Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA AREZZO

MODERADORA

ENVIAR MP
NICOLÁS D'LENFENT

MODERADOR

ENVIAR MP
KALA BHANSALI

MODERADORA

ENVIAR MP
LADISLAV PEKKUS

MODERADOR

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA


Espacios libres: 01/45
Afiliaciones élite: abiertas
Última limpieza: 07/06


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com


Últimos temas


Magia y acero (privado)

Ir abajo

Magia y acero (privado)

Mensaje por Sirius Cannif el Mar Mayo 15, 2018 4:41 pm

Elaine había conseguido que varias de las manadas entraran en razón, no sin esfuerzo, pero si con ese porte regio heredado de su padre era muy capaz de plantarse frente a los alfas y hacerles entender que en esta guerra debían estar unidos, que los enfrentamientos entre lobos solo les llevaban a la derrota y a Randulf a la mas absoluta de las victorias.
Pocas eran ya las fronteras que teníamos que visitar, los bosques eran peligrosos, pero Elaine se movía entre ellos con suma facilidad, así que digamos que fue relativamente fácil desplazarnos gracias a su sentidos desarrollados y a mi magia que usamos en algún que otro asunto mas peliagudo de lo normal.
Yo no me cansaba de decirle que hacíamos buena pareja y ella de reírse besando mis mofletes alegando que no quería desatar una tormenta en estas tierras.

Al anochecer del quinto día desde que abandonamos el ultimo paso llegamos a la manada del suroeste, gobernada por Ultrich y su esposa, una loba de blanco pelaje que según las malas lenguas antes de convertirse en eso fue una volva de oscura magia. Elaine saludó al hombre que al parecer esperaba nuestra visita aunque no con demasiado gozo, no tardé en percatarme de lo enrarecido que estaba el ambiente, como si de algún modo quisieran que nos largáramos cuanto antes.

Mi diestra atrapó la de mi esposa, no gozaba de su instintos animales, pero  la magia me permitía leer las auras de los allí presentes y algo oscuro se cernía sobre todos ellos emborronando sus auras.
-Buenas noches, soy Sirius, el hijo del conde Cannif, agradecemos vuestra hospitalidad, mi esposa tenía muchas ganas de conoceros -atajé sin soltar us mano  con el cuerpo tenso porque estaba alerta.*

Sus viajes por los bosques de Noruega tratando de unir a las manadas de licántropos y solucionando sus rencillas y quejas, no era precisamente lo que cualquier pareja de recién casados hubiera hecho como luna de miel, pero ellos no eran “cualquier pareja” y ciertamente les pegaba mucho más darse a sus deberes y responsabilidades, pero siempre que podían, lo hacían juntos. Pocas eran las veces que podían dejarse llevar porque Sirius se descontrolaba con facilidad, pero Elaine era paciente y confiaba en que algún día eso quedaría en mera anécdota. Le gustaba compartir con él cualquier cosa, ya fuera una charla, una cabalgada hasta una aldea o una noche al raso. Ella llevaba impreso en la piel la clase de los Landvik, el talante firme pero cordial y las ganas de contribuir a la causa del Norte. Aunque algunos podían verla como una intrusa, la mayoría valoraba que siendo una princesa, viviera en una nación en guerra, lejos de los lujos y comodidades que podría tener, y en cambio ayudase a su marido y aportase su granito de arena a la rebelión.

Cuando iban juntos, lo dejaba hablar a él, pues era el conde Cannif el que gobernaba aquellas tierras a quien debían respeto y lealtad. Esta vez Sirius estaba tenso, podía notarlo, y apretó su mano paseando el pulgar por sus nudillos para tranquilizarlo. Presentó sus respeto a Ultrich y su esposa y los acompañaron hacia una especie de casa comunal donde celebraban banquetes, reuniones y ese tipo de cosas, las caras eran un poco largas.

