Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA AREZZO

MODERADORA

ENVIAR MP
NICOLÁS D'LENFENT

MODERADOR

ENVIAR MP
KALA BHANSALI

MODERADORA

ENVIAR MP
LADISLAV PEKKUS

MODERADOR

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA


Espacios libres: 07/45
Afiliaciones élite: abiertas
Última limpieza: 07/06


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com




Fly away-privado

Ir abajo

Fly away-privado

Mensaje por Abbey Appleby el Mar Mar 06, 2018 9:18 pm

One day, I'll fly away...






Tantos rincones en los que buscar y tan difícil de encontrar.  Esa noche optó por dejar sus armas en la habitación de la Orden, no todas... como de costumbre, alguna se escondía entre los pliegues de su ropa, al alcance con tan sólo un parpadeo. Blanco como la nieve, de pronunciado escote, dibujos que morían a lo largo de la prenda. Le quedaba como un guante, hacía mucho no salía a pasear por las calles de París como un transeúnte más con el único objetivo de pasar una agradable velada y volver a enfundarse en el cuero uniforme de cazador.

Sonrió al deslizar el índice por el borde de su tocado, muy femenino y elegante, se había recogido el cabello en una coleta que caía como una cascada ondulada a un lado de su hombro derecho. Y como olvidar su complemento más preciado, la sombrilla. Acababa de ponerse el sol, no la necesitaría para cubrir su tez dorada, no era esa su función, si no una mucho más eficaz, la utilizaría si se diese la ocasión.

Cruzó el pasillo hasta la entada, en donde se cruzó con dos de sus compañeros, ambos silbaron por lo bajo, observándola en silencio pues no solían verla de esa guisa. Abbey sonrió divertida, enarcando una ceja y esperar que le diesen paso, sus pasos se perdieron a lo largo de la calle, sin rumbo...esa noche no había objetivos que cumplir. La última vez, la obra terminó con un enfrentamiento, una prueba de novatos que todo cazador debía pasar, ¿con quién mejor que con Ave? .

Cruzó el centro de París sin un destino en concreto, hasta que recordó los sensuales bailes y buen whisky, tenía prohibido beber hasta perder el sentido pero ¿acaso no se merecía por una noche incumplir las normas? No salía como cazadora, si no como dama. El burdel fue su destino, un lugar muy poco frecuentado por mujeres...aunque cada vez más hombres se postulaban para ser vendidos al mejor postor. Paseó la mirada por los presentes en la sala, algunos se escondían para no ser reconocidos, otros...simplemente la observaban sin entender qué hacía allí y qué buscaba.

-Un whisky -luz tenue, sola en la barra, se acomodó en el asiento mirando a la nada, un escalofrío recorrió cada poro de su piel, alguien le observaba pero ni se inmutó. Cerró los ojos, no miraba el espectáculo, el calor de aquel lugar la acogió le hizo sentirse bien, olor a perfume, plumas y alcohol, sexo.


Dress:




Madame Apple:





:bigheart:

avatar
Abbey Appleby
Cazador Clase Alta
Cazador Clase Alta

Mensajes : 407
Puntos : 511
Reputación : 125
Fecha de inscripción : 23/03/2011
Localización : París-Londres

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fly away-privado

Mensaje por Astaroth el Sáb Mar 10, 2018 7:14 pm

Cerré los ojos esbozando media sonrisa  cuando comencé a sentir  el cálido tacto de las manos  de aquella prostituta recorriendo mi espalda con una sensual caricia que ambos éramos conscientes de cómo culminaría. Había transcurrido mucho tiempo desde la última vez que recurrí a los servicios de una mujer de mundo, pero la espera para encontrar a mi alma gemela empezaba a crisparme los nervios, y en aquel lugar no debía fingir quien no era.

Me resultaba particularmente curioso como la mayoría de mujeres que trabajaban en aquel local vendiendo su cuerpo al mejor postor, conocían los secretos más oscuros de sus clientes; esos que podrían destrozarles la vida y que sin embargo mantenían guardados a buen recaudo en sus corazones. Secretos tan peligrosos como el mío, y el de otros tantos inmortales que no solo acudíamos a burdeles con la esperanza de calmar nuestras necesidades más mundanas, sino que buscábamos además ese tipo de servicio que solo un tipo de mujeres era capaz de dar. Y es que, por unas cuantas monedas, la mayoría de ellas eran capaces de cedernos una parte de su vitae para calmar también nuestra sed, guardando un silencio sepulcral  de lo que sucedía en el interior de aquellos reservados.

