Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA AREZZO

MODERADORA

ENVIAR MP
NICOLÁS D'LENFENT

MODERADOR

ENVIAR MP
KALA BHANSALI

MODERADORA

ENVIAR MP
LADISLAV PEKKUS

MODERADOR

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA


Espacios libres: 00/45
Afiliaciones élite: cerradas
Última limpieza: 16/01


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com


Últimos temas


Buscando a Nemo // Privado - Höor y Floki

Ir abajo

Buscando a Nemo // Privado - Höor y Floki

Mensaje por Oana el Sáb Abr 28, 2018 2:04 pm

Cada vez que intentaba dormir, aquel lugar la arrollaba como un huracán, revolvía todo su ser y arremolinaba el conocimiento que se había aparecido por primera vez aquella fatídica noche en la que el brujo se cruzara en su camino. No había nada peor que los hechiceros oscuros, que aquellos que le deseaban atormentar a la gente y asediaban su suerte. Y el azar cruel y retorcido había decidido que en el camino de Oana se cruzara él con su sed maligna. Desde aquella puesta de sol que no había vuelto a ser la misma.

Ahora, cuando sus párpados caían, una ciudad inundada se aparecía en sus sueños. Mensajes crípticos, lenguas muertas, símbolos perdidos y una palabra que se repetía como un encantamiento: Atlantis. Con esas sílabas murmurándose desde unos carnosos y humedecidos labios, el cuerpo de la muchacha se arquea, retuerce y convulsiona. Su mente lucha contra una invasión que no anhela, su pensamiento reclama salir a flote y expulsar toda esa información que no necesita, que sobra. Más la gárgola que en ella anida no le permite conseguirlo, la doblega, la somete y la silencia con su pesada garra de piedra sujetándola del cuello. Se ahoga con su propia lengua que se hincha y torna azul mientras unas marcas amoratan su piel bajo el yugo de una zarpa invisible para el resto.

