Victorian Vampires
PARÍS, FRANCIA
AÑOS 1800

Nos encontramos en París, Francia, exactamente en la pomposa época victoriana. Las mujeres pasean por las calles luciendo grandes y elaborados peinados, mientras abanican sus rostros y modelan elegantes vestidos que hacen énfasis los importantes rangos sociales que ostentan; los hombres enfundados en trajes las escoltan, los sombreros de copa les ciñen la cabeza.

Todo parece transcurrir de manera normal a los ojos de los humanos; la sociedad está claramente dividida en clases sociales: la alta, la media y la baja. Los prejuicios existen; la época es conservadora a más no poder; las personas con riqueza dominan el país. Pero nadie imagina los seres que se esconden entre las sombras: vampiros, licántropos, cambiaformas, brujos, gitanos. Todos son cazados por la Inquisición liderada por el Papa. Algunos aún creen que sólo son rumores y fantasías; otros, que han tenido la mala fortuna de encontrarse cara a cara con uno de estos seres, han vivido para contar su terrorífica historia y están convencidos de su existencia, del peligro que representa convivir con ellos, rondando por ahí, camuflando su naturaleza, haciéndose pasar por simples mortales, atacando cuando menos uno lo espera.

¿Estás dispuesto a regresar más doscientos años atrás?



NIGEL QUARTERMANE

ADMINISTRADOR

ENVIAR MP
AMANDA SMITH

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
BÁRBARA DESTUTT DE TRACY

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP
LOREENA MCKENNITT

ADMINISTRADORA

ENVIAR MP


RYLEY ENDE

MODERADOR

ENVIAR MP
GIULIA AREZZO

MODERADORA

ENVIAR MP
NICOLÁS D'LENFENT

MODERADOR

ENVIAR MP
KALA BHANSALI

MODERADORA

ENVIAR MP
LADISLAV PEKKUS

MODERADOR

ENVIAR MP
ADMINISTRACIÓN

MODERADOR

ENVIAR MP

CLIMA


Espacios libres: 07/45
Afiliaciones élite: abiertas
Última limpieza: 07/06


COPYRIGHT/CRÉDITOS

En Victorian Vampires valoramos la creatividad, es por eso que pedimos respeto por el trabajo ajeno. Todas las imágenes, códigos y textos que pueden apreciarse en el foro han sido exclusivamente editados y creados para utilizarse únicamente en el mismo. Si se llegase a sorprender a una persona, foro, o sitio web, haciendo uso del contenido total o parcial, y sobre todo, sin el permiso de la administración de este foro, nos veremos obligados a reportarlo a las autoridades correspondientes, entre ellas Foro Activo, para que tome cartas en el asunto e impedir el robo de ideas originales, ya que creemos que es una falta de respeto el hacer uso de material ajeno sin haber tenido una previa autorización para ello. Por favor, no plagies, no robes diseños o códigos originales, respeta a los demás.

Así mismo, también exigimos respeto por las creaciones de todos nuestros usuarios, ya sean gráficos, códigos o textos. No robes ideas que les pertenecen a otros, se original. En este foro castigamos el plagio con el baneo definitivo.

Todas las imágenes utilizadas pertenecen a sus respectivos autores y han sido utilizadas y editadas sin fines de lucro. Agradecimientos especiales a: rainris, sambriggs, laesmeralda, viona, evenderthlies, eveferther, sweedies, silent order, lady morgana, iberian Black arts, dezzan, black dante, valentinakallias, admiralj, joelht74, dg2001, saraqrel, gin7ginb, anettfrozen, zemotion, lithiumpicnic, iscarlet, hellwoman, wagner, mjranum-stock, liam-stock, stardust Paramount Pictures, y muy especialmente a Source Code por sus códigos facilitados.

Licencia de Creative Commons
Victorian Vampires by Nigel Quartermane is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://www.victorianvampires.com


Últimos temas


La Muerte Roja (priv.)

Ir abajo

La Muerte Roja (priv.)

Mensaje por Hania Doe el Mar Jun 26, 2018 6:44 am

Sound of Silence:


Llevaba todo el día despierta, no podía dormir desde que recibió la misiva de Assur. Reunía a todos los Black que estuvieran en París en ese momento, algo grave sucedía. Caín había desaparecido dejando el cabaret L’enfer en manos de un administrador. ¿Habría regresado? Su aura y su mirada realmente apagaban su espíritu, encarnaba toda la maldad, todo lo oscuro, corrupto y malvado del mundo. Con Héctor se llevaba relativamente bien, pero nunca se podía subestimar al primigenio y desde luego ella no quería tratos con Caín.

Cuando el sol se ocultó salió en el silencio de la noche hasta el carruaje que la llevaría a la mansión Black. La muerte era una especialista en dejar a su paso un silencio especial y de alguna forma la sentía rondar, cercana, emitiendo su familiar silencio. En su vida comenzaba a haber luz, el Orfanato, Clyven, Phoebe…todo comenzaba a tener un tinte más humano, menos oscuro y aunque aquello podía ser tan delicado y frágil como un rayito de luz, quería aferrarse a ello con toda su alma. Tenía toda una eternidad para ser desgraciada, al menos un suspiro de felicidad en su atormentada alma.

