentía frágil por dentro y eso lo odiaba. La descolocaba por completo. Ansiaba estar sola, pues ahora no tenía ganas de seguir con su farsa. Lobbo le había dicho que el celo se le había adelantado por estar con un alfa, pero él no era el primero con el que se cruzaba, sin contar a su padre, por supuesto. Había compartido encuentros diplomáticos con gran cantidad de machos dignos de ser su pareja, de ella haberlo deseado, pero jamás se dio ese caso, y nunca el celo se le había descuadrado. Nada tenía lógica y para Thea, que se regía siempre por el razonamiento, empezaba a venírsele todo encima.



Why do I...?:
avatar
Thea Silje
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 65
Puntos : 60
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 02/03/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Let's play pretend! // Privado - Lobbo [+18]

Mensaje por Lobbo Landvik el Mar Mar 27, 2018 12:51 pm

Su voz sonaba trémula, convincente cada palabra pronunciada. Ofendida por mi desaire me dio la espalda no sin antes reconocerme que estaba de seguro preñada recostándose sobre la cama.
Guardé silencio no acostumbrado a estas situaciones francamente incomodas. Ella no quería estar conmigo, su lenguaje corporal hablaba y mi gesto se tensó porque me echaba la mierda de una situación que ni de lejos era culpa mía.
¿Quererla con el tiempo? Lo desconocía, nunca juré que eso pasaría y ahora parecía que mis palabras que siempre fueron claras la jodían.

Me puse en pie en silencio, di vueltas por la habitación dejando un par de gruñidos que salieron entre dientes.
-Necesito tomar aire -dije sin mas saliendo por la puerta.
Conocía estas tierras, sabía que había una especie de taberna donde servían cerveza negra fermentada aquí mismo, así que necesitado de embotarme ligeramente de alcohol y asumiendo que la había cagado aceptando este trato que ya de buenas a primeras me había traído conflictos con la joven alfa, ahora madre de mi linaje caminé furibundo bajo la atenta mirada de muchos de los presentes.

Entre la manada despertaba sentimientos encontrados, muchos conocieron a mi padre, los mas viejos y añoraban que un Landvik gobernara de nuevo, otros eran fieles a Rouan, se decía de él que era un hombre sereno y no tan impulsivo como seguramente podía serlo yo en estos momentos, fuere como fuere mi presencia no pasaba desapercibida para nadie, ni siquiera cuando me adentré en la lúgubre taberna en la que se hizo el silencio de inmediato.

Caminé hasta la barra y pedí una buena jarra, no quería entablar conversación, si ella necesitaba estar sola, si le venia grande esto de ser madre estando enamorada del padre y siendo ella la que había planeado este compromiso podía imaginar lo jodido que yo podía estar.
Había intentado hablar con ella y me había dado la espalda ¿que esperaba? Que me quedara?
Tal y como iba pensándolo me iba encabronando un poco mas.

Las jarras se iban vaciando, estaba cansado y el sopor del alcohol no ayudaba a mantenerme muy despierto, pero por contra si conseguía qe dejara de pensar en l oque había pasado para acabar estando prometido con la hija de Rouran.


compromiso forzoso:
avatar
Lobbo Landvik
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 133
Puntos : 210
Reputación : 86
Fecha de inscripción : 16/08/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Let's play pretend! // Privado - Lobbo [+18]