Con un grito sordo despierta sobresaltada. Su dermis perlada con un sudor frío, pálida, excepto por aquellas señas que han quedado plasmadas alrededor de su garganta. Se toca la zona, duele. Sus orbes, ahora de un color aguamarina translúcido, son como dos espejos que reflejan todo aquello que ante sus ojos se muestra. No se puede buscar en ellos lo que ella siente o piense, como una muñeca, sus ocelos no expresan nada. Mas el temblor de sus dedos y el tartamudeo cuando intenta hablar de nuevo, dejan claro el estado de pánico en el que se encuentra.

~~~

Su obsesión con las visiones la había llevado a suplicar a su tío que le permitiera viajar al norte, a tierras de un amigo suyo, en busca de alguien que pudiera llevarla en busca de aquello que necesitaba. Sabía que hacía poco Robert Fulton había construido algo parecido a un barco que se podía sumergir y aguantaba veinticuatro horas hundido en el agua. Pero no bajaba más de diez metros, eso no le servía, aunque como base estaba bien. Necesitaba alguien con una mente más abierta, con muchas ideas y que estuviera tan loco como ella para llevar a cabo la travesía. Y era bien sabido que en Akershus había tantos locos como guerreros. Tal vez alguno fuera capaz de coger el diseño de Fulton y convertirlo en algo mucho mejor. Debía intentarlo al menos. Así que con el permiso de Damon y una escolta, fue enviada a tierras norteñas a encontrarse con el conde Cannif que sería su guardián y guía en la zona. Si alguien podía decirle con quién hablar, ese era el hombre, el que conocía a su pueblo, al que todos acudían. Y ahora, como tantos otros, Oana también lo hacía.

Cuando llegaron a las murallas que rodeaban la ciudadela, los caballos se detuvieron y reclamaron que alguien les atendiera. La joven estaba dentro del carruaje, cubierta, no podía salir hasta que el sol se pusiera y aún faltaba cerca de una hora. No tenía muy claro si el rey de Rumanía había puesto al tanto al que debía recibirla o si tendrían problemas en su primer encuentro con la maldición pétrea que la muchacha sufría.


avatar
Oana
Realeza Francesa
Realeza Francesa

Mensajes : 10
Puntos : 7
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 26/04/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Buscando a Nemo // Privado - Höor y Floki

Mensaje por Höor Cannif el Dom Abr 29, 2018 7:35 am

La misiva de Damon me sorprendió, no tanto porque no mantuviéramos contacto de forma continua pues o su hija o el mio estaban en tierras contrarias, si no porque en esta ocasión no era para preguntarme por como les iba a el feliz matrimonio, o los clanes de lobos y la interminable guerra que acontecía en Akershus, si no que pedía un favor, alojamiento para su sobrina.
Con todo lujo de detalles me explico lo complicada que era la situación de la dama, al parecer estaba perturbada, su mente era frágil como el cristal, las pesadillas se acontecían con cada vez mas frecuencia, ademas se negaba a que la luz del sol rozara su tez, según Damon debía respetar esa decisión o podría entrar en convulsiones. Los médicos no le habían dado grandes esperanzas para ella, solo que le permitiéramos una vida lo mas...”apacible” posible aunque a veces lo que pidiera fuera una locura era mejor no discutir en demasía mientras no implicara ningún riesgo para su vida.
La desesperación del alfa lo llevo a pensar que en mi caso sería mas capaz de hacerme cargo de ella, él era estricto y no dejaba de colisionar uno con otro como violentas rocas.

Aquel día el carruaje se adentró hasta las mismas puertas y pedí a las doncellas tupidas mantas con las que salí a su encuentro de la doncella
-¿Me permite? -susurré cubriendo su cuerpo por completo -os juro que ni un rayo de luz rozara vuestro cuerpo.
Sin mas la cargué sobre mi hombro como un saco, mi sonrisa se ladeó al escuchar su pequeño grito, creo que ni de lejos esperaba que mi reacción fuera esa, pero Akershus estaba lleno de locos, yo mismo creo que en parte lo era. Enfrentábamos a Randulf cada día, portábamos espadas a nuestras espaldas y los dioses formaban parte de nuestro día a día, así que ¿por que negarle la concesión de que solo la luna acariciara su piel?

