Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA AREZZO

MODERADORA

ENVIAR MP
NICOLÁS D'LENFENT

MODERADOR

ENVIAR MP
KALA BHANSALI

MODERADORA

ENVIAR MP
LADISLAV PEKKUS

MODERADOR

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA


Espacios libres: 00/45
Afiliaciones élite: cerradas
Última limpieza: 16/01


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com


Últimos temas


Demons [Cinder Grimm] (De casi+18, pasa a +21)

Página 3 de 3. Precedente  1, 2, 3

Ir abajo

Demons [Cinder Grimm] (De casi+18, pasa a +21)

Mensaje por Charles Moncrieff el Vie Mar 30, 2018 4:18 pm

Recuerdo del primer mensaje :

"I want to hide the truth
I don't want to shelter you,
But with the beast inside
There's nowhere we can hide"

París, Francia.

El inicio de la afrenta sugiere un espectáculo interesante. Desde el primer combatiente que pone un pie cubierto por un tipo de calzado que le rodea el tobillo en el improvisado ring de tierra, sangre y sudor, hasta el segundo contrincante, con mayor constitución física reflejada por la semi desnudez obligatoria en el sitio, donde sólo son cubiertas sus partes nobles por unos pantalones cortos, elaborados con una tela que ha visto días mejores, provoca a valorarlos. ¿Quién pudiese ganar? Es como elegir un caballo, ver las patas, la piel entre las costillas, pero son los ojos... Sí, es en los orbes donde encuentras al ganador. Sea un bestia para transporte -humana o no- un compañero de cacería o inclusive, la presa o el propio cazador.

En tanto sus valoraciones son hechas en su mente, Charles luce descansado e informal. No va a ir con sus mejores galas a un sitio así. Sería como una luz intensa a la cual las polillas se sienten atraídas. El abrigo que lo cubre, aunque prolijo y limpio, tiene bastantes años. Camisa blanca de manga larga, pantalones cómodos y botines con refuerzo son su atuendo por esta noche. Los guantes negros es un aditamento que no abandonaría. El contacto físico piel a piel, no es algo que esté en sus preferencias.

Recargado contra un pilar de madera, brazos cruzados al pecho, sus ojos recorren la estancia. Para distinguirlo, sería preciso acercarse. El fistol del león plateado se encuentra en la solapa del abrigo. Está colocado en pro de identificarlo. Justin Hashell, el irlandés, fue muy amable al buscarle a alguien en París para que pudiera auxiliarle en su labor de reorganizar el espectáculo lo más pronto posible, por lo que contactó a alguien en París para que le ayudara por un tiempo a completar su logística.

Grimm, Cinder. Por un momento las dos cejas de Charles casi se unen formando una sola al recordar ese nombre. Tiene curiosidad. ¿Cinder? Si es apellido o nombre, es bastante... peculiar. Se obliga a no catalogar al personaje antes de tiempo. En caso contrario, estará soportando una atmósfera tensa auto provocada como pasó con el propio Hashell. ¿Quién diría que sería tan eficiente? Tanto en obtención de recursos como en pagos. Hashell no es sólo un contacto, es un cliente asiduo. Es una pena que no tenga tanta pericia al momento de manejar las armas y quiera a sus presas atadas para disfrutar de ellas.

¿Y quién es Charles para criticar o prejuiciar? Nadie. En tanto Hashell siga pagando bien, si quiere a su presa atada, sin manos, ni piernas, Charles lo hará.

Saca de su abrigo unos cuantos billetes llamando al sujeto que toma las apuestas. El olor corporal del hombre sugiere que la transacción se haga lo más rápido posible. - 100 al rubio -. El que le recibe el dinero lo observa con curiosidad, no lo identifica, lo cual es lógico debido a que sólo tiene dos semanas en París. - Johnson no durará ni un asalto, pero si quiere perder su dinero, ¿Cuál es su nombre? - la voz resuena burlesca. Charles devuelve la mirada mientras le anotan en el papel - Lyon - es la respuesta.

Tiene demasiado cuidado con su nombre y en la mayor parte de las ocasiones, utiliza pseudónimos. Es mejor la privacidad. Sus orbes azul cobalto vuelven a la arena. Cierto, el moreno es mucho más corpulento, tiene mayor fuerza. El rubio es más pequeño, lo que significa destreza y sus pupilas reflejan una rabia y una afrenta que hará todo más divertido. Está casi seguro de que el rubio tiene un impulso extra, producto de alguna situación sentimental. Cuando algo así está en medio de una contienda, genera un extra de willpower.

Su mano diestra busca en uno de sus bolsillos para sacar una cajilla y de ésta, un cigarrillo preparado con antelación. Tabaco envuelto en papel de la mejor calidad, traído de la propia Cuba. Lo enciende dando la primera calada. Quizá sea ese un mal movimiento, no cualquiera puede darse el lujo de fumar en un sitio de esta calaña. Y aun así, no pierde conciencia de su alrededor por un simple vicio, no está en sus costumbres, por lo que un movimiento a su derecha le llama la atención. Un barrido visual rápido es suficiente para tomar los datos del acontecimiento. Alguien molestando a alguien más. Un masculino a un femenino. Y por la actitud del femenino, seguro que el masculino tendrá que sobarse las gónadas.


Última edición por Charles Moncrieff el Miér Abr 18, 2018 8:56 am, editado 3 veces




Demons:
avatar
Charles Moncrieff
Realeza Inglesa
Realeza Inglesa

Mensajes : 83
Puntos : 96
Reputación : 40
Fecha de inscripción : 28/03/2018

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo


Re: Demons [Cinder Grimm] (De casi+18, pasa a +21)

Mensaje por Charles Moncrieff el Jue Abr 12, 2018 10:26 pm

En ocasiones Charles no entiende el impacto que tendrán sus palabras hasta que lo ve. Desde el coqueteo casi devorador de la fémina que le sonríe haciendo que piense en algo que no tiene que ver con jaulas y sí más con amarras, cadenas de plata y alguno que otro instrumento de tortura; hasta ese amarillo brillante, casi asesino que por un momento, un ínfimo instante, le impulsa a sujetar la orilla del escritorio tensándose para saltar en la dirección contraria a donde, sentía, Cinder caería. La furia de la fémina es mil veces peor que la tormenta en pleno mar. Las olas no se comparan con el rictus de odio. ¿Será que se sobrepasó en sus comentarios? Echarse atrás es una tontería, además de que no sabe a ciencia cierta qué de todo lo dicho le hizo enojar tanto, por lo que se afirma en sus comentarios.

Tiene que descubrir si la bestia le tiene confianza aún con esta situación, con la expresión de la loba enloquecida, los colmillos barridos, el gruñido emitido desde lo más profundo de su garganta. Vaya que la había enojado. Pagaría por ello como su bestia no se controlara y en su arrebato de rabia, llegara a romper la jaula. Espera que esté tan bien construida como le prometieron porque no sólo su humanidad está en peligro. Su vida también. ¿Y por qué está haciendo ésto? ¿Por sólo satisfacer la curiosidad de verla transformada o por algo más? No quiere responder a esas preguntas. No está preparado para reconocer nada que tenga que ver con un sentimiento. Además, no tiene ni una semana que la conoce. Es inútil pensar que se ha ganado más que su respeto.

El escritorio a sus espaldas le evita que huya, porque es tal la vehemencia de la loba, la forma sobrenatural con la que arremete que deja sin palabras al humano. Sólo su manzana de Adán se mueve significativamente. Su olor se torna en uno que la licántropa puede detectar: miedo. Sujeta firme las orillas del mueble para no moverse escuchando el reclamo, la rabia en palabras y algunas gotas de saliva golpean su rostro sin que haga mueca alguna. ¿Se ganó ese estallido? ¿Será que sus palabras fueron acertadas y su bestia ahora incontrolable es el caldo de cultivo perfecto para su experimento? Cinder luce magnánima en su esfuerzo de considerarlo indigno para ser un hombre lobo sin saber la verdad de Charles. Por qué no quiere serlo.

Y sobre todo, por qué la ha provocado tanto. Sus pulmones exhalan el suspiro que no creía contener hasta que lo escucha, pasándose una mano por los cabellos. Sus dedos tiemblan por la fuerza observada en una simple mujer que en realidad, es mil veces más peligrosa que ningún otro ser que Charles conociera antes. Y sin embargo, el espectáculo debe continuar. Un llamado a Alfred es suficiente para poner en marcha la maquinaria e informar a todos sus ayudantes que lleven la jaula a lo profundo del bosque y que en cuanto se coloque, uno de ellos vaya a la mansión del inglés para conducirlos al lugar. Él mismo se prepara para la noche, las dos armas son repletas de balas de plata en caso de tener que disparar. Se coloca ropa acolchada en los brazos por si ella entraba y le mordía. Sabe que los colmillos pueden ser más grandes de lo que calcula, ruega por no tener que encontrarse en semejante situación.

