Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA AREZZO

MODERADORA

ENVIAR MP
NICOLÁS D'LENFENT

MODERADOR

ENVIAR MP
KALA BHANSALI

MODERADORA

ENVIAR MP
LADISLAV PEKKUS

MODERADOR

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA


Espacios libres: 00/45
Afiliaciones élite: cerradas
Última limpieza: 16/01


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com


Últimos temas


Lost - Priv. Fergus

Ir abajo

Lost - Priv. Fergus

Mensaje por Deirdre el Dom Mayo 13, 2018 10:37 am

Llegamos a París apenas un par de días, una mañana de copiosa lluvia. En cuanto bajamos del carruaje, no importó los medios expuestos pues pasó lo evidente, nos empapamos de la cabeza a los pies. Noté a Camille ofuscada, muy molesta por el clima parisino, estábamos acostumbradas a la incesante lluvia y cielos grises, esperábamos un sol resplandeciente que nos acogiese en nuestro primer encuentro con la ciudad del amor, ...o eso le oí a una de las ayudantes de cámara de la Condesa LeRour tras el alumbramiento de dos preciosas niñas idénticas, fue aparatoso, muchas horas de espera.


Nadie nos recibió en el hall, caladas hasta los huesos, la espera se hizo eterna. Un hombre mayor, vestido de riguroso negro nos indicó dónde dormiríamos hasta que la señora diese a luz, podría ser en cualquier momento y según llegaron a nuestros oídos, fue un embarazo terrible, sólo esperaba que el alumbramiento fuese fructífero.


Tic, tac, tic, tac...


El reloj de cuerda, presidía la alcoba, le daba ese toque serio y elegante, lo encontraba demasiado molesto.  Cada segundo se me clavaba en la cabeza, no quería ni pensar oír las campanadas de las horas y las medias durante toda la noche, sólo esperaba no permanecer demasiado en esa casa y la señora se adelantase con el parto. Camille se encontraba en el despacho del señor, seguro que recordando el dinero acordado por carta y de paso, cuánto le costaría por día tenernos allí a la espera.


-Dei, creo que vamos para rato -la voz de mi mentora me sacó de mis pensamientos ¿para rato? No pintaba nada bien, si se complicaba mucho... poco podríamos hacer por los dos bebés, supe que eran dos en cuanto vi a Camille suspirar más de cuatro veces -Necesito unas hierbas, ya sabes cuáles. El ama de llaves me dio la dirección y el señor el dinero. Lo que he palpado no trae buenas esperanzas pero de peores hemos salido ¿no crees? -le sonreí asintiendo con la cabeza, cuando se preocupaba siempre me decía la misma frase, apresuré a tomar el dinero y marchar cuanto antes al lugar indicado con un leve gesto de cabeza.


Y si lo apuntado en el papel se suponía era un mapa para encontrarlo... lo daba por perdido. Garabatos sin sentido, palabras que no lograba leer bien y... ¿eso de la esquina era una especie de gato? Mi sentido de la orientación no fue nunca bueno y en esa misión tampoco iba a serlo. La timidez, un miedo a superar, impedía preguntase a cualquier transeúnte, ¿por qué no era capaz de apartar la mirada del papel y del asfalto empedrado?


Giré en una esquina, esperando encontrar la plaza dibujada...o creo que eso se podía traducirse como tal y... lo que vi fue maleza, sin querer me alejé de la ciudad. Por encima de mi hombro, intenté vislumbrar cualquier dato que me pudiese devolver a la casa... pero ¿cómo iba a conseguir tal cosa si ni siquiea sabía cómo llegué allí? Suspiré y di un respingo al oír pasos, un lugar oscuro en el que ni debería estar ni lo deseaba...


Sólo esperaba que la tierra me tragase y me escupiese en la botica. No iba a acabar bien mi primera noche en París.
avatar
Deirdre
Humano Clase Media
Humano Clase Media

Mensajes : 6
Puntos : 1
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 26/04/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.