Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA AREZZO

MODERADORA

ENVIAR MP
NICOLÁS D'LENFENT

MODERADOR

ENVIAR MP
KALA BHANSALI

MODERADORA

ENVIAR MP
LADISLAV PEKKUS

MODERADOR

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA


Espacios libres: 07/45
Afiliaciones élite: abiertas
Última limpieza: 07/06


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com


Últimos temas


Bad To The Bone ~ Privado

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ir abajo

Bad To The Bone ~ Privado

Mensaje por Rashida el Dom Mar 18, 2018 10:50 am

Recuerdo del primer mensaje :

Había llegado hacía un par de días a la ciudad de París aunque no era la primera vez que pisaba la capital francesa, había acudido en otras ocasiones a lo largo de mi vida cuando el entrenamiento había sido más intenso en la organización. Aunque yo normalmente residía en Egipto, lugar donde había otra de las bases que tenía la Organización alrededor del mundo, había viajado y visitado esas mismas bases alguna que otra vez por motivos de misiones principalmente aunque luego siempre volvía a Egipto porque las “raíces” siempre tiraban y yo me encontraba más cómoda allí. En esa ocasión había ido a París para cumplir con un encargo personal que me había pedido hacer Kenner, no era demasiado raro que me pidiera misiones y que me las encargara a mí dado que él había sido quien me había entrenado durante un tiempo, enseñándome parte de lo que sabía como mi maestro y mentor. Fue duro e implacable y eso formó el carácter frío y duro que ostentaba la mayor parte del tiempo, además de que el resto se encargaron de anular todo tipo de sentimientos que pudieran hacerme débil en algún momento durante una misión, anularon mis debilidades como por ejemplo la compasión, los escrúpulos e incluso también la empatía. Era la máquina perfecta de matar, silenciosa y ágil me camuflaba entre las sombras y mis aceros eran rápidos provocando una muerte “dulce” cuando así me apetecía que fuera, si se trataba de interrogar... bueno, podía decir que no era ni dulce ni rápido. No solo tenía el objetivo por el cual había sido llamada y solicitada mi presencia en París, sino que además tenía otros menesteres entre manos que corrían de mi cuenta y que no tenían tanta importancia como la misión principal, pero debía también de atenderlo porque eran misiones impuestas por la Organización. En otro momento incluso me habría negado a participar en dichas misiones puesto que ya tenía la mía, pero en esos momentos incluso hasta me convenía para ganar algo de dinero... no por nada era una mercenaria. Todo mercenario que se prestaba lo hacía casi todo por propios intereses, no nos importaba si era conseguir un objeto antiguo, una reliquia o causar la muerte puesto que también nos pagaban por matar. Pero mientras recopilaba información sobre la que más importaba podría pasar el rato haciendo otros “recados” que sin duda alguna me harían volver con mucho más dinero a Egipto, no es que no tuviera suficiente pero en París se pagaba más que allí por cada misión y cada encargo.

Había recibido alguna que otra información que quería constatar y constatar antes de ponerme en marcha, mientras tanto me encontraba en encontraba en la habitación que ocupaba donde tenía su sede la Organización, una bastante amplia donde pasaría allí el tiempo que estuviera en París y donde ya tenía todas las armas que había pedido guardadas en el armario. Como mercenarios que éramos no nos era tan complicado adquirir las armas porque nos movíamos mucho por el mercado negro, por lo que teníamos de todo tipo y de todos los lugares. Si sabías buscar en el lugar indicado podías encontrar de todo y si sabías como extorsionar sacarlo por un precio bastante módico y que no fuera desorbitado. Las armas, y las extranjeras sobre todo, eran las más caras porque costaban más de conseguir pero para gente como nosotros nos era mucho más fácil porque nos conocían en los bajos fondos de la ciudad. La Organización tenía, aunque no lo dijeran, influencias e incluso llegaba hasta altos cargos que en la sombra nos financiaban y apoyaban siempre porque les convenía que o bien matáramos a alguien o consiguiéramos algún objeto para dicha persona. Miré la habitación y mis ojos se pasearon por las tres Katanas que tenía colgadas en la pared, de diferentes colores, y mi dedo repasó la de una en concreto de funda negra con grabados en dorado, tenía el símbolo de un dragón y se sabía que había pertenecido a un importante samurái hacía muchos siglos, de todas las que tenía era la que más me gustaba sin duda alguna. Tras repasarla con mis dedos me acerqué al armario y lo abrí para coger un par de dagas que tenía guardadas, me gustaba comprobar su estado y limpiarlas incluso cuando iba a entrenar, estaba acostumbrada a hacerlo todos los días y aunque fuera de noche, tras pasar el día fuera buscando información, necesitaba descargar esa adrenalina que sentía mientras entrenaba. Sentada en el borde de la cama las limpié comprobando que estuvieran bien antes de bajar bajo, a una especie de sótano bastante grande y amplio donde estaba todo lo que se necesitaba para entrenar. Estaba hecho así porque algunos de los miembros eran vampiros, para que pudieran hacerlo sin temer por la luz del sol. No era la única que al parecer había decidido entrenar por esa noche ya que había un par de personas más, con una mirada sin decir mucho más me adentré hasta llegar casi al fondo para comenzar a entrenar, quizás luego pidiera un combate cuerpo a cuerpo para darle más emoción al asunto y que no todo fuera lanzar dagas y darle a un tocón de madera clavado en la pared, o a un saco para descargar los golpes. Las miradas no tardaron en desviarse en mi dirección mientras entrenaba, podía escuchar que hablaban entre ellos y llegué a escuchar que decían que “era la nueva”, algo que me hizo sonreír de lado divertida por ello. ¿Nueva? Llevaba toda mi vida en esa organización y seguramente más tiempo del que ellos pudieran siquiera llevar allí.



