Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA AREZZO

MODERADORA

ENVIAR MP
NICOLÁS D'LENFENT

MODERADOR

ENVIAR MP
KALA BHANSALI

MODERADORA

ENVIAR MP
LADISLAV PEKKUS

MODERADOR

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA


Espacios libres: 00/45
Afiliaciones élite: cerradas
Última limpieza: 16/01


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com


Últimos temas


Demons [Cinder Grimm] (De casi+18, pasa a +21)

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ir abajo

Demons [Cinder Grimm] (De casi+18, pasa a +21)

Mensaje por Charles Moncrieff el Vie Mar 30, 2018 4:18 pm

Recuerdo del primer mensaje :

"I want to hide the truth
I don't want to shelter you,
But with the beast inside
There's nowhere we can hide"

París, Francia.

El inicio de la afrenta sugiere un espectáculo interesante. Desde el primer combatiente que pone un pie cubierto por un tipo de calzado que le rodea el tobillo en el improvisado ring de tierra, sangre y sudor, hasta el segundo contrincante, con mayor constitución física reflejada por la semi desnudez obligatoria en el sitio, donde sólo son cubiertas sus partes nobles por unos pantalones cortos, elaborados con una tela que ha visto días mejores, provoca a valorarlos. ¿Quién pudiese ganar? Es como elegir un caballo, ver las patas, la piel entre las costillas, pero son los ojos... Sí, es en los orbes donde encuentras al ganador. Sea un bestia para transporte -humana o no- un compañero de cacería o inclusive, la presa o el propio cazador.

En tanto sus valoraciones son hechas en su mente, Charles luce descansado e informal. No va a ir con sus mejores galas a un sitio así. Sería como una luz intensa a la cual las polillas se sienten atraídas. El abrigo que lo cubre, aunque prolijo y limpio, tiene bastantes años. Camisa blanca de manga larga, pantalones cómodos y botines con refuerzo son su atuendo por esta noche. Los guantes negros es un aditamento que no abandonaría. El contacto físico piel a piel, no es algo que esté en sus preferencias.

Recargado contra un pilar de madera, brazos cruzados al pecho, sus ojos recorren la estancia. Para distinguirlo, sería preciso acercarse. El fistol del león plateado se encuentra en la solapa del abrigo. Está colocado en pro de identificarlo. Justin Hashell, el irlandés, fue muy amable al buscarle a alguien en París para que pudiera auxiliarle en su labor de reorganizar el espectáculo lo más pronto posible, por lo que contactó a alguien en París para que le ayudara por un tiempo a completar su logística.

Grimm, Cinder. Por un momento las dos cejas de Charles casi se unen formando una sola al recordar ese nombre. Tiene curiosidad. ¿Cinder? Si es apellido o nombre, es bastante... peculiar. Se obliga a no catalogar al personaje antes de tiempo. En caso contrario, estará soportando una atmósfera tensa auto provocada como pasó con el propio Hashell. ¿Quién diría que sería tan eficiente? Tanto en obtención de recursos como en pagos. Hashell no es sólo un contacto, es un cliente asiduo. Es una pena que no tenga tanta pericia al momento de manejar las armas y quiera a sus presas atadas para disfrutar de ellas.

¿Y quién es Charles para criticar o prejuiciar? Nadie. En tanto Hashell siga pagando bien, si quiere a su presa atada, sin manos, ni piernas, Charles lo hará.

Saca de su abrigo unos cuantos billetes llamando al sujeto que toma las apuestas. El olor corporal del hombre sugiere que la transacción se haga lo más rápido posible. - 100 al rubio -. El que le recibe el dinero lo observa con curiosidad, no lo identifica, lo cual es lógico debido a que sólo tiene dos semanas en París. - Johnson no durará ni un asalto, pero si quiere perder su dinero, ¿Cuál es su nombre? - la voz resuena burlesca. Charles devuelve la mirada mientras le anotan en el papel - Lyon - es la respuesta.

Tiene demasiado cuidado con su nombre y en la mayor parte de las ocasiones, utiliza pseudónimos. Es mejor la privacidad. Sus orbes azul cobalto vuelven a la arena. Cierto, el moreno es mucho más corpulento, tiene mayor fuerza. El rubio es más pequeño, lo que significa destreza y sus pupilas reflejan una rabia y una afrenta que hará todo más divertido. Está casi seguro de que el rubio tiene un impulso extra, producto de alguna situación sentimental. Cuando algo así está en medio de una contienda, genera un extra de willpower.

Su mano diestra busca en uno de sus bolsillos para sacar una cajilla y de ésta, un cigarrillo preparado con antelación. Tabaco envuelto en papel de la mejor calidad, traído de la propia Cuba. Lo enciende dando la primera calada. Quizá sea ese un mal movimiento, no cualquiera puede darse el lujo de fumar en un sitio de esta calaña. Y aun así, no pierde conciencia de su alrededor por un simple vicio, no está en sus costumbres, por lo que un movimiento a su derecha le llama la atención. Un barrido visual rápido es suficiente para tomar los datos del acontecimiento. Alguien molestando a alguien más. Un masculino a un femenino. Y por la actitud del femenino, seguro que el masculino tendrá que sobarse las gónadas.


Última edición por Charles Moncrieff el Miér Abr 18, 2018 9:56 am, editado 3 veces




Demons:
avatar
Charles Moncrieff
Realeza Inglesa
Realeza Inglesa

Mensajes : 83
Puntos : 96
Reputación : 40
Fecha de inscripción : 28/03/2018

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo


Re: Demons [Cinder Grimm] (De casi+18, pasa a +21)

Mensaje por Cinder Grimm el Sáb Abr 07, 2018 11:05 am

Las palabras de Charles hicieron que la licántropa sintiera cierta ternura, el no le pareció un inutil ni mucho menos, pero entendía como se sentia, asi que simplemente sonrió mirandole con el semblante calmado y negó. -Puedo olerte en un radio de 20 kilometros, y soy muy buena rastradora, si quisieras ahora librarte de mí te sería muy dificil, puedo olerte y seguirte allá donde te escondas.- Dijo divertida, realmente no sabía como consolar su sensación de inutilidad, pero tenía una mejor coordinación vendría bien para una pelea mas eficaz, y no acabar casi hecha trizas, respiró hondo, más su sorpresa fue notable cuando el ingles esas palabras tan candentes, hizó que ladeara la cabeza en un gesto lobuno, mientras le escuchaba, dejando escapar una risilla algo juguetona, mientras despues subió el tono de la conversación cuando afirmó un torrido encuentro entre ellos dos, sacudió la cabeza. - Auuuuh..- Emitió un aullido burlon al escuchar eso, en señal de que tuviera cuidado con lo que decía o despertaría a la bestia aunque quizás de una forma muy distinta, la proxima luna llena la tenía alterada en cualquiera de los sentidos.


Cuando la curaba la herida Cinder tenía que hacer un esfuerzo sobre humano para no emitir quejido alguno, de hecho mas de una vez tenía que llevarse la mano a la boca para ahogar el aullido de dolor que quería emitir en alguna ocasión pero se contuvo de hacerlo. Dejó escapar un suspiro y le miró cuando dijo que se quedará ahí asintiendo con la cabeza, le observó como fue a bañarse, de no estar tan debilitada quizás habria despertado las ferormonas en ello, simplemente sonrió y aprovechó para relajarse y recuperar algo de energia, permitiendose cerrar los ojos, hasta que le escuchó regresar.
Abrió los ojos mirando a Charles. -Vaya, vaya, vaya, no estas del todo mal, se podría hacer cosas perversas contigo.- El tono de la loba era notablemente jocoso, mientras se incorporaba lentamente, mirandole. -Si, estoy mejor, busquemos a los caballos, Se puso en pie arrastrando la melena hacia atrás con los dedos, y colocandose los ropajes, mientras empezó a olisquear. -Y de paso vemos la zona, asi terminamos de limpiar la zona, espero que no te importe que haya lobos, generalmente los lobos no se acercan a los humanos cuando vais...armando jaleo, y mucho menos si vais con partidas de caza.- Aseguró la loba mientras se estiraba, aun dolía la herida pero los sobrenaturales se curaban rapido, no tanto como un vampiro que era casi al intante, pero en un dia y medio o asi posiblemente no quedaría ni cicatriz de ello.


-Que sepas que me debes una comida por rescatar tu compacto culo perfecto.- Sonrió despreocupadamente mientras caminaban por el bosque. -O quizá me gane un vestido de color negro, elegante...¿no? con algun bonito collar, pero no de plata.- Empezó a exigir, sabiendo que posiblemente Charles respondería a la osadia de la joven y a sus comentarios exigentes, le divertia cuando se ponía a mostrar su clase social y como debía comportarse o que la replicase las ordenes. -Ya te pedire el vestido azul y el purpura cuando no me puedas negar nada, pero primero quiero uno negro, ¿entendistes?- Estalló en risa por dar sus ordenes, mientras miró a Chares guiñandole un ojo juguetonamente, logicamente andaba más despacio por las heridas, pero se veía la fortaleza de la morena, mientras se frenaba para olisquear y señalaba el camino.



Cinder Grimm:


she Werewolf:

avatar
Cinder Grimm
Licántropo Clase Media
Licántropo Clase Media

Mensajes : 51
Puntos : 69
Reputación : 32
Fecha de inscripción : 15/03/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Demons [Cinder Grimm] (De casi+18, pasa a +21)

Mensaje por Charles Moncrieff el Sáb Abr 07, 2018 12:22 pm

Así que puede olerle a veinte kilómetros a la redonda. No sabe si agradecer o maldecir porque si algo llegara a salir mal entre ellos, no estaría a salvo en ningún lado. Aún así, sonríe - llevo desventaja en un juego de escondidas - se mofa. Con ella puede relajarse bastante. Puede comportarse como la persona que era en su juventud con sus amigos. Y cuando va acercándose a la orilla, la otra le suelta una frase que le hace sentir que debe ir paso a paso. Es su socia en los negocios por más que quiera meterla a la cama y cumplir la sugerencia de beberla hasta que uno de los dos se deje vencer por el cansancio.

Le da privacidad para ponerse las ropas fingiendo nobleza, cuando en realidad evita mirarla y caer en la tentación en tanto se coloca su propio abrigo y lo que se quitó previo a lavarla. Le sigue observando que a cada paso, va mejorando su andar y su postura. La regeneración sigue su curso. - De acuerdo, te debo una comida por rescatar mi compacto y per-fec-to culo - remarca antes de reír de nuevo. Aspira profundo estirando los brazos, mueve los músculos hasta que crujen acomodándose. La cabeza sigue el mismo proceso hasta obtener el chasquido que le hace sentir mejor. Se pasa la mano por la nuca y observa que sigue sangrando. Ya llegará con Alfred y éste le atenderá. Primero, sacar a Cinder de ahí.

Así que quiere un vestido negro con un bonito collar. Eso tiene fácil solución, más no quiere perder su fama de duro, por lo que alza una ceja observándola en silencio - tras el golpe que traigo en la nuca, me temo que tendrás que pagarte el capricho. Cuando volvamos a explorar un terreno y yo no tenga las marcas de la aventura, entonces te lo habrás ganado, mientras tanto, vestidos de color pastel - sus pasos le llevan hasta donde el caballo de Charles pasta tranquilo - por fin. Aryo, ¡Aryo! - llama al animal para que no se asuste, saliendo de la maleza acercándose paso a paso, una vez que se asegura de que el corcel no va a cocear ni a escapar, ahí le atrapa la brida para llevarlo hasta Cinder - gracias, está todo completo - revisa con rapidez para voltear a ella.

La toma de la cintura sin preámbulos haciéndola montar con ambas piernas juntas y de costado, casi en el cuello del animal, él sube acomodándose en la silla quedando detrás de ella - podemos largarnos de este lugar, por cierto, gracias - tras haberla tomado con la siniestra de la cintura para mantenerla en su sitio y llamar su atención con la última palabra, su diestra se apodera de la nuca femenina para mantenerla quieta y acortar la distancia entre ellos. Sus labios exploran los femeninos, exigentes y firmes. El aliento cálido se entremezcla entre ambos. La sostiene firme con la mano izquierda contra su pecho fornido, rebasando la línea de la cordura al profundizar con su ápice bucal el ósculo probando, degustando y denotando que le agrada el sabor de la licántropa. Un gruñido emana de la garganta masculina antes de que sus dientes frontales se apoderen del labio inferior de la otra apretándolo para succionar después.

La mano derecha no se separa de su nuca, le mantiene en la misma posición, impidiendo que se aleje y obligándola a recibir el "agradecimiento" de Charles. La atracción que le provoca desde hace mucho es satisfecha absorbiendo el sabor de la otra, acariciando su mejilla en tanto sus lenguas juegan a vencer y derrotar a la otra. Sus dientes provocan gemidos y gruñidos pasionales y las manos del hombre se colocan, la siniestra en el culo de la joven haciéndola levantarse un poco para sostenerla y apretarle la firme carne y la diestra, se desliza por su muslo incitándola a montarse a piernas abiertas contra el caballo y una vez en esa posición, bajar su boca por su cuello y mordisquearlo pegándola contra él, haciéndole sentir cuán despierto está su cuerpo y cuánto desea hundirse en lo profundo de su húmedo y caliente núcleo.