Mensaje por Thea Silje el Mar Mar 27, 2018 2:46 pm

Aún oculta bajo las mantas, podía notar el estado de ánimo de Lobbo. Ela ya tenía bastante de lo que preocuparse con la que se le avecinaba como para, encima, dedicarle tiempo a intentar apaciguar al hombre al que, ni de lejos, quería. En cuanto éste salió por la puerta, se permitió un momento de debilidad y en sumo silencio, dejó salir unas amargas lágrimas. Ya desde niña se había obligado a no mostrarse jamás endeble, pues siendo humana, era de todos modos la primogénita de Ruran Silje, el alfa que gobernaba las tierras salvajes del norte y ella debía aparentar ser fuerte como una loba, a pesar de su condición de entonces. Así que el dejarse derrumbar de manera muda y rápida, era una de las etapas para superar los problemas y salir más fuerte cada vez que algo en la vida la acorralaba. Pudo oír los pasos de la doncella al acercarse con la cena, así que se apresuró a secarse los senderos húmedos de los pómulos antes de incorporarse y quedar sentada en la cama. La joven buscó al macho con la mirada y la morena clavó sus orbes avellana en el rostro ruborizado de la muchacha. -Mi prometido ha salido a tomar el aire.- Ni siquiera sabía por qué había tenido la necesidad de recalcar lo que era, como si marcara un territorio que, a fin de cuentas, le importaba muy poco. Sacudió la cabeza y estiró un brazo hacia la chica. -Tengo hambre...- La sirvienta se apresuró en colocarle la bandeja con las cosas sobre el regazo a la heredera y tras una reverencia de disculpa se apresuró en dejarla sola, seguramente avergonzada por haber sido tan poco disimulada.

Thea se comió el filete despacio, meditando a cada bocado lo que le deparaba el futuro. ¿Qué iba a hacer si, llegado el momento, debía matar al padre de su hijo? ¿Podría hacerlo? ¿Se lo permitiría el dichoso instinto? Estaba convencida de que las ventas que había adquirido al convertirse en una lycan, acababan de caer en picado dado su embarazo. Su loba no permitiría que el alfa de su manada muriera, así que debería encargar que otro lo hiciera y del modo que fuera, anularse a sí misma para no interponerse. Las cosas se habían complicado mucho y a penas empezaba todo. Resopló, dejando los cubiertos sobre el plato y apartó todo a un lado. Debía ir a buscar al oven Landvik, porque solo por esas tierras, suscitaría mucho más que rumores siendo hijo de quien era. Buscó algo de ropa cómoda en su armario y ahora que ya había comido y bebido, se sentía con más fuerzas. Aún así, tardó un poco en afianzar su paso, pues de vez en cuando aún le temblaban las piernas.

Siempre había tenido muy buen olfato desde que la mordieran, pero de pronto creía poder localizar a Lobbo desde cualquier lugar del planeta. Obvio era una locura, un sinsentido, pero no le costó nada seguir su rastro hasta una taberna medio oscura. Se detuvo fuera, observando la silueta de su prometido cada vez que se abría la puerta. Debía llevar muchas jarras bebidas porque sus movimientos eran erráticos y algo extraños. Tomó aire en profundidad y se aventuró a pasar dentro, tomando asiento junto al castaño en la mesa en la que se encontraba, rodeado de copas vacías de madera. -Ninguno de los dos tiene la culpa de lo ocurrido... Es la ley de la naturaleza, el instinto de supervivencia.- Giró el rostro para mirar el perfil del alfa y subió la zurda hasta con la yema de los dedos rozar el antebrazo con el que el contrario sujetaba su jarra. -Puede que nuestro lado humano no lo… comprenda o asimile, pero nuestros lobos tendrán la prole que anhelan.-



Why do I...?:
avatar
Thea Silje
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 65
Puntos : 60
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 02/03/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Let's play pretend! // Privado - Lobbo [+18]

Mensaje por Lobbo Landvik el Miér Mar 28, 2018 4:56 am

La había percibido antes incluso de que pusiera sus dos pies en la taberna, mi olfato de lobo siempre estuvo desarrollado, fui convertido como marcan las leyes de la manada de Damon en la temprana edad de 6 años, algo que muchos licantropos tildaban de locura, pero que mi tío llamaba “ selección natural” Solo los fuertes merecían sobrevivir a la conversión. Yo por ello tenía los sentidos mas desarrollados, había tenido una vida para ser lo que era, no recordaba mi parte humana, siempre fui un licano y aun así no eran mis sentidos los que delataron su presencia si no algo mas primario que no lograba entender pero que me indicaba en todo momento donde estaba Thea.

No la miré cuando esta tomó asiento a mi lado, seguí llevando la jarra a mis labios con la mirada fija en ninguna parte pero manteniéndose de frente. Su diestra atrapó mi brazo acariciándolo sutilmente para decirme como si fuera un niño lo que yo ya sabía que nuestros instintos habían actuado ajenos a la parte humana.