-Si tan nueva creéis que soy, ¿por qué no os acercáis y comprobamos a quién se le da mejor todo esto? –Dije tras lanzar una de las dagas que se clavó de forma contundente en el centro de la diana- a no ser, claro, que le tengáis miedo a la nueva –dije con total ironía haciendo en parte burla a sus palabras con una sonrisa ladina en mis labios, antes de lanzar la siguiente daga que impactó entre los pies de ambos hombres como reto por la puerta entró una mujer bastante joven, de piel pálida que me hizo saber enseguida que era una vampira. Por la descripción que me había dado Kenner sobre mi nueva “compañera”, algo que no me hacía especial gracia porque yo siempre trabajaba sola, podría jugar que era ella. Tampoco es que se le viera demasiado contenta con la decisión, y en cierto sentido yo tampoco lo estaba porque una compañera solo me retrasaría y solo podría trabajar la mitad del tiempo... para mí, en todos los sentidos, era como un lastre. Ni siquiera dije nada hacia ella, solo una simple mirada para luego centrarme en los dos hombres que se pensaban si aceptar el desafío o no.


The fire that melts:

Shooting star:

She shine like a diamond:
avatar
Rashida
Cazador Clase Alta
Cazador Clase Alta

Mensajes : 50
Puntos : 55
Reputación : 16
Fecha de inscripción : 04/03/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo


Re: Bad To The Bone ~ Privado

Mensaje por Arikel Voerman el Sáb Jun 09, 2018 6:48 am

La pelea contra los esqueletos era facil, incluso Arikel la encontraba divertida, se movía de un lado a otro decapitando a los esqueletos o simplemente desmontandolos a golpes, con ferocidad, más estos parecían que cada X se podían regenerar, lo cual eso le molestaba por que era estar perdiendo el tiempo a la vez que se daba de cabeza contra un muro, y eso a la vampiresa sencillamente le reventaba, daba de vez en cuando rugidos sobrenaturales buscando quizás que entendieran que ella era una no-muerta suprema en comparación con ellos, o quizá que hasta la rindieran una especie de pleitesía, naturalmente, estó no ocurrió y la vampiresa siguió peleando junto con Rashida para deshacerse de los esqueletos imperecederos.
La cazadora al igual que la vampiresa se percataron que esto no parecía terminar nunca lo cual frustraba mucho a la albina, que llevaba bastante mal el quedarse atascada en algo, a lo que emitia gruñidos de frustración y disgusto por esto, mientras sacudía la cabeza con los esqueletos, más la cazadora fue la primera en expresar que estaban en un bucle sin sentido, por que daba igual lo que ocurrieran, como piezas magicas de un puzzle se volvían a montar y volvían a alzarse para luchar nuevamente.


-Como sigamos asi acabaré enfrascada en una lucha eterna con los esqueletos hasta que suenen las trompetas del juicio final. ¡Mierda!.- Gruñó Arikal con frustración. Pues tanto la cazadora morena como ella habían entrado en ese sin sentido de pelea con los esqueletos, más no le faltaba razón a la cazadora, sin duda ahí había algo que se les escapaba y no sabía por donde empezar a mirar, más la idea que la propuso Rashida le pareció buena, una barrida, aunque eran muchos eran debiles, mucho tambien, pero a la larga su compañera era mortal y podría empezar a cansarse, y ella a tener sed, eso era un problema y más cuando Kenner la había mandado jugar limpio y no comerse a su cazadora, maldtio vampiro. Sacudió la cabeza dejando las quejas para otro momento y a la señal de la cazadora arremetió para barrer y librar el paso para seguir avanzando, despedazando bastantes esqueletos en ese proceso.


