Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA AREZZO

MODERADORA

ENVIAR MP
NICOLÁS D'LENFENT

MODERADOR

ENVIAR MP
KALA BHANSALI

MODERADORA

ENVIAR MP
LADISLAV PEKKUS

MODERADOR

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA


Espacios libres: 07/45
Afiliaciones élite: abiertas
Última limpieza: 07/06


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com


Últimos temas


Sarcófago Ankh // privado Naitiri

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ir abajo

Sarcófago Ankh // privado Naitiri

Mensaje por Eylith Enhydra el Miér Mar 28, 2018 4:36 pm

sueña la vida que si he de morir,
trozos de miedo, es duro vivir





La mañana se había presentado fria pero despejada, la cambiante abrío su azul ojo observando que el sol ya se estaba presentando, se movió entre las suaves sabanas sin querer despertarse aun pero finalmente abrió sus ojos para levantarse, hecharse la fina bata por encima y abandonar la habitación para dirigirse a la cocina, el servicio ya sabía el desayuno que le gustaba a la mayor de las Enhydra, que se sentó en la mesa de la cocina comiendo las piezas de frutas allí ya preparadas, bebía del café caliente mientras su mirada aun se perdía en un punto mientras se perdía en sus pensamientos, cuando entró su hermana pequeña en la cocina y se apoyó en el marco de la puerta cruzada de brazos. -Buenos dias dormilona, ¿regresastes muy tarde anoche? espero que al menos el vuelo nocturno fuera fructifero.- Comentó la pelirroja con una sonrisa de medio lado, Eylith alzó la mirada mientras masticaba lentamente la pieza de fruta, esa costumbre inquietante de quedarse mirando a alguien fijamente durante largos segundos sin mediar palabra, pero Wenkyel ya estaba acostumbrada a eso de su hermana.
-Nada novedosos salvo unos vampiros con comportamiento de bandalos y un par de licántropos enrabietados...ninguna incidencia reseñable.- Dijo la cambiante con la voz calma, y dió un sorbo al café, mientras miró como su hermana se acercaba y le pasaba una carta. -Es del museo, te reclaman inmediatamente, vino el mensajero hace apenas unos minutos. - Eylith cogió la cara abriendola, sabía de sobra que su hermana no precisaba siempre de abrir cartas para adivinar el contenido. -Voy...- Eylith terminó su café y se aceleró a vestirse apresuradamente y adecentarse, pues tenía que dar buena presencia. Miró a Wenkyel mientras terminaba de acicalarse. -¿Y Bloondy?- Preguntó devido que a veces la vampiresa hacía de las suyas sin dar explicaciones a nadie, más Wenkyel negó con la cabeza. -Está en sus aposentos, se la ve alterada desde que tiene esas horribles pesadillas...ignoraba que los vampiros soñasen.- Alegó la pelirroja, Eylith enarcó la ceja. -Es algo curioso el que sueñen si...bueno, debo irme.

Salió de su casa montando en el carruaje de camino al museo mientras miraba la carta, pues el mensaje le era algo curioso, ya que acababa de llegar un cargamento, con retraso, al parecer hubo que rescatarlo inclusive, aqui había algo que no cuadraba, esperaba que al llegar al museo pudieran dar más directrices, por qué si bien ella conocía lo que lelgaba al museo bien sabía que ese cargamento iba en concreto a otro departamento, que era al departamento Egipcio, y aunque ella estudiaba todo tipo de cosas, tenían gente especializada exclusivamente en ese ambito, lo cual que la reclamasen le era sumamente curioso, el carruaje se detuvo y Eylith abandonó este para adentrarse en el museo, para dar los buenos dias a su paso, mientras bajaba a la planta inferiores donde con celo se guardaban las obras más importantes.
Ahí estaba quien la hizo llamar, y tras él una enorme caja. -¿Que es eso tan importante por lo que corría tanta prisa querido?- El tono serio de Eylith a veces intimidaba, pero algunos ya la conocían lo suficiente para saber que en realidad no estaba siendo hostil. -¿Ese es el cargamento? ¿no es del departamento egipcio? ¿Por que se requiere mi presencia?.- La cambiante estaba notablemente ansiosa por conocer.

-Verá señorita Enhydra, la he llamado a usted y a la señorita Zahir que consideramos que seran las que mejor se encarguen de esta situación, enseguida vendrá, ha sido invocada aqui como usted, en cuanto al retraso...el barco en el que venía quedó encayado unas millas antes de llegar, tuvimos que ir a por el barco...lo que pasa que este se encontraba completamente vacio cuando dimos con el barco, toda la tripulación había fallecido.- Comentó con tono lugubre, Eylith enarco una ceja notablemente con sorpresa. -¿¡Como!?.- Más la conversación fue irrumpida cuando llegó una joven mujer morena a donde estaban reunidos. -Ah...señorita Zahir, la esperabamos, ella es Eylith Enhydra, investigadora de artes clasicas, señorita Enhydra...Ella es Naitiri Zahir Directora del departamento de antigüedades egipcias.- Presentó a las dos mujeres, Eylith estendió la mano para estrecharsela a la nueva integrante, mientras sin dar credito escuchaba como el hombre repetía la escalofriante noticia a la morena.
La cambiante esa noticia no le gustó nada, era todo muy estraño, miró de reojo a la mujer que tenía a su lado, esperando que ella expresara su reacción ante lo dicho, ella era cambiante y conocía bien el mundo sobrenatural y aun asi le estaba siendo un dato escalofriante no quería imaginarse a alguien que vivía al margen de los caprichos sobrenaturales, pero tenía que el hombre terminar de explicarse y responder a las preguntas de ambas antes de mostrar el tesoro que había dentro de ese cajón de madera.



"Ven, y dale otra oportunidad a la fría oscuridad"



Saludo a la noche:


avatar
Eylith Enhydra
Hechicero Clase Alta
Hechicero Clase Alta

Mensajes : 58
Puntos : 54
Reputación : 17
Fecha de inscripción : 19/01/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sarcófago Ankh // privado Naitiri

Mensaje por Naitiri Zahir el Jue Mar 29, 2018 10:08 am

"Que no está muerto lo que yace eternamente,
y con eones extraños incluso la muerte puede morir..."







Desperté cuando los rayos del sol se colaron a través de la ventana anunciando un nuevo día, parpadeé acostumbrándome a la claridad que había en la habitación sintiendo una cálida respiración dar contra mi rostro y una mano que recorría el contorno de mi cuerpo de forma leve y sutil, para cuando abrí los ojos finalmente me encontré con los mares del vikingo quien, enredados durmiendo, me contemplaba hasta que me sonrió dejando un beso en mi nariz dándome los buenos días. Reí removiéndome en la cama pegándome más a su cuerpo y el calor que este desprendía sintiendo sus dedos enredados en mi pelo recorriendo mis mechones, justo antes de que sus labios buscaran los míos para fundirnos en un beso todavía enredados tal cual nos habíamos quedado durmiendo la pasada noche. Habíamos pasado muchas cosas en los últimos meses y parecía que todo iba mejor entre nosotros, poco a poco nos íbamos recuperando y se notaba cada día más. Lo cierto es que no me apetecía moverme demasiado de la cama en esos momentos, sino que me apetecía aprovechar el estar así calentitos bajo las sábanas y disfrutar un rato de tranquilidad antes de comenzar con un nuevo día de trabajo. Mis dedos recorrían la piel de su pecho y mis yemas se pasearon por una de las cicatrices que tenía de una de sus tantas batallas y mis ojos bajaron hacia aquel lugar. Apoyé mi frente en su pecho y cerré los ojos envolviendo su cuerpo con mis brazos lanzando un suspiro, tan a gusto, tan cómoda que no me apetecía salir de la cama pero entonces sonó mi barriga que sí pedía por comida y me reí alzando mi rostro para alcanzar sus labios, tenía que preparar el desayuno y sabía que el vikingo iba a intentar escaquearse como siempre hacía para dejar que yo lo hiciera todo, aunque tenía mis formas de convencerlo y mis trucos para que me ayudara a hacer las cosas aunque a él no le gustaran en absoluto. Al final cuando iba a levantarme de la cama para darme un baño, vestirme y hacer el desayuno el vikingo me tomó de la cintura impidiendo que me fuera dejándome bajo el peso de su cuerpo, al final se salió con la suya y lo que iban a ser unos minutos en la cama antes de ponerme en marcha acabó siendo algo un poco más largo de lo que tenía previsto.

Ya tras saciar al vikingo, darme un baño y vestirme bajé para preparar el desayuno y seguir con el día con ánimo y con ganas, comencé a preparar las cosas en lo que él terminaba de darse un baño pero para cuando bajó lo mandé a que pusiera la mesa obteniendo unos gruñidos y bufidos de su parte porque era algo que no le gustaba hacer, pero yo se lo pedía porque no le costaba para nada poner las cosas en lo que yo terminaba. Siempre cedía porque sabía que en ese aspecto no es que pudiera convencerme de lo contrario, y es que a mí me gustaba ver las caras que ponía y la forma en la que me miraba bufando todo el rato, mascullando cosas en su idioma como si yo no fuera capaz de entenderlo que me hacían reírme mientras preparaba las cosas. Me gustaba mandarle y es que a ese hombre no había quién le mandara porque estaba acostumbrado a mandar, no a ser mandado, aunque había que decir que siempre luego lo recompensaba por lo cual ya no estaba tan enfadado. Cuando terminé le mandé a que cortara un poco de queso, podía hacerlo yo, pero me gustaba ver a un general siendo mandado por una mujer y es que era en lo único en que yo tenía algo de poder sobre él. Me puse a su espalda para ver cómo cortaba el queso y rodeé su cintura mientras le picaba, intentaba coger algún trozo y obtenía un manotazo por su parte para que parara, finalmente me salí con la mía cogiendo un trozo y fue el pique que bastó para que acabara subida sobre la bancada de la cocina con él entre mis piernas. Sonreí de lado divertida y sus manos subieron por mis piernas pegándome a su cuerpo, sus labios buscaron los míos y me besó buscando su revancha cuando sin esperarlo ninguno llamaron a la puerta, miré al vikingo y solo mirarlo me bastó saber que me pedía que no fuera y que me olvidara, para hacer más énfasis tomó mi nuca y mi cintura y me pegó a su cuerpo, pero ante tanta insistencia llamando me separé y me bajé para acercarme a la puerta en donde me entregaron una carta que tenía el sello del museo, cerré la puerta volviendo a la cocina donde había dejado al vikingo y abrí el sello para desplegar la carta y leer su contenido.


-Es del museo –dije leyendo que requerían mi presencia para, al parecer, un asunto de importancia- dicen que tengo que presentarme –cerré la carta y alcé la vista al vikingo-es muy raro, no es normal que pidan que vayan con tanta urgencia –la dejé sobre la bancada y me acerqué a él- ¿desayunamos? Tengo que presentarme en el museo –hizo una mohín por haberlo cortado pero algo debía de haber pasado para que me citaran de esa forma. Tras desayunar y recogerlo todo me acerqué para despedirme- luego cuando vuelva te cuento, y te prometo que te compensaré. Te quiero –dejé un beso en sus labios y partí para acercarme al museo y ver lo que había pasado. No tardé demasiado en llegar, saludé al guardia de la entrada y me dirigí hacia el sótano donde guardaban las obras más importantes, toqué a la puerta antes de pasar a la enorme sala donde ya me estaban esperando, me sorprendió encontrar también a la joven a quien conocía de vista, sabía que trabajaba en el museo pero no habíamos coincidido nunca- buenos días –dije acercándome viendo la enorme caja que había en el centro de la sala, me acerqué hasta la joven y tomé su mano cuando hizo las presentaciones con una sonrisa- Encantada Eylith –dije observándola, piel pálida, ojos azules que parecía podían ver a través de una misma, y el pelo oscuro... quizás tuviéramos más o menos la misma edad porque se la veía joven. Por lo que había dicho era del departamento de cultura clásica, investigadora... algo que no entendía por qué estaba allí cuando parecía que más bien tenía que ver con mi departamento- ¿este es el cargamento que debía de haber llegado hace unos días? –Pregunté observando la caja donde estaría seguramente el sarcófago, ya que por el tamaño no podía ser más que eso. Fue entonces cuando Pierre comenzó a relatar esa historia que me puso la piel de gallina y que me dejó quieta en el sitio durante un par de segundos, siendo un relato bastante lúgubre y que no auguraba nada bueno, ¿cómo era posible que toda la tripulación del barco muriera? Aquello era demasiado raro y no me gustaba mucho, miré la enorme caja durante un par de segundos y luego volví mi vista a Pierre tras asimilar aquella trágica información que me tenía algo inquieta. Por mi mente se pasó la posibilidad de algún vampiro, algún ser sobrenatural que hubiera hecho aquello tomando como víctimas a los tripulantes del barco... porque pensar en otra opción no era algo que quería considerar- ¿y se sabe cómo ocurrió, o qué ocurrió? –Pregunté por si podía aportar más datos, quería asegurarme primero de todo de que no iba a ir por otro camino que pensaba en esos momentos y que tenía que ver con lo que contenía la caja. Muchos rumores, muchas leyendas y mitos hablaban sobre ciertos sarcófagos que, por decirlo de alguna manera, estaban prohibidos y no debían de ser descubiertos, dejando que siguieran enterrados donde estaban para seguir con la protección que había en el lugar impidiendo que alguien pudiera acercarse... pero yo quería pensar que no era esa la opción. Mis ojos fueron hacia la mujer que tenía a mi lado en esos momentos, quería recabar todos los datos posibles antes de empezar a investigar lo que había en aquella caja- ¿y por qué nos ha llamado a las dos? Somos de departamentos completamente diferentes –eso era algo que tampoco entendía, ella era investigadora de cultura clásica y yo, por el contrario, lo era de cultura egipcia... no tenían que ver mucho la una con la otra.
-Eso es lo más extraño señorita Zahir, que os han convocado a ambas porque creemos que ustedes son las más adecuadas para desentrañar dicho... misterio –nos miró a ambas- tendrán que trabajar juntas porque, aunque sea algo más enfocado a su especialidad necesitará de la ayuda de la señorita Enhydra dado que también abarca su... campo –parecía que había algo más que no nos estaba diciendo, como si no supiera si decirlo o no pero si era algo tan importante, y tan gordo como me pensaba, quería saberlo absolutamente todo.
-Pierre, si hay algo más que tengas que decirnos antes de que empezáramos a investigar me gustaría saberlo –me crucé de brazos- quiero saber a lo que me estoy enfrentando y ateniendo con esto, si lo tenéis aquí bajo es porque es importante y después del dato que nos has dado creo que ambas debemos de saberlo todo, así que dinos, ¿qué más tienes que contarnos?



Another Time, Same Way. Your Future, My Destiny:

I'm a survivor, I fight for what i want:
You Changed My Entire World:
Du Er Min Skjebne:
Part Of Me:
My family; Blod bånd:
avatar
Naitiri Zahir
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 640
Puntos : 657
Reputación : 69
Fecha de inscripción : 27/11/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sarcófago Ankh // privado Naitiri

Mensaje por Eylith Enhydra el Vie Mar 30, 2018 6:27 am

"sueños de muerte
desvelaté..."





La cambiante observó a la que sería su nueva compañera de trabajo, más ella tenía razón, era extraño que necesitaran la ayuda de ambas siendo de departamentos tan distintos ya que los sarcofagos solían ser de nacionalidad egipcia, más esto necesitaba una buena explicación, Eylith puso gesto pensativo mientras llevaba ambas manos a su espalda entrelazando los dedos en ella, miraba el cajón enorme que detras del hombre estaba y en que su interíor sin duda estaba el protagonista de la tetrica historia, más una pregunta que pudiera sonar algo rara para un humano corriente, para los que conocían lo sobrenatural igual no lo sería tanto. -¿Los cuerpos estaban desangrados?- Atajó de una manera algo brusca, mientras sus gesto seguía siendo de preocupación. -Pues según el informe policial habia sangre por todos lados, y algunos cuerpos si estaban desangrados en base a brutales heridas que eran la causa de ello ¿Por qué lo pregunta? ¿tiene alguna idea de lo que pudo haber ocurrido?- Preguntó Pierre, Eylith se vió obligada a justificar su pregunta.
-Pudo hacerlo algún grupo de asaltantes fanaticos, he oido muchas historias de ese sarcofago, y tiene mucha leyenda.- Se escusó por la pregunta pareciendo dar una respuesta razonable por ello, pero había despejado la duda, los vampiros no hacían ese tipo de matanzas, y dessde luego habría desangrado los cuerpos, no hubiera dejado piscinas de sangre en el barco pudriendo la madera.


Sin duda había algo que no contaba y la mujer llamada Naitiri le insisitiño en que terminase todo el relato. -Bueno sí, cuando los investigadores llegaron al barco y vieron aquello fueron muy poco cuidadosos con la reliquia, sobre todo por que en el lateral del sarcofago había resto de sangre, pero pilladas por él estremo del sarcofago, lo que quiero decir señoritas es que según ellos había indicios de que el ataud había sido abierto desde dentro.- Comentó Pierre, Eylith enarcó las cejas con notable asombro observando también la reacción de su compañera antes de volver a clavar la mirada en el hombre para que continuase. -Sin embargó la autoridad intentarón abrir el sarcofago y fue totalmente imposible, incluso intentaron usar sus armas y una barra, pero el sarcofago precisa de una llave para ser abierto, asi que creo que eso de que fue abierto desde dentro es del todo imposible, sin duda habrá alguna razón para que pareciera tal cosa, pero a lo que iba, os he llamado a ambas por que en las inscripciones que hay en el ataud no son solo egipcias, tambien hay romanas, y eso es algo sumamente msterioso, quizás descubran más acerca de esta reliquia, nosotros estaremos en contacto con los arqueologos para que traigan la llave sin que sufra daños.- Terminó de comentar y pasó por entre ambas para salir. - Pueden empezar a estudiarlo cuando gusten señoritas, por razones obvias no seran expuesto hasta que sepamos más, buenos dias.- Se despidió para abandonar la estancía, Eylith aun pensativa miro a la humana con cara de circunstancia antes de acercarse al cajón. Eylith miró al hombre marcharse mientras pensaba que catalogar imposible algo que no tiene cabidad en su imaginación es una señal de estupidez por parte de aquel hombre.


-Bien parece que vamos a tener que investigar juntas...sin duda el viaje ha sido muy accidentado, y sé que hay mucha leyenda negra alrededor del sarcofago de Ankh, es curioso que reciba ese nombre pues leí que el ankh que tiene está representado como si estuviera roto....más...¿alguna teoria o idea? - Preguntó mientras se dejaba llevar por la impaciencia y buscaba la apertura del cajon y liberarlo de las maderas para saber a que se estaban enfrentando realmente, más cuando empezó a desatar los seguros del cajón pudo percibir como si el ambiente se cargara poco a poco, y observó a Naitiri preguntandose como de perceptiva era la humana y si empezaba a notar la sensación aquella o quizá era imaginaciones suyas por la escalofriante historia, seguía desenganchando los seguros mientras escuchaba a la Egiptologa.



"Ven, y dale otra oportunidad a la fría oscuridad"



Saludo a la noche:


avatar
Eylith Enhydra
Hechicero Clase Alta
Hechicero Clase Alta

Mensajes : 58
Puntos : 54
Reputación : 17
Fecha de inscripción : 19/01/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sarcófago Ankh // privado Naitiri

Mensaje por Naitiri Zahir el Sáb Mar 31, 2018 9:54 am

"Dejar de luchar, es comenzar a morir"





No me esperaba que el motivo por el cual me habían mandado aquella carta pidiéndome que fuera al museo, con tanta urgencia, fuera porque habían tenido que ir en busca del barco que transportaba el lote que debía de haber llegado hacía un par de días y que, por lo que habíamos sabido, se había “extraviado” y por eso de ahí la tardanza. Tampoco me esperé que en el lugar donde me habían citado estuviera aquella joven mujer que estaba especializada en otro campo diferente al mío cuando lo que seguramente contuviera aquella enorme caja sería un sarcófago, más propio de mi departamento que el de ella. La situación en sí solo me presentaba más y más preguntas mientras contemplaba la caja y escuchaba a Pierre contándonos lo que había pasado con el barco y el motivo por el que habían tenido que ir a buscarlo, no pude evitar que un escalofrío recorriera mi espalda en ese momento y que además hizo que mirara con más detenimiento la caja que había tras Pierre, mi mente voló en esos momentos hacia un camino que no quería pensar pero que lo pensé ya que no pude evitarlo, porque me parecía muy raro y es que era imposible evitar pensar en ciertas leyendas que habían alrededor de algunos sarcófagos, y la historia que nos estaba contando podía encajar perfectamente en una de esas leyendas.... pero primero tendría que examinar bien el sarcófago antes de emitir un veredicto. Sabía que Pierre no nos estaba contando algo porque se le veía en el rostro, en la forma en la que sus ojos pasaba de una a otra y sus dedos se entrelazaban frente a su cuerpo como si intentara ocultar algo, pero si íbamos a investigar ese sarcófago y era tan importante para que lo tuvieran allí bajo, y después de lo que había pasado con la tripulación yo quería saber absolutamente todo lo que concerniera a dicho objeto, por lo que le pedí que nos contara todo lo que supiera acerca del objeto en cuestión ya que de lo contrario no tomaría partido. Había tenido alguna que otra experiencia y siempre quería estar al corriente de todo lo que pasaba, sobre todo con objetos de ese tipo que podían encerrar tantas cosas. Pareció que no le quedó más salida que contarnos lo que pasaba, pero antes de eso, fue Eylith la que lanzó una pregunta que me hizo mirarla de reojo durante un par de segundos estudiándola antes de pasar mi vista hacia Pierre de nuevo para ver lo que contestaba.