Me hallaba recostado en uno de estos apartados dentro del burdel, donde un cómodo sofá en forma de media luna quedaba oculto tras dos cortinas rojas de paño. Unos pocos francos habían bastado para dejar satisfecha  a la madame de aquel lugar, que entusiasmada por mi generosidad había dispuesto para mí un  amplio reservado y tres chicas que serían mi camino de huida  aquella noche. Un gruñido gutural escapó de entre mis labios cuando otra de las chicas empezó a besar mis labios con ferocidad colocándose a horcajadas sobre mí, obligándome a abrir los párpados, mostrando al hacerlo,  unos ojos inyectados en sangre  que hubiesen asustado a cualquiera que no supiese quien era yo en realidad.

Correspondía apasionadamente aquel beso robado cuando por casualidad mientras mis manos recorrían sin delicadeza el cuerpo de la mujer hasta lugares prohibidos,  cuando la tercera prostituta en cuestión, volvía al reservado con la botella de champagne que le había encargado. Fue entonces cuando por  descuido de ésta, o tal vez porque el destino quiso que nuestro encuentro fuese tan peculiar, pude descubrir desde la distancia  a esa mujer que llevaba buscando durante varios milenios. Allí, apoyada en la barra y sola, su alma refulgía con la misma fuerza y vitalidad que antaño.
Lucía hermosa con un rostro y un nombre diferente con el que yo conocí aquella alma tantos años atrás, pero no tenía duda alguna que era ella y no otro la que tenía a escasos metros de mi posición.
Me dispuse en pie avanzando hasta la entrada del reservado, tratando de mantener la calma  y actuar fríamente. Podría no reconocerme cuando me viese, igual que yo no habría sabido reconocerla a ella si hubiese sido humano. Pero si, era mi alma gemela la que enfundada en un precioso y provocativo vestido blanco, iluminaba la escena como si fuese el mismísimo solo quien alumbraba el lugar.

- ¿Qué hay de nuevo, pequeña?- susurré para mí, esbozando una pícara sonrisa mientras cogía la botella de champagne y dos copas, caminando después hasta la barra donde aquella dama de cabellos dorados parecía estar esperando a alguien. Solo pedía por todos los Dioses, que no estuviese esperando tener algún cliente, o que la cliente fuese ella.- ¿Hola pequeña? ¿Esperando a su acompañante?- pregunté en un susurro tras llegar a ella, y colocarme con rapidez a su lado para servir sendas copas de la espumosa bebida, y entablar una conversación que me decía que sería del todo constructiva.
avatar
Astaroth
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 22
Puntos : 8
Reputación : 2
Fecha de inscripción : 02/02/2018
Localización : París

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fly away-privado

Mensaje por Abbey Appleby el Miér Mar 14, 2018 5:29 pm

Las orbes azules se perdieron en el movimiento de las jóvenes que actuaban en el escenario, apenas iluminado con tenue luz. Las sensuales y provocadoras siluetas de las hermosas cortesanas, se contoneaban al son de la música de un piano que tocaba un hombre corpulento de color, sonrió por la melodía, recordándola de un pasado en el que a solas, se dejaba embriagar por la música. En ese local, el alcohol se consideraba el mejor de la zona y las mujeres las más hermosas de todo París, entre las sombras, se encontraba toda clase de hombres importantes, seres sobrenaturales y seguramente, dejaban de ser “señor o señora” para simplemente pasar un buen rato, olvidando todo por unas horas.

-Bonsoir, señorita ¿cuánto? -aún no se había girado, se tomó su tiempo en darle un trago a su copa, saboreó el trago antes de girarse, mirando a un lado y a otro...efectivamente se lo estaba preguntando a ella. -Buenas noches, caballero ¿cuánto? Depende... -una sonrisa en los labios rojos de la manzana, una socarrona en la de aquel que la reclamaba por esa noche -¿De lo qué quiera? -negó, no, no se refería a eso precisamente, ni tuvo que levantarse del asiento... se inclinó hacia él, sin tocarlo, sólo sus miradas -De lo que valga tu vida, así que te doy ventaja. Desaparece en tres segundos, como sigas aquí en cuanto diga “tres”...eres hombre muerto -el tipo fue a reírse cuando su mano rodeó el cuello ajeno, hundiéndolos en la piel, apretar lo suficiente para dejarle sin respiración por unos segundos -Largo -el hombre se alejó, mascullando palabras que ni atendió, esa noche deseaba soledad ¿tan difícil era saberlo?.