La descargué en le interior del palacio, en el norte el sol no solía ser el astro rey, de normal estaba nublado, el tiempo era tempestuoso y la noche siempre ganaba la partida al día, así que deduzco que era el mejor lugar para esa mujer.
Bajé las mantas y ahora si nuestros ojos chocaron, los suyos sorprendidos, los míos divertidos.
-Bienvenida al norte señorita, espero que encuentre en mi casa su hogar, le pondré al corriente de todo cuanto necesite, pero le avisaré sobre algo, aquí nadie vive como una princesa, aquí desde el primero al ultimo de los integrantes de la fortaleza colaboran con aquello que mejor se les da y es obligado aprender a esgrimir armas, al menos de forma “útil para la defensa” estamos en guerra -sentencié.

La joven miraba alrededor, Niels y Einar entraban corriendo uno detrás del otro seguramente por alguna de esas miles de trifulcas que tenían, se esquivaban y reían tratando de darse puñetazos que no alcanzaban al otro.
-Son dos de mis hijos, ya te acostumbraras, en el norte no nos caracterizamos por ser muy “tibios”
Al final se cruzaron con Dogmar la cocinera, que rodillo en mano les atizo en el trasero para que se estuvieran quietos, Niels le mando un beso en el aire y Einar le hizo un calvo antes de volver a salir ambos corriendo ahora escaleras arriba.
-No me pagan conde lo suficiente para aguantar las partes nobles de tus hijos -dijo la cocinera al pasar por mi lado con esa sonrisa que se gastaba.
Me encogí de hombros riéndome antes de proseguir con la explicación para la joven.
-He preparado para ti una guardilla, es la zona menos iluminada, no tiene ventanas mas allá de un pequeño ojo de buey, así que espero puedas acomodarte allí, eres libre de adaptarlo a tus gustos.



Levántate una y otra vez hasta que los corderos se conviertan en lobos.
Höor:
guerreras:
La pirata:
Valeria:
avatar
Höor Cannif
Realeza Neerlandesa
Realeza Neerlandesa

Mensajes : 790
Puntos : 844
Reputación : 118
Fecha de inscripción : 21/09/2016
Localización : el placentero infierno de tus piernas.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Buscando a Nemo // Privado - Höor y Floki

Mensaje por Oana el Miér Mayo 02, 2018 9:56 am

Cuando el conde apareció y se coló en el interior del carruaje con aquellas gruesas mantas  con las que la envolvió como si fuera un pequeño ciervo recién nacido cuya madre había sido derribada por un cazador, no pudo evitar quedarse atónita y sin comprender. ¿Por qué no había abierto las puertas para que los caballos entraran hasta las caballerizas? ¿No hubiese sido eso mucho más lógica que cargarla cual saco de patatas sobre su hombro, tapada con aquellas pieles? Antes de bajar, la cabeza de Oana chocó con la parte superior de la puerta y dejó escapar un grito que, al parecer, Höor había interpretado como una sorpresa o queja por el modo en que la cogió. Que si bien no era de lo más normal, después de cinco años en el manicomio, ya pocas cosas sorprendían a la dama.
 
Aún se tocaba la cabeza cuando la descargó en el interior de palacio y observó a su alrededor. -Gracias por el transporte extra.- No le iba a decir lo sencillo que hubiese resultado hacer lo que a ella se le había ocurrido, pues aunque su cabeza no estuviera cuerda, seguía siendo una dama de la realeza francesa y, como tal, aún recordaba lo que eran las buenas formas. Aunque pronto descubrió que allí eso se estilaba poco, al menos para los hijos del conde que corriendo como niños a pesar de estar ya entraditos en años, se peleaban y uno de ellos hasta le mostró el trasero a una señora que por el arma que portaba en mano, debía ser la cocinera. La joven abrió bastante los ojos, aunque no se ruborizó ni gritó, a fin de cuentas en el psiquiátrico había llegado a ver a hombre corriendo completamente desnudos por los pasillos, intentos o logros de suicidio, persecuciones cuchillo en mano y otras tantas cosas que dejaban un mero calvo en una nimiedad. Con las cejas arqueadas, fijó su mirada en los ojos del hombre que, una vez más, le hablaba a ella. -Agradezco el cuidado que ponéis en que esté protegida del sol, deduzco que mi tío os habrá puesto al día, aunque no creo os haya contado toda la verdad, pues no le habríais creído.