Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA AREZZO

MODERADORA

ENVIAR MP
NICOLÁS D'LENFENT

MODERADOR

ENVIAR MP
KALA BHANSALI

MODERADORA

ENVIAR MP
LADISLAV PEKKUS

MODERADOR

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA


Espacios libres: 07/45
Afiliaciones élite: abiertas
Última limpieza: 07/06


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com




Entre dioses y heroes +18

Página 1 de 6. 1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente

Ir abajo

Entre dioses y heroes +18

Mensaje por Ettore el Mar Abr 24, 2018 8:46 am

Eterna condena, ese era el precio que pagué por la belleza de una mujer. Troya cayó ante mis ojos por culpa de la bella Helena y sus caprichos. Durante siglos Afrodita envió a sus lacayos a buscarla y custodiarla seguramente arrepentida de haber llevado a mi hermano París ante ella, pero ahora había escapado, el mundo tal y como lo conocía cambiaría, pues esa mujer era un demonio capaz de impartir odio y caos por donde pisaba.

Los rumores me llevaron a tierras norteñas, al parecer un conde llamado Höor Cannif daba cobijo a la sobrenatural, era experta en engatusar a los hombres así que no podía culpar a un mero mortal a caer ante sus influjos ¿acaso no lo hizo antes con los míos?
Esperaba que aquel hombre me escuchara y entrara en razón, pues no me iría sin Helena, ahora apodada Briseida para no llamar mi atención ni la de aquellos que como yo la buscaban.

La noche había caído cuando me presenté frente a los muros de Akershus, mi corcel negro llevaba anudados tras de si a dos hombres encapuchados y una doncella bocazas que me encontré por el camino. Intuía el conde no soltaría presa sin un reembolso sencillo.
Pronto los arqueros me apuntaron, grité el nombre de aquel que podía darme respuestas, exigí que le hicieran salir para habar de hombre a hombre, parlamentar, así se hacían las cosas en mis tierras, mas como respuesta me encontré los culos de muchos de esos bárbaros y alguna que otra verga.
Su desfachatez me llevo a gruñir, el honor no abundaba al otro lado de la frontera, pero bien sabía que el héroe, como lo apodaban acabaría saliendo de entre esos muros cuando entendiera que no había opción si quería que su amiga, como lela misma se había tildado, siguiera en pie.

El acero acarició el cuello de la dama y de un tirón saque el saco de su cabeza dejando ahora su angelical rostro al descubierto.
-Höor Cannif -rugí de nuevo esperando que ahora encontrara motivación para mi propuesta.
No tardó en demasía en espada bastarda a la espalda cruzar el portón que tras de él se cerro, los arqueros seguían apuntando mas su mano se alzó y estos se relajaron.
-¡Suéltala! -ordenó imperativo -querías verme, aquí estoy, ahora suéltala.

Empujé a la chiquilla que con lagrimas en los ojos corrió hasta los brazos de su amigo, este alzó su mentón para mirarla, preguntándole si estaba bien y ella solo asintió.
-!Ve dentro!  -ordenó devolviendome toda la atención -¿quien eres? -preguntó hundiendo sus pardos en los míos.
-Ettore -respondí con calma -pero eso no es importante, tras tus muros custodias a una mujer griega, devuélvemela y me iré sin mas, de no hacerlo esta ciudad caerá, removeré cada piedra hasta dar con ella. Su nombre es Helna, o Briseida como se hace llamar ahora, es una inmortal, dámela y me largaré.
-No hay ninguna Helena tras mis murallas -aseguró -vete por donde has venido y olvidaré esta afrenta.
Hizo ademan de ir a soltar a sus hombres, mas mi espada se interpuso en su camino.
-No te creo, esa mujer es experta en la mentira y en conseguir que los hombres pierdan por ella la cabeza.
-He dicho que no doy cobijo a esa mujer, de hacerlo, no mentiría, simplemente note  la entregaría. Aparta tu espada vampiro -rugió.


Última edición por Ettore el Lun Jun 11, 2018 12:20 pm, editado 1 vez


“Siempre me han enseñado una ley, una ley fundamental: Honra a los dioses, ama a tu mujer y quiere a tu patria.”
Ektor:
avatar
Ettore
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 30
Puntos : 26
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 17/04/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entre dioses y heroes +18

Mensaje por Höor Cannif el Mar Abr 24, 2018 11:12 am

Aquel inmortal de nombre Ettore parecía no dispuesto a escuchar, la desfachatez lo había traído a mis muros buscando una mujer cuyo nombre no había escuchado jamas, y como norma general en este mundo mi palabra no basto para que rehiciera sus propios pasos y en paz se alejara de Akershus sin que los aceros tuvieran que cortar el viento.

Craso error cuando mi paso fue cortado por su espada, pues mis hombres serian liberados por las buenas o por las malas.
Mi diestra fue a la espalda y mi bastarda quedo desenvainada silbando rauda.
Nuestras miradas chocaron como dos tempestades, el vampiro no parecía dispuesto a entrar en razón, sediento de sangre se presento creyéndome un hombre mas al que imponer su ley y aterrorizar.

Ladeé la sonrisa observando sus movimientos, como los de todo inmortal eran fluidos, rápidos y por como sujetaba el mango de su espada, seguramente estaba bien entrenado. Su espada corta quedó guardada en el escudo, era griego por los motivos de este. Tomó una lanza que hizo bailar entre sus dados, antes de lanzarse hacía mi violento, ladeé mi cuerpo cundo este lanceó dispuesto a morder mi pecho. La punta de acero pasó cerca de mi rostro, pero de un golpe de acero la aparté con saña tomando ahora la delantera para asestar sendas estocadas que frenó con el escudo.

Un intercambio de golpes se sucedió en el mas absoluto silencio, solo el viento parecía azuzar a los guerreros alzando tierra sobre nuestros gemelos. Los cuervos que sobre nuestras cabezas parecían buscar presa, bien sabía que los dioses nos observaban y hacían sus apuestas.
La lanza de nuevo busco carnaza, tiré hacia atrás la cabeza doblando mi espalda para que no quedar empalado y virando sobre mi propio pie empuñé el acero con la diestra buscando su costado.
Rápido el inmortal interpuso nuevamente el escudo bajándolo y antes de ensartarme giré por el suelo con rapidez mordiendo su tobillo.
Ladeé la sonrisa al ver la sangre teñir el suelo norteño.
-Da de beber a mi tierra, es un precio justo -rugí alzándome de nuevo de un salto esperando el voraz ataque de mi enemigo que no tardó en llegar.

De nuevo los aceros retumbaron estrepitosos, el cielo se nublo ennegreciendo todo a nuestro alrededor, en una breve pausa fruto del agotamiento elevé la mirada hacía las almenas, allí estaba Sirius sujeto por Ulf, él había traído la tempestad.
De nuevo nos buscamos, lucha de titanes en el que nuestros cuerpos se movieron raudos y nuestros ataques eran voraces, repelidos de igual modo por el otro.
En uno de mis ataques saje su pechó ,la armadura quedó rasgada y posiblemente también la piel que bajo esta quedaba, mas cuando iba a acertar la estocada, interpuso escudo permitiendo que mi brazo se colara y de un tirón lo elevó haciéndome aullar de dolor, de un empujón me hizo recular y alzándose en el aire de un saltó, aprovechó mi brazo truncado y me ensartó en el hombro con la lanza atravesándolo de arriba a bajo.

Gruñí apretando los dientes, la tormenta se desató, los rayos caían a nuestro alrededor, cerré un instante los ojos preso del dolor, cayendo de rodillas frente a Ettore que sacando la espada del escudo venía dispuesto a rematarme.
El agua resbalaba por mis pestañas, bañaba mis labios y goteaba por mi mentón. Sus pasos estaban cerca cuando alcé la cabeza, con la zurda sajé la lanza dejando la punta clavada y el madero cayó al suelo, solté el acero tomando la astillada estaca y posando el pie en el suelo me elevé de nuevo. Ettoré necesitaría mas que esto, para que el hombre que siempre se volvía a poner en pie desistiera en su intento.





Levántate una y otra vez hasta que los corderos se conviertan en lobos.
Höor:
guerreras:
La pirata:
Valeria:
avatar
Höor Cannif
Realeza Neerlandesa
Realeza Neerlandesa

Mensajes : 802
Puntos : 860
Reputación : 120
Fecha de inscripción : 21/09/2016
Localización : el placentero infierno de tus piernas.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entre dioses y heroes +18

Mensaje por Danielle Morgan el Mar Abr 24, 2018 1:07 pm

Por si Randulf no fuera suficiente grano en el culo, ahora se apostaba a las puertas de Akershus un inmortal gritando que le devolvieran a su mujer, o lo que fuera. ¿Qué diablos les pasaba a los hombres? es que acaso el cerebro les bajaba hasta las partes blandas y les impedía pensar? Ya le habían dicho que la tal Helena no se encontraba en Akershus pero al parecer eso no le bastó. Se encontraba supervisando la descarga del Avenger, que había atracado repleto de vasijas de brea, tan necesarias para defender los muros y calafatear las naves, cuando le dijeron que Höor se batía en duelo singular con el cansino que no aceptaba un "no" por respuesta, el extranjero.

