Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA AREZZO

MODERADORA

ENVIAR MP
NICOLÁS D'LENFENT

MODERADOR

ENVIAR MP
KALA BHANSALI

MODERADORA

ENVIAR MP
LADISLAV PEKKUS

MODERADOR

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA


Espacios libres: 07/45
Afiliaciones élite: abiertas
Última limpieza: 07/06


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com


Últimos temas
» ¿Viajas conmigo princesa? (privado)
Hoy a las 3:18 am por Leonidas Kana

» Min Skjebne, Mitt Doom ~ Privado {+18}
Hoy a las 2:58 am por Kriger

» The Wicked Game (privado)
Hoy a las 2:42 am por Seth Argent

» Blood path
Hoy a las 2:38 am por Kishar Black

» Registro de Avatar [OBLIGATORIO]
Hoy a las 2:26 am por Aasim

» Runaway Bride [Lucciano Russo]
Ayer a las 11:47 pm por Stella Milani

» The arrival of secrets
Ayer a las 11:36 pm por Ludovic McQuoid

» ¿QUIÉN ROLEA?
Ayer a las 10:01 pm por Piero D'Páramo

» Bellum oblitus imperii
Ayer a las 9:56 pm por Piero D'Páramo



· La Dama Oscura ·

Ir abajo

· La Dama Oscura ·

Mensaje por Bethany S. Dunne el Vie Abr 13, 2018 11:02 am

Las preguntas sin respuesta se suceden generación tras generación, era tras era, civilización tras civilización. Preguntas tales como "¿De dónde venimos?", "¿dónde iremos una vez el tiempo se nos acabe?", "¿qué hay más allá del abismo que supone la muerte?", "¿cuál es nuestro propósito en este mundo?", "¿qué quedará de nosotros, en este universo, una vez volvamos a la tierra, al polvo, a las cenizas?". Lo cierto es que nadie nunca se ha detenido a querer responderlas en serio. No. La realidad es que todas esas cuestiones permanecen inalterables, en el aire, sin ser respondidas, porque nadie, ningún humano, quiere en realidad saber la respuesta. Porque la realidad resulta demasiado violenta, demasiado fría, y demasiado definitiva. Es mejor seguir divagando eternamente, seguir fingiendo que la verdad es desconocida. Es preferible a perder la cordura ante la certeza de que después de esta vida, no hay nada. O al menos, nada que merezca la pena vivir. 

De dónde venimos es algo claro, aunque muchos prefieran ignorarlo. Cada uno de su padre y de su madre, por casualidades que aún nos quedan lejos de llegar a comprender. Si media un Dios en el proceso, nadie lo sabe ni lo sabrá. El único Dios que sigue contestando a las plegarias de sus seguidores es el mío, y a él lo rechazan y llaman Lucifer, como si ser el "Lucero del Alba" fuese algo malo. 

El dónde vamos después de la muerte es algo que yo puedo contestar. Que cualquier espíritu, vampiro, o demonio, como yo misma, puede y conoce demasiado bien. Algunos regresamos, y otros no. Los que no lo hacen se pierden irremediablemente en el olvido, y los que lo hacemos... Bueno, eso depende de cada cual y de sus intereses. En mi caso, sirvo a mi Señor, porque eso es cuanto deseo hacer, y porque sus recompensas serán inimaginables, al menos para aquellos que no hayan perdido la fe en él después de tanto tiempo. La verdad es que más allá de la vida no hay nada. La muerte es oscura y fría, salvo para aquellos que en vida hicimos una elección que nos garantizara el pasaje a otro mundo. Un mundo terrible, realmente. Un mundo que se parece a este pero que no es igual. Un mundo donde la sangre, los gritos y el dolor son infinitos. Donde ves las generaciones pasar ante tus ojos sin ser conscientes de tu presencia. ¡Menos mal que he vuelto! O habría enloquecido. 

En cuanto a nuestro propósito... Yo creo que no hay ninguno. Una vez muertos nos convertimos en otra cosa, y nada de lo que hiciste o dejaste atrás te servirá para nada en absoluto. Nadie te recordará después de un tiempo, y tu nombre pasará a ser un pequeño eco callado en los corazones de los que juraron tenerte con ellos para siempre. Así son los humanos. Así fui yo. Por eso agradezco haber dejado atrás esos días donde pacíficamente me dedicaba a adorar a mi Amo, para haber pasado a ser una auténtica guerrera en su lucha. 