- Ella no se andaba con secretos, ya la tildaban de loca en toda Francia, llevaba ese título con orgullo junto a su cargo de realeza, así que poco le importaba que allí en el norte fuera tratada también como una chalada, lo que tendría más mérito aún que hacerlo en un lugar como París. -Y no os preocupéis, sé luchar, pero si queréis ponerme a prueba o enseñarme cosas que no sepa, estaré encantada de aprender.- Una amplia pero extraña sonrisa se dibujó en los labios de la doncella que arremangándose la falda del vestido, dirigió sus pasos hacia las escaleras. -Muéstreme el camino a mi estancia, quisiera revisar unas cosas y, también, hablar con vos a solas.-


avatar
Oana
Realeza Francesa
Realeza Francesa

Mensajes : 10
Puntos : 7
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 26/04/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Buscando a Nemo // Privado - Höor y Floki

Mensaje por Höor Cannif el Mar Mayo 15, 2018 1:09 pm

La doncella actuaba de forma impertérrita a las barbaries de mi prole, supongo que pese a ser una “reina” en el exilio, en el manicomio había visto cosas peores.
Según Oana ella sabía luchar, no sabía en que punto de su vida había aprendido, mas si así era me alegraba, le vendrían bien esos conocimientos para estos lares y de no ser así ,si solo era otra de sus locuras, aquella actitud decidida a aprender le venía muy bien.
-Acompáñeme señorita -le pedí indicándole con mi diestra que pasará delate para subir los escalones.

Una vez arriba caminamos a través de los largos corredores hasta alcanzar la pequeña guardilla oscurecida que iluminé con la lampara de aceite que colgaba de una de las paredes.
-Es aquí, la he mandado limpiar y el armario esta vació, no es gran cosa pero es cuanto tenemos disponible, últimamente Akershus tiene superpoblación, como sabes estamos en guerra, así que, se hace lo que se puede.

La joven asintió paseando su mirada por la austera habitación, ladeé la sonrisa al ver como deslizaba los cuatro dedos por un escritorio de madera envejecido. Sobre el papel, tinta y secante.
-Según tu tío te gusta escribir, así que, he dejado todo dispuesto para ello.
Elaine ha sido informada de tu llegada y en breve vendrá a visitarte al igual que su marido, mi hijo ¿lo conoces?

No me había pasado desapercibido el comentario dicho, según ella no conocía toda la verdad, pero algo me decía que pronto la sabría.
-¿y bien?¿que eso que Damon no me ha contado? ¿una enfermedad quizás?
Seguramente sería otro de sus desvaríos, mas quería escucharla.
Decía querer hablar conmigo y no veía el problema para ello.
-Dices necesitar hablar conmigo, aquí estoy, dime que necesitas y trataré de en la medida de mis posibilidades complacerte.

No tardé en darme cuenta que ya estaba tuteándola, pero la verdad es que aquí en Akershus todos nos tuteabamosy no pensaba que fuera necesario andarnos con florituras por muy de la realeza que fuéramos ambos.


Levántate una y otra vez hasta que los corderos se conviertan en lobos.
Höor:
guerreras:
La pirata:
Valeria:
avatar
Höor Cannif
Realeza Neerlandesa
Realeza Neerlandesa

Mensajes : 790
Puntos : 844
Reputación : 118
Fecha de inscripción : 21/09/2016
Localización : el placentero infierno de tus piernas.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Buscando a Nemo // Privado - Höor y Floki

Mensaje por Oana el Mar Mayo 15, 2018 3:38 pm

En cuanto el conde le indicó que se adelantara, ella lo hizo y pasó frente a él en dirección ascendente por las escaleras. La idea de la buhardilla no sonaba mal, le recordaba a su infancia a cuando jugaba al escondite y se ocultaba en la torre de palacio, donde había llegado a quedarse oculta hasta dos días, llevándose algunas provisiones por adelantado. A fin de cuentas, aquel era su cuarto secreto y cuando salía era porque se aburría de estar sola, no porque alguien la encontrara. Se apartó una vez arriba, permitiendo que fuera él quien abriera la puerta ya que era el anfitrión y ella la invitada. Mero protocolo, cortesía. Podía estar en el norte, entre vikingos, conocidos como bárbaros, pero es no haría que ella perdiera su respeto hacia otros. Había otras cosas más complicadas que dificultarían las cosas como para empezar por las fáciles.
 