Mientras corría a las murallas le informaron que el vampiro era griego y eso la dio mala espina, Bethania también lo era y ella no creía en las casualidades. ¿Qué hacía un griego tan lejos de su casa y preguntando por una tal Helena? Estaban todos trastornados o había algo que se le estaba escapando. Cuando alcanzó la empalizada observó la danza de acero y sangre, ese maldito muerto viviente se movía bien, Höor había logrado zafarse de algunos envites, pero otros le fue imposible y a ella le dio un vuelco el corazón. Sabía que el destino de Höor era la guerra, que la guerra no se ganaba sentado en una silla, pero cuando lo veía sangrar le entraban los mil males, por mucho que supiera que el guerrero enfrenta la muerte hasta el día que ésta decide llevárselo, no soportaba verlo herido o en peligro.

Cuando vio al conde caer al suelo y clavar el arma para levantarse una vez más, no lo pensó dos veces: amartilló el pistolete, cerró un ojo apuntando y presionó el gatillo. El tiro resonó en la tormenta e impactó a un centímetro de Ettore. Era un aviso, una advertencia. Con el gesto pétreo y apretando la quijada le gritó desde la almena.

¿Estás sordo? te ha dicho que no hay ninguna Helena. Da un paso más y la próxima será una de éstas en tu corazón.— le lanzó una bala hueca con madera en el casquillo y el sonido metálico al rebotar contra los adoquines acompañó sus palabras. El agua también resbalaba por su rostro, goteando por los cortos mechones. La puntería de Morgan era legendaria, y si fallaba el tiro, tenía un plan B, la pólvora siempre era una buena opción. Los vampiros no podían morir de infección o de hemorragia si les atravesabas el hígado, pero si le explotaba un barril y volaba en miles de pedacitos y puré de carne muerta, dudaba que pudiera regenerarse de nuevo.




No hay manera ♡ VIDEO♡ :

☆ ● Gracias Will● ☆  :

Piratas y vikingos:

Navega, velero mío, sin temor que ni enemigo navío, ni tormenta, ni bonanza tu rumbo a torcer alcanza, ni a sujetar tu valor.

♡ VIDEOS ♡  :
avatar
Danielle Morgan
Humano Clase Media
Humano Clase Media

Mensajes : 167
Puntos : 191
Reputación : 13
Fecha de inscripción : 21/08/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entre dioses y heroes +18

Mensaje por Afrodita el Sáb Abr 28, 2018 3:26 am

A pesar de haberse salido con la suya en el pasado, algo atormentaba a la diosa del amor, pero no podía contárselo a nadie, no tenía ese derecho. A oídos de cualquiera sonaría risible, como si los dioses estuvieran bajo el yugo del poder y el deber. Todo el mundo sabía que para ellos sólo existía el querer y el hacer, el arrebatar, el subyugar. Concedían deseos únicamente cuando sacaban algo a cambio y usaban a los humanos a su antojo y voluntad sin pensar en ellos como en seres vivos más allá de ser unos meros corderos en el redil que significaba la Tierra.

Todo había comenzado con una manzana, con una treta de Eris, diosa de la discordia, que enfadada por no ser invitada a una fiesta, había creado una disputa entre las tres diosas más poderosas. Usaron a un humano como juez de belleza y ofreciendo regalos a éste o su pueblo, Afrodita fue la vencedora. Ella le otorgaría un amor sincero, algo superficial cabía decir, pero puro. Lo que no meditó bien la todopoderosa fue que aquella dama ya estaba comprometida y que entregarle su corazón a París, desenlazaría en una cruenta que guerra que traería dolor y desgracia a su amada Grecia. ¿Habría algún modo de enmendar su error? ¿Podría, alguna vez, compensar aquello que sus fieles habían perdido en el proceso?

Ese remordimiento se lo guardaba muy adentro, no podía compartirlo con nadie y por ese mismo motivo, crecía día a día. Y con el paso de los años, décadas, siglos y milenios, ese peso se había convertido en una carga imposible. Y por ello se había pasado los últimos siglos siguiendo la pista a los pocos supervivientes de aquella época. Algunos inmortales poblaba la tierra procedentes de Troya y Esparta, aquellos que ya no tenían nada salvo su longevidad y la añoranza de lo que un día fueron y sintieron. Entre ellos estaba Ettore, el hermano de París. Si bien el menor de ellos había sido tan culpable de la guerra como la propia Afrodita, él ya no estaba allí para cargar con las consecuencias de sus errores. Sólo la deidad permanecía como verdugo del delito y sentía el odio del cainita en cada mirada que le dedicaba al cielo. La buscaba a ella, lo sabía, ansiaba tenerla delante para acusarla y reclamar la vida de Helena, ahora conocida como Briseida, para sentenciarla a muerte o, tal vez, torturarla eternamente.

Fue la propia Afrodita la que hizo llegar a oídos del troyano el rumor sobre la presencia de aquella dama en Akershus. Era un pequeño paso que daba para pagar su deuda. Sin embargo, un tozudo hombre del norte se negaba a abrir las murallas y dejar pasar al griego, iniciando una pelea totalmente innecesaria y que sólo vaticinaba muerte. La mujer se pasó una mano por la cara al suspirar, negando.

–¿Por qué son así los humanos?–

No comprendía la testarudez de los vikingos. No ganaba nada defendiendo a la cainita y con entregarla arreglaría un entuerto milenario. Observó el inicio de la pelea, pero enseguida se dio cuenta de una cosa, si Ettore moría sin cumplir su venganza, la carga de su pecado prevalecería por siempre en su memoria. No podía permitir que eso sucediera, así que descendió, oculta tras la densa y eléctrica tormenta. De cerca intentaría ayudar al griego a cruzar las fronteras, aunque para ello tuviera que eliminar al otro hombre con el que éste estaba batallando.


avatar
Afrodita
Hechicero Clase Alta
Hechicero Clase Alta

Mensajes : 23
Puntos : 20
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 21/04/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entre dioses y heroes +18

Mensaje por Valfreyja el Sáb Abr 28, 2018 3:27 am

El interés de Valfreyja en ese humano había sido nulo hasta el momento en que Hela le había usado para anclarse al mundo de los mortales. ¿Por qué él? ¿Qué tenía de especial? La diosa no veía más que a un simple hombre que se empeñaba por ser más de lo que se esperaba de él. Se emperraba en defender unas tierras que según las leyes de los midgardianos se heredaban y entregaban, con sus habitantes como regalo. Jamás comprendería las motivaciones de esos seres y, por Odín, que tampoco había entendido inicialmente por qué los otros dioses sentían aquella obsesión por jugar con ellos. Claro que todo cambió con el tiempo. Por ese interés creciente que naciera en saber qué encontraban los demás en Midgard, ella misma comenzó a encontrar diversión en ser una observadora de sus desgracias, sus victorias, sus luchas. Pero llegó un punto en el que sólo mirar dejó de ser entretenido y decidió comenzar a participar. Interceder, mover fichas, desequilibrar balanzas… Cuando se tenía una vida eterna por delante, era importante encontrar qué hacer con las infinitas horas que llenaban su existencia.

Lo mismo había ocurrido con aquel insignificante guerrero de Akershus, abanderado del pueblo. Defensor de los suyos, promotor de una justicia que se había creado a sus espaldas. Impulsor de unas leyes que él consideraba adecuadas. ¿Qué diferenciaba a Höor Cannif de Randulf Dag? Sus fines. Ella, diosa de la guerra para todos los vikingos, estaba en boca de todos y, al mismo tiempo, en plegarias de muchos que la deseaban lejos. Las madres no querían que sus hijos perdieran la vida en la batalla, las mujeres anhelaban el regreso a casa de sus maridos y los hijos, sólo ansiaban poder volver a ver a sus padres. Ella, a pesar de su poder, no era quien causaba el inicio de las guerras, los humanos se las arreglaban solos para ello, Valfreyja únicamente intercedía por aquel que consideraba merecedor de su favor o, de vez en cuando, por aquel que le hacía mejores ofrendas. No podía evitar esa lucha de egos con el resto de los asgardianos. Ellos eran lo que eran y se habían hecho a sí mismos, como los mortales se habían labrado sus propios futuros.

