Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA AREZZO

MODERADORA

ENVIAR MP
NICOLÁS D'LENFENT

MODERADOR

ENVIAR MP
KALA BHANSALI

MODERADORA

ENVIAR MP
LADISLAV PEKKUS

MODERADOR

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA


Espacios libres: 07/45
Afiliaciones élite: abiertas
Última limpieza: 07/06


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com




When The Sun Goes Down | Privado

Ir abajo

When The Sun Goes Down | Privado

Mensaje por François el Mar Mar 27, 2018 4:53 pm

Suspiró de mala gana recostado en el camastro maltrecho. La luz taciturna se colaba por las rendijas de una ventila, la noche se aproximaba y con ella nuevamente esas memorias hirientes que solo podía acallar cuando centraba su atención en complacer a sus amantes. Su cliente en turno arrojó con desgano el dinero sobre la pequeña mesa de noche que se hallaba a su lado para después tomar sus pertenencias y abandonar la habitación azotando la puerta de golpe. François suspiró y permaneció en silencio un par de minutos tratando de soportar esa angustia. No obstante la lucha se volvía insoportable cada vez más. Llevó su diestra a su mejilla, la cual aún ardía debido al golpe propinado por aquel sujeto. Estaba habituado ya a ese tipo de tratos. Sujetos descarados y explosivos que mantenían la cordura por unos minutos para después descargar su ira en contra de las y los jóvenes que ahí trabajaban. Como si el mero hecho de ser tildados con el nombre de prostitutos les diera al resto de los residentes el derecho de tratarlos como escoria de la capital. Como personas despreciables que debieran ser ocultos de la belleza edificada por otras clases más privilegiadas.

Lo cierto era que no todos poseían el mismo carácter y el mismo temple para soportar dichas eventualidades, algunos por obligación, por reparación de daños o por el mero gusto de regalar su cuerpo a extraños se hallaban aun atrapados en esa misma realidad. El francés poseía una ambición ferviente que le empujaba a continuar sobre ese sendero y esa era la de poseer muchos más bienes de los que secretamente venía obteniendo después de asesinar a los hombres quienes se dejaban engañar por sus mentiras. El joven galo siempre se había interesado en la artificialidad de lo material, sus sueños eran más tangibles y de vez en cuando ostentosos. Suspiró apenas recobrando las fuerzas para vestirse nuevamente. Dentro de una pequeña caja aún conservaba un par de bocetos que de vez en cuando realizaba, incluso había extractos de poemas que nunca terminaba. Un reflejo tan solo de lo vacío que podía sentirse cuando no se hallaba tumbado en la cama junto a alguien más.

Se visitó y se dirigió a la barra del lugar y pidió un trago. No acostumbraba beber, sin embargo haría uso de cualquier herramienta para mantenerse con vida en esa jungla sombría de perdición. El líquido amargo avanzó por su garganta ahogando apenas los deseos de rendirse. Suspiró nostálgico al contemplar el cuadro que le rodeaba. ¿Valdría la pena realmente mantenerse ahí? Donde todo había iniciado. Giró su cuerpo un poco al escuchar que la puerta se abría y al colocar su vaso nuevamente sobre la barra, sonrió con agrado al topar su mirada lánguida con la de un hombre que aparentemente era la primera vez que veía. No supo explicar que era exactamente lo que aquel breve choque de miradas había producido en él. No obstante seguro era que nada bueno podría resultar, después de todo nada bueno existía en el simple hecho de hallarse hundido en ese lugar.



Let's play:

Swimming with the Crocodiles:
avatar
François
Prostituto Clase Baja
Prostituto Clase Baja

Mensajes : 142
Puntos : 142
Reputación : 62
Fecha de inscripción : 19/05/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.