Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA AREZZO

MODERADORA

ENVIAR MP
NICOLÁS D'LENFENT

MODERADOR

ENVIAR MP
KALA BHANSALI

MODERADORA

ENVIAR MP
LADISLAV PEKKUS

MODERADOR

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA


Espacios libres: 07/45
Afiliaciones élite: abiertas
Última limpieza: 07/06


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com




Las pesadillas.

Ir abajo

Las pesadillas.

Mensaje por Agnar Jorvik el Vie Mar 09, 2018 12:27 am

Me incorpore de un respingo, mientras llevaba mis manos a mi cabeza, y metía los dedos entre mi pelo, mi cuerpo estaba empapado por el sudor, note como los latidos de mi corazón acompañaban con un frenético ritmo a mi agitada respiración.
Cada vez eran más frecuentes las pesadillas, veía a Uthur sacando la espada del cuerpo de mi padre, sin yo poder hacer nada, por más que intentaba alcanzarlo, algo me lo impedía.
Baje mis pies al frio suelo, mientras procuraba poner algo de cordura en mi mente. Por el pequeño ventanal apenas entraba luz, supuse que estaba amaneciendo, me puse en pie, la camisola colgaba desordenada del borde de mi cama, la cogí colocándola sobre mi hombro mientras me acercaba, ahora ya más tranquilo a la palangana de agua limpia que había en la mesita de madera.
Eche agua sobre mi rostro, moje mi pelo, con mis manos mojadas trate de limpiar cada parte de mi cuerpo, con especial cuidado la herida de mi omoplato que ya no sangraba.
Me acerque al camastro y tome asiento en el, alargue mi mano hacia las botas, las coloque con especial cuidado, una vez puestas cogí el arco, el carcaj y lo colgué a mi espalda.
Cargue el petate y abrí la puerta con delicadeza, encamine mis pasos hacia el salón de la noche anterior, para mi alegría, parecía otro diferente, ahora las mujeres andaban vestidas y no distaba mucho de una taberna normal.
Una chica, algo rellenita pero con una bonita sonrisa nos sirvió el desayuno, andaba bastante ajetreada, de mesa en mesa, parecía tener mucha experiencia por la cantidad de platos que cargaba a la vez moviéndose con cierta agilidad.
Cuando terminamos el desayuno, nos acercamos a la barra de la posada y arreglamos cuentas con una mujer que llevaba un sucio delantal y que parecía tan afanada como la chica de la bonita sonrisa.
Salimos de la posada un poco más tarde de lo habitual, mis compañeros cogieron sus caballos del establo, mientras yo me acercaba a Lumix que parecía haber pasado la noche cerca de la zona.



Game over:

avatar
Agnar Jorvik
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 20
Puntos : 9
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 16/10/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las pesadillas.

Mensaje por Agnar Jorvik el Vie Jun 08, 2018 8:39 am

-Agnar –me llamo el mago mientras subía sobre su corcel.
-Dime –dije acercándome a él ya sobre Lumix
-quiero comprar otra montura en la ciudad de Palin, es la siguiente y he oído que hay un mercader con buenos ejemplares, podrías echarme una mano, se que tu entiendes de bestias.
Sé que el final de la frase la dijo con cierto retintín, no era ningún secreto que Krailin me veía como un salvaje, y tampoco que se creía superior al resto, bueno exceptuando a Idril que creó la veía de igual a igual.
-Te echaré una mano, pero cambia tu tono conmigo no sea que te la eche al cuello –le sonreí
Krailin me miro y me devolvió la sonrisa con cierta indiferencia.
-también podemos aprovechar y comprar algo de provisiones para las montañas –añadió Thorn
-yo necesito mas flechas, al ritmo que llevamos, no puedo hacerlas. –dije mirandole
Kala se acerco a Lumix y me tendió la mano para que la ayudara a montar, cogí su mano con firmeza y tire de ella, no tardo en colocarse tras de mí. Deslizo su mano con rapidez por mi pecho haciendo resbalar el carcaj por mi hombro y sacándolo por mi cabeza. Le acerque el arco que cogió con fuerza. Lo coloco en su espalda y paso con suavidad sus manos alrededor de mi cintura.
Idril y Thorn montaron sobre sus monturas, así una vez estuvimos todos preparados, comenzamos a cabalgar hasta la siguiente ciudad.

En un par de horas por un camino bastante concurrido, de tierra amarilla y de poca vegetación, vimos la ciudad de Palin era un lugar de un amplio transito, no paraban de llegar viajeros de todas las razas y lugares, unos guardias custodiaban las puertas de madera maciza que se encontraban abiertas.
La ciudad estaba fortificada, por un muro de piedra que calculo mediría unos treinta pies, y en la zona frontal dos torretas con dos arqueros en cada una las vigilaban, entre ellas la puerta de entrada, en la zona alta de las puertas había un arco con el nombre de la ciudad en lengua común.
Tal y como nos acercamos, me fije en los dos guardias, no parecían excesivamente atentos al paso de los viajeros, ni a las armas que portábamos, llevaban armaduras completas de color plata, con sendos leones dorados en el pecho, al ver a Idril uno le dio un codazo a otro y ambos se pusieron firmes, quizás la confundieron con alguien de un rango superior pensé.
La mire de reojo, parece que ella también se había dado cuenta, una sonrisa se dibujo en mis labios.



Game over:

avatar
Agnar Jorvik
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 20
Puntos : 9
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 16/10/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.