Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA AREZZO

MODERADORA

ENVIAR MP
NICOLÁS D'LENFENT

MODERADOR

ENVIAR MP
KALA BHANSALI

MODERADORA

ENVIAR MP
LADISLAV PEKKUS

MODERADOR

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA


Espacios libres: 07/45
Afiliaciones élite: abiertas
Última limpieza: 07/06


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com




Like Fire And Ice ~ Privado

Ir abajo

Like Fire And Ice ~ Privado

Mensaje por Rashida el Miér Mar 14, 2018 5:59 am

París; de nuevo había regresado a esa tediosa ciudad tras un viaje desde mis tierras para acabar en una de las sedes que tenía la organización alrededor de todo el mundo. Ya ni recordaba el tiempo que llevaba metida en aquel mundo y cuando mi vida había comenzado a cambiar de esa forma, pero lo cierto es que la vida que llevaba me gustaba y no quería cambiarla por nada. No era estrictamente una cazadora como quizás algunos pensaran, más bien, era una mercenaria que se movía por el dinero y que trabajaba para una Organización encargada no solo de buscar reliquias antiguas por todo el mundo y venderlas al mejor postor, sino que también nos encargaban asesinas a alguna que otra persona en su mayoría seres sobrenaturales que debíamos de eliminar. Desde que tenía memoria había sido entrenada para realizar tales encargos y había ido ganando experiencia con los años, la primera vez que maté a un ser sobrenatural fue cuando tenía catorce años y me pusieron a prueba para saber si después de todo mi entrenamiento era de valor para la Organización. Ni siquiera dudé cuando tuve que matar a aquel inmortal al que me habían asignado, los entrenamientos que recibí fueron duros y crueles de forma que restaron parte de mis emociones reduciéndolos a la nada, yo no sabía lo que era la empatía y tampoco tenía escrúpulos... esas emociones habían sido destruidas para convertirme en una mercenaria perfecta que no dudara en acabar con mis objetivos ni realizar los encargos y las misiones. Tras mi primera muerte con tan solo catorce años comencé a adentrarme más en la Organización y a realizar misiones pese a mi corta edad, pero no defraudé ni fallé en ningún momento por lo que fui ganando “puestos” dentro de la Organización y cada vez eran más a menudo cuando me mandaban a alguna misión. No tenían por qué ser en el lugar donde residía, mayormente pasaba mi tiempo en la Organización que había en Egipto pero había ido varias veces a la de París, y alguna que otra vez a la que había situada en Grecia. Habían varias bases a lo largo del mundo y esa vez había sido citada a la de París para realizar un encargo, por lo que había oído necesitaban que realizara una misión y mi objetivo estaba en París, de lo contrario no entendía por qué ir hasta aquella ciudad que no es que fuera de mi total agrado, muy diferente a donde yo vivía. No era de extrañar que fuera algún encargo personal y peligroso y de hecho no descartaba esa idea, es más, agradecía que pusieran algo de acción y de peligro que no fuera ir a por alguna reliquia, quería desafíos para salir de una rutina que se tornaba algo aburrida, necesitaba acción y adrenalina para salir de lo tedioso que se había convertido todo... quizás en París, y en ese encargo, encontrara lo que buscaba.