Los caballos se detuvieron en la entrada frente la fuente circular de piedra. El caserón se alzaba regio, recortando su silueta contra el cielo nocturno. Dentro brillaban ya las luces, atravesó el vestíbulo dirigiéndose a la enorme Biblioteca donde solía leer en un sillón de terciopelo verde oscuro. Llegaba pronto, pero no había podido evitar salir corriendo a la que el sol descendió. Belcebú la observó desde la puerta con esa escalofriante mirada, pero Hania le sonrió extendiendo las manos.

Belcebú…ven. ¿Cómo estás?¿Has dejado de perseguir a los gatos?.— Aunque el niño no era nada cariñoso, ella lo abrazó igual, de la misma forma que abrazaba a la roca Assur, el que no lo necesitaba ni lo quería, pero aún así la rubia lo hacía porque no podía reprimirlo. El pequeño demonio se encogió de hombros y le contó que gatos no, pero algún búho si qué había cazado y desplumado.— Algún día preferirás las galletas, créeme.— En su mente simple y compleja a la vez, sólo veía un camino para todo: la paciencia, el amor y el perdón. Para ella no había nada que no pudiera ser curado con eso. Quizás Belcebú algún día comprendiera lo que era eso, como Assur, aunque tardasen ambos diez milenios más. Nunca daba a nadie por perdido. Muchos la llamaron loca, retrasada, o simple. Muchos se equivocaban con ella y tampoco le importó. Fuera lo que fuera lo que se avecinaba, velaría siempre por aquellos que amaba y por los inocentes, porque no podía ser de otro modo. No existía la oscuridad en su alma.





Moonlight:

Mi Sol:

TITAN FAMILY:

A THOUSAND YEARS:

Black girls:
avatar
Hania Doe
Vampiro Clase Baja
Vampiro Clase Baja

Mensajes : 240
Puntos : 230
Reputación : 12
Fecha de inscripción : 11/02/2017
Localización : perdida entre las nieblas de su mente

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Muerte Roja (priv.)

Mensaje por Assur Black el Mar Jun 26, 2018 3:32 pm

Futuro, eso que la parecer no existía para nosotros los vampiros, si los últimos acontecimientos me habían dejado algo en claro es que en menos de 200 años nos convertiríamos en parias, en películas donde hacíamos el ridículo si no diciendo algo de candemos, porque brillábamos bajo los rallos del sol, aquello era un ultraje, uno al que los humanos parecían habernos relegado y “el consejo” lo permitía con el fin de mantener esa estúpida mascarada que mantenía a los lobos presos de los corderos.
No lo permitiría, no yo que fui de los primeros que había cabalgado civilizaciones, que había impuesto el caos, no yo, no mis hermanos, era tiempo de cambios y hoy decidiríamos por donde empezábamos.

Las misivas fueron enviados, era urgente que los Black se reunieran ,ademas Joe al parecer traía una carta que le mismo Hector le había trascrito de su puño y letra, al parecer le faltaron cojones para enviármela a mi de forma directa.

Hanía fue la primera en llegar, me saludó con uno de sus cálidos abrazos que solo encontraban la frialdad de una roca y del mismo modo, se dirigió al pequeño demonio, que si bien fue sincero con lo de que no dio caza a mas gatos, en mi opinión porque todos se habían mudado de barrio, si a un búho al que había desplumado.
Hania acogió la noticia con entusiasmo, esa chica era tan buena que parecía incapaz de sentirse decepcionada y no porque con nosotros le faltaran motivos.

La hice pasar al gran salón, todo allí estaba dispuesto para la ocasión podía ser muchas cosas, pero entre ellas era un gran anfitrión, los mejores licores y como no la sangre suficiente como para irnos saciados a casa sin necesidad aquella noche de ir de caza. Sun estaba pasando unos días con una amiga así que tendría que ponerla al corriente a su regreso, al parecer había entablado mucha amistad con la joven morena algo demente en mi opinión que me presento en la fiesta de Rumanía.

La doncella apareció con Mi hermano y sus dos inseparables acompañantes, Nym que parecía hoy gozar de buen aspecto e Is, tan loca como de costumbre peor al menos en esta ocasión vestida.
-Belcebú, saluda a tu prima -ladeé la sonrisa cuando Joe me lanzó una mirada que bien podía atravesarme como una estaca -oh vamos hermano, solo ha desplumado un búho -dije a modo de burla irónica mas para Hania que para el mismo Joe que señalaba a mi hijo el lugar a tomar, el contrario al de su pequeña muerta en vida.



Spoiler:

Assur:

Mi pequeña debilidad:

El infierno arde:

Blood Black:
Assur y Hania:
avatar
Assur Black
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 261
Puntos : 263
Reputación : 16
Fecha de inscripción : 01/09/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Muerte Roja (priv.)