Para cualquier otra persona esa pregunta podría haber pasado muy desapercibida, pero para alguien que conocía el mundo sobrenatural que existía y que convivía con nosotros no era una pregunta que pasara de largo o por encima, eso me llevó a preguntarme si ella conocería también ese mundo pero por su pregunta sobre si había sangre o no en los cuerpos era evidente que sí, lo conocía... y no pude evitar preguntarme si ella sería una más de ese mundo o simplemente lo conocía como yo también lo hacía. La respuesta de Pierre despejó sus dudas y descartó la posibilidad de que fuera un vampiro, ya que este no desaprovecharía la sangre sino que la tomaría y si había aquella masacre en el barco quedaban más que descartados. Volví a mirarla para ver cómo salía del paso alegando que quizás pudiera haber sido algún grupo de asaltantes fanáticos, lo cierto es que había mucho mercenario y mucho paria que querían aprovecharse de los objetos para venderlos en el mercado negro pero no los veía cometiendo tales atrocidades, y de serlo, ¿por qué dejar el sarcófago? Eso no tenía lógica alguna. Escuché entonces las palabras de Pierre sobre lo que les había dicho los investigadores, me llamó especialmente la atención que dijera el dato de que el sarcófago había sido abierto desde el interior, algo que me hizo enarcar una ceja porque eso no era del todo muy común, pero que cuando intentaron abrirlo ellos no pudieron hacerlo porque les faltaba una llave que no tenían en su poder para poder abrirlo. Me mordí el labio pensando en sus palabras, no era normal que en el sarcófago pusieran un mecanismo para que se pudiera abrir desde dentro y eso me intrigaba bastante, volví a mirar al hombre cuando dijo la razón por la que nos había llamado a ambas, y era porque el sarcófago tenía inscripciones romanas lo que nos llevaba al campo de especialización de Eylith... eso sin duda alguna sí que era extraño. Pierre tras pedirnos que podíamos comenzar cuando quisiéramos salió pasando entre ambas dejándonos allí solas a las dos con aquella enorme caja, mis desiertos fueron hacia los azules de la investigadora y nos contemplamos durante unos segundos quizás asimilando cada una la información que nos habían dado, fue ella la primera que se acercó a la enorme caja para ir abriendo los cierres de esta y poder dejar al descubierto lo que hubiera en su interior. La miré de forma más fija cuando mencionó un sarcófago en concreto ya que había alguna que otra leyenda alrededor de dicho objeto, una historia bastante oscura que me hizo enarcar una ceja mientras restaba la distancia y me aproximaba hacia donde se encontraba ella centrando más la iluminación del lugar a dicho objeto para poder examinarlo bien.



-Así que, ¿conoces la historia del sarcófago de Ankh? –Pregunté poniéndome al otro lado de donde se encontraba para abrir el cierre que había en ese lugar- es, además, muy curioso que reciba ese nombre sobre todo por la cruz de Ankh a la que se le ha asociado. La cruz de Ankh para nosotros representa la inmortalidad de los dioses, así también como la búsqueda de la inmortalidad de los humanos y la llave de la sabiduría oculta. La llave tomó mucha importancia y fueron muchos los faraones, como así algunos dioses, que eran representados portando entre sus manos dicha cruz que para nosotros tiene tanta importancia. Además de todo lo mencionado, la cruz se convirtió en un amuleto que era como una especie de llave que podía abrir las puertas de la muerte y alcanzar la vida eterna –hice una pequeña pausa- para los egipcios cuando morías tenías que pasar por el Duat, lo que comúnmente se conoce como el “inframundo”, ya que es el lugar donde se celebra el juicio de Osiris, donde el espíritu debía de deambular por un camino bastante peligroso lleno de seres misteriosos y peligrosos pasando por las “ nueve puertas” que conducían para poder ser juzgado, con lo cual se pensaba que la llave era la que te ayudaba a pasar dichas puertas. Como bien has dicho el Ankh que tiene representado está roto como si, de alguna forma, rompiera todo lo que sabemos sobre dicha llave y su significado... como si rompiera la inmortalidad a la que tanto aspiraban en aquella época, prevalecer a lo largo de los siglos –mientras quitábamos los cierres de la caja se pudo notar como el ambiente cambió un poco, como si hubieran bajado un par de grados en ese momento y el ambiente comenzara a cargarse... una sensación que no era la primera vez que experimentaba sobre todo cuando estaba en excavaciones y encontrábamos los sarcófagos a tal profundidad, pero que eso pasara en aquel momento no era algo que me gustara en absoluto- hay muchas leyendas acerca de este sarcófago, historias negras que relatan un terrible horror que se guarda en su interior y si me preguntas por teorías o ideas, te diré que lo del barco es algo que me tiene bastante preocupada, así como el hecho de que dijeran que se puede abrir desde dentro... eso no es algo normal en un sarcófago y mucho menos en uno como este si es el que realmente estamos pensando. Hay muchas maldiciones y en el antiguo Egipto cuando querían castigar a alguien lo que hacían era enterrarlo vivo, sin embalsamar, sin ceremonias y sin hacer nada porque eso era una deshonra y así no podría pasar a la otra vida ni ser a los Dioses en la lucha contra los demonios, quedabas atrapado en una especie de “limbo” por toda la eternidad –hice una pausa mientras íbamos al otro lado y soltábamos los últimos cierres que tenía la caja- para serte sincera me parece muy extraño que, además, tenga inscripciones romas por todo el sarcófago porque aunque sí es cierto que los romanos estuvieron un tiempo en Egipto no hay indicios, ni se han encontrado, de que ellos tomaran partido de las ceremonias que se hacían en esa época –me mordí el labio pensando en si hacer la siguiente pregunta o no, pero después de que la hubiera hecho ella ¿por qué pensar que podía haber algo que desangrara a la gente, sino se conocía la existencia de vampiros? Yo no lo hubiera pensado jamás porque pensaría que eran todo mitos y leyendas- Eylith, ¿sabes de ese otro.... mundo? –Mis ojos fueron hacia ella por unos segundos- ya sabes, por la pregunta que has hecho a Pierre sobre si los cuerpos estaban desangrados, creías que podía haber sido un vampiro ¿no? –No hacía falta decir más para darle a entender que sabía de ese mundo, y es que sospechaba que ella también lo sabía. Finalmente terminamos de abrir los cierres y dejamos que cada lado de las cajas cayeran para dejar frente a nosotras un sarcófago donde se podía apreciar las inscripciones romanas que había comentado Pierre, un majestuoso sarcófago donde en la parte superior, en el centro, había como una especie de ranura para abrirlo y que sería la llave que habían comentado. Sentí un escalofrío al tenerlo frente a mí, como parte del sarcófago habían como sogas que se cruzaban y lo rodeaban como si intentaran mantenerlo cerrado, también se podía ver la sangre en uno de los laterales. Di una vuelta observándolo de forma detallada, cada imagen grabada, cada símbolo viendo la cruz de Ankh rota en el centro, todo para poder hacerme una idea de qué teníamos frente a nosotras. Miré finalmente a Eylith y cogí una de las lupas para mirar las inscripciones que había- deberíamos de empezar a investigar, a ver si podemos sacar algo en claro sobre lo que tenemos entre manos.



Another Time, Same Way. Your Future, My Destiny:

I'm a survivor, I fight for what i want:
You Changed My Entire World:
Du Er Min Skjebne:
Part Of Me:
My family; Blod bånd:
avatar
Naitiri Zahir
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 640
Puntos : 657
Reputación : 69
Fecha de inscripción : 27/11/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sarcófago Ankh // privado Naitiri

Mensaje por Eylith Enhydra el Lun Abr 02, 2018 12:29 pm

"Aquí esta la condena
y el auto de fe"




Pierre las había dejado alli solas, seguramente, con un par de guardias en la puerta para evitar ser molestadas, Eylith miró a su compañera cuando empezó a dar detalles, la cambiante estaba pensativa mientras oia su relato, y lo que significaba para ellos el ankh, la llave de la vida, si bien es verdad que llamarlo sarcofago de Ankh era algo estraño ya que este tenía una representación del él roto en la parte superior de la tapa, sin duda había algo más complejo en todo esto, Eylith desataba la caja escuchandola sin interrumpirla, sin saberlo quizá Naitiri le estaba dando algunas pistas en cubierta, Eylith se acarició la mandibula mientras entrecerraba los ojos pensativa, recapacitando de las palabras de la egipcia.
-Sin duda debe haber un motivo para ambas inscripciones..- Dijo una vez que ella termino de contarle lo que sabía, la verdad aunque Eylith estudiaba casi todas las mitologias ciertamente no las tenía tan afinadas como la mujer tenia afinada la sabiduria sobre mitologia egipcia. -Como has dicho hay muchas maldiciones cubriendo algunos tipos de tumbas...más tambien he oido que se las vieron y se las desearon para conseguir el sarcofago, creo que solo en entrar en la tumba, hubo muchisimas bajas y cuerpos que jamas fueron encontrados, desaparecidos...pero contra todo pronostico consiguieron sacar el sarcofago.- Dijo la irlandesa mientras apretaba los labios, sin duda se estaba notando el descenso de temperatura, el ambiente cargado, ella al tener su lado animal era realmente más sensible a ello, casi creyó escuchar una corriente de aire, incluso tenía la sensación de que se recreaba el ambiente de una tumba egipcia, miró a Naitiri que pareció notar tambien ese descenso de temperatura.


Eylith miró como casi estaba liberado el sarcofago, suspiró para descargar la tensión que tenía acumulada por el cambio de ambiente que estaba sucediendo, sin duda en el resto del museo sería ajeno a todo esto, más cuando Naitiri hizo la pregunta clave, la pregunta que hizo que las dudas de Eylith sobre el conocimiento de la morena sobre los vampiro se confirmaron, miró a Naitiri con ese aire serio que la caracterizaban, supuso que de nada servia ocultar mucho. -Asi es, se que la noche está a compañada de vampiros, hombres lobo, brujos, fantasmas...los conozco, pero no solo estudio artes clasicas por que me gusten los dioses griegos, realmente pienso que la noche la acompañan mas seres, solo que tienen mejor puesta la mascara o esa es mi teoria.- Reconoció la cambiante mientras una vez quitadas las maderas observó el enorme sarcofago, un escalofrio la recorrió nuevamente, había mucha hostilidad rezumando de ese sarcofago, miró a Naitiri y despues al sarcofago. -Si fuese un vampiro habría salido ya, y habría bebido en el barco...aqui hay algo que no pinta nada bien.- Comentó con cierta preocupación, se mordió el labio pensativa observando como la egipcia examinaba cogioendo una lupa para ello, la verdad que Eylith debido a su naturaleza tenía una vista sobrenatualmente excelente y empezó a revisar el otro lado del sarcofago. -Seguro que las autoridades usaron una palanca o armas para intentar abrirlo y no pudieron.- Dió unos golpecitos a la roca. -Sin duda no parece piedra normal, es como si estuviera diseñada para aguantar golpes, o que no se dañara por golpe del tiempo o elementos...es extraño...-Comentaba pensativa.


Su mirada se posó en resquicios de sangre seca, en forma de huella dactilar, efectivamente si parecia como si se hubiera abierto desde dentro.- Mira....restos de sangre, Pierre no mentira es como si hubiera puesto los dedos ahi para empujar la pesada tapa hacia arriba....pero estos resquicios de sangre....está casi fosilizada...que cosa tan rara, no era sangre fresca como la del barco por las victimas.- Apretó los dientes y miró a Naitri con cara de circunstancia, negó con la cabeza y siguió examinando alrededor, llamó a Naitiri cuando encontró en uno de las miles de inscripciones, una pequeña representación por dibujos tallados en el lateral del sarcofago en pequeño. -Mira...a eto se referia...observa, esta parece una representacion de parecer dioses, mira este es Jano, el dios romano de dos rostros, y este es pluton, y enfrente de ellos esta Anubis ..¿es anubis no? ¿el de la cabeza de chacal? y este puede ser...¿Seth tal vez? no lo se seguro, pero por el dibujo parece que estan haciendo algun tipo de tratro sobre un sarcofago...¿puede ser una representación de este?- Aprieta los labios pensativa y concentrada, parecia que en el lateral este habia varias filas de dibujos tallados, parecia representar una historia. Podría dar algo de luz sobre lo que tenían delante, aunque había algo que le inquietaba, la sensación de ambiente le recordaba a una inmensa soledad, como si ambas se encontrasen solas en algun lugar donde no pudieran dar con ellas. -¿Este sarcofago emite demasiadas sensaciones negativas?- Preguntó intentando confirmar de esa manera si la mujer que habia a su lado tambien lo percivia.



"Ven, y dale otra oportunidad a la fría oscuridad"



Saludo a la noche:


avatar
Eylith Enhydra
Hechicero Clase Alta
Hechicero Clase Alta

Mensajes : 58
Puntos : 54
Reputación : 17
Fecha de inscripción : 19/01/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sarcófago Ankh // privado Naitiri

Mensaje por Naitiri Zahir el Mar Abr 03, 2018 1:15 pm

"La trampa del demonio no te hará caer,
a menos que ya estés mordiendo el anzuelo del diablo"





Finalmente tras las explicaciones necesarias y la información que necesitábamos nos quedamos las dos solas frente a aquella enorme caja que debíamos de empezar a abrir para ver qué había en su interior aunque yo me hacía una idea bastante grande de lo que encontraríamos, lo que más me extrañaba era que dicho sarcófago pudiera llevar inscripciones romanas porque no se había encontrado ninguno, hasta la fecha, que llevara algo parecido como aquel aunque sí era cierto que los romanos estuvieron un tiempo en Egipto, pero nunca se encontraron registros de que participaran en esos ritos funerarios ya que cada cual tenía el suyo y eran muy diferentes. Me sorprendió, también, que Eylith conociera sobre el sarcófago de Ankh aunque sí es cierto que era uno de los más famosos, al menos, el que más leyendas y mitos tenía a su alrededor y del que más se hablaba porque decían los escritos que era muy peligroso. Nunca se había llegado a encontrar y si lo habían hecho en esa ocasión deberíamos de llevarnos cuidado con lo que nos encontráramos porque a veces, aunque fueran mentiras, las leyendas tenían un toque de verdad que muchas veces camuflaban para que la gente no se terminara de asustar del todo, pero en su mayoría una parte sí que era cierta. Si era el sarcófago del que estábamos hablando sin duda era un hallazgo importante cuanto menos ya que muchos fueron lo que quisieron encontrarlo y nunca lo hallaron, cada vez se iban descubriendo más y más cosas enterradas y sepultadas bajo la arena y si conseguíamos desentrañar el misterio que nos deparaba en esos momentos estaba convencida de que iba a ser algo importante, y peligroso había que añadir. El ambiente fue cambiando conforme abríamos las cerraduras de la caja hasta que finalmente dejamos el sarcófago en cuestión expuesto frente a nosotras, tal y como habíamos hablado se trataba del sarcófago de Ankh por la típica cruz de la vida que había tallada en la tapa de este, aunque era muy extraño que estuviera rota ya que eso no era una buena señal. Me aventuraba a decir, incluso, que había sido hecho totalmente a posta y que no se había roto por alguna otra circunstancia, y si era así como me temía significaba que lo que hubiera dentro o el motivo por el que se había encerrado a alguien en su interior no había sido más que para castigarlo por algún delito, o por alguna traición muy grande, que cometió en vida.

Como sospechaba Eylith también conocía la existencia de ese otro mundo que nos rodeaba y por el cual compartíamos con cambiantes, vampiros, licántropos y demás... y no pude evitar preguntarme si ella sería parte de aquel mundo o por el contrario era una humana como lo era yo que se había topado con ese mundo oscuro del cual muchos solo se creían que eran mitos y leyendas. La miré cuando dijo que sabía que había sido bastante problemático y dificultoso el sacar el sarcófago cuando lo encontraron. De normalidad, y por experiencias vividas en primera persona, era un tanto difícil y arriesgado el sacar sarcófagos de donde se encontraban enterrados; principalmente porque al haber estado tantísimo tiempo cerrado el lugar el aire no es que fuera demasiado, y la profundidad tampoco es que ayudara demasiado a ello aunque se decía que algunas cámaras sí tenían conductos como de ventilación aunque no se había demostrado esa teoría. Pero era peligroso, aunque el hecho de que desapareciera gente no era tan extraño puesto que había muchas trampas puestas para que los ladrones no pudieran saquear las tumbas, pero las bajas y los cuerpos desaparecidos... eso ya no era una buena señal y más tratándose de dicho sarcófago. Una vez la caja abierta di una vuelta observando bien los detalles que luego pasaría a analizar más en profundidad, a simple vista parecía un sarcófago normal y corriente salvo por el ambiente enrarecido que había y la cruz rota. Cogí una de las lupas y comencé a examinar los grabados que quedaban a la luz de forma más detenida para ver si podía encontrar algo que nos diera alguna pista sobre lo que teníamos. Mientras tanto Eylith también hizo lo mismo y por el momento no había encontrado nada fuera de lo normal, todas las inscripciones o al menos las que yo estaba mirando no tenían nada de extraño. Me levanté cuando me llamó para que me acercara cuando encontró la huella de sangre, una huella muy extraña como si se hubiera levantado la tapa pero aquello era imposible porque pensar en el hecho de que se podía abrir desde el interior era algo que no tenía ningún tipo de sentido. Pero la huella estaba, extraña como si hubiera sido dejado hacía muchísimo tiempo y que no tenía para nada que ver con la sangre de los que fueron asesinados en el barco porque no era fresca. La miré de reojo cuando dio un par de golpes y seguí observando escuchando sus palabras mientras yo también sacaba mis propias conclusiones.


-No es tan extraño, es decir, se supone que debían de aguantar y de resistir durante miles y miles de años. Con el paso de los años perfeccionaron la técnica cuando se dieron cuenta de que había ladrones que se colaban en las tumbas, y temiendo que alguna pudiera ser dañada, las mejoraron... pero sí, esta es un poco más extraña de lo normal. Además, ¿ves las cadenas estas que cruzan el sarcófago? Son parte del diseño porque, si se abrió de verdad, se hubieran cortado las cadenas talladas... no lo sé, es como si toda la estructura externa y el diseño nos dijeran que no deberíamos de acercarnos y de tocarlo, mucho menos abrirlo. Pero no veo que se pueda abrir como el resto, incluso con las palancas que seguramente utilizaron para ello –pasé el dedo donde vi las marcas de las palancas- es muy extraño, normalmente no metían a la gente para que pudieran abrirlo milenios más tarde desde el interior, no tiene sentido alguno, además... si no quisieran que pudiera salir, ¿por qué poner un mecanismo que pudiera apretar para salir desde el interior? ¿No lo habría utilizado desde el principio para escapar? No tiene sentido alguno –chasqueé la lengua y me acerqué donde estaban las inscripciones romanas escuchando sus palabras y de alguna forma relacionándolas con lo que yo sabía para ver si podíamos sacar algo en claro. Representados estaban el dios Jano, de dos rostros, y Plutón... pero enfrente había dos inscripciones que conocía muy bien que eran Anubis y Seth- Sí, Anubis es el de la cabeza de chacal y es por decirlo de alguna forma, el que guarda la ciudad de los muertos... pero no solo está representado con la muerte sino que también con la resurrección después de esta, es el dios de la Duat. Por otro lado nos encontramos con Seth quien es el dios del desierto y de las tormentas de arena, aunque también es un dios protector porque protege la barca de Ra en su lucha contra Apofis. Su relación no es que esté muy clara con Anubis en estas inscripciones, pero más bien creo que está puesto porque entre otros objetos con los que era representado, portaba la cruz de Ankh... quizá por eso está representado aquí. Yo creo que sí, no sé qué significado pueden tener Jano y Plutón pero  aunque por lo que creo recordar era como el dios del Inframundo, ¿no? –Pregunté mirándola para que me confirmara- pero no sé qué relación guarda con Jano... en todo caso sí, es como si quisieran hacer algún trato con el sarcófago aunque quizá protegerlo de que nadie lo encontrara, como si estuviera maldito –en el lateral había más inscripciones con dibujos que examinaría para ver si nos daba alguna pista de lo que era realmente, volví a mirar a la joven cuando preguntó si el sarcófago emitía demasiadas sensaciones negativas. Por un momento me quedé callada y me mordí el labio, pero sí, yo también lo había notado... algo extraño y diferente, una sensación que no había sentido en ninguna de las expediciones en las que había estado y que era como... si se atrapara, si te atrajera y te envolviera en una especie de espiral fría y vacía carente de sentido- sí, yo también lo noto. Veamos qué nos dicen esas inscripciones, a ver si podemos sacar algo en claro –me agaché para ver los dibujos que había primero siendo claramente egipcio, aunque más adelante como si fuera a mitad empezara con inscripciones romanas- es raro, es como si quisieran contar algo por igual para que se entendiera... o quizá es que la romana se añadió más tarde. Veamos qué pone –con la lupa en la mano comencé a descifrar qué era lo que ponía a través de los jeroglíficos y de las imágenes que había en la mitad del lateral, no era algo fácil porque debías de interpretar muchas cosas y una mala traducción podría cambiar el significado por completo de lo que ponía. Conforme iba traduciendo parecía que la historia que relataba se iba tornando un poco más oscura y siniestra, como si fuera un relato de terror que se contaba a los niños y que se pasaba de generación en generación para que nunca se olvidara. Fruncí el ceño mientras seguramente Eylith también comenzaba a traducir lo que ponía con inscripciones romanas para poder juntar ambas partes. Para cuando terminé mi dedo se quedó en los últimos dibujos del jeroglífico y alcé la mirada para ver a la joven, hacerle una seña para hacerle ver que ya había terminado- tengo esta parte traducida... y no es que sea algo muy bueno –comenté esperando a que me prestara atención mientras miraba lo que había inscrito, que no era el único lateral sino que habían más como ese- aquí se cuenta una historia sobre una traición, se trata de la traición que cometió un hijo de Sekhmet y del que nunca había oído hablar –hice una pausa- Sekhmet era una Diosa que era conocida como la “peligrosa”, ya que era una bestia y ama de la guerra, el fuego, la muerte... y la sangre –hice una pausa para volver a mirarla- se dice que Sekhmet fue enviada por Ra cuando los humanos confabulaban en su contra, no le creían y se burlaban por lo que él, enfurecido, la envió a ella quien en su forma de “leona” comenzó a devorar humanos... cuantos más humanos devoraba más sed y necesidad sentía por la sangre. Fue muy temida en un principio, pero no sabía que había tenido otro hijo del cual no se había hablado nunca –pasé mi dedo por los dibujos- según dice aquí el hijo de Sekhmet quiso derrocar a Ra para destronarlo, al no conseguirlo enfurecido comenzó a matar humanos alimentándose de su sangre, pero aquí pone que lo hacía más de su energía vital. Los destrozaba aunque a veces se bebía su sangre, como lo hizo su madre, pero sobre todo la energía. Consumido por la oscuridad perdió toda consciencia y se convirtió en un “monstruo” aterrador, en un demonio –hice una pausa y seguí diciendo lo que ponía- para pararlo como no podían matarlo decidieron atraparlo y encerrarlo donde nunca jamás pudiera salir –la miré a ella- por eso creo que la cruz de Ankh está rota, para que siempre vague por un limbo eterno del que no pueda salir... lo que hemos visto antes es un pacto entre los Dioses, pero no sé por qué hay esas inscripciones romanas... pero te aseguro que no hay nada que pueda hacer que salga de dentro, en todo caso, la llave será para que él pueda salir... –de forma inesperada sonó un ruido en el sarcófago como si proviniera de dentro y la temperatura descendió en el lugar. Ambas nos apartamos ante aquel ruido y tomamos algo de distancia con el sarcófago que no me quedaba duda encerraba un mal, una especie de demonio que querían contener dentro, maldito por toda la eternidad para que no pudiera escapar nunca.