Cuando llegué a la base enseguida me enseñaron dónde iba a quedarme, así como una carta en el que ponía mi nombre y que se encontraba encima de la cama, dejé las cosas al lado de la mesita y sentándome en el borde de la cama tomé la carta para abrirla, en ella una dirección y un encuentro para esa misma noche en una de las mansiones que había en la zona residencial de París, mis ojos bajaron hasta la firma de quien había escrito aquella carta aunque no me hizo falta ver la firma para saber quién la había escrito. Había oído hablar mucho de aquel hombre y lo había visto varias veces en alguna de las bases en las que había estado, mucho era lo que se decía de él y las historias que contaban todas tenían el mismo común denominador: que era un ser malvado y oscuro, muchos le tenían miedo y las veces que lo había visto todos habían agachado la cabeza en señal de respeto aunque no dudaba que también de miedo. Mi sonrisa se ensanchó y se ladeó ante el mero pensamiento, había coincidido varias veces con él y yo nunca le mostré ese miedo que el resto parecía tenerle, quizás porque yo también era una persona oscura y retorcida que lo temía a nada. Algunas veces, de pequeña, había sido entrenada por él mismo y había conocido cuán duro era con los entrenamientos, muchas veces me hizo heridas que luego tuvo que mandar a curar porque ni él se había dignado a hacerlo. Tampoco me extrañó escuchar que decían que era una más de las varias amantes que tenía, ¿acaso importaba si lo era o no? Yo no buscaba nada más allá que una noche de placer y jamás había querido, con nadie, tener algo que pudiera llamarse relación. Era bastante esquiva en ese sentido y no llevaba demasiado bien atarme a nadie por tanto tiempo, por lo que me gustaba ser más libre que aferrarme a alguien. Siempre me había preguntado quién era realmente aquel vampiro y qué papel jugaba en la Organización, aunque no había podido averiguar demasiado... pero tenía claro que algo más que el que él daba a entender. Pasé el resto del día entrenando y revisando las armas que llevaba conmigo, afilándolas y limpiándolas ya que eran mi herramienta de trabajo. Habían caras nuevas en aquella base pero ni siquiera me digné a dirigirles la palabra aunque sí lo hice a algunos que ya habían estado con anterioridad, sobre todo algún que otro vampiro que conocía de tiempo, pero tampoco me quedé en exceso para hablar con ellos ya que tampoco tenía interés, más bien quería conocer por qué me había citado y había hecho ir a París. Para cuando llegó la noche ya me encontraba de camino directa a su mansión, sus criados me abrieron la puerta como si esperaran mi llegada y me condujeron hacia el gran salón donde, sentado con una copa en sus manos, esperaba mi llegada.



-Buenas noches –dije mientras el criado salía dejándonos solos y me quitaba el abrigo para dejarlo sobre el sofá, llevaba un pantalón negro y un corsé rojo con toques en negro ya que no solía llevar vestidos y esa era la ropa que solía utilizar, sobre todo para salir de caza. Los ojos del vampiro me recorrieron mientras tomaba asiento frente a él y, con todo el descaro del mundo, me servía una copa de lo mismo que él estaba bebiendo. Muchos eran los que le tenían miedo pero yo, en concreto, no mostraba tal terror en su presencia- espero que sea algo sumamente importante, e interesante, por lo que me hayas hecho venir hasta aquí –me recosté contra el respaldo recorriendo al vampiro que tenía frente a mí, ese que me había entrenado de forma dura e implacable, el que siempre me había exigido por más cuando estaba en el borde de la extenuación- ¿me echabas de menos, Kenner? –Pregunté con una sonrisa ladeada en mis labios tras darle un trago a la copa que yo misma me había servido, no había escuchado a muchos pronunciar su nombre sin embargo yo no era como el resto y tampoco seguía muy bien las normas- ¿qué pasa, no encuentras en París nada que te sacie? –Pregunté con una sonrisa un tanto malvada mientras mis ojos, del mismo color de la arena, observaban sus rojizos en busca de respuestas. Sí, sabía que estaba jugando con fuego pero yo era una persona a la que le gustaba quemarse.


