Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA AREZZO

MODERADORA

ENVIAR MP
NICOLÁS D'LENFENT

MODERADOR

ENVIAR MP
KALA BHANSALI

MODERADORA

ENVIAR MP
LADISLAV PEKKUS

MODERADOR

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA


Espacios libres: 01/45
Afiliaciones élite: abiertas
Última limpieza: 07/06


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com


Últimos temas


Coming home // Privado - Erlend

Ir abajo

Coming home // Privado - Erlend

Mensaje por Nanna Cannif el Vie Abr 27, 2018 6:49 am

Su enfrentamiento con Hela por proteger a Höor la había enviado al limbo. Observó todo a su alrededor en busca de una brecha, de una grieta en el espacio tiempo o en el escudo, fuera lo que fuera, que la tenía presa en ese lugar, y escapó, regresando a la Tierra. Para ella, apenas habían transcurrido unos segundos, pero en el mundo de los vivos, habían pasado alrededor de veinte años. No estaba en el mismo lugar del que había desaparecido, ni siquiera conocía aquella isla extraña y llena de animales demasiado grandes para su gusto. Cerró los ojos, se concentró y tras reunir el poder suficiente, se teletransportó, pensando en su hermano. Algo le decía que era a él a quien debía ir a ver, a pesar de que al último de los Cannif que había visto antes de desvanecerse, había sido al Höor.

Vio a Erlend bajo sus pies, ella levitando, aún invisible a los ojos de nadie. Le observó en silencio durante unos largos segundos. ¿Por qué tenía esa sensación de vacío en el pecho? Hacía poco que le había visto, tan sólo unos días, y sin embargo una extraña añoranza anidaba en su corazón que ya no latía, como si llevara siglos sin hablar con él, sin mirarle a los ojos, sin tocarle. Bajó hasta tocar el suelo con los talones y se materializó frente al vampiro. Él no envejecía, igual que ella, así que nada en su aspecto le decía que hacía dos décadas desde que su existencia se apagara como una llama y todos creyeran que "muriera" de nuevo.

-¿Sabes dónde está Hela?*

La noche había caído hacía apenas unas horas, era el momento en el que las bestias poblamos la tierra y sin embargo, ahora, cuando echaba la mirada hacia atrás, la veía a ella, mi esposa acunaba a Tarik entre sus brazos con una sonrisa de felicidad. Ubbe, mi hijo había sido padre de dos niños, el pequeño de carácter enérgico no encontraba nunca consuelo, ella mas clamada dormía en la cuna con el cabello dorado como el sol y sus puñitos cerrados.  Dos vikingos, eso había parido mi mujer, y ahora ellos nos daban nietos. Ya no había mas demonios ni oscuridad en mi, durante siglos me acompañaron ,solo ansiaba el fin, pero los dioses me habían bendecido con una familia y ahora sabía que había sitio para mi en este mundo.

Devolví mi mirada hacia el horizonte, Akershus era la esperanza del norte y desde allí podía ver los enormes fiordos, su verdes valles, esta tierra estaba bañada de sangre, pero también de fuego y de guerreros que jamas morirían arrodillados pues éramos un pueblo orgulloso.
Un gélido aire se desdibujó frente a mis ojos y poco a poco tomó esencia, una que me lleva abrir los  ojos de forma desmesurada, pues bien sabía que era un engaño mi hermana estaba muerta ¿volvían los demonios a torturar mi mente frágil?
Desenvainé la espada que silbó a mis espaldas colocando la hoja en su cuello.
-No se quien eres, si Hela, Loqui o simplemente mi mente, pero desaparece porque no voy a volver a caer al abismo de donde ya salí una vez.*


Cuando la espada de Erlend se posó en el cuello de Nanna, esta alzó ambas cejas y rio, pensando que su hermano bromeaba. Era inútil amenazar de muerte a un fantasma e imposible que le cortara la cabeza, pues con un simple pestañeo dejaría de ser corpórea y el filo la atravesaría como si no hubiera nada.