Una vez la jaula es llevada a su destino y el hombre que les conducirá llega a su mansión, toca la puerta de Cinder - está todo listo. ¿Vas a acompañarme? - puede que tras todo lo acontecido, ella ni siquiera desee saber de él y no la culpa. Es tan frío en sus planes que hará lo imposible por sacar adelante la idea. La estrategia está hecha, falta ver qué dice Cinder al respecto - iremos a lo más profundo del bosque, un hombre nos acompañará para indicarnos el lugar - recarga el hombro contra el marco de la puerta sin decir más. Que ella decida.




Demons:
avatar
Charles Moncrieff
Realeza Inglesa
Realeza Inglesa

Mensajes : 83
Puntos : 96
Reputación : 40
Fecha de inscripción : 28/03/2018

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Demons [Cinder Grimm] (De casi+18, pasa a +21)

Mensaje por Cinder Grimm el Vie Abr 13, 2018 8:09 am

Las horas pasaban encerrada en la habticación, la ira se iba disipando ligeramente, y Cinder miraba el techo de la habitación tirada en la cama, lamiendose las heridas y reconstruyendo su ego nuevamente, mientras mentalmente maldecian, solo frunciendo el ceño, suspiró llegando a la calma de relativa manera, permaneció tirada en la cama, dandole vueltas, y dando gruñidos resignados, sentia el calor, sentia la llamada de la bestia, que ansiaba que el sol se ocultase, que la luna se coronase y aullar, era lo que invadia su cabeza en ese momento, empezando a dejar atras aquella discusión, y como olia su miedo, mentiria si dijera que no le gustaba ese olor, apunto estaba de morderle por ello, solo por notar tambien el ferreó sabor de la sangre, le había gustado mucho, el sol ya estaba semi escondido, y escuchó como Charles se aproximaba a su habitación, simplemente dejó escapar un pesado suspiro y se sentó en el borde de la cama con aire serio.


Preguntó si le acompañaría, Cinder enarcó la ceja, era comprensible que lo dudara por los rugidos que había dado, simplemente le miró y se cruzó de brazos poniendose en pie, y ladeo la cabeza. -Ya dije antes que iba a ir.- Dijo de manera algo seca, mientras se acercó a él observando las ropas que se había puesto, y comprovaba que ya estaba preparado para salir, se acercó a Charles olfateandole muy de cerca. -Uhm...aun hueles a miedo....que dulce...- Comenta en un tono cargado de malicia, alarga su lengua para lamer de una manera lujuriosa la mejilla de Charles y enarcá una ceja sonriendo de medio lado con los colmillos ligeramente destacados, mientras avanzaba delante de él para encaminarse para tomar los caballos y dejarse guiar, por aquel hombre, Cinder se giró a mirarle. -Espero que despues de que te enjaulen se vaya pitando, pues apenas me quedan unas tres horas para dejar ver la gloria.- Remarcó eso último, marcando su orgullo por ser una licántropo, hizo un giro de cabeza hechando su melena hacia atras con cierto glamour todo sea dicho.


Fue a los caballos y junto con Charles, y fulminando con la mirada al tercero, tenían que darse prisa, y le daba arres al caballo para que aceleraran el paso, y dejó que aquel desconocido los guiaran por el bosque hasta llegar a donde estaba la jaula de plata, realmente era grande y si que estarian bastante aislados, había que admitir que Charles se la iba a jugar realmente, aqui nadie le iba a socorrer, solo estarian ellos dos solos, suspiró desmonantando al caballo y miró al desconocido. - Llevatelos lejos me gustan los caballos, no los quiero cerca.- Gruñó la loba, no estaba enojada, la luna amenazaba cerca y la tenia ciertamente turbia, observaba como lo preparaban todo, se acercó a la jaula tocando los barrotes unos segundos antes de retirar la mano sacudiendola molesta, ahora no era tan efectiva como lo serían en un par de horas, se sentó en el suelo esperando a que Charles le prepararan todo para meterse ahi dentro.


Solo cuando todo estubo preparado y el tercero se marchaba Cinder se puso en pie y se giró a mirar a Charles una vez estaban los dos solos, alzó una ceja. -No te emociones...-Dijo de manera brusca, se levantó y empezó a desnudarse completamente, hasta quedar literalmente como dios la trajo al mundo, se acercó a Charles tendiendole la ropa. - No quiero romperla, necesitare ropa mañana.- Comentó de manera despreocupada, mientras se estiraba para estirar los musculos mientras paseaba de un lado a otro acariciandose el cuello mientras miraba de reojo a Charles.



Cinder Grimm:


she Werewolf:

avatar
Cinder Grimm
Licántropo Clase Media
Licántropo Clase Media

Mensajes : 51
Puntos : 69
Reputación : 32
Fecha de inscripción : 15/03/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Demons [Cinder Grimm] (De casi+18, pasa a +21)

Mensaje por Charles Moncrieff el Vie Abr 13, 2018 1:17 pm

El sol en el cielo va en descenso, una caída que para Charles puede significarlo todo, inclusive su futuro. En contraste con el movimiento del astro que lento va surcando el firmamento, en París, las movilizaciones de personas que Charles hizo fueron descomunales. Sin aliento, muchos están dejando la jaula donde les indicaran. No entienden para qué su jefe quiere algo así, no es que esté loco, ha sido muy cuerdo la mayoría de las ocasiones, más ésto es una gran interrogante. Los ingleses han visto a lo largo del tiempo, tantas situaciones bizarras, pero ésta, se lleva el primer premio. Avanzan con los franceses y algunos españoles hasta dejar todo listo, tal cual los requerimientos de Charles, porque algo sí tienen muy claro: si llega a faltar algo, el jefe se enoja y todos salen corriendo con su actitud agresiva.

Incluso Jonas, el encargado de llevar las tres monturas a la mansión de Charles, quien lo ve salir del inmueble con el semblante serio. Ni siquiera respondió a la licántropa cuando le indicó que olía a miedo. Se limitó a asentir con la cabeza antes de observarla durante largos instantes y susurrar - es hora, vámonos, el sol no tarda en ocultarse - el lenguetazo fue extraño para el humano, que lo comparó -sin afán de ofenderla- con el único perro que había tenido en su vida y que así le demostraba el cariño que le tenía al humano. Le acarició la coronilla de la cabeza antes de dar media vuelta y salir.

Jonas pareció quedarse sin comprender con las indicaciones de Cinder, más asintió con la cabeza, sus ojos observaron intrigados y ahora, nerviosos a su jefe que sólo subió a la grupa del caballo para dar el primer azote y salir en corretiza hacia lo más profundo del bosque, donde los árboles estaban más cercanos y la luz se extingue por las ramas frondosas e inexpugnables. Ahí, en medio de la nada, estaba la soberbia jaula que, como paredón, espera ansiosa a su víctima. ¿Será capaz de contener la rabia de la licántropa? Esa noche lo descubrirán. Charles se queda en silencio después de desmontar, entregando las bridas al sirviente antes de mirarle - vete, vete sin mirar atrás, si te retrasas un minuto, morirás y no intervendré para salvarte. Vete ya - no se lo dicen dos veces. En cuanto Cinder indicó que le gustaban los caballos, a su gruñido siguió un brillo amarillento, logró notar cómo le crecían los colmillos.

No estaba loco como su jefe que parecía, se quedaría ahí. En una rápida carrera desapareció de la vista dejando a un Charles taciturno y silencioso que ni siquiera nota que ella se desnuda hasta que le entrega su ropa. La observa sin comprender hasta que la fémina le resuelve la pregunta no formulada. Un profundo suspiro exhala de su boca, toma la cerradura para abrir la enorme protección que espera, funcione y se adentra en ésta. Tiene todo lo que necesita, tras cerrar detrás de él, coloca la ropa en el suelo, extiende un paño que extrae de una mochila que trajo a espaldas y sobre éste, deja queso, carne y una petaca con whiskey. No piensa emborracharse, es más para soportar el frío que hará en la madrugada. La mochila es depositada con suavidad a su lado sacando una manta de ésta. Extrae un cigarrillo de la caja donde les guarda esperando que sean suficientes para la velada y espera que caiga la noche.

