Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA AREZZO

MODERADORA

ENVIAR MP
NICOLÁS D'LENFENT

MODERADOR

ENVIAR MP
KALA BHANSALI

MODERADORA

ENVIAR MP
LADISLAV PEKKUS

MODERADOR

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA


Espacios libres: 07/45
Afiliaciones élite: abiertas
Última limpieza: 07/06


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com




Una historia de inocencia (Lady Wenkyel)

Ir abajo

Una historia de inocencia (Lady Wenkyel)

Mensaje por Salazar Beleren el Vie Abr 20, 2018 7:33 am

La manecilla del reloj apenas rozaba las dos de la tarde. Un calor bochornos había dado paso a una tormenta repentina que había refrescado el ambiente, llevándose con ella parte de la suciedad que se acumublaba por las calles. Miraba a través del cristal a la gente correr bajo el agua, no sin cierto humor, viendo a los elegantes señores y a sus pomposas esposas despotricar por haber arruniado sus mejores galas, sus peindaos estrafalarios o su sombrero recién comprado. Todo ello, mientras sobre mi mesa reposaba una copa de vino y un filete de buey recién hecho, con patatas asadas y verduras como condimento y un delicioso pedazo de pan blanco del que quedaban poco más que las migas.

Ladee la vista hacia el lado contrario del ventana, mirando a una mujer entrada en años y en carnes, a la que su marido daba una indecente cantidad de dinero a cambio de no se qué desafío extravagante. Ella se introdujo la bolsa en su escote y pidió discuplas por tener que ausentarse al baño. Su camino le obligaba a pasar por mi lado, pues la disposición de las mesas impedían otra ruta diferente. Sin disimulo alguno, me levante momentos antes de que ella pasara a mi altura, forzando un cruce de miradas aparentemente fortuíto mientras sonreía y, en silencio, recitaba una breve frase que parecía introducirse en ella a través de sus pupilas.

Me disculpé con ella por la intromisión y obligué a sus piernas a que siguieran dirigiéndola a su destino, frenándose en la puerta antes de poder continuar.

No pudo evitar subirse a una mesa ocupada por otros comensales y comenzar a desvestirse, no sin antes arrojarme la bolsa dinero a los pies. Cuando el apretado vestido pudo más que ella, su mano agarró uno de los cuchillos y comenzó a rasgarse las vestiduras. Alguno reían ante semejante espectáculo, ajenos a lo que realmente estaba pasando. Su marido, en cambio, más procupado por el bochornoso espectáculo de su esposa que por haber perdido su preciado dinero, se esforzaba en taparla con lo que buenamente podía, exigiendo a los presentes que no se rienran y que dejasen de mirar.

Mientras todo el revuelo había sido serenado, me había acabado la comida, pagando con el mismo dinero que me había llovido desde aquella mesa. Educadamente, me despedí del servicio y me dispuse a salir, no sin antes obligar a la mujer, tapada por la chaqueta del marido, a regalar una última visión de sus pechos a los presentes.

Aquello, sin duda, me divertía

avatar
Salazar Beleren
Hechicero Clase Alta
Hechicero Clase Alta

Mensajes : 7
Puntos : 3
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 17/04/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una historia de inocencia (Lady Wenkyel)

Mensaje por Wenkyel Enhydra el Vie Abr 20, 2018 6:56 pm

Atravesando con prisa las calles Parisinas, que ya denotaban la llegada de la primavera, aun asi la bruja llevaba la capucha cubriendo de esa forma la parte superior de su cara con la ocuridad que proporcionaba la capucha, dejando ver solo sus labios, en ese momento pintados de rojo burdeos, caminaba algo distraida, mientra avanzaba, llegando a una taberna, donde pudo notar el aura de aquel que como ella compartían el don de la magia, él al salir dejo la puerta abierta, pudo ver el escandalo que dentro se encontraba, lo que hizo que Wenkyel se quedara a las puertas, mirando el espectaculo, a lo que enarcó una ceja y se giró a observar como el hechicero se alejaba, a lo que la pelirroja ladeo la más maliciosa de sus sonrisas, mientras se acomodaba la capucha para salir tras el individuo de aura similar se había marchado de aquella taberna.