— ¿Qué ha ocurrido? Noto la tensión en todas partes…Queremos ayudar en lo que sea, podéis confiar en nuestra discreción y en nuestra palabra si es lo que necesitáis.*



Sirius y Elaine:
avatar
Sirius Cannif
Hechicero Clase Alta
Hechicero Clase Alta

Mensajes : 124
Puntos : 122
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 03/08/2017

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Magia y acero (privado)

Mensaje por Elaine Landvik el Mar Mayo 15, 2018 4:43 pm

Mi esposa había dado en el clavo, allí pasaba algo y las caras de los que estaban presentes hablaban de la gravedad del asunto.Los dos lideres se miraron, el alfa parecía buscar el consentimiento en los ojos de su esposa que no tardó en derrumbarse entre sus brazos viniéndose a bajo.
Fue esta misma la que entre lagrimas empezó a narrar la historia de su hija. Al parecer los dos alfas tuvieron una preciosa hija, su orgullo que creció adoctrinada según las tradiciones, como intuí lo hizo Velkan o Lobbo, pero segun las palabras de su madre, tras ser convertida en licano, la niña empezó a experimentar sucesos extraños...digamos que poseía un don, el de transformarse fuera de las noches de luna llena, un don y una maldición pues cada vez que eso pasaba irremediablemente una parte de ella moría, cada vez era menso humana, mas animal y ahora, tras las ultimas lunas creían que empezaba a perder resquicios de su raciocinio...
La joven había escapado, no reconocía este como su hogar y era un peligro para todos los demás, pues en sus cacerías dejaba un reguero de sangre a su paso.
Habían enviado un trampero a darle caza, necesitaban que le devolvieran a su hija viva, pero sabían que las consecuencias de que otros clanes dieran con ella y vieran por sus propios ojos tal atrocidad los llevaría a matarla y a una guerra entre clanes que nosotros queríamos evitar.

Miré a Elaine que como yo parecía no dar crédito a la problemática de ese lugar. Según el propio Lobbo me había contado el nació con ese don, pero Damon le enseñó a controlarlo ,así que nunca lo usaba y eso le permitía mantenerse cuerdo y no ceder a su lobo un ápice de terreno.*

Elaine escuchó la historia con gesto grave, eso era muy un asunto muy complicado, ella sabía que Damon había enseñado a Lobbo a controlar algo así, pero soltarlo delante de unos extraños… no era la mejor opción.

— Conozco a alguien con ese mismo don, en mi manada. Si conseguimos atraparla, quizás podrían ayudarla, la persona que lo tiene es tan humano como yo o como vosotros, aprendió a controlar las transformaciones, sé quien puede ayudarla, pero será complicado y un proceso largo, quizás incluso tenga que viajar fuera de Akershus…pero sería lo mejor para ella. Quizás si Randulf se entera decida utilizarla en vuestra contra, es así de malvado y vil.

Miró a Sirius buscando en sus ojos el apoyo a las palabras que estaba diciéndoles a esa familia que seguramente tendrían que dar caza a su propia hija si querían ayudarla. Cazarla tampoco sería fácil, si ella se transformaba en loba se pondría aún más violenta y entonces correrían peligro ambas.*

Parecía que no teníamos otra opción, darle caza era una necesidad no solo para la paz entre las manadas si no para la seguridad de todo el norte. Si Randulf la descubría, si descubría ese don no tardaría en hacer a partir de su sangre un ejercito de licanos eternos que nos asolarían sin mayor problema dada su fuerza y descontrol, eso por no hablar de la otra obviedad que es que ella sola atacara alguna aldea y desmembrara a sus habitantes.
Esa chica era un peligro suelta y según Elaine era capaz de reconducirla, yo no sabía si eso era o no cierto, pero quería la paz y si esta pasaba por darle caza viva eso es lo que haríamos, de no ser posible que la joven volviera a ser humana yo mismo me encargaría de darle muerte aunque después pagara ante las manadas las consecuencias, era el hijo del conde y mi deber estaba en mantener la seguridad de todos los norteños, no solo de los de las manadas.

Elevé la mano y tracé en el cielo unas letras imaginarias que pronto se pintaron en fuego la tiempo que las iba garabateando, en ellas pedía ayuda a Ragnar, el cazador de Akershus, él solía eliminar a las presas, en esta ocasión necesitaría ayuda, así que le pedí que se viniera con Öda, los había visto trabajar juntos, hacían un buen equipo por no contar que ella poseía magia blanca, poder para sanar y contener algo que por contra yo no, mi magia era ofensiva.