Mensaje por Isadora el Sáb Jul 07, 2018 12:21 pm

Al parecer había una reunión de cuervos, así llamaba ella en secreto a los vampiros, porque erean oscuros, nocturnos y daban mal rollo. En esos días había aprendido muchas cosas sobre la sociedad victoriana y sobre cómo sobrevivir en ella. Por el momento aceptar las órdenes y sugerencias de los Black le había ido bien, Joe era una fuente de recursos, dinero, posición e información que le venía muy bien.

Lo de llevar vestidos y peinados sofisticados lo llevaba peor, se sentía como en la función de fin de curso del colegio, donde siempre le tocaba ser la princesa cuando ella quería ser el caballero que matase al dragón. pero por lo demás, ya tenía en mente una pequeña estrategia a seguir cuando tuviera claras algunas cosas. No pensaba ser siempre la marioneta de los Black, porque si no se hacía imprescindible, la podrían sacrificar sin más, sería sólo un peón. Se había enterado que la sociedad vampírica estaba dividida entre el Gran Consejo y los Akkad, los vampiros que apostaban por suy supremacía sobre los humanos liderados por los Black. En verdad se identificaba más con la facción caótica, ella misma era caos y destrucción sólo que no lo recordaba, su mente había bloqueado todo lo que la hizo llegar a tener tatuado en la muñeca un número de reo.

Hola. Yo soy Isa, y tú eres...ya sé!! eres Mina Harper.— Hania la miró con cara de no entender.— El amor platónico de Drácula... bah! da igual, no lo entenderíais, creo que aún no se ha escrito la novela.

Luego vio a Nihm, la niña que habitaba la casa con ella pero apenas hablaba, era como si Joe la escondiera para que no hiciera migas con ella.

anda mira... si también ha venido el Belce el destripador de gatos y Nihm. ¿Cómo lo llevas big bro?.— le preguntó a Assur, en referencia a ser el "hermano mayor".




Look at me :



avatar
Isadora
Humano Clase Baja
Humano Clase Baja

Mensajes : 13
Puntos : 10
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 17/06/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Muerte Roja (priv.)

Mensaje por Ferox Black el Sáb Jul 07, 2018 1:09 pm

Ya iba siendo hora de una reunión familiar, aunque claro, que esta urgencia de mano de Assur me resultaban francamente intrigantes, Assur podía ser impulsivo pero no un alarmista y si había decidido correr el riesgo de unirnos a todos, era porque el caso tenía la suficiente relevancia.
El caso es que mi motivación en esta reunión era un nuevo dilema que se presentaba ante nosotros y que de nuevo daba un giro al sino de los cainitas.
Lucien, el muchacho que encontré en mi ultimo viaje, apenas tenia 14 años, una rata callejera con dotes de mando y que no se le daba nada mal sobrevivir a su manera, pero cuando hundí mis colmillos en su cuello tras el primer trago me di cuenta de algo, eso que lo llevó a ladear la sonrisa como si fuera consciente del engaño, su sangre era veneno, potente, letal..ahí estaba nuestro pequeño talón de Aquiles.

He de decir que me sentí tentado de matarlo, admito que su vitae, esa que apenas paladeé estuvo cerca de matarme pero...5 años después, ahí estabas ambos, frente a la puerta de mi hermano dispuestos a acudir a la primera reunión de los Black, hijos de Cain y Lucien, hijo de Abel, hoy haríamos historia.

Una doncella me abrió la puerta, mi abrigo se posó en su mano con la indiferencia que me caracterizaba y sin demasiadas palabras y seguido de mi joven discípulo me adentré en el salón.
-¡Assur! -dije caminando hacia este que ladeaba la sonrisa tras verme después de tantos siglos- Te trata bien la no vida hermano -apunté con picardía -será porque siempre te rodeas de mujeres bonitas.
-Es mi chiquilla, Hanía.
¿Dese cuando Assur era partidario de asumir este tipo de responsabilidades?
Ladeé la sonrisa mirando a Joe, el prometido eterno.
-Lucien, mi chiquillo, junto a Erlend son mis dos vástagos ¿y estas dos preciosidades son? -pregunté mirando a las dos humanas que acompañaban a Joe.
-El futuro hermano, son el futuro -dijo el mismo con una ladeada sonrisa.




avatar
Ferox Black
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 6
Puntos : 2
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 25/06/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Muerte Roja (priv.)

Mensaje por Lucien el Sáb Jul 07, 2018 1:16 pm

Alcé la mirada para ver con perspectiva aquella mansión, hasta hacía cinco años lo que sabía de los vampiros es que eran presas relativamente fáciles de matar, apenas necesitaba hacerme pasar por un pobre chico incapaz de defenderme y los cainitas siempre sangrientos y hambrientos hundían sus colmillos en mi yugular y walá, morían en el acto.
Disfrutaba viendo como eso sucedía, como sus cuerpos sucumbían a la poderosa ponzoña de mi sangre, verlos retorcerse y morir.

Mi vida se redujo a eso, a matar aquello que parecía dar caza y muerte a mi propia especie, hasta Ferox, él no murió, su resistencia era mayor, así que viendo que se reponía huí de allí era la primera vez que un inmortal no sucumbía ante mi.
Escapé durante un tiempo pero finalmente me dio caza, apenas era un chico de 14 años que si bien sabía buscarse la vida nada tenía que hacer contra alguien como él.