Me giré con la mirada turbia enfocando sus pardos mientras mi entrecejo se fruncía.
-¿Explícame que parte de tu lado humano no deseaba esto que ha pasado?
No la entendía, si yo era el hombre al que amaba por que no iba a querer tener de mi descendencia..¿acaso las lobas una vez se casan no es eso lo que buscan? Garantizar una estirpe para estas tierras, una fuerte y eso es lo que crecía en su vientre.
En mi caso nunca quise atarme a nadie, esto me venía grande, por no añadir que yo no estaba enamorado de Thea, pero ¿ella? ¿que sentido tenia ese Shock tan profundo?
-Parece que te jode mas que a mi.

Borracho como estaba no tenía filtros así que llevé mi dedo indice frente a su rostro.
-Hay algo que no me encaja y pienso descubrirlo.
Abrí las piernas y tiré de su taburete pegando a mi futura esposa a mi quedando de frente.
-si tu padre tiene que ver algo en esto, te aseguro que lo mataré y me quedaré con estas tierras, poco me importará quebrar la paz que mi hermana a conseguido con el concilio -dije sin apartar mis dos ojos que adquirían con cada palabra un matiz amarillo.

Quizás no era del todo cierto que no me importaba complicar las cosas a mi hermana, peor estaba borracho y cansado de esta farsa.
-¿estas segura que no te has confundido con las cunetas? -pregunté tan cerca de su rostro que nuestra nariz se rozó y nuestro aliento se fundió en uno frente a nuestras bocas.
Puede que sonara a desconfianza pero trataba de entender el motivo de porque se le había adelantado el celo, si bien era cierto que a las hembras betas les pasaba al encontrarse con los alfas para poder ser copuladas por machos mas fuertes de los que acostumbraban a frecuentar, ella era como yo un alfa, hecha a estar rodeada de otros alfas...no encajaba, nada me encajaba en esta historia.




compromiso forzoso:
avatar
Lobbo Landvik
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 133
Puntos : 210
Reputación : 86
Fecha de inscripción : 16/08/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Let's play pretend! // Privado - Lobbo [+18]

Mensaje por Thea Silje el Miér Mar 28, 2018 5:58 am

El joven Landvik parecía más perspicaz estando borracho que sobrio, lo que ponía a Thea en una tesitura un poco complicada. Eso sí, gracias a ese estado ebrio de su prometido, consideró que sería más fácil que se siguiera tragando sus falacias. Así que, sentada como estaba en el taburete, colocada entre las piernas del alfa y con los cuerpos de ambos cerca, aprovechó la cercanía y la tomó como una ventaja. Subió ambas manos por el pecho de Lobbo, despacio, acariciando centímetro a centímetro la camisa que se había puesto antes de largarse de la habitación y que había entrado la doncella antes de ponerse a lavar a la heredera Silje, junto a unos pantalones de monta que también llevaba calzados ahora. -Antes he reaccionado de manera impulsiva… y tal vez no me haya explicado bien.- Su mirada estaba gacha, intentando mostrar algo parecido al arrepentimiento, cosa que ni por asomo sentía, al menos no ahora ni por ese motivo. Fue alzando la cabeza hasta que los orbes de ambos se encontraron. Las pupilas del castaño estaban dilatadas por el alcohol que corría por sus venas y las dudas que suscitaban las acciones de su futura esposa. -Lo que no quería era que ocurriera así... Aún temo que cambies de opinión y no te cases conmigo. Y ahora… ahora me quedaría además de sola, con un hijo que me recordaría que una vez, de manera efímera, fuiste mío.- Llevó la diestra a acariciar la barba ajena con cuidado, recorriéndole el contorno de la mandíbula con las yemas, sintiendo el cosquilleo que cada duro cabello le provocaba a su paso lento. Suspiró, dejando que su vista vagara por la cara foránea, sus facciones, su nariz y sus labios. Se estaba dando tiempo a ella misma a pensar su siguiente paso, aunque desde fuera pareciera una joven memorizando el rostro de su amado.