Another Time, Same Way. Your Future, My Destiny:

I'm a survivor, I fight for what i want:
You Changed My Entire World:
Du Er Min Skjebne:
Part Of Me:
My family; Blod bånd:
avatar
Naitiri Zahir
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 640
Puntos : 657
Reputación : 69
Fecha de inscripción : 27/11/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sarcófago Ankh // privado Naitiri

Mensaje por Eylith Enhydra el Miér Abr 04, 2018 10:15 am

"Donde mora de pena,
donde muere de hambre. "




La cosa se estaba intensificando cuanto menos, mientras suspiraba pesadamente por el cargado e incomodo ambiente, que al parecer, la egipcia tambien noto, lo cual daba una clara señal de que no era algo puntual y que el sarcofago pudiera tener efectos concretos en un individuo, pero por otro lado no terminaba de ser una buena opción, ya que podría incluso ser peligroso, la cambiante se mantenía en un estado de alerta mientras revisaba el sarcofago, mirando involuntariamente de vez en cuando a su espalda, a pesar de que a ella le encantaba observar, no era partidaria de sentirse observada, igual era demasiado controladora, e incluso rozando lo paranoico con el control, no le gustaba que las cosas se escapasen a su visión, a su vigia casi constante que ejercia la cambiante en forma de halcon, buho o cuervo sobre la parisina ciudad, desvió su mirada a Naitiri, escuchandola y meditando, ella tenía mucho mas conocimiento, sobre el egipcio, efectivamente entre las dos tenían muchas más posibilidades de conocer lo que tenían ante ellas, un sarcofago embuido en macabras leyendas, aunque lo que estaba descubriendo Naitiri no es que fuera un futuro muy esperanzador en cuanto al sarcofago, aunque si estaba dando sentido a lo que ella estaba viendo impreso en la piedra.
Efectivamente Naitiri se mostro confusa con la relación de Jano, asi que Eylith entrecerrando los ojos. -Jano el dios de dos rostros, pasado y futuro, sin duda no está ahí por casualidad, debe guardar alguna relación con esto...algun tipo de profecia tal vez, pero un sarcofago asi debe tener miles, y no sabria por cual empezar, quizás haya que pedir libros de mitos y demas que nos de pistas del cometido de jano ahi.- Chascqueo la lengua pensativa mientras se acariciaba el menton torciendo el gesto a señal de concentración por encontrar una respuesta pausible a los enigmas que ofrecia aquello.


Se acarició su propio cuello buscando aliviar la tensión que la machacaba de sobremanera, Naitiri confirmó la sensación abiertamente, más enarcó una ceja ante las palabras de la morena muchacha respecto a las incripciones, si bien es verdad que eso podría haber sido asi, había varias piezas en el puzle que no encajaban, y estaba dispuesta a colocarlo de tal forma que empezara a cobrar algun sentido, lo peor era los pensamientos que se adueñaban de la cabeza de la cambiante, pensamientos que si otro supiera lo encontraria escalofriante dado el contesto, Eylith frunció los labios pensativamente. Se agachó para descifrar la siguiente parte, mientras encontraba sumamente interesante lo que estaba traduciendo Naitiri, de hecho abrió los ojos como platos pues lo que decia la morena daba sentido a lo que ella misma estaba traduciendo, con su parte romana, se mordió la lengua como reacción a lo que descifraba, mientras arqueabas las cejas y miró a Naitri.
-Sin duda tenian que ver con el mundo sobrenatural, y eso no me gusta ni un pelo en este tipo de cosas, lo dicho, creo que hay mas caretas de las que me gustaria admitir en esas cosas...y en tiempos pasados...eso debía ser muy inquietante.- Dijo pensativa, si había esos seres...¿por que los humanos no iban a pensar de la existencia de dioses? era hasta casi totalmente plausible.


Le llamó la atención las palabras de la egipcia cuanto menos. -Creo que tiene sentido...todo, el ankh rota y el encerrarlo, la señal de haber sido abierto desde dentro...pero las cadenas parecen intactas...algo se escapa....mira...creo que los romanos inscribieron a la vez que los egipcios, aqui muestra cuando los romanos llegan a egipto, sin embargo parece que el hijo de Sekhmet era especialmente acosador para los mortales, y mira, aqui se ve a los romanos y a los egipcios rogando a los dioses que consideraban que podían hacerle frente, y los dioeses acudieron...pero parece...que los dioses pidieron algo para atraparlo...es como un ritual, pero no se si está estropeada la inscripción o se me escapa a mi conocimiento lo que hacen.- Arruga la nariz y sigue mirando buscando cosas que le den pistas, mientras toca las cadenas asegurandose que esten atadas bien. -Espero que encuentren la llave pronto...aunque por otro lado me inquieta también.-No iba a mentir, el conocer más le encantaría pero la voz de la razón también decia que se andara con cuidado frente a lo que tenían delante.
-Sin embargo...¿si querían tenerle encerrado para toda la eternidad, por qué hacer una llave para dejarle salir? lo unico que se me ocurre, que podía tener adoradores que en un futuro planeasen sacarlo para algun cometido e hicieron una llave en cubierta para abrirlo...de hecho...creo que deberiamos buscar la hendidura donde la llave encaja para saber que buscamos. Sin duda fue un gran trabajo, si miras el sarcofago no hay indicio de que se pueda abrir de ninguna forma, lo cual estaba diseñado para que no supieran que se pudiera abrir...da mucho que pensar este asunto.- Resopló echando un vistazo general al sarcofago, efectivamente a simple vista no parecía nada que se pudiera abrirse, se mordió el labio inferior desconcertadamente, sin duda la egipcia tendría mas ojo para buscar la hendidura de la llave. -Es inquietante...- Dijo sumida en sus pensamientos, pensar que los comentarios de su prima tenían cierto sentido la ponian los pelos de punta, que una loca prevea cosas no es buena señal, suspirá pesadamente caminando de un lado a otro pensativamente.
Derrepente se paró en seco, jano dios de pasado y futuro, sin duda tenían pensado que esto tuviera alguna repercusión en el futuro, por lo que posiblemente los que crearon el sarcofago podían haber sido sobrenaturales, ya que podrían ser seguidores, pero...¿un demonio? por un segundo tuvo la ridicula idea de tratar de zarandear el sarcofago mientras le pedia a Naitiri que pegara la oreja y le dijera que oia en su interior, pero ese pensamiento solo era presa de la frustración que sentia la cambiante.- Sin duda hay algo aqui que no cuadra y se escapa, sin duda ahora si que encontraría a bien encontrar a un vampiro que tenga esa antiguedad y que estuviera alli cuando sea quien sea que esté aqui dentro anduviera a sus anchas y nos dijera que demonios ha pasado, pero creo que eso no va a ser posible, y como veo que conoces la historia de quien pudiera haber dentro...¿se sabe algo de como consiguieron meterlo ahi?



"Ven, y dale otra oportunidad a la fría oscuridad"



Saludo a la noche:


avatar
Eylith Enhydra
Hechicero Clase Alta
Hechicero Clase Alta

Mensajes : 58
Puntos : 54
Reputación : 17
Fecha de inscripción : 19/01/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sarcófago Ankh // privado Naitiri

Mensaje por Naitiri Zahir el Jue Abr 05, 2018 10:58 am

"La voz de la sangre se puede oír en el silencio"





Sin duda alguna lo que teníamos entre manos era totalmente extraño y sobre todo el que abarcara ambas culturas era cuanto menos sorprendente, porque si bien era cierto que Roma estuvo por un tiempo en Egipto jamás se había encontrado pruebas ni indicios de que estos pudieran trabajar juntos bajo ningunas circunstancias, pero como siempre pasaba todos los países y todas las religiones tenían “historias negras” que no querían que la gente las contara y se recordara con el paso de los años así que suponía que, más bien, lo que teníamos entre manos Eylith y yo era una de esas partes de la historia negra que había quedado como recuerdo y que por mucho que quisieron tapar y ocultar al final había salido a la luz como pasaba siempre con todo en la vida, no importaba lo mucho que quisieras dejarlo escondido porque de alguna forma encontraban la manera de salir a la luz para que todo se supiera. Me inquietaban varias cosas acerca del sarcófago que estábamos estudiando y sin duda alguna no me quedaba tranquila con lo que había pasado en el barco cuando lo habían traído desde Egipto. Conocía muchas leyendas pero algo me hacía pensar que las que había entorno a este en concreto comenzaban a ser verdad porque habían cosas incoherentes para la época en la que se debió de haber construido así como la época en la que fue utilizado. Ningún sarcófago, incluso el de los más grandes faraones de toda la historia de Egipto, se construyeron para que se pudiera abrir desde dentro porque ya estaban muertos cuando los embalsamaron, de forma que no se pudiera perturbar su “paz” y su estancia en el otro mundo. Y aunque se hubiera hecho con la intención de castigar y que no pudieran salir, ¿por qué abrirse desde dentro? No tenía ni sentido ni lógica alguna y eso era algo que me traía de cabeza, era la primera vez que escuchaba que uno se abría desde dentro y es que no le encontraba el sentido lo mirara por donde lo mirara... había algo que se nos estaba escapando y que estábamos pasando por alto porque no entendía nada de nada, en vez de responder me estaba generando más y más preguntas, juraba por Ra que no iba a dejar aquel caso hasta no haber obtenido todas y cada una de las respuestas que nos hicieran comprender al cien por cien aquello que teníamos, saber por qué fue construido, y por qué lo de abrirse desde dentro.

Sin duda alguna la parte que encontramos en el lateral y que llevaba ambas inscripciones nos sirvió un poco de ayuda mientras lo estábamos traduciendo. Era como si quisieran dejar constancia de lo que estuviera pasando para que quien lo encontrara lo supiera, y es que como le había dicho a ella aquel sarcófago no inspiraba “confianza” para abrirlo porque todas las señales te hacían pensar que lo dejaras cerrado, sobre todo esas cadenas que lo envolvían y que no se habían roto pese a que, de haberse abierto el sarcófago, se habrían roto sin duda alguna. Lo que traduje no es que fuera mejor de lo que tenía pensado, el hijo de la diosa Sekhmet del cual jamás había oído en ningún lado ni tampoco se hacía mención en ningún lugar, contaba lo que había pasado y lo que hizo para acabar en aquel sarcófago al convertirse en lo que denominaban un “demonio” que absorbía la energía vital de las personas aunque a veces también se alimentaba de sangre como lo había hecho su madre, la diferencia es que a Sekhmet le fue tendida una trampa por el mismo Ra que la tranquilizó y que hizo que dejara de beber sangre... pero al parecer el hijo, descontrolado y lleno de ira y oscuridad, había querido arrasar con todos los humanos al verse sus planes frustrados por Ra. Fue entonces que Eylith tradujo lo que ponía en su parte y que decía que fue en ese momento, en el que el hijo estaba más descontrolado, que llegaron los Romanos a Egipto y que ambos se unieron pidiendo ayuda a los dioses para que pararan al hijo de Sekhmet. También dijo algo acerca de un ritual pero que no podía leerlo bien porque parecía que la inscripción estaba dañada o ella no sabía muy bien cómo interpretarla... algo que me hizo morderme el labio pensando en lo que ambas habíamos aportado como historia. Sin duda alguna estaba claro que los dioses representados habían logrado controlar al “demonio” que, como bien había dicho Eylith, parecía más bien tener que ver con un caso sobrenatural y que es no dudaba que el hijo hubiera sido maldito convirtiéndose en un “demonio” y encerrado por los dioses para que no volviera a molestar jamás a la humanidad, encerrado por siempre en un sarcófago que llevaba protecciones como la cruz rota para que vagara siempre por el limbo y no pudiera escapar nunca. La miré cuando dijo que esperaba que encontraran la llave aunque yo más bien no quería que lo hicieran, sí sentía curiosidad pero si los dioses habían encerrado algo tan peligroso era mejor dejarlo encerrarlo y no abrirlo.



-Tendríamos que averiguar también qué ritual utilizaron para poder encerrarlo, además de encontrar la llave –dije levantándome observando el sarcófago de forma determinada- sí, seguramente sea como bien dices de que quizá alguien que sí que lo adoraba y lo “seguía”, por llamarlo de una forma, pudiera haber creado una llave para poder abrirlo más adelante... aunque eso solo me lleva y me plantea más dudas, pero seguramente quisiera esperar a que la presencia de los Dioses fuera menor para poder acercarse y abrir el sarcófago para que saliera, es la única explicación que le encuentro. O que dejara pasar el tiempo bastante como para que no se acordaran y entonces aparecer y abrirlo... pero el sarcófago debía de estar protegido y seguramente hasta custodiado –hice una pausa- lo que me pregunto es, si había una supuesta llave que lo abría, ¿por qué esperar tres siglos para abrirlo? Es algo que no tiene sentido, es algo que no cuadra... –comente mordiéndome el labio y cruzándome de brazos pensando en qué podría haber pasado. La idea de encontrar a un vampiro tan antiguo como la época que databa el sarcófago era muy buena, sin embargo, quizás habría que buscar a uno más antiguo para saber la verdad de todo aquel asunto. La miré cuando dijo que yo conocía la historia de quien había dentro, algo que me hizo lanzar un suspiro y negar con la cabeza de forma lenta mirándola- en realidad es la primera vez que leo que Sekhmet tuvo más de un hijo –hice una leve pausa- en todas las historias, en todos los libros, en todos los templos... en todo lo que se ha registrado hasta la fecha jamás se ha mencionado que ella tuviera un segundo hijo, de hecho, a los tres; ella, su marido y su hijo se les consideraba como la “tríada de Menfis”, jamás se mencionó en ningún lugar que tuviera un segundo hijo. Al igual que sí se había mencionado el sarcófago de Ankh y las leyendas que había entorno a este, todas las religiones y todos los países tienen algo de “historia negra”, y estoy convencida de que el hecho de sacar dicho sarcófago y crear una leyenda fue para evadir y desviar la verdadera atención de lo que ocurrió y de lo que encierra en su interior... es a la teoría que llego –comencé a dar vueltas entorno al sarcófago buscando el lugar donde podría estar la ranura que junto a la llave lo abriría- quizás deberíamos de mirar y de buscar en libros mucho más antiguos por si encontráramos algo relacionado sobre dicho hijo, a partir de ahí podríamos formar una base y empezar a construir y desentrañar toda la historia que rodea al sarcófago. También pienso que cuanta menos gente sepa este hallazgo mejor será para todos, no sabemos si siguen habiendo adoradores escondidos esperando la oportunidad para liberarlo, y saber que tenemos dicha llave no nos beneficiaría en nada –me paré cuando, entre todo lo que había grabado, encontré un pequeño hueco que al poner mi dedo fue como si presionara y se abriera un cuadrada pequeño donde había un hueco- Eylith mira esto –dije cogiendo la lupa y examinando bien el lugar. Más que un simple cerrojo la forma que tenía era más bien hexagonal, como si no fuera una “llave” normal y corriente lo que abriera aquel ataúd, de hecho habían inscripciones que comencé a traducir para que ella pudiera saber lo que ponía- “el que derrama sangre, será su sangre derramada” –la miré a ella sin entender exactamente lo que quería decir con eso- no lo entiendo bien, pero todo tiene que ver con la sangre... –me mordí el labio pasando mi dedo por la forma hexagonal que había- ¿y si la llave no es lo que realmente aparenta? Esto tiene forma de joya, quizás se está refiriendo a algo en concreto hecho con sangre... no sería tan absurdo pensarlo dado que sabemos que se alimentaba de la energía pero también de la sangre, quizás así solamente podrían abrirlo ellos –me levanté pensando en qué se nos estaba escapando de las manos- hace ya algún tiempo leí algo sobre un antiguo demonio que hubo en Egipto, un demonio que tras causar un gran caos, este fue desterrado y encerrado... –la miré a ella- ¿y si guarda relación? Piénsalo, no se sabía nada sobre otro hijo de Sekhmet quien también se alimentaba de sangre, en el barco todos acaban muertos, en la expedición ocurren cosas extrañas... ambas hemos sentido como el ambiente ha cambiado desde que hemos abierto la caja, está maldito y está esperando el momento adecuado para que lo abran de nuevo, pero mientras tanto, yo creo que se alimenta de la energía que lo rodea para mantenerse con vida. Y creo que lo del barco no fue obra suya, de poder salir no estaría encerrado... más bien hay algo o alguien detrás de todo esto que quiere que esté libre de nuevo y por eso hizo lo del barco, pero quizás no sepa exactamente qué tiene que hacer y está esperando el momento adecuado.  



Forma Hexagonal



Another Time, Same Way. Your Future, My Destiny:

I'm a survivor, I fight for what i want:
You Changed My Entire World:
Du Er Min Skjebne:
Part Of Me:
My family; Blod bånd:
avatar
Naitiri Zahir
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 640
Puntos : 657
Reputación : 69
Fecha de inscripción : 27/11/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sarcófago Ankh // privado Naitiri

Mensaje por Eylith Enhydra el Vie Abr 06, 2018 3:01 pm

"Es allí donde germina
su delirio y su muerte"





Eylith se pellizcaba el puente de la nariz, señal de que está algo ofuscaba, habia demaiadas piezas en este puzzle, y cada una mas enrebesada que la anterior, escuchaba a Naitiri, sin duda era una mujer inteligente, y sus palabras la hacían sacar más deducciones respecto a lo que tenía frente a ellas. Cruzada de brazos echó la cabeza hacia atras, respirando profundamente aquel gelido ambiente perturbador, que le erizaba la piel de los escalofrios que ese ambiente la provocaban, clavó nuevamente sus ojos en Naitiri, torció el labio antes de chasquear la lengua y acercarse a la morena con los brazos en jarras. Su hipotesis realmente le parecía bastante cierta, seguidores esperando, ¿esperando a que? no lo sabía, pero entonces algo dijo la egipcia que volvió a dejar a la irlandesa con el ceño fruncido, y mirando el sarcofago.
-Segun muchas culturas los dioses mueren cuando dejan de ser adorados...como si nuestras plegarias les dieran fuerza, no se si la egipcia funciona asi, pero la griega y la romana se le acerca, lo cual me induce a pensar, que el segundo hijo pueda ser tan cruel que intentaran eliminar todo apice de historia de él, como un intento de borrarlo de la historia, para evitar que atrayese la atención de fanaticos, no puedes adorar algo que no sabes que existe...si ciertamente no se han visto en Egipto ni en roma nada de él, es por qué no querían que supieran de él, asi que lo enterraron en el agujero más hondo que pudieron, protegiendo con maliciones, incluso intuyo que lo pudieron enterrar bajo un nombre falso.- Desde luego era toda una teoria, pero a la cambiante no se le antojaban del todo descabellada, y no era la primera vez que había oido de esa practica, de intentar borrar a alguien del mapa pero solía ser por motivos oscuros, de venganza, para que no quedara en el recuerdo...pero con alguien tan malvado no era de extrañar.


Miró a la egipcia, quizá a ella le pareciera igual de plausible esa teoria, sin duda para ella tenía mucho sentido, le quisieron borrar del mapa, miraba con atención las inscropciones, entrecerrando los ojos intentando buscar la historia, ¿como lo consiguieron? no lo sabe, pero lo sabran...tienen que descubrirlo. -En cuanto a lo que has dicho antes, si puede ser que esperasen a que la influencia de los dioses...osea quiero decir, ahora no es tan primordial como antes, no estan presente en todo, aunque seguimos con las creencias dejaron hace tiempo de girar nuestro mundo absolutamente a su alrededor, entonces...si lo piensas friamente sería un buen momento para resurgir..pero debiera haber algo más en todo esto.- Respira profundamente, está segura que nada es tan sencillo, paseaba los dedos por las inscripciones, si vendría bien un vampiro que fuera de aquella epoca y diera luz, y aunque en lo personal a Eylith le agradaba los vampiros, no es que fuera buena idea buscar uno, los antiguos solían ser por decirlo de manera suave, muy excentricos, muy paranoicos tambien, sobre todo cuando metias las narices en su pasado.


Observó lo que Naitiri descubrió ese extraño hexagono, y escuchó lo que ella dijo, las inscripciones desde luego daban señal a un vampiro, pero eso sería incluso facil, pero lo que dijo Naitiri era plauxible. -Si necesita sangre...¿por que habia sangre en el barco? osea no estaban desangrado...se alimenta de energia vital...para mantenerse con vida...verás si te soy sincera, hace años...muchos, en irlanda tuvimos una investigación y ahora que mencionas eso tenía ciertas similitudes con esta. Era un mecanismo que funcionaba con sangre, ponías la mano, y una pua de acero te perforaba la mano, y veias como la sangre que caia activaba unos mecanismo que abrían la tumba, en su interior...encontramos un vampiro dormido...nosferatu...pero quizás en letargo estaba...mi hermana se las ingenió para no despertarlo al arrebatarle el pergamino....puede que el mecanismo de este sarcofago como bien dices, funcione de una manera similar. Pero me siento ahora mismo igual de perdida que una estudiante y eso no me gusta.- Confesó mirando el sarcofago, despues miró hacia la puerta. -si, creo que debería avisar al museo de que no lo expongan o me temo lo peor...