El mundo está podrido, lleva muchos años podrido. El cambio es necesario, y ahora nos toca a nosotros. Ya no existe la protección de un Dios que o bien ha muerto, o ha abandonado a sus hijos. Él se alzará, por fin, con sus hordas de criaturas impías. Nos recompensará por nuestros años de servicio, y volveremos a ser libres de morar la Tierra, una nueva Tierra, sin la necesidad de estos cuerpos prestados. Mis pasos hacen eco entre las tumbas inertes del camposanto, pero puedo sentir la presencia, su presencia. Él siempre está conmigo, observando, vigilante, pacientemente supervisando mi labor. Atraer a las almas que se quedan estancadas en este mundo, y convertirlas a nuestra causa. La única causa que merece la pena.

Perdida en un sinfín de cavilaciones, mis pasos me han llevado hasta la oscura densidad del bosque que circunda la ciudad. El aire está cargado. Puedo respirarlo, una tormenta se avecina. Los animales corren en las tinieblas, buscando un refugio en el que ocultarse del temporal que está por llegar. Yo simplemente sigo caminando: no hay nada que temer. Mi Señor me protege, él nunca me abandonaría.

El primer trueno retumba en la noche, quebrando el silencio que hasta entonces se había instalado. Y segundos después, la lluvia torrencial comienza a bañar al mundo con toda su violencia. 



Sweet Little Beth:
Morgaine:
avatar
Bethany S. Dunne
Hechicero Clase Alta
Hechicero Clase Alta

Mensajes : 107
Puntos : 151
Reputación : 107
Fecha de inscripción : 27/09/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: · La Dama Oscura ·

Mensaje por Doreen Jussieu el Sáb Mayo 19, 2018 6:17 pm

Ser madre es una gran desventaja, al menos en la época victoriana; no se puede hacer demasiado, se necesita tener recato, sigilo y ser maestra en el arte de la invisibilidad, así nadie podrá señalarte, mucho menos reconocer quien eres y los pecados sociales que cometiste. Es difícil, mucho, pero al mismo tiempo divertido, todo depende del ojo con que lo mires y el ánimo con que te levantes. Así que ella simplemente disfrutaba lo que le tocaba vivir y se quejaba lo menos posible; al menos en voz alta.

Doreen canturreaba una canción de cuna mientras abraza en sus brazos a su pequeño hijo, Etienne tenía un par de años, era pequeño, delgado y rubio como ella, incluso había sacado los mismos colores de ojo, aunque sus labios, nariz y mentón se parecían a los de él. En ocasiones deseaba que su hijo dejara de parecer a su padre, a final de cuentas nunca se reconocerían o se volverían a ver, ¿qué más daba si se parecían o no? Lo más sano es que no lo fuera. Mientras lo acurrucaba observaba por la ventana; la luna casi no se apreciaba, el cielo estaba repleto de nubes cargadas de lamentos, se encontraban listas para descargar todo el peso convertido en agua y esa era la señal perfecta para realizar lo que le correspondía.

Etienne nunca tardaba demasiado en dejarse ir a través del sueño. Era un pequeño con mucha energía durante el día y cuando la noche aparecía, los bostezos no se detenían hasta que se acurrucaba en su cama. Por esa razón la hechicera no tenía problema alguno al cumplir sus deberes naturales. Tan pronto y el pequeño se acomodaba con confianza en la cama, ella lo cubría con una cálida manta y salía en silencio de la habitación, un par de doncellas esperaban afuera de la habitación, sólo necesitaban escuchar las indicaciones y entraban para proteger aquel pequeño y frágil cuerpo.

Cuidar al hijo de Doreen quizá resultaba ser la tarea más difícil de la casa.

Sin perder demasiado tiempo, la hechicera se vestía apropiadamente, no le gustaban los vestidos pomposos, tampoco los sencillos, al menos no le gustaban para hacer alguna posesión, embrujo, o lo que se relacionara con su ser sobrenatural.

Los cielos realizaban el habitual estruendo de una noche de lluvia, no tardarían en caer las primeras gotas.

Completamente vestida, la rubia se dirigió a los establos y despertó a “Black”, un hermoso caballo de pelaje oscuro que había crecido casi a la par con ella. Por la edad que el “animal” tenía, Doreen llegó a creer que en realidad se trataba de un cambiaformas; nunca se detuvo a exigirle que mostrara su verdadera identidad. Minutos después de la interrupción, montó y emprendió su camino hacía la mitad del bosque, donde había un hermoso y despejado padre que concentraba toda la energía de la naturaleza.

Bajó del caballo cuando estuvo en la posición que le correspondía, abrió el gran bolso que había colgado en el animal y poco a poco sacó las herramientas que necesitaba para invocar a alguien. Estaba entretenida, ese tipo de actividades le gustaron desde pequeña y las disfrutaba hasta su actualidad. Todo lo realizaba detenidamente, sin margen de error y en orden. Cometer un error podría ser peligroso incluso para su hijo. ¿Quién podría interrumpir en medio de un claro a punto de iniciar una violenta tormenta? Nadie, o al menos eso creía.