En el cielo, el sol danza con colores naranjas y rosáceos. Los últimos rayos de luz anuncian la llegada de una noche monstruosa. En el bosque, el primer aullido empieza a sonar y con él, sonidos extraños embargan la oscuridad. Charles espera paciente, jugueteando con su daga y un pedazo de madera haciendo una figura en tanto una fogata improvisada le da el calor suficiente para mantenerse tibio. Antes de que cayera la noche, notó que su gente había traído la madera requerida y aunque le tomó un poco de tiempo, logró que el fuego crepitara sin parar.

Un aullido más potente suena provocando que decenas de patas huyan en sentido contrario. La cena está servida, siendo Charles el plato principal.




Demons:
avatar
Charles Moncrieff
Realeza Inglesa
Realeza Inglesa

Mensajes : 83
Puntos : 96
Reputación : 40
Fecha de inscripción : 28/03/2018

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Demons [Cinder Grimm] (De casi+18, pasa a +21)

Mensaje por Cinder Grimm el Sáb Abr 14, 2018 8:35 am

Todo acomodado, Cinder desnuda al completo, sentía la hierba fria bajo sus pies, el calor que emanaba desde lo más profundo, se alejaba mirando a Charles, ocultandose entre los arboles, el ingles la podía ver como andaba entres los arboles, mientras el olor de la comida de Charles la llegaba, dejaba escapar un suspiró lento, mirando el cielo, ya notaba como llegaba el momento, notaba la euforia, sentía el momento llegar, miró en dirección a Charles en su preciosa jaula de plata, pero ahora llegaba la parte mas cruda, mas feroz, mas dura....su respiración se acelerada, a una anormalmente acelerada, asi como el pulso, y el calor que emanaba de ella, Cinder miraba al suelo mientras caminaba, escuchaba a los lobos salvajes aullar, entonces la luz de la luna se despertaba mojando con sus rayos de plata el bosque, Cinder sonrió y alzó la vista al cielo, para encontrarse con la luna, sus pupilas se fijaban en la luna que magnifica se presentaba, y entonces solo entonces era cuando empezaba la acción, el cambio, no es que necesitara mirarla para transformare, pero sentia el instinto de alzar la vista justo antes.


Un grito fue arrancado de su garganta, empezando a retorcerse, el grito se convertía en rugido, y se inclinó mientras su cuerpo empezaba a combulsionar, de manera tremenda, los misculos se agrandaban, estiraban, se inflaban, sus hesos se rompian y fortalecían, el pelo crecía, las garras, el morro se alargaba, sus colmillos crecían en lo que se vió una magnifica bestia negra, grande, se agrandaba hasta convertirse en una enorme bestia negra, dió un potente aullido que sin duda se oiria a varios kilometros a la redonda, ademas ella tenía un aullido tan potente que era capaz de dejar paralizado a otros, pues su aullido podía ser autentico aullido ensordecedor, se puso a cuatro patas avanzando por el bosque, pues olia al humano, dió varias dentelladas al aire y salío a toda prisa la loba, dejando que Charles viera por primera vez su forma de bestia


Aun en forma cuadrupedia salió corriendo contra la jaula gruñendo ferozmente, y parandose a pocos milimetros de esta, gruñendo, se puso a dos patas mostrando que tambien tenía movimiento a dos patas, aunque al correr preferia hacerlo a cuatro patas,  pues era más rapida, gruñó y caminaba en circulos alrededor de la jaula, mientra le miraba y gruñía mostrandole los colmillos afilados, igual que sus garras,  gruñía olfateaba, se relamia, emitió un gruñido que pareció una risa inclusiva, el don de Gaia estaba confuso, pero lo estaba empezando a coneguir, aunque lanzó varios bocados al aire solo por el sumo placer de que oliese a miedo aquel humano, olía hasta el latido de su corazón acelerado, le miró con sus ojos ambar y aulló con fuerza, siendo correspondida por los otros lobos, sacudiendose mientra seguía rodeandole lentamente.



Cinder Grimm:


she Werewolf:

avatar
Cinder Grimm
Licántropo Clase Media
Licántropo Clase Media

Mensajes : 51
Puntos : 69
Reputación : 32
Fecha de inscripción : 15/03/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Demons [Cinder Grimm] (De casi+18, pasa a +21)

Mensaje por Charles Moncrieff el Dom Abr 15, 2018 8:34 am

Y a la luz de la luna llena,
mi destino llega...


Nerviosismo. Todo el lugar está impregnado de eso. Los animales corren hacia sus madrigueras como si su instinto les apresurara a resguardarse de la masacre que anuncia la luna en todo su esplendor, con esa luminosidad que todo lo alumbra y a todos bendice. En el caso de Cinder, se podría creer que la maldice al transformarla en una bestia sin control. ¿Será que Charles tiene una visión errada de eso? Ella está orgullosa de su estirpe, se nota en cada palabra, en sus expresiones, en sus hombros echados atrás cuando enfrentó a Charles en su despacho. Es sólo el hecho de que él no querría estar esas tres noches sin saber qué está pasando con él, con el olvido de las acciones, que lo juzga tan duramente.

Los aullidos incrementan la tensión, los músculos de Charles están atentos a cualquier eventualidad. El revólver con balas de plata descansa al lado de la carne seca y el queso, sólo es cuestión de alargar la mano y disparar. Un grito de dolor en lo profundo del bosque le hace respingar. Su cuerpo ha saltado en su lugar levantando su culo un par de centímetros en el aire. La manzana de Adán se remueve cuando el inglés traga saliva. Ya no puede seguir comiendo. Guarda todo en la manta y le echa un nudo al tiempo que los sonidos característicos de los huesos tronando y la carne desgarrándose hacia la misma dirección del grito humano, le erizan al inglés los vellos de la nuca y toda la columna vertebral del hombre envía señales de alerta al resto de su constitución física. Toma el revólver y con el mismo nerviosismo, lo vuelve a dejar.

Tiene las manos llenas de sudor, se las limpia en las perneras de los pantalones. Teme que, al instante en que ella salga del bosque, le dispare, así que mejor le echa encima el bulto con la comida al revólver y así evitar la tentación de la vista. Está seguro en esa maldita jaula. Y de pronto piensa que quizá debieron probarla antes. Los aullidos se incrementan y uno en particular le obliga a cubrirse los oídos con fuerza, él mismo emite un grito de dolor. Sus rodillas se pegan a su pecho y oculta la cabeza entre ellas intentando que con la piel y músculo se amortigüen los decibelios de tal aullido. Y lo reconoce, por instinto, sabe que ese es el sonido que emite la garganta de Cinder.

Ahora su estrés se entremezcla con la curiosidad. Alza la cabeza cuando sólo queda el silencio, uno quebrado por un gran golpe a lo lejos seguido de otro y otro más. Saltos, logra identificar. Alguien de enorme masa muscular se acerca con violencia hacia donde está él. No puede más que ir a por la caja donde los cigarrillos, su ansiedad oral clama a gritos una satisfacción. A duras penas puede encender el cilindro con los dedos temblando del nerviosismo. Hasta que por fin, ella está ahí. Identifica primero los ojos amarillos, desde un punto en particular del bosque donde la negrura es mayor que el sitio donde Charles se encuentra iluminado por la fogata.

El inglés se pone en pie, una parte de su cuerpo está aterrorizada por la presencia de tal bestia y corre a refugiarse en su estómago que queda lleno de esos constantes temblores y corrientes de electricidad. El siguiente salto, puesto que jamás disminuyó su carrera, le deja expuesta en todo su esplendor. Glorioso. Una loba en cuatro patas, capaz de sobrepasar su metro ochenta y cinco de estatura siendo que Cinder ni siquiera llegaba a su barba. Cada músculo está bien labrado, endurecido, fortalecido. Siente cómo sus extremidades van guardando la fuerza de sus acometidas.

El gruñido le hace dar un par de pasos atrás, es la potencia del mismo aunado al propio instinto de supervivencia de Charles al ver semejantes colmillos y dientes afilados. No tardaría ni dos segundos en cortar su piel y hueso. Queda a milímetros de distancia de dos barrotes de la jaula. El pelaje pareciera muy sedoso, es brillante, le cubre a la perfección el cuerpo, más no oculta la grandiosidad de sus músculos y es hipnotizante cómo se mueve. Y para gloria, se incorpora caminando en dos patas. Lo que el inglés había pensado que era una forma canina, en realidad es la mitad de ambos. Había leído de la forma crinos, más no había dibujos que lo representaran. Observarlo de primera mano es abrumante.