-Veo que te gusta ser el titiritero.- dijo con notable tono jocoso, se había percatado del numero montado dentro de la taberna, y pocas veces tenía la oportunidad de hablar con un brujo que no fuese su hermana, asi que en cierta forma la pelirroja mostró un pequeño deje de emoción, pero solo fue eso...un pequeño deje de emoción, pero solo fue eso...una pequeña manifestación de sus emociones, ultimamente intentaba tenerlas controladas, sabía que el mal manejo de estas apremiaban tambien el descontrol de la magia, y ya le era dificil no enloquecer cuando manejaba el fuego, volvió a centrar su atención en quien frente a ella se hayaba.
-Deberías andar con cuidado...alguien que no debiera se fijaría que coqueteas con lo que llaman magia negra.- El tono de la bruja era realmente fribolo, mientras mantenía una sonrisa cinica, pensando en que oscuros secretos pudiera ser con quien se había encontrado.

La bruja ladeo la cabeza clavando sus claros ojos en los contrarios mientras meditaba, más alzó la mano para prevenirle. -No te recomiendo intentar hacer el mismo truco que con esa ricachona creida, no te saldría tan bien como eso...y creeme, podría desatar un caos que te aseguro que no deseas, ahora pasemos a un asunto mas formal por favor...¿como te llamas? es un buen comienzo presentarse si se trata de estar ante una dama.- Ampliaba una más que maliciosa sonrisa, mientras sus claros ojos casi parecía traspasar al que frente a ella tenía pero era algo que a Wenkyel le importaba bien poco, empezó a juguetear con su bolsa de polvora en el bolsillo.



"Lo que falta aquí es un poco de pánico"
avatar
Wenkyel Enhydra
Hechicero Clase Alta
Hechicero Clase Alta

Mensajes : 139
Puntos : 121
Reputación : 10
Fecha de inscripción : 06/07/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una historia de inocencia (Lady Wenkyel)

Mensaje por Salazar Beleren el Lun Abr 23, 2018 9:18 am

Aún sonreía como un niño pequeño que acaba de realizar una gran travesura y no ha sido descubierto cuando una voz ajena a mi mundo particular había decidido importunarme. Sonó suave pero molesto, como si se hubiera caído un alfiler en medio de la noche y hubiera perturbado mi sueño. Su aura era fácilmente visible. Prácticamnete podía verla sin hacer un uso demasiado amplio de mis capacidades y, aún así, había ignorado su presencia de no ser por la molestia que habían ocasionado sus palabras.

-¿Titiritero?- me animé a contestar, otorgándola el privilegio de haber obtenido una respuesta por mi parte -No, señora... no se trata de un juego de hilos y cuerdas- torcí una sonrisa y miré a ambos lados. Era estúpido pretender ocultar mi naturaleza o poderes cuando, claramente, estaba ante alguien que, aunque no las compartiera, las conocía con, al menos, una mínima profudidad -Ese truco barato, mover objetos, es solo eso, un truco. Yo, querida, controlo la voluntad de los mortales- sonaba tan altivo como yo había pretendido. Apenas había medido mis palbras o mi tono, todo estaba construído con la más absoluta de las intenciones.

Habría proseguido mi camino de no ser porque ella, inconsciente e imprudente a partes iguales, había decidido cruzar nuestras miradas en un vano intento de intimidación o presión hacia mi persona. Pobre ilusa, no sabía lo que estaba haciendo y, posiblemente, no lo supiera hasta dentro de un rato pues, aunque no era mi única manera de canalizar mis poderes, lo cierto era que la vista era de los que más me gustaban pues la gente, curiosa u orgullosa por naturaleza, tendía a usarla como método de comunicación no verbal -No lo voy a intentar, querida... ya está hecho. Tus ojos sobre los míos son el contacto que necesitaba. No intentes resistirte; no te servirá y, aunque no usaré tu cuerpo como he usado el de esa mujer, si intentas algo, te paralizaré el cuerpo entero...- era una forma de control pasivo, dejar a la persona a su libre albedrío hasta que algo me hiciera cambiar de opinión, liberándola del embrujo o aferrándolo más a ella.

Sopesé por un instante mis opciones pero, finalmente, la curiosidad me venció y opté por lo básico. De ese modo, con un ligero control sobre ella pude indagar en algun que otro recuerdo suyo, lo suficiente como para pdoer romper el hielo y, siedo educado y todo un caballero, no podía dejar que la petición de la dama quedase en el aire.