Chasqueó la lengua, desviando la mirada hacia el lado opuesto dónde se encontraba el piano, las cortesanas se habían marchado y paseaban de un lado a otro acechando su presa de esa noche. Un trago amargo, quizás no fuese el lugar más adecuado pero deseaba estar allí, como si esperase a alguien y nadie al mismo tiempo. Enarcó una ceja, otro caballero de la sala lo intentaba una vez más, volvió a su asiento, girándose y dejar que ocupase el lugar que desease. El silencio y su gesto despreocupado, acababan de darle una respuesta.

-Os confundís de persona. No estoy  en el escaparate ¿vos sí? -sonrió divertida contra el borde de su copa, lo cierto es que nunca había contratado los servicios de un profesional, curiosa idea -Ya tengo whisky pero puede dejar la botella si lo desea. Y deje de mirarme de esa forma, ya le dije que no estoy interesada en otra cosa que en sumergirme en una buena copa. ¿Qué se oye tras su espalda? -las mujeres que le acompañaron en el reservado, volvieron reclamándole, no dándose por vencidas de complacerle por esa noche -Las gatitas reclaman vuestra atención, caballero. No las hagáis esperar -terminó su whisky, con claras intenciones de abandonar su asiento -No esperaba a nadie pero parece ser que vos sí lo haciais. ¿Me estabáis esperando? Abadonando vuestro nido...dejando a los polluelos -rió por lo bajo, observadora, localizó su silueta entre las sombras, estaba acompañado... ¿por qué ella?.

Deslizó la copa para que la llenase, una copa más, no se iría hasta alimentar su curiosidad.




Madame Apple:





:bigheart:

avatar
Abbey Appleby
Cazador Clase Alta
Cazador Clase Alta

Mensajes : 407
Puntos : 511
Reputación : 125
Fecha de inscripción : 23/03/2011
Localización : París-Londres

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fly away-privado

Mensaje por Astaroth el Lun Abr 09, 2018 7:40 pm

Minutos antes de alcanzar la barra y entablar una conversación con esa preciosa mujer de cabellos dorados, intensos sentimientos  de rabia e ira contenida agolpaban con fuerza mi pecho cuando, avanzando hacia la joven dama que portaba a mi alma gemela, observé que ésta era abordada por un pobre desgraciado que aquella noche tenía sus horas contadas. Apreté los puños al tiempo que avanzaba hacia ellos con paso firme y decidido pero a la velocidad adecuada para no levantar sospechas; era consciente que mis celos eran infundados, y que no tenía ningún derecho sobre ella, pero el simple hecho de que un hombre osase acariciar esa piel que creía mía por derecho, era algo que me crispaba los nervios; y hacía palpable ese mal carácter que ya de por sí poseía.

Podía imaginar el cerebro de aquel imbécil estampado contra la madera noble de la barra tras estampar su cabeza contra ésta, más sorprendentemente antes de que esto sucediese, lo que parecía ser una delicada dama de ojos claros se convirtió en un arma letal con apenas dos movimientos. Ralenticé el paso variando ligeramente mi camino hasta detrás de ella, sin desviar la mirada para no perderme ni un solo detalle de su actuación, sonriendo ladinamente cuando el humano huyó despotricando improperios a la mujer que había sido capaz de hacerle frente y dejarlo en ridículo.

Estudié con atención cada movimiento de la humana cuando tras escuchar mi pregunta fue girándose lentamente en su asiento hasta que nuestras miradas se cruzaron. Fue entonces cuando sentí  que mi muerto corazón parecía latir de nuevo al ver ese bello rostro frente a mí, siendo consciente de que esto era imposible. Más recuerdos pasados fluyeron por mi mente como en una especie de diapositivas, donde era ella y no otra de quien había estado profundamente enamorado.