-Claro, Erlend, soy Hela y por eso te pregunto si sabes dónde estoy... Porque soy así de estúpida.

Un gruñido escapó de la garganta del espíritu que, por el momento, no intentaba zafarse del agarre del cainita. Rodó los ojos y giró un poco la cabeza, buscando la mirada ajena.

-Ya déjate de tonterías y suéltame. Esa mujer infernal me mandó al limbo cuando protegía a Höor y al escapar, no pude sentir su energía, así que vine a buscarte.

Ella no sabía que su requetetatara sobrino había cambiado, su energía ya no era la misma, pues alguna especie de magia ralentizaba su envejecimiento y alteraba su aura. Así que localizarle con el recuerdo no serviría.*

Enarqué primero una ceja incrédulo, si bien era cierto Höor me había hablado del espíritu guardián que lo ayudó, nunca pensé que se trataría de mi hermana y estaba claro que Höor no podía saberlo pues jamas la conoció. mi espada cayo a peso contra el suelo emitiendo un gran estruendo metálico y sin mas, ataje la distancia rodeando su cintura con mi brazo, apoyando mi frente en la ajena pero sin cerrar los ojos por miedo a que se desvaneciera. -deberías de haber cruzado el velo -susurré tirando mas de ellá para pegarla completamente a mi cuerpo.
Me había culpado durante mil años de que mi gente, mi familia, ella hubieran muerto por mi amor prohibido y si algún consuelo tenía era que el Valhalla les hubiera dado abrigo, pero ahora sabía que ella solo encontró errante penitencia -¿que hice?*


Última edición por Nanna Cannif el Sáb Ago 11, 2018 4:57 am, editado 1 vez


avatar
Nanna Cannif
Fantasma
Fantasma

Mensajes : 17
Puntos : 10
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 07/04/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Coming home // Privado - Erlend

Mensaje por Erlend Cannif el Vie Abr 27, 2018 6:51 am

Cuando al fin su hermano pareció creerla, ella parpadeó un par de veces, incrédula por su reacción. Se dejó abrazar y llevó ambas manos al rostro ajeno para acompañar el gesto de sus frentes.

-¿Cómo iba a cruzar? Prometí proteger a la familia, lo sabes. Y mi promesa me ata a ti y a cualquier Cannif con vida. El problema es el maldito limbo... Cada vez que lo piso, el tiempo vuela y cuando regreso, nunca sé cuándo... cómo... ¿Höor está vivo? ¿Qué edad tiene?

Odiaba perderse en el espacio-tiempo, aquello trastocaba todos sus planes. Frunció el ceño y obligó al vampiro a elevar el rostro y que sus orbes se encontraran.

-Erlend, déjate de culpas, no sirven para nada. Necesito que me digas si Hela consiguió anclarse a este mundo...

No sabía lo que aquello podría implicar de haber ocurrido, pero seguro que nada bueno. Aunque si aún había Cannifs en el mundo, si había vida siquiera, ya era todo un logro. Tal vez la reina del infierno no hubiese llegado a cruzar al completo.*

Mis pardos se perdieron en las dos tormentas de mi hermana, de nada servían las culpas, pero como una lacra en mi corazón anidaron y durante siglos me consumieron por completo. no estaba orgulloso de la imagen que devolví al espejo hasta que Ada me sacó de ese infierno, peor desde entonces, había luchado por le norte, por mi familia y por todo aquello que un día quité a mi pueblo.
-Cuando conociste a Höor, el tenia unos 27 años, sigue vivo, ahora debe tener alrededor de 46, pero se anclo con el infra mundo, con Hela así que envejece mas despacio y aparenta unos 35. Lucho, se enfrentó a los dioses y perdió..al menos en parte lo hizo, pues aun anclado no se bien como, consiguió que le velo no se abriera por completo, así que Hela no puede venir a la tierra con todo su poder..camina con un cuerpo mortal...*


La mirada de la morena se oscureció al escuchar que Höor se había anclado al inframundo. Aquello era una muy mala noticia, una terrible a decir verdad, pues aquella mujer era capaz de cualquier cosa por conseguir lo que se proponía. Si el velo no se había abierto al completo, volvería a intentarlo tarde o temprano, pues a ella lo que le interesaba era acceso completo entre su infierno y la Tierra.