La licántropa camina alrededor de la jaula y como un idiota inconsciente, Charles le sigue los movimientos, sin querer perderse un solo detalle de los músculos súperdotados, del pelaje que le cubre el busto, su entrepierna. Ella da dentelladas en el aire y Charles sólo aprecia el sonido que emite cada vez que repite ese accionar. Las manos terminadas en garras y cubiertas de pelaje parecen cuchillas. Y la cola, la enorme cola que se mueve inquieta. De pronto, la ve elevar la cabeza, no lo sospecha hasta escuchar el brutal aullido, grita de dolor echándose al piso de rodillas llevando las manos a los oídos. Encoge el cuerpo para buscar alguna posición donde no le lastime tanto el tímpano. Aún y cuando se detiene el sonido, él se queda brutalmente atontado en el piso.

Sus manos procuran mantenerse cubriendo los oídos por si ella vuelve a aullar. No ha notado siquiera que, al rodar para quedar boca arriba, deja la mano derecha fuera de la jaula. Peligrosamente afuera.- Cinder, me duele cuando aúllas. ¿Quieres por favor no hacerlo cuando estás tan cerca? Siento mis oídos sangrar - aprieta los ojos en la misma posición. Traga saliva antes de que vaya remitiendo de a poco las sensaciones que tiene. La cabeza la siente estallar y con ella, su tímpano.




Demons:
avatar
Charles Moncrieff
Realeza Inglesa
Realeza Inglesa

Mensajes : 83
Puntos : 96
Reputación : 40
Fecha de inscripción : 28/03/2018

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Demons [Cinder Grimm] (De casi+18, pasa a +21)

Mensaje por Cinder Grimm el Dom Abr 15, 2018 4:26 pm

La loba fijaba su mirada en él, cuando le habló el ingles la licana movió las orejas en su dirección, empezando a reconocerle, su olor era familiar, empezaba a reconocer ese olor, esa voz, empezó a mirarle más fijamente y gruñó cuando esté le abrió mientras movia la cola con ligereza mientras miraba al aturdido hombre dentro en esa jaula, que deslumbraba solo de mirar, andando a dos patas se acercó a la jaula, intentando pasar la mano entre los barrotes...pero estós le quemarón dió un gruñido lastimero. Retirando rapidamente la garra y lamiendola para consolar la quemazón que no tardó en curarse, sacudió la cabeza y se puso nuevamente erguida, gruñó mirando la jaula y entrecerrando los ojos, parecía empezar a llevar bien, le miraba, recordaba su cara, le reconocía, gruño mirandole y ladeó la cabezam mientras finalmente se colocaba en cuadrupedia, sentandose, mientras le miraba fijamente, mientra movía su ocico y se relamía, mientras olfateaba percibiendo como se sentía el humano, mientras ella ladeaba la cabeza, su oreja giró hacía atras, y se levantó rapidamente desapareciendo entre el bosque.

Se escuchó el potente aullido y unos rugidos, al rato apareció de entre los arboles con el morro manchado de sangre trayendo la presa cazada de un ciervo que empezó a devorar ante los ojos del ingles, seguramente de estar enloquecida estaría buscando la forma de entrar en esa jaula, movia la cola ligeramente mientras comía, daba pequeños gruñidos, eran pasivos, sin animos amenazantes, pero la cosa sería que el ingles entendiera lo relajada que estaba la bestia, negra que recostada devoraba la presa, degustando la carne y rohiendo los huesos para alcanzar el tuetano de este, relamiendose, mientras observaba con atencíon a Charles, en una pregunta bastante definitiva.

¿Saldría el ingles de la jaula de plata, sería la prueva de fuego, de momento no tenía intención de comerselo, por mucho que oliera a miedo, le gustaba ese olor que tenía el ingles, aunque quizás si que incitaba el olor a miedo, se giró olfateando el aire, comprobaba que no había ningún macho licano cerca de ella, al parecer en ese momento ella era la reina loba de ese bosque, no notando ningún otro lobo salvo los propios lobos que ahi vivian y no estaban sujetos a la influencia sobrenatural, y aunque no lo había dicho, ella tenía la habilidad de telepatía con los animales, ella olfateaba y vuelve a mirar a Charles, girando las orejas en su dirección, haciendole ver que le estaba escuchando y entendiendo. Quizá el humano vería que estaba consiguiendo su dominio del Don de Gaia, fue entonces cuando el olfato detecto al enemigo, el olor de la muerte, el aroma que solo emitia el heraldo de la muerte, un vampiro, la loba gruño mirando hacia el bosque, erizando su negro y brillante pelaje.



Cinder Grimm:


she Werewolf:

avatar
Cinder Grimm
Licántropo Clase Media
Licántropo Clase Media

Mensajes : 51
Puntos : 69
Reputación : 32
Fecha de inscripción : 15/03/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Demons [Cinder Grimm] (De casi+18, pasa a +21)

Mensaje por Charles Moncrieff el Dom Abr 15, 2018 9:07 pm

Durante unos minutos, diez, quizá quince, pierde el sentido de la realidad. Está adolorido y en sus oídos hay un pitido que no le permite concentrar la mente. Es por ese lapso de tiempo que ignora a Cinder sin poderlo evitar. Aspira profundo y suelta el aire hasta que, por fin, puede sentirse mejor. Abre los ojos, se sienta y la busca con la mirada justo para observar cómo se vuelve a perder en el bosque. El hombre sacude la cabeza con violencia, se introduce el dedo meñique en los orificios auditivos hasta donde puede. Hay un poco de sangre en ellos. Niega con la cabeza esperando que no vuelva a aullar al menos el resto de la noche, que haya comprendido que a él le mata ese sonido.

Otro aullido más, pero ahora a la distancia. Charles entiende que ella no va a hacerle mucho caso y como tampoco le va a hablar, desgarra su camisa para hacer dos pequeños tapones de tela poniéndoselos en los canales auditivos sin profundizar. Está terminando de hacer su estrategia para no perder la audición cuando la ve salir de lo profundo del bosque con tremenda pieza de cacería. Un venado con una cornamenta estupenda. Once astas, toda una maravilla. La mira empezar a comerlo, a destazar toda la piel, llegando al músculo y después, al hueso. Él mismo, de verla comer, se le antoja. Saca algo de queso para seguir consumiendo en tanto sonríe mirándola cómo disfruta - ¿Está bueno? - le grita divertido sacando un cigarrillo para encenderlo y fumar pasivo.

Se recarga contra uno de los barrotes de la jaula. Ver que ella le responde moviendo las orejas le hace pensar que quizá lo logró - ¿Es tu forma de decir que me entiendes? Vamos, mueve la cabeza de arriba a abajo para "sí" y sacúdela para "no" - da otra calada al cigarrillo observándola en silencio. Parece que todo va bien hasta que la ve erizarse y gruñir - ¿Cinder? ¿Nena? ¿Qué pasa? - no sabe qué está oliendo, mira a un lado y al otro sin ver nada. Recoge con rapidez el revólver para colocarlo en su cintura. No piensa salir ahora menos que nunca, no sin entender qué se avecina. Y como si lo hubiera invocado, un hombre sale de entre los matorrales en silencio antes de mirar a uno y a la loba - Así que te han traído de comer. ¿O quizá no? ¿Son los barrotes de plata? Me pareciera que en lugar de que comas, lo haré yo - los colmillos se extienden hasta tocar su labio inferior.

Charles lo observa y comprende. Eso no es un hombre lobo o un cambiante, es un vampiro. Y él no tiene algo para combatirlo. Sin embargo, piensa ayudarle a Cinder. El primer disparo le atraviesa el cuello al vástago que voltea a mirarle con rabia. Ha llamado su atención y quizá le ataque, pero para eso, tendrá que romper primero la jaula y eso significa que ya le habrá disparado todas las balas. Y lo logra, el vampiro ignora a la licántropa para echársele encima sin contar que la jaula de plata y durará más que un metal común y corriente. En cuanto cae sobre la jaula, Charles le descarga todo el cargador. El vampiro recibe dos balas, pero en las demás las evita. Trepa al techo de la jaula desde donde mira a Cinder.

En cuanto ella se le eche encima, va a saltar al lado contrario dejando que se queme antes de regresar para rematarla mordiéndole el cuello. Ese es el plan, no cuenta que Charles está abriendo la jaula tomando el otro revólver para atacarle a su vez quedándose indefenso de los ataques de cualquiera de los dos.