Golpeé con el dedo el mensaje una vez acabe de trazar el ultimo símbolo y este se esfumó ante nuestros ojos como si nunca hubiera existido.
-La ayuda está n camino -aseguré con una sonrisa ladeada mientras mis ojos buscaban los de la loba que seguía acariciando mi diestra.*




CLICK ► REAL LOVE IS NEVER A WASTE OF TIME

Sirius & Elaine  video:

That's me:

avatar
Elaine Landvik
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 125
Puntos : 117
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 12/05/2017
Localización : Oltenia, Rumanía

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Magia y acero (privado)

Mensaje por Regan Cujo el Jue Mayo 24, 2018 11:20 am

Allí en la zona más oscura del bosque, donde ni siquiera los rayos del sol alcanzaban el suelo terroso, se encontraba una desagradable criatura que a la vista de cualquiera era una aberración. Un licántropo a medio transformar, más bestia que humano, con la espalda encorvada, las zarpas deformadas y los cuartos traseros caídos. Los belfos retraídos, mostrando siempre una amenazante dentadura afilada y unas encías enrojecidas y salivantes. Babeando entre jadeos. Su mirada perdida de pupilas dilatadas e iris amarillentos. En actitud nerviosa, a la defensiva, planeando el próximo ataque. Fuera de sí, sin pizca alguna de raciocinio en unos ojos sin salma. Un monstruo consumido por la enfermedad.

Llevaba días así, la vez que más había durado su estado. Desde la última luna llena que en vez de volver a la normalidad, al cuerpo de la joven hija de Ultrich y Serafinen se había quedado a medio camino. Su anatomía había intentado cambiar, pero algo había fallado y la mutación se tergiversó, dando pie a aquella abominación de aspecto aterrador. Los licántropos era imponentes y provocaban pavor, pero dentro de lo posible, eran poseedores de una extraña belleza, algo de lo que Cujo carecía al completo en su estado actual. Ningún macho la hubiese mirado una segunda vez siquiera. Y los humanos dispararían de inmediato sin pensarlo siquiera. Los cazadores con escrúpulos que se paraban a descubrir si la bestia en sí era una amenaza, a ella la despellejarían sin duda alguna.

Se escuchó un ruido a sus espaldas y el monstruo giró sobre sus patas traseras, abalanzándose de un salto sobre el arbusto que se había movido. Un gutural gruñido acompañado de un extraño chillido. Un crujido y un salpicón de sangre. Un jadeo exasperante y el masticar sucio de una fiera hambrienta devorando su presa. Había ya un jabalí menos en el mundo. Unos jabatos más sin madre. La vida proseguía como siempre, porque el mundo no se inmutaba ante los actos despiadados e incontrolables de la monatruosidad.



The other me:


avatar
Regan Cujo
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 9
Puntos : 5
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 11/05/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Magia y acero (privado)

Mensaje por Hagan el Jue Mayo 24, 2018 1:21 pm

Corrían tiempos difíciles, mientras el norte moría de hambre bajo una tiranía  solo unos pocos parecían luchar por algo que en mi opinión ya carecía de sentido. La tierra árida nunca estuvo tan mojada, pero lejos de ser agua la que bañaba nuestras cosechas eran ríos rojos de héroes y villanos las que encharcaban el grano. Alejado de la guerra  me convertí en lo que era un cazador que se auto abastecía y pasaba desapercibido para la mayoría.
Comerciaba con pieles, me llamaban el peletero, necesario para mantener los hogares calientes, mas cuando me llegó el encargo de dar caza a un animal bien distinto a lo que solía acostumbrar supe de inmediato que mi vida cambiaría para siempre.

Ese mismo día me pertreché con aquello que tenia y emprendí camino hacia las fronteras donde la manada de la media luna tenía su hegemonía. Se me prometió el oro suficiente para vivir una larga temporada sin penurias, mas un hombre como yo que todo lo conseguía con sus manos y que nada necesitaba de las de otros.
No fue el dinero lo que me llevó a aceptar el encargo, si no el saber la desesperación de esa mujer que quera de vuelta a su hija y sabía que si daba con ella Randulf o cualquier cazador o la mataría o algo peor.

Así emprendí camino siguiendo sus huellas, eso no era complicado, si observa el reguero de destrucción que dejaba a su paso y no pude mas que preguntarme si merecía seguir con vida ese ser que parecía maldito no solo por la maldición de la luna si no por el demonio que en ella habita.
Dormitaba en cada gruta, en cada tronco vació y envejecido siempre con mil ojos pues los depredadores abundan, mas el bosque parecía sentir miedo, miedo de aquello que no lograba volver a su forma y un silencio oscuro y sepulcral hacia que ni siquiera se escuchara el graznar del cuervo.
Corrían tiempos de héroes y de villanos.


avatar
Hagan
Cazador Clase Alta
Cazador Clase Alta

Mensajes : 7
Puntos : 8
Reputación : 4
Fecha de inscripción : 16/05/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Magia y acero (privado)

Mensaje por Regan Cujo el Miér Jun 13, 2018 6:34 am

El lascivo y asqueroso sonido de la lengua al lamer sus propias garras, el chasquido de los huesos al quebrarse con cada dentellada que daba. Todo parecía estar en silencio en aquel bosque, todo menos la bestia que seguía engullendo su comida y con cada acto suyo, un corazón daba un vuelco, una respiración se detenía, un animal se resguardaba, atemorizado, en su guarida.