-Höor no podía ganar solo y Hela lo acorraló a traición. Yo intenté protegerle, ayudar... Pero no soy lo suficientemente poderosa, soy sólo un alma errante, un espíritu guardián. Soy la Disin de los Cannif, pero luchar contra los dioses es un suicidio y si bien nos asegura la entrada al Valhalla, no siempre vale la pena el sacrificio. Tú lo sabes bien, Erlend.

Aún visible para su hermano, abandonó la corporeidad y se volvió medio translúcida. Su cuerpo se elevó y empezó a dar vueltas por la estancia, levitando. En la sala de al lado estaba la familia del vampiro. No sabía hasta qué punto era bueno que supieran de su existencia, ni siquiera tenía claro si había hecho bien en mostrarse a Erlend. Pero había sido algo instintivo.*

Luchar contra lso dioses era un suicidio, peor eso no implicaba que nuestro destino tuviera que ser empeñado por los juegos caprichosos de Loqui y de su hija, siempre los norteños fuimos fieros, valientes, jamas dejamos de mostrar los dientes, así nos forjaron nuestros dioses. Odín, Thor, éramos su reflejo, hombres orgullosos que nacen con el acero en la mano, así que entendía que Höor luchase, omcoo yo lo hacía cada día.
Mi hermana se paseó invisible por la habitación admirando mi linaje, mis nietos, hijos de mi primogénito.
Ladeé la sonrisa cuando mi esposa alzó la mirada perdiéndola en mis ojos.
-¿duerme? .-pregunté ahora que ya no escuchaba su desesperado llanto*




Min Doom:


Min Doom:


La luz de mi oscuro abismo, mi perdición, mi único amor

Katherine, el demonio de mi abismo:

video Erlend y Ada:



avatar
Erlend Cannif
Vampiro Clase Baja
Vampiro Clase Baja

Mensajes : 384
Puntos : 407
Reputación : 81
Fecha de inscripción : 02/05/2016
Edad : 1218
Localización : Donde su caballo lo lleve

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Coming home // Privado - Erlend

Mensaje por Nanna Cannif el Sáb Jun 09, 2018 6:35 am

Nadie a parte de Erlend podría verla ahora, esa era una de las ventajas de estar muerta, de ser un fantasma aún anclado al mundo de los vivos. Erlend había sido convertido en vampiro, pero eso no significaba ser un difunto como muchos decían, ni tampoco haber perdido el alma. Porque un ser sin alma era incapaz de querer, de amar, y era imposible negar lo que tenía allí delante. Su hermano, feliz con su esposa, sonriendo ante la visión de sus nietos, orgulloso padre. Un monstruo, como tildaban siempre a los cainitas, no podría hacer nada de lo que él estaba haciendo, ni disfrutaría de una vida plena con una familia.