Durante 5 años me estudió y yo a él ,quería respuestas y me convirtió en su conejillo de indias, hasta que llegó el día que me desangró y me dio su ponzoña, ese fue su ultimo experimento para conmigo y bueno, digamos que...una nueva raza de vampiro parecía haber hallado en mi..aunque no lo comprendí, ahora tenía sed y no hambre, pero no comía humanos, solo a los de su especie.

Entré en el salón tras Ferox, mis ojos se centraron en la joven de dorados cabellos que acompañaba al que a todas todas era el anfitrión y hermano de mi “sire”.
-Señorita -dije con cierta educación besando sus nudillos.
-Tu quita tus zarpas de ella -rugió un furibundo vampiro que parecía no controlar su posesividad con respecto a aquella joven.
Ladeé la sonrisa soltando su diestra mientras Ferox posaba su mano de mi hombro para apartarme del juguete de su hermano seguramente conociendo mejor que yo las consecuencias de no obedecer a la primera.
-¿Me lo puedo comer? -preguntó un mocoso de unos 4 o 5 años señalándome.

Había una mujer humana que parloteaba mucho diciendo sin sentidos, tenía que reconocer que estaba muy buena y no pude evitar mirarla de arriba a bajo ignorando por completo al mocoso de Assur.





Lucien:
avatar
Lucien
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 6
Puntos : 4
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 26/06/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Muerte Roja (priv.)

Mensaje por Nihm Black el Sáb Jul 07, 2018 3:59 pm

Joe le había dicho que tenían que ir a ver a su tío Assur y como a ella le gustaba mucho eso de tener familia, se arregló para causar buena impresión a todos los que se presentaran en aquella reunión Black.

Llegó de la mano de su padre y sonrió a la doncella que les abrió la puerta, saludándola como si fuera una igual y no sólo una sirvienta. A la pequeña Nihm no le gustaba mucho eso de las diferencias entre clases, así que trataba a cualquiera de la manera cortés y correcta.

Una vez en el salón, vio a una bonita chica de cabellos dorados y al pequeño Belcebú al que ya conocía. Sonrió ampliamente, saludando con la mano, mientras Joe gruñía y Assur sonreía de medio lado. -Buenas noches a todos.- Hizo una reverencia, sujetando la falda del vestido con la zurda mientras con la diestra seguía agarrada del cainita. -Muchas gracias por invitarme.- Nunca había asistido anteriormente a una velada semejante y se sentía ilusionada además de honrada. Tenía diez años y unos meses, pero se había criado de tal modo que para algunas cosas era muy madura, mientras que para otras seguía siendo una niña.

De soslayo iba mirando a la otra chica, sentía curiosidad por ella, ya que nunca la había visto y se veía muy cercana con Assur, el que, a decir verdad, le parecía un hombre un tanto particular. -Hola.- Repitió de nuevo, dirigiéndose a ella únicamente, con una tímida sonrisa y cierto rubor en sus habitualmente pálidas mejillas.



The Black's little girls are not so little anymore...:
avatar
Nihm Black
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 13
Puntos : 10
Reputación : 2
Fecha de inscripción : 21/06/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Muerte Roja (priv.)

Mensaje por Whisper el Miér Jul 11, 2018 3:29 am

Su papel era irrelevante en muchas ocasiones, una simple humana, una adicta a la sangre de vampiro, una mujer en un mundo de hombres. Sin embargo, era una infiltrada en las filas de la inquisición. Se le daba bien fingir, ser sigilosa, convincente y también sabía callar cuando era más prudente. Había sido entrenada por Ferox tras recogerla en la calle y ahora llevaba cinco años como soldado de la iglesia, hasta que había alcanzado el grado de espía. Había condenados que gracias a sus poderes la superaban por mucho en sus dotes, pero entre sobrenaturales se veían el aura, así que en muchas ocasiones ellos eran más un obstáculo que una ventaja. Whisper, por el contrario, era una mera mortal, pero la mejor como tal en su campo y eso le daba ciertos privilegios que no dudaba en aprovechar en beneficio de los Black.
 
Aquella noche había sido citada en casa de uno de ellos, así que, obedientemente, se dirigió hacia allí. Lo cierto era que, a pesar de trabajar para ellos, solamente conocía a Ferox y a Lucien, el chico que tenía bajo su cargo, así que para ella iba a ser el primer encuentro con el resto de la familia. Sentía curiosidad y expectación, pero lo ocultó bajo una máscara de calma indiferencia.
 
Una vez llegó a la mansión, llamó a la puerta y una doncella abrió, pidiéndole que entregara su abrigo. La castaña se miró la chaqueta larga que llevaba, atada a la altura de la cintura y que le llegaba casi hasta los tobillos. Con cierta reticencia deshizo el nudo y se la cedió, esperando que se la regresara en perfecto estado una vez terminada aquella reunión.
 