El enorme animal, que, en vez de asemejarse a un licántropo normal, parecía el híbrido entre un lobo y una gigantesca rata de alcantarilla, tenía el cuerpo cubierto de pelo, más no era una capa uniforme, no era una piel bonita, sino llena de clapas y bultos que a la vista podrían creerse tumores, pero no, era el resultado de la mutación a medio camino, de los músculos sin llegar a estirarse o encogerse, de los huesos medio colocados. Era un engendro espantoso y, a pesar de ese aspecto repugnante y demacrado, seguía siendo veloz y ágil, con una fuerza apabullante y una dentadura mortífera. Pero tenía más puntos débiles que los de su raza en pleno cambio, pues sus caderas eran más frágiles, sus articulaciones temblaban de vez en cuando, mostrando flaquezas al enemigo. Sin embargo, la mayor ventaja del monstruo era que con verle la cara, la mayoría saldrían despavoridos y no tendrían tiempo de descubrir sus faltas, que, aunque evidentes, tampoco eran tantas.



The other me:


avatar
Regan Cujo
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 9
Puntos : 5
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 11/05/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Magia y acero (privado)

Mensaje por Hagan el Miér Jun 13, 2018 7:21 am

La bestia parecía no pautar sus horas de sueño, agresiva, destruía destripando todo animal a su paso y lo peor es que a diferencia de la mayoría de los depredadores, no siempre se alimentaba de lo cazado.
Aquel licano había perdido el juicio, su incapacidad para volver a su parte humana era la muestra evidente que su único destino debía ser la muerte.
Sus padre me pagaron para darle caza vivía conscientes de que si otros la encontraban no serían tan benevolentes, eso por no decir que si causaba estrago alguno en una aldea serían los mismos rebeldes los que acabarían con ella pensando que era alguna aberración del mismo Randulf.

Nadie sabía como había llegado a esto, las leyendas hablaban de que algunos licanos tenían el don, o quizás la maldición, de trasformarse en lobos sin que la luna llena estuviera presente, mas al parecer el abuso de dicho poder te llevaba a abandonar tu humanidad convirtiéndote en un demonio violento y sediento de sangre y carnaza.
¿Había forma de revertir el proceso? Eso quería descubrir los padres antes de perder a su hija para siempre.

Me detuve frete a un rio, hundí mis dedos en la huelas de pezuñas del camino, su tamaño me dejaba claro que eran de ella y por lo frescas que aun estaban podía casi asegurar que había pasado por allí hacia apenas unas horas.
Seguramente la sed la había acercado al curso del rio, quizás podría preparar una trampa en ese lugar para apresarla cuando volviera a sentir la necesidad de aplacar su sed.

Mojé mi cuello y como la bestia antes que yo hundí mi diestra creando un imaginario vaso cóncavo que alce lleno de liquido llevando una y otra vez a mis labios.
No era una mala zona y si quería capturarla viva debía poner trampas, eso era fundamental, un enfrentamiento implicaría muerte.




avatar
Hagan
Cazador Clase Alta
Cazador Clase Alta

Mensajes : 7
Puntos : 8
Reputación : 4
Fecha de inscripción : 16/05/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Magia y acero (privado)

Mensaje por Regan Cujo el Vie Jul 06, 2018 11:18 am

Una vez terminado el aperitivo que se había conseguido aquel atardecer lúgubre de invierno, el monstruo decidió acercarse al río a dar unos tragos con los que pasar mejor los peludos trozos de carne que había engullido. Se había comido hasta los huesos, porque el tuétano le encantaba y escatimar comida, además, era todo un desperdicio.

Se movió por el bosque, arrastrando sus extremidades delanteras, porque ir erguida era algo imposible con el estado de su musculatura. Iba encorvada como una vieja, como un jorobado. Las garras rozaban la tierra con los dorsos y las uñas dejaban delgadas líneas como si alguien hubiera arado el terreno.