Demons:
avatar
Charles Moncrieff
Realeza Inglesa
Realeza Inglesa

Mensajes : 83
Puntos : 96
Reputación : 40
Fecha de inscripción : 28/03/2018

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Demons [Cinder Grimm] (De casi+18, pasa a +21)

Mensaje por Cinder Grimm el Sáb Abr 07, 2018 7:28 pm

Le miraba, se había portado tan duramente que no creyo que la nuca fuera algo mas grave, pero lo cierto que el olor de la sangre era contundente, se sintió algo mal por no haber reparado en ello, pero ciertamente parecía tan fuerte que no había reparado en ello, solo le miro con cierta cara de preocupación. Bajo la mirada unos instantes, para llegar al caballo, que está bien, seguramente los lobos se anden devorando lo que quedó de aquel cambiante, Cinder observa a Charles como va corriendo a su caballo, observando que este esté bien, tranquilizarlo, y asi evitar que el animal se enerve y de alguna coz, pero esta bien. La loba mira alrededor, no muy lejos de Aryo, el caballo de Charles aparece el otro caballo del que ella venía montando, tambien de una pieza. -Creo que solo sufrimos daño nosotros.- Asegura Cinder.


Sonrie ampliamente mientras observa como Charles vuelve hacia ella y para su sorpresa la toma de la cintura sentandola sobre el caballo, justo delante de donde está la silla de montar en la que se posiciona Charles, dandole las gracias, Cinder solo sonrie observando que el otro caballo, sencillamente sigue a Aryo, sabiendo que lo tiene que hacer, pero ahí no acaba la cosa. Aun con la mirada fija en Charles que tiene en ese instante toda la atención de la femina, nota como ahora las manos de Charles se situan y una la sujeta con firmeza la nuca, la verdad es que la licántropa ene se momento cae presa del desconcierto mientras observa con cierto asombro como sus rostros poco a poco cortan la distancia.
El aliento de él es calido, suave, entonces en ese momento le llega uno de los aromas que más le gustan, el olor que emiten las criaturas cuando están excitadas. Sobre todo el de él se le antojo sencillamente deliciosa, le miraba como impactaba sus labios contra los de él, cerrando los ojos mientras sus lenguas se entrelazan en ese excitante jugueteo, como si fuera hiedra, mientras con suavidad pasaba su mano por la nuca de Charles con delicadeza para no dañar la herida, mientras el sabor del ingles la envolvía.


El beso arrancaba de los labios de la loba varios jadeos, cierta ansiedad que le causa aquel humedo beso, de devorarle de esa forma, gruñe de manera suave cuando el ingles la muerde el labio inferior, incluso dejandole llevar la voz cantante para colocarse en el caballo, ladea la cabeza cuando los besos de este pasean por su cuello. -Casi pareces tú el lobo.- Asegura mientras nota la hombria alzada de su socio, enarcando la ceja mordiendose el labio, inferior con fuerza. -Estas tentando a que te devore...y lo haré.- Asegura la morena mientras rie con ese aire pillo mientras el caballo avanza por el bosque sin mayor problema. Incluso estas acciones hacen a la loba plantearse varias cosas, que le darían a su socio un voto de confianza mayor aun del que ya tiene si cabe.



Cinder Grimm:


she Werewolf:

avatar
Cinder Grimm
Licántropo Clase Media
Licántropo Clase Media

Mensajes : 51
Puntos : 69
Reputación : 32
Fecha de inscripción : 15/03/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Demons [Cinder Grimm] (De casi+18, pasa a +21)

Mensaje por Charles Moncrieff el Dom Abr 08, 2018 6:02 am

La piel dorada contrasta con la de Charles, despacio saborea cada parte de ésta, palmo a palmo, su mano se mueve por las caderas de la fémina, buscando dónde la provoca más. Sonríe de lado cuando su voz llega a su mente - ya veo. Me parece que ésto es de lo más intrigante, desearía saber hasta dónde llegaríamos, pero no en un caballo - recobra la compostura paseando sus ojos con pereza por la fisionomía femenina - y no con esas heridas, Cinder. No creo que seamos unos amantes comunes en la cama. Me parece que la fuerza y la imposición podrían ser el aderezo principal, así que te necesito sana. Sin contar que también tengo que bajar la inflamación de mi cabeza - la pega con una mano contra su cuerpo.

No se va a negar el contacto de ella, de su rostro contra su hombro, de sus senos pegados a su tórax, ni del olor de su cabello contra su nariz. Aryo va desandando el camino hacia la ciudad. Al parecer ya tienen todo lo que necesitan si le traen la presa - no hubo señal de algún licántropo ¿Verdad? De todas formas habrá que estar atentos y una semana antes de que empiece la cacería, venir y volver a revisar. A menos que hagas lo que todo lobo y marques territorio, pero creo que eso es de machos ¿No? - se mofa mirándola a los ojos - en esta posición no sólo te restriegas contra mi falo, también te protejo la espalda de un mal roce contra mi pecho ¿Ves lo magnánimo que soy? - no deja de coquetearle.

Es un mal necesario, le gusta, le atrae, se siente bien a su lado, le gustaría dominarla en la cama, verla atada con tremendas cadenas (porque de sogas se soltaría rápido) y hacer con ella lo que le plazca. El sexo rutinario del hombre arriba y la mujer abajo le aburre. Le gustan otras posiciones más jugosas. La ciudad empieza a reflejarse en los ojos del humano. Asiente conduciendo los pasos del caballo en dirección contraria al lugar donde se encontraran temprano. - Iremos a mi hogar. Alfred seguro ya está allá con el reporte de lo acontecido, si no han atrapado al sujeto, mañana me darán informes al respecto. Tienes que curarte y apuesto diez monedas a que donde estás, no podrás ni darte un baño decente. Así que te ofrezco pasar una noche en mi casa. No te preocupes, tu virtud estará a salvo. Así mañana te despiertas, desayunas y te toman las medidas para los vestidos - porque pueden vestirla de forma tal que nadie note las heridas.

Espera que para ese momento, ya esté más sana. Y el propio Charles quiere bajarse del caballo, meterse a la tina de agua caliente y que Alfred le atienda la nuca. Empieza a darle una migraña que si no la detiene, estará insufrible el resto del día. Tiene algunas cosas por hacer, correspondencia qué despachar, así que mejor llegar antes. Aryo ni siquiera necesita que le indiquen el camino, sus patas les conducen a paso decente, ni rápido ni lento, hasta donde la verja inicia como señalización del terreno privado que es propiedad del inglés.

La mansión tiene tintes ingleses, un nuevo estilo de arquitectura denominado victoriano, de tres pisos, sus paredes están pintadas de color blanco y azul oscuro. Los vidrios de colores reflejan que la luz del sol está escondiéndose dejando paso a la noche. Desmonta en la entrada, la toma de la cintura para bajarla y subir las escaleras que conducen a la entrada franqueada por rejas de hierro forjado. La puerta se abre antes de que pongan un pie ante ella, Alfred los observa impasible - bienvenido, mister Moncrieff, ¿Quiere que le prepare el baño a usted y su... invitada? - parecía que tuviera un palo en el trasero de lo estirado que se planta.

Charles asiente - sí, igual hay que traer vendas y ese ungüento tuyo maravilloso para las heridas. ¿La cena estará lista a su hora? - Alfred asiente con el orgullo de alguien que sabe lo que hace - ¡Por supuesto! Pondré dos lugares, si le parece bien. Llamaré a Mary para que acompañe a su invitada a las habitaciones y le ayude en su limpieza - observa con desaprobación a Cinder. Charles le pone una mano en el hombro - Mi invitada acaba de salvarme la vida, te pido que no sea Mary quien la atienda, si no Rose. Tiene heridas del tipo Valentine, estaré en mi despacho revisando la correspondencia, tráeme vino y algo para mitigar el hambre en tanto está la cena - el hombre mira a uno y luego a Cinder como si comprendiera todo.

- Se hará como diga, señor. Por aquí, señorita - cierra la puerta tras Cinder y la conduce por el lugar, subiendo las escaleras al primer piso, avanzando entre las puertas hasta abrir la tercera a la derecha - pase usted - le conmina y cuando lo hace, él ingresa abriendo las cortinas con rapidez, dejando que la luz del atardecer ilumine la estancia. Hay una sala y en una puerta pareciera estar la recámara, un baño gigante en la siguiente puerta y otro umbral más que está cerrado - ésta será su habitación, Rose llegará para atenderla. No se preocupe, ella sabe cómo cuidarla, con su permiso - la deja a solas.

Charles llega a su despacho para observar la correspondencia, toma un par de cartas para caminar hacia sus habitaciones, del lado opuesto de donde están las de Cinder. Va leyendo al tiempo que escucha el caminar apresurado de alguien, al voltear, observa a Rose - Rose, la señorita es una licántropa. No te preocupes, no va a morderte. Tampoco pasa nada si te toca o rasguña. Sólo su mordida en noche de luna llena puede hacerte daño. ¿Entendido? Atiéndela, por favor - Charles no es de los que demuestre mucha cordialidad con su servidumbre. Es Alfred quien trata con ellos, por lo que el simple hecho de pedirle algo y explicarle, es suficiente para que Rose entienda cuán importante es la señorita en la habitación de a lado para su señor. Baja la cabeza asintiendo y sigue su camino.

El inglés continúa hasta que cierra la puerta tras él. Abre un sobre en particular, no extiende el papel hasta no estar dentro de la tina. El contenido de la misiva le hace entrecerrar los ojos y quedarse pensativo.




Demons:
avatar
Charles Moncrieff
Realeza Inglesa
Realeza Inglesa

Mensajes : 83
Puntos : 96
Reputación : 40
Fecha de inscripción : 28/03/2018

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Demons [Cinder Grimm] (De casi+18, pasa a +21)

Mensaje por Cinder Grimm el Dom Abr 08, 2018 2:14 pm

Su cuerpo pegado al ajeno, perciviendo el calor que emitia su socio, le olfateaba buscando ese aroma que emitia y que le era agradable, incluso se acercó a pasear sus labios por el cuello ajeno, mientras el caballo seguia su camino de vuelta a su casa, Cinder le miraba y no pudo evitar alzar y sonreir cuando aseguró que no sería prudente ni en un caballo con lo cual estaba deacuerdo, y no con esas heridas, en realidad lo que dijo se acercó muy mucho a la realidad, ella no sería una amante normal y por sus palabras parecía que él tampoco, la ladina sonrisa que se le dibujaba en los labios a la muchacha era tambien de juegos extremos, incluso en el dormitorio, lo convencional era aburrido, y tirarse simplemente y moverse un pcoo le era aburrido si no habia jugueteo, y cierto salvajismo en el acto.  Se rió divertidamente mientras propino algun beso más en la zona yugular del cuello de Charles, pero de manera suave mientras abrazaba el musculoso cuerpo de este.
Le sonrió cuando comentó lo de los hombres lobo, mientras negaba con la cabeza divertidamente, la realidad era un poco más compleja. -No hay rastro de hombres lobo, pero en luna llena no te garantizo que a mas de uno se le ocurra la misma idea que suelo hacer yo, de ir al bosque y comportarme como una bestia, ademas como bien dices podría marcar mi territorio, pero tendria un inconveniente.- Deja un poco de misterio en lo que dirá a continuación. -Y es que cuando esté en celo haya rondando unos cuantos licántropos, seguramente betas, con ganas de restregarse, no es recomendable y yo no tengo ganas...-Comentó con cierto desden pensando en aquello.


Si coincidia la luna llena con el celo eso podía ser insoportable, y ademas los betas tenian menos control de su lado animal, siendo autenticas bestias salvajes, suspiró y volvió a fijar su mirada en la ajena mientras le escuchaba, realmente tenía bastante razón en cuanto a su alojamiento, asi que simplemente sonrió. - Vivo en una habitación de hostal que tengo alquilado, estoy deseando llevar mis cosas a la dirección asignada por ti, a ver si al menos en esa cama me podría estirar al dormir, igualmente...jamás he pasado la noche en un caserón como el que tu tienes, incluso me da curiosidad.- Afirma aunque deja salir una risa jocosa pensando en ello, seguidamente se restriega contra Charles en una actitud lobuna de dejar su olor en él, como si le estuviera marcando de alguna forma. De echo casi era asi, el instinto a veces tiraba muy fuerte. -Eres toooodo cun caballero, ¿quien diria que a tan turbios negocios te dedicas?- Sin duda le parecía algo notablemente ironico.


Cinder se deleita con la visión de la casa de Charles, desde luego no estaba acostumbrada a esa clases de sitios, asi que dejo ver una expresión de sorpresa. Aunque le resultó extraño el cambio de personal, no entendía el motivo, los de alta clase a veces le eran un autentico misterio todas esas costumbres de alta clase, se le escapaban ciertamente. Más no irrumpió ya preguntaria despues, y despues sigue al mayordomo aun con ese semblante neutro. Cuando se queda a solas en la habitación por la salida de Alfred esta explora el cuarto y el enorme baño que habia ante ella, sonrió ampliamente y aprovecho que no habia nadie para dejarse llevar por un comportamiento más infantil, probando la comodidad de los asientos, incluso con ganas de saltar encima de la cama, miró el baño y sonrió ampliamente apresurandose a abrir los grifos de la tina, la bañara mas grande que había visto en su vida.