"Ven, y dale otra oportunidad a la fría oscuridad"



Saludo a la noche:


avatar
Eylith Enhydra
Hechicero Clase Alta
Hechicero Clase Alta

Mensajes : 58
Puntos : 54
Reputación : 17
Fecha de inscripción : 19/01/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sarcófago Ankh // privado Naitiri

Mensaje por Naitiri Zahir el Dom Abr 08, 2018 11:38 am

"Los secretos más grandes se
ocultan en lugares inverosímiles"




Eylith y yo tratábamos de descifrar y desentrañar lo que teníamos entre manos con aquel sarcófago, algo que nos sacaba a ambas del contexto en el que estábamos y nos hacía tener más preguntas que respuestas, porque no hallábamos lo necesario como para poder buscar las respuestas que necesitábamos en esos momentos. Además de que ambas las queríamos ya porque era una cuestión personal –o al menos por mi parte porque no me gustaba dejar las cosas a medias- es que el museo también nos las pediría para saber con qué estaban tratando y qué debían de hacer con dicho sarcófago. Desde luego que la idea de que pudiera estar expuesto al público no era una idea que me tranquilizara en lo más mínimo, no era una buena idea y no era algo que recomendase por el momento así que quedaba más que descartada. Por otra parte me tenía intrigada a la par que preocupada que ninguna de las dos que éramos expertas en aquellos temas pudiera sacar en claro lo que teníamos frente a nosotras, que era peligroso era algo más que claro y evidente por lo que habíamos encontrado en el primer examen que habíamos hecho, pero aún quedaban muchas cosas más por ver y que examinar para tener un veredicto final. Lo que habíamos encontrado tampoco me dejaba demasiado tranquila ya que todo indicaba que debíamos de coger el sarcófago y devolverlo a donde lo habíamos encontrado, pero sabía que tarde o temprano volvería a salir a la luz y si al menos lo podíamos tener en un sitio controlado mejor eso que no dejar que otros lo encontraran y no tuvieran ni idea del peligro que encerraba. Primero debíamos de aclarar las dudas que teníamos y ya después iríamos formando una idea para poder darle al museo. Mis desiertos fueron hacia la mujer que tenía a mi lado viendo que llevaba sus dedos al puente de la nariz, como si ella buscara una calma o se tranquilizara, o simplemente pensara en una posible solución para la tarea que nos habían impuesto. Sí que había sido una buena idea contar con su ayuda y que nos juntaran porque claramente yo solo hubiera sido imposible descifrar y traducir lo que ponía porque de cultura clásica entendía más bien lo justo y lo necesario, de la nórdica me defendía bastante y de la egipcia era un tema más que controlado. Aún seguía dándole vueltas al significado de los dioses representados porque, si estaban, quería decir que importancia tenían y no había que pasarlos por alto.

Fue entonces cuando ella habló y ladeé mi rostro para contemplarla escuchando sus palabras. Tenía razón en todas y cada una de ellas; con el paso del tiempo la gente había ido “perdiendo” la costumbre de adorar a los dioses y de pedirles por ayuda como si la práctica se hubiera ido perdiendo con el paso de los años, era cierto que ya no se rendía de igual forma que antiguamente y que las culturas o la gente mejor dicho ya no rondaba entorno a los dioses, porque con el paso del tiempo se habían adquirido conocimientos que antiguamente no existían y habían cambiado bastante las cosas. Pudiera ser perfectamente que estuvieran esperando el momento adecuado y oportuno aunque realmente no entendía por qué después de tanto tiempo querían abrir el sarcófago o, simplemente, es que no supieron donde se encontraba y ahora que había salido a la luz querían buscarlo para abrirlo y que “despertara” lo que había en su interior. Si habían ocultado su presencia en toda la historia para que no fuese recordado era más que factible que lo enterraran bajo un nombre falso y despistaran para aquellos que lo siguieran no pudieran encontrarlo... quizás simplemente había sido eso y de alguna forma se habían enterado, aunque no podíamos dar por el momento nada válido. La otra pregunta que nos dejaba descolocadas era el tema de la sangre y la pequeña forma hexagonal en forma de joya que habíamos encontrado y que parecía que era el mecanismo para abrir el sarcófago, como ella bien decía de ser así se podría haber abierto cuando estuvo en el barco pero entonces seguía sin cobrar sentido la idea de que se podía abrir desde el interior, porque no había nada que respaldara esa teoría porque no había sentido alguno, o al menos nosotras no lo encontrábamos. Me mordí el labio pensando durante unos segundos algo que pudiera darnos alguna pista de todo lo que sabíamos, sentía como que intentábamos juntar las piezas de un puzle pero que nos faltaban muchas piezas que unían y que eran necesarias para poder terminar todo el conjunto y ver una única salida. Lancé un suspiro pensando a la par que escuchaba sobre aquel mecanismo que habían encontrado y que con una púa que pinchaba en la mano, para que la sangre cayera, abrieron un sarcófago que albergaba en su interior un nosferatu, los vampiros más peligros de todos.



-Yo creo que se nos está escapando algo y que no terminamos de verlo –dije para mirarla a ella- evidentemente de que nos faltan “piezas” para completar todo el rompe cabezas pero además de eso creo que algo se nos escapa y que no hemos entendido del todo. Vayamos por partes; primero de todo creo que deberíamos de eliminar la opción de que el sarcófago se pueda abrir desde el interior, porque de poder ser, ya hubiera salido lo que quisiera que hubiera dentro en el momento en que lo encerraron... si fue castigado, si fue condenado no hay nada lógico que explique ese mecanismo que creemos que está, pero yo más bien pienso que no es así y que quizá pueda ser una pista falsa, no sería la primera vez que me encuentro con una como esta –hice una pausa- segundo; concuerdo en que fue enterrado en una tumba falsa para que no pudieran enterrarlo porque, por lo que hemos descubierto, fue castigado y de ahí que no se supiera exactamente quién es realmente... quizás sí aparece en la historia aunque no se menciona como tal, es decir, no se menciona como la hija de Sekhmet, sería también una forma de recordarlo pero no dándole toda la importancia como de la otra forma. No quedaría en el olvido del todo quizás como advertencia. Tercero; lo que dices de la sangre tiene sentido pero yo creo que, pensándolo bien, no sea con cualquier sangre con la que se pueda abrir el mecanismo puesto que de haber sido así en el barco se podría haber abierto y no es el caso. Necesitan sangre pero quizás necesiten de la sangre de alguien que, o bien hizo este sarcófago, o de alguien que estuvo presente en su momento –fue hacia la puerta y pedí a uno de los guardias que me trajera un libro en concreto que había guardado bajo llave en mi despacho, le di la llave y le pedí el libro que tenía que traerme- quizás sobre eso podamos arrojar algo de luz, centrémonos en quién hizo el sarcófago y quienes participaron en el ritual, además de qué hicieron, para meterlo ahí dentro –lo señalé con el dedo mientras esperaba a que el guardia llegara con lo que le había pedido- a partir de ahí vayamos reconstruyendo paso a paso conforme sabemos y los datos que tenemos. Aún quedan más zonas del sarcófago que examinar y estoy segura que puede que incluso haya un mensaje cifrado en todo lo que hay alrededor, si fue tan importante no dejarían que cualquiera pudiera abrirlo ¿no te parece? –Finalmente tras comenzar a mirar más en profundidad en los laterales del sarcófago mientras esperábamos al guardia encontré algo que llamó mi atención- aquí está –dije haciendo una seña a Eylith para que se acercara- tenía razón, hay un mensaje cifrado en todo el sarcófago –la miré señalando lo que, a simple vista, parecían jeroglíficos normales- es algo muy extraño y de lo que muy pocas personas saben pero para nuestra suerte tengo lo que nos puede ayudar a descifrarlo –un par de minutos más tarde llegó el guardia con un libro de cuero negro donde tenía anotaciones- no pensé que volvería a utilizar este diario, es de mi madre –lo abrí viendo lo que contenía en su interior buscando las páginas que necesitaba- ella empezó una investigación y logró descifrar algo que muchos arqueólogos no pudieron hacer en su momento –ese diario había ayudado a encontrar la reliquia que ayudó a Ubbe en su momento, un diario que pese a encontrarme con mi madre de nuevo me había pedido que me lo guardara por lo que pudiera llegar a pasar- voy a tardar un rato en saber qué es lo que pone, ¿crees que haya algo cifrado en la parte romana?



Another Time, Same Way. Your Future, My Destiny:

I'm a survivor, I fight for what i want:
You Changed My Entire World:
Du Er Min Skjebne:
Part Of Me:
My family; Blod bånd:
avatar
Naitiri Zahir
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 640
Puntos : 657
Reputación : 69
Fecha de inscripción : 27/11/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sarcófago Ankh // privado Naitiri

Mensaje por Eylith Enhydra el Mar Abr 10, 2018 6:15 pm

Pensaba, y le daba vueltas, era como estar en un callejon de una pesadilla donde corres y no avanzas, estaba muy despistada, y todo eran palos de ciego, y teorias que podían ser o no, y eso tenía a Eylith demasiado despistada, todas las conclusiones que sacaba ella era igual de factibles que las que tenía Naitiri, se acariciaba la barbilla con la señal de frutración, y empezó a pasear de un lado a otro con cierta ansiedad, mirando con recelo ese sarcofago y lo oscuro que su aura demostraba, apretaba sus labios, con fuerza, estaba muy despistada, metió sus dedos entre su cabello negro, mientra quedaba pensativa por las palabras de Naitiri, apretando asi los labios, mientras pensaba, buscandole una razón a todo ello.
Se quedó unos segundos con la vista fija en la egipcia cuando aseguró que si se pudiera abrir desde dentro ya habría salido, lo que hizo que la irlandesa pusiera sus brazos en jarra y ladeara la cabeza a la vez que apretaba los labios, y resoplo cerrando los ojos mientras negó con la cabeza, analizando por partes las palabras de Naitiri. -No...veamos, puede ser, en el supuesto caso que se pudiera abrir desde dentro, que no digo que lo haga como tú bien dices, pero...en el caso de que si fuera factible, igual solo lo pueda hacer bajo unas circunstancias y un determinado tiempo....o no lo hace por que no ve el motivo...- Era solo una teoria claro, pero no podía ahora mismo descartar nada, había demasiadas cosas que encajar previamente.


Se acarició los barcos para entrar en calor, pues la temperatura descendia y aunque a ella le agradaba el frio este era espezlunante. Apretó los dientes en una señal de estar pensativa, y echó nuevamente la cabeza hacia atras para seguir dandole vueltas a las palabras pronunciadas por la egipcia, pues ella estaba deacuerdo en lo anteriormente mencionado por Eylith, lo cual le pareció no ir desencaminada si las dos llegaban al mismo puerto, más entrecerró los ojos fulminando con la mirada al sarcófago. -Ahm...¿no habra ninguna hendidura afilada verdad? no es que tenga ahora mismo el altruismo de donar sangre a lo que sea que vaya adentro...pero....uhm..-Detuvo sus palabras ahí, no creia que fuera revelante que una loca lleva revuelta desde que el barco estaba en aguas francesa aunque fuera encallado, había caido en ese detalle, pero no veía motivo para revelarlo, o darle importancia si quiera, pero para ella si era un motivo para darle vueltas al asunto, con cierta alarma, aparte de asentir mirando a Naitiri en modo de lo que concordaban sus sospechas.


Observó como iba a pedirle algo al guardia, y pudo notar como al abrir la puerta entraba calor de esterior que se disipava rapidamente al cerrar, entonces miró repentinamente al sarcófago, dando aun mas credito a lo que anteriormente mencionó Naitiri, que puede que el sarcófago absorviera la vitalidad de su alrededor. Asintió confirmando las palabras de Naitiri, pues estaba deacuerdo en descifrarlo entero, eso daria luz, posiblemente.
Le trajeron el libro y Eylith observó atenta como el guardia noto algo extrañado el frio, aunque es posible que pensara que seria a proposito por tema de conservación, ignorante, pensó la irlandesa, y volvió a acercarse a Naitri a ver que quería mostrarla. Asi que un mensaje cifrado, interesante, sin duda lo que había en ese cuaderno se le antojo curioso y una gran fuente del saber, Eylith asintió y se fue a buscar el mensaje. -Vaya...que Latín tan antiguo...cuesta hasta leerlo.- Aseguró Eylith mientras palpaba las hendiduras con los dedos. -Parece una advertencia...galimatias...a mi prima se le dan mejor que a mi...pero juraría que es una advertencia a todo aquel que se tope con el sarcófago...necesito unos minutos...¿tú lo consigues leer?- Preguntó curiosa mientras forzaba la vista leyendo.



"Ven, y dale otra oportunidad a la fría oscuridad"



Saludo a la noche:


avatar
Eylith Enhydra
Hechicero Clase Alta
Hechicero Clase Alta

Mensajes : 58
Puntos : 54
Reputación : 17
Fecha de inscripción : 19/01/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sarcófago Ankh // privado Naitiri

Mensaje por Naitiri Zahir el Vie Abr 13, 2018 11:45 am

"The things of the night cannot explained in the day,
because they do not then exist"






Me frustraba no poder encontrar las respuestas que tanto estaban ansiando sobre aquel sarcófago que debíamos de estudiar Eylith y yo, aunque las dos éramos expertas en campos diferentes y que abarcaban al sarcófago ni así podíamos averiguar qué nos traíamos entre manos y que comenzaba a sospechar que era algo mucho más grande de lo que a simple vista parecía ser, porque no era normal que hubiera pasado las muertes en el barco y tampoco el descenso de temperatura que aunque sí era normal encontrarlos en los lugares donde se hallaban dichos objetos, no así como en aquella cámara donde nos encontrábamos para poder examinarlo tranquilas sin que nadie nos molestara. Era como si un ambiente extraño nos rodeara y algo hacía que los vellos de la nuca se pusieran de punta, como si un escalofrío constante atravesara mi cuerpo y me tuviera en cierta tensión, como si de esa forma quisiera decirme que llevara cuidado porque era algo peligroso más incluso de lo que parecía a simple vista, y es que cada cosa que íbamos descubriendo hacía que más y más teorías acudieran a mi mente, pero no encontraba las respuestas adecuadas y las preguntas se acumulaban de una forma que llevé mis dedos al puente de mi nariz, masajeándolo durante un par de segundos con la intención de reducir un poco la presión que había en esos momentos e intentar pensar con claridad. Debíamos de tener claro un par de preguntas y empezar a partir desde lo más básico para luego ir subiendo, quizás de esa forma pudiéramos encontrar las respuestas necesarias para dar luz a toda aquella oscuridad. Las leyendas sobre algunos sarcófagos no es que me gustaran en demasía, sabía que algunos de ellos eran simplemente leyendas que se habían inventado para que los parias no robaran en las tumbas... pero algo me decía que todo lo que había escuchado sobre este en particular era totalmente cierto, comenzaba a no tener duda alguna al respecto. Además estaba la idea de que el ataúd se abriera desde dentro, algo que no cuadraba en ninguna de las teorías que había formulado en mi mente y que distaba mucho de que concordara con la idea de “castigo” que es lo que querían hacerle al que encerraron en su interior. El hijo de Sekhmet, ese del que nadie sabía y que más bien pensaba que habían ocultado su verdadero nombre cambiándolo por otro para que nadie pudiera reconocerlo, en ningún lado había un registro sobre que Sekhmet hubiera tenido un segundo hijo y sin embargo era lo que habíamos encontrado en las inscripciones del sarcófago.

Primero debíamos de saber quién había hecho el sarcófago y por qué, además, había añadido esa pequeña rendija que había estado escondida donde ambas suponíamos que la sangre era la que podría abrir el sarcófago, la forma hexagonal en forma de lágrima era la prueba de ello y además estaba esa inscripción que hablaba sobre la sangre. Sin embargo, con la sangre que habían encontrado en el barco no se había abierto porque la forma hexagonal estaba limpia sin restos de manchas. Debíamos de empezar desde lo más básico e ir reuniendo las piezas que nos faltaban para completar el puzle, después podríamos ir avanzando poco a poco e intentar dar con la verdad sobre todo aquello. No supe por qué pero la idea de que el sarcófago en sí mismo contuviera un mensaje cifrado se me pasó por la cabeza, y tras comprobarlo mandé a que me trajeran el diario de mi madre que guardaba en el escritorio, agradecí tenerlo allí en el museo y no tener que ir a casa a recogerlo. Con aquel diario podríamos descifrar el mensaje que estaba oculto y quizás supiéramos la verdad de una vez, no dudaba de que hubiera algún mensaje en la parte de las inscripciones romanas por lo que le pedí a Eylith que lo mirara mientras esperábamos a que me trajeran el diario, uno que nos había ayudado a encontrar una reliquia importante en Egipto y que era necesaria para el vikingo y en la guerra que estaban librando en el norte. Lancé un suspiro cuando me preguntó si había alguna hendidura afilada en la parte de la sangre y negué con la cabeza porque no parecía que hubiera nada, así que eso afirmaba la hipótesis de que quizá se necesitara la sangre en concreto de una persona que pudiera abrir el sarcófago y liberar lo que hubiera dentro, aunque todavía me quedaba la pregunta de por qué habían esperado tanto tiempo para abrirlo y es que debía de haber algún motivo que se nos hubiera pasado. Sonreí de lado por sus palabra hasta que finalmente el guardia me trajo el diario dejándonos de nuevo solas en la cámara, su rostro cuando entró y seguramente notó el cambio de temperatura era una confirmación de ese ambiente enrarecido que había en el lugar... aunque si era cierto que se alimentaba de la energía vital de las personas, era probable que fuera lo que estuviera pasando y lo estuviera haciendo de forma gradual, quizás, porque no le quedaban apenas fuerzas.



-Lo cierto es que no había nada que pudiera indicar que hubiera alguna hendidura afilada, por lo que me hace pensar que solo unos pocos conocían de esa parte del sarcófago, eso cuadraría con el hecho de que esperaran tiempo para poder abrirlo aunque... bueno, dos milenios es demasiado tiempo –me mordí el labio y comencé a traducir el mensaje cifrado que había en los laterales mientras Eylith hacía exactamente lo mismo en el otro lado. Decía que era un latín bastante antiguo y que le costaba leerlo, una seña más de que era peligroso e importante lo que en su interior encerraba. La miré elevando mi rostro por encima del sarcófago cuando dijo que eran galimatías, pero que era como una advertencia sobre quien se encontrara aquel sarcófago y que necesitaba unos minutos más, asentí cuando me preguntó si yo conseguía leerlo- sí, pero es algo bastante complicado incluso con el diario de mi madre y aún puede que tarde algunos minutos más hasta que consiga tener una parte como para poder leerla –tenía a mi lado una hoja donde iba apuntando aquello que iba descifrando para que no se me olvidara, así era mucho más fácil enfocarme en descifrar el código sabiendo que lo que encontrara quedaba apuntado en esa hoja. Lo que ponía en mi parte no es que fuera demasiado alentador sino que más bien contaba como una pequeña historia, todavía no había traducido y encontrado todo pero todavía me quedaba un lateral más que mirar, sin embargo hice una pequeña pausa y cogiendo la hoja donde tenía anotado lo que había encontrado me acerqué a Eylith para que pudiera escucharme con claridad con la hoja entre mis dedos- tengo algo de lo que pone, me queda todavía una cara pero... tienes que escuchar esto –cogí la hoja y comencé a leer lo que había escrito- “el hijo de una diosa condenado a vagar por la eternidad en un limbo, castigado por los dioses para que nunca más pudiera a causar el infierno sobre la tierra. Protegido con maldiciones el sarcófago será el recipiente de su descanso por siempre, más antes de que pudieran encerrarlo el dios, cabreado porque lo enterraran con vida, lanzó una maldición sobre aquellos que lo condenaron y sobre aquellos que fueran sus descendientes, quienes siempre encontrarían la forma de liberarlo. Un pacto de sangre selló el destino del demonio en una noche de luna roja como la misma sangre, solo cuando la luna roja vuelva a salir de nuevo podrá ser liberado de su prisión para morar la tierra. Cuidado a quienes encontréis el sarcófago, pues en su interior solo se encuentra muerte, destrucción y caos” –terminé de leer las últimas palabras para luego mirar a Eylith, contaba un poco lo que había pasado aunque esperaba poder averiguar más sobre cómo lo habían encerrado y qué habían hecho, los rituales llevados a cabo- un pacto de sangre... tiene que ser el pacto que hicieron los dioses para mantener el sarcófago escondido, en cuanto a la luna de sangre creo que se refiere a una luna de sangre real –mordí mi labio mirando a la joven para pensar en unos momentos sobre lo que sabía de la luna de sangre- en un principio podría ser interpretado como una metáfora, quizás una luna llena pero... es real –hice una pausa- algunos escritos dictaron que hace mucho tiempo hubo una luna extraña que surcó el cielo, más bien, fases de la luna durante cuatro días que terminó con una luna llena de sangre. En un principio los antiguos egipcios pensaron que Ra había muerto y que la luna había sido teñida con su sangre porque fueron cuatro noches de oscuridad plena... pero, ¿y si guarda relación el que se haya abierto ahora, o el que se intente abrir en estos precisos momentos? Puede ser una teoría un tanto descabellada, pero su supo que hubo otra luna de sangre más después de eso, muchísimo tiempo después... ¿y si se acerca una luna sangre y por eso mismo ahora ha aparecido y pretende se abierto? Ahí ponía que solo sus descendientes podrían liberarlo y creo que precisamente la abertura que hemos encontrado es para que dejen caer su sangre activando solo así el mecanismo que quizá sí esté dentro, pero que no funcione hasta determinado momento.



Another Time, Same Way. Your Future, My Destiny:

I'm a survivor, I fight for what i want:
You Changed My Entire World:
Du Er Min Skjebne:
Part Of Me:
My family; Blod bånd:
avatar
Naitiri Zahir
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 640
Puntos : 657
Reputación : 69
Fecha de inscripción : 27/11/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sarcófago Ankh // privado Naitiri

Mensaje por Eylith Enhydra el Dom Abr 15, 2018 5:21 pm

"Hay veces que el dolor
duerme en sitios impensables"





La bruja se tocaba la barbilla mientras mantenía los ojos entrecerrados, el viejo lenguaje era similar al que ella usaba para los hechizos, lo cual su comprensión era bastante buena, de echo las repasaba con el dedo dibujando las siluetas, mientras alzaba la visión mirando a Naitiri escuchando lo que la egipcia cuenta, toda una profecia que la dejó pensando, su mirada volvía a hundirse en descifrar lo que estaba leyendo, mientras apretaba los labios, chasqueando la lengua, mientras pensaba en lo de la luna de sangre, todo lo que decía, por supuesto ella habló de la luna de sangre desde su propio punto de vista, el de los egipcios, pero lo cierto es que los griegos tenían una buena lectura del cielo y los planetas, aunque mucha información se perdío con la llegada de la iglesia a allí, pero había buenos astronomos entre los griegos, lo que le hizo recordar unas cuantas cosas, esperó a que Naitiri terminara, mientras acarició un mechon de su pelo negro.
Ladeó la cabeza lentamente mirando a la morena. -Los griegos tenían muy buenos astronomos, cuando la religión cristiana llegó aquellas tierras mucho se perdió y se quemo, pero como siempre digo...muchas veces se hacen acciones que son señales inequivoca de estupidez..en fin, quiero decir que en cada cultura da su propía versión de lo que ocurre, y he leido cosas acerca de las lunas de sangre, ya que en mis investigaciones más de una vez han salido nombradas.- Dió un largo suspiro miro mientras miraba nuevamente lo que tenía que traducir.