The fire that melts:

Shooting star:

She shine like a diamond:
avatar
Rashida
Cazador Clase Alta
Cazador Clase Alta

Mensajes : 49
Puntos : 53
Reputación : 15
Fecha de inscripción : 04/03/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Like Fire And Ice ~ Privado

Mensaje por Kenner Clapton el Dom Mar 18, 2018 9:00 pm

El vampiro había esperado en su trono de telas rojas importadas de persa y revestida en oro con piedras preciosas este se encontraba recostado hacia atrás con una copa en su mano en ese momento degustaba un poco de vino tranquilamente viendo a la joven y como tenia un cuerpo hermoso no negó que se deleitaba mirando a las chicas que el convertía en armas de matar había descubierto durante los milenios que la mejor arma era una fémina bien entrenada y preparada para todo, algunas eran útiles siendo como un cubo de hielo otras entrenadas en el arte amatorias en ser unas verdaderas putas que eran capaces de hacer hablar a cualquier ser con sus habilidades del placer, pero el caso que le tenia en frente era distinto era una de sus ejecutoras una mujer diseñada y entrada para asesinar a lo que fuera que se le pusiera en frente aunque realmente a veces era mas la ayuda que el le prestaba de lo que le gustaría reconocer, este dejo la copa en su posa brazo y la miro tranquilamente mientras escuchaba sus palabras, eran tan predecibles como simples a todos les gustaba buscar una forma de resaltar sobre otros diciendo que hacían cosas diferentes o no eran como los demás. Aunque era cierto para el inmortal que con esta joven no había tenido la necesidad de demostrar lo que realmente era la bestia asesina y destructora que podía llegar a convertirse por que aunque fuera rebelde a veces era una de sus hijas mas obedientes.

-En realidad nunca me canso de parís tiene ese gusto perfecto de morbosidad y sangre pero no negare que a veces mezclar un poco de arena a la combinación se me hace mas agradable a cada momento, como ha sido tu viaje hasta parís mi pequeña flor de hielo.

Fueron las palabras del vampiro mientras se inclinaba levemente extendiendo su mano hacia ella para que depositara la joven la palma de su mano y ofrecerle un saludo digno de una dama aunque ambos sabían que no era para eso, podía cualquier noble interpretar eso pero en realidad el deseaba probar la sangre de la humana, degustar su pasado ver que tal había sido el viaje y que sabia sobre lo que pasaría siempre les había enseñado a cada una de sus hijas de que nada podía ser escondido del inmortal este averiguaba todo lo que estas tramaran por mas minúsculo que fuera el no precisaba directamente probar de ella para saberlo, pero era un ritual a la que las había acostumbrado durante todos su años de existencia.

-Mi pequeña rosa de hielo te he traído parara que busques algo para mi un vampiro se ha metido con uno de mis negocios y esta interesado en perturbar la paz de esta hermosa ciudad así que para que disfrutes la caza y aquellas personas que deciden confiar sus vidas a mi puedan sentirse seguras de esta criatura...

Dijo con una leve sonrisa esperando a ver degustado la sangre de ella no había abusado simplemente clavo sus colmillos en la muñeca de ella para hacerla sangrar un poco y beberse la sangre con una maestría digna de alguien que llevaba milenios haciéndolo sin dejar una gota de sangre ni ensuciarse para luego lamer su herida y hacer que esta cierra sus ojos destellaron de una fuerte tonalidad roja. Para volverse a recostar tranquilamente en su trono y extendiendo su mano derecha hizo aparecer a su lado la figura del vampiro, gracias a que había conectado sus recursos con los de ella era capaz de proyectar lo que quisiera a voluntad de esa forma ella era capaz de ver al objetivo como si fuera un holograma a su lado.



Spoiler:
avatar
Kenner Clapton
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 371
Puntos : 352
Reputación : 31
Fecha de inscripción : 09/03/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Like Fire And Ice ~ Privado