Al salir de la espesura, sus dilatadas pupilas se contrajeron de inmediato, limitando de ese modo la entrada de luz y el daño que sus rayos podían provocarle a una criatura creada para vivir únicamente de noche. Se dejó caer hasta quedar a cuatro patas, hundiendo el hocico en el cauce del agua y comenzó a sorber, sacando su larga y áspera lengua con la que hacía de cuchara para beber. Sus orejas se mantenían alzadas y de vez en cuando se movían, como si vibraran, analizando cada sonido que le llegaba desde todos los rincones de la zona en la que se encontraba.

De pronto, algo la alertó, haciéndole levantar la cabeza de golpe y abrir, de nuevo, ligeramente las pupilas. Su belfo superior se alzó, arrugándose y dejando a la vista aquellos feos pero letales dientes. Gruñó como advertencia, para que lo que fuera que se aproximara, reculara, antes de que, enfadada y sin raciocinio alguno haciendo presencia, atacara por mero instinto.



The other me:


avatar
Regan Cujo
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 9
Puntos : 5
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 11/05/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Magia y acero (privado)

Mensaje por Hagan el Sáb Jul 07, 2018 3:58 am

Mi espera se vio recompensada cuando aquel ser de grandes dimensiones y pelo oscuro como la misma maldad que lo enajenaba se acercó al cauce del río a beber para aplacar su sed, no así al parecer su odio pues en cuanto percibió mi presencia, pude percibir como el lomo se le erizaba y sus ojos ambarinos buscaban la carnaza.

El agua resbalaba entre sus colmillos llenos de babas y caía de nuevo sobre el cauce creando una pequeña espiral que se propagaba por el río de forma uniforme.
-¡Vamos perrito! -dije curvando mis labios para que dejara de gruñirme y se decidiera a seguirme.
Había preparado una trampa entre dos arboles, había cavado hondo y había cubierto el suelo con ramas y hojarasca que se quebraría en el mismo instante en el que la bestia se hundiera en el hoyo.
El acónito que había colocado como lecho haría su papel debilitando al licantropo lo suficiente como para que una vez perdiera el sentido pudiera atarlo y subirlo al carro que había dispuesto para trasportarla de nuevo a su hogar, allí terminaría mi trabajo.

Pero si algo sabía acerca de la caza es que no se puede vender la piel del oso antes de ser cazado, así que antes, tenia que apresarla y eso con una bestia de esas dimensiones no iba a ser tarea fácil.
-¡Vamos!- Rugí sacando una daga de plata desafiante.
Al parecer esta vez si llamé lo suficiente su atención como para que el animal emprendiera veloz su marcha hacia el cazador, quebré antes de que me diera alcance y así empezó la furibunda carrera a través de aquel bosque poblado de árboles y donde esperaba cayera en mi trampa.


avatar
Hagan
Cazador Clase Alta
Cazador Clase Alta

Mensajes : 7
Puntos : 8
Reputación : 4
Fecha de inscripción : 16/05/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Magia y acero (privado)

Mensaje por Regan Cujo el Miér Ago 01, 2018 3:46 am

Pero el humano, porque al fin se mostraba, hizo caso omiso a su advertencia y, no sólo eso, sino que amenazó a la bestia con una pequeña daga que le iba a servir al monstruo como mondadientes si atrapaba al insolente barbudo que la apremiaba para que le diera caza. El enorme animal deforme aulló al cielo, a un ocaso dorado como su orbe lobuno, pues no había luna en el firmamento y emprendió la carrera a toda velocidad, dando largas y pesadas zancadas al galope. El chapoteo de su cuerpo al cruzar el río, los salpicones de agua y los peces huyendo de la zona ante la presencia de tan gran depredador, delataban su localización a cientos de metros a la redonda, mas ahora la bestia no pensaba, sólo acechaba a su pequeño conejo blanco.

La distancia entre el monstruo y su comida era cada vez más corta, pues nada podía hacer aquel mero hombre por tener las piernas más largas. Y aún así, debía dar gracias a que la media transformación le quitaba fuerza y el impulso de las patas traseras del animal no eran más de la mitad de lo que serían en su forma licana completa. Las orejas gachas del animal, no por sumisión, sino por oponer menos resistencia al viento y que éste no se clara en sus oídos, complicando su tarea, y los dientes amarillentos asomando entre aquellos belfos arrugados, signo de la agresividad que se gastaba, dejaban claro que el engendro no tenía pensado detener su avance. Sin embargo, el olor de algo que conocía alcanzó sus fosas nasales y, de repente, frenó en seco, moviendo la nariz en busca del origen. No sabía con exactitud lo que era, pero su instinto le decía que era algo malo y que no se acercara. Gruñó furiosa y el ojo derecho brilló ambarino, lobuno completamente, agresivo y visceral. Mientras, el izquierdo permanecía de un color verde delicado, humanizado, puro. Nadie había visto aún aquel detalle, uno que delataba que tras aquel mutado ser, se ocultaba una persona atrapada.