Fue guiada hasta una sala donde ya había unos cuantos asistentes. Se detuvo un instante, haciendo un estudio rápido de los presentes, y seguidamente fue hasta Ferox, frente al que hincó una rodilla en el suelo, flexionando la otra en la que apoyó el brazo y le saludó como lo haría en aquella época un soldado a su rey.
 
–Mi señor.
 
Seguidamente se alzó de nuevo y con un cordial gesto de cabeza, saludó al resto, situándose junto a Lucien, al que le dio una suave palmada en la espalda. En cierto modo eran iguales, los dos eran herramientas y Whisper había visto crecer al muchacho. Entrenaban juntos a veces, se llevaban bien, eran algo así como amigos.
avatar
Whisper
Inquisidor Clase Media
Inquisidor Clase Media

Mensajes : 8
Puntos : 2
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 29/06/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Muerte Roja (priv.)

Mensaje por Hania Doe el Miér Jul 11, 2018 4:38 am

Hania no conocía a todos los Black aunque había escuchado hablar de todos ellos, saludó a Ferox y Lucien cuando llegaron, esperaba que no la conociesen por su triste fama de haberle hecho reventar la cabeza a Ramsés II entre otras cosas, aunque algo le decía que a los Black les daba igual cuántos antiguos cayesen, porque más antiguos que ellos apenas había ninguno.

Es un placer conoceros, sólo me falta Uttuki y ya habré conocido a todos los Black.— recordó vagamente la fiesta en la que Caín y sus otros hijos, incluyendo Kishar, estuvieron presentes y no pudo por menos que estremecerse.

La mujer morena que acudió a la reunión le parecía sumamente curiosa, podía escuchar sus pensamientos y eran realmente extravagantes, debía ser la viajera del tiempo, pero de inmediato simpatizó con ella porque notó cierto desequilibrio en su psique. Ella no siempre había estado cuerda, así que todas las almas descarriadas le parecían merecedoras de un poco de comprensión. La saludó también mientras el resto de invitados hablaban entre si.

No te asustes si digo algo que acabes de pensar...puedo escuchar tus pensamientos, es algo involuntario y aunque no quiera hacerlo, no lo puedo controlar.— la morena enarcó una ceja y frunció el ceño mirando a Assur.

Si ella puede escucharme pensar...¿por qué narices os empeñáis en morderme? se acabó, no más mordiscos!! dejadlo en manos de la hija de Rappel.— Hania la miró sin comprendere, pero en su mente se formó una extraña imagen de un tipo medio calvo con un pelo rubio pollito y enormes gafas, frente a una bola de cristal todo ello metido en una caja que proporcionaba imágenes. Iba a decir algo al respecto pero siguieron llegando invitados. Cuando apareció Joe con su pequeña acompañante de la mano se dirigió a ella y se agachó en cuanto apenas, pues la propia Hania no era muy alta.

¡Hola Nihm! tenía muchas ganas de conocerte, yo me llamo Hania y Assur me ha hablado mucho de ti. ¿Te gusta leer? a mi me gusta mucho y también dibujar, cuando quieras podemos pasar un rato juntas y te enseño mi colección de cuentos. Los tengo en la biblioteca del Orfanato que dirijo. Belcebú ya sabe dónde es ¿a que si?.— le preguntó al pequeño que ya estaba retorciendo un objeto de cobre con la intención de romperlo y éste le sonrió asintiendo, era el lugar donde había "nacido" el pequeño demonio y donde había comenzado sus andaduras malignas.

Al instante llegó una humana que se inclinó ante Ferox y de inmediato la cainita sintió sus engranajes mentales funcionando y chirriando. Una espía, aquello empezaba a tener un tinte de drama kafkiano muy interesante. Observó a unos y a otros. Los hermanos eran vampiros muy poderosos, intimidaba su aura nada más verla, mas la de Assur, helada y con copos de nieve perpetuos, le parecía la más limpia a pesar de todo, la profunda oscuridad de su corazón enternecía el de Hania y al mirarlo no podía evitar sentir ese amor infinito y sin condiciones que le profesaba.

Se sentaron todos alrededor de la mesa y la rubia supuso que Assur y Joe comenzarían a explicar a todos la razón de haber sido llamados, pero estaba claro que tenía que ser algo gordo y que implicaba a todos los Black, incluso los que no habían podido acudir.





Moonlight:

Mi Sol:

TITAN FAMILY:

A THOUSAND YEARS:

Black girls:
avatar
Hania Doe
Vampiro Clase Baja
Vampiro Clase Baja

Mensajes : 240
Puntos : 230
Reputación : 12
Fecha de inscripción : 11/02/2017
Localización : perdida entre las nieblas de su mente

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Muerte Roja (priv.)

Mensaje por Joe Black el Miér Jul 11, 2018 5:34 am

Sentados alrededor de esa mesa Assur estaba dispuesto a empezar su deserción sobre aquello que sabía, como hermano mayor a él le pertenecía erguirse sobre el resto, aunque todos eramos demonios oscuros, hasta nosotros guardábamos las formas.
Antes de que hablara ladeé la sonrisa y sacado de mi chaque una carta la deslicé por la mesa hasta mi hermano.
-El consejo a decidido mandarnos sus nuevas “suplicas” -dije con un deje de burla.