¿Había hecho bien en decirle que ella seguía allí? Años atrás le había hecho prometer a Höor que no se lo contaría, que sería un secreto entre ellos hasta que el tema de Hela se solucionara, seguramente porque ya se había imaginado que ella no saldría de ese encuentro y así fue. Mas lo que jamás pensó era que pudiera regresar tiempo después.Cuando quedó en el limbo, estaba convencida que ese era su final, el castigo por haberse enfrentado a la diosa del inframundo, aquella que guardaba, precisamente, a los muertos condenados. Y sí, Nanna había luchado con honor, teóricamente su lugar estaría en el Valhalla o en Vingólf, pero su espíritu no cruzó con las valquirias, se había aferrado al recuerdo de los Cannif, a su hermano, a una promesa. Había perdido su billete de vida, la oportunidad que Odín y Freya le brindaban de ser recibida como una guerrera en Asgard. Ya estaba hecho, no había vuelta atrás, y eso implicaba que cuando pereciera definitivamente, no tendría un lugar con los suyos en los palacios de los guerreros, sino que la aguardaría una celda entre los presos.


avatar
Nanna Cannif
Fantasma
Fantasma

Mensajes : 17
Puntos : 10
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 07/04/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Coming home // Privado - Erlend

Mensaje por Erlend Cannif el Sáb Jun 09, 2018 4:56 pm

Había algo que mi hermana no me estaba contando, algo que parecía guardarse en el fondo de sus entrañas y que la perturbaba. El paseó por la estancia de forma etérea, observando por primera vez no solo a la madre de mis hijos, esa que me había ayudado a acallar a los demonios que gritaban dentro de mi, si no también a el pequeño Tarik y su hermana que como buenos vikingos que eran daban guerra en los brazos de su abuela.

Ladeé la sonrisa devolviendole una mirada cómplice a mi mujer antes de regresar a la balconada, tenía que hablar con mi hermana y tenía que hacerlo ahora.
-¿cuando vuelves al Valhalla? Tu lugar no es este, andar entre vivos no es digno de tu estirpe, quiero que me expliques hermana si sufres.

Apreté los puños contemplando sus ojos negros, de niños nunca lograba mentirme pues apartaba la mirada delatando que algo le guardaba a mis brillantes pardos ahora interrogantes.
-Nanna solo quiero ayudarte, tu has cuidado de Höor, pero mejor que nadie saber que los Cannif somos complicados, si tu palabra para Odin ha sido ser protectora de mi estirpe te has condenado a una vida difícil.

Tiré de su cintura rodeándola entre mis brazos.
-No quiero volver a perderte pero no quiero que quedes anclada a un mundo que no te pertenece, siempre pensé que estabas destinada a hacer grandes cosas, eras con diferencia la mas lista de los dos.
Recordé aquel día que me lancé desde un precipicio para conseguirle una piedra, casi pierdo la vida, si padre no llega a sacarme del fondo del mar mi linaje no hubiera sido posible y son embargo aferré la piedra con fuerza pues buscaba complacerla.
-Nanna, siempre cuidaré de ti, tiene que haber un modo, uno en el que vuelvas entre los nuestros, que disfrutes de una vida que yo te negué, no olvido que todo cuanto ocurrió es culpa mía.
He encontrado la paz, mas es un camino complicado en el que los demonios rugen con fuerza.


Min Doom:


Min Doom:


La luz de mi oscuro abismo, mi perdición, mi único amor

Katherine, el demonio de mi abismo:

video Erlend y Ada:



avatar
Erlend Cannif
Vampiro Clase Baja
Vampiro Clase Baja

Mensajes : 384
Puntos : 407
Reputación : 81
Fecha de inscripción : 02/05/2016
Edad : 1218
Localización : Donde su caballo lo lleve

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Coming home // Privado - Erlend

Mensaje por Nanna Cannif el Miér Jul 04, 2018 3:40 pm

Cuando su hermano regresó de sostener en sus brazos a uno de sus nietos, se acercó a la morena y buscó averiguar aquella verdad que ella tanto se aferraba en ocultar. Mantuvo la cabeza ligeramente agachada, algo que jamás hizo en vida, pues había sido una guerrera, una vikinga. Sin embargo, ahora le había estado mintiendo a su hermano o, mejor dicho, había obligado a uno de sus descendientes a hacerlo en su lugar.

Erlend se acercó más a ella, instándola a abrirse, a sincerarse con él. Le daba la oportunidad de redimir su error y enmendar aquella culpa que cargaba sobre los hombros.