Aquella noche estaba disfrutando de un pequeño encuentro inesperado entre un vampiro griego de casi tres mil años y aquel al que llamaban el héroe del norte. Aposentada en su trono, comiendo un jugoso cordero asado con arándanos y bebiendo hidromiel, gozaba de una pelea que únicamente daba comienzo. Claro se veía que la relación del mortal con Hela le había otorgado ventajas que igualaban en cierto grado la lucha. De no ser así, con pocos movimientos, ese tal Ettore hubiese dado fin a la vida del conde.

–Más hidromiel.–

Reclamó Valfreyja a uno de sus sirvientes, alzando la copa con la zurda y chupándose los dedos de la diestra. A su lado, Fenrir permanecía recostado, royendo un hueso del cordero que la diosa de la guerra y el amor se estaba metiendo entre pecho y espalda. Obviamente al gran animal le había dado eso cubierto de carne, pero lo había pulido a una velocidad apabullante.


avatar
Valfreyja
Hechicero Clase Alta
Hechicero Clase Alta

Mensajes : 21
Puntos : 18
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 22/04/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entre dioses y heroes +18

Mensaje por Ettore el Sáb Abr 28, 2018 4:07 am

El humano luchaba con fiereza, no pude evitar recordar en rápidos flashbacks mi enfrentamiento con Aquiles, ese que me llevó a la muerte. Por aquel entonces en mi solo existía voluntad, por contra, mi adversario era un semidiós, difícil ganar una gesta escrita en el Olimpo con tinta roja y fuego valquirio.
Sentí la belicosidad que desprendía aquel conde incapaz de ceder, de rendirse, aun herido y desangrándose clavó su pie en el suelo y soltando el acero enganchó aquel palo astillado que bien podía hacerle las veces de estaca.
-Devuélvemela y perdonaré tu vida, no tienes porque morir hoy.
-Los dioses decidirán si hoy cenaré o no en el Valhalla, pero tengo hambre de batalla.

En su diestra la vara viró enérgica apretó los dientes poniéndose en pie mientras su armadura se teñía de carmesí y un charco se formaba bajo su pie izquierdo.
Fue entonces cuando un disparo hueco retumbó allí abajo, ambos elevamos la mirada a las almenas, una mujer de cabellos cortos y dorados apuntaba con un arma de fuego en mi dirección exigiendo mi rendición.
-No sabe esa mujer lo que es un combate por honor -gruñí mirando al norteño
-No creo que en el manual de la pirateria se conciba el honor del mismo modo -respondió ladeando la sonrisa -Vete Ettore, nada mas que muerte encontraras frente a mis muros.

Los norteños estaban locos y seguro que este al que enfrentaba era el menos cuerdo de todos. No iba ni de lejos a irme sin ella, poco me importaba que por las noches calentara al conde y le hubiera jurado amor eterno como ya hizo un día con París, si me la entregaba yo mismo me adentraría en Akershus y la sacaría de los pelos.

El conde se lanzó al ataque, esquivé con rotundidad cada diestro ataque que buscaba morder mi corazón mas desde abajo para aprovechar ese hueco que había quedado en la armadura cuando había sajado con la espada el pectoral, tenía que reconocerle su merito, la rendición no iba ni de lejos implícita en esta sin razón.

Mi acero voló silbando al viento, sobrevoló la cabeza del conde como un halcón y este se agachó con la agilidad de una pantera salvando así su cuello de un tazo seguro, tras este otros ataques igual de voraces fueron esquivados por uno y otro de forma consecutiva como si bailáramos de frente con la misma muerta.








“Siempre me han enseñado una ley, una ley fundamental: Honra a los dioses, ama a tu mujer y quiere a tu patria.”
Ektor:
avatar
Ettore
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 30
Puntos : 26
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 17/04/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entre dioses y heroes +18

Mensaje por Höor Cannif el Sáb Abr 28, 2018 4:10 am

Diestro como una pantera su cuerpo se arquea dejando que la estaca sedienta silbe al viento con fuerza. Sonrisa que se dibuja en mi rostro cuando le veo saltar hasta tres veces hacia atrás, volviendo a recuperar posición y aliento frente al rival.

Distancia que aprovecha para jadear.
La espada destella frente a la plateada luna prometiéndome no solo el primer baile si no todos los demás.

Cuervos que se acumulan sobre el cielo enviados por Loqui para ver el duelo, los oigo graznar, reclamando que se abran los cielos para nosotros, que la oscuridad que nos envuelve se torne eterna y que los gigantes voceen nuestros nombres para contar esta gesta.

Ahora no se hace de rogar, el griego toma la iniciativa y lanza la espada en busca de sangre mas de nuevo solo encuentra el suelo.
Ruedo por el suelo tomando la bastarda que arrodillado dejé caer a mis pies, pero como si las fuerzas regresaran me alcé.
Su acero gruñe frente a la bastarda que ahora sujeta con una sola palma danza con mi muñeca esquivando el agravio dejada llevar por la inercia de mi siguiente movimiento.
Agacho mi cuerpo esquivando el puño que raudo como una cobra trata de golpear y hacer sangrar. Bastarda que acaricia el suelo lanzando chispas contra el pavimento, distracción que aprovecho para sacar la pequeña daga de mi cinto dispuesto a morder la parte trasera de sus rodillas.
Pie derecho en el suelo que gira como una peonza moviendo el izquierdo como las agujas del viejo reloj del campanario, para a su espalda recoger el pie derecho dispuesto a asestar el golpe de gracia en sus ligamentos.

Rayo que Thor deja caer al lado de los dos, iluminándonos con su haz de luz nuestros cuerpos que en penumbra se buscan sedientos.
Implora la sangre del perdedor, mas también ansia la del justo vencedor.
Sonrisa ladina en mi rostro consciente de que el martillo nos trae su legado en forma de lluvia,es mi hijo el que desafía la tormenta, agua que resbala por nuestros rostros muriendo en el suelo y en los muros.

Trueno, relámpago, Heimdall, nos mira desde el puente de Bifröst. Oigo el cuerno que reclama que se abran las puertas de Asgard que los soldados de su ejercito están de camino.
Tu, yo o los dos, hoy cruzaremos esas puertas para reunirnos con nuestros ancestros que en silencio observan esta gesta en el que solo puede quedar uno.


Levántate una y otra vez hasta que los corderos se conviertan en lobos.
Höor:
guerreras:
La pirata:
Valeria:
avatar
Höor Cannif
Realeza Neerlandesa
Realeza Neerlandesa

Mensajes : 802
Puntos : 860
Reputación : 120
Fecha de inscripción : 21/09/2016
Localización : el placentero infierno de tus piernas.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entre dioses y heroes +18

Mensaje por Ares el Mar Mayo 01, 2018 12:26 pm

Desde el Olimpo observaba aquella gesta entre los llamados “héroes” , no pude evitar ladear la sonrisa con cierta superioridad, hoy en día a cualquier cosa le llamaban guerra y a cualquier pringado Heroe. Si bien era cierto Hector era leyenda, Höor solo era un norteño con aires de grandeza.
Me acerqué a la sufrida afrodita, la diversion quedaba dibujada en mi gesto y fue una dorada moneda la que salió de mi mano disparada hasta caer en la ajena.
-Apuesto por el norteño -dije sin mas observando sus movimientos.
Francamente me importaba una mierda quien de los dos muriera, peor joder a Afrodita se me antojaba evidentemente divertido, conocía la “debilidad” que esa mujer sentía por el vampiro desde que condeno roya a la destrucción hacía ya miles de siglos.

Pude ver la rabia en su mirada, pero como de costumbre, mas sosegada que yo intentaba disimular que mis palabras la disgustaban.
-¿apuestas por el troyano? -pregunté con la indiferencia teñida en mi voz pero con el animo de joderla con cada nueva expresión.

-Cuando aprenderás pequeña Afrodita que el amor es una mera ilusión, ese hombres solo es carnaza ¿que importa muriera en Troya? Supéralo, siempre hay humanos con los que divertirse.
Bufó devolviendome la moneda para que guardara silencio, como si no supiera que ese acto solo azuzaría mas mis ganas de corromper a esos dos pobres diablos.
-¿y si hacemos esto mas interesante? -pregunté mas para mi que para ella ladeando la sonrisa.

La humana de las almenas, la que al ver que ninguno de los dos detenía sus embestidas seguía apuntando con el gatillo ligeramente presionado solo necesitó de mi ayuda para que certera la bala hueca impactara en el hombro del Troyano, este rugió de dolor.
-Ups, he fallado -dije finalmente volviendo a lazar mi mano para probar suerte de nuevo.
Bien sabía Afrodita que jamas yo fallaba, pero...si mataba a su capricho tendría que aguantar su llanto demasiado tiempo.