No esperó a nadie y se metió en esta desnudandose y relajandose, notaba como el agua calida lamia su herida, se relajaba, la herida parecía mentira que fuera reciente, parecía ya hecha hace quizás algunos dias, pero cuidarsela no estaba de mal, buscó la pastilla de jabón, y empezó a limpiarse. Fue entonces cuando escuchó la puerta abrirse, con cierto sobresalto se giró poniendose en pie en la bañera y gruñó cuando vio a una dama entrar y mirarla, Cinder ladeó la cabeza. -Enseguida salgo.- Sonrió y se volvió a tumbar en la tina para aclararse el jabon, no es que tuviera mucho pudor, la dama se acercaba quizás algo temerosa, pero era infundado, ya que Cinder tenía la mirada clavada en ella, y ademas olía la inquietud de esta, haciendosele atractivo ponerla nerviosa, pero se acercó a atenderla las heridas, notando por la cara que ponía que no parecían hechas de hoy, aun asi las trato y la vendó antes de vestirse, la tuvo que dejar prendas pues su ropas habían quedado raidas por el zarpazo y manchadas de sangre, ciertamente la ropa era comoda y elegante, la puso mas presentable de lo que ella iba normalmente, sin duda la acicaló bien, se miró al espejo observandose como se veía.

La hora de cenar se acercaba, y tenía hambre, pero estaba segura de que Charles no la dejaría comer como una bestia pero era algo soportable, sonrió a Rose acercandose a olisquearla por el placer de inquietarla. Más abandonó la habitación buscando a Charles, sin duda esperaba que fuera la hora de cenar, Rose a pesar del nerviosismo la guia hasta donde cenaran, ella se sienta a esperar a que Charles vuelva. -¡Ah! al fin...casi me como a esta encantadora dama.- La guiña un ojo y se levanta sonriendo ampliamente mirando a Charles. -Aunque...tu estás muy elegante...- Sonrie ladeando la cabeza entrelazando los dedos a su espalda mirandole, aunque detecta cierta crispación en él. -¿que ocurre?



Cinder Grimm:


she Werewolf:

avatar
Cinder Grimm
Licántropo Clase Media
Licántropo Clase Media

Mensajes : 51
Puntos : 69
Reputación : 32
Fecha de inscripción : 15/03/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Demons [Cinder Grimm] (De casi+18, pasa a +21)

Mensaje por Charles Moncrieff el Dom Abr 08, 2018 3:50 pm

Las noticias de Joseph en Inglaterra no son nada agradables, relee la misiva dos veces para estar seguro de su contenido:

"Charles:

El negocio va viento en popa, tal cual lo indicaste, he mantenido un perfil bajo procurando no alterar demasiado a esos sujetos que te encararon la última vez e inclusive, cambié de ambientes a otro barrio mejor gracias al bono que me entregaste. Los clientes están inquietos, temen haber perdido su espectáculo, sobre todo los dos que nos faltaban por crear. Les he dicho que todo estará bien y que si pueden viajar a París, tendrán lo que la ciudad del amor les ofrece. La complacencia a sus deseos.

Algo me inquieta. Están preguntando por un tal Charles Oliver Moncrieff, no es cualquier sujeto de esos, son soldados de la Corona. Están ansiosos por encontrarlo e inclusive, mis informantes indican que están haciendo lo mismo con un tal Bruce y una Annabeth. Buscan pistas por doquier. Ya infiltré a uno de mis chicos para saber qué quieren, pero al parecer tiene que ver con algo que sucedió hace tiempo en el hogar de los Moncrieff. Quieren ubicarlos de inmediato. Me pareció que te interesaría.

Avísame si quieres que siga adelante con las pesquisas.

J."


Arruga la carta con frustración y con ella golpea la pared de enfrente. ¿Qué estará buscando la Corona ahora? ¿Será el duque que les quitó todo lo que poseían? ¿Tendrán pistas de sus hermanos ahora? ¿Será que podría encontrarlos? Se hunde en la bañera por completo. Se queda sumergido durante unos segundos -más de veinte- antes de que el proceso respiratorio le obligue a emerger. Un gruñido emerge de su pecho al sentir el ardor en la nuca. El jabón escoce la herida. Al tiempo, Alfred entra en silencio, le ayuda a lavarse el cabello no por inútil, si no que capaz de que abre más la fisura. Le aplica los remedios y una pomada que le ayudará a cerrar la herida y sanar. Luego de ello, le seca el cabello para evitar que se toque la zona.

Mientras, Charles se ha lavado el cuerpo en el mismo silencio donde no hay necesidad de decir nada, por lo que el mayordomo sale a preparar sus ropas. Un traje sencillo, porque en su hogar, el inglés guarda su apariencia con celo. Sale del agua mojando el piso sin preocuparse en limpiarlo, seca su piel para vestirse con parsimonia. ¿Acaso alguien ha dicho dónde está? No se oculta ante nadie, le preocupan sus hermanos. La pequeña sobre todo. Ya ni tan pequeña, debería tener veinticinco años. No está casada porque no hay registro de bodas en Londres. ¿Habría ido a otro lugar? De su hermano es el mismo mutismo, el hoyo negro que encuentra cada vez que hace pesquisas sobre ellos, le pone los pelos de punta. ¿Será que han muerto?

Cuando se apersona al comedor, observa a Cinder como si no entendiera qué hace allí, a tal grado se ha sumido en sus pensamientos. Su voz le sobresalta un poco, se obliga a concentrarse en el presente y olvidar lo que debería hacer en Londres. Una búsqueda insaciable de sus fraternos. Si llevase a Cinder, quizá pudiera localizarlos - me llegó una carta de mi natal Londres. ¿Con mi olor podrías encontrar a alguien que pudiera oler parecido a mí o forzosamente necesitarías algo para encontrarlos? - quiere saberlo, si no, tendrá que contactar a una hechicera -dicen que existen- para que le ayude en esta labor - me parece que estaré fuera una temporada - se pasa la mano por los cabellos desde la frente hasta la nuca. Ni siquiera siente el dolor de la herida.

La cabeza le punza - lo siento, no estoy de humor. Voy a acostarme, tengo migraña - se disculpa poniéndose en pie - Alfred, encárgate de que nuestra invitada consuma como una dama sus alimentos, tras ello, puedes retirarte a tus habitaciones, Cinder. Quiero que comas, que aprendas y no le hagas nada a Rose. Es una mujer muda, así que no contará a nadie lo que vea. Su fidelidad está con Alfred, así que si le sucede algo, nos enojaremos mucho contigo ¿Entiendes? - sale de la habitación con dirección al despacho. La carta que hace es concisa:

"Sigue las pesquizas, dame datos. No dejes que sepan mi paradero. Dile a mi abogado que reciba a los sujetos. Y ten mucho cuidado".

Manda a alguien para que envíe mejor un telegrama. Va a ser más rápido y efectivo. Quiere saber qué está pasando.



Última edición por Charles Moncrieff el Lun Abr 09, 2018 7:12 am, editado 1 vez




Demons:
avatar
Charles Moncrieff
Realeza Inglesa
Realeza Inglesa

Mensajes : 83
Puntos : 96
Reputación : 40
Fecha de inscripción : 28/03/2018

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Demons [Cinder Grimm] (De casi+18, pasa a +21)

Mensaje por Cinder Grimm el Dom Abr 08, 2018 5:49 pm

Los ojos de la loba se entrecerraron poniendose seria, mientras ladeaba la cabeza observandole, puede rastrear cualquiera que tenga su patron de olor, aunque es mas facil seguir el rastro de un objeto con el olor en concreto, ella solo miró a Charles silente, como estaba desquiciado, guardando silencio y como simplemente se marchó dejandola sola mirando a los otros, los ojos de Cinder brillaron en ambar mirando al mayordomo y a la mujer Rose, más simplemente se sentó a comer, mientras tocaba soportar a ese mayordomo corregirla de esa manera siesa y seria, mientras Cinder se esforzaba de sobre forma, el humor turbio esa noche era latente, pues tan poco quedaba para la luna llena que el humor de la bestia era palpable, clavaba sus ojos de vez en cuando fulminante en Alfred cuando la corregía nuevamente, por fin la pesadilla de la cena acababa, y Rose la acompañó a su habitación, Cinder observó la cama y miró a Rose. -Voy a dormir, gracias.- Dijo en un tono feroz mientras se empezó a deshacer de la ropa haciendo que Rose se retirase.


Cinder se lanzó sobre la cama y empezó a restregarla de lo comoda que estaba, hasta quedar dormida, aunque apenas fueron 3 horas de sueño, abrió los ojos y miró la oscura habitación levantandose, aun en ropa interior, abrió con sigilo su puerta, observó que no había nadie en el pasillo, y de puntillas atravesó el pasillo colandose en la habitación del Charles, que parecía dormido, sonrió con malicia y corrió hasta llegar a su lado, tumbandose a su lado, escuchando su profunda respiración, se aproximó a su oido.


-Eres un anfitrión horrible.- Le dijo en su oido, viendo como este se despertaba quizá algo de sobresalto por escuchar tan derrepente la voz de Cinder, que se sentó cruzada de brazos y de piernas mientandole, de arriba abajo, ella solo estaba en ropa interior, pero poco le importaba, sus ojos brillaban en amarillo mientras le observaba. -Me he enfadado....eso no se le hace a una socia.- Gruñe Cinder, emitiendo un gruñido lobuno, dió una palmada a la cama mostrando enfado. -Me has plantado...¡¡NO SOY UN PERRO!!!.- Gruñó la licántropa empezando a estar fuera de si, no por qué realmente le sentara tan mal, la luna estaba cerca.


No podía controlarse, quizá sería conveniente mañana ir al bosque, por que no confiaba en él aun lo suficiente para que la encadenase con plata, estaría demasiado vulnerable delante de él, gruñe mirandole como esperando aun las consiguientes explicaciones, mientras se puso sobre él aferrandole las muñecas contra la cama y sentandose sobre él. - Merezco una explicación por esa falta de respeto.- Gruñe acercando olfateandole buscandole el aroma a miedo que ahora la invadia ese ansia, aunque pronto el rostro de la loba cambió despertando del puntual frenesí y le soltó. -Lo siento...- Dice gateando y se aparta mirandole con cierta sorpresa. -Estoy irascible...este dia, paso 3 dias malos con la luna...-Se justificó mientras se levantaba dispuesta a volver a la más que comoda cama de su habitación asignada, aunque la de Charles tambien era absolutamente magnifica.



Cinder Grimm:


she Werewolf:

avatar
Cinder Grimm
Licántropo Clase Media
Licántropo Clase Media

Mensajes : 51
Puntos : 69
Reputación : 32
Fecha de inscripción : 15/03/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Demons [Cinder Grimm] (De casi+18, pasa a +21)

Mensaje por Charles Moncrieff el Lun Abr 09, 2018 8:08 am

Las líneas escritas en papel salen del hogar de Charles en manos de un mensajero directo al telégrafo para ser enviadas lo más pronto posible. En la inmensidad del espacio de madera de buena calidad, papeles y libros, el inglés se queda pensativo acariciándose la barba. Se levanta para ir a una mesa acomodada en la esquina derecha, tomar la licorera y servir en el vaso una cantidad mayor a lo acostumbrado de whiskey. Le da un buen trago dejando que el alcohol se le suba por la garganta con velocidad. La luz de la luna es mudo testigo de su mutismo y que cada fibra de su ser está en tensión cuan cuerdas de violín. De otra caja toma un cilindro de tabaco. Un puro de los de mejor calidad es encendido por Charles y toma asiento en el sillón individual con el vaso en la mano.

Su mente regresa en el tiempo, a donde todo era luz y alegría. La única preocupación era cuidar a Anna, reñir con Bruce y lo demás. Una nimiedad. Da otro trago a la bebida mirando, que no viendo, el humo del cigarrillo ascender. El episodio acontecido cuando él era un infante, fue suficiente para marcarlo de por vida. Lo que prometía ser una vida de algodón, fue tornada a metal, sudor y sangre. El vaso se estrella contra la pared haciéndose mil pedazos, el licor baña el papel dispuesto a los gustos del inglés. El fino piso de madera pulida es ultrajado con los restos de cristal y líquido ambarino. Charles lleva la cabeza entre sus manos, sus codos presionan sus rodillas y él oculta su rostro del mundo. El cigarrillo humea en su mano derecha. No va a poder dormir, lo sabe.

Sale al jardín posterior de la mansión llamando a un par de hombres. Necesita agotarse, que se agote el cuerpo para apagar por fin a la mente. Entrena con ellos sus habilidades de combate cuerpo a cuerpo. Esquiva, lanza golpes, recibe y resiste. No están permitidos los golpes en su rostro y él tampoco hace eso, los objetivos son tumbar al otro con un puñetazo en algún punto vital o derribarlo. Pasa dos horas y media en ello, hasta que se harta y siente toda la musculatura adolorida. Detiene a los otros dos, hace una inclinación de cabeza a modo de agradecimiento y se retira a sus habitaciones para acostarse, no sin antes pasar por el proceso de vuelta a lavarse el cuerpo.

No va a meterse a las sábanas de algodón egipcio con el cuerpo sudoroso e impregnado de lodo. Se aplica un poco de loción en los lugares con raspaduras y se recuesta. Su cabeza está doliendo como nunca, se obliga a cerrar los ojos para descansar. Un sonido le alerta en el sueño ligero, antes siquiera de entrar a etapa REM, un peso extra en su cama, un susurro en su oído impregnado de reproche. Abre los ojos llevando la mano por instinto hacia su almohada donde descansa un revólver cuando en la oscuridad, un brillo amarillento refulge. Su mente lo asocia con ella y cuando vuelve a hablar, esa mano que iba hacia el arma, se detiene. Lo que le faltaba, las recriminaciones de la fémina.

