Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA AREZZO

MODERADORA

ENVIAR MP
NICOLÁS D'LENFENT

MODERADOR

ENVIAR MP
KALA BHANSALI

MODERADORA

ENVIAR MP
LADISLAV PEKKUS

MODERADOR

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA


Espacios libres: 07/45
Afiliaciones élite: abiertas
Última limpieza: 07/06


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com




Almas perdidas -Privado-

Ir abajo

Almas perdidas -Privado-

Mensaje por Nereza el Lun Mayo 28, 2018 9:19 am

Siempre ha pensado que la muerte es mujer, nadie con un corazón de varón pudiera tener tan poca piedad hacia el ser vivo. La muerte es una mujer con alas negras y una guadaña para cortar las almas en dos. No se puede explicar la existencia de los fantasmas, aunque, puede que la guadaña esta oxidada y al cortar las almas, no siempre es eficiente.

Mira hacia el cementerio al otro lado de la calle, preguntándose cuantas almas vagan sobre cada tumba, invisible a sus ojos, solamente hasta que ellos decidan aparecer. No se mueve mientras observa el cementerio, con dudas de entrar en el o no. ¿Acaso teme encontrarse con un fantasma conocido?
Sus pensamientos vagan en cuanto recuerda al hechicero que tanto amo, el padre de su hija. La nostalgia se transforma en ira mientras sus ojos se inyectan de la sangre que recién consumió del último vagabundo que se intentó cruzar en su camino, esa apestosa sangre con sabor a ratas.

Su vestido azul se mueve con el viento, sus manos pasan a su mascada roja para mantenerla en su lugar y su otra mano mantiene el estuche del violín bien sostenido. Un instrumento que no es suyo, aunque lo haya comprado, aunque lo toque, no es el violín que fue de ella, aquel con su verdadero nombre, aquel que perdió hace años, por culpa de hechicero.

Se detiene un momento a observar el cementerio una vez más, y sin darse cuenta, sus pasos se guían hacia el, como si el miedo se haya transformado en curiosidad, de encontrar algún alma perdida que pudiera recordar la melodía que añora y darse cuenta, por fin en paz, si ese maldito a muerto, si su hermosa bebe murió en verdad, que su mente le de paz al final.

Se coloca cerca de la puerta, su cabello suelto agitándose en un movimiento de la cabeza para dejar el instrumento fuera del estuche y colocarlo en su hombro. Las tumbas se mantiene en esa tenue oscuridad creada por las lámparas de gas y a lo lejos se escuchan los pasos de algunos transeúntes que deciden moverse entre las lapidas, buscando la de su ser querido. Sin impórtale ser escuchada, decido comenzar.

Curiosamente, a pesar de la nostalgia y el dolor, decide tocar el violín con “la vida en rosa”. Su media sonrisa delata la ironía sobre tocarla. No está viva y su existencia no es ni siquiera rosa, tal vez roja como la sangre, pero no rosa. La melodía comienza a cubrir el cementerio y las calles alrededor, toca suavemente pero con fuerza, permitiéndose perder en la melodía y los recuerdos pasar con fuerza, intensidad en sus pensamientos.

Recuerda conocer a un hechicero cuando joven, enamorarse perdidamente de él, darle su alma, su cuerpo y su amor sin límites, como una chiquilla que no sabe que hacer. Pasa el tiempo, el embarazo, su bebe, el vampiro, la perdida. Los recuerdo se revuelven, y mezclan, la canción pierde forma entre sus dedos, volviéndose lúgubre y oscura, perdiendo la luz con la que comenzó para llegar a notas que transforman la vida en rosa a la muerte en negro. La melodía la persigue y no puede parar, recordando y olvidando si alguna vez siquiera dio a luz, si murió embarazada y de su vientre le arrancaron a su bebe. ¿El vampiro la mato? No, recuerda que era una niña, lo recuerda.

Cae de rodillas al suelo de tierra, con su violín aun en mano, mirando hacia la tumba de frente, escuchando pasos aproximándose.



avatar
Nereza
Condenado/Vampiro/Clase Alta
Condenado/Vampiro/Clase Alta

Mensajes : 155
Puntos : 101
Reputación : 15
Fecha de inscripción : 20/03/2012

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.