Mensaje por Rashida el Vie Mar 23, 2018 6:13 am

Si algo tenía seguro esa noche en la que había ido a la mansión de Kenner es que debía de ser algo sumamente importante para que me hubiera pedido que fuera a París y que dejara por un tiempo la base que tenía en Egipto desde donde yo solía hacer misiones, ya que era una petición directa por parte suya y eso era algo que no solía hacer con todos los que formábamos parte de la Organización. Conocía la reputación que le habían otorgado a Kenner, algunos la exageraban, otros eran más comedidos, otros se inventaban historias.... pero ninguna sabía a ciencia cierta cómo era el vampiro y las caras que mostraba. Todos de alguna forma le temían, le respetaban por encima de todo, pero lo que más sentían cuando él andaba cerca era miedo porque sabían de lo que el vampiro era capaz, y no por nada, sino porque era un vampiro milenario que había vivido demasiado y que sabía mucho más de lo que muchos creían. Yo por el contrario no le mostraba ese miedo y ese terror que muchos le profesaban, podría ser que de pequeña sí le temiera algo pero con el paso del tiempo había dejado el miedo y el terror a un lado y solo quedaba respeto, había sido mi mentor durante mucho tiempo y él me había convertido en lo que yo era desde pequeña, había sido duro e implacable en sus entrenamientos, me había quebrado muchas veces para hacerme de hielo e inmune a la mayoría de las cosas... había convertido en mi persona un arma perfecta, una asesina implacable que no dudaba a la hora de realizar una misión o de ejecutar a alguien porque no distinguía entre el bien o el mal y tampoco tenía escrúpulos. Por el camino a su mansión me pregunté de qué se trataría esa vez para llamarme personalmente aunque cuando llegara lo descubriría, siempre que iba a encontrarme con el vampiro nunca sabía lo que podría suceder ni cómo acabaría la cosa porque si había algo que “odiaba” y me frustraba del vampiro es que nunca sabía por dónde me iba a salir, y eso para una mujer como yo que le gustaba tenerlo todo bajo control era algo bastante frustrante a lo que no me acostumbraría nunca, y es más, a veces incluso pensaba que él lo sabía y que lo hacía totalmente a posta para verme de esa forma porque no soportaba que las cosas se me fueran de control... y es que el vampiro era impredecible, por mucho que hubiera intentado que eso no fuera así.

Para cuando me presenté en el salón él ya estaba esperándome sentado en ese trono que tanto le gustaba con las telas que habían traído importadas desde Persia, el trono era de oro y llevaba piedras preciosas, sus ojos se clavaron en mi figura recorriéndome mientras yo me servía un vaso con lo mismo que tenía él y me quedaba de pie frente a él sintiendo el escrutinio que me estaba haciendo en esos momentos. Di un trago a la copa esperando por sus respuestas si es que quería dármelas que eso era algo que bien podría no hacer, aunque no lo había hecho con otra intención que remarcar que allí tenía a gente que podría igualmente ayudarlo con lo que quisiera que fuera a pedirme y sin embargo allí me tenía. No muchos se atrevían a pronunciar su nombre pero yo sin embargo sí lo hacía porque no le tenía miedo, siempre me había gustado jugar con fuego y no me importaba quemarme de ser necesario porque no le temía a nada... había que decir que conmigo hizo un trabajo excelente hasta el punto de que disfrutaba matando, me divertía y encontraba placer en el hecho de torturar a alguien, de perseguir y dar caza. Sonreí de lado cuando mencionó que París le agradaba e hizo alusión hacia mi persona añadiendo el pequeño detalle de la “arena”, sin duda una característica muy típica en Egipto. Había algo que el vampiro pocas veces hacía y era llamarme por mi nombre, solo cuando realmente estaba enfadado lo había hecho, o cuando quería llamar mi atención... pero de normalidad me llamaba “flor de hielo”, algo que no es que me gustara en exceso porque las flores aunque eran bellas también eran delicadas y yo de eso no me gastaba precisamente. Se inclinó ligeramente tendiéndome su mano y supe, de inmediato, qué era lo que quería: probar mi sangre. Una práctica a la que ya estaba más que acostumbrada con el paso de los años y con la que él tenía costumbre, como si nos controlara de esa manera, pero no había nada que él viera que ya no supiera y no tenía nada que temer. Dejó un beso en la palma de mi mano como un caballero aunque su intención era bien distinta, su tacto gélido contrastaba con mi piel más cálida mientras su pulgar se paseaba por mi muñeca en lentas caricias anticipándome lo que iba a pasar. Fue entonces que me dijo el motivo por el cual me había hecho ir a París y no pude evitar enarcar una ceja por ello, ¿un vampiro? Algo personal por lo que me acababa de decir, algo que ese vampiro le había arrebatado.