Exhala un suspiro agotado, el gruñido y la palmada en la cama le ponen en tensión, la siguiente llamada de atención es el grito emitido. El músculo bucal masculino recorre los pliegues de la boca lubricándolos. Por instinto, sus ojos se mueven hacia el ventanal donde la luna desfila ante él denotando lo poco que falta para la fase donde se completa, ella se lo advirtió. Era un descontrol propio de su naturaleza. Permite que le controle con sus manos cuyas uñas han crecido y se siente sobre él. El cuerpo femenino es inferior en peso al suyo, mas el enfado aunado a la próxima transformación, le dan un extra. Por instinto temió que fuera demasiado tarde y se sucediera el cambio con él indefenso en el lecho. La forma en que le olfatea le eriza la piel. Es como la visión del oso oteando el lugar, a punto de descubrirlo y atacar.

Recula cuando se da cuenta de todo lo que está haciendo, cuando la parte lupina se ha ido y la rabia con ella. Charles está agotado de todo ésto, del día, de la semana, del mes, de su vida. - Ni se te ocurra irte. No estoy de humor para tonterías, para reclamos, para transformaciones. ¿Por qué no hacemos ésto? Me disculpo por lo acontecido en la cena, la falta de protocolo y buenas maneras y como forma de perdón, vienes y descansas en mi cama. Hace mucho que no hay alguien a mi lado en la noche para dormir - le aclara incorporándose. Él duerme con unos pantalones de pijama propios de la época, pero nada más. Toma por un extremo mantas y sábanas para descubrir el lecho - ven, recuéstate, acomódate y duerme conmigo. Quizá así pueda conciliar el sueño - se talla los ojos con frustración.

Aspira profundo soltando después el aire. - Quiero dormir, Cinder. Quiero despegarme de esta realidad, quiero olvidarme del pasado, ven y descansa conmigo - se recuesta y cubre con las mantas. Que sea su decisión el acompañarlo o no.




Demons:
avatar
Charles Moncrieff
Realeza Inglesa
Realeza Inglesa

Mensajes : 83
Puntos : 96
Reputación : 40
Fecha de inscripción : 28/03/2018

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Demons [Cinder Grimm] (De casi+18, pasa a +21)

Mensaje por Cinder Grimm el Lun Abr 09, 2018 9:59 am

Suspiró mirandole, se le había ido el caracter de las manos, observó a Charles, como en vez de está enfadado por sus reclamos la pidió que le acompañara en el sueño nocturno, Cinder ladeá la cabeza, se notaba que en su rostro se mostró confusa por las palabras del ingles, miró la puerta por donde había entrado, lame sus propios labios mientras le observa, respira entrecortada, no sabe cuales son los demonios que atormentan a Charles, pero desde siempre, ella había visot a los de alta clase como gente sin preocupaciones, siempre envueltos entre algodones y fuera de las preocupaciones que tenían los demas, dejó escapar un suspiro y por un momento se giró para marcharse pero cuando tocó el pomo le la puerta pensativa, se giró y observó a Charles acomodado en la cama observandole, finalmente soltó el pomo y volvió hacia la cama, se sento mirandole con atención con el ceño fruncido. -No te entiendo...- Sentenció finalmente, pero se deslizo por las sabanas hasta impactar su cuerpo con el cuerpo ajeno, acomodandose contra el ingles.
Él podría notar ahora mejor que antes la elevada temperatura que emitia el cuerpo de la femina, los cambiantes y los licántropos tenían una temperatura elevada que un humano, cualquier inexperto podria pensar que la joven loba podría tener gripe, pero tambien sabia que ese calor podía resultar relajante en una noche fria.


Ella suspiró mientra se acomodaba, le era fascinante lo comoda que eran esas suaves sabanas y almohadas, volvía a moverse frotandose contra las sabanas en un gesto muy lobuno, hasta que finalmente se está quieta y suspira. Incluso se toma la libertad de deslizar la mano hasta la cabeza de Charles acariciando el pelo del ingles en un intento quizá de consolarlo de aquello que veia ofuscado en él, aun manteniendo los ojos abiertos. -Vas a tener que explicarme más si quieres que te entienda, me muevo por instintos y estos 3 dias para mi van a ser infernales.- Le comentó casi en un susurro inaudible, mientras levemente se le cerraban los ojos, no por que lo que quisiera contar Charles no le interesara, si no simplemente por que estaba agotada, el regenerar su herida tambien era algo tedioso para ella.


-Te agradeceria si fueras mas claro con lo que necesitas, dime...¿que quieres que busque? ¿alguien que tambien te ayude? ¿o quieres acaso que lo haga yo? debes ser claro, no me va leer entre lineas, y me estas obligando hacerlo, eso no me gusta.-
Gruñe levemente, despues mientras le escucha empieza a dejarse a vencer lentamente por el cansanció bajando la cabeza ocultandola ligeramente en la almuhada, ni siquiera podría decir conocer cuando se quedó dormida, pero estaba agotada, y los brazos de morfeo en esas sabanas eran mucho más comodos para caer, finalmente perdió el conocimiento solo emitia ligeros gruñidos cada vez que Charles se movia un poco.





Cinder Grimm:


she Werewolf:

avatar
Cinder Grimm
Licántropo Clase Media
Licántropo Clase Media

Mensajes : 51
Puntos : 69
Reputación : 32
Fecha de inscripción : 15/03/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Demons [Cinder Grimm] (De casi+18, pasa a +21)

Mensaje por Charles Moncrieff el Lun Abr 09, 2018 12:21 pm

De todo lo que malo que puede hacer, parece que invitar a una mujer a su cama a dormir tiene el mismo efecto que crear al caballo de Troya, hacer trizas la ciudad y matar a todos los niños en ésta porque la loba lo ve como si le hubiera nacido una segunda cabeza. Por un instante cambia de parecer, mejor mandarla a su habitación para poder dormir en la paz que significa moverse en su cama como le place. Al menos no va a cederle su lado de la cama. Charles no es de los que, por complacer a la mujer, deje su lado izquierdo al descubierto. Para nada. Si ella no puede dormir a su vera, entonces que vaya al sillón. Es bien sencillo. Se pasa la mano por la frente al verla dudar. - Cinder, no te voy a violar, acomódate en la cama y duérmete y déjame dormir - más sencillo, sólo la tabla del uno.

Obedece y se le pega como sanguijuela ansiando su sangre. Y su calor corporal le reconforta un tanto. De todas formas, hace a un lado las mantas dejándolas caer al lado de la licántropa quedándose sólo con la sábana - me parece que con tu calor y el de las mantas terminaré sudando como cerdo - toma la tela de algodón egipcio para acomodarse. El contacto suave del cuerpo femenino y las sábanas son suficiente para que cierre los ojos hasta que la voz de la loba vuelve a evaporarle el sueño. - ¡Me lleva el jinete de la muerte y todos sus compañeros al infierno! ¿Quieres callar? Te dije que busco olvidarme de todo. ¿Eres capaz de guardar silencio, acomodarte y dormirte? No quiero pensar en ello, quiero cerrar los ojos, ¿Oíste? Dor-mir - le había tomado por la cintura para hacerla a su vera, pero ella se movió como un chiquillo de tres años.

Se restregó contra las mantas pareciendo un perro dejando su olor. La paciencia de Charles empieza acortarse cada vez más. Y cuando está ya desquiciado por tanto movimiento, ella se queda quieta. ¿De verdad? La mira anonadado cómo se quedó dormida. Y él con la cabeza a mil revoluciones pensando ahora que si puede ayudarle a encontrar a sus hermanos tiene que llevarla a Londres, pero para ello necesita que pase la fase lunar en donde no tendrá control alguno. Gruñe al saber que ya no podrá dormir y la otra parece una bendita regordeta infantil que emite sonidos de disconformidad cuando él se sienta en la orilla de la cama acariciándose la cabeza frustrado.

Termina levantándose, yendo a la cocina para buscar algo de tomar. Encuentra leche y se sirve en un vaso bebiendo con lentitud. El sonido de la casa en pleno descanso es relajante. Se queda en silencio recargado contra el marco de la ventana observando el paisaje. Las arrugas de su frente, producto de la unión de sus cejas, no se mueven de lugar. Termina el contenido del vaso, deja en una mesa el mismo y se estira cuan alto es, llevando las manos hacia el techo. Los músculos en tensión y agotados, hacen mella, pero tiene una urgencia más antes de ir a la cama. Se dirige al baño para mear y descargar la vejiga. Luego de ello, regresa a donde Cinder se ha esponjado cual lechuga y no le deja un sitio dónde acomodarse.

Le da una palmada en el culo, la otra gruñe y se acomoda dejando espacio que él aprovecha para colarse tomando las mantas debajo del cuerpo de ella y jalar sin consideración. Ella rueda un poco, casi cae por la orilla contraria. La mano masculina evita el encuentro culo-piso manteniéndola en el colchón antes de acomodarse y tapar su cuerpo con la sábana. Está por fin cerrando los ojos cuando oye otro gruñido y ella le hace una carga cayéndole encima, - y por eso duermo solo - refunfuña haciendo fuerza para que ella termine con la cabeza contra su pecho, una pierna contra las caderas masculinas y una mano sobre su cintura. Aspira profundo para cerrar los ojos y por fin, dejarse llevar a las tierras de Morfeo.

Cuando despierta, el sol le lastima el rostro calentándolo sin contemplaciones. Una mano está sujetando algo algodonado y la otra está bien metida entre los muslos de la licántropa. En el instante en que puede analizar los datos, se sonríe de medio lado. La mano derecha está bien sujeta del seno de Cinder y la siniestra no quiere dejar su lugar caliente en la entrepierna de la loba. Para colmo, el gordo trasero de la chica se mueve contra las caderas de Charles dejando despertar a la bestia que, como cada cita en las mañanas, saluda al sol.




Demons:
avatar
Charles Moncrieff
Realeza Inglesa
Realeza Inglesa

Mensajes : 83
Puntos : 96
Reputación : 40
Fecha de inscripción : 28/03/2018

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Demons [Cinder Grimm] (De casi+18, pasa a +21)

Mensaje por Cinder Grimm el Lun Abr 09, 2018 6:58 pm

La loba se había acomodado, en las sabanas, mientras se reía trabiesamente cuando Charles la mandaba dormir, como si le molestara las acciones de ella, Cinder o bien sabia que en realidad no tanto o el simple hecho que le daba igual si le molestaba o no, más enarcó una ceja cuando dijo que sudaria como un cerdo por el calor que todo implicaba, la loba rió. -Uhh....sudadito te veras taaaaan sexy.- Dijo con tono jocoso, seguido de una sonrisa de forma lisonjera, antes de continuar acomodandose. Se rió sonoramente cuando él maldecia por la falta de silencio, mientras la pegaba a él, se rie divertida, para finalmente cumplir su deseo, pero se durmió rapido. Como no hacerlo en semejantes sabanas tan suaves, tan comodas, en su vida habia estado tan comoda, o al menos no lo recordaba asi, dormia placidamente, pero notó como él se movia y ella gruñia, notó como se sentó en el borde de la cama y como finalmente abandonó el dormitorio, eso hizo que Cinder abriera los ojos y mirara hacia la puerta por donde se fue, suspiró con algo de desazón y se acomodó de nuevo con la esperanza de que volviera, aunque el sueño le era vencedor en aquella espera que no pudo continuarla despierta.


Ella seguía entre sueños, y solo despertó cuando notó la palmada en su culo reclamando sitio, ella emitio un gruñido antes de hacerle sitio, que este la hizo rodar por la cama, y despues pegarla de nuevo contra el musculoso cuerpo del ingles, más protesto con ese "Y por eso duermo solo" lo que hizo que Cinder levantase la cabeza y chistase. -Ssshhhh....- Emitió para que callara y se durmiera, emitió tambien una risilla y continuo su sueño, respirando profundamente y tirandose sobre el cuerpo del ingles simplemente para asegurarse que ella estaba comoda, sin importarle que él no estuviera del todo, más dejandole hacer para conseguir el tambien el estar bien, mientras chocaban el calor que emitia ambos cuerpos.


Las luces del alba entraban ya por la ventana, pero la luz no era suficiente para despertar a la loba, que respiraba profundamente, más el ligero movimiento alertó que su compañero de cama ya despertaba y aunque no abrió los ojos se sorprendió de notar el tacto de su mano en el contorno de su pecho, y la otra entre sus piernas, sonrie con pillaje moviendose ligeramente, mientras notaba en su culo la dureza que tenía Charles entre las piernas, ella se movio acomodandose restregando su culo ligeramente, dió un suave suspiro y sonrie de medio lado. -Vaya, vaya, alguien se despierta....por todo lo alto...si...- Bromea y ladea ligeramente la cabeza mirandole por encima del hombro, moviendose un poco más por el placer de incomodar, o no tanto. -Maldito, normal que estes tan descansado...con estas camas....-Rie y se aferra a una de las almuhadas en señal de no querer despertarse, mas giró a observarle nuevamente. -¿como esta tu cabeza?- Preguntó ahora con una preocupación bastante mas real.



Cinder Grimm:


she Werewolf:

avatar
Cinder Grimm
Licántropo Clase Media
Licántropo Clase Media

Mensajes : 51
Puntos : 69
Reputación : 32
Fecha de inscripción : 15/03/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Demons [Cinder Grimm] (De casi+18, pasa a +21)

Mensaje por Charles Moncrieff el Lun Abr 09, 2018 7:20 pm

¿Durmió bien? Azoro por delante tiene que reconocer que sí. ¿Sería la compañía de la loba que le impidió conciliar bien el sueño? El reloj de la mesita de noche cercana a la cama indica las diez y quince minutos de la mañana. Parpadea incrédulo de haber dormido tanto y no le queda más que aceptar que quizá, sólo quizá, el buen descanso se debiera al cuerpo femenino que ahora se remueve contra su pene cuyo sistema de circulación lo deja semi erecto. Por un momento quiere ignorar las demandas de su cuerpo para seguir durmiendo, es imposible como siga con la mano bien pegada contra el pecho de la mujer y la otra entremetida en sus muslos sintiendo cómo va incrementando su temperatura.