Enarqué una ceja, sintiéndome del todo desconcertado ante una respuesta que jamás en toda mi inmortalidad me hubiese esperado.- No deberíais exhibiros de esa forma  si no estáis disponible, puesto que es difícil  diferenciar a un cortesana de una dama con gustos peculiares en un lugar como éste.- respondí elevando mi copa de champagne para humedecer levemente mis labios antes de continuar, ignorando su pregunta puesto que tampoco quería comenzar una batalla verbal con aquella mujer que parecía de armas tomar. La primera impresión que tuve es que ella no me había reconocido, lo que me haría más complicado todavía mi objetivo de recuperarla. No parecía una de esas mujeres que son fáciles de cortejar, sino más bien todo lo contrario. – En ningún momento le he mencionado que desee algo de vos diferente a compartir una botella y tal vez algo de conversación. No se encuentra entre mi estilo de mujer como para desear algo más.- mentí como un bellaco, aunque en realidad nunca había tenido un prototipo femenino, puesto que solo ella había sido capaz de llegar a lo más profundo de mi alma; un alma que desapareció el mismo día de mi transformación y que parecía querer regresar ahora que la tenía de nuevo a mi lado.

Una pícara sonrisa se dibujó en mi rostro cuando mencionó la presencia de aquellas tres cortesanas reclamando mi vuelta al reservado, donde me prometían entre caricias y roces inadecuados, tocar el cielo del placer con ambas manos esa noche. Acariciando la cintura de una de ellas para acercar nuestros cuerpos, le dicté entre susurros en su oido órdenes claras para ella y sus dos compañeras. Solo debían esperar el tiempo suficiente disfrutando de una botella de licor a mi costa, sin estar con nadie más esa noche. Antes de marcharme, me alimentaría de ellas y se lo agradecería con una considerable propina. La joven cortesana asintió con una sonrisa en los labios, besándome apasionadamente antes de marcharse junto a las demás a la espera de mi regreso.

- Los polluelos podrán sobrevivir unas horas sin mí, a no ser que quiera unirse a nosotros y comprobar si nos harían tocar el cielo como bien decían.- pregunté con malicia, clavando mi mirada en la suya. Aunque su respuesta fuese afirmativa, no la compartiría con nadie, pero mi farol estaba echado y estaba seguro que una respuesta interesante brotaría de sus labios.- Respecto a su pregunta, no esperaba a nadie en este lugar…y sin embargo llevo esperando a una persona una eternidad.- sentencié bebiendo esta vez un poco más de ese líquido dorado que refrescaba mi garganta, mientras mi mirada no se desviaba de la suya. Era como si el hechizo de ésta me hubiese mantenido vivo todos estos milenios.
avatar
Astaroth
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 22
Puntos : 8
Reputación : 2
Fecha de inscripción : 02/02/2018
Localización : París

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fly away-privado

Mensaje por Abbey Appleby el Dom Abr 15, 2018 11:51 am

“Are you swimming upstream in oceans of blue?
Do you feel like you're sinking?
Are you sick of the rain after all you've been through?
Well I know what you're thinking
When you can't take it
You can make it
Sometime soon I know you'll see “




Un suspiro desanimado escapó de sus labios, esperó otra respuesta pero no sería esa noche. Así que por ser mujer y estar sentada en la barra tenía que ser una de las mujeres que vendían su cuerpo, no le quitaba razón porque así pudiese ser pero con ese carácter ni ella misma se soportaba. De sus deliciosos labios, una risa por lo bajo de lo más divertida le había hecho gracia ese “dama de gustos peculiares”, no lo negaba... era especial en según qué cosas y si se encontraba en ese lugar fue justo para huir de lo habitual, ser una joven más que acompañada por la música y la compañía de las personas que se encontraban allí, pasar lo mejor posible la velada.

Sólo quería beber, olvidar por una noche quién era y jugar a ser otra persona, en ese sitio podría hacerlo. La elegancia al dejar la copa tan contraria a cómo sus orbes azules observaban al desconocido, cada gesto y movimiento, lo estudiaba y no se escondía, volvió a tomar su copa para saborear un nuevo trago...se lo tomaba con calma mientras sus ojos se deleitaban en la imagen de las hermosas mujeres reclamando la atención del hombre, qué ilusas...cuando era ella misma quién consiguió sin desearlo la compañía del desconocido.