Avanzaron ambas corrieron para saltar el muro y seguir avanzando hacia dentro, quizá esos esqueletos eran estupido o esa era la sensación que le venía dando a la albina que corría mirando hacia atras, buscando captar algo que se le escapase o que le diese alguna pista para el entuerto, tenía que haberlo. Se frenó cuando la cazadora la avisó y Arikel volvió junto a ella. -¿Que pasa ahora?- Preguntó buscando ver otro enemigo, pero sin embargó reparó en el brillo que emitia el pendulo de la egipcia, Arikel entrecerró los ojos con curiosidad observando esto, eso significaba algo sin duda.
Sin duda ese pendulo parecía ser como una especie de brujula, ambas se movian por las calles de la subterranea ciudad observando como el brillo iba y venia para saber si andaban cerca de algo, y desde luego el resultando no decepciono, al aviso de la morena, la albina alzó la cabeza abriendo los ojos con sorpresa observando el baculo.


-Vaya, esto parece sacado de las leyendas de mi tierra.- Comentó mientras sintió cierta euforia, que la hizo dar unos cuantos saltos de entusiasmo mientras observaba a la criatura con el baculo. -Bien cazadora, si hay que matarlo, será un placer, acabemos con él de una jodida vez, tanto esqueleto me incomoda.- Gruñó Arikel para dar un rugido y apartando de un espadazo unos esqueletos que le molestaban saltó sobre el dueño del baculo, pero no iba a ser tan facil, este se movió y pareció que con el baculo repelió el ataque de la vampiresa que sintió un torrente de energia que la echó para atras aterrizando de nuevo junto a Rashida. -Vale, hay que usar la cabeza...¿cada una por un lado?- Preguntó dispuesta a volverlo a intentar, rugió mostrando los colmillos.




♫♪ En el ataud de una canción ♫♪:


♥️ Familia disfuncional ♥️:
avatar
Arikel Voerman
Vampiro Clase Media
Vampiro Clase Media

Mensajes : 163
Puntos : 174
Reputación : 27
Fecha de inscripción : 15/11/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bad To The Bone ~ Privado

Mensaje por Rashida el Vie Jun 22, 2018 5:46 am

Yo también empezaba a cansarme de la situación actual que teníamos y del hecho de que parecía que nos habíamos quedado en un bucle con los esqueletos porque por mucho que los matáramos siempre volvían a aparecer regenerándose cada cierto tiempo, con lo cual eso retaba muchísimo nuestras opciones de poder salir vivas de aquel lugar o al menos mis posibilidades, porque mi aguante era menor que el de la vampira que no se cansaba tanto como lo hacía yo, sus energías duraban más y sobre todo no tenía que alimentarse tanto como lo tendría que hacer yo aunque el problema de la sangre sí parecía ser algo grave para ella allí abajo, al menos no tenía que preocuparse del sol porque donde estábamos era imposible que este llegara en algún momento. Cada vez me convencía más de que debíamos de estar en una realidad alterna y que tendríamos que haber cruzado un portal hacia otro lugar porque era imposible que eso estuviera bajo las catacumbas de la ciudad francesa, por el tamaño que este tenían era imposible y más con la profundidad que parecía tener... así que apostaba por el hecho de que seguramente fuera algo que nos hubiera llevado hasta allí, quizás algún portal que cruzáramos al atravesar la puerta para encontrar el siguiente fragmento y nos hubiera conducido hasta ese lugar. Esa opción francamente era la que más me cuadraba porque entonces no comprendía como el hombre que parecía haber llegado poco antes de nosotras había podido atravesar la primera fase, tendría que llegar desde otro lugar... o al menos era lo que quería pensar ya que era la opción más factible. Sin embargo teníamos que hacer algo con respecto a los esqueletos que cada vez se iban regenerando volviendo a aparecer de nuevo con lo cual no ganábamos nunca y nos sumíamos en un mismo bucle, así no íbamos a poder salir de allí y parecía que eso a la vampira tampoco es que le gustara en exceso. Mi idea de alejarnos de allí para encontrar una solución porque era evidente que allí pasaba algo ya que no era normal pareció que la vampira estaba de acuerdo con ella, así que con una barrida al mismo tiempo en el que tiramos los esqueletos hacia atrás ganando espacio corrimos ambas hacia el muro que teníamos detrás y lo saltamos para poner distancias... solo que no estaba convencida de que esos esqueletos hicieran lo necesario para seguirnos ya que sería su misión lo más seguro. Mientras tanto debíamos de encontrar la forma de parar aquello y continuar camino para salir de allí ya que la idea de morir en aquel lugar por unos esqueletos no es que me hiciera especial ilusión. Para ello comenzamos a recorrer el lugar para averiguar qué pasaba allí abajo y cómo parar todo aquello, por suerte para ambas mi péndulo que colgaba de mi cuello comenzó a iluminarse mientras pasábamos por una de las calles lo que me decía que había magia cerca y que quizás fuera la fuente de por qué los esqueletos se levantaban una y otra vez.