The other me:


avatar
Regan Cujo
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 9
Puntos : 5
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 11/05/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Magia y acero (privado)

Mensaje por Hagan el Miér Ago 01, 2018 5:24 am

La bestia se detuvo, apreté los dientes y torcí el gesto ¿como podía haberse dado cuenta de la trampa si solo era una bestia?
Seguramente porque su parte animal no era el conjunto del todo, sus instintos y a su vez esa porción de humanidad que en algún lugar recóndito de su interior aun quedaba la hacia frenarse en seco.
-Vamos lobita ven conmigo -le susurré desde el otro extremo.
Su mirada ámbar se centraba en mi persona, se que quería aniquilarme pero que dudaba si atravesar aquel lugar sería peligroso.

Saqué de mi bota la daga y con su acero corté mi palma, sangre ¿había algo mas motivador para un depredador que una presa marcada.
La vi enloquecer, ladeé la sonrisa emprendiendo de nuevo veloz carrera hacia el interior del bosque, si quería darme caza tendría que pasar por la trampa y en ese instante sería miá, cambiaríamos las tornas y la presa se tornaría depredador.

La loba gruñó, no estaba completamente transformada lo que me daba cierta ventaja, en luna llena hace tiempo me hubiera dado caza y quedaría completamente a merced de sus afilados colmillos.
“Vamos lobita” pensé esperando que dejara de pensar y empezara a actuar, no quería matarla peor is me complicaba las cosas me vería en la necesidad de herirla y no quería.
Portaba unos dardos y una cerbatana en el petate, estos iban untados de mandracora, con una buena dosis la hembra caeria profundamente sedada, atarla y llevarla con sus padres era mi plan.
-Vamos lobita -rugí manchando las ramas de sangre motivandola a seguir mi pista.


avatar
Hagan
Cazador Clase Alta
Cazador Clase Alta

Mensajes : 7
Puntos : 8
Reputación : 4
Fecha de inscripción : 16/05/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Magia y acero (privado)

Mensaje por Regan Cujo el Miér Ago 01, 2018 1:16 pm

El humano la provocaba cortándose la palma de la mano. Podía sentir el aroma férrico colándose por sus fosas nasales, casi hasta podía ver el rastro que ese olor dejaba en el trayecto, las minúsculas partículas danzando con el viento. Su ojo lobuno destelló de nuevo. Las garras del engendro se hundieron en el terreno cuando éste escarbó, marcando la zona, dejando una señal para que todos los depredadores de los alrededores, supieran de su presencia y que, como el lobo animal que era, reclamaba el dominio del territorio con sus actos instintivos. Si algún otro animal osaba intentar arrebatarle la presa, lo pagaría con su vida.
 
Estiró el cuello todo lo que pudo, pues la media transformación le había dejado la articulación con el hombro dañada, y tras aullar una vez más al cielo, reanudó la carrera entre la maleza, chocando con los árboles, dejando penachos de pelo en sus cortezas, destruyendo arbustos a su paso, aplastando madrigueras con sus grandes zarpas que, de tamaño, nada tenían que envidiar a las de un oso pardo macho. Había olvidado ya la alerta que su cerebro le había enviado al sentir el olor de aquello que, de estar en modo racional, hubiese detectado como acónito. La carnaza se movía y ella también lo hacía, sintiendo un hambre atroz a pesar de haberse alimentado de una buena pieza hacía tan solo un rato. Su cerebro no era lo único que parecía estar trastocado, sino todo en su ser, los ciclos, las necesidades, el hambre, la sed… Y, desde que no había podido mutar, que tampoco había dormido.

Sus zancadas largas se hundían en el fango, las afiladas uñas desgarraban todo a su paso. Sólo ansiaba abalanzarse sobre aquel hombre, hundir en su tierna carne las fauces y hacerlo pedazos hasta no dejar ni los huesos.



The other me:


avatar
Regan Cujo
Licántropo Clase Alta
Licántropo Clase Alta

Mensajes : 9
Puntos : 5
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 11/05/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Magia y acero (privado)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.