-¿Quieres que busque y de caza a un vampiro? –Pregunté mirándolo antes de dar otro trago al vaso que sujetaba en la otra mano, decía que se había metido en algo que no debía y que yo debía de darle caza antes de que perturbara la paz en la ciudad francesa y pudiera ser un peligro para aquellos que confían en el vampiro que tenía en frente- ¿qué pasa Kenner, no tienes a nadie cualificado en la ciudad que se pueda encargar? –Pregunté con cierta ironía pero es que yo era así, me gustaba jugar con fuego y quemarme muchas veces... es más, jugaba con el fuego con un inmortal que era todo hielo siendo una extraña combinación. No me respondió de inmediato sino que más bien llevó su boca a mi muñeca como ya estaba esperando que hiciera, sus colmillos se hundieron en mi piel y jadeé por ello cerrando los ojos y abriendo ligeramente mis labios. El vampiro tomó un poco de mi sangre no siendo demasiado y limpió mi herida siendo impoluto no dejando que una gota bajara por mi muñeca y pudiera caer al suelo, lo único “malo” que tenían los mordiscos de vampiro es que para los humanos era como un chute de adrenalina junto con un poco de afrodisíaco, eso era lo que les hacía poder disfrutar de su presa mientras estas no pensaban qué les estaba ocurriendo. Abrí mis ojos de nuevo cuando soltó mi muñeca, hizo un gesto con la otra y a su lado apareció la figura de un hombre que supuse sería aquel a quien debía de dar caza. Volví a dar otro trago al vaso sintiendo que tenía la boca seca y me acerqué a la figura que Kenner había creado para examinarla con detenimiento. Era un hombre alto y corpulento, su piel pálida como todos los vampiros contrastaba con el tono de sus ojos que eran algo más claros igual que su pelo rubio, por las facciones de su rostro podría decir que seguramente fuera un vampiro procedente del este de Europa. Sus facciones marcadas denotaban que podría ser peligroso y que sabría más que de sobra luchar por lo que tendría que llevar cuidado, pero no había misión o encargo que me frenara o echara hacia atrás así que tras analizar la imagen que el vampiro me ofrecía volví a dar otro trago al vaso para fijar mi vista en el vampiro- bien, esto me ayudará para saber quién es el objetivo –dije haciéndole saber que eso me había servido de ayuda, di un par de pasos quedando frente al vampiro y lo miré de forma fija durante un par de segundos- voy a necesitar más información que solo su imagen para saber a qué me enfrento, ¿quién ese ese vampiro? –Y no lo preguntaba porque tuviera miedo, sino más bien, porque siempre me gustaba conocer mis objetivos y tenerlos estudiados... era una forma en la que no podrían sorprenderme si no sabía nada. Terminé por acortar la distancia y ni corta ni perezosa acabé sentándome sobre una de sus piernas tomándome unas libertades para con el vampiro que no muchos se tomaban- ¿qué te ha hecho ese vampiro para que me hayas llamado y me lo pidas personalmente? –Porque de normalidad todo se tramitaba a través de la Orden, todas y cada una de las peticiones o de los encargos eran controlados como medida de protección- ¿cuál va a ser mi recompensa? –Pregunté sonriendo de lado- ¿qué gano yo con esto, Kenner?