Demons:
avatar
Charles Moncrieff
Realeza Inglesa
Realeza Inglesa

Mensajes : 83
Puntos : 96
Reputación : 40
Fecha de inscripción : 28/03/2018

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Demons [Cinder Grimm] (De casi+18, pasa a +21)

Mensaje por Cinder Grimm el Lun Abr 16, 2018 2:38 pm

La loba olfateaba mientras su pupila se contría mucho, el jadeo era sonoro y gruñe sonoramente, mirando a ese hombre que apareció de entre los matorrales, su olor la irritaba, la ponía agresiva, le despertaba la alertas, y en ese estado más que nunca, su conciencia aunque la mantenía sobre ella, y de manera efimera pero todavía podía ser consciente, pero sus impulsos ganaban a la razon, aunque se sobresaltó cuando quien estaba en la jaula disparó dando al cuello del vampiro, ella dió un gruñido y eso enfadó al vampiro que con el desgarró del balazó saltó sobre la jaula, dado que aunque a los vampiros la plata les dañaba ni de lejos tanto como a un licántropo, este parecío intentar incitar Cinder que altara por la jaula aun despues de haberse llevado un par de balazos por culpa de Charles que descargaba su revolver, pero los vampiros eran rapidos, el vampiro miró a la loba en su empeño de provocarla, pero la loba ya se había quemado previamente y no iba a caer, así que su salto iba con tintención de saltar sobre él y tirarle para caer ambos fuera de la superficie que tenía la maldita jaula de plata, y lo peor es que le salió el plan regular al vampiro.


Este esquivó a la licana pero para su desgracia no cayó sobre la jaula y Charles había salido de esta, con un arma en mano dispuesto a defenderse del vampiro y posiblemente de la loba, en movimiento sobrenatural el vampiro se lanzo a por la unica presa comestible, y apunto estubo de alcanzar a Charles de no ser por que la loba atrapo el brazo que bien estuvo apunto de arrancarselo, se escuchó el crugir de los huesos del brazo del vampiro, la loba emitio un gruñido satisfecho, pero lo que no esperó es que el vampiro sacase una daga de plata y a velocidad sobrenatural, se giró sobre la loba girandose alrededor de ella y aunque se desgarró parte del musculo, para safarse de las fauces de la loba clavó su daga en el lomo, esta aulló de dolor.


Y se revolvió rodando los dos por el suelo, dando notables zarpazos sobre el pecho del vampiro, que debía ser milenario, por lo menos, de no ser asi la loba lo liquidaría, pero iba a necesitar la ayuda del ingles, o no iba a salir a menos que perdiera el control, y no, necesitaba mantenerse lucida o no dominaria el don de la madre tierra, y muchos años le había costado, asi que gruñó mirando a Charles, esl tenía las armas, y ella necesitaba ayuda, el vampiro tenía heridas fuertes pero aun se mantenía en pie, y se había montado sobre el lomo de la loba que intentaba tirarle a toda costa.



Cinder Grimm:


she Werewolf:

avatar
Cinder Grimm
Licántropo Clase Media
Licántropo Clase Media

Mensajes : 51
Puntos : 69
Reputación : 32
Fecha de inscripción : 15/03/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Demons [Cinder Grimm] (De casi+18, pasa a +21)

Mensaje por Charles Moncrieff el Lun Abr 16, 2018 3:04 pm

La treta casi funciona, Cinder se lanza contra el vampiro para caer encima de él, evitando el contacto con el metal. Charles logra abrir su prisión para salir al tiempo que escucha los ruidos de batalla por sobre su cabeza seguido de un gruñido mitad advertencia, mitad enojo. Al voltear, logra dar un paso atrás antes de ser agarrado por el vástago en mitad de su ataque. Es de los tres el más débil. Es de los tres, el más enclenque por más que sus músculos le hagan parecer mucho más fuerte que ninguno.

Una sombra va haciéndose cada vez más grande por encima de su cabeza, en cuanto voltea, el vampiro está más cerca de lo que esperaba. Es mil veces más rápido que su amigo en Londres, quizá sea más antiguo como Cinder dijera. Siente que es su fin, como el chupasangre le ataque, le morderá y no podrá resistirse a ser desangrado. Justo cuando está sintiendo la fría piel del hombre encima suyo, la loba ataca tomándolo del brazo, haciéndole perder el equilibrio y con el impulso, caen ambos en el suelo. Charles los observa, pero los movimientos de la fémina vuelven a hacer que no tenga un buen ángulo de tiro.

Se harta de la situación y más cuando ella aúlla dejando ver que la sangre de su lomo lo torna carmesí, - ¡Cinder, no puedo dispararle! ¡Quítate de ahí! - exige hasta que el vampiro se sube a la grupa de la loba como si fuera una montura, no duda. El primer disparo le rompe la frente, el segundo le golpea el pecho en tanto va cayendo. Corre a toda velocidad para, antes de que se recupere, darle otros dos disparos para partirle el cerebro en mil pedazos. Por si las dudas, saca su daga de plata para cercenar su cabeza con celeridad y sintiendo el corazón latiendo en sus oídos. Terminado todo, se queda hincado respirando agitadamente.

Se pasa una mano temblorosa por los cabellos antes de voltear a ver a Cinder y acercarse a ella inconsciente - sentí que nos mataría a ambos - le acaricia el morro antes de revisar su herida - quédate quieta y déjame ver si es de profundidad - solicita en tanto va moviendo la palma para ver la herida y qué tanto hay que atenderla, es un inconsciente, no piensa en que quizá Cinder no pueda controlar al lobo. Además, tiene ganas de tocarla y cuando lo hace, las manos le tiemblan de anticipación. Disfrutando el momento.

Del tacto tan suave de su pelaje, de los músculos firmes que se sienten bajo la piel, del sonido del gruñido que hace la loba. Es fantástica la sensación, la adrenalina está bombeando por todo su cuerpo haciéndolo sentir mucho mejor. Se sonríe estúpido, incluso acaricia sus orejas con diversión. No se lo niega, si no fuera porque le costaría tener algo de control en su cuerpo, podría ser bueno ser un licántropo. Y cuando piensa bien eso, sacude la cabeza negando. A Cinder le ha costado años tener el Don de Gaia, a él también. ¿Podría perder el control de sus impulsos? No, le parece que no, así que disfruta de ese lobo que está todo para él. Acariciándolo y riendo cual pequeño.




Demons:
avatar
Charles Moncrieff
Realeza Inglesa
Realeza Inglesa

Mensajes : 83
Puntos : 96
Reputación : 40
Fecha de inscripción : 28/03/2018

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Demons [Cinder Grimm] (De casi+18, pasa a +21)

Mensaje por Cinder Grimm el Lun Abr 16, 2018 4:02 pm

Charles hizo un trabajo increible, consiguiendo acabar con el sorprendido vampiro que pecó de confianza haciendo que cayera avatido por los disparos, y Charles fue acertado cuando lo quitó la cabeza sobre los hombros, Cinder observaba gruñendo como el cuerpo del vampiro pronto correría el fatal destino que corrían los cadaveres de los vampiros, pero por si acaso el lobo sintió la necesidas de arrancar el corazón de su pecho y destrozarlo bajo sus tremendas zarpas, a lo que Cinder emitió un gruñido de satisfacción al haber dado muerte al heraldo de la muerte que se había metido en el bosque vayase a saber con que aciago fin o quizá estaba siguiendo a Charles de antes, pero ahora la mente de Cinder no estaba tan despejada como para sacar ese tipo de deducciones, de echo estaba demasiado centrada observando el cuerpo destrozado del vampiro que había olvidado por completo la presencia del humano al que había protegido.


Entonces notó el tacto de unas manos en su pelaje negro azabache, haciendo que sus ambar se giraran para clavarse en la mirada ajena mostrando ligeramente los colmillos, quizá eso asusto a Charles unos segundos, pero segudamente se tumbo en una posición quizá mas relajada, para girarse a lamer la herida, aunque escuchó la replica de Charles, en realidad no le dolía en esceso, cuando despertase, seguramente la herida estuviera casi cerrada, la enorme licántropa emitió un gruñido y se incorporó ligeramente despues de dejar que Charles acariciase su pelaje, notara su sublime musculatura, se relame el hocico y enfrenta su mirada con la de él.


Se incorprora levantandose y enfrentandose a Charles, que quizá ahora al ver esa acción si que siente el miedo, el morro se acerca olisqueando al ingles dearriba a abajo, incluso en una comica acción desliza su morro desde su cara, bajando por su cuello, su pecho, su abdomen y pegó el morro a la zona de la entrepierna del ingles apretando el morro contra esta olisqueando incluso empujandole ciertamente mientras hacía eso, seguramente notando la incomodidad del ingles mientras esta sigue apretando su humedo hocico contra la entrepierna de charles, para tras unos segundos volver a subir a su rostro, el cual recibió un par de lametones notables que humedecieron su rostro mientras se volvia a recostar observandole.