Se coló en la habitación tras el conde, observando la cama, los muebles y el pequeño escritorio. Sonrió al ver el papel, la tinta y la plumilla. Sus orbes se elevaron hasta encontrarse con los de Höor. -Muchas gracias por todo. Con un sitio donde descansar era suficiente, agradezco la deferencia con mi afición por la escritura.- Apartó la silla con cuidado de no arrastrar las patas y se sentó, acariciando la madera vieja del escritorio con ambas manos a los lados del pequeño montón de papel que reposaba en el centro. -Mi enfermedad ya la conocéis. Bueno, más bien conocéis lo que sabe toda Francia.- Elevó el rostro, girando un poco para encontrarse, una vez más, con los orbes del amigo de su tío. -Dicen que estoy loca.- Sonrió sin sentirse para nada ofendida. Apoyándose en la mesa, se incorporó de nuevo y caminó hacia el armario para abrirlo. Estudió los cajones, estantes y el perchero. -¿Quién no enloquecería cuando, de la noche a la mañana, en su mente aparecieran los recuerdos milenarios de alguien que ha visto cambiar París desde lo alto de Notre Damme?- Hizo una breve pausa para ver si el contrario la seguía. No estaba siendo del todo clara, el ser algo críptica venía con su nueva cabeza, con aquello que la afligía. -¿Saben aquí en el norte lo que es una gárgola, conde?- Le enfrentó con calma, acomodándose una de las decoraciones que portaba en el pelo. -Porque si el sol toca mi piel, os aseguro que lo sabréis, pues un hechicero me maldijo una noche de hace cinco años y toda la sabiduría que albergaba una estatua, pasaron a mi cabeza. Normalmente estoy bien pero… a veces sufro alguna crisis y de ahí que me mandaran al hospital psiquiátrico.- Se encogió de hombros, como si estuviera hablando del clima. -Ah, casi lo olvido. Mi tío me mandó con vos porque necesito encontrar a alguien, a un inventor con la mente muy abierta, a un visionario... Y Damon dijo que no encontraría a un ingeniero más loco que a uno norteño.- Alzó sus cejas, esperando que el conde le diera la razón al rey de Rumanía y alegrara a la francesa, alimentando su esperanza.


avatar
Oana
Realeza Francesa
Realeza Francesa

Mensajes : 10
Puntos : 7
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 26/04/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Buscando a Nemo // Privado - Höor y Floki

Mensaje por Flóki el Dom Mayo 20, 2018 11:44 am

Höor:

Mis ojos se centraron en los de la joven reina, Damon me la había dejado a mi cuidado, pero nada me había explicado sobre la inverosímil historia que ahora me estaba narrando ¿gárgolas? ¿que cojones decía de gárgolas?
Seguramente en algo Damon tenía razón, el norte estaba lleno de locos, tal era así que una parte de mi la creía ¿como no hacerlo cuando había caminado entre dioses y estaba atado a la misma Hela, cuando el hijo de mi mejor amigo era Garm el perro del infierno y Böok era el mensajero del dios de caos ¿gárgolas? ¿por que no?
-Un visionario, el norte esta lleno de visionarios, somos un tanto peculiares, mas sin duda, Floki es tu hombre.

Los ojos de la gárgola se abrieron de par en par llenos de esperanza y en parte de incredibilidad pues creo estaba demasiado acostumbrada a que todos la trataran como una loca y quizás lo estaba ¿pero acaso yo no representaba la misma locura que esa mujer?
-Lo encontraras en puerto, no allí donde están los barcos anclados..búscalo en una cabaña En la parte donde el puerto se acaba, frente a la playa. Es el constructor de barcos, si bien es cierto Dani, la almirante, usa otros mas bélicos para enfrentar al enemigo, los de Floki son rápidos, ligeros, los hace como antaño, búscalo.

Floki:

Con el dedo en alto evaluaba la velocidad del viento, inquieto recorría la cubierta de mi navío de punta a punta con una risa algo enloquecida.
Me gustaba ese barco, era perfecto para sortear las inclemencias del tiempo y no comprendía porque Höor confiaba tanto en los barcos ingleses cuando yo podía construirle Drakkars bendecidos por los dioses.
Aplaudí cuando la levar la vela el viento la hincho y un par de saltos acompañaron mi alegría, apenas me quedaban unas cuantas reparaciones en el casco y podría probar a volar con este navío.