Finalmente, tras varios segundos en los que, extrañamente, el joven Landvik se mantuvo en silencio, muy probablemente intentando que su mente trabajara a marchas forzadas para comprender las palabras de la morena, la hija del comandante habló de nuevo, permitiendo que sus miradas se cruzaran una vez más a muy escasa distancia. -Mi padre no tiene nada que ver con esto, él jamás obligaría a nadie a casarse sin amor de por medio. Puede que tú le consideres aún tu enemigo, pero Ruran Silje es un buen hombre y si pasas a formar parte de mi familia como deseo, lo comprenderás con el tiempo…- Aquello pareció medio convencer a su prometido, pero entonces le saltó con otro interrogante para el que la propia Thea no tenía respuesta alguna, al menos no que pudiera satisfacer a ninguno de los dos. -Jamás he fallado en los cálculos, no desde mi primer celo cuan…- Apretó los labios, dejando la frase a medias y negó, forzando una sonrisa. Esta vez se notó que la fingía, porque no era nada que hubiera preparado. Su mente la había traicionado y casi habló más de la cuenta. Dio un breve beso a Lobbo y alzó la mano para llamar a una mesera. -¿Me traes agua, por favor?- Necesitaba desviar la atención del tema y aunque estuvo a punto de pedirse vino, recapacitó de inmediato por instinto. Se acabó el alcohol por un tiempo, al menos durante los próximos nueve meses.



Why do I...?:
avatar
Thea Silje
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 65
Puntos : 60
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 02/03/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Let's play pretend! // Privado - Lobbo [+18]

Mensaje por Lobbo Landvik el Miér Mar 28, 2018 9:33 am

Enarqué una ceja ante su silencio, algo me ocultaba y empezaba a sospechar que era mucho mas de lo que a priorí me esperaba.
-Desde tu primer celo ..¿cuando que? -mis ojos se perdieron en sus dos pardos cuando ella intencionadamente desvió los propios para pedir agua.
Tiré de su brazo para recuperar su atención, cansado de este sin sentido, quería que acabara las frases estaba cansado de las informaciones a medias dadas.
-¿Cuando que? -pregunté con los dorados encendidos.

No tenía sentido, no quería que pasara así, pero tampoco me había permitido que sucediera de otra manera, había rehuido nuestro contacto personal condenándonos al instinto mas primario al llegar su celo.
-¿Y como pretendías que sucediera si ni siquiera me deseas? -la sinceridad escapaba por mis labios en un tono demasiado alto fruto del alcohol que llevaba en el cuerpo -se cuando una mujer me quiere abrir las piernas, tus besos son una vil obra de teatro.
Me relamí los labios sintiendo su sabor, aquel beso fugaz que si pensaba que saciaba a su prometido se equivocaba de lejos.
-Dices que no quieres me acueste con mujeres, peor lo que me das son sobras y yo no soy un maldito perro, soy un ALFA.

Grité esa ultima palabra cuando dos lobos se levantaron del sitio, eran del ejercito de Rouran y al verme encendido de mas con su hija decidieron intervenir preguntándole a esta si todo iba bien conmigo.
Arrugué mi nariz alzando el labio superior dejando los colmillos descubiertos, lo que me faltaba ya es que no pudiera conversar con mi prometida.

Uno osó a tomar a Thea por e antebrazo alegando que la escoltaría a casa que en mi estado no era seguro dejarla conmigo ¿quien cojones pensaba esos dos que era yo?
Me alcé del sitio y de un manotazo en su antebrazo marqué mis zarpas obligando a quitar su sucia mano de mi prometida.
-Suéltala, es mía -rugí desafiante con una necesidad absurda de marcar las fronteras de lo que por derecho sentía me pertenecía cuando en el fondo me importaba una mierda pues no la quería.

Pobre del infeliz que osó encararme pues antes de que pudiera golpearme esquivé el puñetazo ladeando mi cuerpo. Gruñí lanzando un zarpazo que marcó el rostro del osado protector, mis cinco garras atravesaron su rostro dejando cuatro ríos escarlata mientras me preparaba para enfrentar al otro soldado que desvainaba su espada.



compromiso forzoso:
avatar
Lobbo Landvik
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 133
Puntos : 210
Reputación : 86
Fecha de inscripción : 16/08/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Let's play pretend! // Privado - Lobbo [+18]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 5. Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.