Cinder Grimm:


she Werewolf:

avatar
Cinder Grimm
Licántropo Clase Media
Licántropo Clase Media

Mensajes : 51
Puntos : 69
Reputación : 32
Fecha de inscripción : 15/03/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Demons [Cinder Grimm] (De casi+18, pasa a +21)

Mensaje por Charles Moncrieff el Lun Abr 16, 2018 4:22 pm

No hay mucho qué hacer. En primera porque no es tan profunda la herida y en segunda porque la loba no parece estar muy complacida en que se le atienda. Al contrario, parece un tanto territorial y cuando la adrenalina va bajando y se da cuenta de que: 1.- Está fuera de la jaula sin protección alguna. 2.- Ni siquiera salió corriendo en dirección contraria si no que está frente a ella; y 3.- No tiene intención de tomar el revólver y aunque lo haga, no tiene ya balas. Está po-dri-do. Se relame los dientes frontales sin saber qué va a pasar con esta loba.

Se siente un poco nervioso y sí, con algo de miedo - Cinder, mira que soy Charles. Cinder, mira que no tengo nada con qué protegerme. Cin...der... ¿Me estás oyendo? - ese gruñido no le da mucha confianza. Pone las manos al frente mostrando que no trae nada en ellas como señal de paz. Como enloquezca la otra, le va a quitar todos los dedos de una sola mordida. Se queda en silencio cuando ve que lo empieza a olfatear, al restregar el morro contra él, es el propio humano quien gruñe de satisfacción abrazándola con fuerza - Cinder, podría acostumbrarme a ésto - se siente demasiado bien el pelaje, podría agarrarla de almohada y acostarse sobre ella.

Hasta que pega el morro en su entrepierna. El humano arquea una ceja formando arrugas en su sien - Cinder, si vas a hacerme sexo oral, hazlo sin colmillos - ordena poniéndose las manos en sus gemelos cuidándolos de cualquier cosa que a la loba se le ocurra. Además, con el hocico húmedo, su entrepierna queda mojada y le es incómodo. Hasta que le lametea el rostro no puede más que relajarse - ¡La puta que te parió Cinder, te restriegas en mis huevos y me lames luego la cara! ¡Serás abusiva! Ahora vas a lamerte el culo y después lo harás conmigo ¿No te das cuenta de que es asqueroso? - pone las manos en su cabeza para alejarle.

Una vez que ella se acomodó en el suelo, él fue a inspeccionar al ciervo. Ni se apenó por quitarle la cabeza con rapidez y facilidad propia de quien lo ha hecho mucho tiempo antes - las heridas son perfectas, Cinder, puedo ponerlo a la venta. Además, es de once astas, va a ser carísimo - lo lleva como puede dentro de la jaula. Una vez dentro, sacude las manos en sus pantalones dejándose el olor sin importarle y va por la caja de cigarrillos. Se enciende uno y, viendo que ella no lo atacó, lo cual es bueno, va a sentarse a su lado acariciándole el morro - parece que hemos pasado la prueba, además, estás hermosa. Qué gran ejemplar que eres, ¿Quién te quiere, ah? ¿Quién te quiere? - le remueve los cachetes como si fuera un gran danés.

Le encanta esto, sentirla y verla. Es como tener una gran mascota, pero sabe bien que no es una, lo cual es mil veces mejor. Termina dándole un beso en la nariz por pura impulsividad antes de alejar sus manos y darle otra calada al cigarro soltando el humo sin darse cuenta de que, con el olfato que ahora Cinder tiene, puede que no le guste ese aroma.




Demons:
avatar
Charles Moncrieff
Realeza Inglesa
Realeza Inglesa

Mensajes : 83
Puntos : 96
Reputación : 40
Fecha de inscripción : 28/03/2018

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Demons [Cinder Grimm] (De casi+18, pasa a +21)

Mensaje por Cinder Grimm el Lun Abr 16, 2018 5:35 pm

La enorme licana observaba a Charles mientras este le hablaba, se habría reido cuando protesto por esas obsesiones tan canidas que tenía en esos momentos, incluso se llegó a preguntar si cuando estaba fuera de conciencia habría tenido ese comportamiento tan gracioso con algun otro licano o si solo se habría peleado, no lo sabría nunca suspuso, mientras miraba a Charles relamiendose el hocico, aunque de manera burlona, aunque se mostró en desconcierto cuando tras dejar la cabeza del enorme ciervo dentro de la jaula se acercó tomandola por los mofletes y tratandola como si fuese un perro, sin duda eso se lo haría pagar mas tarde, mientras tanto alargó su lengua para lamer nuevamente su cara de abajo a arriba, aunque estornudó cuando encendió el cigarro, dejó que se recostase sobre ella, e incluso que la tratase como si fuera un peluche gigante o una almohada enorme, calida, se mostró relajada, y de vez en cuando se divertía molestandole, seguramente estaba exahusto por la adrenalina, ella cuidaria de él mientras este se relajaba apoyado en ella.


E incluso en una de las gracias abrió la boca y se metió unos segundos la cabeza de Charles en la boca, sin hacerle daño, luego le soltaba y volvia a lamerle, emitiendo un gruñido jugueton, o incluso empujandole con la cabeza para que la rascase tras la oreja, no sabe si siempre iba a tener ese control, pero era agradable, sus ojos se cerraban, pronto la luna desaparecería del cielo, fue en los momentos que la luna llena finalizaba la mente de la loba empezó a nublarse, emitió un gruñido apartando a Charles de encima suya, quizá un poco mas brusca de lo deseado, empezó a dar tremendas dentelladas al aire mostrando suma ferocidad, para mostrarle el poder, se puso en pie para que la viera en todos su esplendor, sus gruñidos casi parecian rugidos.


Entonces alzó para aullar a la luna a modo despedida, mientra el pelo negro empezaba a deshacerse, a desaparecer mientras caía, se escuchaba el crujir de los huesos, como e contraían de brisca forma hasta tener un menudo cuerpo, nuevamente, desnudo, con una melena negra, su vista seguía de color ambar caminó unos segundos antes de que su vista se volviera en blanco y se desplomara en el suelo, presa del agotamiento, aunque estaba en un estado semi inconsciente. -¿Q..qu...que?.- Le buscó con la mirada comprovando que los segundos que su mente se había dispersado no le hubiera hecho daño. -¿Quien te quiere ah? ¿quien te quiere?- Dijo imitandole sonriente, aunque se notaba que no iba a aguantar mucho consciente, estaba algo aturdida, despues de las transformaciones siempre estaba muy agotada, gateo mostrando voluntad para ponerse en pie, algo atontada. -Tengo sueño...-Dijo con la voz aun algo ronca.



Cinder Grimm:


she Werewolf:

avatar
Cinder Grimm
Licántropo Clase Media
Licántropo Clase Media

Mensajes : 51
Puntos : 69
Reputación : 32
Fecha de inscripción : 15/03/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Demons [Cinder Grimm] (De casi+18, pasa a +21)

Mensaje por Charles Moncrieff el Mar Abr 17, 2018 8:34 am

El estornudo es suficiente para que el inglés haga a un lado el cigarrillo cuidando de no quemar a la licántropa y por supuesto, que el humo no llegue a su enorme hocico. Se recarga contra el pelaje suave y cómodo, la temperatura elevada de su compañera es suficiente para no necesitar una manta con la cual cubrirse. Está confortable, cálido y relajado. Tras todo lo acontecido, lo único en lo que piensa ahora es en dormir. Bocanada tras bocanada, el cilindro se termina y lo echa apagado lejos de ellos. Como una muestra de camaradería para el olfato potente de la otra. Su cuerpo se adapta a una posición donde sólo hay que cerrar los ojos y dejarse sumir en el letargo del sueño.

Hasta que abre la bocota colocándola sobre su cabeza como si hiciera un ademán de medir qué tanto le cabe para comérselo - tengo la cabeza demasiado dura, me parece que tus dientes no tienen la fuerza para romperla - se mofa divertido dejando que ella jugueteé. A él le agrada esta atmósfera, esta química entre ellos. Una que estaría mejor si dejara de lamerle como si fuera una piruleta. A pesar de eso, de las babas que se le quedan en el rostro, el inglés se siente a gusto. Como pocas veces. Y es increíble que sólo haya pasado una semana de haberla conocido porque siente que puede confiar en ella. - ¡Babas no, babas no! - reniega con diversión en la voz. En parte es burla y en parte juego. No hay molestia cada vez que ella le demuestra lo que le quiere... abre los ojos de golpe, no, ella no lo quiere, ella lo aprecia. Cosa diferente.