Su burla le hace sonreír de lado - y lo que te falta descubrir. Sí, en todo lo alto, buen saludo que da - se ríe con su queja por el descanso y la cama - por supuesto que lo mejor tiene que estar en mi habitación. Base, colchón, almohadas, sábanas, cobijas, no escatimo en dinero cuando de mi descanso se trata y después de saber lo que es dormir en el suelo o en un lecho con menos comodidades, me esfuerzo en lo que tengo bajo mis espaldas en la noche - explica sin moverse de su lugar. Ni siquiera hace el esfuerzo de alejar sus manos, todo lo contrario, cuando ella toma la almohada para abrazarla, él recarga la sien contra la suya intentando volver a dormir - ¿Cuál de mis dos cabezas? Porque una está bien, la nuca duele un poco, pero la otra... la otra está dispuesta a recibir un beso de buenos días - dice contra la oreja femenina pegándola bien contra su entrepierna.

La erección aumenta, por maldad Charles empuja un poco las caderas obligando a la fémina a dar un saltito en el lecho. Muerde el lóbulo de su oreja apretando su seno, la otra mano se planta en el muslo interno para elevarlo y sostenerlo contra las caderas del inglés dejando un paso libre a su objetivo. Su palma se entromete en la ropa femenina bajando al sur entre los vellos púbicos y encontrar su premio. Aprieta el clítoris con fuerza para despertarlo - Si prometes que el sexo no se entrometerá en los negocios y no te enamorarás o querrás un compromiso conmigo, puede que te demuestre cuán de bien está mi cabeza inferior - besa su cuello, hace leves cambios entre labios, dientes y lengua dejando un rastro húmedo en tanto sus dedos no dejan de martirizar su punto más débil y su mano llega a la punta de la montaña de Cinder para clavar una pinza formada por sus dedos medio y pulgar jalando hacia adelante.


Última edición por Charles Moncrieff el Mar Abr 10, 2018 7:03 am, editado 1 vez




Demons:
avatar
Charles Moncrieff
Realeza Inglesa
Realeza Inglesa

Mensajes : 83
Puntos : 96
Reputación : 40
Fecha de inscripción : 28/03/2018

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Demons [Cinder Grimm] (De casi+18, pasa a +21)

Mensaje por Cinder Grimm el Mar Abr 10, 2018 6:51 am

Ella suspiró lentamente mientras notaba como las manos del ingles se cernían juguetonamente. Cinder dejaba escapar una risilla traviesa, dejando a Charles maniobrar a sus anchas, mientras ella se restregaba ligeramente, mientras escuchó las palabras de su socio. Incluso la loba se permitió el lujo de bromear acerca de sus palabras dichas. -¿Que sabras tú de la incomodidad y de dormir en sitios horribles? tú que con tus millones vives entre algodones.- El tono era notablemente jocoso, mientras negaba con la cabeza ligeramente, moviendo sus cadera para restregarse más notando como por segundos el miembro viril de Charles se iba despertando aun mas, aumentando su dureza asi. -Vaya vaya....te pones bien contento...- Se divertia mucho mientras inclinaba la cabeza hacia atrás para apoyarse en él notando su calor, mientras cerraba los ojos relajadamente.


Más al escucharle, emitió una risotada, y abrió los ojos mirandole por encima del hombro. -Es una forma suave y "sutil" de decirme que quieres seguir teniendo la opción de meter la verga donde quieras sin tener numerito de celos.- Dijo la loba de una manera algo brusca, y sin preocuparse de usar las palabras debidamente correctas y educadas, pues no vió la necesidad en ello. -No tengo problema de que saltes como si fueras una rana de cama en cama entre las piernas de otra damas, no te preocupes, claro que dado ese trato....espero que tambien funcione a la inversa, no tener numero de novio celoso, me muevo mucho por instinto animal y aunque los lobos nos emparejamos de por vida, los lobos solitarios somos más casuales.- Le guiña un ojo, sinceramente esperaba no asustarle con esas palabras.


Abrió las piernas cediendole el paso y jadeando de placer por ello cuando el ingles esploraba su intimidad, mientras que Cinder deslizaba la mano hacia atras ligeramente, mientras busca colar la mano entre sus pantalones, buscando su dureza, hasta palparla con los dedos ligeramente notando el contorno de su miembro, y acariciarlo con los dedos mientras le cede completamente el camino girandose para acomodarse mientras seguía acariciando de manera intensa la parte masculina de su socio, mientras se mordía el labio inferior observandole.



Cinder Grimm:


she Werewolf:

avatar
Cinder Grimm
Licántropo Clase Media
Licántropo Clase Media

Mensajes : 51
Puntos : 69
Reputación : 32
Fecha de inscripción : 15/03/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Demons [Cinder Grimm] (De casi+18, pasa a +21)

Mensaje por Charles Moncrieff el Mar Abr 10, 2018 7:37 am

Las primeras palabras de Cinder dejan en claro a Charles cuánto desconocen el uno de la otra y viceversa. No tiene conciencia de su pasado más allá de que fue su padre el que la mordió. Su padre. Y ella desconoce todo lo que tuvo que vivir, lo que implican esas manos callosas y que para sujetos de la clase alta son mal vistas y para los miembros de la clase baja tan comunes que no se ponen a pensar lo que puede significar. El agua y el aceite, eso son los ricos y los pobres. Sin embargo, en esa cama, rico y pobre se unen, se acarician y abrazan. Se burlan el uno del otro y se niegan a ponerse en pie para empezar el día.

Al menos, una parte de él, que la otra está lista para trabajar y disfrutar en el proceso. Con la piel femenina casi ardiendo entre sus manos, el inglés se encuentra en una vorágine de deseo incontrolable, sus movimientos le incitan a pegarse más, hasta hundirse en su húmedo calor ardiente que debe ser su útero. - Estoy de acuerdo, no celos, no escenas. Sólo te informo que a veces soy un poco posesivo con lo que considero mío - se mofa mordiéndole la yugular dejando sus dientes con una marca que se desvanecerá en dos, tres minutos. - Si alguien te hace daño, ya lo verás torturado, desmembrado y diseminado por el bosque - aprieta la nariz contra su piel absorbiendo su aroma - ¿Cómo es que haces? Ah sí... - le imita olfateándola tal cual ella hace con él juguetón.

Su mano sigue presionando y torturando su clítoris, en cuanto la humedad es suficiente, su dedo medio se introduce en la caliente cavidad, gruñe al sentir la elevada temperatura y los espasmos propios de quien está por alcanzar el orgasmo - ¡Qué rápido se te complace! - bromea aumentando el ritmo. La mano de la fémina rodea su virilidad haciéndolo gruñir de satisfacción - mi reino por ver cómo me la chupas, loba - su boca alcanza la femenina atacándola sin piedad. Le toma del cabello jalándolo para que eche la cabeza atrás y pueda maniobrar a su gusto, mordiendo y paladeando. Toma entre sus dientes el labio inferior jalándolo hacia él para succionarlo. Su falange no deja de moverse sin control en una búsqueda de la satisfacción femenina.

Baja por su cuello mordiendo y dejando marcas rojizas hasta hacerse del pezón sobre la propia tela del sujetador. Un segundo soldado se une a la contienda del sur. Ambos golpean y se alejan a velocidad experta. El dedo pulgar no cesa en su empeño de resquebrajar la conciencia de la hembra. Y cuando logran llevarla al orgasmo, Charles se sonríe poniéndose de rodillas en la cama - te toca... - se va quitando los pantalones cuando el sonido de la puerta le alerta - ¡Estoy ocupado, Alfred! - no puede ser nadie más. Le toma a Cinder de los cabellos para acercarla a sus caderas - Lo entiendo, señor, pero el señor Hillmont está esperando en el living, trae las telas de los vestidos que requirió y los sombreros - el inglés se queda duro.

No es cierto. Mira hacia donde está el reloj y gime de frustración. Las 10:55 am. ¿Cuándo se le fue el tiempo a la mierda? - ¡Ya voy! Dile que estoy terminando de resolver algo, que me dé diez minutos - se levanta ignorando su desnudez conduciéndose al clóset para tomar su ropa - Ve a vestirte, seguimos luego, me interesa que te pruebes los vestidos, si me voy a Londres, no habrá otra oportunidad y quiero que ya los tengas para cuando regrese - le indica subiéndose los pantalones negros para luego, ponerse la camisa.

La excitación de su pene está exigiendo liberación, pero está consciente de que si deja esperando a Hillmont, capaz de que se va. Es un hombre demasiado ocupado y Charles no es su cliente más asiduo debido a su recién llegada. Así que mejor tenerle contento.




Demons:
avatar
Charles Moncrieff
Realeza Inglesa
Realeza Inglesa

Mensajes : 83
Puntos : 96
Reputación : 40
Fecha de inscripción : 28/03/2018

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Demons [Cinder Grimm] (De casi+18, pasa a +21)

Mensaje por Cinder Grimm el Mar Abr 10, 2018 1:21 pm

Cinder le observaba, mientras le escucha, suspirando con lentitud, mientras niega la cabeza ligeramente, mientras deja escapar una risa, mirandole.-Asi que posesivo.....uhm... serias un buen lobo, podría morderte esta noche cuando me transforme....y pasaría de ser una loba solitaria a ser dos lobos solitarios.- Se rie divertida solo de pensar en ello, le miró mordiendose el labio inferior, de las travesuras a la que ella misma estaba siendo inundada por los pensamientos, pensamientos que se deslizaban hasta escaparse con las acciones del ingles, que en algo que a Cinder se le antojo ciertamente excitante, cuando la imitaba olfateandole como si él fuera el lobo, eso hizo que Cinder emitiera un gruñido, pero no de enfado, si no de una manera que se le antojo con declinaciones más eroticas, aunque no creía que Charles diferenciara un gruñido de otro.
Sin embargo su mente ahora divagaba en otras cosas que entre suspiros que se le escapaban ahogaba gruñidos contra la boca ajena aferrandose a él, notando su habilidad para complacer a una dama, eso no se lo podía negar, y los gemidos que escapaban de sus labios tampoco.


Disfruta de ese habil tocamiento que lleva, mientras los gemidos se hacen algo sonoros, abre los ojos frunciendo el ceño por el placer, mientras ella imprime más entusiasmo en complacer la virildad del ingles, y mas velocidad, escapa una risa con picarda por esa afirmación de lo que desea una felación por parte de la licantropa, ella ladea la cabeza. -¿Enserio? que lenguaje para un niño rico.- Se burla, mientras mantine una masturbación más firme, quiere darle placer, y es placer lo que Charles obtendra, ya que ella se ha dejado alcanzar por un orgasmo nada más que por la habilidad, aunque mentiria si dijera que no habria preferido que hubiera habido un roce más cercano de sus intimidades, se juega mejor de esa forma, mientras seguramente arañaria esa musculada espalda, notando los bocados que el ingles le daba, dejando marcas, que pronto se le irian, al igual que las cicatrices de su espalda ya estaban cerradas, solo terminaban de cicatrizar seguramente las proximas veinticuatro horas.


El se levantaba de rodillas sobre la cama, Cinder en cambio a cuatro patas, le observaba sonriendo, para impactar su calido aliento contra la virilidad de Charles, antes de deslizar juguetonamente las primeras lamidas dispuesta a satisfacer más. -Auuuh...-Aulló de manera burlona, mientras siguió dando esas suaves lamidas, con teson, hasta que cuando introduce el miembro en su boca, acariciando asi con sus labios, más son interrumpidos por el dichoso mayordomo que arranca un gruñido a Cinder.
Esta se incorporó mirandolo. -Espero seguir está conversación pues.- Dice algo seca y malhumorada, para retirarse a vestirse, no tiene mucha esperiencia con los pomposos, y cuando se arregla y pone presentable baja a que la tomen las medidas, olfatea a ese hombre, no le gusta, y su semblante lo demuestra, pero no pone pega y deja que el sastre haga a sus anchas.



Cinder Grimm:


she Werewolf:

avatar
Cinder Grimm
Licántropo Clase Media
Licántropo Clase Media

Mensajes : 51
Puntos : 69
Reputación : 32
Fecha de inscripción : 15/03/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Demons [Cinder Grimm] (De casi+18, pasa a +21)

Mensaje por Charles Moncrieff el Mar Abr 10, 2018 3:58 pm

De no ser porque se quedó dormido, podría en estos momentos rememorar con lascivia la forma en que la loba lamía cada minúscula parte de su miembro y sus testículos hasta que el líquido lechoso emanara a borbotones incontrolables para que luego ella lo... se detiene en sus pensamientos mirando frustrado cómo la loba se va. Al menos ella tuvo un orgasmo de no ser por Alfred y el estúpido modisto. Se pone la ropa con movimientos bruscos en tanto arregla su imagen deseando que la erección baje pensando en tonterías como niños y sus juegos. Peor aún, en el rostro de su pequeña hermana que le hace sentir pecaminoso y un monstruo por lo que la firmeza va disminuyendo a pasos agigantados.

Ya sabe lo que se le viene después. El no permitir que sus gónadas expulsen su satisfacción, hará que esté el líquido ahí, contenido y después, le dará tremendo dolor que tendrá que mandar a todos al garete y largarse. Baja las escaleras con pasos firmes, pero audibles. Se nota que tiene prisa por terminar todo. Aún con la presencia de Cinder, de las damas (tres de éstas) que toman medidas, muestran telas, sombreros, se los prueban para ver cuál le va mejor conforme el tipo de cabeza, de cuerpo, él está ya deseando terminar.