Spoiler:
avatar
Ares
Hechicero Clase Alta
Hechicero Clase Alta

Mensajes : 22
Puntos : 18
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 29/04/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entre dioses y heroes +18

Mensaje por Afrodita el Mar Mayo 01, 2018 3:06 pm

Pudo sentir la presencia de Ares descender del Olimpo tras ella. Llevaban muchos años encontrándose, evitándose, soportándose. Eran claros opuestos, él sólo pensando en la sangre, el sufrimiento y la guerra, mientras que ella buscaba la belleza en las cosas, la felicidad y el amor. Él era otro de los culpables del pecado que Afrodita cargaba sobre los hombros, pues sin el dios de la barbarie y la violencia, Troya y Esparta jamás se hubiesen enfrentado y la mitad de sus fieles no hubiesen muerto asesinándose unos a otros en una batalla sin sentido.
 
La dorada moneda contra la palma de su mano fue una clara ofensa. Ares buscaba las cosquillas de la deidad y sabía cómo encontrarlas. Ella era consciente de que ese monstruo conocía su debilidad. A fin de cuentas, él había sido la causa con una de sus jugadas cruentas. Alzó sus orbes y los clavó en los del hombre, afilando la mirada. A punto estuvo de cerrar los dedos alrededor del doblón, pero se la devolvió intentando aparentar estar calmada, aunque bastante le costara.
 
–Ettore ganará. Guárdate tu dinero, no lo quiero.–
 
Hizo rodar los ojos ante la contestación del moreno y a punto estaba de darle la espalda para centrarse en lo que importaba, la pelea, cuando hizo mención a aquello que él no debería.  
 
–Te equivocas una vez más, Ares. El amor es la fuerza más arrolladora que existe. Y si Ettore sufre, es por tu culpa, además de por mi error. Y le voy a compensar por ello.–
 
Afrodita no se metía en líos de muertes nunca, eso no iba con ella. Lo suyo era emparejar existencias, crear vida en los vientres de las hembras, velar por la unidad familiar, cuidar la belleza de las hijas… Y sí, a veces había que romper relaciones, así era la vida. Pero de ahí a causar algo como lo sucedido en Troya, aquello había ocurrido una sola vez y fue suficiente para la diosa, cuya sensación de pecado crecía con cada siglo que transcurría.
 
La contestación de la dama no le gustó a Ares y lo dejó bien claro al inmiscuirse en la lucha de honor que mantenían el norteño y el troyano. Las dos manos cubrieron la boca de la diosa con horror y al ver que iba a repetir su intento, fallido a propósito, de eso no tenía duda, decidió interceder ella y con un movimiento de dedos de su diestra como la cola en abanico de una grulla, del cañón de aquella arma comenzaron a crecer raíces y flores, imposibilitando disparo alguno.
 
–¿Es con trampas que pensabas ganar tu dichosa apuesta?–
 
Fulminó a la deidad de la guerra con la mirada e hizo que una bandada de aves cruzara entre ambos para distanciarse, aproximándose al campo de batalla y abandonando, al mismo tiempo, la espesura del bosque.


avatar
Afrodita
Hechicero Clase Alta
Hechicero Clase Alta

Mensajes : 23
Puntos : 20
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 21/04/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entre dioses y heroes +18

Mensaje por Valfreyja el Mar Mayo 01, 2018 3:34 pm

Con la jarra llena de hidromiel, dando tragos largos, golpeando la mesa con el culo de la copa cada vez que la bajaba, limpiándose la boca con el dorso de la mano y gritando con entusiasmo a cada estocada, Freya disfrutaba del espectáculo y se preguntaba en qué momento el vampiro griego, haría uso de su fuerza oculta. Estaba claro que se hacía de rogar, pero aún no conocía cuál el motivo. ¿Intentaba que el conde se confiara? ¿Le estaba midiendo? ¿Pretendía que se rindiera? ¿O tal vez humillarle al confesar que no estaba utilizando ni la mitad de su poder en aquel enfrentamieno?
 
La diosa aguardaba con cierta impaciencia al momento en que aquello se descubriera, pero el manjar que hacía bajar por el gaznate ayudaba a que la espera se hiciera más corta. Claro que el hecho de vivir eternamente también convertía los días en suspiros para alguien como ella.
 
Fenrir apoyó su gran hocico sobre una de las patas y se la lamió como haría un perro cualquiera. No se podía evitar, a fin de cuentas, aquella era su verdadera naturaleza, más allá de su tamaño, fuerza y poder destructor. Era un cachorro gigantesco con malas pulgas y poco más.
 
–Deja de lamerte o te harás herida.–
 
Le vociferó Valfreyja y el animal alzó su gran cabeza con las orejas gachas. No le gustaban los regaños e intentaba superarlos con cara lastimera, algo que con la diosa de la guerra no solía funcionar del mismo modo que con Loki, claro que éste le tenía debilidad por ser su hijo, obviamente.
 
De pronto algo hizo que la diosa enfureciera y rugió, golpeando los tablones de la mesa con ambas manos al alzarse.
 
–¿Cómo osan entrometerse esos dioses griegos?-
 
Agarró su capa de pieles, la espada y tras lanzarle otro hueso recubierto de carne a Fenrir, viajó con la ayuda de Heimdall desde Asgasrd hasta Midgard, allí donde la batalla misma se daba. Ella no entró con disimulo ni se ocultó como lo hacía Afrodita, ella se plantó en mitad del terreno entre ambos contrincantes.
 
–Esta pelea ha dejado de ser justa. ¿Dónde está el honor en esto?–
 
Su voz sonó fuerte y reverberó en el cielo como una tormenta. La mirada de acero de la mujer no se clavó en los dos hombres allí enfrentados, sino en quienes se escondían usando trucos inútiles con ella.
 
–Mostraos ante el resto de los presentes. Dad la cara por vuestras tretas y manipulaciones.–


avatar
Valfreyja
Hechicero Clase Alta
Hechicero Clase Alta

Mensajes : 21
Puntos : 18
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 22/04/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entre dioses y heroes +18

Mensaje por Danielle Morgan el Mar Mayo 01, 2018 4:09 pm

No es fácil tratar con testarudos, no se puede razonar con ellos porque no hay argumento que valga. Höor era un testarudo de vocación y el otro, Ettore, parecía un pedrusco inamovible. ¿Se podía ser más cabezota? Danielle observaba desde la muralla y ninguno de los dos cedía un palmo de terreno, asestando estocadas y girando sobre los talones para recuperar el pie y contraatacar al otro. Ettore simplemente la había ignorado, qué bien, no le gustaba nada que la ignorasen, y menos cuando estaba hablando en serio. Si el vampiro no quería acabar como un montón de cenizas debería guardarse más de provocar a quien va con el bolsillo lleno de balas con punta de madera.

Si Höor estaba de acuerdo o no en sus actos en aquel encontronazo, lo cierto es que le importaba poco, porque prefería que le gruñera y le gritara por semanas, al menos eso es que estaba vivo para hacerlo, en vez de presenciar una bonita muerte heroica sin sentido.

Volvió a cerrar el ojo izquierdo apuntando con ambas manos en el arma, se movían rápido y podría darle al conde, no quería encima joder más a Höor, así que debía verlo claro. Cuando Ettore en una barrida de pies se sacó a Höor de encima, la distancia se amplió entre ambos y como a cámara lenta, disparó el gatillo que hizo silbar la bala, esta vez impactó en el hombro del guerrero griego. ¡Mierda! Había fallado! Si juraría que estaba cerca de darle en un punto vital.

Lo que no sabía Danielle es que su mente estaba siendo manipulada por Ares, y que eso era un problema, pues según estaba acordado entre los panteones de dioses, sólo podían favorecer o destruir a los que creían en cada uno de ellos. Danielle era atea, no creía en nada y a estas alturas, tras haber sido visitada por Hela y sabiendo las cosas que sabía…prefería no creer en ningun dios, les consideraba niños caprichosos que jugaban con la vida, la muerte y los sueños de los humanos.

Amartilló de nuevo el pistolete y cuando iba a descerrajar otro tiro desde la muralla, comenzaron a brotar plantas y flores del cañón del arma. Casi le dio un patatús, eso o bien era magia o bien estaba alucinando. Dejó caer la pistola al suelo del susto que se llevó y después miró alrededor, para cerciorarse que alguien más lo había visto y que no estaba loca. No lo estaba.

Pasado el estupor inicial, se descubrió el juego encubierto que estaba sobre la mesa: los dioses estaban jugando a algo con Höor y Ettore. Lo que faltaba. Frunció el ceño y prestó atención al discurso de una de ellas, a cómo los reclamó para que se mostraran y dieran la cara. Ahora todo tenía mucho más sentido…por decir algo, porque ser los instrumentos mortales de los dioses era una mierda con todas las letras, no tenía pinta de que aquello pudiera finalizar de forma feliz para ellos.