Mi idea era dejarme caer por una cascada, lograr que las velas actuaran como un paracaídas y que el viento pudiera sustentar el ligero barco y el peso de los tripulantes sin matarnos.
-Seremos pájaros -dije elevando la diestra con una sonrisa imitando como planeaban las águilas cuando abrían sus enormes alas.

Tenia que contarle mis progresos al conde, lo haría en cuanto supiera que funcionaba, solo tenía que encontrar unos cuantos valientes que junto a mi se lanzaran al vació mas absoluto y experimentaran el placer de ser dioses, aves o simplemente visionarios como nos llamaban en el norte.







avatar
Flóki
Humano Clase Alta
Humano Clase Alta

Mensajes : 4
Puntos : 2
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 27/04/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Buscando a Nemo // Privado - Höor y Floki

Mensaje por Oana el Lun Mayo 21, 2018 6:18 am

De estar cuerda, de ser una persona normal, le hubiese sorprendido que el conde no la tildara de loca, que confiara en su palabra de aquella manera y que, ante todo, no la encerrara considerándola un peligro para todos si es que sus chaladuras llegaban a ser ciertas porque, ¿qué podía hacer una gárgola? ¿Qué poder tendría? ¿Y su fuerza? ¿Dejaría de ser Oana para pasar a ser aquel ser extraño y milenario? Eran dudas que se podían responder fácilmente si el sol tocaba su piel, pero era un riesgo al mismo tiempo, aunque la otra opción era preguntarle a ella. Sin embargo, ninguna de aquellas cosas pasaron por la mente de la francesa, la cual estaba llena de ideas que, a primera vista, eran ilógicas. Números, dibujos, fragmentos de textos, sonidos indescifrables, enredado todo entere sí, confuso. Pero cuando podía tomarse tiempo para ir desgranando los pedazos y reconstruía los puzles, los resultados resultaban, en muchas ocasiones, apabullantes.
 
Los ojos de la muchacha se abrieron más, titilantes, en cuanto Höor le dio indicaciones para dar con un visionario que, tal vez, fuera capaz de ayudarla. Buscó con la mirada el pequeño ventanuco tapado con una tupida cortina y se mordió el labio. Aún había algo de sol, esperaría a que terminara la puestas de sol para ir en busca de ese tal Flóki. -Muchas gracias, le iré a ver esta misma noche. Y no os preocupéis por mí, no necesito escolta, he traído ropas adecuadas para mezclarme con el pueblo y, tal y como dije, sé defenderme.- No deseaba que yendo con comitiva asustaran al hombre que necesitaba confiara en ella.
 
El anfitrión la dejó a solas en su nueva estancia y ella se dedicó a acomodar las cosas en el armario y a cambiarse de ropa. Se puso prendas muy norteñas y una gruesa piel para cubrirse por encima de los hombros, aunque también tenía una tupida capucha peluda. Salió de la ciudadela en dirección al puerto y allí anduvo buscando la cabaña que el conde le había mencionado. Cuando llegó allí, fue a llamar a la puerta, pero esta estaba abierta  dentro no había nadie. Arrugó la frente, entre confusa y decepcionada, girando sobre los talones para mirar a su alrededor a ver si encontraba a alguien a quien poder preguntarle por el visionario. Entonces localizó aquel navío que hacía cosas extrañas sobre las olas. Su forma era poco normal y el único hombre que podía ver a bordo, gracias a uno de sus “poderes” como gárgola con visión de águila, éste parecía danzar con los brazos abiertos como si planeara. Si alguien estaba loco allí y parecía tener ideas extrañas, era aquel vikingo. Sus pasos se encaminaron hacia allí con decisión. Se detuvo al final del muelle con las olas rompiendo violentamente contra éste, salpicando con fuerza y el viento voló su capucha, dejando al descubierto su cabeza, cuyos cabellos bañaba la luz de la luna. Aguardó allí a la llegada del barco con el porte típico de una reina, pero con la expresión en el rostro de una niña que acababa de descubrir un unicornio.


avatar
Oana
Realeza Francesa
Realeza Francesa

Mensajes : 10
Puntos : 7
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 26/04/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Buscando a Nemo // Privado - Höor y Floki

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.