Doreen giró el rostro al sentir una presencia inusual, se puso a la defensiva velozmente y metió su mano en uno de los bolsillos de su pantalón para sostener una daga. Suspiró de mala gana, aquella situación estaba a punto de retrasar su tarea de aquella noche.

¿Quién anda ahí? — Cuestionó en voz alta con clara molestia en el vibrar de sus cuerdas bucales.



"“Este es mi gusto, no un buen gusto, no un mal gusto, pero sí mi gusto, del cual no me avergüenzo ni lo oculto. Este es mi camino, ¿dónde está el suyo?”
"
Cinco años:
avatar
Doreen Jussieu
Hechicero Clase Alta
Hechicero Clase Alta

Mensajes : 4275
Puntos : 1337
Reputación : 357
Fecha de inscripción : 01/03/2011
Edad : 27
Localización : Zona Residencia.

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: · La Dama Oscura ·

Mensaje por Bethany S. Dunne el Mar Jun 05, 2018 7:02 pm

Me percato de su presencia mucho antes de que ella se de cuenta de la mía. Es un poco sorprendente, ver a alguien, a un humano, y más a uno del género femenino, a estas horas en un sitio como este. Claro que la misma extrañeza produciría en cualquiera verme a mi también, observando desde las sombras, acechando tras el grueso tronco de un árbol, tal y como si de un depredador a punto de abalanzarse sobre su presa se tratara. ¿Y es que acaso no es así? La curiosidad por averiguar qué es lo que la trae hasta aquí no es lo único que me hace mantenerme al margen al principio. Hay algo en ella, su aura, probablemente, que me llama un poco la atención. Cuando observo la clase de objetos que porta mi corazonada cobra un poco más de sentido, y es que todo parece indicar que se trata de una muchacha del mismo tipo que la que estoy ocupando actualmente. Y eso puede implicar dos cosas: que encuentre un recipiente más adecuado que el actual; o que la consciencia de Bethany que aún sigue demasiado débil para salir consigue obtener la ayuda de un semejante, si es que esta hechicera es lo bastante fuerte como para percatarse de qué soy en realidad. 

Como si mi razonamiento la hubiese encargado, su voz comienza a alzarse en mi interior de forma inmediata. Bufo por lo bajo, molesta. Casi prefiero que se quede calladita mientras decido qué hacer con la mujer que aún estoy vigilando desde cierta distancia. Algo me dice que un sacrificio como el suyo pondrá de muy buen humor a mi Señor, y teniendo en cuenta que el momento en que él se alce se acerca, no puedo desperdiciar ninguna oportunidad. 

"No permitiré que lo hagas. No dejaré que cometas más pecados usando mi rostro, mi cuerpo, y mi identidad." Ahí está, esa molesta negativa que tanto se ha estado repitiendo últimamente. Desde que aquel maldito cazador se cruzase en mi camino la violencia que ejerzo sobre otros ha dejado de parecerle indiferente. Como si hubiera despertado de un largo sueño, y es que mi presencia, de algún modo, anula la locura que de otro modo estaba nublando su razonamiento. Locura que una vez hizo sencilla mi intromisión en su cuerpo, y cuya ausencia ahora me hace más complicado el trabajo de mantenerme en control. 

Nadie ha pedido tu opinión, patética criatura. Además, ¿cómo pretendes detenerme? Siempre que lo intentas lo único que consigues es hacer todo el proceso más lento, y por tanto, más doloroso para ellos. Así que, ¿por qué no permaneces quietecita en tu rincón sin molestar demasiado? -Murmullo en un tono casi inaudible, pero que al parecer es captado por el caballo que probablemente pertenece a la muchacha, quien ahora es consciente de que no está sola en el claro. Resoplo por lo bajo antes de hacer acto de aparición frente a ella, dibujando la más tierna de las sonrisas. Una máscara, por supuesto, pero una de la que jamás nadie dudaría.

S-siento si la asusté... yo... fui arrastrada hasta aquí por unos hombres y... cuando logré zafarme no sabía dónde me encontraba... Así que eché a correr y... -Mi voz tiembla, fruto de un terror y una ansiedad que realmente no siento, que ni siquiera recuerdo qué sensaciones producen, pero que resulta lo bastante convincente, especialmente cuando mi cuerpo se desvanece y acabo de bruces contra el suelo. La cualidad enfermiza de este recipiente no es algo de lo que pueda deshacerme, pero sí resulta bastante útil algunas veces.



Sweet Little Beth:
Morgaine:
avatar
Bethany S. Dunne
Hechicero Clase Alta
Hechicero Clase Alta

Mensajes : 107
Puntos : 151
Reputación : 107
Fecha de inscripción : 27/09/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: · La Dama Oscura ·

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.