Y el dolor en sus testículos, lento, sin misericordia, lo apremia a culminar. Ni siquiera el cigarrillo y el vaso de whiskey (muy temprano para ello) le contienen. - No, el verde no le va. Quizá un color obispo. ¿Trajo algo en negro? Quisiera verlo. Y un azul, con un rosa quemado - ¿De dónde saca tantos colores? De Abbey y su hermana. Le entrenaron tan bien en ésto, que no tuvo opción más que aprender. Analiza los atuendos, las formas de los vestidos en tanto Cinder va, se le para mirándose al espejo, se retira, cambia y vuelve a con otro. Al final, se prueba más de doce atuendos diferentes y él está haciendo el listado con el modisto que escribe con rapidez incrédulo de que Charles va a gastar tanto en una joven que, se nota, no tiene la clase siquiera para lucir el más barato de sus diseños. Seguro que es la amante en turno y el opulento hombre quiere llevarla a lugares más sofisticados de los que por supuesto, ella ni siquiera soñaría.

El inglés no nota siquiera la forma en que observan a Cinder con prepotencia y sorna. Está comiendo algo frugal: frutos secos, queso, incluso una manzana. Está dándole el tercer corte a la fruta cuando niega con la cabeza - No. El negro no le va con la piel, así que descártalo - se lleva el pedazo y mastica con tranquilidad. En cuanto se termina el bocado, traga y parpadea un instante cuando el modisto indica que han terminado - ¿De verdad? - no puede ocultar su felicidad. Se estira contra el sillón agradecido porque terminó todo. Sintiendo la incomodidad en sus testículos urgiendo una liberación. en cuanto Cinder se aleja para cambiarse de ropas, aprovecha- bien, mándeme lo que le indiqué y mándeme el vestido tres y el cuatro en negro y azul con todos los aditamentos - quizá la loba lo tome como gesto de disculpa tras todo el espectáculo de desvestirse, vestirse y vuelta a quitar la ropa.

Conociéndola tan poco, puede apostar que echa humo por las orejas. En cuanto el modisto se aleja con sus ayudantes, le pide a Alfred que le lleve la comida en el despacho, necesita comer en forma, aparte del hecho de que tiene que revisar documentos y demás. - Dile a la señorita que si gusta, puede ir al despacho a acompañarme a consumir sus alimentos, que prometo no darle clases hoy - el hombre asiente y se retira en tanto Charles hace lo propio para encerrarse en el baño y dar un consuelo a su miembro y sobre todo, a las gónadas que le punzan. Una vez terminada su masturbación, sintiéndose mejor por el desfogue, puede concentrarse, lavarse las manos, arreglarse la ropa y salir.

Luego de ello, va a sentarse al frente del escritorio y revisar todos los documentos que le faltaron de la noche anterior tras el episodio de las nuevas noticias de Londres. Una vez que Alfred le sirve la comida en la mesa de centro, toma asiento para empezar a comer. Sólo le da a Cinder un margen de cinco minutos por si quiere acompañarle.




Demons:
avatar
Charles Moncrieff
Realeza Inglesa
Realeza Inglesa

Mensajes : 83
Puntos : 96
Reputación : 40
Fecha de inscripción : 28/03/2018

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Demons [Cinder Grimm] (De casi+18, pasa a +21)

Mensaje por Cinder Grimm el Miér Abr 11, 2018 10:56 am

Cinder se presentó abajo dispuesta a que la tomaran medidas, y vieran como le probaban vestidos, resoplaba con poca paciencia y observaba como Charles se mostraba hastiado de esto, y como la miraba ese modisto con aires de grandeza, a lo que la joven tuvo que esforzarse de sobremanera para no girarse y arrancarle la cabeza a ese cretino creido, sabía que pensaba de ella, y podía hasta olfatearlo, la tensaba, la tensaba mucho y con la proxima luna llena estaba proxima, eso hacía que su humor se enturbiarse, y sin contar que la habían distraido de una mañana fructifera, aunque había conseguido un orgasmo la loba tenía hambre de algo mucho mucho más. Aunque la luna llena también alteraba hormonalmente, dió un suspiro sonoro, mientras cerró los ojos, aunque la vena de su cuello se empezó a marcar por la tensión acumulada.
Cuando escuchó que el negro no le iba con la piel enarcó una ceja, y sonrió de medio lado pensando para si misma, si viera su precioso pelaje negro cuando aulla no diria que el negro no le queda bien, pero la loba sabía desde hace mucho, mucho tiempo, que muy pocos soportaban estar en presencia de la gloria, como asi lo llamaba ella a su forma bestial y aullante.


Negó con la cabeza mientras se miraba en el espejo provandose el vestido, se agachaba y comprobaba la movilidad que tenia con el vestido, ya que dudaba que una dama de alta clase estuviera acostumbrada a dar patadas o puñetazos, pero había que fingir ser de clase alta, como su padre...bah! como los odiaba, aunque con Charles estaba haciendo la escepción que confirmaba la regla, por fin se veía la salvación, se habían terminado las interminables medidas, los multiples colores, y las faldas y los corsé que estaban tan apretados para sobremarcar su escote, al fin encontraba la liberación de todo ello, y asi poder evitar el arrancarle la cabeza, o de lo que empezó a tener ganas, de comerselo, comerselo vivo, desparramar sus tripas por el suelo y devorarle sin compasión alguna.


Solo cuando se marchó y pudo ir a ponerse ropa más comoda emitió un lobuno gruñido con sus ojos encendidos en ambar, cuando volvió al salon el mayordomo informó donde se encontraba Charles, ella asintió y se apresuró a ir a acompañarle, estará bien comer sin ser aleccionada, apenas dos minutos tarde, para el gusto del ingles, Cinder le observó y se dejó caer en una silla frente a su escritorio, mientras le observaba. -Por favor, ese hombre tenía un palo metido por el culo, ¿has visto como osaba mirarme? tenía que haberlearrancado esa cabeza, esa cara de asco...tenía que haberle devorado.- Gruñe en un estado de furia inmerso, pero se conformó con cruzarse de brazos y emitir varios gruñidos lobunos, despues le miró, aunque de manera atenta...mucho más atenta, no por captar el olor, ya lo tenía registrado, alzó la mano y señalo las del ingles. - Exiten pocos de clase alta que tengan las manos tan curtida...callosas....¿como te lo has hecho? sin contar lo que mencionastes en el dormitorio...a que se debe que un niño bien no tenga un blando lugar donde descansar el culo..¿uhm?- Quizá se escuchaba impertinente, pero su semblante era serio, denotando que no estaba de broma, ni burlandose ni nada de eso. Empezaba a tener una curiosidad real hacia él.



Cinder Grimm:


she Werewolf:

avatar
Cinder Grimm
Licántropo Clase Media
Licántropo Clase Media

Mensajes : 51
Puntos : 69
Reputación : 32
Fecha de inscripción : 15/03/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Demons [Cinder Grimm] (De casi+18, pasa a +21)

Mensaje por Charles Moncrieff el Miér Abr 11, 2018 11:35 am

Si se hubiera reído de la actitud de Cinder, seguro que el sin cabeza sería él. Está fúrica, con los ojos amarillos mostrados sin reserva en tanto Charles toma una tostada y le unta paté ofreciéndosela para luego, hacer otra y morderla con tranquilidad. Ya había pasado lo peor -al menos eso piensa- y se relaja comiendo con hambre los sabrosos platillos que le llevan. Desde el jabalí curtido, el faisán al horno, las codornices humeantes y su favorito, el pollo en salsa blanca con champiñones. Está dándose tremenda comilona cuando cae la primera pregunta que le desconcierta. Por inercia, se lleva ambas manos hacia sus rodillas cubriéndolas con las palmas y se queda callado masticando.

Termina el bocado, sus labios hacen una mueca en tanto su mente piensa qué tanto puede decirle a la fémina sin caer en el error de confiar demasiado. En tanto mantiene el silencio, parte un poco de pollo para llevárselo a la boca. Ella sabe por sus enseñanzas que Charles no abrirá la boca hasta no tragar. Cuando desliza el bocado por la garganta, emite un sonoro suspiro y su músculo bucal repasa su labio inferior antes de que la servilleta limpie la zona y sea depositada sobre sus piernas. - Tenía diez años cuando mis padres decidieron confiar en alguien quien los defraudó, por supuesto. Así que, vencidos en un movimiento económico, la Corona decidió quitarles su título nobiliario y dejarlos en la calle. Con las deudas que tenían y sin dinero para sufragar los pagos, decidieron hacer lo que les proponían. Vendieron a sus tres hijos. Con el oro que les entregaron, se fueron del país dejando una deuda descomunal. Yo terminé en Irlanda. Desconozco el paradero de mis hermanos - no hay una sola emoción en la forma en que lo platica.

Sólo la presión del tenedor sobre la porcelana emitiendo un chirrido molesto, es prueba de cuan afectado está por la situación. Es un error de etiqueta imperdonable que muestra su sentir. - Cuéntame de tu madre. Ya sé que tu padre te heredó lo bestial, pero ¿Y tu progenitora? - sus ojos observan los de la fémina denotando que esta pregunta, es un puñal que devuelve. Si ella lo atravesó con un acero invisible, él dará la misma batalla. El pollo, untado con crema y un pedazo de champiñón, entra a la boca del hombre que en su gusto, sabe amargo. Aún así no emite ningún sonido de disconformidad y mastica lento. Los molares trituran el tiempo suficiente para dejar sólo una pulpa de lo que antes era una jugosa carne y lo manda al tracto digestivo.

La siniestra se alarga para tomar la copa con vino y beber de ella un poco esperando paciente. Si ella quiere saber más, tendrá que darle a Charles las mismas respuestas incómodas. Sólo así podrá el inglés sentirse seguro.




Demons:
avatar
Charles Moncrieff
Realeza Inglesa
Realeza Inglesa

Mensajes : 83
Puntos : 96
Reputación : 40
Fecha de inscripción : 28/03/2018

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Demons [Cinder Grimm] (De casi+18, pasa a +21)

Mensaje por Cinder Grimm el Miér Abr 11, 2018 1:51 pm

Cinder le observa, mientras come y acepta la tostada untada que le pasa, empezando a comer, realmente ella tenía hambre, el cuerpo sabía como se acercaba la hora de gastar energia, esta noche se adentrará en el bosque, de momento no se fia tanto para dejarse atar con cadenas de plata por él, demasiado indefensa, degustaba la comida, quedando algo absorta cuando él respondió a su pregunta con una total sinceridad, o eso creyó, apenas masticó mientras le contaba lo que ocurrió, vender a sus hijos, todo por el dinero, si los ricos cuando tenían poder y se lo quitaban, parecían ser capaces de cualquier cosa con tal de recuperar lo perdido, si hubiera estado mas emocional tal vez se hubiera levantado a abrazarle, pero se conformó con bajar la vista y mirar al suelo, masticando lentamente y dando un sorbo, aunque como era de esperar, el también quería saciar su curiosdiad.

Ella le miró comiendo un pedazo de carne mientas suspiraba le imitó comiendo guardando silencio hasta tragarse la comida que tenia en la boca, dió otro sorbo a la bebida y le miró, era algo justo, él habla de su pasado y ella del suyo, hizo una breve pausa mientras le observaba comer y sus manos.


-Nunca le he contado esto a nadie...- Empezó a decir y despues ladeo la cabeza.- Pero te dare un boto de confianza, si se lo dices a alguien...te comere...y no es una forma de hablar, es en sentido literal.- sin duda era una amenaza, pero iba a confiar en él, hasta ahora se había portado bien con ella y estaba resultando ser un productivo socio, asi que ella apretó sus labios unos segundos dejando el tenedor y miró a Charles, le costó ligeramente a arrancar.- Tener amantes debe ser de familia, pues mi madre tenia uno, yo tenia una hermana y un hermano, un padre y una madre..- Estaba dispueta a sincerarse con él aunque le costaba, le costaba bastante, pero sacudió la cabeza para tomar algo de decisión en empezar a contar la historia, aunque tampoco quería aburrirle, pero él había preguntado, y si ella quería detalles de su historia sabía que había que pagar con detalles de la hitoria propia, volvió a beber mirandole.


-Eran granjeros, viviamos bien la verdad, clase media...lo justo para ir bien, en cierta forma, un dia cuando tenía diez años, fuimos al campo, mi hermano mayor y mi padre fueron a cazar y mi madre, mi hermana y yo nos quedamos para preparar el fuego para lo que cazasen, se hizo de noche...luna llena, al parecer nos llevaban siguiendo todo el día, un licantropo, cuando la luna salio....dios..aun recuerdo esos aullidos potentes.- Su mirada se pierde en los recuerdos. -El licantropo salio de entre el bosque, huimos, mi hermano se llevo a mi madre a toda prisa al pueblo a pedir ayuda, el lobo nos acorraló a mi hermana y a mi, nos olfateo, escapamos...vi a mi padre, corrí hacia él, el lobo cazó a mi hermana, la mató, despues me cazó a mi, me mordió, padre volvió a atacar al lobo que estaba sobre mi, y el lobo le mato...- Dejó escapar un suspiro jugando con la comida, con el tenedor.- Estaba infectada, no encontraron a la bestia, me sentía un monstruo....despues, mi madre confesó, había tenido una aventura con un noble, un hombre de clase alta, pero mi madre cortó la relación y volvió con padre, pero el noble sabía que su encuentro había tenido a algun resultado, y era alguien celoso, posesivo...territorial, y quería no solo reproducirse, si no que seguir su linaje, mordiendo a su descendiente.- Alzo la mano para señalarse a asi misma. - Asi que odio a los nobles, sobre todo a los nobles licántropos...por eso adoro tocarlos los huevos...pequeñas venganzas personales.- Apretó los labios y siguió comendo, esperando a que el tuviera una reacción respecto a lo que le acababa de contar.
-Te toca...¿como volvistes a hacerte con este casoplon niño rico?- Sonrie intentando quitar tensión a la que posiblemente ella misma había creado, tal vez sin desearlo mucho en realidad.