-Asique te llamas Wenkyel.... ¡Y LADY, NADA MENOS!. Mucho gusto, madmoiselle, mi nombre es Salazar. Desde ya, pido disculpas. ¿Me prometeis, mi lady, no intentar nada si rompo el vínculo entre su voluntad y la mía?-
avatar
Salazar Beleren
Hechicero Clase Alta
Hechicero Clase Alta

Mensajes : 7
Puntos : 3
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 17/04/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una historia de inocencia (Lady Wenkyel)

Mensaje por Wenkyel Enhydra el Mar Abr 24, 2018 8:26 pm

Wenkyel se cruzaba de brazos mirandole , era engreido, muy seguro de si mismo, la joven solo enarcó una ceja ante las palabras del otro hechicero, a la vez que seguidamente entrecerró los ojos, cuando aseguró que lo que manejaba era la voluntad de la puerte, a lo que Wenkyel respondió a ese comentario con un "ja" tremendo y sarcastico que e hizo sonoro, dejando claro que la opinión de la pelirroja era para dejar en evidencia al otro hechicero, mientras negaba con la cabeza en una clara muestra de lo poco convencida que estaba por las palabras del hechicero sobre su poder, o quizá asegurando con ese gesto que no creería que pudiera dominar su voluntad propia.
Observaba la cara que ponía el joven, como si en lugar de ver a otra hechicera o mejor dicho bruja, potencialmente peligrosas la expresión del hombre parecía estar observando a una indefensa niña, lo cual el disgusto pronto se pintó en el rostro de la joven bruja que se cruzaba de brazos fulminando a ese otro joven hechicero con la mirada, en otra ocasión quizá habría encontrado divertida los acontecimientos, pero por alguna extraña razón ese hombre le invitaban más a la rivalidad, podria ser por su actitud.


Sus ojos se abrieron como platos cuando el contrario afirmó que el dominio estaba hecho, y que ella ahora mismo podría ser como un juguete en sus manos, lo que tuvo ganas fue de darle un tremendo derechazo, pero se contuvo aunque el otro brujo pudo ver con suma claridad como la bruja levantaba el puño y lo echaba hacia atras dispuesta a cargarlo, la verdad es que de siempre la irlandesa había tenido una magnifica derecha, incluso para ser alguien de alta cuna, sabía como dar un buen puñetazo, ya que tiraba de esa acción mas de lo que cualquiera pudiera explicarse por el tipo de clase social. -Es que si se te ocurre hacer esa jugarreta te acabaría encontrando y las llamas bailarian sobre tus cenizas.- Amenazó en modo protesta la pelirroja de manera super clara, apretaba los dientes para tratar de retener su ira todo lo posible.


Le fulminó con la mirada al descubrir que había estado examinando su mente, y al parecer eso le había ayudado para saber su nombre y su estatus, quizá para saber su adoración por el fuego y su habilidad para manejar explosivos, e incluso crearlos, asi como el trato amistoso que sentía hacia los vampiros y la pequeña adversión hacia los licántropos, aunque no a todos, ya que sus hermanos mayores habian caido en esa condición, un resumen rapido que seguramente el brujo de mirada profunda había indagado. Pero al menos cumplio la petición de la pelirroja cuando pidio que se presentara.- Si, prometo que no te quemaré.- Gruñó la joven, cruzado de brazos y notablemente tensa y nerviosa, esperando a que liberara el manejo para acercarse al brujo y darle un empujón, con toda la fuerza que una chica como ella pudiera tener, a modo gruñido. -No mires en mi cabeza ¡¡¡no te he dado permiso!!.- Gritó enrabietada mientras retrocedió despues del empujon. -La proxima vez que lo hagas te aseguro que rompere tu mente como una ramita.- Amenazó envalentonada, por alguna razón creyó que el joven quizá se intimidase de las palabras de la pelirroja.



"Lo que falta aquí es un poco de pánico"
avatar
Wenkyel Enhydra
Hechicero Clase Alta
Hechicero Clase Alta

Mensajes : 139
Puntos : 121
Reputación : 10
Fecha de inscripción : 06/07/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una historia de inocencia (Lady Wenkyel)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.