Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA AREZZO

MODERADORA

ENVIAR MP
NICOLÁS D'LENFENT

MODERADOR

ENVIAR MP
KALA BHANSALI

MODERADORA

ENVIAR MP
LADISLAV PEKKUS

MODERADOR

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA


Espacios libres: 00/45
Afiliaciones élite: cerradas
Última limpieza: 16/01


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com




Războiul între familiile

Ir abajo

Războiul între familiile

Mensaje por Mihăiță el Miér Mar 28, 2018 2:16 am

A veces el mal nos engaña asumiendo la forma más simple de las cosas

Solo una noche faltaba para que la novena luna llena saliera y los lobos Hohenzollern-Sigmaringen despertaran, solo una noche en la que sería recibida la princesa. Cuan alegría predominó en aquella fiesta; el dolor, y la fiebre estaban brotando en ella, en su Suka. Era entonces su hija, desde un principio lo era y ahora, el llevarla entre sus brazos, corriendo hacia la cabaña donde permanecería con ella para completar su transformación sin ser interrumpidos. Demostraba cuan afectado resulto de esa revelación, latiendo su corazón con fuerza, alarmándose para protegerla, por lo que corre, va como si la tierra se abriera y dejara atrás la destrucción de todo, donde le dan un límite para que llegue al destino, siendo el sonido de sus pasos las únicas huellas humanas entre el canto de los pájaros que empezaban a arrullar a sus crías. Estando todo a su favor, recibía al aire  al ser acariciado por este con regocijo, se detona como el perro está contento por el acontecimiento que desde su nacimiento añoro, el solo ser de su linaje ya la misma naturaleza comenzaba a tornarse en su favor y no en su contra, estaban ligados al fin y cuando la distancia desapareció entre ellos, podía mirarla y aceptarla, más estaba consciente que no era momento aún, tenía que concluir el ciclo de cambio, y de su endurecimiento en cuanto a sus evocaciones, le faltaba crecer, y aprender mucho más, hacerse fuerte e insuperable, ser ese orgullo para él, hasta entonces no podía llamarle hija, pero era un avance, era la salida a su tortura después de todo, ella acabó con el mal que le estaban infundiendo, ella abrió las puertas de su celda para gritar su libertad. Eso que tanto quiso se le fue concedido, y la bajó de su regazo cuando estaban frente a la puerta de la cabaña, esta que se hallaba escondida por el corazón del bosque, muy difícil de ser encontrada, púes esta conlleva magia, pero existía una desventaja, sus allegados podían localizarla.

Siendo así, permitió darle libertad de observar el lugar al bajarla y hacer que por su cuenta se sostuviera, hincándose y alza el pequeño tapate donde guardada estaba la llave, tomándola para abrir la puerta e ingresar, cediendo primeramente el paso a la pequeña, y le siguió después, notándose como estaba mantenido y limpio el lugar, como si recientemente alguien lo hubiese ocupado, y así era, en la última luna el perro acudió a su nicho, siendo su aislamiento, porque hay un sótano en el que a veces se encierra para no matar.    

— Podrás observar que el lugar parece frecuentado, aquí es donde me refugio antes de que la luna llena caiga, porque los síntomas que padeces llegan antes, hacen el llamado, como amenazando de que seremos siervos de lo que dictará esta noche. Aquí estarás segura, y te mostraré lo que debes de hacer cuando esos días lleguen, no debes tomarlo a la ligera, deberías estar asustada por esta maldición ya que, lo que está a punto de suceder en unas cuentas horas, muchos tuvieron que pasar por ese episodio, más no es una elección, en tu caso es herencia, y tu sangre llama a ser bautizada, lo que presenciaste en la fiesta cuando se inclinaron ante ti y las irises se tornaron de un oro singular, solo sucede cuando comienza a nacer un nuevo licántropo, invitando a cualquier miembro de esta raza a que otorgue el último paso; que es la mordida, lo que haré cuando te envuelta con su sombra la luna.

Explico un alfa para con su omega, mientras acomoda el sofá para tomar asiento junto con ella, terminando de arreglarlo, palma el asiento para que se posara, dirigiéndose a la chimenea a colocar leña para que les mantuviera en una buena temperatura. — Sí tienes inquietudes acerca de lo que sucederá, puedes preguntarme, pero si te advirtió, dolerá más de lo que te ha estado aquejando, y no permitiré que en tu primera transformación mates a alguien, porque quizás el odio te invite a que sea yo tu primera víctima.