-Os tomáis muchas molestias en compartir una simple copa con una desconocida cuando podriáis gozar de compañía mucho más selecta, estoy segura que sabrán complacerle...a no ser que busquéis algo más ¿cómo qué? -era directa, dejaba las cartas sobre la mesa sin importarle ganar o perder, no pensaba antes de actuar pues la cazadora se quedó en la habitación de la orden. Él lo sabía, lo miraban, las cortesanas se lo rifaban entre risas y seguramente se preguntasen, qué tal amante sería -Los polluelos en cuanto acudais al nido, os devorarán, leo miradas...no mentes aunque es fácil, el pensamiento de haceros cualquier cosa lo comparten todas las mujeres y alguna que otra mirada indiscreta. Sois un hombre afortunado. Gracias por la copa -no juzgaba, si se encontraba allí, seguro sería para saciar su sed, divertirse pero ¿por qué ella? No se marchaba, seguía allí anclado como si esperase algo...

-Muy profundo. Esperar a alguien una eternidad...es perder el tiempo y éste, pasa irremediablemente para todos. Seas quién seas, adinerado, de clase media o baja...un sobrenatural. -lanzó el anzuelo seguido de una sonrisa, en aquel lugar la clase social y las razas se encontraban en el pecado de la lujuria, la gula... todos juntos -Yo sin embargo no espero a nadie, o quién sabe si me esperabais a mí ¿lo haciáis? No acepto dinero, no me hace falta, lo repito por si acaso no ha quedado lo suficientemente claro, aunque sí que es cierto, si algo me agrada...lo tomo sin más. Y ya comienzo a decir tonterías, ya llevo al menos tres -se encogió de hombros, jugueteando con un mechón de su cabello rubio.

-Espero que la espera haya valido la pena. Nadie espera por nada. -murmuró por lo bajo, terminando su copa, la que él le había llenado, era suficiente por esa noche, nada le anclaba allí si no era la copa, la aceptó y se la bebió -Y hasta aquí mi noche. Los polluelos ríen como hienas reclamando al amo y señor ¿tres? Eso significa que no sabeiis lo que quereis -se bajó del taburete dispuesta a marcharse, los ojos de la manzana buscaron los ajenos, lo cierto es que tenía la sensación de que aquel momento ocurrió tiempo atrás pero ¿cuándo? -Un placer haber compartido tiempo en la espera y... encontréis lo que busquéis -sonrió, dedicándole una reverencia, era atractivo pero ella no tenía nada que ver con las mujeres en las que se perdería esa noche -Vais a pensar en mí mientras recorréis cada centímetro de sus pieles...lo veo en vuestros ojos o...sólo sean los pensamientos de una joven borracha. Buenas noches -se mordió el labio inferior, divertida con la situación...jugando al gato y al ratón.




Madame Apple:





:bigheart:

avatar
Abbey Appleby
Cazador Clase Alta
Cazador Clase Alta

Mensajes : 407
Puntos : 511
Reputación : 125
Fecha de inscripción : 23/03/2011
Localización : París-Londres

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fly away-privado

Mensaje por Astaroth el Dom Jun 10, 2018 8:19 pm

Las prostitutas regresaron al pequeño salón que tenía reservado aquella noche entre risas y miradas indiscretas, junto promesas subidas de tono que provocaron que una pícara sonrisa se dibujase en mi rostro. Negué con la cabeza ante tal actitud desvergonzada por su parte, más no podía reprocharles nada; aquella no era la primera vez que nuestros caminos se cruzaban en el burdel, siendo conscientes tanto ellas como yo de que las experiencias anteriores habían sido más que placenteras para todos.
Observaba de reojo como la preciosa joven que se encontraba a mi lado analizaba cada uno de mis movimientos, de mis gestos e incluso de mis palabras del mismo modo que había estado haciendo yo con ella desde el primer momento en que la vi. Ambos parecíamos dos depredadores estudiando a su presa, esperando el momento idóneo en que encontrásemos su punto débil para abalanzarnos sobre ella en clara desventaja para el contrario; con la única diferencia que en este caso el único depredador de ambos era yo, y ella no era mi presa, sino la mujer que debería conquistar de nuevo si quería recuperarla.