No hay manera ♡ VIDEO♡ :

☆ ● Gracias Will● ☆  :

Piratas y vikingos:

Navega, velero mío, sin temor que ni enemigo navío, ni tormenta, ni bonanza tu rumbo a torcer alcanza, ni a sujetar tu valor.

♡ VIDEOS ♡  :
avatar
Danielle Morgan
Humano Clase Media
Humano Clase Media

Mensajes : 167
Puntos : 191
Reputación : 13
Fecha de inscripción : 21/08/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entre dioses y heroes +18

Mensaje por Ettore el Miér Mayo 02, 2018 4:09 am

Los aceros chocaban iluminado el oscuro firmamento, ruido metálico que se igualó al del mismo trueno. Baile de pies que elevaban una gran polvareda alrededor de nuestros cuerpos, debía reconocerle al conde su valor, pero llegaba la hora del final y él sería el perdedor.
Mis ojos se tornaron fuego, algo que no pareció hacerlo ni recular, ni temblar, cualquier otro hubiera entregado a la mujer en el acto pero su insistencia en perecer aquel día me parecía tan estúpida como heroica.
Mis colmillos crecieron cuando la bala hueca impactó en mi hombro aullé de dolor tiempo que el conde usó para apretando los dientes sacarse el trozo de lanza que atravesaba su hombro de arriba a bajo y que casi inutilizaba su diestra.
Se desangraría mas rápido, pero al parecer necesitaba ambas manos para imprimir la fuerza necesaria con la bastarda.

De nuevo nos abalanzamos contra el otro en lo que de todas todas sería el ultimo baile, cuando el gritó de la mujer del héroe del norte nos detuvo en seco.
-¿ahora usas flores Ettore? -preguntó el conde ladeando la sonrisa.
-No he sido yo -rugí dispuesto a terminar de una vez
-Entonces serán tus dioses que no quieren acabes convertido en ceniza frente a mis puertas -aseguró con ese deje altivo e imprudente que lo caracterizaba.
-Habla menos conde, no veras un nuevo amanecer.
-Si me dieran una moneda de oro por cada vez que he escuchado esa frase, el norte no tendría hambre -aseguró.

Ambos nos lanzamos contra el otro, mas esta vez una bandada de cuervos irrumpió entre ambos cuerpos hasta que se perdió a través del bosque.
-Esos deben de ser tus dioses conde -dije con mofa -los míos abandonaron a los troyanos hace ya demasiado tiempo.


“Siempre me han enseñado una ley, una ley fundamental: Honra a los dioses, ama a tu mujer y quiere a tu patria.”
Ektor:
avatar
Ettore
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 30
Puntos : 26
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 17/04/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entre dioses y heroes +18

Mensaje por Höor Cannif el Miér Mayo 02, 2018 4:23 am

-Lo pondré en tu lapida Troyano -gruñí volviendo a asir el mango de la espada son sendas manos.
Decidido a sajarle la cabeza de un tajo, apreté los dientes lanzándome nuevamente la ataque, mi vista se emborronaba por la perdida de sangre, no tendría muchas mas oportunidades pues mi fuerza menguaba a cada instante.
Fue entonces cuando una mujer se interpuso entre nuestros cuerpos, como si no le importara lo mas mínimo lo que allí estaba ocurriendo.
Apoyé la punta de la bastarda en el suelo jadeando, pestañeé un par de veces para centrar la mirada ahora en aquella fémina que parecía hablar con otros personajes “ocultos”

No comprendía nada de nada y el griego no parecía saber mucho mas de esto que yo.
-¡Hazte a un lado mujer! -rugió el griego, me da igual tener también que arrasar contigo y con todo Akershus pero no me iré de aquí sin Helena.
-¡Cansino! -gruñí -¡que Helena no esta tras los muros de Akershus! -repetí fuera de mi por la testarudez de ese loco vampiro.

Sacudí la cabeza, marrones las manchas que se difuminaban delante de aquellas dos figuras, el viento y la lluvia era lo único que parecía mantenerme despierto.
Esta perdida de tiempo no me resultaba ventajosa, las heridas del inmortal cerraban, peor yo era un humano, uno no dispuesto a caer de rodillas, si hoy era el día en el que Odin me llamaba a la gran mesa, que si fuere, pero lucharía con mi ultimo aliento para proteger el norte y aquello que tras esos muros amaba.




Levántate una y otra vez hasta que los corderos se conviertan en lobos.
Höor:
guerreras:
La pirata:
Valeria:
avatar
Höor Cannif
Realeza Neerlandesa
Realeza Neerlandesa

Mensajes : 802
Puntos : 860
Reputación : 120
Fecha de inscripción : 21/09/2016
Localización : el placentero infierno de tus piernas.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entre dioses y heroes +18

Mensaje por Ares el Miér Mayo 02, 2018 5:56 am

Siempre han dicho que tres son multitud, pero de seguro era algún medio hombre, pues yo lo veía el número perfecto si de dos mujeres bellas se trataba y yo era el hombre que las acompañaba.
Mi sonrisa se ensanchó cuando la rubia se plantó en medio de los “insignificantes héroes” buscando a aquellos que parecían fastidiar la contienda desde las sombras.
-Parece que te buscan Afrodita -dije con esa indiferencia sarcástica que me caracterizaba.
La morena me atravesó con la mirada mientras yo me encogía de hombros y con la diestra le hacía un cortes gesto para que se adelantara.
-Las damas primero.

De nuevo la escuche bufar, la bella diosa siempre trataba de mantener las formas peor a mi se me daba bien desquiciarla, supongo que por eso era el dios de la guerra.
-¿estas nerviosa? -pregunté divertido deteniéndola por la muñeca cuando pasó frente a mi con ese aire altivo -vas a ver a tu “héroe” aunque algo me dice que no va a ser un reencuentro emotivo ¿verdad?

Ella y Helena para Ettore habían significado el detonante de na guerra que no solo llevo a la destrucción de Troya si no que acabó con la muerte de su hijo que apenas era un bebe y de su amada esposa, la mujer que amo y a la que siempre fue fiel.
Habían pasado milenios y él parecía no encontrar paz, pobres hombres, siempre tan aferrados a los sentimientos...

Afrodita apareció en escena y tras ella lo hice yo con una sonrisa ladina.
-Buenas noches Freya, te veo muy sola, creía que solías aparecerte con tu séquito de valquirias para aparentar mas fiera -puntualicé antes de desviar mis ojos hacia el inmortal de pacotilla y el humano que se desangraba.
-Puedes traerte un par -dije señalando a Höor -a ese no le queda demasiado.

El norteño gruñó mirándome desafiante.
-¿no tenéis otro sitio donde dar por culo? -preguntó insolente como todos los norteños eran.






Spoiler:
avatar
Ares
Hechicero Clase Alta
Hechicero Clase Alta

Mensajes : 22
Puntos : 18
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 29/04/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entre dioses y heroes +18

Mensaje por Thorsteinn el Jue Mayo 03, 2018 3:00 am

El mundo estaba cambiando, el progreso se acercaba y con él la ausencia de fe, relegando a los dioses a meras leyendas, vestigios de un folklore arcaico en el que ya sólo creían unos pocos. Su nombre resonaría todavía en las bocas de los mortales hasta el fin de los tiempos, o eso esperaba. Pero al parecer su familia se divertía jugando a las marionetas con los mortales y él se estaba quedando fuera del juego. Hela se quería anclar a este mundo y había puesto los ojos en el pequeño Yrian, Loki  protegía al hermano mayor de éste, Valfreya apostaba por el conde Cannif enfrentándose a dos dioses de otro panteón que azuzaban a un vampiro contra sus puertas... el mundo giraba y todo cambiaba pero él permanecía inmutable, y eso iba a cambiar.

Observando la disputa decidió dar un aviso, sacó su martillo de guerra y lo estampó con fuerza contra el suelo, haciendo temblar y retumbar el cielo. Los relámpagos no tardaron en hacerse notar iluminando con su resplandor las figuras de los combatientes. El poder del trueno restalló liberado, clamando por su fiereza y añadiendo ferocidad al combate. Que nadie dudase que el dios del trueno acompañaba al norteño en su gesta, que si Valfreya trataba de poner calma, él pondría la guerra y la sangre que fuera necesaria para desterrar a los invasores y mantener en lo alto a los suyos.

Sonrió de medio lado cuando los griegos miraron al cielo, eso estaba bien, que se enterasen de donde estaban, sobre todo Ares, otro vecino peleón.