Estaba consciente de los hechos, que él más que nadie podía ser el único a quien ella quisiera destruir, y ya que se trata del odio irracional de un animal, todo se puede esperar, más no miente, sería un placer que esa pequeña le atacara, pero mientras piensa en esa idea, el fuego se hizo y lo contempló por un instante. — Si deseas, puedes tomar algunas prendas de ahí, para que estés más cómoda, aunque te queden grandes, al menos una playera mía te hará sentir mas fresca que ese vestido—. Sería una larga noche, por lo que aconsejo a que se cambiara, cosa que él mismo comenzó a hacer al momento de levantarse y quitarse los atuendos, despojándose del saco, la corbata y los zapatos, opto por estar descalzo,  aflojándose la camisa y observaba a Suka como se despojaba del vestido, pero se acercó a ella, ayudándole a deshacer los nudos, que al parecer apenas comprendía como fue vestida.



T r ă i a s c ă    R e g e l e
¿Qué es lo que quiere el perro? Que una dama este en su camino:

Trăiască Regele:
Lupi printesa:
AWARDS:
avatar
Mihăiță
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 92
Puntos : 136
Reputación : 63
Fecha de inscripción : 12/05/2014

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Războiul între familiile

Mensaje por Suka el Miér Abr 11, 2018 12:42 am

Para Suka todo era nuevo y la cabeza le dolía de tanto pensar. De repente, podía decirse que de un momento al otro, había pasado de ser una cautiva a ser reverenciada y aclamada como princesa. ¿Acaso era todo un mal sueño? ¿Despertaría pronto para descubrir que seguía en su celda de toda la vida?

Abrió los ojos y se descubrió en un sitio en el corazón del bosque con su padre que la depositaba en el piso luego de haberla cargado en brazos como si fuese un hombre amoroso y protector. Ingresó siguiendo al demonio -al que ahora llamaba padre- al interior de la cabaña. Observó todo con hambre, se llenó los ojos con cada rincón pues acostumbrada estaba a ver solo el interior de su celda. La vida le estaba cambiando y no quería perder detalle.


-Estoy asustada por la maldición –le aseguró, al oír lo que él decía-. ¿Qué me sucederá? Cuando me muerda, ¿qué me pasará?

Sentimientos encontrados la embargaban, Suka quería cambiar de vida pero no era ese el ideal que tenía. Además había deseado siempre ser al fin reconocida como hija de su padre, ¿era eso lo que hacía falta para que él le mostrase consideración? ¿El sufrimiento era lo que ese hombre buscaba? Suka no lo entendía, no quería hacerlo. Finalmente fue a sentarse a donde él le indicó y lo observó, estudiándolo, después de todo esa forma de proceder suya, tan atenta, le era completamente nueva y Suka no acababa de creérselo.

-Yo nunca lastimaré a nadie –le prometió, pero sin dudas la niña no sabía lo que decía-. No me gusta herir, tampoco tengo deseos de matar.

Obedeció de inmediato ante las palabras de él, no porque quisiera deshacerse de su vestido, sino porque así era ella: demasiado obediente. Se dirigió a un rincón y tomó la primer camisa que vio. Quitarse el vestido era una empresa difícil, ella no lo había notado al ponérselo pues había contado con ayuda, lo mismo le sucedería con el peinado que era demasiado ajustado y tirante, cuando se lo quitase el pelo dorado le quedaría rizado desde el cuero cabelludo hasta las puntas. Suka se descalzó y dejó los zapatitos en un rincón, ¡los amaba! Eran lo más hermoso que había vestido alguna vez. Se puso nerviosa al sentir las manos de su padre en su espalda, brindándole atenta ayuda, porque su cercanía siempre había representado dolor para ella, no estaba acostumbrada a sus cuidados.

-Me dijo que podía quedarme con los zapatitos –le recordó, porque aunque tenía problemas más apremiantes a Suka en verdad le importaban-. ¿Qué sucederá esta noche?


avatar
Suka
Licántropo Clase Baja
Licántropo Clase Baja

Mensajes : 12
Puntos : 12
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 12/07/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.