Mi hermano abrió la nota, pude ver como su gesto se tensaba y no pude evitar que mi diversión aumentara, conocía a mi hermano, esa carta era el inicio de una guerra, el consejo acaba de declararnosla y mas ahora que sabíamos de buena tinta cual sería el destino de los cainitas si decidíamos cumplirlas.

La Primera Tradición: La Mascarada
 
   No revelarás tu verdadera naturaleza a los que no son de la Sangre. Si lo hicieres, renunciarás a tus derechos de Sangre.
 
   La Segunda Tradición: El Dominio
 
   Tu dominio es tu propia responsabilidad. Todos los demás te deberán respeto mientras estén en él. Ninguno puede desafiar a tu palabra mientras esté en tu dominio.
 
   La Tercera Tradición: La Progenie
 
   Sólo engendrarás a otro con el permiso de tu Antiguo. Si creares otro sin la aprobación de tu Antiguo, tanto tú como tu Progenie seréis ejecutados.
 
   La Cuarta Tradición: La Responsabilidad
 
   Aquéllos a los que creares son tus propios hijos. Hasta que tu Progenie sea liberada, les mandarás en todos los aspectos. Tú deberás sufrir por sus pecados
 
   La Quinta Tradición: La Hospitalidad
 
   Honra el dominio de los demás. Cuando llegares a una ciudad extraña, te presentarás al que la mandare. Sin la palabra de aceptación, nada eres.
 
   La Sexta Tradición: La Eliminación
 
   Se te prohibe eliminar a otro de tu especie. El derecho de inmolación pertenece sólo a tu Antiguo. Sólo los más Antiguos podrán convocar la Caza de Sangre.


Mi hermano si alzó de la silla mirándonos a todos los allí presentes.
-Estas “imposiciones” suponen el fin de los cainitas, son débiles, es por eso que se esconden tras las faldas de una humanidad decadente, pero nosotros somos inmortales, somos depredadores, tenemos mucho trabajo hermanos.
Hace relativamente poco Joe encontró en un callejón una bonita casualidad, una viajera del tiempo, ella es testigo de en lo que en el futuro con convertimos, parias, seres asustados que brillan y son motivo de mofa en una caja similar al teatro, somos alimañas, somos la vergüenza de un mundo que ha crecido sin nosotros. Padre se avergonzaría de ese futuro, lucharemos por cambiarlo.



mi perdicion:

Blood Black:
avatar
Joe Black
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 293
Puntos : 273
Reputación : 3
Fecha de inscripción : 16/06/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Muerte Roja (priv.)

Mensaje por Isadora el Miér Jul 11, 2018 9:30 am

Isadora se revolvió en la silla al escuchar a Assur leer las reglas que el Consejo imponía a todos los hijos de la oscuridad. Pero allí había algunas cosas que no eran del todo exactas y cuando el hermano de Joe terminó de hablar ella levantó la mano como si estuviera el colegio pidiendo el turno de palabra. Carraspeó un segundo cuando los ojos de todos se posaron ella con cara de pocos amigos o de extrañeza.

A ver... sí, esto...bueno, yo soy esa bonita casualidad como ya sabréis a estas alturas. La cosa es que... en el siglo XXI no parece haber vampiros reales, nadie cree en ellos, a raíz de una serie de novelas y películas, que son esas cosas de las cajas que dice Joe, no sois más reales que el hada de los dientes o el Yeti. Pero hay una cultura muy extendida sobre vuestra existencia, una visión muy...hum... romántica. Y lo cierto es que de románticos tenéis poca cosa, sois como cocodrilos pero más chungos. La cuestión es que hay sagas de historias que molan mucho, no sé si basadas en alguien real ahora que sé que existís, por ejemplo Blade. No nació vampiro, su madre fue mordida y entonces es vampiro pero soporta la luz del sol y... es la hostia para ser negro. Y luego están esos cursis de Crepúsculo que son vampiros "vegetarianos" sólo toman sangre animal y brillan bajo el sol. Absurdo... ridículo hasta para los que no creen en que seais reales. También está Underworld, donde cuentan cosas de vampiros y licántropos, algo más ajustado a la realidad. Pero yo creo que sí hay facciones, organizaciones, líderes vampiros... sólo que los humanos no lo creemos real, lo vemos en la ficcioón y pensamos que es eso, sólo eso, una historia inofensiva.

La viajera les contó de su propia voz cómo era el mundo que estaba por venir, y en él ciertamente había ganado el Consejo con sus reglas. Lo que no sabía era muy bien a qué atenerse con los Black, pero lo que sí sabía es que iba a ser muy divertido, su vida sería limitada y lo que le estaba pasando era algo muy grande. Podría sembrar el caos y cambiar el rumbo de la historia si con su ayuda se declaraba la guerra entre cainitas. Tampoco es que le importase mucho qué sucediera con la humanidad, allí no tenía a nadie, y tampoco recordaba si tenía a alguien en su tiempo.




Look at me :



avatar
Isadora
Humano Clase Baja
Humano Clase Baja

Mensajes : 13
Puntos : 10
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 17/06/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Muerte Roja (priv.)