-No puedo cruzar, hermano. El día en que morí hace mil años, no crucé al otro lado con las valquirias y ahora... ahora ya es demasiado tarde para hacerlo...*

Mis ojos buscaron inquisitivos encontrar el modo de que aquello que decía fuera solo una falacia ¿la había condenado a una vida en hel o quizás algo mucho peor, allí en un limbo de donde no podía salir? Y yo aquí tratando de redimirme en brazos de una mujer, teniendo hijos sin saber a la condena que había sometido a mi hermana.
-No es posible, si algo he aprendido en todos estos 1000 años que llevo existiendo es que rendirse nunca es la mejor opción, irás al Valhalla, aunque tenga yo mismo que arrastrarte junto a mi alma caída en batalla.

Deslicé mis dedos por su rostro, ese que tanto había añorado, ese en el que tanto había pensado y ese que recordaba cada noche en pesadillas gritando de dolor al ser tomada por bestias hasta la muerte.
-Lo siento hermana.*

No era tiempo de remordimientos y menos aún por algo que había ocurrido hacía ya diez siglos. Nanna era consciente de ello pero, al parecer, Erlend se había pasado aquellos mil años lamentando algo que nunca se había sacado del pecho.

-Erlend, los dos cometimos errores en el pasado, pero de nada sirve disculparse, porque no hay nada que podamos perdonar el uno al otro.

Posó su mano sobre el dorso de la ajena, acercándose hasta que sus frentes se juntaron y dejó caer los párpados.

-Pero ya que estamos siendo sinceros... Siento no haberte venido a ver cuando ayudé a Höor.*

Me encogí de hombros ¿acaso podía culparla? no, a fin de cuentas, su muerte, la de los míos fue responsabilidad de un joven enamorado que incumplió todas las leyes y que como penitencia pagó un precio demasiado alto.
En algo tenía razón, no era tiempo de pedir perdón, tampoco de lamentos, era tiempo de soluciones y cruzar al Valhalla debía ser su meta, la de todo vikingo o..¿quizás ella no ansiaba eso?
-¿Que te ha traído aquí? -pregunté perspicaz.
1000 años tuvo para visitarme y no lo hizo, dudaba esta fuera pues una visita de cortesía, algo necesitaba de mi, algo quería ¿qué?*


avatar
Nanna Cannif
Fantasma
Fantasma

Mensajes : 17
Puntos : 10
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 07/04/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Coming home // Privado - Erlend

Mensaje por Erlend Cannif el Miér Jul 04, 2018 3:41 pm

-No lo sé.

Respondió sin darle demasiadas vueltas a la pregunta, encogiéndose de hombros al levitar nuevamente hacia atrás, apartándose de aquel ceño ligeramente fruncido que tan bien conocía. Algo ocultaba el interrogante de su hermano, algo pasaba por su mente que no decía.

-Sencillamente sentí la necesidad de venir a verte. La otra vez no pude y cuando Hela me hirió, pasé alrededor de dos décadas en el limbo.

Suspiró, bajando hasta que los dedos de los pies tocaron el suelo y seguidamente lo hicieron sus talones. Seguía siendo únicamente visible para Erlend, pero ella podía ver a su familia en la estancia de al lado, ajenos a su charla a lo que en aquella estaba pasando.

-Al menos no fueron nueve siglos como la primera vez.*

Tensé el gesto, podía estar en lo cierto, solo echarme de menso un milenio después, pero...algo no me encajaba, podía llamarme desconfiado.
Quizás ni ella sabía el motivo que la había empujado a venir a mi, peor..¿solo una visita? si llego hasta Höor bien pudo haber llegado hasta mi.
-¿y ahora? es decir, me has visto, estoy "feliz" tengo mujer, hijos, tengo nietos...¿y tu? ¿Te iras? ¿te largaras de nuevo a ese limbo? ¿que será de ti hermana? ¿como será tu vida? ¿estas dispuesta a renunciar a todo? ¿irte?