Cinder Grimm:


she Werewolf:

avatar
Cinder Grimm
Licántropo Clase Media
Licántropo Clase Media

Mensajes : 51
Puntos : 69
Reputación : 32
Fecha de inscripción : 15/03/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Demons [Cinder Grimm] (De casi+18, pasa a +21)

Mensaje por Charles Moncrieff el Miér Abr 11, 2018 2:49 pm

Podría abofetearle por amenazarle con matarlo si contaba algo. ¿Acaso no le conocía lo suficiente para saber que no traicionaba? No. Era obvio que no. Con los dedos índice y pulgar restregó su tabique nasal. Quienes lo conocían sabían que ese era el preludio del estallido. Sin embargo, al verla dudar y costarle abrir la boca, se detuvo. Contuvo sus ansias de gritarle y salir ambos mal parados. Sólo era cuestión de confianza, pero dos entes tan independientes y solitarios, ¿Cómo iban a compartirla? Con paciencia. Esa era la respuesta. Y con el tiempo entre las manos, lo sujetó para calmar su desbocado corazón antes de escuchar lo que por fin, ella contaba.

Se queda en silencio durante unos momentos digiriendo no sólo la comida, si no la información otorgada. Se mantiene impávido hasta que su voz resuena, sólo un murmullo, suficiente para los oídos de la licántropa - si quieres confianza, tienes que darla. Deja de amenazarme con que me vas a matar si traiciono tus confesiones porque estás sujetando la misma cuerda que te dí. Mi pasado pocos lo saben. Mi odio por mis padres, sólo tú y alguien más hace mucho tiempo, que al final, me traicionó. ¿Entiendes que no soporto los golpes por la espalda? Los besos de Judas son para otros, yo corto las bocas y lenguas de quienes muerden mi mano. Te doy de comer, un trabajo y espero me tengas la misma consideración que yo a tí. Así que, vuelves a amenazarme y se terminó, Cinder. Nuestra relación laboral, todo. No vuelvas a buscarme si insistes en que te traicionaré. Necesito me indiques que es algo para mis oídos para entender que no quieres que se divulgue. Bien, lo que aquí dentro se diga, es sólo para los oídos del otro, nadie más lo sabrá de mi parte. ¿Es un pacto? - toma la copa de vino para darle un largo trago, se la termina sirviéndose un poco más antes de ponerse en pie.

Rompe la etiqueta sin haber consumido sus alimentos, se acerca a la ventana y observa hacia el bosque que rodea su hogar - trabajo. Trabajo, esfuerzo y aliados. Tuve mucha suerte, el hombre a quien se me vendió era un hombre de clase media. No cualquiera, llevaba los negocios de un jefe de familia en Irlanda. Mientras me enseñaba la administración de finanzas y cómo agradar a Mc. Gregor, el pater familis, me ayudaba con mi enfermedad. Tenía los pulmones dañados por las malas atenciones brindadas por mis progenitores. El aire de Irlanda no ayudó en lo más mínimo, pero con los cuidados de Joshua, pude avanzar. Me recuperé y él mismo se empeñó en entrenarme, enseñarme a cazar, en cuanto pude, regresé a Londres y me empleé con los Appleby, una familia de clase alta muy prominente. Fui guardián de su primogénita, un demonio de rubios cabellos y sin un dedo de frente. Prepotente, berrinchuda, caprichosa, el ser más odioso de todos, al final, éramos amigos. Y un día, sabiendo que su padre quería que le acompañase su hija a un lugar, escapó de mis cuidados y... - se lleva la mano inconsciente a la cicatriz de la sien derecha.

Le habían golpeado sin consideración - el vampiro que te conté que me ayudó con el cambiaformas oso en Irlanda, hizo su aparición. Me dio los cuidados adecuados y a cambio, requirió de mis servicios para llevar avante sus negocios llevándome una porción de las ganancias. Fui su socio durante cinco años, hasta que empecé a ver el mismo problema de los ricos: les faltaba algo que les incitara sus instintos homicidas - se termina la copa, regresa sus pasos hacia la mesa para servirse más - con las ropas adecuadas y mis modales inculcados desde mi niñez, me fue fácil escalar e introducirme en su círculo. Empecé a crear los espectáculos financiados por el vampiro. El dinero subió como la espuma y al final, pude terminar mi negocio con el vampiro para hacerlo mío. Él ni siquiera pareció molestarse, al parecer, quería que creciera, me dejó hacerlo y aquí estoy - enciende un cigarrillo dándole una larga calada.

El humo asciende en tanto él recuerda con rapidez todo lo acontecido durante todos esos años - mis callos son la muestra de mi trabajo, dormí en el piso durante más de tres inviernos y es duro en Irlanda. No volveré a pasar por algo así, mis hermanos están lejos, extraño a la pequeña. Ella lloraba mientras la subían al carruaje, desconozco qué pasó con ella, si pudiera encontrarla, ten por seguro que le daría todo para que fuera feliz. El hubiera no existe, así que no puedo ayudarlos - da otra succión profunda, la punta se vuelve carmesí - ayer recibí una misiva. La Corona está haciendo pesquisas. Nos buscan, no sé para qué. Están enviando hombres para encontrarnos. Joshua está investigando qué demonios quieren, como ésto siga así, iré a apersonarme ante mis abogados y presionaré para saber qué quiere la Corona después de veintidós años y de paso, saber si encontraron a Anna y a Bruce - se termina el cigarrillo y lo mata en el cenicero con violencia.

Está bastante alterado por el hecho - por eso te preguntaba si podías olfatearlos, quería llegar a ellos antes de que los otros lo hagan, pero no sé siquiera dónde empezar. Así que, por mejor olfato que tengas, estoy podrido. Además, hoy es luna llena. Tienes que ir al bosque. Cuídate de los cazadores e inquisidores, quiero a mi socia de regreso. ¿Entiendes? La quiero de regreso - aspira profundo. Es todo lo que puede decirle, no hay más. Espera que ella entienda cómo se siente, que están enjaulándole y él odia eso. Detesta perder su libertad.




Demons:
avatar
Charles Moncrieff
Realeza Inglesa
Realeza Inglesa

Mensajes : 83
Puntos : 96
Reputación : 40
Fecha de inscripción : 28/03/2018

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Demons [Cinder Grimm] (De casi+18, pasa a +21)

Mensaje por Cinder Grimm el Miér Abr 11, 2018 6:51 pm

Ella observó como Charles en un momento explotó, explotó de ira, de furia cuando ella había amenazado con comerselo si decia una palabra, él se lo había tomado como una ofensa, y dejó claro de brusca forma los puntos que Cinder había puesto en duda, quizá por la costumbre de la falta de confianza que solía dar a otros. Apunto estuvo de dejar de comer, pero finalmente asintió aceptando el trato de Charles, y asintió a ese ragaño que molestó a la morena, dejando escapar un suspiro, suspuso que tras lo que contó a Charles le pudiera sorprender que ella fuera el fruto de la infidelidad entre una mujer de clase media, con un noble de alta cuna que ademas era licántropo, dandole a entender asi que había sobrenaturales en puestos altos de la sociedad, fue el motivo por el que la mordió que la reconoció como su hija, pero jamas volvió a verle, ¿tenia curiosidad por él? si, claro que la tenía, pero..¿realmente quería conocerle? no sabria decirlo, pero quien iba a pensar que sangre noble corria por sus venas, seguro que su socio no se lo esperaba, pero no pareció comentar nada.


Ahora fue Cinder quien escuchó las confesiones de Charles, sin duda había tenido una vida dura, había trabajado con sumo esfuerzo todo esto que poseía, eso hizo que Cinder pasease la mirada por el estudio, todo le había costado tanto, tanto esfuerzo, que entendia que fuese tan celoso y cuidadoso con sus posesiones, su sudor le había costado, claro, vivencias distintas hacia que no viesen igual la vida, y que Cinder por otro lado fuera mucho más despegada, nunca había tenido una posesión real, y menos tan valiosa como las que tenía Charles y sus sudor le había costado, pero la loba no lloraba por no tener, siempre había viajado y aprovechado lo que la vida le ofrecia, oportunista, superviviente, ese era estilo de ella, pero no del ingles.


La vista de la loba se paseaba siguiendole con la mirada, atendiendo a las palabras de Charle, podia oler y sentir la amargura que tenía detras, el sufrimiento y el dolor, el apego a los suyos, a su familia, Cinder bajó la vista, ella no lo tenía, no lo sentía, quizá por que ellos no eran lobos, quizá si se hubiera ido con su padre si tendría la necesidad de manada, si tendría el lazo de sangre que los lobos solian tener, pero Cinder no, y quizá por eso se escapaba algo de ese conocimiento, pero podía oler, y sentir como se sentia Charles, a lo que Cinder seguia escuchando todo lo que decia, y el motivo por el que le había pedido que siguiera el rastro.


Pero tras lo ultimo dicho por él, hizo que Cinder saltara de donde estaba sentada y atrapara el rostro de Charles entre sus manos. -Tú no está podrido.- dijo tajante, y tiró de él para que se agachara y asi estrellar sus labios con los de él, para despues liberarle de ese agarre y mirarle. -Puedo seguir el rastro, pero tanto tiempo es dificil, y quizá no sea la ayuda que necesitas, pero....puedo buscar a gente que si sea lo que necesitas, si quisieras..- Responde mientras recupera su asiento mirandole, suspiró cuando le ordenó volver, y decidió dar mas luz sobre lo personal. -Estoy intentando conseguir el don de Gaia, que hará que sea mas o menos consciente en mis transformaciones, tener ligero control....llevo años esforzandome por comprender mi bestia interior, ella soy yo, y yo soy ella...-Echó la cabeza hacia atrás estirandoe para desperezar sus musculos y volver a observarle. -Veras, no crea aqui es el problema la falta de confianza, no es eso....pero no me siento lista para dejarme encadenar con plata por ti, acabo una posición demasiado vulnerable que simplemente temo mostrarte....y no te enfades por ello, la bestia desconfia....la bestia manda hoy, esta noche y mañana...- Lo que no se atrevía a decir es que mañana cuando vuelva a ser humana será el momento más apoteosico para ella, estara aturdida, perdida, desorientada y posiblemente pasional, no era la primera vez que la vuelta a ssu ser es confusa.



Cinder Grimm:


she Werewolf:

avatar
Cinder Grimm
Licántropo Clase Media
Licántropo Clase Media

Mensajes : 51
Puntos : 69
Reputación : 32
Fecha de inscripción : 15/03/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Demons [Cinder Grimm] (De casi+18, pasa a +21)

Mensaje por Charles Moncrieff el Jue Abr 12, 2018 7:24 am

La reacción de Cinder al incorporarse y tomarle del rostro, para exclamar con vehemencia, es una señal de que tiene otra aliada. Una en quien depositar sus incertidumbres y que se guardarán bajo llave. El candado de su silencio es algo que él aprecia y por instinto, entiende que no le traicionará. Sus labios se unen como si con eso pudiera paliar el sufrimiento de él, de ella. De ambos. O de ninguno. Es una muestra de la soledad que les ha impulsado durante toda la existencia hasta este momento donde pueden formar una dupla y seguir adelante. - El estar podrido es una expresión, Cinder. Implica que estoy en un laberinto y por más que hago esfuerzos para llegar al centro de éste, encuentro caminos sin salida y tengo que desandar mi paso - acaricia un cabello de la morena.

Lo juguetea entre los dedos pensativo - ese es el punto. El rastro ya está frío, contactar a las personas que lo hicieron hace veintidós años es difícil. Si hace diecisiete lo era cuando inicié las pesquisas. Muchos fueron torturados en pos de la información, lo que te dije fue lo único que obtuve. No hay más que caminos cortados cada vez que busco a mis hermanos. Lo hicieron tan bien, porque debían cuidarse de la Corona. De que ésta no sospechase nada. La Corona, con una sola descendiente, no puede darse el lujo de perder lo que pudieran ser herederos de muy lejano parentesco. Que la reina haya tomado el trono y esté casada, próxima a tener hijos, me hace pensar que quizá, sólo quizá, sea una gran trampa - su músculo bucal recorre la superficie de su labio inferior.

Es una gran posibilidad, ¿Quién estaría jalando los hilos? De encontrar a uno de los Moncrieff, podría actuar y observar cuál es el destino de los otros. De sacar la cabeza quizá fuera ésta cortada, lo que significaría alerta para su gente quienes evitarían que sus hermanos, en caso de estar vivos, tuvieran el mismo sino. No es un suicida, sin embargo, al pensar en los ojos de su hermana, sabe que daría la vida por ella sin escatimar esfuerzos. No quiere que sufra más y puede que con su muerte, ella lo haga. Y aún así, ¿Será que ella le recuerda? ¿Que puede entender lo que le pasó y busca también a sus fraternos? Esas preguntas no tienen respuesta y si ésta fuera "no", le partiría el alma. Tan sólo tenía ocho años cuando fue alejada de sus pares.