Mensaje por Ferox Black el Miér Jul 11, 2018 10:58 am

La información de mis hermanos admito era conveniente, nosotros no fuimos engendrados para ser parias, ¿vampiros brillantes maricas? ¿un vampiro negro que nace del vientre de una mortal? ¿que broma del sino era esta?
El futuro sería bien distinto al que esa mujer preciosa había dicho, mi mirada se perdió en la de mi soldado, que sentada a mi derecha se mantenía alerta por si cualquier ataque podía sobre venirme por sorpresa.

Aquellas reglas eran una falacia, era esconder la cabeza como las avestruces y nosotros no eramos pajarracos desplumados, eramos eternos, dioses, padre no creo débiles y ese consejo estaba conformado por dementes si pensaban aceptaríamos una sola de las lineas de ese absurdo manuscrito.
-Bien, parece que estamos de acuerdo en algo, en que nos limpiaremos el culo con esa nota y se la devolveremos de vuelta llena de mierda.

Joe ladeó la sonrisa, disfrutaba viéndonos por primera vez unidos ante algo. Llegaba mi turno de exponer y para eso simplemente llevé mi zurda al cuello de mi pequeño neófito y de un movimiento diestro estampé su espalda contra la mesa.
El silencio se hizo mientras los ojos de Lucien brillaban rojos como el fuego tratando de sacarse mi mano de su cuello.
-He aquí mi hijo, he aquí el ultimo descendiente de Abel. -Susurros, podía escuchar pensar a todos los presentes, también el grito de pánico de la niña de 10 años, los ojos oscurecidos del demonio que por fin parecía pensar ser libre de despellejar algo mas que un gato y la suplica en la mirada de la rubia que posando sus manos en el brazo de Assur, le suplicaba terminara con lo que quisiera estar pasando.

Lucien era fuerte, debía admitir que luchaba lo hacía con valor.
-He aquí la sangre que puede darnos muerte, a nosotros los Black, hijos de Cain y a todos los cainitas que poblan la tierra y he aquí mi gran duda, mantenerlo a nuestro lado aun sabiendo el peligro que ello implica o destruirlo y terminar así con la posibilidad de acabar con los enemigos que puedan...surgir en esta aventura llamada no vida.




avatar
Ferox Black
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 6
Puntos : 2
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 25/06/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Muerte Roja (priv.)

Mensaje por Lucien el Miér Jul 11, 2018 1:30 pm

No esperé el movimiento de Ferox, admito que durante el primera año, siendo un adolescente no hubo noche que no pensara que aquel vampiro milenario terminaría conmigo, mas ahora cinco años después, aquel revés me pillaba de improvisto.
Me revolví en la mesa, bajo su agarre, era titanico, su poder no conocía parangón y si el resto de los presentes lo igualaba sabia estaba perdido.

Mis ojos buscaron los de la humana del futuro mientras Ferox hablaba analizando tranquilo pero sin pausa la situación que ahora exponía a sus hermanos.
-Así no -rugí -no seas cobarde, luchemos a muerte, pero no seré vencido sobre una mesa y bajo la mirada de niños, de una demente y de esos que se creen con derecho de decidir mi sino, si queréis mi vida, de acuerdo, pero arrebatármela en combate digno.
Hablaba mi orgullo, lo que llevó a mi Sire a ladear la sonrisa, pude detectar en sus ojos cierto orgullo, a fin de cuentas me educó desde los 14 hasta ahora.

Hania, la rubia fue la primera en levantarse, sin soltar a Assur le pidió que parara aquello, al parecer no todo era oscuridad en esa mesa y eso que abundaba entre nosotros.
-Padre no temió a Abel, lo mato de echo ¿tememos a un neófito? Matarlo demsotraría que lo hacemos, no me niego a que la sangre riegue esta mesa antes de que nos alcancé el alba, pero, el chico tiene coraje y espíritu, es mas de lo que se podía pedir de muchos de nosotros a su edad. Somos hijos de Cain, no lo elegimos peor aquí estamos, es hijo de Abel, no lo eligió pero lo es...suéltalo Ferox, no es nuestro enemigo y de serlo yo mismo sacaré su putrefacto corazón de su pecho.




Lucien:
avatar
Lucien
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 6
Puntos : 4
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 26/06/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Muerte Roja (priv.)

Mensaje por Nihm Black el Miér Jul 11, 2018 1:45 pm

La rubia parecía una buena chica, simpática y agradable, sabía que era igual que su padre, pero por su comportamiento y actitud jamás lo hubiese adivinado, aunque tampoco tenía muchos más ejemplos que el de Joe para comparar si todos los cainitas eran o no igual. Sonrió, asintiendo varias veces, emocionada, ante la idea de poder jugar con alguien y de hacer una amiga que, al menos en edad, se le asemejara. -Me encantaría.- Dijo intentando calmar un poco su impaciencia, porque sabía que era una reunión seria y que no era el momento para ponerse a pensar en juegos.
 