-¿Por qué menospreciáis así vuestra presencia? No niego que pasar la velada con esas jóvenes cortesanas pueda ser placentero, aunque tal vez vuestras expectativas de lo que pueda suceder en ese reservado disten mucho de lo que en realidad he venido a buscar aquí.- apunté tratando de suavizar levemente el tono de mi voz, mirando por última vez hacia el reservado donde aquellas mujeres no paraban de mirarnos, antes de centrar toda mi atención en aquella hermosa humana que portaba el alma de mi amada. No iba a negar que recorrer el cuerpo de las damas y hacerlas mías durante la noche era mi objetivo principal cuando llegué horas antes al burdel; a parte de alimentarme, claro está. Más tras verla a ella, después de haberla encontrado después de tantos milenios, no deseaba poseer a otra mujer que no fuese por quien había estado esperando tanto tiempo.

Una sonrisa ladina fue perfilándose poco a poco en mis labios ante su siguiente comentario. Podría jurar que parecía celosa de la atención que otras mujeres me dedicaban, aunque si fuese capaz de fijarse bien, se daría cuenta de que mi forma de mirar al resto distaba mucho de la forma en que la miraba a ella.- De modo que según dice, ¿el pensamiento de hacerme cualquier cosa lo comparten todas las mujeres?- pregunté de forma pícara, repitiendo una afirmación que recién había realizado ella. Adoraba los juegos de palabras, especialmente si eran con un ser tan inteligente como ella.- ¿Todas?.- volví a hacer hincapié en este término, bebiendo despacio de mi copa, sin perder el contacto visual con ella, sonriendo ligeramente tras el cristal.

Giré ligeramente el taburete donde había tomado asiento a su lado, apoyando la espalda en la barra para tener una visión más periférica de todo el local. Sus desoladoras palabras me hacía plantearme si tal vez estaba enamorada, o lo había estado y le habían partido el corazón. Cerré durante un instante los ojos cuando sentí que comenzaban a relampaguear tonos rojizos por una rabia contenida que no tenía explicación. – No busco nada que vos no queráis darme, y creedme cuando os digo que pasar unos minutos de conversación con vos es suficiente para mí. – en realidad no lo era, ahora que la había encontrado quería volver a recorrer su cada centímetro de su piel con mis humedecidos labios, acariciar sus sedosos cabellos y volver a tenerla entre mis brazos. Pero confesarle esto podría significar que se marchase de allí corriendo después de cruzarme la cara con un tortazo.- Puede ser que fuese por vos por quien estuviese esperando, o que fueseis vos misma quien me estuviese buscando a mí esta noche y por ello eligieseis un lugar tan peculiar como éste para tomar una tranquila copa esta noche. Nuca se sabe las sorpresas que nos depara el destino, ni la forma tan extraña que tiene de cruzar nuestros caminos.

Observé con una palpable desazón como la joven se movía de su asiento con la intención de marcharse. Volvía a perderla y no sabía qué hacer ni que decir para retenerla un poco más a mi lado. Negué con la cabeza por su suposición de que no sabía lo que quería; siempre lo había sabido, más no era cuestión de explicarle en nuestro primer encuentro que la razón por la que tres mujeres y no sólo una me esperaban ansiosas. Probablemente decirle que alimentarme solo de una no me resultaba suficiente hubiese sido demasiado excesivo.- Tal vez ya haya encontrado lo que estaba esperando, solo que no sea el momento ni el lugar.- apunté con un tono de voz nostálgico. Quería decirle que se quedase, al menos unos minutos más…o toda la noche…o el resto de nuestra existencia. Quería decirle tantas cosas que no sabía por donde empezar.

- Astaroth.- susurré de pronto colocándome de pie frente a ella, ofreciéndole mi mano para besar el dorso de la suya.- No es la piel de esas mujeres la que quiero recorrer esta noche; ni los ojos de las mismas donde me quiero perder… - confesé sin dejar de mirar fijamente a aquellos preciosos orbes de un curioso gris azulado que mostraban la complejidad de aquella mujer. Era mi forma de pedirle que se quedase, de mostrar mi interés por ella. Solo esperaba que fuese capaz de leer entre líneas, pues hacía mucho tiempo que no me mostraba vulnerable frente a nadie.
avatar
Astaroth
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 22
Puntos : 8
Reputación : 2
Fecha de inscripción : 02/02/2018
Localización : París

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fly away-privado

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.