Una vez contento con su deducción, se deja hacer, le acaricia tras las orejas, le rasca la panza, poco a poco siente que el cansancio le vence. Lucha contra él. Si hubo un vampiro en el bosque, puede haber algo peor. Un cazador o un inquisidor quizá. El cielo empezaba a clarear cuando el inglés estaba sumido en un duerme vela y siente que ella le empuja, por instinto, se pone en pie rígido, buscando qué está mal, - ¿Qué pasa Cinder? ¿Algo nos ataca? - sus ojos están activos recorriendo el lugar cuando un aullido le obliga a taparse los oídos. Niega con la cabeza volteándose hacia ella para insultarla cuando ve que la transformación está empezando de nuevo.

El hermoso pelaje cae al piso y con él empiezan los sonidos de los huesos acomodándose a una complexión más pequeña. Por instinto, Charles se va quitando la gabardina para cubrirla en cuanto termine todo. A simple vista es doloroso, no quiere pensar en lo que ella siente. Va acercándose y, cuando todo remite, no llega a tocar el cuerpo femenino el suelo porque el hombre la toma entre sus brazos con presteza. Observa sus ojos, un resquicio de su forma lobuna sigue en ellos al brillar amarillentos, más va apagándose. Está agotada como él mismo. Y a pesar de eso, la chispa de su carácter emerge con unas palabras que él le dirigiera, así que la conciencia estuvo en todo momento. El inglés ríe a carcajadas antes de sostenerla bien - tonta - le acomoda contra su pecho dándole un beso en la frente.

Con cuidado, la deposita en el suelo adormilada, sus pasos le llevan a la jaula para tomar sus ropas, regresar y vestirla como si fuera una pequeña. Lo hace con el respeto que le genera, sin propasarse o hacer alguna tontería. Sólo al final, cuando ella está cubierta en su totalidad, le deja un pequeño regalo: sus labios rozan los femeninos suaves y tiernos - vamos a casa, sweetheart - le avisa levantándola en brazos para dirigirse a la zona que había acordado con su gente. Ahí está el carruaje dirigido por un eficiente Alfred que va llegando justo a tiempo. Acomoda a Cinder dentro para después hacer lo propio y cierra los ojos en el camino de vuelta.

Un toque en la puerta le despierta. Aspira profundo antes de llevar a Cinder hasta su habitación. La de Charles. ¿Por qué? Ni él mismo lo sabe. Está tan adormilado que lo único que atina es a colocarla en la cama, deshacerse de las botas y meterse a su lado abrazando una almohada para no despertar hasta después de las dos de la tarde. Necesita dormir, descansar, porque esa misma noche, este proceso debe repetirse para afianzar el Don de Gaia de su socia.




Demons:
avatar
Charles Moncrieff
Realeza Inglesa
Realeza Inglesa

Mensajes : 83
Puntos : 96
Reputación : 40
Fecha de inscripción : 28/03/2018

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Demons [Cinder Grimm] (De casi+18, pasa a +21)

Mensaje por Cinder Grimm el Mar Abr 17, 2018 6:58 pm

Le sorprende con que delicadeza su socio sobrelleva todo, incluso era agradable despertar de la transformación y no estar sola, aturdida y perdida, la verdad que han tenido suerte, pues los inquisidores y cazadores suelen merodear al amanecer tras suna luna llena, si un hombre sale aturdido y desnudo o con las ropas sajadas, en mitad del bosque hay pocas esplicaciones que puedan llevar a esa circunstancia, sobre todo si dospues no huelen a alcohol, es ahí donde los inquisidores pillan a los licántropos cuando estan más indefensos, igualmente despues tendrá una charla con su socio, cuando esté mas despierta, ahora mismo solo se acomodaba junto a él, mientras iban de vueltas a la mansión de charles, ella abrió ligeramente los ojos cuando llegaron y Charles cargó con ella hasta la cama donde al caer estaba practicamente inconciente.
La verdad que habían tenido mucha suerte, aunque a la gente con dinero pocas veces les paraba un inqquisidor a reclamarles sus acciones las mañanas de una luna llena, mientras que alguien más pobre, habria tenido problemas, generalmente Cinder sabia esquivarlos, tuvo que aprender a pronta edad.


No sabe cuanto tiempo estuvo mas que dormida, desmayada, por el agotamiento y el efecto que daba la luna llena, fue entonces cuando derrepente abrió los ojos, amarillos, pues un aroma sumamente atrayente inundaba sus fosas nasales, se giró en la cama visualizando la figura de Charles dormido, la loba ladeo la cabeza observandole, mientras que sonrió ladinamente, se sintia con cierto instinto animal, no era muy consciente sobre él, sencillamente con su mano empezó a serpentear por el torso del ingles, mientras se acercó hasta pasar su nariz a pocos centimentros de su cuello, le estaba empezando a excitar el aroma que desprendia en ese momento Charles, que sin duda sus acciones posiblemente le despertaran.


Su mano se deslizó tan abajo para buscar la entrepierna con el tacto de sus dedos acariciando la piel de la masculinidad del ingles, si que seguramente las acciones de la loba despertaran a Charles y cuando este se girara, chocara con los labios de la licántropa, que tenía su lado animal despierto, pero realmente a Charles no tendría que ponerse duro si decidia rechazarla o dejaba que esta se deleitara acariciando su hombria. -Hueles tan bien...que te devoraría.- Dijo ella, mientras paseaba suavemente la lengua por los labios del ingles, no siempre una se despertaba bien acompañada, y aunque era la segunda vez que acababan en la misma cama con juegos eroticos. -Creo que te voy a cambiar los habitos de sueño.- Susurró con cierto tono jugueton aunque no insistió por si acao el ingles no se despertaba de humor, la noche le fue dura, y tambien queria saber las impresiones de su socio.



Cinder Grimm:


she Werewolf:

avatar
Cinder Grimm
Licántropo Clase Media
Licántropo Clase Media

Mensajes : 51
Puntos : 69
Reputación : 32
Fecha de inscripción : 15/03/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Demons [Cinder Grimm] (De casi+18, pasa a +21)

Mensaje por Charles Moncrieff el Miér Abr 18, 2018 8:51 am

¿Cuál es el misterio entre medio de tus piernas que enloquecen mi cordura?.
Eres un volcán de sensaciones cada célula en tu ser compone ricura.
Y puedo morir, encima de tu cuerpo, amarrado a tu cama.
Sobredosis de sexo...

Las cortinas echadas impiden que cualquier rayo de luz pueda molestarle. Echado en la cama, todo su cuerpo se estira cuan largo es disfrutando de las mantas en su piel. Con todas las ropas del día anterior, el calor le está matando. Tal vez es por cierta mujer que ha despertado y le saca de su propio letargo. La temperatura corporal de la fémina es tal, que es sofocante. Gruñe un poco intentando alejarse sin mucho éxito. Una mano busca debajo de sus pantalones hasta encontrar una madera que empieza a consumirse por el fuego que provoca la llama de su tacto. Un jadeo antes de intentar abrir los ojos, imposible. Está agotado. Y es su propia intimidad la que le exige actividad. Intenta disuadirla cambiando de posición recibiendo otro choque, esta vez los labios piden su conciencia al máximo.

Por instinto, devuelve el beso. El músculo bucal recorre la superficie de los pliegues femeninos, adormilado, relajado. Hasta que los dientes de la fémina encuentran su labio inferior y gruñe. No hay algo que le despierte más que ese simple gesto. Sus ojos se abren, el iris azul cobalto emerge de entre los párpados antes de emitir un sonido divertido. - ¿Alguien quiere terminar la confrontación de ayer? - susurra deslizando la diestra por la cabeza femenina y la siniestra recorriendo la curva de su cadera. - Eso veo. No creo poder dormir hoy, ni mañana con tan agitada loba buscando ciervos qué comer y vampiros qué matar - su virilidad exige atenciones.