Clavé mis pardos en los suyos esperando un atisbo de lucha y no la resignación que veía en ello.
-Vamos hermana ¿que te ha traído de forma inconsciente hasta mi? -pregunté esperando que reaccionara.*


Ladeó la cabeza ante tal retahíla de preguntas, parpadeando un par de veces.

-¿Te crees que es elección mía lo del limbo? Allí es a donde van las almas errantes, Erlend. No decides entrar ni tampoco salir. Es una fuerza superior la que te arrastra y escupe cuando le da la gana.

Dio un par de pasos hasta situarse frente a él, alzando el mentón hasta que los pardos de ambos se encontraron de nuevo.

-Si no fui al Valhalla ni a Vingólf fue porque prometí cuidar de la familia, de ti. De todos los Cannif venideros. Y cuando regresé al mundo de los vivos después de mi muerte, habían transcurrido casi mil años y Hel rondaba la tierra. Mi promesa me ataba a ayudar a Höor. Pero ahora... Ahora vine aquí impulsada por un deseo propio, el de verte... Y aquí estoy, así que imagino que o bien nadie corre mucho peligro o eres tú quien lo hace a corto plazo.*

Ladeé la sonrisa por sus palabras, seguramente ya no recordaba a ese niño que se lanzó por un precipicio para conseguirle la perla que yacía en el fondo del mar.
Si padre no hubiera estado allí cerca y hubiera escuchado sus gritos hubiera muerto en el intento, pero padre me sacó a mi y yo a la perla ¿aun dudaba de lo que estaba dispuesto a hacer por ella?
-Estoy muerto, mi no vida ha sido amenazada en tantas ocasiones que Hela y yo jugamos una divertida partida de damas cada noche. No temo Hel, no iré a él, soy un vikingo, el día que acabe mi no vida será luchando y el Valhalla me espera con Odín a su mesa.
Mis hijos son fuertes, son sanos y como Höor unos dementes que batallan por un sueño, un norte libre, llegará su hora, y yo les esperaré bebiendo de mi jarra, no temo el fin de mis días, pero si temo que tu promesa no te permita un descanso que todos merecemos...tengo un linaje un tanto... caótico -apunté ladeando la sonrisa para dejarle claro que iba a tener mucho trabajo.
-No deberías rendirte, hermana, algo me dice que el fin de tus días no será en ese limbo... siempre hay una forma de hacer las cosas, quebrar a la muerte es mi especialidad, déjame ayudarte.*



Min Doom:


Min Doom:


La luz de mi oscuro abismo, mi perdición, mi único amor

Katherine, el demonio de mi abismo:

video Erlend y Ada:



avatar
Erlend Cannif
Vampiro Clase Baja
Vampiro Clase Baja

Mensajes : 384
Puntos : 407
Reputación : 81
Fecha de inscripción : 02/05/2016
Edad : 1218
Localización : Donde su caballo lo lleve

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Coming home // Privado - Erlend

Mensaje por Nanna Cannif el Miér Jul 25, 2018 11:20 am

Llevaba tanto tiempo sin verle, sin hablar con él, que casi había olvidado lo testarudo que podía llegar a ser. Los Cannif eran todos muy temperamentales y de ideas fijas, pero si alguien se llevaba la palma, ese era Erlend, sin duda alguna. Se pasó una mano por la cara, mostrando su clara desesperación ante la insistencia ajena a que “no se rindiera”, como si siquiera fuera una opción. Ella había hecho una promesa y los dioses se tomaban aquellas cosas muy en serio, y no tanto como sus labores, por ejemplo. Tomó aire, aunque no le fuera necesario en lo más mínimo, pero eran gestos que no se perdían ni con los milenios, manías que la acompañarían por el resto de sus eternos días. -¿Cuándo me he rendido yo, Erlend?- Arqueó una ceja, esperando por su respuesta, sin embargo, en cuanto le vio despegar los labios, le calló colocando el dedo índice contra ellos. -No me vengas ahora con aquella vez que jugamos a cazar lobos y me caí en una zanja. ¡Tenía sólo seis años! Es normal que pidiera ayuda y con ello perdiera. En esos tiempos yo no podía levitar como ahora.- Añadió lo último con cierto orgullo, sintiéndose un poco superior a su hermano gracias a algunos privilegios de su condición incorpórea.
 