-Me ha llevado un poco más debido a que está lengua...sí, la conozco pero generalmente con otra connotación, lo que me hace pensar claramente que esto es una advertencía y una especie de hechizo a su vez.-
Comentó, quizá debiera mostrarle a la joven egipcia que no estaba ante una simple investigadora que trabajaba en el museo, pues solía tener una ventaja que otras personas no enfrentaban, ladeó la cabeza mirando el sarcofago, tenía que explicar las cosas por el orden correcto, o la joven egipcia la costaría seguirla ciertamente.
-Realmente no andas desencaminada, y por lo que estoy leyendo mentiría si no dijero que empiezo a estar ciertamente algo alarmada.- Confesó la bruja de negra melena, mientras se pellizcaba el puente de la nariz, en un intento de concentración mientras alzó la mirada leyendo la inscripción. -Aqui pone "Cuando la noche caiga, la niebla se densara a tiempo sobrenatural, enfriando hasta el corazón más calido si este sarcófago es importunado, pues lo que duerme en su interior desea salir, desea buscar el rastro de la destrucción, convirtiendo la destrucción en su placer mas deseado" .- Gruñó mirando el sarcófago con sumo recelo.- Vaya, que lenguaje más inusual, solo se lo he escuchado decir a una persona y leido en algun viejo libro de naturaleza oscura.- suspiró sintiendose algo recelosa de revelar mucho más.


-Por favor...detrás de mi.- Dijo de manera repentina, mientras la egipcia algo estrañada accedió a la patetición, Eylith alzó sus manos mirando el ataud, aunque no estaba segura de si esto era buena idea, pero por lo escrito igual no era tan peligroso. -develate..- Musitó, unos lucilos aparecieron cerca de sus manos y el sarcófago rezumó una especie de brillo rojizo, como si fuere na leve niebla roja que salía de las inscripciones, tanto Eylith como Naitiri pudieron notar como una energía las daba un golpe en el pecho obligandolas a retroceder antes de desvanecerese todo y volver a ese frio tan sobrenatural como estraño que había desde que abrieron en primer momento el sarcofago. Eylith miró a la egipcia. -Lo siento, pensé que quizá abriendolo antes de tiempo no pasaría nada, pero parece que se aseguraron bien...y si, soy hechicera, espero que no te incomode.- Hechicera...que eufemismo, no Eylith no era hechicera, era bruja, pues solía tener una buena afinidad a la magia negra, como su melliza Wenkyel, con distintas especialidades todo sea dicho, pero ambas practicantes de la magia negra, la nigromancia, y la brujeria, pero eso Naitiri no necesitaba saberlo. -Bien...este se selló con un gran poder, y has dicho algo muy acertado, pues pronto habra una luna de sangre, tendré que mirar que día exactamente, pero será dentro de poco...queda algo de tiempo...pero no debemos demorarnos...voy a serte sincera, la última frase dice "Aquí encadenado yace el cuerpo de quien cerca de atraer la Gehena se encontró " y esto me inquieta, pues la unica persona que he oido hablar de ella, tiene la mente rota, pero cuando lo leí en un viejo libro que tiene más años de los que podría adivinar, me inquietó en su momento...y ahora esto...puede ser una señal, no necesariamente quien la cause, es como un puzzle, hay cosas que están sucediendo que dan señal de que se avecina algo, no alcanzo a decirte el qué exactamente.- Quizá todo era demasiada información para la bella egipcia, pero Eylith dejó que masticase la información a su ritmo.



"Ven, y dale otra oportunidad a la fría oscuridad"



Saludo a la noche:


avatar
Eylith Enhydra
Hechicero Clase Alta
Hechicero Clase Alta

Mensajes : 58
Puntos : 54
Reputación : 17
Fecha de inscripción : 19/01/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sarcófago Ankh // privado Naitiri

Mensaje por Naitiri Zahir el Miér Abr 18, 2018 10:43 am

"Para apreciar la luz, hay que conocer la oscuridad"






Realmente me desquiciaba y me alarmaba un poco el hecho de no poder tener una solución para el enigma que presentaba dicho sarcófago. Habían muchas leyendas sobre el mismo que eran escalofriantes y sin duda lo que había dicho Pierre era de lo más extraño porque jamás escuché que un sarcófago pudiera albergar o hacer algo como lo que sucedió en el barco, aunque muchas de las leyendas se quedaban en simplemente eso: leyendas que se contaban para que no pudieran robar la tumba de los faraones donde se enterraban con riquezas y joyas, pero otras eran reales y no podíamos descartar la idea y la opción de que quizás nos estuviéramos aventurando demasiado en un tema pantanoso del que quizás no pudiéramos salir, o realmente, nos estuviéramos acercando a unas arenas movedizas que nos dejarían atrapadas sin poder hacer nada, sucumbiendo a la voluntad y la maldición que el sarcófago tenía en sí. Teníamos que llevar cuidado y si en algún momento veía que la situación se nos salía de las manos no pensaba correr más del riesgo necesario con todo aquel asunto, no era una mujer que se echara hacia atrás debido a que mi carácter siempre era tirar hacia delante, pero sabía que había cosas por el mundo que se escapaban de nuestra comprensión y no quería arriesgar nuestras vidas para que se pudiera abrir y que se liberara lo que hubiera en su interior. Además, tampoco quería hacerlo porque no quería perder lo que tanto me había costado conseguir a lo largo de mi vida, no solo el trabajo que tenía y del cual disfrutaba plenamente, sino del hombre con el que me había casado y que había empezado una vida hacía relativamente un mes en el que habíamos vuelto del viaje. Tenía planes de futuro pendientes por hacer y ahora que veía realmente que podía llevarlos a cabo no pensaba arriesgarme más de lo debido, entre otras, porque si se el vikingo se enteraba que era yo quien se zabullía de cabeza en algo “suicida” iba a tener más que unas palabritas conmigo y no quería que él llevara la razón en ese sentido, no cuando el gen suicida parecía correr por las venas de todos los Cannif. Lancé un suspiro porque cuanto más conocíamos sobre el sarcófago más me ponía los pelos de punta y sin embargo la traducción que había sacado de las partes que estaban cifradas no es que fuera demasiado alentadora, hablaba claramente del mal que albergaba en su interior y que no debía de ser abierto... por lo que solo quedaba la opción de que alguien estaba interesado en que se abriera y seguramente, dado que la luna de sangre sí era real, estaría esperando el momento oportuno para abrirlo. Quizás no fuera tanta casualidad lo que sucedió en el barco ya que la maldición que lo acompañaba era bastante fuerte, quizás es que las fases para que la luna de sangre llegara a verse en el cielo estaban empezando y aquello era un síntoma de que así era.

Teníamos que averiguar cuándo exactamente se produciría dicha luna de sangre, porque entre otras cosas debíamos de evitar que aquel sarcófago se abriera y muy a mi pesar algo me hacía pensar que el museo no sería un lugar demasiado seguro como para dejarlo, por muchos guardias que custodiaran cada centímetro del lugar. Tampoco es que el museo hiciera público lo que pudiera pasar y tampoco hablaría sobre el objeto en sí, pero no arriesgaría la vida de las personas que trabajaban allí de estar en peligro, aunque me temía que daba igual el lugar donde estuviera el sarcófago porque realmente pasaría por todo lo que se encontrara en su camino. No era una casualidad que todo comenzara a suceder ahora, las fases de la luna debían de estar comenzando y la luna de sangre seguramente empezaría dentro de poco por lo que el tiempo se nos echaba encima si no podíamos averiguar cómo parar todo aquello, pero es que quizás nos enfrentábamos a un mal mucho mayor de lo que pudiéramos llegar a imaginar, aunque eso eran pensamientos propios que se me iban ocurriendo conforme avanzaban las cosas. Quería saber qué había podido descifrar y traducir ella de su parte para ver si las piezas cuadraban, las advertencias eran más que claras así que la escuché en cuanto terminé de hablar, coincidía con ella en que los griegos eran buenos astrónomos aunque los egipcios también lo eran en su momento, sobre todo porque las pirámides estaban perfectamente alineadas con el cinturón de orión aunque como bien había dicho ella mucho del conocimiento que se adquirió en aquellas épocas que ambas habíamos estudiado se había perdido con el paso del tiempo, miles de papiros y de libros que borraban siglos y siglos de conocimiento que quizás nos fueran de utilidad en esos momentos pero que, debido a la ignorancia de algunos humanos, habían quedado en el olvido hacía demasiado tiempo. Ella decía que había oído hablar también sobre la misma luna de sangre y quizás no era de extrañar que ambas culturas hubieran sellado dicho sarcófago, parecía que la cosa iba tomando forma.



-Opino igual que tú, muchos conocimientos se perdieron sobre todo en la quema de la biblioteca de Alejandría donde era el mayor lugar de conocimiento del mundo... quizás algunos de esos libros o papiros nos hubieran servido de utilidad para ahora, pero debemos de trabajar con lo que tenemos
–y ambas éramos capaces de hacerlo- dices que en algunas investigaciones también has oído hablar sobre la luna de sangre, por lo que tengo entendido, es un fenómeno que solo ocurre una vez cada miles de años... ¿y si estamos ante el próximo acontecimiento? Quizás el que el sarcófago haya sido descubierto ahora no sea casualidad, y lo del barco tampoco... quizás las fases de la luna que terminen en esa luna de sangre hayan empezado ya –era una teoría un poco “loca”, pero podría ser válida también. Me acerqué hacia donde ella estaba para escuchar qué era lo que había traducido de su parte, decir que estaba preocupada y alarmada era lo mismo que hubiera dicho yo si me preguntaran en esos momentos. Mordí mi labio inferior escuchando sus palabras y anotándolas igual que tenía anotado arriba de la hoja lo que yo había traducido formando un único texto. No me gustaba tampoco lo que ponía en su parte, no entendía una parte en concreto porque no sabía qué quería decir así que la miré a ella- ¿crees que con lo de “congelar el corazón más cálido” estará hablando de alguna magia antigua, y no a la muerte per se? –Pregunté porque quizás, y solo quizás, no era solamente la muerte lo que se encontraría al abrir el sarcófago. La miré con una ceja enarcada cuando me pidió que me pusiera detrás de ella así que lo hice, contemplé en silencio lo que hizo dándome cuenta del motivo por el cual conocía el mundo sobrenatural ya que era una hechicera, desde luego no era la primera que conocía a lo largo de mi vida. Como si de un truco de magia se tratara vi aparecer unas pequeñas luces de las manos de la hechicera, para luego ver que el sarcófago empezó a emitir una luz rojiza, el ambiente cambió a nuestro alrededor sin entender qué estaba pasando y entonces sentí como si una onda de energía golpeara mi pecho haciendo que retrocediera un poco... para luego volver todo a la normalidad como si no hubiera pasado nada. Miré a Eylith unos segundos cuando me afirmó que lo había intentado abrir pero que no pudo, agregando que era una hechicera esperando que no me importa a lo que negué con la cabeza- en absoluto, no eres la primera hechicera que me encuentro en mi vida... puedes estar tranquila –miré el sarcófago sin que lo hubiera podido abrir, quizás por eso el mecanismo oculto de la sangre, intentaba unir las piezas en mi cabeza cuando su voz llegó de golpe y me giré a mirarla. Parecía preocupada por algo y cuando añadió esa última frase que no me había dicho fruncí el ceño- ¿la Gehena? ¿Qué es eso? –Me sonaba pero en aquel momento no caía exactamente en qué era con exactitud. Ella decía que lo había visto en un libro muy antiguo y que sintió curiosidad al principio, pero que ahora pensaba que no era una casualidad y que quien sabía de ello tenía la mente rota- ¿mente rota? –Quizás se refería a algún hechizo o algo parecido, la verdad es que del mundo mágico no es que supiera demasiado al respecto. Aseguró que algo malo se avecinaba pero que no sabía exactamente el qué, mordí mi labio mirando de nuevo el sarcófago para tomar una respiración profunda- está bien, primero deberíamos de saber cuándo exactamente va a ser la próxima luna de sangre porque me imagino que esto irá por fases, y cada vez irá a peor. Primero empezó con el hallazgo del sarcófago, luego lo del barco... me temo que aquí no va a estar seguro y que deberíamos de poner alguna protección para que nadie pudiera entrar... bueno, más bien tú la pondrías –sonreí de lado- he visto lo que magia puede llegar a hacer, pero tenemos que proteger el sarcófago de las manos de quien lo intenta despertar a quien mora en su interior, tiene que ser alguien poderoso y ahora tras toda la información se me ocurre que quizá todo sea parte de un plan, como si esperara el momento oportuno para abrir el sarcófago con su sangre... pero mientras tanto dejar que se alimente poco a poco de la energía –hice una pausa- no sé tú, pero yo me siento un tanto cansada desde que hemos entrado aquí por primera vez, y creo que es precisamente por eso... quizás, ¿hay algo que puedas hacer como, no sé, algo que nos proteja contra eso? –Yo era algo ignorante sobre la magia, no tenía mucha noción de ella aunque sí había visto las cosas que podía llegar a hacer- tendríamos que buscar en los archivos cuando fueron las últimas lunas de sangre y sacar la próxima fecha, pero también creo que tiene que estar cerca. No sé qué es eso de la Gehena, ¿por qué crees que está relacionado con el sarcófago y por qué es tan importante?



Another Time, Same Way. Your Future, My Destiny:

I'm a survivor, I fight for what i want:
You Changed My Entire World:
Du Er Min Skjebne:
Part Of Me:
My family; Blod bånd:
avatar
Naitiri Zahir
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 640
Puntos : 657
Reputación : 69
Fecha de inscripción : 27/11/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sarcófago Ankh // privado Naitiri

Mensaje por Eylith Enhydra el Mar Abr 24, 2018 9:57 am

Todo se enredaba como un hilo mal enrollado, la cosa se estaba poniendo más sinuosa o asi se le antojó a la bruja, mientras miraba con sumo recelo al sarcófago que era incapaz de abrir, más aunque no lo pareciese y su clara mirada estuviera perdida, su concentración estaba absolutamente en las palabras de Naitiri, y lo peor de todo no era solo la luna de sangre, si no la fase en que caerá esa luna de sangre, finalmente su mirada se fijaba en los ojos de la egipcia. Fruncia el ceño esperando saber bien como responder a las palabras de la morena, más se dió cuenta de lo que acababa de ocurrir, empezaban a hilar acontecimientos, encontraban más piezas aunque no sabían donde iban, pero tenían más piezas para encontrar sentido, lo cual era buena señal dentro de lo que cabía, más el rostro de la bruja indicaba que no le pareció tan loca, e incluso le encontraba sentido a la teoria que la egipcia había hilado, quiza debieran ir a la biblioteca del museo y buscar más información.
-Tengo entendido que hace muchisimo tiempo que no hay una luna de sangre, lo cual me crea a sospechar que si podemos estar ante la proxima a no mucho tardar, lo que me hace pensar lo mismo que tú, no lo veo tan descabellado dentro de la locura que envuelve todo esto. - Todo estaba hilado, cada vez lo veía muchisimo más claro.- En cuanto a lo de "congelar el corazón más calido" tienes razón, estas cosas no son totalmente literales, de hecho, rara vez lo son, entonces tienen algo que ver con magia o con alguna cosa...en plan...una metafora, aunque ahora soo tengo conjeturas.- Respondió finalmente a las preguntas que ella había tenido con anterioridad.


Por suerte la egipcia había visto más hechiceros a juzgar por sus palabras, asi que siempre eso era un alivio y no tener que dar demasiadas explicación, le daba vueltas a lo de la luna de sangre lo cual le mantenía distraida, aunque volvió a mirar a la egipcia cuando dió las preguntas logicas, como cuando preguntó por la Gehena y a que se refería con mente rota, ahi, iba a tener que dar un efimero comentario a nivel personal, no era algo que la bruja acostumbrara hacer normalmente. Suspiró con lentitud y le observó con avidez a Naitiri. -Mente rota, mi prima esta...loca, de haber nacido en una familia más humilde su destino seria estar encerrada de por vida, pero por suerte....el dinero abre puertas como supongo que sabras, más no es oro todo lo que brilla, a pesar de su locura...tiene un don especial para ver lo que a los demas se nos escapa, es mas suceptible a detalles que se nos pasan, y lo que me da miedo es que llevaba unos dias previendo esto, lo cual, me inquieta.- Dijo sin dar mucho mñas detalle solo el que consideró el necesario para dar luz a la chica que tenía junto a ella.


Meneo la cabeza mientras meditaba como explicarle lo que era la gehena. -Es una antigua leyenda, un tanto biblica, que dice que la linea maldita de Adan y Eva, el hijo casitgado Cain, alza a sus hijos para que devoren a los vampiros jovenes, naturalmente no es que se los coman literalmente, es una metafora, pero por lo que sé a los vampiros se les puede poner muy nerviosos con la mención de la Gehena, aunque muchos ignoran su existencia o lo tenen como un cuento para asustar a los niños, por asi decirlo, pero el conocimiento es poder y tambien lo que despierta el miedo, asi que esto afirma que este sarcófago tienen algo que ver con los vampiros.- Quizá seria acertado dirigirse a la biblioteca del museo, y Naitiri tambien parecia querer ir a mirar los archivos lo que a Eylith le pareció una buena idea, y asintió a lo de proteger. -Si algo puedo hacer para que no lo toquen, puedo hacer un hechizo para que nadie salvo nosotras entre aqui, es un sencillo hechizo que provoca que quien vaya atravesar esta puerta se acuerde de algo y se vaya raudo de aqui.- Le explicó mientras movia la cabeza indicando que fueran a ver los archivos para averiguar cuando sería la luna de sangre, más entonces Eylith se quedo petrificada, pues vio una enorme sombra observandolas desde la puerta cerrada, era grande, musculosa no se le veía bien, solo el contorno y el brillar de sus ojos. -Naitiri...- Empezó a llamarla en indicación de si ella tambien estaba viendo aquello.



"Ven, y dale otra oportunidad a la fría oscuridad"



Saludo a la noche:


avatar
Eylith Enhydra
Hechicero Clase Alta
Hechicero Clase Alta

Mensajes : 58
Puntos : 54
Reputación : 17
Fecha de inscripción : 19/01/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sarcófago Ankh // privado Naitiri

Mensaje por Naitiri Zahir el Vie Abr 27, 2018 9:08 am

"Es mejor encender una luz que maldecir a la oscuridad"






Para una persona tan curiosa como lo era yo era un tanto desquiciante el hecho de no poder saber y averiguar qué era lo que entrañaba aquel sarcófago, sus propósitos o por qué había sido elaborado con esas protecciones que parecía tener así también como la maldición que parecía perseguirle allá a donde fuera. No era demasiado fácil pensar que ante nosotras teníamos algo mucho más peligroso y oscuro que quizás deberíamos averiguar cuanto antes de qué se trataba y alejarnos, poner las medidas necesarias para que nadie sufriera daños y quizás preparar alguna cámara del museo con barreras y protecciones mágicas –si es que eso podía ser- para que nadie pudiera intentar volver a abrirlo de nuevo. Por lo que habíamos descubierto el sarcófago era algo sumamente peligroso que podría conllevar muchas desgracias si llegase a abrirse, no por nada se habían juntado deidades de dos culturas diferentes para encerrar lo que llevase en su interior y que no pudiera salir a la luz para que no hiciera daño, eso era ya de por sí extraño porque aunque sí era cierto que los romanos estuvieron un tiempo en Egipto nada indicaba que alguna vez formaran parte de las tradiciones de estos, ni que hicieran nada conjuntos. Por lo que eso dotaba al objeto como muy peligroso y es que cuanto más sabíamos más nos dábamos cuenta de que las expectativas o las ideas que pudiéramos tener sobre él no eran nada comparado con lo que podría llegar a ser realmente, porque aunque sabíamos que era algo bastante peligros nunca llegué a pensar que podría ser otro hijo de Sekhmet y que además hubiera causado tal caos que decidieron enterrarlo vivo bajo maldiciones. Sí se notaba desde que habíamos entrado que la energía había bajado, me sentía algo más cansada conforme pasábamos allí los minutos y el ambiente se había tornado un tanto oscuro y peligroso, pero sobre todo el cambio más drástico se notaba en la temperatura del lugar que era más frío que de costumbre. Estaba acostumbrada a trabajar en sitios donde las temperaturas eran bajas, pero el museo se encargaba de que eso no pasara y que en esa sala solamente se sintiera era algo inquietante, cobrando sentido una de las teorías que habíamos leído en las inscripciones que había a lo largo del sarcófago. Advertencias para que nadie lo abriera y si se habían tomado tantas molestias en ponerlas era porque, realmente, algo malo y peligroso encerraba en su interior.

Eylith no había podido abrirlo incluso con su magia lo que me hacía pensar que debía de ser algo muy peligroso como para que incluso con magia no se abriera. Sinceramente no me hubiera esperado que resultara ser una hechicera, pero tampoco era la primera vez que veía una en mi vida ya que sí me había topado con varios, lo que jamás había visto había sido ver hechizos o magia de verdad en primera persona por lo que eso me causó cierto interés. Ambas coincidíamos en que la luna de sangre era la clave para todo y ambas también presentíamos que las fases no habían hecho más que comenzar dadas las cosas que habían pasado desde que se había descubierto el sarcófago. Aún me quedaba la duda sobre la frase que ella misma había leído, “hasta congelar el corazón más cálido”, quizás no fuera algo simplemente como una metáfora y sin duda tenía claro que tendría algo que ver con el hecho de cómo abrir el sarcófago. Todo eran más y más preguntas que no lográbamos resolver y eso me exasperaba porque no era una persona que no lograra terminar su trabajo y este sin duda alguna lo teníamos a medias y dudaba que pudiéramos avanzar de forma rápida como yo esperaba, tendríamos complicaciones y eso era algo que seguramente hasta Eylith también sabría porque hasta la fecha todo lo que habíamos encontrado habían sido trabas. Ella al igual que yo había escuchado también sobre la luna de sangre y coincidía conmigo en que las fases deberían de haber empezado porque no era normal lo que había pasado en el trayecto de Egipto al museo, teníamos que saber cuándo caía la luna de sangre para saber cuánto plazo de tiempo teníamos para solucionar aquello, porque no íbamos a dejar que se cumpliera la profecía bajo ningún concepto, me preocupaba esa fecha de luna de sangre y esperaba que nos diera un margen para poder actuar. Le había pregunta sobre lo que había comentado de conocer a alguien que tenía la mente rota, pero sobre todo, de la Gehena porque no lo había oído hablar nunca y quería saber qué relación guardaba con aquel sarcófago y la maldición que llevaba consigo. Fue entonces cuando me habló sobre su primera, que era ella la que tenía la “mente rota” y que gracias al dinero no estaba encerrada como seguramente otro en su lugar estaría, mordí mi labio escuchándola hablar mientras me comentaba que ella podía ver cosas que los demás no lo hacían, que era susceptible a los pequeños detalles que nosotros no percibíamos... pero lo que más me llamó la atención, a la par que me preocupó, fue el hecho de que había estado comentado y previendo que algo así sucedería por lo que la tenía inquieta, y no era para menos porque yo también lo estaba.