Se sienta en la cama sacudiendo la cabeza para despejarse. Por instinto, toma un vaso en el mueble al lado de la cama dejando vertir agua de una jarra al efecto dejada. Bebe sediento terminándose todo. Echa un poco más de agua para mojarse la cabeza ardiente. Se remueve el cabello con la diestra dejando que el líquido le despeje la mente. Mira hacia una puerta en particular y sonríe de lado - Así que estás hambrienta. Yo también. ¿Te atreves a traspasar el umbral de lo ordinario para llegar al verdadero sentido de la lujuria? - se pone en pie descalzo extendiendo su mano hacia la loba. Su sonrisa es misteriosa. En cuanto sus dedos se tocan, Charles abre el cajón del mueble al lado del lecho para sacar una tela alargada. - Mis tiempos. Mis deseos. Sólo déjate complacer. No hay opción de hacer lo que tú quieras, siempre seré yo. Mi egoísmo, mis deseos oscuros. Y los satisfaceré casi todos - mira el reloj que marcan las 12:34 del día. Es suficiente para hacer lo que quiere y luego, dejarla ir al bosque. - Estarás lista para dejar salir a la loba, siete horas son suficientes para lo que planeo - su músculo bucal lubrica su labio inferior.

- Lo único que tienes que hacer es dejarte llevar - da un paso al frente jalando la mano de ella hacia él. En cuanto da el primer paso la fémina, el inglés no duda. Le cubre los ojos con la tela impidiendo la visión. La toma en brazos para llevarla hacia la puerta que abre el segundo círculo del infierno. En cuanto ingresan a la habitación, la cierra con un movimiento de su pie. El sonido los deja a solas. La deposita en una silla encendiendo las velas con parsimonia y paciencia - prohibido moverte. Prohibido quitarte la venda. Haces lo que yo quiera, lo que mande. Esta vez, estarás a mi merced. Has aceptado y ahora cumplirás - una vez todo encendido, se acerca tomándola de la mano - en silencio. No quiero escucharte emitir ninguna palabra - la incorpora para dirigirla a un lugar diez pasos alejado de la silla.

La voltea hacia él, la incita a dar tres pasos atrás. Toma su mano derecha para elevarla por encima de su cabeza, se oye el movimiento de unas cadenas hasta que un grillete sujeta su muñeca. Hace lo mismo con la otra muñeca. Ella puede sentir a sus espaldas, ahora que están fijos los grilletes, que no hay apoyo, la está sosteniendo en el aire. Los pies siguen libres. - Me parece que tienes demasiada ropa. Permíteme ayudarte con eso - sonríe alejándose para tomar un utensilio. El frío metal roza la clavícula derecha antes de que corte la tela con una facilidad que denota lo filoso que es. El sonido de las fibras deshilachándose es incitante.

La punta ahora se coloca en la otra clavícula. El proceso se repite y la tela que le cubría cae al piso dejando al descubierto su busto y abdomen. Una manaza se estrella contra la redondez del seno derecho con fiereza dejando una marca roja en la piel. El pezón corresponde el gesto empezando a endurecer. El metal ahora corta de la costilla hacia su muñeca derecha. Luego, a la izquierda. Las manos del hombre despojan los hilachos de lo que antes era una blusa. Desabrocha el pantalón de la fémina para dejarlo caer. Se escucha cómo suelta el utensilio por el chocar del metal contra el piso y luego, el resonar por tres ocasiones más como si hubiera rebotado. Sus manos recorren las caderas femeninas dejándolas desnudas hasta hacerla levantar un pie y después el otro.

Su tobillo derecho es sujeto con firmeza llevándolo a un paso al lado para ser rodeado por otro grillete. El izquierdo recibe el mismo tratamiento. Las cadenas resuenan con los movimientos del hombre. Están flojas, puede mover un poco los brazos hasta llevarlos a su cabeza y las piernas a la rodilla. Un movimiento al caminar de él antes de que suene algo y la tensión de las fibras de metal se haga sentir hasta que sus brazos y piernas estén tirantes. Siente un golpe de su mano en el trasero dejándolo rojo de la fuerza con la que fue dado - ¿Estás cómoda? - se mofa acariciando su redondez trasera. Una presión de sus dientes contra el cuello es ofrendada, los dientes van apretando hasta dejar una marca sin hacerla sangrar. Puede sentir su cuerpo todavía enfundado por sus ropas. Su miembro está tieso cual mástil de barco.

La diestra recorre su abdomen hasta llegar al vello púbico que oculta su triángulo. Enrosca los dedos en él apretando causando dolor. Algunas fibras se desprenden de la piel y él se las lleva al soltarla. - ¿Duele? Y ésto aún empieza, sweetheart - el siguiente golpe es contra su sexo, palmeando el clítoris y los labios vaginales externos. - Sólo es el inicio - susurra contra su oído antes de alejarse.




Demons:
avatar
Charles Moncrieff
Realeza Inglesa
Realeza Inglesa

Mensajes : 83
Puntos : 96
Reputación : 40
Fecha de inscripción : 28/03/2018

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Demons [Cinder Grimm] (De casi+18, pasa a +21)

Mensaje por Cinder Grimm el Jue Abr 19, 2018 12:01 pm

Parecia que el ingles se despertó de buen humor, atendiendo a las demandas de la joven licántropa, que jugueteaba con la mano dentro de los ropajes, sonrió ladina, mientras le observaba mientras ladeaba la cabeza, de manera lobuna y paseaba la nariz a centimetros del cuello del ingles, mientras este parecía quejarse de no dormir, pero no parecía ir en ese sentido, cosa que hizo dar una risilla picara mientras observaba como el ingles se levantaba, sin entender que se traía bien entre manos, pero le miraba mientras se muerde el labio inferior, realmente quería devorarle entero de mas de una forma. Escuchaba sus palabras ¿el umbral de la lujuria?, la licántropa enarcó una ceja. -¿Lujuria? querido, soy una loba...soy la pura lujuria animal.- replicó Cinder emitiendo un gruñido jugueton mientras le observaba con atención, realmente quería saber que tramaba.
Él sacaba una cinta larga del cajón de la mesa de noche, mientras le miraba enarcando una ceja, mientras decía que ese día la iba a complacer, pero se harían realidad sus deseos, eso hizo que la loba sibase de manera como si estuviera notablemente impresionada, más no iba a poner resistencia, al menos no por el momento, miró a Charles mientras enarcaba una ceja. -Cuidado con esta loba, no quisiera morderte demasiado fuerte a tu deliciosa carne.- Se relamió aunque de una menera notablemente lasciva.


Dejarse llevar, eso sonaba incitante, y no sería ella quien pusiera queja alguna por ello, se levantó cuando el ingles se lo indicó y se dejó vendar los ojos, preguntandose que era lo que en realidad se traía entre manos, quedaba ciega por la venda sí, pero se valdría de olfato para adivinar los planes de su socio que tan jugueton estaba. Notando que la carga para ir a una habítación que ahora mismo la rumana no adivinaba cual era de todas. Frunció el ceño pensativa a impaciente de saber que planes tenía Charles para con ella, pero simplemente se limitó a sonreir y a asentir con la cabeza cuando hizo la petición de que no hablaria y que tocaría cubrir unicamente sus deseo, tenía curiosidad por conocer las mayores perversiones que alguien como él pudiera tener, el secreto oscuro que puede ocultar.


La movió de donde estaba la silla y la hizo alzar los brazos para notar como un grillete primero aprisionaba las mano, luego la otra, ella comprovaba que movilidad se la permitía tener aquello, sonrió cuando comentó su exceso de ropa, eso hizo que la loba riera, hasta que notó el frio metal rozar su clavicula y el sonido que hacía su ropa cuando era rasgada.
La piel de la morena se erizaba e inclusó dejó escapar un suspiro, el juego le estaba resultando excitante, no podía mentir. Una vez el torso descubierto se sorprendió cuando notó el manotazo que le dió a su pecho, cosa que escapó un bufido y gruñido, notaba como seguramente la zona se volvia roja, mientras no tardó en notar como encadenaba tambien sus tobillos, gruñó cuando dijo si estaba comoda, pero no rompería la regla de no hablar.
Aunque se notaba el jugueteo que se traía Charles, más lo peor vino a continuación, aunque no por el mordisco, eso la encantó, muy lobuno, totalmente, hizo que ella con el olfato le buscase lamiendo su mejilla cuando la mordió el cuello.
Más el tirar del vello pubico de la joven hizo que esta bufase y cerrase las piernas con fuerza rabiando un poco por el escozor. -maldito..-Se le escapó aunque seguidamente aprtó los labios mientras tenía la cabeza girada en dirección a Charles ya que el aroma venía de ahí, más seguidamente sonrió con maldad y sacó la lengua retandole a más.



Cinder Grimm:


she Werewolf:

avatar
Cinder Grimm
Licántropo Clase Media
Licántropo Clase Media

Mensajes : 51
Puntos : 69
Reputación : 32
Fecha de inscripción : 15/03/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Demons [Cinder Grimm] (De casi+18, pasa a +21)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 3. Precedente  1, 2, 3

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.