Tomaron todos asiento y ella lo hizo junto a su padre de adopción, aquel que la cuidaba como si fuera de su propia sangre y que la protegía siempre de todo, a veces incluso demasiado. Se apegó bien al inmortal mientras los adultos hablaban. Ella no comprendía nada de lo que decían o, tal vez, era que no prestaba la atención necesaria. Sus ojos saltaban de uno a otro de los presentes, cargada de curiosidad y de expectación. Cuando se puso a hablar Ferox, los claros ojos de la chiquilla se dirigieron a él, dando un salto y un grito cuando vio cómo doblegaba al muchacho que había llegado acompañándole. Sus orbes se abrieron desmesuradamente y se aferró con ambas manos al brazo de Joe, casi escondiéndose detrás de él, hasta el punto de casi subirse de rodillas al sofá para ocultarse completamente. La situación había cambiado de pronto, pasando de una charla seria a la violencia. El rostro de Nihm se apoyó en el hombro de su padre, queriendo no ver aquello, aunque, sin quererlo, su felina curiosidad la instara a mirar por el rabillo del ojo de vez en cuando.



The Black's little girls are not so little anymore...:
avatar
Nihm Black
Vampiro Clase Alta
Vampiro Clase Alta

Mensajes : 13
Puntos : 10
Reputación : 2
Fecha de inscripción : 21/06/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Muerte Roja (priv.)

Mensaje por Whisper el Miér Jul 11, 2018 3:41 pm

Se encontró con los orbes del cainita que le suministraba sangre cuando éste la observó por un instante. La reunión empezó enseguida y ella escuchó con atención cuando uno de los Black leía en voz alta las normas que estipulaba la Camarilla. Giró la cabeza hacia aquella humana que decía venir del futuro que empezó a contar cosas extrañas sobre ese tiempo del que provenía. ¿Vampiros que brillaban? ¿Vampiros que caminaban bajo el sol? Todo sonaba a una completa sarta de tonterías, sin embargo ella no se reía ni ninguno de los allí presentes tampoco. Tal vez porque sonaba convencida y viviendo en un mundo lleno de seres sobrenaturales, ya a nadie le sorprendería que hubieran cosas aún más extraños en siglos venideros con la evolución y la ciencia, al menos por los experimentos que ella sabía se llevaban a cabo en la inquisición, mezclando criaturas, creando engendros mixtos.

Whisper era un soldado de pies a cabeza, estaba acostumbrada a mantener la calma en situaciones límite y también conocía lo suficientemente a Ferox como para saber que con él uno nunca sabía lo que esperarse. Por ello, cuando agarró a Lucien del cuello y le sometió contra la mesa, ella ni se inmutó. Siguió con la espalda erguida y la mirada fija al frente. Las niñas parecían alteradas y el descendiente de Abel se revolvía bajo el agarre del cainita, cuya fuerza superaba a la del joven convertido no hacía mucho.
avatar
Whisper
Inquisidor Clase Media
Inquisidor Clase Media

Mensajes : 8
Puntos : 2
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 29/06/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Muerte Roja (priv.)

Mensaje por Hania Doe el Vie Jul 13, 2018 5:57 am

Hania se levantó de golpe al ver la escena, el joven Lucien placado contra la mesa y Ferox desatando su poder. Había visto a Assur muchas veces ejercer ese tipo de presión y acabar arrancándole el espinazo a alguien sólo por cometer un fallo tonto. Pero ella jamás comulgaría con esas formas de hacer las cosas y su instinto de peligro y alerta la hizo ponerse en guradia involuntariamente, activó el Caldero de Sangre sin querer y las venas de Ferox comenzaron a notar el calor elevándose en ellas. Sería una neófita pero era un titán, sus parientes fueron dioses antes que humanos y vampiros y su poder se multiplicaba por diez mil en las ocasiones en las que se sentía amenzada. Era como si la joven rubia al no usar sus poderes vampíricos los acumulase y cuando los soltaba no dejaba tíetere con cabeza...literalmente.

De inmediato se dio cuenta que estaba calentando la sangre de Ferox con objeto de hacerla bullir y corrió hacia Assur, abrazándose a él y cerrando los ojos, sólo relajándose pararía. Sería una Black de corazón, peron nada más, porque en verdad Hania no se asemajaba a nadie, ni a Héctor, ni a Assur ni a ninguna facción o familia. Ella era como era, una vampira que no quería serlo, la más humana de su especie, y a la vez un titán con enormes poderes infrautilizados.

No quería ser un arma, no quería matar, pero si debía defenderse o defender a quien quería, no dudaría en hacerlo, a veces incluso sin querer como en esta ocasión.

Lo... lo siento. Aún no lo controlo.





Moonlight:

Mi Sol:

TITAN FAMILY:

A THOUSAND YEARS:

Black girls:
avatar
Hania Doe
Vampiro Clase Baja
Vampiro Clase Baja

Mensajes : 240
Puntos : 230
Reputación : 12
Fecha de inscripción : 11/02/2017
Localización : perdida entre las nieblas de su mente

DATOS DEL PERSONAJE
Poderes/Habilidades:
Datos de interés:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Muerte Roja (priv.)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.