-¿Tú prima es... hechicera también? –Pregunté porque había sido testigo y partícipe de hechiceros que tenían ciertos “dones”, unos dones que eran extraños pero a la par muy útiles que conllevaban una gran responsabilidad a su espalda y quizás su primera tuviera un “don” parecido a ese, por eso quizás había visto que algo así pasaría y se lo hubiera dicho a ella, pero sin duda era extraño que justo pasara cuando le había estado comentando a Eylith y tendría que guardar algún tipo de relación. Tras mi pregunta volví a quedarme callada solamente para saber en qué consistía la Gehena y su relación, y lo que me contó no fue algo que me gustó en absoluto. Pensar que algo así podía pasar y que podría tener relación con el sarcófago me ponía la piel de gallina y me recorría un escalofrío por todo el cuerpo. Pensar que hablaba sobre el hijo bíblico como era Caín podía hacer que sus “hijos” se alzaran me ponía un tanto nerviosa, porque quizás sí guardara relación con lo que ella había dicho aunque necesitaba saber mucho más para poder encontrar la pieza que nos faltaba que unieran ambas teorías- Supongamos que lo que dicen las leyendas son ciertas, supongamos que de una forma u otra ahí dentro se encuentra ese hijo del que hablas –que podría ser perfectamente, podría ser incluso el mismo hijo de Sekhmet al ser dos culturas diferentes- ¿qué pasaría si... se alzara? ¿Cuáles serían las consecuencias? –Quizás necesitáramos más información sobre eso como también de cuándo sería la luna de sangre, pero tendríamos que poner una protección para que nadie entrara, teníamos un material peligroso y no quería que nadie que no fuéramos nosotras pudiera acercarse más de lo necesario- bien, pues creo que deberías de lanzar ese hechizo para que nadie pase porque con todo lo que sabemos mejor que solo seamos tú y yo quienes entren aquí e investiguen –asentí con la cabeza ante sus palabras y me giré para coger el cuaderno que había pedido que me trajeran, de cuero negro y que perteneció a mi madre, cuando escuché que Eylith me llamaba y me giré para contemplarla, aunque sus ojos estaban fijos en un punto en concreto de la estancia y me hizo mirar en aquella dirección... para encontrarme con una figura enorme, una sombra más bien, que estaba en la puerta del lugar pero que sin embargo podíamos ver con claridad dos ojos brillantes que nos contemplaba a las dos de manera fija. La temperatura del lugar volvió a descender de forma brusca un par de grados y un escalofrío recorrió mi espalda- ¿qué... qué es eso? –Pregunté en voz baja para que solo ella pudiera oírme porque se había quedado quieta igual que yo. Sus ojos brillaron de un tono rojizo y pareció que tomó algo más de forma, como un ser grande y enorme, corpulento, con unas garras que parecían demasiado peligrosas y no fue hasta que escuchamos un gruñido que pudimos ver con claridad unos colmillos afilados que tenía por dentadura, capaces de desgarrarnos si así lo quisiera. Comenzó a acercarse a nosotras con paso lento pero firme y vi que Eylith comenzaba a murmurar algo pero no supe si para defender o para atacar, aunque más bien creía que sería algo que pudiera defendernos de aquel ser... cuanto más se acercaba era como si cada vez sintiera más y más frío, era algo extraño y difícil de explicar pero era como si perdiera la razón y mi actitud se volviera algo más agresiva, gruñendo como también lo estaba haciendo ella, con movimientos bruscos mientras aquel ser nos rodeaba mirándonos de manera fija como si nos estuviera estudiando. Escuché a duras penas lo que Eylith dijo, algo sobre protegernos y algo más pero no logré entenderla bien y finalmente acabé haciendo lo único que se me ocurrió- ¡guardia! –Grité para que los guardias que nos habían puesto en la puerta entraran, quizás no fue la mejor opción pero en cuanto entró uno de ellos el ser se giró para observarlo, gruñó con fuerza y antes de que pudiera hacer nada fue como si lo traspasara... algo demasiado extraño, el hombre se quedó quieto por unos segundos con el cuerpo hacia delante sin poder verle el rostro, gruñó haciendo que nos extrañáramos y cuando alzó su rostro... sus ojos se habían tornado algo más oscuros, sus movimientos eran fuertes y agresivos y sin duda se abalanzó hacia nosotras con la clara intención de matarnos. Pero fue Eylith la que pudo contenerlo, yo no podía hacer nada porque ni tenía magia ni sabía defenderme, jamás había hecho daño a nadie y me quedé a un margen pensando qué hacer cuando de pronto sentí que todo mi cuerpo se congelaba, un frío atroz sentía en mi espalda y para cuando me giré allí estaba de nuevo aquel ser mirándome con sus ojos rojos y brillantes, la hilera de colmillos la pude apreciar con mayor nitidez y antes de que llamara a Eylith que estaba ocupándose del guardia, vi como el ser sin que yo pudiera decir nada paralizada por el miedo separaba mis labios, abría mi boca y... todo lo demás fue confuso, doloroso y con un frío que traspasó por todo mi cuerpo. Lo siguiente que recordaba era estar en el suelo mientras Eylith me llamaba, y yo confusa no sabía exactamente qué había pasado.



Another Time, Same Way. Your Future, My Destiny:

I'm a survivor, I fight for what i want:
You Changed My Entire World:
Du Er Min Skjebne:
Part Of Me:
My family; Blod bånd:
avatar
Naitiri Zahir
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 640
Puntos : 657
Reputación : 69
Fecha de inscripción : 27/11/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sarcófago Ankh // privado Naitiri

Mensaje por Eylith Enhydra el Mar Mayo 01, 2018 9:48 am

La mente de la bruja iba a mil por hora, pensando en todas las opciones, pero ademas había un añadido extra a lo que sabía que quizá lo complicara aun más todo, tenía una enorme corazonada y no era de las buenas precisamente, y mucho se temía que la proxima luna de sangre fuera encima en pleno apogeo a la luna llena, no quería ni imaginarse como se pondrían los que tenían la sangre del lobo entre sus venas, apretaba los labios, mientras se giró a observar a Naitiri cuando finalmente se adentró a preguntar por su prima, Eylith la miró chasqueando la lengua mientras perdía la mirada en un punto fijo en el sarcofago, pensativa. - Mi tio creyó que no tenía ningún don magico, pero yo empiezo a tener serias dudas, quizá es que no eran tan evidente por su estrafalario comportamiento, quizá mis tios no supieron mirar bien, o les cegó el buscar algo...mi prima hace 9 años que perdió la vida.- Comentó con tranquilidad, y aunque juraría que por un segundo Naitiri puso cara de apenada, sin duda era una chica lista y captó el destino que había sufrido la muchacha. - Es vampiresa, y aun asi...a veces sigue sorprendiendo...es algo estraña aun con su condición, es lo que se llama una vampiresa joven, pero su mente...funciona como la de un vampiro que tendría 100 años quizá de no ser por determinadas...rarezas.- Meneó la cabeza pensativa, no en su prima si no en lo anteriormente mencionado, buscando el hilo que une las piezas.


Las preguntas que realizaba la egipcia sin duda eran cruciales, algo digno de preguntarse, ¿que ocurriria si se alzara? pues no lo sabía pero tenía unas fuertes sospechas de que entrarían en el vacio que había, eso la hizo pensar y miró a Naitiri con cierta preocupación. -Pues es una pregunta que me ronda la cabeza, y solo tengó una teoria, y no siquiera sé sera cierta.- Comentó mientras finalmente se llevó ambas manos a sus sien buscando masajearlas, una manera de desestresarse, pues se estaba empezando a notar excesivamente nerviosa, aunque tenía la certeza de que esas sensaciones de perdida y de agobio eran por la actividad paranormal que ofrecía el sarcófago, que sin duda las llevaba mermando la energía las horas que llevaban estudiandolo sin salir, ¿cuantas horas llevaban? si no era la hora de comer sin duda poco faltaba, desde el amanecer.
-Sabes que en la edad media hay una temporada de vacio, que podría considerarse la edad oscura, es como un periodo de tiempo del que no se tiene información de ningun tipo, como un vacio en ese tiempo, en el que no se sabe absolutamente nada, es como un pedazo de historia borrado, un vacio existencial, y que no se vuelve a tener noticias hasta X fecha, pues temo seriamente que se viviera otro de eso, se llama edad oscura por un motivo, no por que pasaran cosas tenebrosas, que posiblemente pasaron, si no por que es como un agujero oscuro en la historia, un vacio, una nada, antes de volver a dar muestras de historia una vez más.- Intentó explicar, esperando que ella lo entendiera, si mal no recuerda hubo muchos sitios donde hubo una edad oscura, en distintos puntos y no necesariamente a la vez, podía haber diferencias de ellos en el tiempo.


Más las explicaciones y demá fueron dejadas de lado cuando la figura se presenció, mirandolas a ambas, Naitiri y ella estaban con el corazón en un puño, y juraría que era capaz de oir los propios latidos, aquello era algún tipo de manifestación y sin duda por culpa del sarcófago, por un momento Eylith estaba algo petrificada ante la imponente figura, estudiandole con la mirada, y viendole como con paso lento y seguro se dirigía a ellas, sin hacer nada en principio por la propia impresión, escuchando como la egipcia preguntaba que era eso, Eylith abría la boca sin saber bien que responder, pues no, no tenía ni idea de que era ese ser que ante ellas se mostraba, pero sentía como un frio más fuerte la abrazaba, levantando ligeramente las manos, pero tampoco sabía que hechizo podía tener algún tipo de reacción.
Se sobresaltó escuchando como llamaba a los guardias, y uno raudo entró, Eylith abrió levemente la boca cuando la criatura observó al guardia y lo ¿traspasó? ahí acababa de ocurrir algo que se le escapaba totalmente a su comprensión, el hombre se quedo ahí quieto, entonces rapidamente Eylith comprendió los patrones de lo que ocurría, una posesión y muy poderosa, todo sea dicho, Eylith emitió al fin un gruñido de ferocidad mirando al hombre, y perdiendo de su campo visual a la criatura, como si se hubiera desvanecido, aunque no era así, pero Eylith no se dió cuenta en ese momento.
La bruja se acercaba al guardía dejando a la egipcia en ese momento sin atención, tenía que despertarle de ese estado, y aunque a su melliza este tipo de cosas se le daban algo mejor, sin duda la bruja de pelo negro sabía desenvolverse con soltura de este tipo de problemas, mascullando y hablando en sus lenguas muertas mientras trataba de quitarle el mal de encima al guardia. Con notable sudor consiguió repeler esa sombra que tenía al hombre dejandole incosciente, la bruja como pudo lo arrastró llamando al otro guardia para que se lo llevase a la enfermería alegando algun tipo de mareo o enfermedad que tuviera previamente. Cuando Eylith volvío observó a la egipcia que algo pasaba, y se acercó corriendo.-¡¡NAITIRI!!.- Grito, corriendo a su lado, su cuerpo descendía en temperatura y la bruja tuvo que tirar de hechizo para que mantuviera el calor, lo suficiente para que no fuera mortal, la zarandeaba mientras juraba que escuchaba susurros poderosos de dentro del sarcófago, habían pasado a otra fase y esta vez la afectada tenía que ser la egipcia, tenía que sacarla de allí, alejarla del sarcofago, Eylith zarandeó a Naitiri buscando la consciencia de ella, no podían inmiscuir a nadie más en esto. -Vamos...despierta ¡¡despierta!! tienes que alejarte un poco del sarcófago...-La hablaba mientras la agarraba la mano intentando compartir algo de vitalidad para que se recuperara lo suficiente, tenía que llevarsela a su estudio.



"Ven, y dale otra oportunidad a la fría oscuridad"



Saludo a la noche:


avatar
Eylith Enhydra
Hechicero Clase Alta
Hechicero Clase Alta

Mensajes : 58
Puntos : 54
Reputación : 17
Fecha de inscripción : 19/01/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sarcófago Ankh // privado Naitiri

Mensaje por Naitiri Zahir el Miér Mayo 02, 2018 6:42 am

Tenía un mal presentimiento con la parte de la luna de sangre y algo me decía que lo más seguro, como ya habíamos apuntado, estuviéramos contemplando y pasando por las primeras fases de esta al igual que se debían de pasar por varias fases antes de que hubiera luna llena. No había duda y cada vez la tenía menos sobre el hecho de que conforme se fuera acercando la luna de sangre los acontecimientos se sucederían cada vez con más fuerza y en mayor medida como respuesta a lo que estaba pasando. La sola presencia del sarcófago en aquella cámara ya era de por sí algo que robaba la vitae y era cierto que llevábamos allí varias horas estudiándolo, y aunque me había tirado a veces días enteros traduciendo cosas y catalogando objetos para determinar si eran verdaderos o falsos jamás me había sentido tan cansada como lo estaba en ese momento y supe que todo era a causa de lo que había dentro del sarcófago, que era lo que nos restaba la energía alimentándose de ella porque no era normal que con las horas que llevábamos allí estuviera así de cansada tirándome casi días enteros trabajando. Me preocupaba que la luna de sangre fuera pronto y no pudiéramos parar la que se nos avecinaba si el sarcófago se abría, aunque también tenía dudas sobre lo que pasaría una vez todo se hubiera cumplido. Ella me había hablado de una especie de profecía que se había cumplido en un par de veces, o al menos eso creía, pero yo me pregunta qué pasaría si la Gehena se cumplía y aquellos vampiros se alzaban... pero ya me podía imaginar que no sería nada bueno aunque esperaba la confirmación exacta de sus labios. También había hablado de su prima aunque yo no había querido preguntar demasiado, esos eran temas personales y yo respetaba que ella no quisiera hablar más de lo justo y necesario que tuviera que ver con el caso y con lo que su prima había “visto” ya que parecía que había estado intranquila sobre el sarcófago que estudiábamos como si supiera que iba a suceder en cualquier momento. A pesar de que mi pregunta sobre su prima había sido solamente para saber si era bruja Eylith tras chasquear la lengua negó con la cabeza y pasó a explicarme que su prima desde hacía nueve años se había convertido en una vampira, algo que hizo que me mordiera el labio porque algo así había sucedido con mis padres que se habían convertido en vampiros, aunque ellos llevaban algo más tiempo que su prima siéndolo. Pero al parecer ella parecía haber tenido ciertos “dones” que en su momento y lo que sorprendió sin duda fue que para ser un vampiro tan joven tuviera la mente de uno mucho más mayor.

Quizás su prima sí que tenía ciertos dones que no fueron capaces de ver cuando era humana pero que quizás sus “dones” se hubieran visto incrementados o potenciados al ser vampira. Mordí de nuevo mi labio cuando pregunté qué pasaría y escuché lo que ella tenía que decir al respecto, podría ser que durante esa época que ella mencionaba hubiera pasado una luna de sangre y al haberse perdido tantos documentos no lo supiéramos, era de lo más lógico y si teníamos en cuenta más o menos cuándo se había producido en la edad media podríamos quizás determinar cuándo sería la luna de sangre. No cabía duda de que Eylith tenía razón con aquellas palabras y yo también comenzaba a sospecharlo, igual que cuando se había quemado la librería de Alejandría, hasta esa fecha, una de las mayores bibliotecas del mundo que contenía mucha sabiduría... quizás incluso allí se relatase sobre una luna de sangre que ahora habíamos perdido cuando se quemó. Lo siguiente que pasó tras aquella pequeña charla lo tenía un tanto borroso y algo desconcertante, porque sí recordaba haber visto la sombra que nos había acechado en la entrada de la cámara, sí recordaba que se había acercado a nosotras rondándonos mientras sus ojos rojos y brillantes se clavaban en nosotras, el escalofrío que sentí cuando lo teníamos cerca... pero después de que entrara el guardia perdía un poco la noción del tiempo y no sabía exactamente qué había pasado. Solo recordaba el frío que había sentido mientras Eylith intentaba recuperar al guardia que había sido atravesado por aquella cosa mientras yo me quedaba más en un segundo plano. Para cuando quise darme cuenta de lo que estaba pasando y abrí de nuevo los ojos me encontraba tendida en el suelo con la voz de la hechicera llamándome a mí lado, el frío que recorría todo mi cuerpo y que parecía que me fuera congelando lentamente como si estuviera bajo hielo y mi cuerpo fuera perdiendo calor gradualmente. Solo cuando la miré sin saber qué había pasado y sentí sus manos en mi cuerpo que empecé a notar calor de nuevo que me recorría intentando contrarrestar el frío que parecía no me abandonaba, tardé unos cuantos segundos en oír lo que ella me estaba diciendo mientras me miraba con algo de susto en su rostro porque quizás ella no sabía lo que había pasado, miraba al sarcófago y luego entendí algo sobre que tenía que alejarme de allí y sí, supe que tenía razón. Finalmente sentí que me iba recuperando poco a poco seguramente gracias a su magia que me daba algo de fuerza y de calor aunque no sabía cómo lo hacía exactamente, y al final conseguí levantarme gracias a su ayuda mientras intentaba recordar qué había pasado en los momentos que me había quedado inconsciente y no recordaba nada salvo... esa sombra.



-¿Qué ha pasado? –Pregunté mirándola para luego girar mi rostro en todas direcciones en busca de la misma sombra que nos había acechado- ¿dónde está? ¿Se ha ido? –Pregunté porque no tenía ni idea de lo que había pasado, llevé una mano a mi cabeza e intenté pensar pero nada me venía solo la sombra, el guardia y después perder la consciencia- me he desmayado.... pero no sé por qué, solo recuerdo el frío que sentí con la presencia de la sombra, el guardia y... nada más –aclaré subiendo mis castaños a sus ojos azules como el cielo- creo que es todo por culpa del sarcófago, estoy acostumbrada a trabajar muchas horas en el museo e incluso a veces días enteros parando a descansar lo justo y necesario y jamás me había sentido tan cansada como ahora –lancé un suspiro cerrando por un par de segundos los ojos- creo que deberíamos de descansar y alejarnos, necesito recargar energías y empiezo a sentir como si me ahogara aquí dentro –claro que lo que ninguna sabíamos es que la sombra se había apoderado de mi cuerpo y ahora moraba en mi interior, agazapada y escondida esperando su oportunidad. Eylith asintió con la cabeza porque ella, como yo, también habría notado el cambio de energía en su cuerpo y necesitábamos descansar para seguir con la investigación, habló sobre poner el hechizo que había mencionado para que nadie se acercase y me pregunté qué haría con el guardia aunque quizá tampoco se acordase como yo de lo que había pasado y debíamos de sacarlo de allí. Un último vistazo al sarcófago antes de marcharme y, como estaba dándole la espalda a ella y al guardia sin que yo lo supiera tampoco porque no era consciente mis ojos brillaron levemente de un color rojizo antes de girarme para salir de la cámara en donde, cuando pusimos un pie fuera y cerramos la puerta sentí el cambio de temperatura al instante, allí dentro hacía mucho más frío que fuera. Miré al guardia que ya parecía recuperado aunque no sabía qué le había hecho Eylith hasta que finalmente esperé a que terminara de hablar con él para mirarla- no me había percatado tanto del cambio de temperatura hasta que hemos salido aquí afuera –mordí mi labio inferior, sin duda no iba a contarle a Ubbe el motivo por el cual me había citado el museo con tanta urgencia hasta no tener todo aclarado, lo último que quería era preocuparlo porque sabía que, de enterarse, lo tendría plantado en el museo todo el día y todo el tiempo que yo estuviera trabajando- creo que deberíamos de tomarnos un descanso, comer algo y luego empezar a mirar lo de la luna de sangre, podremos fijar un poco la fecha en la que se pueda producir y... no sé, quizás intentar hacer algo con el sarcófago –miré hacia el pasillo y las escaleras que llevaban a la parte de arriba- ¿te apetece comer algo? Luego podremos mirar bien los archivos de cada una para averiguar cuando es la próxima luna de sangre.



Another Time, Same Way. Your Future, My Destiny:

I'm a survivor, I fight for what i want:
You Changed My Entire World:
Du Er Min Skjebne:
Part Of Me:
My family; Blod bånd:
avatar
Naitiri Zahir
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 640
Puntos : 657
Reputación : 69
Fecha de inscripción : 27/11/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sarcófago Ankh // privado Naitiri

Mensaje por Eylith Enhydra el Dom Mayo 06, 2018 5:31 pm

La bruja de melena negra observaba a Naitiri con preocupación del estado, todo había sucedido de manera extraña, ademas de tener que rechazar al guardia que había enloquecido cuando entró, y cuando se giró observó como a Naitiri algo la había abatido dejandola en el suelo, y la sombra había desaparecido sin dejar más rastro que esa sensación de penumbra oscura. Eylith observaba con atención a Naitiri que parece ciertamente despistada de donde se encontraba en ese momento, y no recordar lo que había pasado, lo que hizo que Eylith diera un muy rapido vistazo a su alrededor, sobre todo observando con mucho recelo al sarcófago que imponente ahí estaba, la bruja casí podia percibir que la extraña penunbra que como si saliera de cada microscopica grieta que pudiera tener esa reliquia en forma de tumba. Todo lo que le relacionaba a ese sarcofago tenía el aura más oscura que jamás había visto en años, eso era algo notablemente preocupante, mientras negaba con la cabeza antes de volver a observar a Naitiri, sin duda por su expresión se notaba que no sabía que había ocurrido, cosa que le pareció más inquietante aqui algo se había perdido en una distracción.
-Cuando me ocupé del guardia y me giré ya estabas en el suelo...¿Qué te ha pasado?- Preguntó la bruja mirandola con curiosidad, ciertamente todo era bastante curioso, pues la cosas se estaban hiendo de madre y se le escapaba del control a la mas obsesa por este de las Enhydra.


La bruja revisaba la habitación minuciosamente, con esas formas que casi hicieran parecer que escaneaba esa sala en la que ambas se encontraban y negó con la cabeza en indicación que no sabía donde se había metido, simplemente ante ellas había desaparecido, ayudaba a la mujer a irse incorporando, mientras la egipcia explicaba lo que había pasado, un desmayó muy sospechoso, pero todo lo que estaba aconteciendo a su alrededor era sospechos, la egipcia no dijo ninguna mentira, sin duda todo era culpa del sarcofago, Eylith asintió con la cabeza, no podía restarle la razón que tenía Naitiri. -Si, yo también siento que estoy cansada, también al igual que tú he invertido muchas horas trabajando, y jamás me he sentido tan cansada, en realidad esta sensación es muy similar a la tortura de privar del sueño, pues me sientó como si no me hubieran dejado dormir en muchos dias, como si mi cerebro gritara un descanso.- Comentó la bruja en respuesta a las palabras de la egipcia.