QUE SE DESATE LA TEMPESTAD DE RAYOS Y TRUENOS, QUE RETUMBEN HASTA LOS CONFINES DEL MUNDO
avatar
Thorsteinn
Hechicero Clase Alta
Hechicero Clase Alta

Mensajes : 11
Puntos : 8
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 02/05/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entre dioses y heroes +18

Mensaje por Afrodita el Jue Mayo 03, 2018 8:53 am

La aparición de la diosa nórdica hizo que Afrodita se sobrecogiera, no tanto por miedo como por las consecuencias. Había actuado por instinto, por el azuzamiento de Ares y por defender a Ettore de un ataque injusto que el dios de la guerra griego había iniciado.
 
Las palabras de la dichosa deidad que con arrogancia le indicaba que pasara ella primero, lograron hacerla enfadar de nuevo. Tal vez fuera por lo que sabía de la dama del amor o porque disfrutaba con la caída de todos los héroes, alzándose él como único vencedor de las cruentas guerras que incitaba, pero Afrodita no podía evitar odiar a ese hombre.
 
–Eres experto en lanzar la piedra y esconder la mano, ¿cierto?–
 
Le fulminó con la mirada, queriendo dejarle atrás, pero él la sujetó del muñeca obligándola a tirar paras recuperar su brazo. Resopló ante lo dicho por Ares, mas no le respondió, no quería perder el tiempo con el experto en tretas y traición. Antes de hacerse visible para los norteños y el inmortal troyano, tomó aire en profundidad. No tenía claro si él la reconocería, pues las estatuas que le habían erigido en los templos, poco se le parecían.
 
Su cuerpo se materializó a un lado del campo de batalla, a varios metros de Valfreyja y de los duelistas. Alzó el mentón, intentando mostrarse orgullosa, plena como diosa. Que su camarada conociera su debilidad no implicaba que la mostrara al resto del mundo. Ni siquiera el resto del Olimpo estaba al tanto de ello o se le habrían echado ya encima, especialmente Hefesto.
 
–¿Qué te hace pensar que no es una gesta justa por nuestros actos? Dejó de serlo en cuanto la mujer de las almenas se interpuso.–
 
Sentenció, incapaz de asumir su culpa públicamente, ni tampoco de echar a Ares a los perros, por mucho que se lo mereciera. El pasado que tenían la impulsaba a protegerle, aunque él no dudara en pasarle a ella por encima y hasta pisarla.
 
–Dejemos que se enfrenten a solas, verás como gana nuestro guerrero.–
 
Tenía plena confianza en Ettore, no sólo por ser griego, troyano, sino por quien era, por lo que había conseguido en el pasado y por lo mucho que implicaba para él el vencer aquella noche de tormenta. Encontrar a Helena implicaba vengarse, saciar parte de la voracidad y dolor que cargaba sobre sus hombros. Ella le debía más que eso, pero era un primer paso a enmendar el pasado que, sin quererlo, había arruinado.

Entonces el cielo tembló, como si se abriera sobre sus cabezas y Afrodita pensó que Zeus estaba enojado. Ni se le pasó por la cabeza que el causante fuera un dios vikingo.


avatar
Afrodita
Hechicero Clase Alta
Hechicero Clase Alta

Mensajes : 23
Puntos : 20
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 21/04/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entre dioses y heroes +18

Mensaje por Valfreyja el Jue Mayo 03, 2018 12:33 pm

Los griegos no tardaron en hacer su aparición, respaldando con tretas a su guerrero. Freyja no tenía intención alguna de aceptar el juego sucio en una pelea, menos aún cuando uno de los contrincantes era norteño y creyente.

La mirada de la diosa se afiló ante el comentario de Ares, era irónico que los griegos necesitaran a dos para hacer el trabajo que ella hacía sola. Claro que los vikingos eran más fuertes, resistentes y poderosos. Era lógico que pudieran con más tareas sin ayudas extras. Hinchó el pechó con orgullo y omitió el intento de ofensa.

–Mi guerrero, siendo mortal, tiene más aguante que vuestro vampiro. Sólo por ello, cuando caiga, vendrá conmigo a Fólkvangr.–

Se movió por el terreno, pasando por entre la pareja de deidades del Olimpo. Sonrió de medio lado al observar a Afrodita, era hermosa, no cabía duda, pero ella lo era más, además de una luchadora. Desvió entonces su vista hacia el varón que con orgullo mostraba sus músculos. Rio con sorna.

–Si trajera a dos de mis valquirias, te destrozarían, Ares. Te haces mayor.–

Atacó así a su vanidad, una que sabía estaba casi a la par con su brutalidad. Conocía bien la fama de aquel hombre y no le temía.

Restalló entonces el eco del trueno y el cielo se iluminó con furia. Freyja alzó la vista aún con la ladina sonrisa pintada en sus labios. Thor estaba llamando la atención desde Asgard, seguramente celoso por no estar invitado a la pequeña “fiesta”. A veces se comportaba como un crío y ni siquiera rivalizaba con la testarudez de Fenrir.

Regresó sus orbes a los dos hombres que allí se habían estado debatiendo en duelo hasta su aparición.

–¿Cuál es el motivo de la batalla, guerreros? ¿Qué os insta a luchar a muerte en esta noche en la que el cielo brilla casi como si fuese de día?–

Sus ojos se pasearon por el cuerpo del troyano. Sus heridas sanaban muy rápido, pero aún y con eso, Höor, mortal, a pesar de estar anclado a Hela, seguía en pie, o casi, tras enfrentarse a un inmortal de casi tres mil años. No cabía duda, los norteños eran fuertes y su orgullo.


avatar
Valfreyja
Hechicero Clase Alta
Hechicero Clase Alta

Mensajes : 21
Puntos : 18
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 22/04/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entre dioses y heroes +18

Mensaje por Ettore el Jue Mayo 03, 2018 2:26 pm

Incrédulo por aquel repentino combate que se había convertido en un juego de naipes en el que los dioses apostaban por su héroe preferido sin importarles una mierda quien caía y por contra quien vencía, solo sus egos inflados parecían obtener respuestas a las disparatadas afrentas.
Mis ojos se centraron en la bella Afrodita, jamas olvidaría a la mujer que condeno a Troya a la destrucción mas absoluta, ella y ese amor maldito que vendió a mi hermano y que me condujo a mi a la perdida de mujer hijo y hermanos.

El norteño se desangraba frente a su diosa y ¿acaso le importaba? Había luchado con valor pero ni siquiera eso le concedía mas privilegio que le de la misma muerte, al parecer los dioses nos abandonaban siempre a nuestra suerte fuéramos del panteón que fuéramos solo eramos sus viles juguetes.
-¿Como va la partida Afrodita? ¿quien morirá esta vez por la manzana prohibida? -pregunté haciendo saña, como si eso le importara.

Y allí estaban esos dos repartiéndose las cartas, osando hablar de nosotros como si simplemente no estuviéramos escuchando cada una de sus palabras.
Y los cielos se perdieron en fuego, Zeus parecía enfadarse como si le importara algo este entuerto.
Negué con la cabeza, el Olimpo solo era una mesa de apuestas llena de burdos dioses llenos de tedio que se creían por el hecho de serlo capaces de jugar con nuestra suerte, eso si culpándonos siempre del destino que al final corriéramos.
-Siento si no te hago na reverencia mi diosa, el paso del tiempo me ha dado artrosis en la rodilla derecha y tras el tajo del norteño, me resiento de la izquierda.
Usé el sarcasmo porque pocas almas mas me quedaban, solo un odio inmenso por todo el panteón, incluido ese Ares de sonrisa torcida que parecía disfrutar con la afrenta entre dioses.



“Siempre me han enseñado una ley, una ley fundamental: Honra a los dioses, ama a tu mujer y quiere a tu patria.”
Ektor:
avatar
Ettore
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 30
Puntos : 26
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 17/04/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entre dioses y heroes +18

Mensaje por Höor Cannif el Jue Mayo 03, 2018 3:28 pm

Freya, allí se había plantado con dos cojones para desafiar a los dioses griegos que habían traído a mis puertas a ese loco vampiro incapaz de escuchar.
Ladeé la sonrisa ante las palabras de mi diosa, no carentes de razón, mas si necesitadas de una matización.
-Para llevarme he de morir y yo no perderé este combate.
Ahí estaba el orgullo norteño, no era un necio, Ettore era inmortal, sus heridas a diferencia de las mías sanaban , pero yo tenía algo de lo que muchos carecían, constancia, nunca me rendía y ante mis puertas lucharía hasta la muerte, su muerte, no la mía.

La pregunta de mi diosa resonó ¿que motivo había llevado a esta trifulca?
-La desfachatez de un griego que no escucha. No cobijo a ninguna tal Helena tras estos muros, de hacerlo ,simplemente no se la daría, pero no mentiría.
Ettoré me atravesó con la mirada.
-Hablas mucho para estar medio muerto.
-Eso es porque no me has visto borracho -apunté de forma irónica.