Guiadas por el péndulo que se iluminaba más o menos según por donde pasáramos recorrimos las calles abandonadas y en ruinas de la ciudad en la que estábamos, los esqueletos parecía que nos estaban buscando también porque podíamos oír los crujidos de los huesos cuando corrían pasando entre las calles para acercarse a nosotras y terminar con lo que habían empezado, con lo que era su cometido. Mientras el péndulo nos guiaba como si fuera una brújula por las calles de la ciudad iluminadas por las farolas donde una llama azulada daba un aspecto algo más tétrico de lo normal parecimos encontrar el lugar exacto de dónde provenía toda la fuente de la magia para encontrarnos lo que parecía un brujo, o una especie de este pero algo bastante diferente y extraño que nada tenía que ver con la forma de un humano. En su mano portaba un báculo de donde parecía que salían esferas negras que lo rodeaban como si fuera un escudo protector, o quizás es que era parte del hechizo que hacía que los esqueletos volvieran a salir una y otra vez. Y como para variar tenía a la vampira que parecía emocionada porque ella encontraba cierta similitud de aquel ser con leyendas y mitos de su cultura vikinga como si eso la hiciera sentir en casa. Enarqué una ceja mirándola porque yo no pensaba que fuera tan fácil matar al enemigo y que sería algo más complicado de lo normal, cuando habían muchos es que eran más débiles y por ello necesitaban el ataque conjunto, cuando se era uno solo entonces ahí teníamos el primer problema de la noche porque sería fuerte y no sería tan fácil como aparentaba en un principio. La vampira no haciendo gala de una paciencia que ya debería de tener por ser una milenaria, se lanzó apartando unos esqueletos que parecía estaban como barrera antes de llegar al nigromante corriendo hacia este, vi como saltó hacia el nigromante con su espada para atacarlo sin embargo este a una velocidad rápida también para lo que aparentaba se movió esquivando el golpe, con su báculo cuando impactó parando el golpe de la vampira hasta yo pude sentir el estallido de energía que la mandó volando de vuelta hacia donde yo estaba, mientras la miraba con una sonrisa ladeada en lo que ella no parecía muy contenta y mostraba sus colmillos dispuesta a matar al nigromante, lo cierto es que yo también quería matarlo pero todo había que hacerlo con cabeza. Primero estudiar al enemigo y luego ver sus movimientos y sus pasos para saber por dónde atacaría.



-Coincido contigo en hacer un ataque conjunto, aunque me parece que no va a ser tan fácil como nos pensamos colmillitos –murmuré sacando las dagas que tenía y, sobre todo, empuñando en mi mano derecha esa daga imbuida en magia arcana que intuía que nos sería de utilidad también en ese combate- parece que sea lento pero ya hemos visto que lento no es que sea precisamente, y me preocupa especialmente los poderes que pueda tener ese báculo además de que los esqueletos vuelvan a aparecer... desde aquí he notado el estallido de energía y me temo que guarda más trucos bajo su manga. Pero sí, hagamos un ataque conjunto aunque sería mejor llevarlo a una zona donde no nos molesten estos esqueletos que tiene como protección –miré el lugar viendo que en una de las paredes de los muros había un hueco lo suficientemente grande para que los esqueletos cupieran perfectamente- intentemos llevar los esqueletos hacia allí y empujarlos, parece que detrás no hay nada así que quizás esos ya no vuelvan. Luego nos encargaremos del nigromante aprovechando que está solo para acabar con él –sin embargo pensaba que no nos dejaría acabar con los esqueletos y que nos atacaría por lo que había que estar atentas- ¿lista? ¡Vamos! –Dije para salir las dos y empezar a atacar con rapidez a los esqueletos haciendo que retrocedieran hasta el hueco que habíamos dicho y que conforme nos acercábamos parecía que efectivamente no había nada salvo el vacío por lo que ya no volverían. En esas estábamos cuando me aparté por el golpe de uno de los esqueletos que intentaba atacarme por el costado, me agaché rodando por el suelo al tiempo para ver como una de las bolas negras se acercaba en mi dirección pudiendo esquivar a tiempo pero que impactó en uno de los esqueletos que venía en mi dirección haciendo que desapareciera, se convirtiera en polvo en apenas unos segundos y sus restos quedaran en el suelo- Colmillitos, lleva cuidado con esas esferas negras que lanza –le advertí en lo que terminábamos de tirar a los esqueletos limpiando la zona y dándome cuenta de que el pequeño montoncito de polvo seguía ahí todavía como recordatorio. Ahora estábamos en un duelo algo más equilibrado sin tanto esqueleto de por medio para poder atacarlo- ¿alguna idea? –Pregunté en lo que ambas rodeábamos por diferentes lados al nigromante que no parecía demasiado contento con que hubiéramos eliminado los esqueletos y creó más bolas negras que quedaron por encima de su cuerpo creando un semicírculo encima de él, brillaban y parecía incluso que las esferas negras giraban sobre sí mismas- mucho cuidado con eso, si nos toca una podemos darnos por muertas.