The fire that melts:

Shooting star:

She shine like a diamond:
avatar
Rashida
Cazador Clase Alta
Cazador Clase Alta

Mensajes : 49
Puntos : 53
Reputación : 15
Fecha de inscripción : 04/03/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Like Fire And Ice ~ Privado

Mensaje por Kenner Clapton el Dom Abr 15, 2018 11:38 am

El vampiro estaba recostado de forma tranquila mirándola y escuchando lo que la joven mencionaba al igual que degustaba la sangre de la mortal, que no demoro en tomarse la osadía de lo que solamente ella como favorita de su mentor podía hacer en cuanto estuvo en su rodilla Ken comenzó acariciar su pierna suavemente y muslo hacia el interior de su intimidad sobre las prendas de forma tranquila.

-Quieres saber mucho mi querida flor negra estas deseosa de mucha informacion.

Menciono tomándola con su mano libre del mentón y besando sus labios con cierta ganas como si buscara robar el aliento de la cazadora en cada beso, mientras lo hacia le entrego la informacion que faltaba, en forma de recuerdos que eran insertados en la mente de ella en ese momento, aunque el vampiro invadió en parte la intimidad de la joven ya que rozo su sexualidad con dos dedos sobre las prendas de forma constante mientras duraba aquel beso y luego se separo un poco recostándose en el asiento aun teniéndola sobre el y sonrió levemente.

La informacion a la que la joven tuvo acceso es que el objetivo en concreto es encargado de una empresa costera que trae "cosas" exóticas de la india y esta ocultando cierto contenido de interés al vampiro, que desea que pague por su atrevimiento, aparte que ciertas cosas que tiene como objetos de venta son falsificados y muchas personas se están dando cuenta del engaño y eso ensuciaría la reputación de Kenner.



Spoiler:
avatar
Kenner Clapton
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 371
Puntos : 352
Reputación : 31
Fecha de inscripción : 09/03/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Like Fire And Ice ~ Privado

Mensaje por Rashida el Dom Abr 29, 2018 12:09 pm

Sabía que a muchas personas que trabajaban en la Orden le tenían miedo a Kenner, sabía que su presencia imponía y no era para menos ya que era un inmortal con muchos años, milenios incluso, en sus espaldas como para que no le tuvieran miedo alguno cuando él se paseaba por los pasillos del lugar donde tenía como base la Orden. Siempre había visto cómo los demás lo trataban con respeto e incluso a veces rehuían su mirada para no encontrarla con la del vampiro, sin embargo yo a con el paso del tiempo no había mostrado la misma intimidación y el mismo miedo que los demás le procesaban. Sí lo respetaba mucho porque había sido él mi mentor, mi maestro, el que me había enseñado a matar y a convertirme en una asesina y mucho había sido el tiempo que había pasado con él convirtiéndome en la mujer que era ese día, en la luchadora, la mujer fuerte y fría que realizaba los trabajos de forma impecable sin remordimiento alguno. Una mujer que me había apodado como “flor de hielo” por mi carácter y me temperamento, uno que solamente él me decía porque era al único que le dejaba que me llamara de esa forma en vez de por mi nombre, cualquier otro que se atreviera siquiera a nombrarme de esa forma acabaría con una daga atravesándola la cabeza, o cortándole la garganta por la osadía de llamarme de esa manera. Sabía que Kenner algo tenía preparado para mí y por eso había pedido que fuera hasta París para cumplir una misión, por eso mismo necesitaba información y como siempre sabía que el vampiro tenía su propia residencia en la ciudad francesa vi que el mejor reencuentro después de algún tiempo sería a solas donde pudiéramos hablar tranquilamente y lejos de las miradas indiscretas. No me era extraño oír algún que otro comentario o rumor sobre que era la amante del vampiro, nuestro trato y la forma en la que nos comportábamos distaba mucho de las formas y las maneras con las que él trataba al resto... quizás por eso yo me había tomado también con todo el descaro del mundo ciertas libertades que él solo me concedía a mí por ser quien era, no me importaba que dijeran que era su amante porque ¿qué más daba? Con mi vida y con mi cuerpo hacía lo que me daba la gana y aunque sí era cierto que, alguna que otra vez, Kenner y yo habíamos tenido un encuentro sexual estos no es que fueran muy sucedidos en el tiempo sino que más bien sucedían cuando tenían que suceder, no siempre y solo cuando nos apetecía. Quizás esa noche, después de no vernos durante un tiempo, la noche terminara de forma placentera para ambos... pero eso era algo que ninguno sabíamos y que simplemente sucedía sin planearlo. Mi intención al ir a la mansión había sido informarme sobre los planes que tenía para mí y su petición de ir a la ciudad francesa, lo que pasara después de eso ninguno lo sabía.

