Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA AREZZO

MODERADORA

ENVIAR MP
NICOLÁS D'LENFENT

MODERADOR

ENVIAR MP
KALA BHANSALI

MODERADORA

ENVIAR MP
LADISLAV PEKKUS

MODERADOR

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA


Espacios libres: 07/45
Afiliaciones élite: abiertas
Última limpieza: 07/06


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com


Últimos temas


Divenire | Privado

Ir abajo

Divenire | Privado

Mensaje por Liam Schatzberger el Sáb Mayo 26, 2018 3:38 pm

Bajo el cobijo de la espesa luz que le brindaba una de las farolas, el joven inglés daba inicio al ya conocido ritual que de vez en cuando ofrecía a extraños. La baraja maltrecha formaba un semi círculo al revolotear sobre su cabeza. Liam sonreía, siempre sonreía cuando uno de sus actos daba inicio y hasta el final del mismo. Dejó caer las cartas de manera tempestiva, mismas que al tocar el suelo se convertían en copos de nieve. Posteriormente pidió a una pequeña que se aproximara hacia donde él estaba, le ofreció el puño y pidió que soplara suavemente el mismo. Entonces al abrirlo un girasol se había materializado en su palma. El joven hechicero guiñó el ojo y entregó la flor  a la pequeña quien le agradeció con un tierno beso en la mejilla. El sonido áspero de un par de monedas cayendo al suelo le hizo arquear una ceja, pues lo último que esperaba era recibir cualquier tipo de gratificación, Liam creaba “magia” para aquellos que creían en ella y esa sin duda era su mayor recompensa. De este modo la calma regresaba a tomar posición en la escena y el sonido acallaba para dar paso al eco de los aplausos que su reducido público le brindaba.

Sonrió de forma natural nuevamente de forma sincera, cosa que no sucedía desde hace mucho tiempo al verse rodeado de extraños que compartían su afición por ese arte. Reverenció a los mismos y estrechó un par de manos que elogiaban su talento. Para ser sincero, era la primera vez que se veía enfrascado en una situación de tal índole. Al doblar su cuerpo para tomar las monedas se ve asaltado por un último aplauso. Levantó la mirada para agradecer al desconocido. Los pequeños copos de nieve apenas bailaban caprichosos, arremolinándose a la merced de las corrientes de aire que de vez en cuando se cruzaban en la distancia reducida de entre ambas siluetas. El porte de aquel sujeto era de elogiar, poseía una figura estilizada y elegante denotando la posición social de su ahora oyente aunque eso a Liam no le importaba mucho, siempre había creído que mientras los corazones de las personas fuesen puros la fachada pasaba a un segundo término, el hechicero tenía un corazón noble en verdad aunque no siempre era bien visto por las altas esferas de la sociedad parisina.

–Muchas gracias–
confesó a media voz.

Y de inmediato irguió su cuerpo. Colocó el par de francos en sus bolsillos maltrechos recordando que el de lado derecho estaba roto ya. Una línea tenue se dibujó en su rostro pecoso, denotando cierta pena por aquel inconveniente de que le viesen en ese estado. Y es que nunca había sido su intención convertirse en un mago o cirquero famoso, tan solo era un hombre sencillo, enamorado de la vida y de una mujer a quien jamás podría confesarle sus sentimientos por pertenecer a una clase social distinta.

–Pero que desconsiderado soy. Mi nombre es Liam, un placer. Dígame ¿Qué puedo hacer por usted?–





I, too, wish to be a decent manboy:


but all I am Is smoke and mirrors:
avatar
Liam Schatzberger
Hechicero Clase Baja
Hechicero Clase Baja

Mensajes : 15
Puntos : 8
Reputación : 3
Fecha de inscripción : 08/12/2017
Localización : Circo

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.