Eylith asintió y salió con Naitiri de la habitación parandose cerrando tras de ella, debido a que en ese momento la bruja no miraba a la egipcia, ese destello rojizo en sus ojos no fue captado por la bruja haciendo que no reaccionara y lo pasara absolutamente por alto sin darse cuenta, su temperatura al salir se dió cuenta de lo baja que debián estar ambas de temperatura pues al salir era como si la vida las volviera a abrazar, el calor volvía a sus cuerpo, era una sensación de sumo alivió, hacía un simple hechizo que haría que cualquier otro que tocara el pomo le entraran ganas de hacer cualquier otra cosa, simple, poco potente, pero enormemente eficaz. Se giró a mirar a la egipcia, si necesitaban un descanso. -Vamos a mi despacho, ahí estaremos tranquilas...y podremos encontrar algo para mirar la luna de sangre....ademas tengo unos sillones bastante comodos...- Comentaba pellizcandose el puente de la nariz.
En realidad esperaba charlar con la mujer un poco tranquilamente antes de seguir trabajando, para conocerla un poco más, suspiró pesadamente, estaba agotada, sí, miró alrededor parando a uno de los empleados del museo. -Dile a Pierre que estamos en mi despacho, asi que no nos busque...y traenos...dos cafés, dos chocolates calientes, y algo de comida...no saldremos a comer.- Dijo de manera autoritaria al empleado que asintió y se marchó, Eylith guió a Naitri hasta su despacho ofreciendole asiento en uno de los comodos sillones que tenía allí, mientras se dirigió al ventanal abriendo para que el sol iluminase la instancia. El despacho era una sala rectangular, con dos estantes plagados de gruesos libros, dos sillones muy comodos donde sentarse a leer o relajarse o hacer entrevistas ya que estaban junto a una mesa de té, un enorme escritorio con dos sillas mullidas a cada extremo y plagado de pergaminos, libros y apuntes, a pesar del temperamento frio de la bruja, su despacho era calido, la bruja se dejó caer en el sillón de al lado. - Bien...que piensas ahora que parece que la vida vuelve a tener sentido.- Dijo con cierta ironia refiriendose realmente al estado que había cambiado de la sala con el sarcofago al resto.



"Ven, y dale otra oportunidad a la fría oscuridad"



Saludo a la noche:


avatar
Eylith Enhydra
Hechicero Clase Alta
Hechicero Clase Alta

Mensajes : 58
Puntos : 54
Reputación : 17
Fecha de inscripción : 19/01/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sarcófago Ankh // privado Naitiri

Mensaje por Naitiri Zahir el Mar Mayo 08, 2018 10:21 am

Poco recordaba lo que había pasado cuando el guardia entró en la cámara donde estábamos con la sombra que nos había estremecido a ambas, y eso que Eylith era una hechicera y quizás conociera más que yo ese tipo de criaturas o estuviera más acostumbrada a verlos, porque yo era la primera vez que me enfrentaba a algo como eso y no sabía muy bien qué había pasado exactamente. Sí recordaba que el guardia se había vuelto algo loco, que ella había intentado contenerlo con sus poderes pero más allá de eso no recordaba demasiado... para cuando había despertado me encontraba en el suelo y Eylith me ayudaba a incorporarme mirando a mi alrededor para encontrar algo que pudiera hacerme recordar, pero era como si lo tuviera todo en una neblina y no pudiera acceder a esos recuerdos. Llevé una mano a mi frente y la restregué por el lugar haciendo memoria pero nada me venía, acabé en pie mientras ella me preguntaba qué me había pasado, mis castaños se posaron en sus ojos azules y me mordí el labio porque no podía decirle nada en concreto, no me acordaba de lo sucedido así que negué con la cabeza y le conté lo último que recordaba; un frío recorrer mi cuerpo y después perder la consciencia. Todo debía de ser por el sarcófago, desde que habíamos entrado había notado que mi energía y mis fuerzas iban mermando poco a poco de forma que sentía que me ahogaba y me asfixiaba ahí dentro, ambas necesitábamos salir así que no puse pegas cuando decidimos tomar un descanso y alejarnos del sarcófago porque sabíamos que la causa de estar tan cansadas y agotadas era esa. Ambas habíamos pasado muchas horas, como parte de nuestra tarea, trabajando y estudiando, llegando a estar días enteros parando lo justo y necesario y en esa mañana era como decía Eylith, como si hubiéramos estado días sin dormir. Me sentía casada y agotada así que parar para comer nos vendría bastante bien. Fui consciente del gran cambio de temperatura al salir y tras poner el hechizo que haría que nadie se acercara decidimos comer algo y descansar, debíamos de encontrar y averiguar cuándo sería la siguiente luna de sangre.

Dejé que fuera ella por el momento quien se encargara de hacerles saber a los guardias que estaríamos en su despacho, que nadie se acercara y que no nos molestaran. En vez de salir a tomar algo nos quedaríamos allí y pidió que nos trajeran algo de chocolate, a lo que yo asentí con énfasis por ello, unos cafés y algo para comer. La seguí hasta donde se encontraba su despacho y cuando abrió la puerta me di cuenta de que nuestros despachos eran iguales, el mío también era amplio con sillones, una pequeña mesa, plagado de libros en varias estanterías... eran muy parecidos, el mío contaba con un amplio ventanal donde entraba bastante luz. El sillón cuando entré se me antojó demasiado cómo y tentador como para pasarlo por algo y fue donde me dirigí para sentar mi cuerpo y estirarme ligeramente, como si el salir de la cámara hubiera activado algo más mi cuerpo y fue algo que agradecí bastante. Estaba deseando que nos trajeran el chocolate, últimamente estaba de antojos y me apetecía muchísimo el chocolate que, además, haría que mi cuerpo se reactivara y entrara en calor tras la baja temperatura que rodeaba al sarcófago. Por un momento me había perdido con los ojos cerrados que los abrí cuando ella volvió a hablarme, se había sentado en el sillón contiguo al mío por lo que giré mi cuerpo ligeramente hacia un lado para poder verla mejor y no ladear tanto el cuello. Vi los pergaminos y los libros que tenía por todo su despacho y sonreí porque el mío también estaba igual, con un par de cajas con algunas figuras que debía de verificar y comprobar, pero todo lleno de libros, pergaminos y papeles... aunque cada una especializado en lo suyo, obviamente. Lancé un suspiro y luego reí entre dientes por sus palabras porque bien podría ser lo que había pasado, el ambiente ahí abajo era bastante raro y extraño, más tétrico y gélido, y el que absorbiera nuestras energías no era algo que me gustara en absoluto. No me dio tiempo a hablar cuando tocaron a la puerta, habían sido bastantes rápidos en traernos lo que habíamos pedido y me levanté para coger algo de comida mirando el chocolate que sin duda me tomaría tras acabar de comer. Aparte de que era como si no hubiéramos descansado en días, tenía un hambre atroz como si llevara muchísimas horas sin comer y el cuerpo me pidiera por alimentos, así que no tardé demasiado en comenzar a comer intentando no manchar nada sentada en el cómodo sillón.



-Pues lo cierto es que pienso que, aunque se lo prometí, no voy a contarle nada de esto a mi marido –toqué con el pulgar el anillo que llevaba en mi dedo con una sonrisa para mirarla- no quiero preocuparlo y estoy convencida de que si le digo lo que ha pasado va a querer estar presente en todo momento para vigilarnos de que no ocurra nada... y por lo que hemos visto no es que sea buena idea tener a un vikingo con un gen un tanto suicida cerca, no es que sea una buena combinación –reí entre dientes pinchando con el tenedor de lo que nos habían traído, mis palabras eran totalmente ciertas porque de saberlo no dudaría en acompañarme a cada minuto y tampoco había necesidad de preocuparlo- y siendo serias, pienso que lo que tenemos ahí bajo es bastante peligroso, mucho más de lo que nos podíamos llegar a imaginar en un principio. Y mucho me temo que irá a más como no logremos parar lo que quiera que se avecine –volví a pinchar para seguir comiendo- no es casualidad que todo haya comenzado hace poco y las fases se van a ir sucediendo conforme pasen los días y la luna de sangre se acerque, que intuyo que será en los próximos días –me callé un momento para mirarla- también me preocupa lo que me has contado sobre la Gehena, no es algo que haya oído nunca pero si tú prima se ha estado comportando de esta forma quizás es que sí tenga relación, no podemos descartar ninguna hipótesis por muy ilógico que parezca... me parece mucho menos lógico el que haya aparecido esa sombra y se haya esfumado –mordí mi labio terminando con la bandeja de comida que tenía sobre mis piernas- primero averigüemos cuando es la luna de sangre para saber los días que faltan, en mi despacho también puedo encontrar antiguas referencias para contrastar fechas, sin embargo, me estaba pregunta si era posible intentar hablar con tú prima. Sé que es un tema un tanto peliagudo pero quizás ella nos pueda aportar más pistas que se nos estén escapando, también dijiste que había un libro en donde habías leído esa inscripción, ¿qué es de ese libro? ¿Lo tienes por aquí, en tú casa? –Quería ver todas y cada una de las opciones que teníamos, porque no era ninguna broma- lo peor es que esto solo ha comenzado e irá a peor y con más fuerza conforme pasen los días... –estaba claro, de saber esto Ubbe no me dejaría volver al museo en mucho tiempo, y yo no quería perder mi trabajo- podemos ir a mi despacho para buscar esos libros si no encontramos aquí lo que necesitamos saber, las lunas de sangre antiguas sí que están constatadas porque fueron acontecimientos que creían eran causados por los dioses, que eran momentos de muerte y de terror. Los egipcios lo tomarían como que Ra habría muerto en su batalla contra Apofis, y por eso la luna se alzó de color rojizo... antiguamente pensaban que cuando el sol se escondía era porque Ra iba a luchar contra Apofis, que quería destruir el mundo de los humanos, y contra los demonios... temían que no volviera a salir el sol así que imagino que si vivieron una luna de sangre habría constancia de ello –aseguré dejando la bandeja sobre el escritorio para coger el chocolate caliente- quizás deberíamos de buscar en varios registros diferentes, en varias épocas antiguas distintas, puede que hallemos algo que nos sirva y que nos de alguna pista –quería descansar algo más pero sabíamos que no teníamos demasiado tiempo, así que tras un breve descanso nos pusimos en marcha. La dejé en su despacho para ir al mío a por esos libros de los que había hablado y volví con varios tomos, me senté en el sillón buscando la información que necesitábamos hasta que di con ella tras un par de horas buscando- mira, he encontrado algo –dije acercándome con el libro por la página que narraba aquella anécdota- se dice que hubo una época en la que hubo una plaga donde murió mucha gente, creían que era un mal augurio de los dioses y justo cuando pasó la plaga la luna se alzó de color sangre. En un principio pensaron que era porque habían blasfemado contra los dioses y estos los habían abandonado, que Ra les estaba advirtiendo sobre su caída e hicieron rituales durante todo el día para que la luna de sangre no volviera a salir. Aquí pone que salió durante dos días seguidos y que, al tercero, ya se había desvanecido –hice una pausa- creo que esa fue la última fase, la plaga. Cuenta que antes hubo pequeños incidentes pero nada grave, no tanto como la plaga que se llevó vidas –alcé mis ojos a ella- quizás era el sacrificio necesario para que se terminara de alzar por completo, fueron días de incertidumbre, de muerte y de oscuridad... aunque quizás en Egipto no es donde pasó todo, la luna es visible en todo el mundo y es probable que el epicentro de todo fuera en otro lugar diferente, ¿tú has encontrado algo?



Another Time, Same Way. Your Future, My Destiny:

I'm a survivor, I fight for what i want:
You Changed My Entire World:
Du Er Min Skjebne:
Part Of Me:
My family; Blod bånd:
avatar
Naitiri Zahir
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 640
Puntos : 657
Reputación : 69
Fecha de inscripción : 27/11/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sarcófago Ankh // privado Naitiri

Mensaje por Eylith Enhydra el Sáb Mayo 12, 2018 2:29 pm

Eylith se acariciaba la sien buscando calmarse, dejar el estres a un nivel más bajo, ya que había sido muchisima tensión debido a lo complicado de lo que se había enfrentado, echaba la cabeza hacia atras buscando oxigeno relajación, fue Naitiri quien recibió la bandeja con comida, que para la bruja se le antojó como si fuera un autentico milagro, lo que hizo que Eylith atrapara el cruasang a la plancha con queso y jamon dentro devorandole con ansia y hambre y daba un trago al zumo, la comida les dió la vida, mientras cerraba los ojos, degustando el delicioso bocado mientras escuchaba a Naitiri, esta alzó las cejas mirandole mientras se relamía. -Vaya, tu marido parece alguien posesivo, pero a no ser que tenga conocimientos de esta indole tenerle aqui metido solo hara que te envuelva en una burbuja de cristal por lo que me dices querida.- Comentó la bruja dejando escapar una risa y sorprendiendose de las palabras que pronunciaba la egipcia. - Un vikingo suicida...a lo mejor le podemos poner a luchar con aquella sombra para poder investigar mientras.- Bromeó de finalmente.
Negó con la cabeza para volver a ponerse seria mientras miraba a la egipcia, mientras hablaba, si que apremiaba averiguar cuando demonios era la puñetera luna de sangre, si había una pronto era mejor saber conocerla cuanto antes, o tenía esa horrible sensación de que la cosa se iba a poner peor, siempre pasaba con esas cosas, había leido demasiada leyenda oscura en tiempos tenebrosos.


Entrecerró los ojos mientras daba un sorbo al café y miró a la chica, la verdad es que en ningún momento se le había ocurrido preguntar a Bloondy, la escuchaba y poco más pero no se le había ocurrido hacer eso, lo cual sin duda era una muestra de que a veces se veía mejor el paisaje desde la distancia, Eylith chasqueo la lengua y observó.-Quizá podriamos quedarnos aqui de noche y podré mandar un mensajero a la mansión para pedir a mi prima que se presente y podrás preguntarle lo que desees- Comentó la bruja mientras miraba los estantes de su despacho, sin embargo si sería bueno ir a por mas tomos al despacho de Naitiri que la ayudaran a obtener más información de la luna de sangre que urgia, demasiadas señales, demasiado peligro.
Claro que son importantes los registros de lunas de sangre, aprovechó que Naitiri se acercaba a su despacho para sacar los tomos que tenía con registros de luna de sangre, de hecho se quedó pensativa mirando hacia su escritorio, tenía un pequeño diario que salvó de una excavación sin duda esto podía servir de algo, Naitiri volvia con los tomos y la bruja hacía sitio para que los pudiera dejar.


Dió un sorvo al chocolate para notar como el azucar le daba la energía necesaria para recuperarse más mientras pensaba en la creencia de los egipcios sobre ello, quizá haya pistas en esas leyendas, siempre las había. Cuando Naitiri la enseño lo que había encontrado en una epoca oscura supo que su hipotesis no se había desencaminado para nada de lo que podría haber pasado. Escuchó lo que la egipcia decía con los brazos cruzados. Se dió cuenta de que algo dijo que la despertó la mente de la bruja. -Si, tienes razón la luna se ve en todo el mundo, pero por lo que he ledio no a la vez, es como una sombra que va creciendo y moviendose arrastrando oscuridad....al parecer la por alguna estraña razón no ocurria a la vez en los distintos sitios, solo hay tres noches donde sí se ve la luna igual en todo el mundo, me explico, imaginate que esta noche hay luna de sangre, aqui se veria roja, pero por ejemplo en inglaterra no se vuelve roja hasta dentro de tres dias, lo cual en paris se mantiene roja y despues se pone roja en inglaterra, y tres dias más tarde, en italia por ejemplo...y se van manteniendo las lunas de color rojo en todos sus estados...no se si me pillas, es como una oscuridad creciente...que llega un momento que lo cubre todo antes de disiparse...aunque me imagino que en total tarda como una semana...creo..es como una preparación a algo.- Se llevó la mano a la melena.- Quizá este conectado...cuando ocurrió eso...¿crees que el sarcofago estaba siendo manipulado o algo? - Preguntó buscando una respuesta aceptable a todo esto.



"Ven, y dale otra oportunidad a la fría oscuridad"



Saludo a la noche:


avatar
Eylith Enhydra
Hechicero Clase Alta
Hechicero Clase Alta

Mensajes : 58
Puntos : 54
Reputación : 17
Fecha de inscripción : 19/01/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sarcófago Ankh // privado Naitiri

Mensaje por Naitiri Zahir el Miér Mayo 16, 2018 4:45 pm

Desde que habíamos salido de la cámara donde habían dejado el sarcófago notaba que me encontraba mucho mejor y, hasta ese momento, no me había dado cuenta de lo mucho que nos había afectado el estar cerca del sarcófago y toda la energía que nos había robado hasta el momento, incluso solo fui consciente del cambio de temperatura cuando sentí el calor que había fuera de la cámara y que recibí con agrado ya que de habernos quedado mucho más tiempo podría haberme encontrado peor e incluso podría habernos pasado algo ya que no lo dudaba debido a todo lo que habíamos escuchado y empezábamos a saber de dicho instrumento que traía consigo la muerte lleno de maldiciones y de malos augurios. El comer algo fuera de ese lugar y descansar un rato fue algo que agradecí, debíamos de encontrar información y hasta que no supiéramos una cuantas cosas no pensaba volver bajo porque no me apetecía que me volviera a pasar lo mismo que hacía unos minutos... había llegado a quedar inconsciente y de no haber sido por Eylith a saber lo que me hubiera pasado si hubiera estado yo sola en aquel lugar. Negué con la cabeza mientras relajada esperaba que nos trajeran la comida, me sentía con bastante hambre como si no hubiera comido en días y cuando trajeron la comida ni siquiera esperé demasiado para empezar a comer agradeciendo la comida y el café caliente que nos habían traído junto con algún bollo y café para despertarnos como si lleváramos horas y horas trabajando y nuestros cuerpos necesitaran recuperar energía, ahora sabíamos que no debíamos de estar mucho rato ahí bajo porque de eso se alimentaba el sarcófago y no era bueno quedarnos inconscientes las dos cerca porque no me fiaba ya de nada con todo lo que sabíamos. Mientras comíamos le respondí a su primera pregunta hablando sobre mi marido viendo las caras que ponía quizás porque le sorprendía que fuera tan sincera en ese aspecto hablando de él pero, si de verdad supiera lo que estaba pasando lo tendría allí todo el día vigilándonos a ambas con un ojo puesto en ese sarcófago para que nada nos pasara. Aunque difería un poco del hecho de que fuera “posesivo”, aunque debía de admitir que me “poseía” muchas veces y eso me hizo lanzar una risa entre dientes negando levemente con la cabeza por la auto-gracia que había hecho en mi cabeza, sin embargo algo que sí definía al vikingo era que era muy protector y mucho más después de todo lo que habíamos pasado. Ubbe me daba la libertad que necesitaba porque confiaba en mí y no tenía motivos para dudar igual que yo no lo hacía de él en ningún momento, pero sí era muy protector conmigo y quería protegerme siempre de todo... así que si le decía lo que había pasado con el sarcófago lo tendría todo el rato allí metido con nosotras para que no nos pasara nada, porque lo conocía demasiado y a la mínima que viera algo extraño ni siquiera se lo pensaría. Negué con la cabeza cuando Eylith dijo si tenía conocimientos sobre lo que tratábamos y negué con la cabeza lentamente, podías preguntarle todo lo que quisieras sobre cultura nórdica pero fuera de esta andaba algo perdido, sabía de la egipcia por lo que yo le había ido contando en el tiempo que estábamos juntos y de sobra sabía quién era, para mí, el padre de todos los dioses porque no dejaba de repetirlo constantemente.

Desde luego que me quedaba claro que no le iba a decir nada de nada a Ubbe, capaz era de venirse conmigo y enfrentarse a lo que quisiera que hubiera en el interior sin tan siquiera pensarlo... no quería quedarme viuda tan pronto. Mientras tomaba el postre después de comer sintiendo que me encontraba mucho mejor con ese pequeño descanso escuché lo que tenía que decir sobre su prima, quizás ella pudiera arrojar algo de luz en toda aquella neblina que teníamos y despejar algunas dudas que tuviéramos, veía bastante bien que pudiera acompañarnos esa noche para que nos ayudara y que además con su ayuda pudiéramos descifrar algo más o intuir a qué nos enfrentábamos realmente ya que ella parecía tener información sobre la Gehena. Sin embargo la idea que no me gustó demasiado fue la de quedarnos en el museo, es decir, si teníamos que hacerlo no me importaba primero querría ir a casa para informar al vikingo y que supiera que iba a quedarme, no le iba a hacer nada de gracia pero al menos si me veía y sabía que estaba bien no se preocupara demasiado porque de no volver me lo veía viniendo al museo para saber qué pasaba, protector era como él solo. Mordí mi labio escuchando sus palabras y asentí con la cabeza ante la idea, por la noche su prima podría ayudarnos y quizás con menos gente en el museo pudiéramos llevar un mejor examen al sarcófago por lo que pudiera pasar. Tras terminar fui a por los libros a mi despacho encontrando evidencias sobre la luna de sangre porque me sonaba de haber leído sobre ella en alguno de los miles de papeles que tenía tanto allí como en casa, empecé a mirar hasta que sí encontré las evidencias que estaba buscando para decírselas a Eylith y supiera lo que había encontrado, leyéndole lo que ponía sobre la luna de sangre para ver si ella también podía contrastar la misma información que yo tenía. Cuando terminé le pregunté qué era lo que ella pensaba al respecto y lo que había encontrado, escuché sus palabras y volví a morder mi labio un tanto inquieta y nerviosa sin saber realmente el motivo por ello, lo atribuí al cansancio y a las ganas de saber a qué nos enfrentábamos realmente por lo que no le di mayor importancia que esa. Desde luego lo que ella contaba era algo sumamente extraño y un fenómeno que era normal que fuera datado debido a lo extraño que era, sin embargo, jamás había oído que la luna repitiera sus fases cada tres días en distintos sitios como decía que pasaba, que se repitiera con ese patrón tan extraño por todo el mundo como si de esa forma se encargara de que realmente sucediera dicho fenómeno... lo que me llevaba a pensar que, aunque en el sarcófago se hubiera juntado ambas culturas quizás todas las culturas habían pasado por lo mismo y pudiéramos encontrarlo. Lancé un suspiro dejando mi espalda contra el respaldo de la silla pensando en todo lo que sabíamos, desde luego que alguien o algo quería encargarse de que volviera a suceder lo mismo y el que se acercara el momento de la luna de sangre no me gustaba en absoluto.