Como de costumbre le entregué mi mano para que pudiera beber de mi sangre y saber qué había hecho, algo a lo que estaba acostumbrada y que hizo que soltara un jade por el placer que un mordisco vampírico producía en un humano. Pero yo necesitaba información sobre mi objetivo, más información que una simple imagen de quién era físicamente, me gustaba tener información sobre las personas que debía de matar para no dejar nunca ningún cabo suelto, me gustaba tenerlo todo bajo control así que quería más información por parte del vampiro y eso fue lo que en mi descaro hizo que me acercara hacia donde él estaba sentado, sentándome sobre sus piernas, pidiéndole que me diera más información sintiendo sus dedos deslizándose por mi pierna en una lenta caricia mientras él me contemplaba. Sabía que en cierta medida le hacía gracia y le divertía mi descaro, la desfachatez que muchas veces mostraba en su presencia y que a muy poca gente, puede que ninguna, le dejaba hacer porque él era el dueño de todo y el que mandaba, el que ponía las normas y los límites y yo me los saltaba como me daba la gana. Le respetaba pero lejos de lo que los demás hacían no le tenía miedo, eso lo había perdido hacía mucho tiempo y conforme entrenaba más con él, aprendiendo y avanzando hasta convertirme en la asesina que era. Sonreí de lado cuando me dijo que quería saber mucho más, mordí mi labio inferior observándolo cuando me llamó “rosa negra”, siempre ponía adjetivos de ese tipo cuando hablaba conmigo y aunque no es que me hicieran demasiada gracia dejaba que él, solamente él, me los dijera. Reí levemente cuando terminó sus palabras mientras lo contemplaba y mi mano recorría su pecho de forma lenta sentada sobre sus piernas en aquel trono que el vampiro tenía.



-Sabes que me gusta ir informada a las misiones y que no me gusta dejar ningún cabo suelto, como tú eres el que más puede darme información sobre el objetivo por eso te lo pregunto –sus dedos tomaron mi mentón acercando mi rostro al suyo, sus labios presionaron los míos y luego me tomaron en un beso donde pude sentir el contraste de mis labios más cálidos con los suyos más gélidos. Mi lengua se abrió paso entre sus labios buscando la suya para fundirnos en una batalla mientras dejaba que me besaba, al tiempo que lo hacía de una forma un tanto ruda sentí sus dedos ascendiendo por la cara interna de mi muslo hasta llegar a mi sexo, jadeé en el beso y moví mi cadera en un gesto para que no parara mientras me acariciaba sobre la tela. Me había pasado información sobre aquel hombre que debía de matar, uno que tenía una pinta peligrosa y del que tendría que tener cuidado cuando fuera a por él, supe el motivo por el cual Kenner lo quería muerto, su empresa, el engaño sobre el vampiro, las pérdidas que podría sufrir al traer materiales falsos que perjudicaba su negocio y la lección que quería que el vampiro aprendiera de mí mano. Terminó el beso y lamí mi labio repasando en mi cabeza la información que me había dado en lo que él se recostaba sobre el asiento y me miraba con una sonrisa en sus labios- bien, creo que con esta información tengo para empezar –aseguré mordiendo mi labio inferior observándolo- debe de ser algo importante para que me hagas venir de Egipto a encargarme personalmente de este asunto –concluí repasando el pecho del vampiro sobre la ropa- pero aún no me has dicho qué gano yo con todo esto Kenner, ¿cuál será mi recompensa por hacer este trabajo? Si pudiera pedir, ya sabes lo que me gustaría –aclaré mirándolo, había probado un par de veces la sangre de vampiro y quería volver a sentir algo así de nuevo, ese subidón, esa adrenalina que te proporcionaba la sangre del vampiro. Ladeé mi rostro sentándome mejor sobre el vampiro en aquel trono que él tenía en aquella habitación- y ahora que ya sé el motivo por el que más hecho venir, ¿tienes algo más para mí, Kenner? –Pregunté inclinándome ligeramente hacia el vampiro repasando su mandíbula con mi dedo- quizás podamos divertirnos por esta noche, ¿qué te parece? Hace mucho tiempo que no nos vemos, ¿te apetece rememorar viejos tiempos? –Pregunté con una sonrisa ladina en mis labios, un tono más bajo y sugerente en mi tono de voz.