Negué con la cabeza, yo me desangraba, me costaba mantenerme despierto, así que o se largaban ya o mi diosa Freya tendía que enviar a su escuadrón de valquirias en mi búsqueda.
-¿Vais para largo? Entre tanta apuesta pierdo la concentración -añadí con mofa.
-¿Me has mentido Afrodita? -dijo Ettore como si ahora empezara a creer lo que le decía -no esta tras esos muros Helena ¿verdad?
-Chico listo -puntualicé apoyando mi peso en la espada


Levántate una y otra vez hasta que los corderos se conviertan en lobos.
Höor:
guerreras:
La pirata:
Valeria:
avatar
Höor Cannif
Realeza Neerlandesa
Realeza Neerlandesa

Mensajes : 802
Puntos : 860
Reputación : 120
Fecha de inscripción : 21/09/2016
Localización : el placentero infierno de tus piernas.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entre dioses y heroes +18

Mensaje por Ares el Vie Mayo 04, 2018 2:52 am

Mi sonrisa se ensancho ante la falacia de la diosa norteña, podría merendarme a sus Valquirias y aun me sobraría tiempo para darle a ella una paliza.
-Vas a traerme dos mujeres para que me divierta, que considerada, bien sabe Afrodita de mi resistencia -dije lanzandole un mordisco a la diosa griega que bien sabía por donde iban los tiros de aquella ironía.

Ettore, el gran “héroe troyano” estaba en plan dramático, me hubiera carcajeado ¿se podía ser mas marica? Después de siglos aun nadaba llorando por los rincones la perdida de su amada e hijo.
-Oh Afrodita, esto huele a noches de llanto y no de vino y rosas ¿estas segura de querer encamarte con eso -dije señalándolo -y no con esto -apunté marcando con mi diestra mi propio cuerpo.

Al menos Freya tenia ganas de jugar a las apuestas, no me parecía mala idea dadas las circunstancias que hasta allí nos habían llevado a todos nosotros.
-Apuesto que tu vikingo no aguantará en pie mas de 10 minutos -dije con tono mordaz mientras mis ojos se fijaban en el charco de sangre que se acumulaba bajo su pie derecho -quizás menos.

Por supuesto Afrodita la sentimental ya estaba dándole vueltas al modo de asegurar que no mentía, darle explicaciones a ese que no las merecía.
-Dejar de quejaros humanos, solo sois piezas de un tablero, aplastarlas para mi es tan fácil como para el dios del trueno ¿Thor lo llaman? Mearse desde el Valhalla
Acababa de hacer de menos a ese paleto, bien sabia que no tardaría en unirse a este juego.

Me encogí de hombros con total indiferencia devolviendo mi mirada hacia el norteño.
-¿vais a terminar la batalla? Empieza a aburrirme esta charla.
-Nadie te ha invitado frente a mis puertas, pero si te empeñas cuando acabe con ese puedo seguir contigo.
Era un bocazas, pero admito me divertía mas que el otro nenaza, sus palabras se entrecortaban, apenas se mantenía en pie y sin embargo parecía decidido a no perder un ápice de orgullo.
-¡Responde Afrodita! -rugió el vampiro.






Spoiler:
avatar
Ares
Hechicero Clase Alta
Hechicero Clase Alta

Mensajes : 22
Puntos : 18
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 29/04/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entre dioses y heroes +18

Mensaje por Thorsteinn el Vie Mayo 04, 2018 3:22 am

El cielo retumbó, las nubes se arremolinaron furiosas y negras danzando en forma de espiral y como un cometa caído del firmamento una bola de luz impactó contra el suelo levantando el pavimento y resquebrajando la tierra.

Thorsteinn había aterrizado con una rodilla en el suelo y el martillo en su mano destelleando descargas eléctricas. Las ráfagas se extendían desde su figura agazapada hasta los pies de los contendientes y la electricidad de sus rayos cerraron las heridas del vikingo, que para eso era de los suyos.

Elevó su mirada azul esgrimiendo una media sonrisa socarrona mientras se incorporaba en toda su plenitud y giraba la cabeza hacia Ares.

No quisiera mear desde el Valhalla y estropearte ese bonito...peinado.— le dirigió toda su ironía al dio de la guerra y luego miró a las diosas haciendo media inclinación de cabeza.— señoras...

Allí se discutían viejas ofensas y viejas rencillas entre el héroe troyano y la diosa que lo condenó, el dios de la guerra al que le gustaba fastidiar a su compañera de panteón. Valfreyja había acudido con su perro Fenrir, como siempre tratando de ser la protagonista de la fiesta.

¿No te basta con ser la diosa de la belleza, la fertilidad y la magia? deja la guerra a los que entendemos bien de ella. ¿Acaso no ves el colgante que lleva el humano? exacto, la guerras se ganan con el martillo no con flores.— también en el panteón nórdico se cocían sus habas. Thorsteinn no tenía reparos en decir las cosas conforme le venían a la cabeza, pues todos sabían que era el favorito de su padre.— Bien hecho, vivirás un día más para seguir plantando batalla.— le guiñó el ojo a Cannif y repasó con la mirada los pares de sorprendidos ojos que lo observaban desde las almenas; Sirius tiraba de la manga de Danielle señalándolo y diciendo que era Thor, emocionado y con los ojos como platos. La pirata enarcaba una ceja pensando si habría comido hongos alucinógenos en alguna comida en mal estado.


QUE SE DESATE LA TEMPESTAD DE RAYOS Y TRUENOS, QUE RETUMBEN HASTA LOS CONFINES DEL MUNDO
avatar
Thorsteinn
Hechicero Clase Alta
Hechicero Clase Alta

Mensajes : 11
Puntos : 8
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 02/05/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entre dioses y heroes +18

Mensaje por Heith el Vie Mayo 04, 2018 4:59 pm

Los peligros de ser quién era o, más bien, de ser lo que era, superaban con creces a las ventajas, aunque nadie fuera capaz de creerla. Su padre, un hechicero vikingo, su madre, una mortal sin poder alguno y ella, ella era una völva vikinga. Lo que la envolvía, lo que su existencia implicaba, era un constante riesgo para aquellos que la rodeaban. Por ese motivo vivía sola hacía años, por esa única razón, abandonó lo único que tenía, a su progenitor, e inició una vida sola ya desde muy joven, demasiado para cualquier mujer o hombre, pero no para ella, que se había criado aquejada siempre por adversidades, desgracias y muerte.
 
Con la cuerda tensada, las plumas de la flecha acariciando su labio inferior y la presa dispuesta, contuvo la respiración, fijó el objetivo y sus ojos se ennegrecieron de pronto, sus brazos cayeron, liberando el arco. El sonido del objeto al caer ahuyentó al ciervo y el cielo sobre la cabeza de la dama encapuchada se oscureció como si anocheciera. Había entrado en trance, quedando completamente expuesta a un ataque si es que éste llegara a tener lugar allí donde se encontraba. Algo probable, pues nadie habitaba en las montañas escarpadas y las visitas eran bien escasas. Pero un animal hambriento y furibundo podría intentar acecharla, era el momento perfecto para matarla. Así como el firmamento se había cerrado, su mente se abría y las imágenes aparecieron, sucediéndose, mudas. No podía escuchar sus palabras, sus voces, pero sí leer los labios que alcanzaba a ver. Hablaban de una espada maldita, de un viaje y de ella. La premonición la estaba avisando de una visita, y no precisamente pequeña o irrelevante. Había dioses en aquel grupo, no sólo hombres. De repente, el destello cegador de un alma pura, más adelante en su camino se cruzarían con una habitante de Alfheim, ella era importante también para su travesía. La oscuridad se cernió sobre su visión, algo que no había pasado nunca antes y que no presagiaba nada bueno. Destrucción, muerte… Hela intentando abrir las puertas de Hel.
 
Desmayada cayó la völva sobre las hojas secas del otoño. Inconsciente durante un par de minutos, arriesgando su vida como si ésta no valiera nada, a cambio de unas visiones que ella no pedía. Que la asediaban, la acorralaban y la doblegaban. Ella debía ver, quisiera o no. -Debemos evitarlo...- Musitó en un ahogado gemido, antes de alzarse sobresaltada con todos sus sentidos alerta y buscando con la diestra el arco por el suelo. Su instinto le decía que debía protegerse, que debía cuidarse las espaldas y mantenerse a salvo hasta la llegada del hombre capaz de empuñar el arma condenada.