Las arrugas al costado de sus ojos emergen cuando los entrecierra. ¿Don de Gaia? - claro, la habilidad de controlarse durante la transformación. ¿Qué es lo que realmente necesitas? Espero que la solución no sea tener que encerrarme en una jaula de plata en medio del bosque y ponerme a tu disposición para forzarte a adquirirlo. En el caso de que en este tiempo haya forjado un lazo fuerte de alianza, que tu bestia me reconozca como tu aliado y evite matarme, sé que una vez transformados atacan a todo. Familia o aliados. Me parece que no es cuestión de entender a tu bestia interior, es dejarla fluir aún siendo humana. ¿La controlas tanto que te pierdes cuando se suelta? Podría ser ese el trigger - no se inmuta cuando le indica que no tiene confianza en que la ate.

No es ella la que prima en estas noches, si no su parte lobuna. Que ésta le tenga confianza es la esencia de su control mental. - Hagamos algo, sí tengo esa jaula de plata. En cuanto supe de tu existencia, pensé en cazar a algún hombre lobo y encerrarlo ahí. Sería algo fantástico para los cazadores o aquéllos hombres que se crean con los cojones bien puestos para enlistarse en la cacería. La pondré en el bosque, me meteré en ella y te quedarás cerca. Veamos qué dice tu bestia de mi presencia, veamos qué hace tu parte lobo ante mi mirada y olor - es la única solución que le ve. Poner a prueba qué tanto confía su bestia y de paso, muere por verla transformada.

Saca otro cigarrillo dejando que la idea se implante en Cinder, lo enciende y da una fuerte calada  - es la mejor forma de darle confianza a tu bestia, mostrándole que no voy a atacarla. Quizá ataque, la plata evitará que me toque. Es grande la jaula, puedo estar en medio sin siquiera tener un solo rasguño. El techo y piso son del mismo material, no sólo los barrotes. Me costó una fortuna hacerla, sentí que el primer incauto cliente que solicitara al hombre lobo pagaría su valor - una nueva aspiración profunda antes de decirle todo  - además, no lo niego. Muero de curiosidad por verte transformada. Me excita la idea de tener a alguien tan bestial ante mí y ver en su magnificencia de lo que es capaz de hacer - culmina esperando su respuesta.




Demons:
avatar
Charles Moncrieff
Realeza Inglesa
Realeza Inglesa

Mensajes : 83
Puntos : 96
Reputación : 40
Fecha de inscripción : 28/03/2018

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Demons [Cinder Grimm] (De casi+18, pasa a +21)

Mensaje por Cinder Grimm el Jue Abr 12, 2018 11:24 am

Nego con la cabeza, había entendido que Charles no se refería de forma literal, le miraba de momento de forma bastante tierna, por ai decirlo, con su fiereza calmada por el momento, quería ayudarlo y sencillamente la loba no sabía como hacerlo, parecía bastante inconsolable en ese sentido, la loba respiró profundamente, mientras seguía buscando una manera de consolarle, paseaba la nariz por el cuello del ingles, un gesto lobuno, inevitablemente a veces tenía ese comportamiento animal que a otro que no conociera su naturaleza no entendería o podían confundir con algo más de naturaleza romantica, pero en realidad no, solo era un pequeño gesto de cariño, como lo podía ser una caricia en el brazo, pero se preguntó si Charles lo confundiria, asi que dejó de hacerlo y le miró dejando que este jugara con su melena mientras hablaba, era normal querer encontrar a su familia. -Es facil encontrar a alguien, la corona tira de contactos, de gente oficial, buscar en los suburvios es mucho más facil, mirar donde no mira nadie.- Dijo intentando animarle, mientras suspiró, quizá él entendiera que ella le acababa de decir que se obtenía más información de sitios oscuros.
Él se perdía en pensamientos, se notaba cuan atormentado estaba, y la loba solo emitió un gruñido antes de observarle, suspiró mientras el parecía desviar su atención a lo que en unas horas iba a pasar, ella destelleó sus ojos en ambar mientras le observaba con atención, ladeando la cabeza.


Bajó la cabeza, mientras estaba pensativa por sus palabra, realmente sería mas facil para él que ella fuera la encadenada, incluso se le ocurrió una locura. -Aunque domine el don de Gaia, no es fiabilidad total, no siempre tendre conciencia...no te puedo prometer nada....pero...-Se quedó pensando en lo que él dijo, mientras se mordió el labio inferior con cara concentración.- ¿De verdad te atreverías a meterte en una jaula en mitad del bosque conmigo al lado esta noche? ¿Es que no tienes miedo? ¿y si te daño? ¿y si....te muerdo?- Tenía cierta preocupación por ello. - Me odiarias mucho si te convirtiera, algunos creen que esto es una maldición, para mi no lo es...pero no desearia que tu lo tuvieras de un desafortunado encuentro...-se preocupaba, esa era la verdad, estaba muy preocupada por esa alocada idea, pero teniendo en cuenta que era la unica persona en el mundo, por el que sentía aprecio, quizá podía funcionar, quizá si no se arriesga no se sabría, pero no le iba a obligar a nada.


La verdad es que si lo hacía su bestia decidiria, su subconsciente, su forma animal, era arriesgado, miró a Charles y suspiró de pesadamente pellizcando el puente de la nariz. -Hay....hay...sé que hay lobos que se atan en sus sotanos y se encadenan, quizá los de alta clase, no se que haran los nobles lobos, pero me lo imagino...-Dijo pensando en ello, se llevó la mano a la melena, el asunto que estaban tratando la estaba poniendo ciertamente nerviosa, gruñó inconscientamente. -Me estoy alterando demasiado...-Escondió su rostro tras su melena negra.



Cinder Grimm:


she Werewolf:

avatar
Cinder Grimm
Licántropo Clase Media
Licántropo Clase Media

Mensajes : 51
Puntos : 69
Reputación : 32
Fecha de inscripción : 15/03/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Demons [Cinder Grimm] (De casi+18, pasa a +21)

Mensaje por Charles Moncrieff el Jue Abr 12, 2018 11:57 am

El roce de su nariz contra su cuello le eriza la piel. No entiende cuánto le provoca con esos actos, le agrada esa sensación de ser reconocido por su olor. Seguro que ella sabe sólo por el olfato todo lo que él siente, es una desventaja, nada que al desconfiado inglés le agradara antes de conocerla, sólo que ahora, tras las aventuras vividas, parece ser algo a lo que puede acostumbrarse. - Lo sé, en los suburbios puede que se encuentren individuos que hayan escuchado de la historia y conservado recuerdos, aún así, ya peinamos la zona sin encontrar una sola voz. Pareciera como si, después de lo acontecido, se hubieran eliminado a todos aquellos que nos conocían. La pregunta es, ¿Por qué? Hay momentos en que odio a mis progenitores por sus artimañas y cómo pudieron despegarse de nosotros sin aspavientos - se acaricia la nuca hasta que encuentra su falange la herida reciente y cierra el ojo derecho por la punzada.

Termina dejándose en paz dicha zona. Los enormes hombros se elevan y caen ante la pregunta - ¿Y por qué no? - recarga el bien formado trasero contra el borde del escritorio para cruzarse de brazos observándola - no soy un idiota, por supuesto que tengo miedo, sin embargo, el tenerte entre las filas implica que tarde que temprano, lo queramos o no, tendré que plantarme ante tu forma crinos. Y qué mejor que en una zona controlada. Si tú no tienes miedo de quemarte con la plata, me parece que podría funcionar - está confiado de ello. En tanto él siga dentro de la jaula, no va a pasarle nada y al final, ocurrente, le guiña un ojo coqueto - además, siempre has querido morderme, sweetheart. Hubiera preferido que me lo chuparas y lo envolvieras con esa boquita de pecado que tienes, pero ambos sabemos cuánto quieres morderme. Soy tu bocado favorito, tu carne prohibida y ansiada, te extasías al pensar en mi sabor, en mi olor, en mi tacto y cómo voy a meterme en tu boca moviéndome sin parar. ¿O no? - su risa inunda la habitación.

Toma un cigarrillo y lo enciende, ha perdido la cuenta de cuántos lleva, la situación es tan tensa, que necesita consolar su ansiedad oral con algo - no lo dudes, Cinder, si me llegaras a morder, te cazaré hasta matarte y luego, me suicidaré. No quiero ser una bestia sin pensamientos, descontrolada y estúpida en mi afán de matar. La bestia que habita en mi interior, el monstruo, sería incapaz de perder el control. Así que, más te vale aprender a controlarte - sus palabras son duras. No pretende bajar el tono burlándose. Está presionándola para ver si así, logra controlar sus impulsos. Es obvio que si llegara a morderlo, la culpa sería del propio inglés al no haberse alejado lo suficiente en la jaula.

Si tuviera Cinder esa sospecha, la prueba podría fallar. Quiere dejarle el peso extra para obsesionarla con el control, volverla loca con ello y ver si funciona. En caso de acertar, entonces le dirá y si no, cuando termine la luna llena, se lo contará. No es una traición, es una omisión en pos del bienestar de la licántropa - además, tengo un plan. Tú concéntrate en controlar a la loba o correr con ella. Yo me hago cargo de que ni siquiera te acerques. Deja de alterarte que te me transformas aquí y te mato, tranquilízate que pediré la jaula y la meteré en lo profundo del bosque. Una vez listo, te llamaré. Ve a tus habitaciones, espera, ya iré a por ti a menos que tengas algo más qué decir - da otra calada al cigarrillo. Deja la ceniza en el cenicero esperando su voz. Sabe que está por estallar, sólo es cuestión de tiempo y no puede negarlo, le excita pensar en verla desnuda transformándose en la bestia que todos temen.




Demons:
avatar
Charles Moncrieff
Realeza Inglesa
Realeza Inglesa

Mensajes : 83
Puntos : 96
Reputación : 40
Fecha de inscripción : 28/03/2018

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Demons [Cinder Grimm] (De casi+18, pasa a +21)

Mensaje por Cinder Grimm el Jue Abr 12, 2018 4:02 pm

Las palabras de Charles casi la dejaron sin aire, le miró con enfado, furiosa, el se arriesga y si la cosa sale mal y le muerde y le convierte la carga ira sobre ella, él se expone y ella recibe la culpa, y aunque era cierto que tarde o temprano tenía que verla en esa forma, y más si iban a ser socios, tenía que conocer muy bien a quien tenía al lado era natural, ella quería saberlo todo de él, le tenía que tener analizado y era normal que lo mismo fuese al reves, ella se sentía orgullosa de su naturaleza, y que su socio la viera no era algo que le incomodase precisamente, pero la cosa no se veía igual de ambos lados del espejo. Ladeó la cabeza mirandole cuando comentó sobre los deseos de ella de morderle, sus palabras sonaban con segundas llenas de coqueteo, incluso enarcó una ceja cuando la llamó ¿Sweetheart?, clavaba la mirada en él, dando un respingo por sus palabras, que ciertamente le sorprendió, la verdad que con esas palabras estaba despertando mucho su lado animal. -¿Nunca te han dicho que no te vendas tan bien ante un depredador? es posible que me estes incitando más de lo que crees, y creeme cuando te digo que eso no termina de ser bueno....para ti, claro.- Respondió tajante y con cierto aire jugueton por ello.


Pero lo que escuchó de Charles a continuación encendia sus ojos en un amarillo radiactivo, que indicaba cuan presente estaba la bestia que realmente era Cinder, enarcaba la cejas y le miraba de manera fija, como un lobo mira a un ciervo antes de cazarlo, no solo le molestaba esa amenaza de que la mataría se le convirtiera, si no que despues se suicidaría, esas palabras fueron exactamente que dejarón a Cinder sin aire, apenas pestañeaba mientras sus colmillos rozaban su propia lengua, emitiendo un gruñido, pero lo que dijo a continuación dañaba su ego enormemente y de gravedad, "bestia sin pensamientos, descontrolada y estupida en su afán de matar" esas palabras hicieron que tuviera que bajar las manos a la silla para evitar levantarse, e ir a por él, se relamió con lentitud, paseando los la lengua entre sus colmillos, pareciendo en ese momento más una vampiresa que una mujer lobo, ya que solo tenía los ojos amarillos, y los colmillos superiores e inferiores crecidos.


Su mirada seguía fija en él, cuando terminó de hablar, se levantó y se presentó a pocos centimetros de él a una velocidad muy sobrenatural y agil. - ¡¡Refuerza bien tu puta jaula!! ¡¡no eres digno de tener el don del lobo!! ¡¡¡Y SI, ME HAS OIDO BIEN, HE DICHO DON!!! pero hay muchos como tú que no soportan ser parte de la gloria, asi que refuerza tu maldita jaula, y ahora me retiro para no despedazarte, humano.- Gruñó furiosa, agarrando un vaso y tirandolo con fuerza contra la pared, estallandolo, para finalmente retirarse a su habitación hecha un autentico basilisco, una vez cerró la puerta tras su espalda, necesitaba soledad, las palabra de Charles la agobiaban, por morderle, y la herian por lo que dijo de su naturaleza, dejó caer de rodillas sobre el suelo dando un tremendo grito de furia, e hizo un tremendo esfuerzo por recuperar la calma y no destrozar la habitación, finalmente se levantó y se dejó caer sobre la cama, mientras miraba por la ventana como las horas de sol paraban y su humor se volvía más inestable y rabioso.



Cinder Grimm:


she Werewolf:

avatar
Cinder Grimm
Licántropo Clase Media
Licántropo Clase Media

Mensajes : 51
Puntos : 69
Reputación : 32
Fecha de inscripción : 15/03/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Demons [Cinder Grimm] (De casi+18, pasa a +21)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.