-Sin duda es un fenómeno muy extraño como para que no hubiera sido datado, estoy convencida de que si buscamos encontraremos evidencias en cada una de las culturas que hubiera en esa época explicando casi lo mismo que he leído yo, si son fases que se suceden hasta que se realiza la luna de sangre en todas las culturas tendría una época de oscuridad diferente... creo que tienes razón, es como si quisiera asegurarse que, independientemente de donde se encuentre, la presencia sea fuerte en cada uno de los lugares por todo el mundo. Quizás el hecho de que hayan sido los egipcios y los romanos fue pura casualidad cuando pasó lo que quisiera que ocurriera en esos momentos, quizás cada vez sucede en un lugar distinto y ellos quisieron asegurarse de que no volviera a suceder –hice una pausa- por lo que sé todas las culturas tienen patrones que se repiten y que son cumunes; para todas hay un “padre de dioses”, en todas hay algo que significa o representa el cielo y el infierno, en todas hay “ángeles y demonios” aunque vistos quizás de diferentes maneras... incluso la cultura romana y la egipcia se parecen porque ambas también tienes seres mitológicos –hice una pausa- a lo que quiero llegar es que, si todo es tan parecido es posible que ya haya pasado más de una vez aunque en otras culturas diferentes, para los antiguos todo lo desconocido y lo extraño era obra de los dioses, si hay patrones que se repiten y luego tenemos esa época oscura de la que hubo dicho “vacío” del cual no se sabe nada es posible que sí sea algo global, aunque quizá cada vez suceda en un sitio diferente. Egipto, parte de Europa... –la miré- quizás el hecho de que el sarcófago esté en París sea mera casualidad, pero que quieren abrirlo no me lo parece y creo que hay algo mucho mayor que desconocemos que intenta encontrar la manera de que se completen las fases hasta llegar a la luna de sangre donde sospecho que finalmente la oscuridad de la que hablaba reinará y habrá una época de caos y de muerte, nada bueno trae consigo lo que haya dentro –todo eran teorías pero cada vez parecían cobrar más sentido- creo firmemente que una fuerza mayor mueve unos hilos para procurar que todo pase, contando además con el hecho de que de por sí el sarcófago ya lleva una maldición per se y eso hace también que se cumpla, pero estoy convencida de que hay mucho más de lo que imaginamos... nada es pura casualidad, no en estas cosas –hice una pausa y la miré- me parece bien quedarnos esta noche y poder preguntarle a tu prima si ella tiene más información, quizá pueda resolvernos algunas dudas... pero me gustaría ir a casa antes de que llegara y fueran a buscarla. Quiero decirle a Ubbe que voy a quedarme por trabajo en el museo para que se quede tranquilo –su cara me decía que no entendía nada y sonreí de lado- digamos que el descubrir tumbas peligrosas no es el único peligro que he corrido últimamente, hay otros peligros que hemos sorteado y sé que si se lo digo en persona se quedará más tranquilo, si no voy a casa y empieza a ser muy tarde como para que no esté en casa estoy segura de que lo tendré aquí preocupado para saber qué pasa –reí entre dientes observándola- puedo ir a casa antes de que anochezca y volver antes de que venga tu prima.



Another Time, Same Way. Your Future, My Destiny:

I'm a survivor, I fight for what i want:
You Changed My Entire World:
Du Er Min Skjebne:
Part Of Me:
My family; Blod bånd:
avatar
Naitiri Zahir
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 640
Puntos : 657
Reputación : 69
Fecha de inscripción : 27/11/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sarcófago Ankh // privado Naitiri

Mensaje por Eylith Enhydra el Dom Mayo 27, 2018 5:26 pm

La bruja miraba con su gelida mirada a la joven egipcia, mientras se mordia el labio inferior pensativa, la cosa daba demasiado que pensar, un puzzle dificil de resolver, una pieza que encaja de varias postura y nunca queda claro cual es la correcta, la bruja baja la vista mirando un punto fijo en el suelo la cosa era dificil de encontrar la salida, más miro a la egipcia cruzandose de brazos mientras se acomodaba, sus claros ojos se entrecerraron y torció ligeramente la cabeza hacia la izquierda, mientras escuchaba las palabras de su nueva amiga, sin duda tenía mucho sentido, era como una poliza de seguro para que diera igual en el punto del mundo que se encontrase que el efecto fuera a nivel global, eso iba de la mano con que obviamente había un gigante poder oculto en algun lado, si no, lo mirases como lo mirases era de un tremendo imposible, que ni la bruja con lo de libros que habñia leido a lo largo de su vida podía solventar, má chasqueó la lengua mirando a la egipcia.
-Tienes razón, parece que es como un hecho a drede lo mires por donde lo mires, es como si el mundo en sí le esté llamando para volver, esto da que pensar y dá escalofrios, demasiado.- Comentó de manera sincera, una luna se sangre global, larga, de las ma largas de la historia, era como una maldición a nivel mundial, igualmente tendría que leer de los volumenes más coscuros, que tenía su hermana, para eso igual venía bien la pelirroja, cada vez es menos descabellado su presencia para investigarlo.


Apretó los labios mirando a Naitiri, escuchandola con atención, tenía razón, los antiguos tiraban de su falta de conocmiento achacandolo a dioses, pero había que tener en cuenta varios patrones, eso hizo que Eylith pasara los dedos por su melena empujandola hacia atras para quedar recostada de una manera más comoda mirando el techo de su despacho, mientras la luz y la sombra que dibujaba el arbol que estaba plantado frente al ventanal dibujaba sinuosas formas por la luz y eso hizo que mientras escuchaba a la morena le diera varias ideas, mirando repentinamente a Naitiri. - Tienes razón, en los dioses hay un patron en todas las culturas, un Dios sipremo y otros "dioses" menores, al igual que demonios, piensa esto, en la religión cristiana tenemos a Dios, y a los arcangeles, en la egipcias ¿Osiris es? y Bastet, Orus, etc...en la romana Jupiter y neptuno, venus.... en la griega Zeus y Hermes, Ares, Afrodita....osea en todas hay un supremo y unos "seguidores" en todas, al igual que en todas hay un desastre universal, eso da que pensar, pero eso me ha desatado una teoria...y si realmente estaban la gente de esa epoca estaban viendo "dioses".- Se quedo callada unos segundos y se puso en pie paseando por la sala.- En la antiguedad lo que no explicaban eran dioses, divinidades, milagros...pero ¿y si estaban viendo sobrenaturales que creian dioses, y si todo es mas retorcido?. - Daba que pensar, desde luego a ella se lo parecia.


Seguía caminando de lado a lado como una bestia enjaulada mientras la escuchaba hablar, tenía razón y mucho sentido, y si, una fuerza mayor estaba teniendo que ver con todo esto, dejó escapar un suspiro nuevamente mientras la observaba de esa manera fija e inquietante que tenía la bruja, nada era casualidad si, más entendió que ella tuviera que avisar a su marido, asi ella tendria tiempo para pensar, medir y exponer nuevas ideas más se atrevería a bajar mientras la egipcia estaba fuera y seguir investigando. -Te esperaré aqui pues, no te preocupes, mientras investigaré unas cuantas má intentando ver si hay algo más que encajar.- Aseguró la bruja de melena negra como el azabache.



"Ven, y dale otra oportunidad a la fría oscuridad"



Saludo a la noche:


avatar
Eylith Enhydra
Hechicero Clase Alta
Hechicero Clase Alta

Mensajes : 58
Puntos : 54
Reputación : 17
Fecha de inscripción : 19/01/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sarcófago Ankh // privado Naitiri

Mensaje por Naitiri Zahir el Dom Jun 03, 2018 12:53 pm

Parecía que por fin poco a poco íbamos dando con las respuestas a nuestras preguntas que necesitábamos, lo cierto es que estábamos remontándonos muy atrás en el tiempo para intentar hallar lo que teníamos entre manos y cuanto más atrás íbamos más tenía la sensación de que lo que íbamos a buscar no nos iba a gustar en absoluto. Muchos egiptólogos temían a las maldiciones que habían sobre algunas tumbas y ni siquiera se atrevían a ir en su búsqueda porque no querían que dicha maldición recayera sobre ellos, por lo que dejaban que otros fueran los que corrieran el riesgo. Sabía que muchas de las maldiciones que había eran simplemente meras leyendas, cuentos para que los ladrones no entraran y así se pudieran llevar el oro y las joyas, el tesoro que había en la cámara junto al sarcófago y que acompañaba al difunto a la otra vida para que siguiera siendo rico. Sin embargo aunque yo no era tan supersticiosa como otros si creía firmemente que aquel sarcófago era demasiado extraño y que había algo mucho mayor tras todo que no lográbamos entender ni Eylith ni yo, pero que sentía que estábamos próximas a descubrir, más bien pensaba que la ayuda de su prima sería crucial para descifrar lo poco que nos quedaba y nos hablara de la Gehena y lo que podría pasar si se llevara a cabo. Daba gracias por tener a Eylith y que fuera una hechicera porque así podíamos sellar la sala de bajo y no dejar que nadie entrara, aunque mucho me temía que no iba a ser tan fácil y que quien estuviera tras esto no se manifestaría tan rápidamente. Ambas habíamos encontrado información sobre las lunas de sangre y estas se remontaban muchos siglos atrás, habían sido datadas en varias ocasiones y aunque habían sido hechas por varias culturas todas se referían a lo mismo: plagas, desastres, catástrofes que en aquella época no se podían explicar con exactitud. Los egipcios pensaban que era porque Ra estaba herido en su lucha contra Apofis y por eso el sol no se alzó durante los tres días que duró la luna de sangre, pero ese fenómeno también había sido visto alrededor del mundo y me temía que era más importante y grande de lo que pensábamos en un inicio. Tenía claro que lo que estábamos viviendo eran las fases previas antes de que se completara dicha luna y ya pensaba que la frase que ella había dicho tenía un sentido que ahora tras lo que sabíamos era más oscuro. La sombra que habíamos visto más todo lo que había pasado en el barco con los hombres que habían en este abordo era un síntoma más de que exactamente todo comenzaba... la pregunta era, ¿cuánto más se tardaría en llegar a dicha fase? Porque estaba convencida que se necesitaba de un sacrificio para abrir el sarcófago o en todo caso la sangre de alguien en concreto, de ahí que necesitáramos saber quién lo construyó o quién estuvo presente. Llevé mis dedos al puente de la nariz sintiéndome algo cansada, había comido y mis energías habían sido restauradas pero sin embargo sentía como una pesadez en mi interior que no supe identificar y que achaqué directamente con todo lo que teníamos encima. Asentí con la cabeza ante las palabra de la hechicera cuando concordamos en que todo parecía que estaba hecho para la próxima luna de sangre y que esta reinaría en el cielo para que todo el mundo pudiera verla por tres días, como si al estar en el cielo se abriera una brecha y todo lo malo sucediera y tuviera lugar, era extraño pero estábamos convencidas de ello.

Si teníamos razón y resultaba que en todas las culturas se había estado hablando de lo mismo puede que nos fuera más fácil hallar a lo que nos enfrentábamos y el ejemplo más claro era el que le había puesto a ella. Pese a que antiguamente no había forma de comunicarse todas las culturas, absolutamente todas, tenían en común varios patrones que se repetían aunque dichos de diferentes maneras y explicados de otra manera, pero que habían dejado constancia de ello. Todos tenían seres mitológicos parecidos, dioses parecidos... si juntabas todas las culturas y hacías ramas de cada cosa nos daríamos cuenta de que las ramas coincidían, entonces antiguamente cuando no había tanta comunicación, ¿cómo era posible que se datara lo mismo aunque con nombres diferentes? Solo podía ser porque los “dioses”, esos que ellos nombraban y que decían que visitaban la tierra en verdad no eran realmente dioses, antiguamente algo que no se podía explicar enseguida pensaban que era obra de un dios porque era la mejor forma de explicar algo ya que no poseían conocimientos suficientes, pero si Eylith tenía razón y no era dioses si no que eran seres sobrenaturales... todo podía tener un sentido. Entonces podíamos encontrarnos un ser muy antiguo y poderoso que se hubiera perdido en el tiempo, un ser que había sido encubierto bajo otros nombres para pasar desapercibido hasta la llegada de su renacimiento... y eso era algo aterrador cuanto menos. Cuanto más lo pensaba mayor era el escalofrío que sentía en el cuerpo, cerré los ojos unos segundos y asentí con la cabeza a lo que ella estaba diciendo sobre los dioses y el patrón que había en cada cultura, sonreí riéndome entre dientes cuando habló sobre Osiris haciéndome gracia de que lo nombrara, sí era un dios mayor pero no el padre de todos los dioses egipcios. Había tomado la decisión de ir a casa y avisar a Ubbe para que estuviera tranquilo, por la noche sin nadie en el museo y con la visita de su prima podríamos indagar mucho más porque pensar en volver a ese sarcófago hacía que un escalofrío me recorriera y mi cuerpo temblara ligeramente, nos estábamos acercando demasiado al peligro pero si así era la única forma de saber qué era en realidad y cómo pararlo todo valdría la pena, porque todo no había hecho más que comenzar y aún quedaba una serie de cosas por suceder que no sabíamos cuándo sería ni cómo, pero lo teníamos presente.



-Osiris es el hijo de Ra, el padre de todos los dioses, algo así como Zeus... pero Osiris fue traicionado por su hermano Seth
–hice una pausa y sonreí- algo así como Hades y Zeus, uno reina arriba y el otro reina abajo –finalmente acabé levantándome dejando el libro sobre la mesa que ella tenía- aprovecharé ahora para ir a casa y nos vemos dentro de un rato, si puedes creo que estaría bien contar con la ayuda de tu prima para que nos diga todo lo que ella sabe, cuanto más conocimiento e información tengamos mejor llevaremos esto –me despedí de la hechicera saliendo de su despacho para bajar por las escaleras e ir hacia la entrada del museo, no quería tardar demasiado porque no sabía tampoco si el vikingo estaría o no así que me dispuse a encaminarme hacia casa andando por las calles que se empezaban a llenar de gente por el buen tiempo que empezaba a hacer por la noche. El sol ya había caído y mientras los últimos resquicios quedaban de este sentí que me dolía la cabeza, como un pinchazo y un pitido agudo bastante molesto que me hizo sisear levemente, pero que no hice caso alguno sin saber lo que estaba pasando realmente. El dolor de cabeza no disminuyó conforme seguía andando y fue cuando cayó la noche que cobró toda su intensidad, sentí un frío recorrerme todo el cuerpo que me recordó al mismo frío que habíamos sentido en el sótano con aquella sombra, me empecé a encontrar mal de repente como si de nuevo las energías me fueran faltando y algo en mi interior cobraba más fuerza, con más frío... como si intentara controlar mi mente y doblegar mi voluntad- ¿qué...? –Murmuré mientras me apoyaba en una de las paredes con la respiración agitada y acelerada, mi corazón bombeaba con fuerza y de nuevo sentí que el frío llegaba hasta mi corazón como si lo intentara dominar, por mi mente pasó la imagen de aquella sombra como si me acechara mientras cada vez me encontraba más y más débil sin entender lo que pasaba... hasta que mis ojos de nuevo se cerraron y perdí todo conocimiento y control de mi cuerpo.



Para cuando abrí los ojos la noche había caído mucho más sobre la ciudad francesa, apenas una luz iluminaba el lugar y parpadeé intentando saber dónde me encontraba. Solo la luz de una tenue farola iluminaba aquel lugar donde no se oía demasiado, estaba tumbada en el suelo y no sabía lo que había ocurrido, recordaba que me había desmayado pero ¿y después de eso? Me dolía el cuerpo como si me hubieran dado una paliza y tenía los músculos en tensión, para cuando intenté incorporarme en el suelo cuando apoyé mi mano en las frías baldosas de este para levantarme sentí algo cálido y húmedo que manchaba mi palma, algo de lo que no me había percatado en absoluto. Para cuando levanté mi mano y me fijé en lo que me había manchado me di cuenta del color rojizo en el que se había teñido mi mano: sangre, se trataba de sangre y me alarmé pensando que me habían herido por lo que me miré buscando alguna herida pero no tenía nada, mi otra mano también estaba manchada de sangre, mis brazos también tenían restos y para cuando miré a mí lado lo que vi me dejó helada sin poder reaccionar: el cadáver de una joven sin vida, presentaba heridas por todo su cuerpo, heridas profundas y graves como si se hubieran hecho con un cuchillo, su cara ligeramente desfigurada, su pelo manchado de sangre que se extendía como un abanico en el suelo... y en su mano un trozo de tela de mi vestido, como si hubiera sido yo la que le hubiera hecho eso pero ¿cómo? Como si de un flashback se tratara me vi la imagen de aquella joven hablándome, llena de vida, extrañada y luego asustada mientras parecía que mi cuerpo “mutaba” y solo se escuchaban los ruidos de su piel siendo desgarrada, sus gritos pidiendo que parara y por ayuda.... me dio tal mareo ante aquello que giré mi cuerpo en la otra dirección para vomitar mientras las lágrimas se escapaban de mis labios. ¿Qué había hecho? ¿Qué había ocurrido? ¿Por qué la había matado? No tenía muchas respuestas pero supe que, así conforme estaba, no iba a ir a casa para que me viera el vikingo... así cuando me recuperé un poco me levanté tambaleando ligeramente y salí de allí corriendo dirigiéndome al museo en busca de la hechicera, no me atrevía a estar cerca de nadie porque pudiera perder el control de nuevo y matara a alguien más... bastante tenía con la culpa que me carcomía por dentro aunque yo no había hecho nada. Para cuando llegué subí directa a su despacho, abrí la puerta y la cerré apoyando mi cuerpo contra esta mientras la hechicera que parecía notar que algo pasaba me miraba y preguntaba qué me ocurría, la miré con las lágrimas todavía cayendo por mi rostro.



-Yo.... no lo sé.... algo me pasa Eylith.... iba de camino a casa y... por Ra, he matado a alguien
–hizo el amago de acercarse pero extendí mi brazo hacia ella- ¡no! No quiero hacerte daño a ti también.... creo que hay algo dentro de mí, esa sombra –mordí mi labio- la he sentido dentro controlándome y luego no recuerdo nada más...



Another Time, Same Way. Your Future, My Destiny:

I'm a survivor, I fight for what i want:
You Changed My Entire World:
Du Er Min Skjebne:
Part Of Me:
My family; Blod bånd:
avatar
Naitiri Zahir
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 640
Puntos : 657
Reputación : 69
Fecha de inscripción : 27/11/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sarcófago Ankh // privado Naitiri

Mensaje por Eylith Enhydra el Lun Jun 11, 2018 11:51 am

La mujer de negros cabellos respiraba calmadamente mientras pasaba los dedos por su melena sonriendo de medio lado, mientras observaba los estantes que tenía a su lado, mientras escucha las palabras de ella, sin duda en esta investigación los dioses jugaban un movimiento clave, importante, era como una mega conexión entre ellos y lo que ocultaba ese sarcofago que tenían encerrado en esa fria y desolada camara. Mira a Naitiri frunciendo el ceño pensativa mientras asiente con la cabeza, ella tambien había comprendido lo que las religiones entre si cambian por algo, algun motivo tuvo que haber tenido para todas esas coincidencias, sin duda alguna.
Si, contar con la ayuda de Bloondy puede ser buena idea, y dado que anochece la vampiresa pronto llegaría pues mandó un mensajero antes a casa, asi que no habría porblema, asintió con la cabeza y se despidió de la egipcia, mientras tanto ella bajaría de nuevo a investigar unas cosas en el sarcofago y si, era algo temerario meterse ella sola despues de lo visto.


Se adentró sin compañia dentro de la camara donde tenía el sarcofago, la temperatura era baja, el baho salía de entre sus labios cada vez que ella respiraba, se acercó al sarcofago sacando unos rollos de papel de arroz y un carboncillo, como si fueran mantas sobre las inscripciones, ¿como no lo había pensado antes? pasaba el carboncillo imprimiendo en el el enorme pergamino de papel arroz las escrituras, representaciones y gravados que había en el sarcofago, mientras hacia eso, se sentía observada, cansada, fria, sin duda había una presencia realmente fuerte que se mantenía alrededor del sarcofago, sin duda oia susurros, sonidos a su espalda, pero la bruja sabia que si se girara no vería nada, que es todo producto de la maldición y el aura oscura que envolvía al maldito sarcofago.
Una vez teniendo todas las inscripciones, oia más fuertes slos sonidos, y las voces y sacudió la cabeza. -por dios la mente de Bloondy debe ser un infierno.- Reclamó ella para sí misma, si bloondy oia permanentemente eso, normal que su mente bailara en lo irracional.


Una vez enrollado los pergaminos salió apresuradamente de la habitación sintiendo alivio por ello y colocando el hechizo de protección sobre la puerta antes de volver al despacho, Naitiri aun no había regresado, ella recogió los libros que en ese momento no le hacian ninguna falta, y ya podría hechar un vistazo más tarde, para colocar los pergaminos con los gravados de las inscripciones del sarcofago, asi bajarian a él cuando fuera absolutamente necesario.
Entonces escuchó la puerta tras ella y se giró observando el rostro palido y desencajado de Naitiri, dejando todo para acercarse a ella intentando saber que demonios había pasado. -Naitiri..- Musitó acercandose con urgencia para ver que demonios era lo que le ocurria a la egipcia.  -¿Que demonios a pasado?-  Pregunta preocupada, mientras escucha como la joven se ve que esta muy aturdida, y no conoce lo que ha ocurrido lo que hace que la hechicera la mire desconcertada, mientras la toca comprobando su estado, sudores frios reconoce esos sintomas, pero no está segura.


-Tranquila Naitiri...tranquila....no has sido tú, no has sido tú...ya ha pasado...tranquila...-Intenta consolarla, mientras la guia para que se siente, mientras por un momento un tremendo sobresalto cuando escucha algo golpear el cristal de la ventana, Eylith se gira, y observa un cuervo queriendo entrar. -Aguarda.- Le pide a la aterrada egipcia mientras se mueve muy rapidamente dejando al ave entrar. -Es Arkray, la mascota de mi prima, estará de camino...- Comenta volviendo a por la Egipcia, para calmarla, estaba temblando horrorizada, mientras Eylith la miró, y se sentó de rodillas frente a ella. -Naitiri...creo...que la sombra...ha entrado en ti... necesito que me des tu autorización para usar mi nigromancia en tí y ver si tienes algo dentro.- Dijo en un tono serio, no quería asustar a su socia.



"Ven, y dale otra oportunidad a la fría oscuridad"



Saludo a la noche:


avatar
Eylith Enhydra
Hechicero Clase Alta
Hechicero Clase Alta

Mensajes : 58
Puntos : 54
Reputación : 17
Fecha de inscripción : 19/01/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sarcófago Ankh // privado Naitiri

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.