Despegó los pies del suelo y dio una vuelta alrededor de su hermano, flotando a un palmo de los tablones de madera. Se colocó a sus espaldas y, riendo, se le abrazó del cuello, con el resto del cuerpo casi horizontal, como si se encontraran en un lago. -No seas aguafiestas, aprovechemos el tiempo hasta que alguno de tus hijos se meta en líos.- Comentó, dándole un tirón de oreja, antes de apartarse rápidamente, volando hacia la pared del otro lado de la estancia. Una sonrisa se dibujaba en su rostro, porque pasara lo que pasara, estaba encantada de haberse reunido de nuevo con él, con la persona a la que más quería y en la que más confiaba. En esos instantes, no se sentía sola y aunque duraran poco, pensaba atesorarlos ahora que era consciente de lo volátil que era todo en la “vida”.


avatar
Nanna Cannif
Fantasma
Fantasma

Mensajes : 17
Puntos : 10
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 07/04/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Coming home // Privado - Erlend

Mensaje por Erlend Cannif el Lun Ago 06, 2018 12:28 pm

Ladeé la sonrisa cuando su dedo se posó en mis labios, mil eran las anécdotas donde mi hermana se había rendido ante mi, no porque careciera de ese carácter Cannif, si no porque ella era sin duda la mas racional de los dos.
Ensanche la sonrisa cuando apartó el dedo recordando aquel capitulo que rememoraba y seguí su estela cuando me dejo claro que ahora ella podía ser mas poderosa incluso que yo.
Asentí cuando la sentí dejarse caer en mi cuello, una tregua, eso me pedía, una para recordar viejos tiempos, divertirnos, olvidarnos de los problemas y simplemente disfrutar de nuestro reencuentro tras tantos años sin vernos.
-Esta bien -dije señalándola al verla atravesar la habitación hasta la puerta -pero hablaremos de esto, sabes que no vas a librarte de eso -aseveré colocando mis pieles en los hombros.

Me acerqué a mi esposa y deposité un beso en sus labios.
-Vuelvo luego -dejé un mordisco en su inferior sin darle muchas explicaciones, Ada me conocía lo suficiente como para saber que iría al mismo Hel para ayudar a mi hermana, así que preferí no comentarle nada, no quería preocuparla.
Moví el caballito de madera con el que un insoportable Tarik jugara y dejara aquel llanto de guerrero que se gastaba.
Siempre inconforme ocn el mundo, aquel chico era un Cannif pese a que su piel fuera tan oscura como la de su madre.

La niña dormía en la cuna para entonces, ella era idéntica Ubbe, así que tras dedicarle una breve mirada y arroparla con las pieles, salí tras Nanna.
-¿Y donde quieres ir hermana? ¿a cazar lobos ahora que puedes volar? -pregunté con un deje de diversión.


Min Doom:


Min Doom:


La luz de mi oscuro abismo, mi perdición, mi único amor

Katherine, el demonio de mi abismo:

video Erlend y Ada:



avatar
Erlend Cannif
Vampiro Clase Baja
Vampiro Clase Baja

Mensajes : 384
Puntos : 407
Reputación : 81
Fecha de inscripción : 02/05/2016
Edad : 1218
Localización : Donde su caballo lo lleve

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Coming home // Privado - Erlend

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.