Mage's pride:

The journey's starting:

Magic awaits:





Your wish shall be granted:


Uhm...:
avatar
Heith
Hechicero Clase Media
Hechicero Clase Media

Mensajes : 20
Puntos : 17
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 28/04/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entre dioses y heroes +18

Mensaje por Afrodita el Vie Mayo 04, 2018 6:21 pm

El rencor con el que el inmortal se dirigía hacia ella, dolía, se clavaba como una estaca en su pecho y aunque no podía morir por algo así, laceraba su corazón eterno. Intentó mantener el porte, no verse lastimada, abatida y buscó de reojo a Ares, el único allí presente que, a pesar de ese afán por hundirla, podía saber lo que en verdad sentía. Sin embargo, y como era de esperar, el dios de la guerra no hizo sino mofarse de ella.
 
Apretó los labios intentando contener lo que la aquejaba, procurando disimular que siendo una deidad, padecía por un error que, lejos de divino, era plenamente humano. Mas el grito del troyano exigiendo saber la verdad, la hizo reaccionar con voz alta y firme, reclamando el respeto que siempre le habían ofrecido y que, a aquellas alturas, con naturalidad exigía incluso en un momento como aquel en el que sabía no lo merecía.
 
–Nunca te mentí. Helena está al otro lado de estas murallas, oculta en alguna parte junto a un hombre, griego como nosotros, de nombre Ícaro.–
 
Confirmó, a pesar de la sorpresa que había sentido con la primera pregunta, acallada por la culpa, de que Ettore supiera que había sido ella quien le hiciera llegar la noticia. Era un hombre listo, demasiado incluso.
 
La repentina aparición de Thor, dios nórdico del trueno, dejó claro que no había sido cosa de Zeus el restallar iluminado del cielo. Afrodita lo observó un instante, mas sus ojos volvieron a centrarse en los dos contendientes, uno herido de gravedad a pesar de la magia poderosa y electrificante que parecía haber cerrado bastante bien el agujero que dejara la lanza en el hombre, el otro aguardando la salida del sol para convertirse en cenizas si la discusión se prolongaba mucho más.
 
–¿Por qué no dejáis que Ettore cruce los muros y busque a la mujer que necesita? No es vuestra amiga, ni amiga de nadie. Su belleza es cautivadora, pero sumamente peligrosa. Antes estaba encerrada por la orden Miliá, pero embaucó a un humano y logró escapar. No sabéis el peligro que corren vuestros hombres del norte...–
 
Se dirigía al conde vikingo, aquel que hacía poco se estaba muriendo sobre el terreno y que, ahora, aunque fatigado, ya no se desangraba. Aún así, necesitaba comer y beber para recuperar las fuerzas o sería una pelea breve contra el inmortal milenario y fuerte que seguía en pie frente a él.
 
–Necesitáis descansar y él resguardarse del astro rey. Sería bueno tomar una decisión pronto. Una decisión sabia.–
 
Su tono era conciliador, persuasivo. La diosa del amor rara vez alzaba la voz y su timbre era armonioso incluso cuando estaba seria, enojada o triste. Venía con su don, con su ser, con su poder. Incluso su canto era hermoso e irresistible. Claro que ahora no entonaba canción alguna, sólo hablaba e intentaba convencer al norteño que cediera en su empeño. Salvaría su vida y algunas más si accedía a concederle paso al troyano y éste daba caza, de una vez por todas, a Helena.


avatar
Afrodita
Hechicero Clase Alta
Hechicero Clase Alta

Mensajes : 23
Puntos : 20
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 21/04/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entre dioses y heroes +18

Mensaje por Valfreyja el Sáb Mayo 05, 2018 5:43 am

La diosa de la guerra decidió ignorar las sandeces del griego, supuestamente su igual, que nada tenía que hacer contra ella. Ese hombre perdía la fuerza por la boca y ella no se rebajaría a su nivel. Simplemente le dedicó una sonrisa cargada de suficiencia.

La caída de Thor estaba ya anunciada desde que hiciera resonar su martillo en los cielos de Midgard. Valfreyja rodó los ojos ante el teatro del dios del trueno, que lejos de ser comedido como correspondería a su escaso rango, era desmedido, como su ego.

–La envidia nunca le sentó bien a tu angulosa cara, Thorsteinn. Deberías probar con el orgullo sincero y ver cómo te queda.–

Le dedicó otra sonrisa a su contraparte, mientras que Fenrir le gruñía junto a ella, arrugando los belfos y mostrando sus grandes colmillos. El perro era casi tan alto como la mismísima Freya, corpulento, aunque sin ser excesivamente musculoso, pues aún era un cachorro de unos cientos de años y le quedaba mucho por crecer. En Asgard, por ahora, no tenían ni idea de cuánto iba a hacerlo y del caos que su gula interminable les ocasionaría.

Fijó entonces sus orbes en Afrodita, que para ser solamente la deidad del amor, estaba siendo sensata. Echó un vistazo a Höor y se aproximó a éste, tocando sin miramiento alguno la herida que se había cerrado. La carne aún estaba resentida por el corte y seguía faltándole sangre.

–Mejor reponer fuerzas como dice ella.– Ni siquiera se molestó en pronunciar su nombre. –Te necesito entero, norteño. Tu vida es un ancla para Hela, pero también es un cerrojo. Si mueres, las puertas de Hel podrían abrirse, como podrían hacerlo si no cortas ese vínculo con la familiar del engreído aquí presente.–

Señaló a Thor con un gesto de cabeza, dejando claras cuáles eran sus intenciones a pesar de haberse quedado observando el espectáculo desde su palacio, Fólkvangr. No hubiese dejado caer al guerrero, le necesitaba con vida.

–Y tú, eres tan egoísta como tus dioses.–

Sentenció, mirando al inmortal troyano. Sólo pensaba en su venganza y no veía más allá de eso.

–Si tan dolido estás, déjate vencer por el sol y reúnete con tu familia en… ¿el cielo? Pero deja que los vikingos hagamos lo que sabemos, luchar por proteger a los nuestros. Y, en este caso, a Midgard entero.–

Seguramente el griego no entendería lo que le decía, ya que sólo se miraba el ombligo. Creía que su dolor valía más que miles de vidas. La inmortalidad estaba desperdiciada en un hombre así, que por mucho que su leyenda fuera respetable, el ser que ahora estaba allí plantado, no valía nada.


avatar
Valfreyja
Hechicero Clase Alta
Hechicero Clase Alta

Mensajes : 21
Puntos : 18
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 22/04/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entre dioses y heroes +18

Mensaje por Ettore el Sáb Mayo 05, 2018 3:25 pm

Mi mirada se hundió intensa en la mujer culpable de la desaparición de Troya, de nuevo me la jugaba, algo me decía que como aseguraba el norteño, Helena no estaba tras esos muros. El conde parecía muchas cosas, entre ellas un fanfarrón con un ego desmedido, creo tras ver a su dios de donde sacaba ese aire omnipotente, pero, entre sus defectos no encontraba la mentira.
-¿Y si no está tras esos muros? -pregunté sin apartar mis ojos de la diosa -¿acaso me pedirás perdón? -Ironicé.
Como si le importara mi sino, al menos Ares tenía los cojones suficientes para reconocer lo que para ellos eramos, simples marionetas movidas por el titiritero.

La diosa nórdica se acercó al norteño para inspeccionar esa herida que el dios del trueno había cerrado de un martillazo en el suelo, tenia que reconocerles esa parte teatral que tenían los vikingos, algo superficial y absurda, pero al menos se “preocupaban” por los suyos.
Freya pidió a su discípulo que nos dejara a todos adentrarnos tras sus muros secundando así la petición de Afrodita, hablaba de un ancha, de un cerrojo y de que lo necesitaba, mas nada de eso a mi me importaba, si aquí no estaba Helena debía partir cuanto antes y dar con ella.

-Nadie cruzará mis muros en actitud beligerante, dioses, inmortales o humanos -sentenció el conde con esa dosis de orgullo que lo caracterizaba, como si estuviera en su mano evitar que los que ante sus puertas se alzaba pudieran entrar si lo veían necesario -pero si entráis en son de paz, sois bienvenidos, como todo norteño o extranjero que busca refugio tras mis muros.
Ladeó la sonrisa mirando a Thor de reojo, seguramente porque desde las almenas los niños gritaban el nombre de su dios preferido.
-Que ignorantes son -apuntó el dios de la guerra mirando al del trueno -solo te jalean porque no conocen al verdadero dios del acero.

Envainé mi espada negando con la cabeza no sin antes dedicarle una mirada a Afrodita.
-Las damas primero, muéstrame donde esta Helena ya que estas tan segura y descubramos quien miente de los dos.





“Siempre me han enseñado una ley, una ley fundamental: Honra a los dioses, ama a tu mujer y quiere a tu patria.”
Ektor:
avatar
Ettore
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 30
Puntos : 26
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 17/04/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entre dioses y heroes +18

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 6. 1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.