The fire that melts:

Shooting star:

She shine like a diamond:
avatar
Rashida
Cazador Clase Alta
Cazador Clase Alta

Mensajes : 49
Puntos : 53
Reputación : 15
Fecha de inscripción : 04/03/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Like Fire And Ice ~ Privado

Mensaje por Kenner Clapton el Dom Jun 03, 2018 9:22 am

La mira sonriendo levemente y dejando ver sus colmillos mientras su mano derecha sigue acariciando el muslo de la mortal, una mortal tan peligrosa como sexy que el mismo se había hecho cargo de forjar desde hacia ya muchos años estaba orgullo por que no de la hermosa mujer que tenia entre sus piernas en ese momento y esta pregunto sobre el hecho de por que ella, no alguien mas que tuviera mas cerca, este llevo su otra mano a acariciar su mejilla suavemente y sonrió levemente.

-Realmente no es importante, pero tengo otros asuntos aun que tratara en parís y hacia mucho tiempo que no tenia tus labios y encanto cerca mio, por eso preparado tu traslado para parís, para tenerte cerca de mi....


El vampiro no diría que sentía su falta o algo por el estilo, pero era una forma de reconocer que tenia mas que interés en ella que en si la misión que se le fue entregada en ese momento. Este bajo sus manos a acariciar sus piernas suavemente ambas de forma que ella sintiera de vez en cuando las garras del inmortal por rasgar su piel.

-Te daré el gusto de volver a probar mi sangre milenaria por que eres mi dulce y encantadora cazadora.

Dijo aquello con una leve sonrisa mientras la miraba a los ojos y luego besaba sus labios con cierta intensidad, correspondiendo a lo que le mencionaría luego de recorar viejos tiempos en el que habían compartido lecho de cama juntos, ese era uno de los motivos por el cual había sido llamada el tenia ganas de tenerla cerca nuevamente.

-Me parece bien aunque puedes ir poniéndote cómoda por que quedaras mucho tiempo en este castillo todas tus tareas serán asignadas en la zonas de Francia y alderaños mi querida rashida.


Sus labios buscaron los de ella para que luego sus manos invadieran una de ellas la intimidad de la joven volviendo a acariciar su sexo de forma suave disfrutando de su roce y la otra recorrer sus senos buscando dejar mas pronunciado su escote ya que ahí seria donde el vampiro tenia interés luego en meter su rostro buscando lamer su piel disfrutar del cuerpo de la joven y comenzar a lentamente desnudarla, el había visto como forjaba ese cuerpo y lo forjo junto a ella, por ese motivo le encantaba verle y podía reconocer cada cicatriz y marca de combate que la joven había tenido como si fueran suyas propias.



Spoiler:
avatar
Kenner Clapton
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 371
Puntos : 352
Reputación : 31
Fecha de inscripción : 09/03/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Like Fire And Ice ~ Privado

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.