The fire that melts:

Shooting star:

She shine like a diamond:
avatar
Rashida
Cazador Clase Alta
Cazador Clase Alta

Mensajes : 50
Puntos : 55
Reputación : 16
Fecha de inscripción : 04/03/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bad To The Bone ~ Privado

Mensaje por Arikel Voerman el Sáb Jul 07, 2018 2:42 pm

El sitio sin duda era una espectacular caja de sorpresas, sin duda la vampiresa no se esperaba que bajo la ciudad Parisina hubiera otra ciudad oculta, y sin duda esto era todo oscuridad, todo una voragine de esqueletos y muerte, no es que eso a ella le hiciera una especial molestia, ni siquiera le afectaba para elevar ni siquiera un misero escalofrio, no, aunque nunca haya visto esqueletos andar no podía sorprenderla, ella murió y esta viva, anda, habla, se mueve, era demasiado estupido pensar en supremacia, si ella existia estaba claro que su naturaleza estaba compartida con otras miles de criaturas de la noche, no solo hombres lobo, cambiantes y hechiceros, claro que no, tenía que haber más, mucho más y esto era la prueba clara de ello, no había duda, y ahora los estaba haciendo frente junto a una cazadora, sin duda alguna la vampiresa cada vez se salía más de lo que jamas pensó.
Pero estar frente a esos esqueletos, ahora era el momento de mover ficha de otra manera, esos esqueletos no hacían más que levantarse, daba igual cuantas veces les hiciera frente, y lo habiles que fueran las vampiresa y la cazadora, que se los quitaban de encima, pero eso era como un circulo vicioso que sin fin, no hacía más que levantarlos ese maldito baculo.


Miró a Rashida mientras la escuchaba, si es posible que ese baculo no solo levantara esa caterba de esqueletos, seguramente había algo más, eso estaba claro. -No pondran toda esta protección para ser derrotada tan facilmente, sospecho que esto habría sido más facil con un hechicero, al menos no habría que acercarse tan directamente, yo me espero cualuier cosa.- Aseguró la albina mientras entrecerraba los rojizos ojos que ahora tenía encendidos por su condición de vampiresa activada por decirlo de alguna forma, más se compenetro de escelente forma para buscar avanzar, sobre todo con la idea que manifestó la morena, lanzarlos por un acantilado los mataría al tocar fondo, pero cuando revivan tendrían que volver a trepar y con suerte, eso les llevaría bastante tiempo en realidad.


Encima había que andarse con ojo con los orbes, la vampiresa se mostraba algo extresada por todo esto, miraba a Rashida, cuando esta preguntó por el siguiente paso a tener en cuenta, posiblemente como dijo la cazadora tocarlas podría suponer las muerte, mientras esta retrocedía bufando, entonces frunció el ceño. -Esta claro que acercarse nosotras a esa cosa no es una opción y si...- chasquea la lengua, y mira el baculo. - ¿Tienes un revolver o una bayesta? la solución puede ser derribarlo asi, sin acercarnos, quizá asi no despertemos a ningun monstruo come seres como nosotras.- Gruñe la albina mientras observa el baculo, y busca algun arma que se le haya podido caer a los esqueletos.




♫♪ En el ataud de una canción ♫♪:


♥️ Familia disfuncional ♥️:
avatar
Arikel Voerman
Vampiro Clase Media
Vampiro Clase Media

Mensajes : 163
Puntos : 174
Reputación : 27
Fecha de inscripción : 15/11/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bad To The Bone ~ Privado

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.